¡Escúchanos por internet!

Peligro latente

Escena 1: Un reportero de conocida televisora llega a cubrir el sepelio del joven Luis Ángel en la comunidad de La Magdalena Tetela.

Pero al llegar es corrido a mentadas de madre y pedradas.

Tuvieron que literalmente correr camarógrafo y reportero para no ser linchados, como amenazaban los vecinos de la comunidad.

Todo porque no les ha gustado como se ha manejado en la prensa que el joven muerto a balazos de policías estatales, lo tacharan de huachicol o ladrón de ductos de Pemex

Ahora todo reportero que llega es bajo su propio riesgo, dicen los mismos comunicadores.


Escena 2:
Otra comunicadora llega al incendio que hace unos días se registró en el municipio de Tepeaca, donde dos camionetas quedaron totalmente calcinadas.

Al llegar no había una sola autoridad, pero si al menos 30 huachicoleros.

Inmediatamente fue rodeada y amenazada.

Por fortuna la dejaron irse tranquila, tras un dialogo y promesas de entrevista.

Llego cuando los huachicoles se llevaban sus herramientas que aún se podían recuperar.

La situación del robo de hidrocarburos de ductos, es el tema más grave de inseguridad en Puebla.

Y es que ha crecido más de 900% el número de tomas clandestinas desde 2011 a la fecha.

Mientras, los discursos van y vienen.

Entre julio, agosto y septiembre, se contabilizaron 380 más, con lo que la cifra ya llegó a 981 de enero a agosto de este año.

La cara comilona
Hace unos días se realizó una comilona entre delegados federales y algunos directivos de medios de comunicación.
Pero todo salió mal.
Y es que los funcionarios del gobierno de la república simplemente no hicieron click con los periodistas y cada quien estuvo por su lado.
Pero los delegados salieron más enojados, porque los organizadores les pasaron la charola de 5 mil pesos a cada uno de los 50 funcionarios.

Noviembre 10, 2016 - 8:12 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Jorge Luis Castillo

Columnistas