¡Escúchanos por internet!

México ante el mundo

El pasado miércoles nuestro país fue objeto del examen que los países integrantes de la ONU se realizan de manera voluntaria ante sus pares, en materia de Derechos Humanos. Esta evaluación es conocida como Mecanismo de Evaluación Permanente Universal o MEPU. El mecanismo fue creado para que fueran los mismo países quienes determinaran el grado de avance en el respeto de los derechos humanos de sus conciudadanos, y no una instancia supranacional, pretendiendo de esta manera quitar tendencias o prejuicios en las resoluciones emitidas, con lo que se trata de minimizar la politización de las decisiones. Es de destacar que este novedoso sistema fue impulsado por México, entre otros países, para su creación hace cuatro años.

México acudió por segunda vez a esta evaluación, previamente envió un informe sobre el status de los derechos humanos, en el cual expuso los avances logrados sobre las observaciones que nuestra nación recibió del anterior examen y que fueron emitidas por el grupo de trabajo del Consejo General de los Derechos Humanos, con sede en Ginebra Suiza. Este informe realista detalló cada uno de los puntos en que México ha avanzado de manera frontal y decidida, consolidando sus instituciones, reforzando su marco jurídico en el tutelaje de derechos humanos, incluso describía los avances logrados en el combate a la pobreza y la implementación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, en respuesta a las recomendaciones de disminuir los indicadores de este rubro. Dicho informe, se circula entre los miembros que realizarán la evaluación, quienes cuentan además con un reporte de la misma ONU sobre la situación del país, junto con un informe “sombra” que efectúan los organismos no gubernamentales dedicados a la salvaguarda de los derechos ciudadanos en la nación examinada.

El Canciller José Antonio Meade fue quien tuvo a su cargó hacer la presentación ante el Consejo General de la ONU de una síntesis de lo que nuestro país considera como avances, se habló de la importantísima reforma en materia de amparo que amplía la protección de los derechos humanos, sobre las modificaciones a la investigación de las faltas militares contra civiles, de los avances en la protección a periodistas y defensores de los derechos humanos. De igual forma compartió la tribuna con diferentes representantes del Estado Mexicano, legisladores, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el gobernador de Coahuila en representación de la CONAGO, legisladores de ambas cámaras, funcionarios de Gobernación y de la Defensa Nacional. Al mismo tiempo se dio un dialogo con las naciones miembro, que fueron exponiendo sus opiniones sobre el informe presentado previamente, haciendo recomendaciones, mismas que derivaron en un documento que el día viernes fue adoptado por nuestro embajador en Ginebra para su análisis y el posterior pronunciamiento que haga nuestro gobierno en el sentido de comprometerse a cumplir con las observaciones emitidas por las 88 naciones participantes en la evaluación.

Es de notarse la amplia participación que tuvo la evaluación mexicana, y el entusiasmo por manifestarse en un ánimo propositivo. La mayor parte de las naciones aplaudieron y dieron la bienvenida a las iniciativas mexicanas. Se reconocieron los esfuerzos realizados hasta la fecha por lograr la consolidación universal de la protección de derechos humanos en nuestro país. Incluso se resaltó por varias naciones los avances en el combate a la pobreza y la implementación de la estrategia de la Cruzada Nacional contra el Hambre. Pero también se reconoció que aún hay temas pendientes de resolver y sobre los cuales el Estado Mexicano en su conjunto debe profundizar. Lo que sí es claro, y México lo ostenta ante el Mundo, que somos un Estado Democrático, en donde hay un compromiso indeclinable para proteger a los derechos de los ciudadanos. Al mismo tiempo se constató que hay un gran esfuerzo por desterrar diferencias y hacer de éste, un país más incluyente, sin diferencias en oportunidades para las mujeres y pueblos indígenas. Indudablemente nuestro nuevo compromiso, ante el Reporte que emitió la ONU, será redoblar esfuerzos en este sentido, partiendo de la seguridad de lo que hemos avanzado.

México es una democracia consolidada y de instituciones fuertes, el mundo lo sabe, y ejercicios como el de Ginebra ratifican nuestra voluntad como Estado Soberano de ser un actor con responsabilidad global.

octubre 27, 2013 - 4:52 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Juan Carlos Lastiri

Columnistas