¡Escúchanos por internet!

Por entidades, AMLO también aventaja

De acuerdo a la empresa Massive Caller, si hoy fueran las elecciones Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la Presidencia de la República, tendría la ventaja en 16 entidades del país, incluido el Estado de México, Puebla e Hidalgo, tierra del exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

En tanto, Ricardo Anaya, el candidato del PAN a Los Pinos, tendría en su poder 14 entidades.

De acuerdo a esta empresa, el candidato de “Por México al Frente” ganaría en los estados de Baja California, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Quintana Roo y Yucatán.

En tanto, López Obrador ganaría 16 entidades, Baja California Sur, Jalisco en segundo lugar, pero superando al PAN, Sinaloa, Sonora, Zacatecas, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Colima, Hidalgo, El Estado de México y Michoacán.

El PRI solo ganaría Campeche, el estado más priistas en el país. Así de dramática es la situación para el tricolor. En Jalisco en primer lugar, se votaría por un candidato independiente y luego por Morena.

De esta forma, los padrones más importantes en el país y que son definitivos para poder ganar una elección están en manos de Morena, el Estado de México, la Ciudad de México y ganaría también Veracruz y Puebla, es decir cuatro de los cinco estados que inclinan la balanza, mientras que el Frente de Anaya solo tendría Nuevo León y se iría en segundo lugar en Veracruz y Puebla, lo cual no es un buen indicio para “El Cerillo”.

La balanza parece inclinarse a favor de López Obrador y su grupo, los números así lo confirman. Domina los principales padrones electorales, lo cual se ve reflejado en las encuestas que hasta ahora se han publicado.

Acción Nacional domina en la mayoría de las entidades que gobierna, muchas de ellas en el norte del país, pero llama la atención que de acuerdo a la empresa Massive Caller, perdería Puebla y Veracruz, dos entidades gobernadas por personajes afines al proyecto del albiazul en las personas de Tony Gali y Miguel Ángel Yunes.

Las cosas se van decantando en un mano a mano entre el Frente conformado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano y López Obrador y su Morena.

¿Focos Rojos en Puebla? Según se dice, “los focos rojos” se encendieron en Puebla, luego del paso de Andrés Manuel López Obrador por la entidad.

En una pasada entrega hablamos precisamente de que ya no había dudas, Puebla es territorio del tabasqueño, lo que aún faltaba por dilucidar era saber si el efecto Andrés Manuel iba a ser lo suficientemente fuerte como para arrastrar a los candidatos de su partido a los diferentes puestos de elección popular y todo parece indicar que sí.

El tema es que una buena parte de las organización de los eventos del tabasqueño en Puebla corrió a cargo de antiguos simpatizantes del PRI y específicamente de gente relacionada con el exgobernador del Estado, Mario Marín Torres, quien se dice tendría un pie dentro de la estructura que apoya a López Obrador en Puebla y otra en el PRI de Doger.

Tal parece que el efecto “Peje” es muy similar al que tuvo Fox en el 2000; incluso, ya causa un efecto hasta en las candidaturas en los estados en donde también habrá elecciones para renovar al ejecutivo estatal.

De ese tamaño es la fuerza de su movimiento, el cual se incrementa al mismo tiempo que el PRI se desfonda en medio de una campaña como la de José Antonio Meade que no termina por convencer a nadie.

Puebla no es ajena a este fenómeno, aunque a nivel gubernatura, aún la ventaja es favor del grupo hegemónico y su candidata, Martha Erika Alonso.

laserpinetesyescaleras@hotmail.com
Ilustración: Alejandro Medina

febrero 6, 2018 - 10:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas