¡Escúchanos por internet!

Viernes 13

Una auténtica pesadilla, como extraída de una película de terror, fue lo que vivieron los habitantes de Paris el pasado viernes 13 noviembre a consecuencia de los atentados terrorista en la capital francesa que han dejado más de 120 muertos y 300 heridos, 80 de ellos muy graves.

El grupo terrorista Estado Islámico se ha responsabilizado de estos ataques que al parecer constituyen el inicio de una guerra que traerá tremendas consecuencia y cambiara en mucho la vida de los europeos, de la misma forma que el 11 de septiembre cambio la de los norteamericanos.

El Estado Islámico se crea a consecuencia de la invasión armada de los Estados Unidos y sus aliados en Irak para derrocar a Saddam Hussein en el 2003. Si bien la coalición dirigida por los Estados Unidos logro que el dictador Iraquí dejara de gobernar ese país, no fue capaz de controlar a los radicales islámicos que se reagruparon en grupos terroristas como Al Qaeda y el Estado Islámico. Realmente lo que hicieron fue alborotar el avispero y salir corriendo, dejando en esa conflictiva zona una tremenda crisis de gobernabilidad. Los Yihadistas se han fortalecido de esto y de la guerra civil que se vive en Siria.

Según especialistas, el Estado Islámico cuenta con más de 70,000 militantes, recibe ingresos por más de dos millones de euros diarios, recursos que provienen de secuestros, extorsiones y tráfico de petróleo, órganos humanos y obras de arte entre otras muchas cosas, lo que significa que cuentan con recursos economicos suficientes para continuar con su carrera terrorista. Sin embargo su principal activo de este grupo terrorista radical, mucho más radical que el que perpetro los atentados a las torres gemelas, lo constituyen sus 70,000 soldados dispuestos a dar la vida por Alá en su lucha contra los “infieles”, y para ellos los “infieles” son prácticamente todos los que no están dentro de su califato, sin importar que religión profesen.

De los 70,000 militantes se calcula que más de 5,000 se encuentran viviendo ya en Europa y que han creado células perfectamente organizadas y que si bien ahora están en estado de hibernación, están listas para continuar con sus actividades terroristas en el momento que sus líderes se los ordenen, de ahí que hayan extendido sus amenazas hacia Roma, Londres y Washington. Los atentados a Paris fueron un riesgo calculado y saben que traerán tremendas repercusiones, ellos creen que están preparados para resistirlas y seguramente contraatacar.

En una entrega de semanas anteriores les comentaba del gran riesgo que significada para la seguridad de toda Europa la masiva migración de los países árabes, entre muchos inocentes también migraron terroristas, ahora el enemigo ya lo tienen en casa. Seguramente se endurecerán los protocolos de seguridad de esos países y comenzara una persecución de los inmigrantes y musulmanes. En Francia, tan solo, se calcula que hay más de cinco millones de musulmanes, investigarlos y monitoréalos será una labor titánica para los organismos policiales y de seguridad.

Los atentados del Viernes 13 pasado no solo golpearon a Paris, la capital de Francia, también lo hicieron en el corazón de Europa y en el ánimo del mundo occidental. Fue algo perfectamente planeado, sincronizado y ejecutado. Las expectativas de este conflicto parecen ser muy desfavorables para el mundo en los próximos meses, ojala y esté equivocado.

Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHe

Noviembre 18, 2015 - 7:25 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas