¡Escúchanos por internet!

¿Tendrá costo político la deuda?

La solicitud del Ayuntamiento de Puebla de pedir al Congreso del Estado la autorización para adquirir una línea de crédito por 800 millones de pesos puede tener un alto costo político para el Partido Acción Nacional, rumbo a las elecciones del próximo año.

De hecho, ya los partidos políticos de oposición, entiéndase PRI y Morena, ya utilizan el tema para golpear políticamente al presidente municipal, Luis Banck Serrato, quien tiene todo un reto por delante para justificar la adquisición de esta nueva deuda.

El tema de la inseguridad pública ha sido muy bien explotado por los opositores del edil capitalino, quien a su vez, busca con la adquisición de este crédito jugarse su última carta para tratar de frenar a la ola de delincuencia que azota Puebla.

El tema es que mientras su antecesor Tony Gali no adquirió ni un solo peso de deuda, Banck tiene que recurrir a esta medida poco popular, la cual reiteró, puede tener un alto costo político rumbo al 2017.

Desde hace tiempo el tema de la deuda ha sido muy explotado por los críticos del moregalicismo, los cuales cuestionaron una y otra vez, el famoso esquema de los PPS, mediante los cuales se financiaron algunas obras de la pasada administración.

Al parecer, en el 2016 el tema no permeó entre el electorado y quizá esta sea la valoración que el edil capitalino y su equipo le han dado a esta medida, sopesaron y pusieron sobre la mesa que es lo que iba a tener más costo político, la ola delictiva o la adquisición del crédito, pero la pregunta es ¿Qué va a pasar si a pesar del crédito, la inseguridad se mantiene o aumenta?

En cualquiera de los casos, la oposición ya tiene bandera para el 2018 y si no es el tema de la deuda será el tema de la inseguridad, mismo que tendrá que valorar mucho el Partido Acción Nacional rumbo al próximo año, en donde tanto el PRI como Morena, parecen ya estar envalentonados y dispuestos a dar la batalla, para evitar otro seis años más de morenogalicismo.

San Martín, un polvorín. Mucha atención debe poner la Secretaría General de Gobierno que encabeza, Diódoro Carrasco Altamirano, con lo que ocurre en el municipio de san Martín Texmelucán, región que amenaza en convertirse en un verdadero polvorín.

Al grave problema que representa el huachicoleo en la zona, ahora se suma la inestabilidad provocada por los tianguistas, quienes asesorados por gente ligada al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), han desestabilizado a la ya de por si débil administración que encabeza el edil, Rafael Núñez.

La situación es grave en la considerada cuarta ciudad más importante en el estado, después de la capital, Tehuacán y Teziutlán, debido a la importancia económica que tiene Texmelucan, cuyo tianguis de ropa, es uno de los más importantes del sureste de México.

Mucha atención deberán de poner las autoridades en este tema, el cual se puede desbordar y todo también en la víspera al 2018.

La destrucción del acueducto de Quecholac. Ayer, un intenso debate se desató en redes sociales entre el alcalde de Quecholac, Néstor Camarillo Hernández y al autor de esta columna.

El motivo la destrucción de una parte del acueducto del siglo XVII que se encuentra en este lugar, denunciada por parte de la comunidad, por tratarse de un monumento histórico.

El alcalde alega que la destrucción inició hace dos años por parte de particulares, sin que su administración tenga algo que ver en el asunto.

Mis fuentes aseguran que aprovechado la destrucción que efectivamente se llevó a cabo hace algunos años, personal de la dirección de Servicios Públicos a cargo del compadre del edil, realizaron hace unos días un nuevo boquete, porque quieren comunicar un terreno, que se encuentra en la parte trasera del acueducto.

Aseguran que el predio es propiedad del director de obras del ayuntamiento de Quecholac.

Néstor Camarillo negó la versión y aseguró que el terreno es propiedad de varias personas.

Le pedí sus nombres y me aseguro que me los daría, espero que cumpla con el compromiso.

Le pregunte también se había interpuesto la denuncia correspondiente ante el INAH por el daño causado al patrimonio y me dijo que si, espero que también me entregue una copia de la denuncia correspondiente.
Mi único fin, es que se castigue a los responsables de este daño, haya sido hace dos años, hace unos días o cuando haya sido.

Y como debe ser, presento las dos versiones a la espera de que Camarillo, me dé a conocer los nombres de los dueños del predio en cuestión, tal y como lo prometió.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

julio 19, 2017 - 10:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas