¡Escúchanos por internet!

No hubo sorpresas

Tal y como se esperaba, el Comité Ejecutivo Nacional de Morena que encabeza Citlalic Ibáñez, mejor conocida Yeidckol Polevnsky, dio a conocer los resultados de la encuesta que se elaboró para designar a su candidato al gobierno del Estado de Puebla, misma que recayó en Luis Miguel Barbosa Huerta, quien también estuvo al frente de este partido en el pasado proceso electoral.

Atrás quedaron las aspiraciones de los senadores, Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra, quienes le disputaron la postulación a Barbosa, en una precampaña, marcada por el encontronazo entre los grupos el exsenador perredista y los del actual legislador y exdiputado federal del PRI.

El supuesto estudio de opinión solo sirvió para ratificar lo que ya era un “secreto a voces”, el que el “dedo divino” de Andrés Manuel López Obrador, nuevamente había apuntado hacia quien fuera su candidato ya en el pasado proceso y el que siempre se dijo, había sido víctima de un fraude.

Aunque no se dieron a conocer los detalles finos del estudio demoscópico, el resultado ya era previsible, ahora lo importante será ver, si en los hechos se logra la unidad entre los simpatizantes del candidato, Luis Miguel Barbosa y quien fuera el aspirante derrotado, Alejandro Armenta Mier.

Y es que las heridas que se crearon dentro de esta contienda interna, sin duda van a ser difíciles de cerrar, aunque no ponen en riesgo el casi seguro triunfo de Morena en la contienda constitucional.

Lo que sí, es que será la primera fractura importante y sin duda sentará un precedente para todos aquellos que aspiran a puestos de elección popular al interior de Morena, en donde una sola voluntad es la que priva, la del presidente de la República.

Muchos que aspiran desde el senado a construir su candidatura a los gobiernos de las diferentes entidades, les servirá de ejemplo, lo que ocurrió con Alejandro Armenta, quien no obstante haber obtenido un millón 500 mil votos en la constitucional para convertirse en legislador, quedó en tercer lugar en las encuestas para definir candidato en la extraordinaria de Puebla, ufff.

También quedará el precedente del trabajo realizado por la comisaria estalinista Citlali Ibáñez, quien abrió una herida, la cual así se va a mantener, luego de llamar “sabandijas” a sus propios compañeros de partido.

Más interesante será el ver, si todos aquellos simpatizantes de Armenta que de verdad creyeron que Morena era un partido democrático, ahora después de conocer los resultados, siguen pensando lo mismo y es que arriba, me queda claro que se van a poner de acuerdo, pero abajo, los simpatizantes ya se van a quedar lastimados.

Creo que a muchos simpatizantes de Morena, les va a quedar claro luego de conocer los resultados de la “encuesta” aplicada en Puebla, que si pensaron que en el PRI y el PAN; solo era una voluntad la que imperaba, ahora el estilo se replicó en Morena y esto creo a la larga, será lo que finalmente comience a originar las primeras escisiones del hoy partido hegemónico.

No solo fue el choque entre Barbosa y Armenta el que se dio al interior de Morena, sino el encontronazo entre Citlali Ibáñez y Ricardo Monreal, pero también entre Olga Sánchez Cordero, Julio Scherer Ibarra y César Yáñez, quienes apostaron con todo a favor de Alejandro Armenta.
Como lo dije hace unos días, está Morena, no volverá nunca a ser la misma. Esto fue la crónica de un nombramiento que estaba más que anunciado.

Ahora habrá que ver que es lo que ocurre con Alejandro Armenta, el aspirante perdedor, el ver si todo se reduce a un berrinche o si en realidad está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias, lo cual no creo. Callar y obedecer es la máxima en la 4T.

A Morena solo lo va a destruir Morena, pero eso, ya será tema de nuestra próxima entrega.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

marzo 18, 2019 - 10:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas