¡Escúchanos por internet!

Migración en Europa

La historia nos ha enseñado que las guerras son las principales causantes de las grandes migraciones en el planeta, y prueba de ello se vive actualmente con la llegada de enormes contingentes de migrantes provenientes de países árabes, principalmente de Siria y Afganistán, situación que no se vivía desde la segunda guerra mundial.
La opinión pública internacional y algunos gobiernos europeos se sensibilizaron cuando circulo, en las redes, la foto de Aylan Kurdi, niño de origen sirio muerto en una playa de Turquía, en un desesperado intento de sus padres por llegar a un país de Europa. Cada vez son más y más frecuentes los migrantes que se lanzan desesperados a buscar paz y trabajo en los países europeos. En este intento han muerto más de 3,000 migrantes en el mediterráneo en lo que va del 2015.
En esta crisis de migración más de 120,000 desplazados están a la espera de una respuesta, la unión europea debate que hacer al respecto, algunos gobiernos están dispuestos para recibir migrantes en sus países, otros en cambio, rechazan tajantemente esta opción. Alemania contempla la posibilidad de aceptar hasta 800,000 refugiados.
El aceptar a estos sufridos migrantes no será por ningún motivo la solución del problema ni el final del mismo, por el contrario, tras la aceptación de los 120,000 actuales irían muchos miles más a buscar lo mismo, la fila de desplazados sería interminable. La verdadera solución está en terminar con el mal que causa que estas miles de personas salgan huyendo de sus países. Las guerras civiles que viven Afganistán y Siria son la causa y es lo que se debe atacar.
La Unión Europea debe considerar seriamente la intervención en el conflicto armado en Siria. Esta intervención no puede ni debe ser postergada, de no intervenir las consecuencias serían terribles para la estabilidad en todos, absolutamente todos los países europeos. Además de la guerra civil en Siria, otro factor de alto riesgo es la aparición del estado islámico, grupo terrorista de origen iraquí pero que ha extendido su alcance a otros países, entre ellos Siria. Si no se detiene la expansión de este grupo terrorista en poco tiempo será un serio enemigo a vencer, si no lo es ya.
Aunado a lo anterior, la crisis económica mundial podría ser el detonante final para la intervención armada de una coalición internacional en Siria. La economía es finalmente la que ordena a los gobiernos del mundo. Y una guerra en estos momentos de crisis podría ser la solución para más de uno de estos países, dejando fuera de esta decisión incluso a los Estados Unidos, país que ha puesto a sufrir al resto del mundo económicamente.
Las condiciones parecen estar dadas para el inicio de un conflicto armado, habrá que esperar cual será la chispa que encienda la mecha.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

Septiembre 6, 2015 - 6:44 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas