¡Escúchanos por internet!

Una historia sin fin

La derrota del pasado fin de semana de los camoteros del Puebla, al son de dos por uno frente a los Tigres del Universitario de Nuevo León, volvió a encender los focos rojos en el campamento de la franja, una derrota hasta cierto punto presupuestada toma tintes de desastre después de que también se perdió la semana pasada en casa frente a los Diablos del Toluca.

Como siempre sucede, los villanos son los directivos actuales junto con el cuerpo técnico, cada derrota del equipo es el pretexto prefecto para pedir cabezas, cierto es también que el aficionado está en condiciones de pedir lo que considere mejor y ahí no existe discusión.

Durante los últimos 25 años, técnicos han venido y se han ido con más pena que gloria, directivas también llegaron con muchas ganas y algunos se fueron casi quebrados y otros más salieron por peteneras.

Los problemas económicos se han ido trasladando de administración en administración, cada vez para los particulares es más complicado competir con las empresas transnacionales y con los monstruos financieros que controlan hoy en día nuestro futbol.

La franja nunca ha tenido la dicha de pertenecer a uno de estos grandes grupos, siempre se ha tenido que batallar para permanecer en el máximo circuito, en algunas ocasiones de último minuto y en otras de plano sufriendo durante todo el torneo, es decir, la lucha por la permanencia se ha convertido en el común denominador del futbol en Puebla.

En lo personal, siempre he admirado a los empresarios que arriesgan su dinero para sostener a un equipo como el Puebla, no cualquiera, sin embargo esas ganas no son suficientes cuando se tiene que competir con tanta desventaja económica.

Muchos se preguntan qué da el futbol que los dueños nunca se quieren ir, es muy sencillo, el futbol a los dueños no les da dinero, por el contrario, al menos en los equipos chicos les cuesta y mucho, pero da algo que en ningún otro escenario se podría tener y eso es fama y conocimiento nacional, además de pertenecer a un grupo de élite como son los dueños de los demás equipos.

Imagínese usted cómo podría una persona común y corriente llegar a los niveles de un Emilio Azcárraga, Raúl Salinas Pliego, Carlos Slim, sólo por mencionar a algunos, además de poder salir constantemente en programas de televisión, radio, periódicos, revistas e internet.

La gran problemática el día de hoy en el futbol mexicano radica en que debido al alto costo que genera un equipo de primera división, muchas empresas de las poderosas han optado por hacerse a un lado y como ejemplo le pongo a Grupo Modelo, quienes, con el paso de los años, determinaron deshacerse de equipos como Toluca y Santos e incluso su presencia en la publicidad de los equipos ya no es la misma de hace algunos años.

En el caso de la franja, puedo asegurarle que al día de hoy, nadie ha mostrado interés por adquirir a la escuadra, mire que se dé buena fuente que los López Chargoy estarían interesados de aceptar socios inversionistas o incluso vender al equipo, sin embargo, al día de hoy es muy complicado que alguien realice al menos una oferta formal.

Por lo que el tema de vender al equipo como algunos aficionados sugieren, no es un tema de necedad, sino de falta de ofertas motivadas sobre todo por la complicada situación económica por la que atraviesa el país.

Después de toda esta explicación, me parece que como aficionados no nos queda más que tratar de apoyar y respaldar tanto al equipo como a su cuerpo técnico y jugadores, pues es una realidad que solamente unidos, todos juntos, podemos mantener a nuestra escuadra en el máximo circuito teniendo en claro cuál es la situación real del equipo Puebla.

Por lo pronto, el martes a las ocho de la noche los Camoteros reciben al Veracruz de Marini en un partido de pronóstico reservado, donde el equipo de Valiño deberá de ganar sí o sí, pues el próximo sábado se estará enfrentado en Morelia a los Monarcas que vienen pisando fuerte en pos de salvar la categoría del máximo circuito.

m1
Foto: Es Imagen

Lobos BUAP
El equipo de Miguel de Jesús Fuentes tiene un serio problema de definición, los universitarios dominan la mayor parte de los partidos, tienen el famoso volumen de juego pero nada más no la pueden meter en el arco contrario, situación que ya preocupa pues se están dejando puntos en el camino que pueden ser determinantes para definir la clasificación a la liguilla.

Se viene un partido importante el próximo fin de semana frente al Zacatepec en la selva cañera donde, si los Lobos quieren mantener vivas sus posibilidades de clasificación, deberán ganar para iniciar nuevamente una buena racha.
Nosotros como siempre veremos y diremos.

Seguimos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter: @pepehanan

septiembre 18, 2016 - 8:00 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Pepe Hanan

Columnistas, Noticias Destacadas