¡Escúchanos por internet!

Un año después

El pasado 26 de septiembre se cumplió un año de la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero. Hecho que sin duda alguna ha conmocionado a la opinión pública nacional e internacional, hecho lamentable, que lastima y duele a todos los mexicanos y que se ha convertido en uno de los grandes problemas del presidente Peña Nieto.
Un año después seguimos esperando una respuesta a lo que sucedió el 26 de septiembre. Si bien es claro que el gobierno federal no tiene ninguna responsabilidad en la desaparición de los 43 normalistas, también lo es la lentitud y falta de profesionalismo con la que se han llevado las investigaciones, los padres de esos 43 muchachos y el país entero quieren saber que paso esa noche. Es vergonzoso que tenga que venir a corregirle el trabajo de la Procuraduría General de la Republica un grupo de expertos internacionales enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Un año después se anuncia la creación de una fiscalía especializada en localizar a los más de 20,000 desaparecidos en nuestro México. En pleno siglo XXI con los grandes avances tecnológicos, han desaparecido más de 20,000 personas en nuestro país. Quizá por esta razón dejaron de cavar en busca de fosas clandestinas en Guerrero, seguirían apareciendo muertos por todo ese estado.
Un año después siguen surgiendo dudas en este caso, aparecen nuevas versiones, errores en procedimientos, intimidación y hasta tortura para conseguir testimoniales falsas que llevaron a una conclusión que ha sido hecha da abajo por el grupo de expertos, quedando más preguntas que respuestas al final de todo. Investigación duramente criticada por ONG’s nacionales y extranjeras.
La conclusión de este triste caso no dejara a nadie satisfecho, nunca sabremos cual es la verdad de los hechos, lo que sí es una realidad, es que esto dejara marcado al gobierno de Peña Nieto, quizá en forma tan dura como lo fue el caso de Tlatelolco del 68 con Gustavo Díaz Ordaz, con una gran diferencia, que Díaz Ordaz si fue el responsable de esos asesinatos y Enrique Peña Nieto no.

AL MARGEN.
No entiendo la insistencia de cerrar la recta a Cholula para realizar eventos ciclistas los domingos, cuando se han construido gran cantidad de kilómetros de ciclovia en la Angelopolis. Debería aprovecharse más esta infraestructura y no causar trastornos viales a Puebla y las Cholulas.
Así es como yo lo veo……..
Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

septiembre 27, 2015 - 6:44 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas