¡Escúchanos por internet!

Se acerca la hora de la verdad para el morenogalicismo

Las horas trascurren y las hojas del calendario comienzan a desprenderse, una tras otra, mientras se acerca la hora de la verdad para el morenogalicismo que enfrentará en el 2018, la prueba más importante de estos años.

El 2018 se puede interpretar como un referéndum para el grupo en el poder, el cual logró lo que ningún otro había logrado en mucho tiempo, el imponerse en dos elecciones consecutivas y mantener Casa Puebla.

Por supuesto que todo esto ha traído consigo un desgaste y pugnas internas en un grupo que logró obtener el poder, precisamente, gracias a su disciplina y unidad en torno a un líder como lo fue el exgobernador, Moreno Valle.

Hoy además de Morena, que electoralmente amenaza con arrasar al resto de las fuerzas políticas, ya de por si desgastadas, el morenogalicismo tiene que lidiar con el tema de la unidad y sobre todo, de buscar los mejores perfiles para ir a una contienda sumamente reñida cómo será la del próximo año.

Algo que debe de preocupar al actual grupo en el poder es la propia lucha interna que vive el panismo a nivel nacional, en la cual no se ve una definición clara de hacia dónde se irán las cosas.

Tanto Margarita Zavala, como Rafael Moreno Valle y Ricardo Anaya, mantienen intactas sus posibilidades y nadie quiere como se dice coloquialmente, dar su brazo a torcer en la pelea por la candidatura, lo cual, augura una ruptura política de alcances poco dimensionados.

Luego de ese desenlace, el cual ya tiene fecha, a más tardar el mes de noviembre, el morenogalicismo entrará a otra etapa, la del proceso de selección de candidatos y de cómo va a tratar de frenar las ansias y evitar una división con el ala tradicional (yunquista), la cual ha mandado diversos mensajes a través de sus emisarios de que la ruptura será inminente, si no le dan la candidatura de la capital a uno de los suyos, el exedil Eduardo Rivera Pérez.

El proceso de selección de candidatos tampoco estará exento de chantajes políticos y tanto Morena como el PRI estarán pendientes para tratar de aprovechar los desprendimientos que se puedan dar del morenogalicismo para tratar de mermar a su adversario.

Algo que aún tiene a su favor el morenogalicismo es el control de las estructuras en el estado y posicionamiento de algunas piezas dentro del juego electoral, así como candidaturas y puestos que repartir dentro de la administración, para tratar de calmar a los descontentos y evitar la fuga de algunos elementos.

Sobre nuevos movimientos. La llegada de Rodolfo Sánchez Corro a la Contraloría abre la especulación sobre nuevos cambios al interior del gabinete estatal, mismos que no pasan de solo eso, de ser rumores.

Muchos aseguran que se apresta la llegada de Eukid Castañón como nuevo secretario General de Gobierno, en lugar de Diódoro Carrasco Altamirano, lo cual solo es tema dentro de las mesas de café.

El posible arribo de Eukid a Gobernación solo se daría hasta el mes de noviembre, fecha en que por obvias razones ya habría una definición en torno al proyecto presidencial del exgobernador, Rafael Moreno Valle y en el cual Eukid es pieza clave.

Castañón solo llegaría a Gobernación en caso de que el proyecto Los Pinos se cancele y no haya otra alternativa que acuartelarse en Puebla.

Las habilidades del inquilino de la casona ubicada por la zona de La Paz de todos son conocidas; aunque Eukid es letal cuando trabaja tras bambalinas y lejos de los reflectores, aunque su capacidad para poner orden está a prueba de cualquier cosa.

La reunión en la Hacienda de los Morales.
El beltronismo cerró filas ayer en torno a su líder, el sonorense Manlio Fabio Beltrones, quien encabezó un encuentro con sus más leales cuadros de la pasada legislatura federal.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

agosto 1, 2017 - 10:40 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas