¡Escúchanos por internet!

Las cortinas de humo de la noticia

Las cortinas de humo surgen en la Primera Guerra Mundial, cuando grandes masas de humo ocultaban despliegues militares con el objetivo de amagar, desconcertar y engañar al enemigo porque no se sabía que hay detrás de ellas.
Hoy en día es difícil entender en todo el mundo, la noticia es utilizada como cortina de humo para tapar o desviar la atención de la ciudadanía cuando surge un problema que no se quiere dar a conocer.

Los problemas medulares como la pobreza, el desempleo el incremento de secuestros y asesinatos y la corrupción comúnmente se ocultan y basta que un gobierno o un empresario den la orden para que los medios cubran sus espacios de grandes noticias consideradas cortinas de humo que desvían la atención de la población dejando a un lado los problemas torales de cada región.

Ejemplos hay muchos. La crítica a Trump es el pan de cada día; el seguimiento a la corrupción de los gobernadores de Veracruz, Sonora, Quintana Roo, Chihuahua y es otra noticia con cobertura diaria.

Con la repetición hasta el cansancio de esas noticias nos olvidamos que ocupamos, según la OCDE, los últimos lugares en servicios de salud, educación, vivienda, inversiones y, al mismo tiempo, los primeros en delincuencia, corrupción, desigualdad social, narcotráfico, asesinatos.

Las cortinas de humo son sistemáticas. Que la casa blanca, que los estudiantes de Ayotzinapa, que el chapo, que el gasolinazo, que la salida del TLC. La lista es interminable.

Recientemente el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, declaró que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte será como una montaña rusa, vamos a tener días buenos, malos y peores, hay que ponerse los cinturones más que los guantes”.

En este mismo orden de ideas, el extitular de la Secretaría de Relaciones Exteriores durante el sexenio de Vicente Fox, Luis Ernesto Derbez, señaló que Enrique Peña Nieto no debe sentarse a renegociar el TLCAN con Estados Unidos y Canadá y, en todo caso, esperar a que Donald Trump incumpla con el acuerdo para luego acudir a instancias internacionales como la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Este tema del TLCAN será el pan de cada día durante los próximos meses mientras se llega a septiembre y octubre donde el tema de los precandidatos presidenciales se cocina.

Mientras esto sucede los partidos políticos siguen gestando sus fracturas internamente. Acción Nacional se debate en una encarnizada lucha para definir quién va, Margarita, Moreno Valle o Ricardo Anaya.

El PRD como todo un dragón de mil cabezas con Mancera, Graco Ramírez y Silvano Aureoles entre muchos otros, alzan sus lanzas para vender caro su amor y le ponen precio a ver quién da más si el PAN o Morena.

A un mes de su asamblea, el PRI pondrá a prueba su disciplina partidista y de unidad, aunque ya se escuchan dos voces: los que están con el presidente, y los viejos políticos.

Así las cosas vivimos entre cortinas humo de información. No acabamos de digerir una noticia cuando despertamos con otra por la mañana y yo me pregunto ¿Será que nuestro destino es vivir entre cortinas de humo para no ver las crudas realidades?

En conclusión amigas y amigos lectores, sería prudente reflexionar si nos mantenemos viviendo de las cortinas de humo o hacemos un giro para vivir con la verdad y la franqueza por delante dejando a un lado las cortinas de humo que solo ocultan los problemas reales que nos afectan y por los cuales vale la pena dar la batalla y gestar un mejor mundo para nuestros hijos.

julio 21, 2017 - 2:40 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas