¡Escúchanos por internet!

Números y lana

El grupo compacto del exgobernador Rafael Moreno Valle se reunió el día de ayer en la Ciudad de México para estudiar qué es lo que procede, luego del “agandalle” por parte del ex dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortes, quien amarró la candidatura del blanquiazul a Los Pinos y por ende del frente constituido por lo que queda de Acción Nacional, algunas tribus del PRD y Movimiento Ciudadano.

Dado lo delicado de la situación, el grupo hegemónico acordó que solo serán candidatos aquellos que tengan dos virtudes, números y lana.

La única forma de poderle pelear a Ricardo Anaya las candidaturas, de acuerdo a lo que se discutió dentro de este grupo compacto en la capital del país, es siendo los mejor posicionados y teniendo el dinero suficiente para poder pelear por las candidaturas.

En este sentido, si es necesario ir a internas para dejar en claro quien tiene el control en la entidad, no hay problema, la estructura morenogalicista está perfectamente aceitada para ir y jugar lo que se tenga que jugar.

También hubo voces en el sentido de que si era necesario negociar posiciones, tal vez era prudente hacerlo a cambio de quedar con la tajada más grande del pastel, la candidatura a la gubernatura de Puebla.

Una negociación en dónde se pudieran ceder posiciones fue algo de lo que se puso sobre la mesa, pero la propuesta no prosperó, porque en el ánimo del grupo hegemónico aún hay la confianza de ganar cualquier interna, sin tener que negociar nada dentro de las posiciones fundamentales.

Una condición es que quienes también vayan a la contienda electoral cuenten con recursos propios para poder financiar la campaña que se avecina, la cual se dice, puede ser la más cara en la historia del país.

Bajos estas condiciones, el grupo hegemónico se prepara para hacer frente a un escenario que luce por primera vez adverso, pero que no necesariamente signifique el fin.

La premisa es que Martha Erika Alonso se haga de la candidatura a la gubernatura para que pueda ganar y de esa manera se mantenga el control del estado en manos del grupo hegemónico.

Ante los números es un hecho que nada, absolutamente nada, se pueda hacer, aunque por supuesto aún se pueden realizar varias negociaciones, encaminadas a obtener los mejores resultados, siempre y cuando se garantice la sobrevivencia del proyecto.

La decisión ya está tomada, solo irán a la contienda interna, quienes tenga los mejores números, pero también dinero para pagar la campaña, tanto la interna, como la constitucional.

Las cartas están echadas y no hay marcha atrás, una interna dejará en claro quienes si pueden y tienen y quienes solo quieren.

Giorgana, un comodín de lujo. El que ya es un hecho que estaré en las boletas el próximo año es el actual diputado federal del PRI, Víctor Manuel Giorgana Jiménez.

La posición es la única incógnita y es que Víctor lo mismo puede ir por la gubernatura, como también por la alcaldía de Puebla, que por el Senado de la República, sus posibilidades son varias.

El priista goza de la confianza del candidato, José Antonio Meade, quien tiene en el diputado federal por Puebla capital a un aliado confiable, el cual, le puede sumar muchos votos al exsecretario de Hacienda.

Aunque el PRI va a tener muchos problemas para poder ganar votos en Puebla, Giorgana es uno de sus hombres de confianza para poder tratar de revertir esta tendencia negativa y reitero una opción múltiple para poder jugar en cualquier circunstancia.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

diciembre 11, 2017 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas