¡Escúchanos por internet!

Legalizar o no legalizar?

En un auténtico parte aguas se ha convertido el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el que se da la autorización para el cultivo y consumo de marihuana a cuatro activistas y una organización, luego de aprobar el amparo que promovieron para el uso recreativo o lúdico de la marihuana. El consumo de la marihuana y sus similares data de hace miles años en todas partes del mundo y fue hasta principios del siglo XX cuando se legislo al respecto declarándola como droga ilegal.
Si bien esta autorización es exclusivamente para las cuatro personas que promovieron el mencionado amparo, es un hecho que también abre la puerta para la legalización de la marihuana en nuestro país, y esto tiene muchas aristas que se tienen que considerar muy seriamente.
En un país con profundas raíces conservadoras, como lo es México, por supuesto que creara muchísima controversia un proyecto de despenalización. Seguramente las ligas promotoras de moral y buenas costumbres manipuladas por los nefastos jerarcas de la iglesia católica iniciaran una campaña en contra de la legalización, acusando de infieles y condenando al infierno a los que estén a favor de que se regule y legisle la producción y consumo de cannabis.
Por otra parte estarán los liberales, que apoyan totalmente el que se autorice el consumo de la marihuana con fines recreativos e incluso medicinales, pues muchos afirman que cuenta con propiedades para curar o aminorar al menos los efectos de algunas enfermedades.
Pero finalmente lo importante es saber qué es lo que conviene a nuestro país al respecto.
La realidad es muy clara, aunque esté prohibido el uso y comercio de la marihuana en nuestro país, es un hecho que es tan fácil conseguirla como comprar cualquier mercancía o producto legal. En cualquier mercado, tianguis o con muchos vendedores ambulantes de todo el territorio nacional se puede conseguir. En lo referente a la marihuana estamos como en la época de la prohibición del alcohol en los EEUU. Aunque estaba prohibido se conseguía en todas partes y lo único que ocasiono fue una lucha entre los mafiosos por controlar el mercado, con las muy conocidas consecuencias de asesinatos y corrupción de policías y jueces para poder seguir trabajando ilegalmente.
Probablemente la despenalización de la marihuana traiga un aumento en el consumo, seguramente traería también una disminución en los actos violentos que se derivan de la lucha por los territorios, ojala y eliminara a los enganchadores de jóvenes, esos que acuden a escuelas y reuniones como promotores del consumo de la marihuana y otras drogas.
Lo importante finalmente es que antes de que se tome una decisión tan importante como lo es la autorización del consumo de marihuana, se haga una consulta popular y seamos todos los mexicanos los que participemos, de esta forma la decisión será de la mayoría y no habrá carga de ningún tipo para ninguno de los tres poderes de la nación.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

noviembre 22, 2015 - 9:15 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas