¡Escúchanos por internet!

Qué le espera a México con Donald Trump, como nuevo presidente de Estados Unidos
3245178

Hoy, el electorado de Estados Unidos no eligió una demócrata con alta experiencia en la administración pública sino a un empresario con tintes autoritarios y hambre de poder.

Donald Trump trae un programa incierto, al que se ha llamado “Trumponomics”, un plan con claras inconsistencias en sus líneas generales que provocara no solo un cambio en la Unión Americana sino en todo el mundo.

Trump capitalizó el hambre de poder de un electorado blanco que quiere mantener su supremacía ante una realidad plural de minorías, y centro su campaña en dos puntos neurálgicos que afectaran directamente a México:

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es el primero porque dijo que está llevándose las fábricas y los empleos a México.

La llegada masiva de inmigrantes ilegales a los cuales llamó delincuentes es el segundo, argumentando que estos están quitando puestos de trabajo a los estadunidenses deprimiendo los salarios, dado que a abaratan sus horas de trabajo.

Su solución, bajo el lema de “America First”, fue contundente, de carácter proteccionista y aislacionista: por un lado, revisar el TLCAN y, si no hay acuerdo, directamente repudiarlo; y, por otro lado, deportar a los millones de inmigrantes sin papeles a sus países y, para evitar que sigan entrando, levantar un muro con México.

Hillary Clinton proponía dar continuidad y mantener la estrategia actual y prometió revisar algunos puntos del TLCAN.

Su planteamiento Frente al problema de la inmigración fue ofrecer a la ciudadanía estadunidense a, cuando menos, cinco millones de inmigrantes sin papeles con parientes regularizados, una política que también ha intentado Barack Obama pero que no logro durante sus dos mandatos.

Con Trump, la próxima crisis es inminente y la incertidumbre pronto se verá reflejada en los mercados internacionales.

El primer escenario es si realmente aplicara su maquiavélico programa de gobierno o si sólo se trataba de una estrategia de campaña populista para lograr su objetivo de ser el elegido.

El segundo escenario es si cumplirá con sus promesas lo que puede ocasionar una nueva recesión global que dañaría en el corto plazo la economía de México.

En palabras del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, para la economía mexicana el impacto será tan devastador como un huracán, razón por la que México ya está preparando un plan de contingencia.
En lo personal yo creo que Trump cumplirá sus promesas, por lo que la economía mexicana sufrirá impactos negativos importantes:

La pérdida de muchos empleos será uno de ellos, sobre todo en la manufactura y la consecuencia será una crisis del mercado laboral que se verá agravada por el regreso de inmigrantes deportados.

La economía americana va a entrar en recesión y automáticamente la economía mexicana lo hará también, lo que conlleva que México pierda divisas provenientes por exportaciones de bienes, por remesas familiares y por inversión extranjera directa (IED).

3245005

Trump prometió y dejó muy claro que México pagará el muro, o retendrá los cerca de 25,000 mdd que entran a México por remesas al año, actualmente la principal fuente de ingresos corrientes de México y que representa el 2.2% del PIB.

Si no fuera así la opción es gravar el envío de dinero a México para financiar su muro. Sea como sea, perder esos ingresos tendría dos consecuencias negativas: uno, deterioraría al consumo privado, actual motor del crecimiento económico y dos, la caída de los ingresos por remesas propiciaría, junto con el deterioro comercial, un sustancial aumento del déficit corriente lo cual echaría por la borda el compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto de generar un superávit primario en 2017.

En conclusión, amigas y amigos, este martes negro, Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos.

Una vez más quedó comprobado que las encuestas fallan y provocó reacciones instantáneas en todo el país y el mundo, donde los escépticos habían observado con alarma la campaña presidencial del abanderado republicano.

Los efectos no se han hecho esperar y el triunfo de Trump, ha provocado pánico financiero y una inestabilidad inmediata entre los aliados internacionales de Estados Unidos.

Así las cosas, amigas y amigos lectores, el próximo presidente electo de Estados Unidos enfrentará las exigencias de un país fracturado y será desafiado por un electorado que anhela una economía más fuerte y un país más seguro.

México no estará exento, por lo que debe prepararse a enfrentar una embestida económica que sin duda alguna se verá reflejada en lo inmediato en la tristeza que reflejarán nuestros migrantes ahora que regresen en este fin de año por lo que muchas familias mexicanas tendrán una amarga navidad.

Correo: ruben_oz@outlook.com

noviembre 9, 2016 - 12:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas, Noticias Destacadas