¡Escúchanos por internet!

Lastiri fue el gran ganador

Si se analiza a fondo la designación de los candidatos del PRI a la gubernatura, senado de la República y presidencia municipal, no hay más que decir, el gran ganador fue el exsubsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, quien se comió a todos.

Desde hace tiempo, en este mismo espacio, escribí que la verdadera intensión de Juan Carlos no era obtener la candidatura a la gubernatura, sino al senado de la República, objetivo que estaba al alcance de su mano y así fue.

Juan Carlos midió muy bien los tiempos y supo perfectamente que si alcanzaba la nominación a la gubernatura, el PRI quedaría en el tercer lugar de las preferencias, pero si iba por la candidatura al senado de la República, había amplías posibilidades de llegar siendo la primera minoría y contando con el apoyo del morenogalicismo.

De hecho, desde hace tiempo escribí al respecto una columna, la cual se denominó, “En el PRI todos quieren, pero por la vía pluri”. Comparto parte de la reveladora columna, escrita el 14 de junio del 2017.

Si bien es cierto, la victoria lograda por el PRI en el Estado de México logró renovar el ánimo de los cuadros del tricolor y sobre todo, evitó la migración hacia otros partidos políticos, principalmente Morena, también lo es, que el priismo poblano está consciente de las pocas posibilidades que tiene para competir el próximo año.

Las cosas para el tricolor en el estado no son nada fáciles, de ahí que sus principales cuadros realmente lo que buscan es posicionarse para tratar de obtener candidaturas.

Me explicó, el actual subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, está consciente de que esta por quedarse sin trabajo, razón por la cual, dice buscar la candidatura del PRI a la gubernatura, pero en realidad lo que Lastiri quiere es convertirse en candidato a senador.

Juan Carlos sabe que es más sencillo buscar negociar con la dirigencia nacional de su partido y con la Presidencia de la República, para que tal y como ocurrió en el 2012, se quede con un premio de consolación, el cual bien puede ser el Senado.

Si a Lastiri, por alguna razón, el PRI le niega la candidatura a la gubernatura, su sueño se puede convertir en realidad. Sabe perfectamente que tiene cero posibilidades de convertirse en gobernador, pero si tiene, de convertirse en senador. Hasta aquí la larga pero necesaria cita.

Lastiri resultó ser el gran ganador del PRI, pues irá a la contienda sin confrontarse con sus aliados del morenogalicismo, ya que ese papel lo deberá de jugar Enrique Doger, si es que quiere ganar el próximo 1 de julio; en tanto, él solo deberá de limitarse a tratar de quedar mínimo en el segundo lugar para garantizar su entrada en la Cámara Alta.

Claro que la tarea no será fácil, pero las circunstancias también le ayudan porque el actual grupo en el poder, prefiere que sea él quien quede en el segundo lugar, a que sea la dupla de Morena conformada por Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra.

Lo único que mueve este escenario es que Morena rompa con la hegemonía del morenogalicismo y gane tanto la gubernatura como el senado de la República, por lo que entonces Lastiri quedaría fuera, sobre todo si Tony Gali López es quien encabeza la fórmula del PAN al Senado. Este escenario se ve difícil más no imposible.

Y es que los números de la gente de Andrés Manuel en Puebla crecen y crecen y eso que aún no inicia la campaña.

Lastiri de todos modos ya se pude sentir contento con lo que obtuvo, sin duda, es el gran ganador, junto con el dirigente estatal del PRI, Jorge Estefan, quien también tendrá vida después del 1 de julio, ya que pase lo que pase será diputado local.

El Yayo, candidato de unidad. El empresario Eduardo García Casas se convirtió el día de ayer en candidato de unidad del PRI a la presidencia municipal de San Andrés Cholula, experiencia que pase lo que pase, nadie le podrá ya quitar.

El PRI no atraviesa por su mejor momento, pero gente de la sociedad como Eduardo, sin duda refrescan la política local y en una de esas hasta puede ganar la elección, la cual será un auténtico volado.

Adivina, adivinador. ¿Qué hacía el exdiputado federal del PRI y exdelegado del CEN del tricolor en más de nueve estados en el país, tomándose un café con el “morenista” Fernando Manzanilla?

a) Platicaban de macramé
b) Jugaban a las pipis y gañas
c) Pactaban rumbo a la elección que se aproxima.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

enero 29, 2018 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas