¡Escúchanos por internet!

Versiones encontradas

Si algo es cierto hoy en Puebla es que nadie, absolutamente nadie, sabe que es lo que va a pasar en la elección a gobernador del Estado, por lo cual la incertidumbre continúa.

Y es que mientras el morenovallismo festejaba el hecho de que el Tribunal Federal haya decidido ir al recuento voto por voto, traduciendo el tema como el hecho de que el recuento será el síntoma inequívoco de que la ventaja obtenida no solo se consolidará, sino que se ampliará.

Del otro lado, las declaraciones matutinas del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, entrometiéndose una vez más en temas que deberían de ser ajenos a su mandato, señaló que en la elección de Puebla hubo comprar de votos y acciones que deben desterrarse para siempre del país, dejó amplías dudas sobre lo que va a pasar.

Y es que mientras del lado del morenovallismo las declaraciones de López dicen son solo un instrumento de propaganda para mantener tranquila a su base y no perder las confianza de sus huestes; del otro lado, la intervención del tabasqueño se interpretó como un espaldarazo para que siga la lucha y a final de cuentas, se logre la anulación de la elección.

Los morenovallistas alegan que López salió a declarar lo que declaró, para mantener tranquilas a sus huestes poblanas, las cuales se habían desmoralizado, luego de que el Tribunal decidió ir al recuento voto por voto, lo cual eminentemente favorece a la candidata panista Martha Erika Alonso.

Las virulentas declaraciones de López, según los morenovallistas, solo tienen la intención de mostrar un presidente imparcial y hasta empático con Morena, ante un inminente recuento, que lo único que hará será confirmar que el triunfo de Martha fue más que contundente en las urnas.

Los morenovallistas señalan que el recuento voto por voto, el cual ciertamente es inédito y por los mismo histórico, solo terminará por legitimar el triunfo de Martha Erika, cuyo porcentaje de ventaja será superior el 4 por ciento.

A los morenovallistas no les falta razón, si Martha logra saltar la aduana, paradójicamente, será la gobernadora, más legítima en la historia de México, porque nunca se había ordenado un recuento de voto por voto en la historia de una elección a ejecutivo estatal en el país.

El morenovallismo asegura que lejos de perjudicarles las declaraciones de López, del pasado jueves, solo le darán más certidumbre al triunfo de Martha Erika, porque utilizan la misma estrategia que el “Peje” reclamo para si en el 2006 y que el Tribunal se negó a llevar a cabo, lo cual de ser cierto será genial.

Aquí cabe hacer un paréntesis en esta columna para señalar que una buena parte de los siete ministros de la Tremenda Corte (Tribunal Federal Electoral) eran secretarios de acuerdos en el 2006, cuando a López le fue negado su derecho de ir al recuento voto por voto en la elección Presidencial.

El morenovallismo argumenta que el Tribunal Federal, al aprobar el recuento voto por voto, dio por desechada la queja de Morena y su candidato, Luis Miguel Barbosa, de que no había certidumbre, luego de que se rompió la cadena de seguridad de la paquetería electoral utilizada el domingo 1 de julio, lo cual confirmará el triunfo legítimo de Alonso.

Del otro lado, del de Moren, las declaraciones del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, fueron consideradas como una señal de guerra en contra del morenovallismo, de tal forma que creen que la elección será anulada, por no existir certidumbre sobre la emisión libre del voto de los poblanos.

Basan su tesis en lo dicho por el propio presidente electo de México, quien aseguró que hubo compra de votos en Puebla y que hubo desvíos de recursos estatales para apoyar la campaña de la candidata de por Puebla al Frente.

López ayer dijo textualmente: “las elecciones deben de ser limpias y libres, no debe de apoyarse a ningún familiar, no debe de haber nepotismo, entonces es un paso adelante el que se dé el recuento de los votos, pero hay que ver cómo fue que llegaron esos votos, si fueron votos libres o fueron votos comprados, con mucho dinero que se utilizó en las elecciones de Puebla, es muy raro, rarísimo que ganen los presidentes municipales, los diputados locales, los federales, los senadores, que gana el presidente de la República, pero no gana el gobernador”.

Las palabras de López fueron oxígeno, pero para sus alicaídas huestes poblanas, las cuales ciertamente recobraron el ánimo, pero para muchos, esto también como dice el morenovallismo, tal vez pudiera obedecer, solo al ímpetu de no quedar mal con sus leales.

Yo por lo tanto, reitero, que la moneda sigue en el aire, ya que lo que decida el Tribunal no obedecerá a razones jurídicas, sino políticas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Ilustración: Alejandro Medina

septiembre 20, 2018 - 10:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas