¡Escúchanos por internet!

Tal y como lo adelante, cayó Lastiri

Es enfadoso decir, pero desde el pasado 7 de agosto adelanté la caída de Juan Carlos Lastiri Quirós, quien fungió como subsecretario de Desarrollo Social y de Sedatu, en ambas dependencias al mando de la detenida en el penal de Santa Martha Acatitla, Rosario Robles Berlanga.

El pasado 7 de agosto, en este mismo espacio, señalé que Lastiri estaba en la mira de las autoridades, luego de la detención de quien fuera su jefa, Rosario Robles Berlanga, y es que Lastiri fue pieza clave la en la llamada “estafa maestra” e incluso operó su propia red de operadores fantasma, para saquear recursos federales.

En mi columna publicada el pasado 7 de agosto señale lo siguiente: “Un personaje del que poco se ha hablado a nivel nacional, pero que jugó un papel clave dentro de la ‘estafa maestra’, es el exsubsecretario de la Sedatu y brazo derecho de Rosario Robles durante el sexenio peñista, Juan Carlos Lastiri Quirós.

El poblano se vinculó al grupo del exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, luego de dejar la dirigencia estatal del PRI; después de haber pactado con el entonces gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, la reforma electoral que dio paso a la creación de la mini gubernatura y de las presidencias de 4 años y 8 meses, que resultaron un bodrio.

Después de esto, Lastiri recibió como premio el segundo lugar de la fórmula del PRI al senado de la República acompañando a Blanca Alcalá, pero por razones de género, el originario de Zacatlán tuvo que dejar su lugar a Lucero Saldaña y ahí obtuvo la mejor recompensa de su vida, ya que fue enviado al PRI nacional en calidad de secretario de Gestión Social.

Desde ese puesto, Juan Carlos se volvió incondicional del hidalguense Jorge Márquez, brazo derecho de Miguel Ángel Osorio Chong, y juntos fueron piezas clave en el triunfo de Peña Nieto.

Osorio se volvió secretario de Gobernación y desde esta posición colocó a su amiga Rosario Robles, inicialmente como secretaria de Desarrollo Social y más tarde como titular de la Sedatu.

Miguel Ángel Osorio y Jorge Márquez recomendaron a su amigo, Juan Carlos Lastiri, para que se volviera el brazo derecho de Robles, quien lo nombró subsecretario en Sedesol y más tarde en la Sedatu.

Desde su posición privilegiada, en ambas dependencias, Lastiri movió miles de millones de pesos, muchos de ellos para las campañas del PRI, disfrazadas bajo la famosa “cruzada contra el hambre”, política social que fue un verdadero fracaso.

El poblano se convirtió en un poderoso interlocutor entre el gobierno federal y los gobernadores y en un aliado estratégico de Moreno Valle en Puebla, quien también le otorgó todo tipo de privilegios, por la cercanía a Robles y al propio Peña.

Desde ahí, Lastiri comenzó a amasar una inmensa fortuna, merced a los jugosos recursos de la Sedatu, mismos que triángulo a través de instituciones y estructuras fantasmas, lo cual dimos a conocer en este mismo espacio, en dos entregas perfectamente bien documentadas.

Por si fuera poco y para rematar, tras el sismo del 19 de septiembre del 2017, Lastiri fue el encargado del gobierno federal de encargarse de la reconstrucción en Puebla, en donde terminó de llenarse los bolsillos.

Tanta es la riqueza acumulada por Lastiri, que recientemente el periodista, Iván Tirzo, en su columna de Milenio, reveló que el originario de Zacatlán, fue objeto de un millonario robo, el cual no denunció.

‘En la Fiscalía General de la República (FGR) tienen pistas para ir tras varios colaboradores de Rosario Robles Berlanga, uno de ellos es el poblano Juan Carlos Lastiri. El priista dejó varios cabos sueltos que pueden confirmar su complicidad con la ex titular de la Sedatu y Sedesol, a quien la FGR busca procesar por los contratos con empresas fantasmas y desvío de recursos durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto. En la Fiscalía tienen el dato del robo del que fue víctima Juan Carlos Lastiri en el año 2018, cuando un comando armado ingresó a su residencia ubicada en calle Diamante número 24 en La Vista. Al priista lo amarraron en ese hecho delictivo que, curiosamente, no denunció, pues trascendió que en una de las recámaras tenía aproximadamente 50 millones de pesos en efectivo, en joyas y alhajas.

Los ladrones se llevaron esa cantidad y quienes conocen del caso saben que de la administración del ex gobernador Antonio Gali Fayad le llamaron por teléfono para ofrecerle el apoyo para denunciar el asalto ante la Fiscalía General del Estado, a fin de revisar las cámaras de vigilancia del fraccionamiento’, hasta aquí la larga pero necesaria cita.

Lastiri buscó colarse en este año con el entonces candidato de Morena a la gubernatura y hoy mandatario estatal, Miguel Barbosa, pero aunque operó a través de algunos incondicionales temas, el originario de Zacatlán, no fue bien visto y se le hizo saber que era impresentable.

Ahora que la línea de investigación en contra de Rosario Robles ha sido abierta, no tarda también en caer la guillotina sobre Juan Carlos Lastiri y tal vez algunos de sus colaboradores”, hasta aquí la profética relatoría de hechos.

No es ninguna novedad que la justicia haya caído sobre Juan Carlos, quien se encuentra detenido en el reclusorio Oriente de la Ciudad de México.

Su historia es similar a la de muchos hombres de poder en México, que tocan el cielo y después terminan sumidos en el “infierno”, producto de sus excesos.

Por cierto, tómelo con las reservas del caso, pero se dice que Lastiri fue detenido porque el proceso que se sigue en contra de su ex jefa Rosario Robles, es tan blando, que podría salir libre en cualquier momento.

Dicen que debido a esto, fue que se ejecutó la orden de aprehensión contra de Lastiri, quien esperan suelte toda la “sopa”, a cambio de su liberación, lo cual tiene toda la lógica del mundo.

Manzanilla recibe espaldarazo de Barbosa. El gobernador del Estado, Miguel Barbosa, atajó ayer las versiones periodísticas que insisten en la salida del secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla Prieto.

El mandatario señaló que muchas columnas más que obedecer a información real y fidedigna, obedecen más a los buenos deseos de quienes escriben.

A la pregunta expresa de que si Fernando Manzanilla iba a dejar la secretaria de Gobernación, el mandatario estatal fue enfático en señalar: “no, no es cierto, pero voy a investigar. Yo nada más le digo que luego las columnas más allá de la especulación periodística, reflejan hechos que están el día a día de la política y es la visión del columnista”.

Les guste o no a sus detractores, Manzanilla se queda, al menos otro rato.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Ilustración: Alejandro Medina

octubre 30, 2019 - 9:20 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas