¡Escúchanos por internet!

Terrible 2017
IMG_5732

Realmente resulta muy difícil arrancar el año con una columna de este tipo, pero la realidad indica que el 2017, tal y como lo dijimos desde el año pasado, será uno de los más complicados para los mexicanos en los últimos años.
 
No solo es el gasolinazo que nos acaba de recetar el gobierno federal, lo más peligroso, no. También ya lo advertimos desde hace tiempo, es la delgada línea en la que ya camina el gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto, el cual bien haría en evitar enviar un mensaje de año nuevo a los mexicanos, so pena de someterse al linchamiento social.
 
La inconformidad en contra del presidente de la República ya se respira en todos y cada uno de los rincones de nuestro país y  lo peor, en todos los niveles sociales, lo cual pocas veces se había visto en la historia de este país.
 
Pero el gasolinazo es solo el principio de lo que se avecina, ya que esto ha desencadenado una escalada de precios, la cual se traduce en inflación y también el incremento en la tasas de interés, además de la devaluación que se registró del peso mexicano ante la divisa norteamericana.
 
Varios jinetes del apocalipsis se pasean por nuestro país y no auguran nada, absolutamente nada bueno para México, en donde desde hace tiempo ya se percibe una hartazgo social, el cual está a punto de llegar a su clímax, ante el incremento de la inseguridad y los abiertos desafíos del crimen organizado contra el estado mexicano.
 
Dentro de este coctel, es preocupante la creciente presión que ejerce el ejército mexicano, en los roles de la vida nacional y su participación en la “guerra contra el narco”.
 
Esta preocupación crece, si se toma en cuenta que en este año que recién comienza, se espera que el cámara de diputados del Congreso de la Unión se aprueba la nueva ley que regirá el accionar del ejército en estas acciones, la  cual le otorga atribuciones a las fuerzas armadas realmente preocupantes, porque quedará a criterio de  los militares, el poder determinar en qué caso se pueden suspender las garantías individuales.
 
Esta demás decir que las decisiones del presidente Peña, prácticamente han sepultado cualquier pequeña posibilidad que pudiera tener su partido, el PRI de luchar por retener Los Pinos, e incluso ya al interior del tricolor se habla de una gran revuelta en contra del mandatario, porque se sabe que precisamente será el expartidazo el más afectado por estas medidas.
 
Pero no solo el PRI está muerto en la lucha por el 2018, sino también en las elecciones a gobernador que habrá en tres estados del país, México, Nayarit y Coahuila, en donde la oposición se apresta para tomar el control de estas entidades.
 
Otro gran damnificado de inicios de año, es el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, quien en algún momento se llegó a contemplar como posible candidato a la presidencia de la República y quien vio sepultadas completamente sus aspiraciones tras el anuncio del gasolinazo.
 
El gran ganador de esta serie de decisiones, aunque quien sabe ya si le convenga por las condiciones en las que se encuentra el país, es sin duda, el tabasqueño y dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, cuya figura se consolida luego de este serie de decisiones, que parecen confirmar lo que el “Peje” advertía en sus spots, que nos íbamos a ir al “despeñadero”.
 
Morena se apresta para tener un año muy importante y poder consolidar su posición como rival a vencer en las elecciones del 2018. Habrá que ver la forma en que Morena se desempeña en las elecciones de este año y si logra consolidar su presencia en los estados del norte del país, en donde la figura de este partido, López Obrador, prácticamente no existe.
 
El panismo tendrá también un año sumamente difícil y su futuro dependerá de cómo vaya a salir este partido de la lucha interna que vivirá por la candidatura a la presidencia de la República.
 
Y es que el PAN aunque en menor medida también sale damnificado por la situación económica del país y al identificarse como una comparsa del presidente Peña y del PRI.
 
En menor medida los panista también son culpable de avalar el pacto por México y la llamada reforma energética, la mentira más grande que hemos vivido los mexicanos.
 
En resumen, 2017 pinta como un año sumamente complicado para los mexicanos, un año de completa incertidumbre y donde la sombra de la ingobernabilidad se pasea como un fantasma que lacera a este país.
 
Nota bene. Con esta muy pesimista columna, las serpientes regresan a la actividad en este 2017. Gracias a todos los lectores.

enero 1, 2017 - 9:30 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas