¡Escúchanos por internet!

Mediocre mutación política

Es vergonzoso –como dice él mismo– ver a un político como Alejandro Armenta llegar hasta el punto de erigirse como una víctima del partido al que durante más de 30 años exprimió, le sacó todo el provecho posible y le sirvió para tender redes donde la corrupción nunca estuvo lejos de los actos que hoy denuncia.

Armenta dice que se va del #PRI muy bien! Pues que empiece por renunciar a todas las prebendas que consiguió gracias al tricolor.

Una duda mata, será que en esa “congruencia” de la que habla el choteado Armenta quepa la renuncia en cascada de todos sus esbirros con empleo en el Registro Nacional Población o bien los que están en nóminas de presidentes municipales.

Este personaje es el mejor ejemplo de lo que hoy vive la política. Armenta está muy lejos de demostrar un acto de valentía. Lo que demuestra son excesos ante los malos pasos que le fueron sucediendo cuando su propio partido lo detectó como un personaje voluntarioso, empeñado en seguir ordeñando las nóminas y la obtención de una candidatura cuando lo que “llama su trayectoria” no es más que una carrera del común priista donde las derrotas y la burocracia de medio pelo han sido sus distintivos.

Retó a hablar de los financiamientos de las recientes campañas, ¿será que en verdad quiera hacerlo? Quizá busque que se audite su paso por Renapo para que conozcamos si usó dinero público para su campaña como diputado federal.

Es una burla para la inteligencia política ver a este personaje hablar de renuncias cuando sigue hablando como priista y su rueda de prensa sigue un viejo patrón dinosáurico.

Ya está tan desgastado su discurso contra el ex gobernador Rafael Moreno Valle que se oye hasta cómico tirarse al piso para ser levantado por la izquierda de Morena.

Existe una alerta entre los simpatizantes de Morena quienes ya están hartos de la desbandada de ratas que se han infiltrado en ese partido.

El partido del Peje se está llenando de una bola de ladrones que pretenden ponerse un disfraz

Las bases pejistas están cansadas de ser “neutrales” y tolerar los descalabros que propicia su propio líder, quien en aras de sumar grupos, grupitos y lo que se pueda agarrar, están recogiendo todo el cascajo de los partidos tradicionales.

La historia del tal Armenta seguro tendrá más tela de dónde cortar. De ahí a que los legítimos simpatizantes de Morena le crean hay toda una brecha que muy difícilmente se acortará con rueditas de prensa o palabrejas que están muy lejos de ser actos de legítima denuncia.

La mutación de este político es una farsa mal contada y con matices tan burdos que los simpatizantes de Morena simplemente no se merecen tener ni lidiar con ellos.

“Renuncio para siempre a la falsedad del libre albedrío, pues es una serpiente que se devora a sí misma. La libertad total es la falta total de libertad.” Michael Ende.

@rubysoriano rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Foto: Es Imagen / Ángel Flores

mayo 21, 2017 - 7:31 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas