¡Escúchanos por internet!

Todos vs Morena

Después de estos comicios 2017 la conclusión es doliente cuando la reflexión nos lleva cuestionar el derroche de recursos para “ganar” elecciones de manera apretada y con los vicios de siempre que no fueron exclusivos de un partido, sino practicados por todos los contendientes: Acarreo, compra de votos, violencia, intimidación y todo lo que observamos en la jornada del domingo.

El triunfo de Alfredo del Mazo oxigena sin la menor duda a un PRI devastado por tantos errores y excesos que se reflejaron en una votación más que competida y con escasa credibilidad.

El sentimiento ciudadano es falta de legitimidad a la hora de ganar elecciones, la desconfianza hacia un árbitro electoral que ya no funciona con esa figura que vulnera resultados y aplica madruguetes oficializados.

Operadores y grandes electores empezarán un reacomodo que definirá nuevas posiciones y candidaturas que habrán de llegar en las siguientes semanas.

La judicialización del proceso electoral en el Estado de México es casi un hecho. Quizá es la primera premonición de lo que se avecina en la presidencial del 2018, y claro que será así, pues todo empieza a acomodarse para la creación de una mega coalición donde seguramente veremos unidos muchos, muchos más que nos darán la sorpresa de ir juntos con un solo objetivo: Frenar a AMLO.

Poco le sumaron a #Morena todos aquellos operadores recién incorporados y procedentes principalmente del Partido Revolucionario Institucional. El estigma de la corrupción y derrota los siguieron hasta su nuevo militancia, donde ahora saben lo que se siente denunciar #EleccioneDeEstado.

Se avecinan días complicados y de confrontación para dar una salida sin raspones al triunfo de Alfredo del Mazo.

La cargada de Morena afila todas las estrategias para salir a defender un triunfo que no saltarán de manera sencilla y que sin duda nos pone en vilo para analizar todo lo que se avecina en la víspera de 2018.

En los análisis desgasta la frase: Triunfó la democracia. Lamentablemente lo comicios de este domingo exhibieron los desgastado que está el sistema electoral mexicano, donde lo vacíos y la vulnerabilidad para seguir cooptando voluntades, alejan esa posibilidad de tener políticos electos con resultados contundente.

El Instituto Nacional Electoral deja un mal sabor de boca. México necesita árbitros que no empujen resultados o inclinen balanzas.

El trabajo debe ser conjunto, partidos, instituciones y sociedad tienen el reto de construir un nuevo escenario electoral, donde se respete ese voto y no se privilegie la dádiva o compra de sufragios en favor del partido que más corrompa a los electores.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

junio 5, 2017 - 12:55 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas