¡Escúchanos por internet!

Las alianzas políticas y sus perspectivas

La práctica de la política en México es asunto de corto plazo, donde resolver lo inmediato es lo imperativo, entenderla y practicarla.

Nuestro Sistema Político Mexicano no fue únicamente herencia del régimen post revolucionario, sino que desde el virreinato, fue tejiéndose una red de complejidades que solo favorecían a los feudos de poder, mientras la mayoría se (mal) acostumbró a la perversa normalidad de lo desigual.

Por eso, las reglas actuales no son suficientes para enfrentar la pluralidad política que cada día crece, nuestros lastres con el pasado son ocultados por una modernidad ficticia que no nos permite convivir, solo ocurre discursivamente y no en la realidad.

Reconocer nuestros problemas es una tarea necesaria pero insuficiente cuando se habla de políticas públicas: Las herramientas elegidas para solucionarlo fracasan, proponemos repensar esas herramientas para abordar los problemas. En el caso mexicano hemos recurrido principalmente a dos: gobernar por leyes y gobernar por Planes. La primera implica que ante la detección de un problema y sus consecuencias, éstas pueden revertirse si se aplica un marco jurídico.

La segunda, gobernar por Planes, presupone que el diseño de un proyecto por sí mismo soluciona el problema, pero también es un camisa de fuerza que obliga a los políticos a ser indiferentes a los cambios propios de la dinámica social.

Históricamente las alianzas sólo benefician a los que individualmente tiene mayor poder, pero aún menor que su oponente, por eso busca el fiel de la balanza que le dé la victoria. Esto sólo funciona cuando el objetivo de una alianza está bien definido, cuando los beneficios para todos los aliados son comunes. Es una verdadera lucha entre el pragmatismo político y la ideología.

Los diversos partidos políticos están prestos a demostrarnos que buscan el poder por el poder, sin importar ideales y a cualquier costo, parados sobre la premisa de que al pueblo no le queda más que de 2 sopas, vota o no vota, el resultado seguirá siendo el mismo

Tras los resultados de la elección del 5 de junio pasado, los dirigentes nacionales del PAN y del PRD, Ricardo Anaya y Agustín Basave, ofrecieron una conferencia de prensa acompañados de los tres candidatos ganadores que abanderaron en coalición en el pasado proceso electoral.

Agustín Basave presentó a Carlos Joaquín, candidato ganador en Quintana Roo; Miguel Ángel Yunes, en Veracruz y José Rosas Aispuro, en Durango y ratificó que las alianzas se diseñaron por una decisión estratégica de ambos partidos, quienes se reunieron para derrotar los malos gobiernos del PRI y poner en su lugar buenos gobiernos aliancistas.

Indicó que se trató de una decisión estratégica compartida por ambos partidos y reconoció la voluntad política de su homólogo panista para llevar adelante esta decisión.
Además, indicó que los órganos colegiados del PRD apoyaron la decisión y que este proceso se dio en tres etapas; la visión y decisión; la construcción de las alianzas y la tercera que obtuvieran el triunfo.

Por lo tanto, las alianzas funcionaron, las alianzas fueron exitosas, le ganamos al PRI tres estados fundamentales con estas alianzas; Veracruz, Quintana Roo y Durango.

Aseguró que tanto el PAN como el PRD están convencidos de que el PRI gobierno le está haciendo daño a México, de que hay que ganarle las elecciones para hacer buenos gobiernos y por ello construyeron alianzas no solo electorales, sino programáticas, de gobierno.

Dijo que en breve se reunirá con esos tres candidatos y el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, como lo hará el PAN esta tarde y hablarán de los programas de gobierno que habrán de presentar.

En su oportunidad, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya aseguró que no se trata de alianzas electorales, sino de gobierno y que deberán seguir sus candidatos para que mejore la calidad de vida de los ciudadanos.

En Tlaxcala, el PAN aseguró que su partido estaba preparado para hacer frente al proceso electoral de manera independiente, y su presidente a nivel estatal dijo “somos la segunda fuerza electoral y gobernamos a la mitad de los ciudadanos; tenemos a las y a los mejores precandidatos para poder salir a competir.

El resultado todos lo sabemos. El Panismo Tlaxcalteca paso a ser la tercera fuerza.

A nivel nacional el líder nacional del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, calificó como histórica la jornada electoral de. 5 de junio.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, Anaya recordó que el partido nunca había ganado tres gubernaturas en una sola jornada y nunca había gobernado 11 estados de manera simultánea.

Agradeció al PRD y a su líder, Agustín Basave, ir juntos en la contienda electoral, una fórmula que, afirma, llegó para quedarse.

“Las alianzas funcionaron, le doy las gracias al PRD y a Agustín Basave porque de no ser por es unión, no lo habríamos logrado en estados como Durango, Veracruz, Quintana Roo; no habría sido posible ganar la alternancia en esos estados que nunca habían sido gobernados por otro partido que no fuera el PRI […] siempre y cuando lo que unan sea una plataforma de gobierno, las alianzas llegaron para quedarse, dieron muy buenos frutos, vamos a ganar en 2018”.

Ahora, dijo, toca al partido cumplir con lo que prometió en campaña para hacer méritos rumbo al 2018.

“En 2018 vamos a ganar la presidencia de la República, y le vamos a dar al país un gobierno de resultados”.

Destacó que Acción Nacional tiene un largo camino por recorrer para combatir los problemas en materia económica, de seguridad, deuda y corrupción.

Así las cosas estimados lectores, en caso de que prospere la impugnación del PRD en Tlaxcala se tendrán elecciones extraordinarias por lo que las alianzas serán fundamentales para quien pretenda gobernar a Tlaxcala.

Julio 3, 2016 - 7:52 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas