¡Escúchanos por internet!

Las chicas del cable

Pareciera que mis últimos escritos han estado solamente dedicados a lo que presenta Netflix en su cartelera, pero la verdad es que sus títulos son noticia. No escribiré ahora del lanzamiento de la segunda temporada de Sense8 el pasado 5 de mayo pero sí le comentaré sobre la delicia que es ‘Las chicas del cable’.

Esta serie es la primera realizada por España para la plataforma de streaming y debo decir que cada uno de sus episodios está bordado a mano.

La producción corrió a cargo de la compañía Bambú Producciones, quienes pareciera que ya tienen la fórmula para realizar éxito tras éxito y todos ellos con un dejo de similaridad entre ellos. Bambú es responsable de series como: Gran Reserva, Gran Hotel, Velvet, Bajo sospecha, Hispania y Marco.

En el elenco, los admiradores de la series española ‘El Internado’ pueden ver de nuevo juntos a Martin Rivas (ahora Martiño), Yon González y Blanca Suárez en los roles protagónicos, lo cual trae un poco de nostalgia televisiva a la ya de por sí nostálgica serie.

¿De qué va ‘Las Chicas del Cable’? Se ubica en Madrid en 1928. Pleno despunte de la telefonía en España y una era de cambios en la posición profesional de las mujeres en el mundo. En este contexto conocemos la historia de cuatro mujeres que trabajan en la misma empresa pero tienen vidas completamente diversas, desde la que tiene una identidad secreta hasta la que experimenta por primera vez el amor.

Ellas son Alba Romero (o Lidia Aguilar), Carlota Rodríguez, Ángeles Vidal y Marga Suárez todas ellas con un pasado intenso pero con un presente lleno de opciones y posibilidades. De igual manera, los personajes masculinos Francisco Gómez, Carlos Cifuentes, Mario Pérez, Miguel Pascual y Pablo Santos. Son precisamente los encuentros y desencuentros entre estos bandos de caracteres que nos dan varias opciones para poder identificarnos con alguna de ellas.

En este marco cada historia tiene su importancia y cada personaje pudiera protagonizar la serie. Con una ambientación sin precedente y efectos visuales únicos nos transportamos a esa época sin dudarlo. Un dejo de homenaje a la cinta de Gus Van Sant ‘Moulin Rouge’ se hace presente en el impecable uso de la música (en su totalidad en inglés) para enmarcar las escenas.

‘Las chicas del cable’, tiene solamente un gran error. Solamente nos entregan 8 episodios en esta primera temporada los cuales puedes ver sin problema en un fin de semana.

Sin temor a equivocarme le garantizo que ver esta serie española lo dejará con un buen sabor de boca y el deseo de que de manera pronta podamos disfrutar de una segunda temporada.

mayo 9, 2017 - 10:05 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Gilberto Brenis

Columnistas