¡Escúchanos por internet!

Los cambios que se avecinan

Una serie de movimientos se avecinan al interior de las delegaciones federales de Puebla, luego de que a partir del 10 de enero, el PRI comienza su proceso de selección de candidatos a puestos de elección popular, Senado de la República y diputados federales.

Anote entre quienes se van a separar de sus cargos al actual delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger Guerrero, quien buscará la candidatura a la gubernatura del estado, al también delegado de la Sedesol. Juan Manuel Vega Rayet, quien busca la diputación federal por Atlixco la cual disputará con Antorcha Campesina y a la delegada del Trabajo. Vanesa Barahona, quien buscará la candidatura a la diputación federal por el distrito 9 con cabecera en Puebla.

Otros que podría también dejar sus cargos son el actual delegado de la Sedatu, Juan Manuel López Arroyo y su esposa la delegada de la Fonart, Esperanza Martínez, quienes buscan la diputación federal por Zacatlán o la presidencia municipal de este lugar, lo que caiga y si son las dos, pues mejor.

Doger es sin duda el personaje a seguir, mucho de lo que el PRI pueda hacer en Puebla en este 2018, va de la mano de Enrique y su trabajo.

El delegado del IMSS en Puebla se reunió hace unos días con la embajadora de México en Colombia, la senadora con licencia, Blanca Alcalá Ruiz para sellar un pacto e ir juntos a la elección que se aproxima y cerrarle el paso a Juan Carlos Lastiri, con quien Alcalá tiene viejas cuentas.

El columnista y director del portal de internet Contrastes, Carlos Gómez, habla que a cambio del apoyo de Alcalá, Doger habría acordado dejar la delegación del IMSS en manos del yerno de la senadora Alcalá, Edgar Chumacero, además de hacer candidata a diputada plurinominal a su hija Karina, en el primer lugar de la lista.

Doger es una político hábil y el cual está en el radar de Los Pinos, el propio presidente Peña lo tiene presente y así lo he dejado ver en sus visitas a Puebla en donde pregunta por nuestro personaje e incluso cuenta con una ficha exacta de todas sus actividades y debilidades.

Doger tiene las puertas abiertas en varios frentes, como lo comenté ayer, es bienvenido en las filas del morenogalicismo y hasta es visto como el antídoto perfecto en caso de que Eduardo Rivera, decida ir por Morena como candidato a la alcaldía.

Juan Manuel Vega Rayet es uno de los elementos más valiosos con los que cuenta el PRI en Puebla, a pesar de ser uno de los escuderos de Juan Carlos Lastiri, hay muchas diferencias entre ambos.

Vega ha sido presidente municipal de Izúcar de Matamoros, diputado local, dos veces diputado federal, funcionario federal, local y demás y en todos los lugares por donde ha pasado ha entregado buenos resultados.
Unos días antes de la navidad, Vega contrajo nupcias de nueva cuenta, su primera esposa, la entonces diputada Erika Suck Mendienta falleció a causa del cáncer.

Juan Manuel está al margen de la campaña de su hijo del mismo nombre, quien busca convertirse en candidato a diputado federal por el distrito 9 de Puebla. Cada quien va por su lado.

Por cierto, Vega se casó en el jardín de fiestas de su amiga Nancy de la Sierra, esposa del alcalde Cholula, José Juan Espinosa, y coordinadora de organización de Morena en Puebla, quien precisamente presentó a Vega con su actual esposa.

Lo único que se interpone entre Juan Manuel y la candidatura es la organización Antorcha Campesina, además de la rivalidad que Vega sostiene con el dirigente estatal de su partido, Jorge Estefan Chidiac.
Vanessa Barahona es gente muy cercana a Juan Carlos Lastiri, forma parte de su grupo, él la puso en la delegación en donde su paso ha sido poco más que gris.

No obstante, el tema de género y los acuerdos con su jefe político parecen favorecerle.

Habrá que ver a quien quiere impulsar Lastiri, a quién de sus becarios asignará para hacerse cargo de la delegación que maneja en Puebla, tal vez a un hombre que si sabe del tema, al aboga Martín Fuentes, hombre leal al originario de Zacatlán.

Por cierto y para cerrar ya el tema de Lastiri, el subsecretario federal de la Sedatu, quien goza ya los últimos meses en su puesto, celebró su cumpleaños, pero en “club de Tobi”, para evitar los desaguisados, como el del año pasado en donde se le acumulo la chamba en el Club de Golf el Cristo y junto a quienes no tenía que juntar.

Para cerrar la columna de este día, hay que esperar para ver qué ocurre con el delegado de la Sedatu, Juan Manuel López Arroyo, también y por supuesto gente de Juan Carlos Lastiri.

López Arroyo quiere la diputación federal para él o la alcaldía, pero también está su esposa la delegada de Fonart, Esperanza Martínez, entre ellos dos recaerá o una u otra y el desenlace, en unos días lo conoceremos.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

enero 4, 2018 - 10:20 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas