Un gran trabajo por delante

Independientemente de que se ratifique el triunfo de la nueva dirigencia estatal del PAN, integrada por Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro, hay mucho trabajo por delante para estos personajes, si es que quieren tener un partido competitivo rumbo al 2024.

Hay mucho trabajo que hacer para reconstruir al panismo poblano y el primer paso, sin duda, debe de ser el tratar de llevar a cabo una importante “operación cicatriz”, para evitar una desbandada de militantes.

Y es que, si bien es cierto, la lucha interna fue “sangrienta”, Acción Nacional no se puede dar el lujo de dejar ir militantes, ni mucho menos de menospreciar a quienes hayan participado en apoyo a la otra planilla, por el simple hecho que caerían en el “sectarismo”, algo de lo cual precisamente se ha señalado al grupo que simpatiza con el alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez.

La nueva dirigencia, encabezada por Augusta Valentina, debe de impulsar la democracia interna, que en el panismo los candidatos sean aquellos que ganen en los procesos y no los amigos o los favoritos del grupo en el poder.

Si Acción Nacional logra retornar a esa democracia en donde el que ganaba se iba como candidato y el que perdí se sumaba, o iba a otra posición, entonces podrá tener vida y podrá competir en una mejor situación rumbo al 2024.

Pensar en que Acción Nacional ahora tiene un nuevo amo, sería entonces equivocar el rumbo. Como dijera el clásico, no se trata de cambiar de duelo, sino de dejar de ser perro.

Cierto, el alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, sin duda debe de tener un peso específico, como una de las principales figuras de este partido, pero también se debe de escuchar a los nuevos liderazgos, así como a la militancia del interior del estado, quienes claman por contar con una dirigencia que los escuche y los tome en cuenta.

Augusta debe de reconstruir los comités municipales de este partido y darles la oportunidad de que, así como ella surgió de una competencia interna, de la misma forma en el resto de la entidad, se construyan comités fortalecidos a través de estos procesos.

Mucho trabajo tiene por delante la dupla Díaz de Rivera y Castro para tratar de reconstruir un partido, el cual se había convertido en monolítico y vertical, mal harían, si instauran una forma de trabajar similar a la de quienes les antecedieron.

A los disidentes se les debe de dar la oportunidad de sumarse a este nuevo proyecto, se debe de platicar con ellos y tratar de sumarlos a un partido que, aun así, va a tener que luchar contra corriente para tratar de poder competir en el 2024.

Los números no mienten, Acción Nacional es competitivo en la zona conurbada y en algunas áreas, principalmente urbanas al interior del estado, pero lejos de estos grandes centros de población, poco o nada puede hacer frente a Morena y la maquinaria electoral del presidente López.

Es muy largo el camino que tiene por delante la nueva dirigencia estatal del PAN, no se trata de construir la candidatura de Eduardo Rivera a la gubernatura, se trata de generar confianza y crear una estructura que les permita ser competitivos ante la maquinaria del gobierno federal, que en el 2024 va a venir por todo, no solo la gubernatura del Estado, sino también las presidencias municipales y por supuesto los congresos.

Ojalá Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro estén a la altura de las circunstancias, las cuales no son nada favorables para Acción Nacional.

Las primeras mediciones. Han pasado ya treinta días de que Eduardo Rivera Pérez asumió la presidencia municipal de Puebla y ya aparece dentro de los siete alcaldes mejor calificados del país, de acuerdo a la empresa Campaigns & Elections.

Las mediciones realizadas ubican en primer lugar al alcalde de Ciudad Madero, Tamaulipas, de nombre Adrián Oceguera, en segundo lugar a Luis Bernardo Nava Guerrero, presidente municipal de Querétaro, en tercer lugar a Renan Barrera Concha, edil de Mérida, Yucatán, en cuatro a Luis Donaldo Colosio Riojas edil de Monterrey, en quinto a María Elena Lezama Espinosa, alcaldesa de Cancún, Quintana Roo y en sexto lugar a Roberto Sosa presidente de Corregidora, Querétaro y en séptimo lugar a Eduardo Rivera Pérez.

Aunque aún falta mucho tiempo para poder hacer una evaluación de la administración de Rivera Pérez, esto se puede bien considerar como un gran inicio, esperemos que así siga durante los próximos dos años y 11 meses que aún quedan por delante.

Bartlett estuvo en Puebla. El pasado fin de semana estuvo en Puebla el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, quien asistió al bautizo de la hija del ex super delegado del Bienestar en Puebla, Rodrigo Abdala Dartiguez, quien es su sobrino político.

Bartlett se dejó querer en este evento realizado a todo lujo en el Centro Mexicano Libanés de esta ciudad.

El director general de la CFE seguramente recordó sus viejos tiempos como gobernador de Puebla, en donde gobernó con un gabinete alterno, mientras formaba a una nueva clase política en la entidad, misma que hoy tiene a su mejor exponente en la figura de Ignacio Mier Velasco.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Crónica de una derrota anunciada

Desde el día uno en que arrancó la campaña panista lo advertí, dije que Genoveva Huerta arrancaba derrotada la contienda por la dirigencia estatal del PAN y lo señalé, a partir de datos duros y no de mis apetitos personales. “Genoveva ya perdió y ella lo sabe”, así titule mi trabajo.

La columna de marras me valió ser denunciado por Huerta Villegas ante el Instituto Estatal Electoral, por violencia política de género, hecho que se llevó a cabo sin fundamento alguno y el cual sigue su proceso.

Señalé como argumento principal de mi columna el hecho de que pertenecer a un equipo ganador no necesariamente implica, el saber ganar elecciones.

Genoveva Huerta lastimó a la militancia estatal del PAN durante el pasado proceso electoral del 6 de junio, al realizar una selección de candidatos, en donde hizo a un lado a la militancia, además de comportarse con una tremenda arrogancia, la cual derivó en su derrota el día de ayer.

Todavía, el pasado miércoles, le advertí que se venía su Waterloo y con ella, a lo que queda del morenovallismo, el cual nunca atinó a reaccionar, después de la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, a quienes no les aprendieron nada.

Huerta Villegas pactó con el peor enemigo que en vida tuvo Martha Erika, Fernando Manzanilla; se entregó a sus brazos y luego sucumbió ante “Rasputín” Alcántara, un personaje oscuro, el cual paso a ser el verdadero poder tras el trono y que mal aconsejo a Genoveva, quien comenzó a manejar a Acción Nacional como si fuera de su propiedad.

El peor error de la aun dirigente estatal del PAN fue el jugarles las contras a los hoy presidentes municipales de Puebla y San Andrés Cholula, Eduardo Rivera Pérez y Edmundo Tlatehui, a quienes buscó descarrilar a toda costa impulsando en el caso de la capital, al priista José Chedrui Budib y en la ciudad milenaria a Raymundo Cuautli Martínez.

Es claro que ninguno de los dos hoy ediles se lo iban perdonar, ni tampoco los militantes de San Martín Texmelucan y de Tehuacán, a quienes hizo a un lado para favorecer a ex priistas, como Edgar Salomón Escorza y Jacobo Aguilar, lo que lastimó a dos de los padrones más importantes en el estado.

Al interior, Huerta Villegas se llenó de una corte de aduladores, todos ellos beneficiarios suyos, con sueldos y posiciones de privilegio, entre los que se encontraba su pareja sentimental, Irving Vargas, a quien designó como representante de Acción Nacional ante el Instituto Electoral del Estado, todo un exceso.

Genoveva utilizó de fea forma a uno de los emblemas de Acción Nacional a Paco Fraile, a quien invito primero como secretario general, pero cuando este comenzó a estorbarle para sus propósitos, decidió engañarlo de la forma más vil, le hizo creer que sería el candidato a la presidencia de san Andrés Cholula, Paco solicitó licencia y se quedó sin su puesto dentro del Comité Directivo Estatal y también sin la candidatura.

Todo lo que se siembra se cosecha y esto finalmente terminó por hundir a Genoveva Huerta, quien utilizó su posición para hacerse pasar como candidata “indígena” y hacerse de una posición como diputada federal del PAN, una muestra más de su desbordada ambición.

Los ganadores de la contienda, Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro, solo supieron capitalizar de manera adecuada, todo este descontento que se acumuló por parte de la militancia de Acción Nacional, la cual anhelaba volver a los tiempos de la democracia interna.

Es cierto que Rafael Moreno Valle llevó al PAN a ganar elecciones, pero a costa de perder su partido, de que personajes ajenos a Acción Nacional fueran los candidatos.

En la mente de muchos panistas aún está fresca la imagen de como a la mala, Moreno Valle se deshizo del quien fuera el último presidente estatal “legítimo” de este partido, previó a que Rafael se apoderada del Comité Directivo Estatal, Juan Carlos Mondragón Quintana, a quien depuso a través de “triquiñuelas”, la famosa ley Mondragón.

Para salvaguardar su seguridad, Juan Carlos y su familia tuvieron que salir del país.

Sin duda la contienda electoral interna del PAN deja grandes ganadores en la persona del actual alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, quien consolida su liderazgo y deja en claro que no solo Rafael, sabía ganar elecciones. También Mundo Tlatehui, debe de ser mencionado como uno de los ganadores de la jornada.

Otros personajes que jugaron un rol importante en la victoria de Augusta y Marcos Castro son: Jesús Zaldívar Benavides, quien le entrego magníficos resultados a la dupla, así como el diputado federal, Mario Riestra Piña, quien sumó valiosos votos a y apoyos a favor de los hoy ganadores de la jornada.

Finalmente, algo que debe de quedar en claro es que los periodistas no hacemos ganar ni perder a nadie, tampoco ganamos o perdemos, quien así lo crea, es demasiado ególatra. Los verdaderos periodistas, solo contamos la historia.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

Aplanadora y castigo

Como en los viejos tiempos del “priato”, Morena aplicó la “aplanadora” en San Lázaro para someter a la oposición y sacar adelante, sin cambiarle, ni un punto, ni una coma a la propuesta de presupuesto de egresos para el 2022, en donde destaca por encima de todas las cosas, un recorte presupuestal para el INE y también para la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Morena y sus aliados del PT y del Partido Verde echaron mano de su mayoría simple, para someter a una muy tímida oposición, insisto, como en los viejos tiempos del más rancio PRI; ese del que tanto se quejaban los que hoy detentan el poder.

Estados y municipios se quedaron otra vez la aprobación de los recursos necesarios para poder hacer frente a las demandas de sus ciudadanos, solos los proyectos del presidente de la República, son prioritarios, entre ellos se autorizó una partida por 60 mil millones de pesos, presupuesto que equivale a dos terceras partes de los recursos que se le otorgan a Puebla, para reforzar la planta de Pemex en Tula, para generar gasolinas, cuando en el 2050 prácticamente en todo el mundo ya no habrá vehículos a combustión.

Este es un tema medular, la forma en que se gastan los pocos recursos que hay en el país en los “caprichos” del presidente, es dinero tirado a la basura y algo que vamos a lamentar profundamente los mexicanos, si no, nos damos cuenta de que hay que ponerle un alto a esta pesadilla.

Pero también, hay que resaltar el tema de la venganza política, esa que casi no se le da al presidente López, y es que basta ver como castiga a dos entes que son vitales para mantener la democracia y los equilibrios en el país.

Para el Instituto Nacional Electoral hay un recorte presupuestal de 5 mil 600 millones de pesos, cifra por demás significativa, la cual puede paralizar las operaciones de este organismo y que además le impedirá el poder llevar a cabo, la consulta popular para la revocación de mandato, el pretexto perfecto para que López, salga a descalificar de nueva cuenta el trabajo que se lleva a cabo por parte de este organismo e insistir en la necesidad de una nueva reforma electoral que suprima al INE.

El INE esta asfixiado presupuestalmente y ante el embate del presidente de la República, cuando además se avecina la renovación de este organismo, ya que concluyen su labor los consejeros ciudadanos Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama, dos acérrimos adversarios del tabasqueño y los cuales están ya por retirarse.

Pero también para la Suprema Corte de Justicia hay su “coscorrón” y es que ante el actuar de diversos jueces de distrito que se han opuesto a los caprichos del presidente, otorgando a amparos como en el caso de la vacunación o también el tema de la falta de medicamentos para los niños con cáncer, también hay su castigo.

El presidente la recorta a la Corte más de 2 mil millones de pesos para sus actividades del 2022, lo que sin duda es un duro golpe para la impartición de justicia en este país y un verdadero, “tengan para que aprendan”, por parte del poder ejecutivo.

De verdad, resulta indignante el ver cómo se comportan los diputados federales de Morena, del PT y del Partido del Trabajo, no representan al pueblo, ni a sus estados, son leales empleados del presidente de la República y unos simples levanta dedos.

Es increíble que no le hayan querido cambiar, ni una coma, ni un punto al documento enviado por el ejecutivo federal, no cabe duda que son fieles soldados del sistema, pero no es su cupla, es la culpa de quienes votaron por estos personajes que están al servicio del presidente.

Punto especial de análisis debe de ser la actuación de los diputados federales poblanos de Morena, que al igual que los demás no movieron ni un solo dedo a favor de un presupuesto que pudiera generar beneficio al gobernador Barbosa y a la entidad.

Ojalá sus electores tomen conciencia de su actuación y tomen cartas en el asunto para el 2024, por eso se les dijo, una y otra vez, que no le dieran la mayoría a Morena, pero al parecer el “pueblo bueno” no entiende de razones y en el pecado va a llevar la penitencia.

Mención aparte merece el diputado federal del PAN, representante del distrito 12 con cabecera en Puebla, Mario Riestra Piña, quien levantó la voz en comisiones, para que sus homólogos de Morena, tuvieran tantita sensibilidad y aprobarán una partida espacial para la reconstrucción del hospital de san Alejandro, el cual colapso a consecuencia del sismo del 18 de septiembre del 2017, pero no fue tomado en cuenta.

Riestra pujó para que hubiera los recursos suficientes para tratar de reconstruir el hospital, el cual es prioritario para Puebla, pero sus llamados no tuvieron eco, los caprichos del presidente son antes que la salud de miles de poblanos.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

El delegado tabasqueño que llegó a Morena

El tabasqueño de 50 años de edad, Marcos Rosendo Rodríguez Filigrana, arribó ayer a la ciudad de Puebla en calidad de nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional de Morena y al mismo tiempo realizará también la función de presidente estatal de este partido, al no existir una representación como tal, dentro de este instituto político.

El arribo de este tabasqueño deja varias lecturas muy interesantes, Marcos Rosendo, es un hombre cercano al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y por ende al presidente López, el cual hay que resaltar, por fin voltea los ojos hacia Puebla.

Esto último es sin duda una de las lecturas más importante, porque la entidad había estado prácticamente a la deriva políticamente hablando, sin la presencia pública de personajes cercanos al presidente, salvo su esposa Beatriz Gutiérrez, quien no ha sido ajena a varias situaciones ocurridas en el estado.

La presencia de Morena en la entidad había sido prácticamente nula durante la gestión de los “pillastres”, Edgar Garmendia de los Santos y Carlos Evangelistas, quienes vendieron candidaturas durante el pasado proceso electoral, se embolsaron el dinero de las prerrogativas para la campaña y se premiaron con los primeros lugares en la lista de candidatos a diputados locales, lo que les aseguró una curul en el Congreso.

Ninguno de los dos construyó una estructura para tratar de ayudar a este partido, ni mucho menos, por eso una y otra vez he señalado en este mismo espacio, que Morena es un partido digno de análisis, ya que gana por la figura del presidente López y por la marca que está bien posicionada, pero no cuenta con una estructura propia, como en su momento si la tuvo el PRI y también Acción Nacional de la mano de Rafal Moreno Valle Rosas.

El gobernador Barbosa se ha mantenido ajeno a las decisiones de su partido político o al menos del partido por el cual llegó al poder y ha construido una red de operadores, identificados con diferentes fuerzas, principalmente del PT, el Verde y el PRI, con quienes ganó la elección extraordinaria del 2019 y luego la mayoría de las diputaciones federales que estuvieron en juego en el 2021.

Su más eficaz operador electoral es el director general de gobierno, Julio Huerta, quien ha resultado toda una sorpresa; incluso, ha relegado a segundo término a Erik Cotoñeto, cuyo fracaso fue evidenciado en el plano local, al perder el pasado 6 de junio, una muy buen parte de municipios en la sierra Norte de Puebla.

En síntesis, este es parte del panorama con el cual se va a encontrar el nuevo delegado del CEN de Morena, el tabasqueño Marcos Rosendo Rodríguez, quien también habrá que ver como se lleva con el gobernador Barbosa y que tipo de relación establecen.

Y es que, en el antiguo régimen priista, los delegados del CEN jugaban el papel de virreyes en la entidad, gozaban de todo tipo de privilegios, era el propio gobierno del estado, el que cubría todas y cada una de sus necesidades, desde vivienda, comida y todo lo demás.

Algo que también se debe de tomar en cuenta es que el nuevo delegado del CEN de Morena en Puebla es actualmente diputado federal, razón por la cual, algunos aseguran es posición de Ignacio Mier Velasco y hasta afirman que viene a abrirle camino rumbo a la candidatura en el 2024, cosa que está por verse.

Lo cierto, es que el delegado morenista, al parecer, viene muy bien respaldado, al tratarse de un personaje cercano al secretario de Gobernación federal con quien trabajo dentro de su administración y también con el presidente López, lo cual reitero, es un dato que si debe de llamar la atención.

Rosendo no se va a reportar con la dirigencia nacional de Morena, se va a comunicar de manera directa con el secretario de Gobernación, esa es su encomienda, ahora si Morena, al menos así me parece, comienza a convertirse en partido de estado y esto es sumamente peligroso para el panismo, el cual se encuentra completamente dividido sumergido en sus luchas internas.

Hay que seguir muy de cerca los pasos del nuevo delegado tabasqueño para tratar de entender por y para qué vino a la entidad, si solo hará turismo político y a ver que se puede llevar o si realmente viene hacer un trabajo, importante, para tratar de apuntalar a este partido rumbo al 2024.

Clave, reitero ,para entender sus intenciones será el observar que tipo de relación va a establecer con el gobernador Barbosa y también con el resto de quienes aspiran a postularse a la gubernatura en el 2024.

Morena, al parecer, ahora si va a tener una cabeza y también alguien que reporte directamente a gobernación, la situación de este partido en Puebla.

Punto medular sin duda, la cercanía reitero de este personaje, con quien se ha convertido en el hombre de todas las confianzas, su paisano, Adán Augusto López.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

El Waterloo de Genoveva

El 18 de junio de 1815, en la pequeña población de Waterloo, ubicada a unos cuantos kilómetros de la capital de Bélgica, Bruselas, se llevó a cabo una de las batallas más significativas de la historia, en donde se detuvo para siempre las aspiraciones del emperador francés, Napoleón Bonaparte.

La derrota del ejército napoleónico fue tan desastrosa, que desde entonces se utiliza esta palabra, para sentenciar a quien sufre un descalabro contundente.

El próximo domingo, si no es que recurren a un gran fraude, Genoveva Huerta y lo que queda del morenovallismo sufrirán su Waterloo, a manos de Augusta Díaz de Rivera y de Marcos Castro, quien se ha convertido en una auténtica relevación en la operación política.

Como en Waterloo, Genoveva Huerta, al igual que el inmortal corso, tuvo tiempo para pactar y no lo hizo, prefirió ir a una batalla decisiva, sin perseguir a la retaguardia británica a la cual había derrotado dos días de y en el pecado llevo la penitencia.

La desbandada al interior del equipo de la presidenta con licencia, son el mejor síntoma de que las cosas no están bien, la más significativa sin duda, fue la de Jesús Morales Martínez, quien se pasó al bando de Augusta y Marcos Castro.

Y es que, Acción Nacional se juega su futuro en esta elección interna, la más apasionante dentro del panismo en mucho tiempo y en la cual como ya lo señalé está en juego el 2024.

Genoveva y Augusta representan a grupos diametralmente opuestos, Augusta es la propuesta del panismo tradicional, del PAN combativo que si tener que hacer uso de grandes recursos, más que de la cercanía con los ciudadanos logró dos veces ganar la presidencia municipal de Puebla, en 1995 en la persona de Gabriel Hinojosa Rivero y en 2001 de la mano de Luis Paredes Moctezuma.

Adicionalmente, en 2004 ese mismo panismo de la mano de Francisco Fraile García, como candidato a la gubernatura de Puebla, logró lo que hasta el momento es la cifra histórica de votos obtenida por el albiazul, sin alianzas con otras fuerzas políticas, 640 mil votos.

Si bien es cierto a ese panismo se le criticaba por no haber ganado nunca la gubernatura de Puebla, se trataba de un partido, en primer lugar, democrático en donde mediante asambleas se elegían a sus candidatos a puesto de elección popular y también de un panismo combativo, capaz de defender con movilizaciones sus causas, siempre a favor de la democracia como en Huejotzingo 1995 o para defender la puesta en marcha de la Ley para federalismo hacendario en el año de 1998.

Del otro lado, se encuentra representado el panismo de nuevo cuño, ese que nació de la mano del desaparecido Rafael Moreno Valle Rosas, que dejó al PRI para incrustarse en las filas de Acción Nacional y que ganó primero el Senado de la República en el 2006 y luego la gubernatura de Puebla en el 2010 derrotando a Javier López Zavala.

Acción Nacional ganó la gubernatura, pero perdió su partido, ya que Rafael se convirtió en gobernador y primer panista en la entidad.

Todas las decisiones las tomaba Moreno Valle, quien elegía a quienes iban a ser los candidatos y también quienes iban a ser los “presidentes” y remarco, entre comillas de este partido en Puebla, porque en realidad se trataba de verdaderos “títeres” o empleados al servicio del todo poderoso gobernador de Puebla.

La democracia interna se terminó dentro de Acción Nacional y el grupo tradicional fue marginado de las principales decisiones, como fue la designación de las candidaturas, las cuales siempre recayeron en personajes ligados a Rafael y la también desaparecida, Martha Erika Alonso.

Lo peor de todo es que Moreno Valle prostituyo las formas al interior del panismo, pues estaba acostumbrado a comprar, todo lo que se le pusiera enfrente, a través de su operador “estrella” Eukid Castañón, quien disponía de todos los recursos a su alcance para poder salirse con la suya.

Cierto, Acción Nacional ganaba elecciones, pero a qué precio y de qué forma, finalmente algo que también es cierto es que la política la hacen los demonios y no los ángeles.

Ya se verá finalmente que es lo que quieren los panistas para su futuro, lo cierto es que difícilmente habrá unidad al interior del albiazul, porque cualquiera de los dos bandos que caiga derrotado, sin duda buscará participar de manera política a través de otras vías.

La guerra es a muerte y, como lo dije al inicio de esta columna, Genoveva Huerta vivirá su Waterloo a manos del ejército comandado por Agusta Valentina, Marcos Castro y otros personajes de los cuales ya se hablará al término de la jornada.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

Lilia Cedillo impone su estilo en la BUAP

Ha pasado poco más de un mes y la nueva rectora de la BUAP, Lilia Cedillo Ramírez, ya logró imponer su nuevo estilo dentro de la máxima casa de estudios en el estado, la cual, demandaba la llegada de un perfil académico. por

En un momento en que las universidades públicas, principalmente la UNAM, pasa por un momento difícil, ante las críticas realizadas por el presidente de la República, la BUAP tiene precisamente en la rectora Cedillo, a un personaje que aleja cualquier posible señalamiento en su contra.

La rectora se caracteriza precisamente por ser un personaje sumamente discreto, que se ha enfocado durante sus primeros días al frente de la máxima casa de estudios, en fortalecer los programas académicos de esta institución.

Una de sus primeras acciones también fue la de explorar la posibilidad de que los alumnos puedan volver a clases presenciales, previo análisis por parte de cada una de las unidades académicas y también del consejo que se creó para analizar la situación de la pandemia.

Sus apariciones públicas se han limitado a eventos universitarios, salvo su salida a la ciudad de Tehuacán, para atender la invitación que le hiciera el gobernador Barbosa, para el arranque de la temporada del mole de caderas.

Cedillo ha dejado en claro que es una mujer austera, una excelente académica y también una deportista de elite, como lo comprobó el pasado domingo, cuando corrió la maratón internacional de la ciudad de Puebla, deporte que es una de sus pasiones.

Y aunque es aún temprano para poder evaluar su actuación al frente de la máxima casa de estudios, la rectora ha sabido en estos primeros días, mantenerse alejada de los temas políticos de la entidad, algo que es muy bien visto por quienes detentan el poder en la entidad.

Reitero, para poder evaluar lo que realmente va a ser la administración de Lilia Cedillo, habrá que esperar al próximo año, pero los primeros días han sido algo más que alentadoras, repito en medio de un ambiente algo más que enrarecido en contra de las universidades públicas por parte del gobierno del presidente López, quien ha criticado su actuar, según él, alineado a los gobiernos neoliberales que le antecedieron.

Los primeros días de Lilia Cedillo han sido alentadores, se ha mantenido la estabilidad al interior de la máxima casa de estudios y por supuesto que se ha mantenido también la calidad académica dentro de cada una de las unidades de la máxima casa de estudios en el estado.

Es un hecho que la BUAP está en buenas manos, que los universitarios, tomaron una buena elección en la persona de la hoy rectora,
La académica ha sabido establecer buenas relaciones tanto con el gobernador Barbosa, como con el alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, sin comprometer el tema de la autonomía universitaria, un tema que sin lugar a dudas es intocable para los universitarios.

La suerte de Mier puede cambiar. Mucho se he mencionado la intención del coordinador de los diputados federales de Morena en san Lázaro, Ignacio Mier Velasco, de convertirse en el candidato de este partido a la gubernatura en el 2024.

Es un hecho que se trata de un personaje muy bien posicionado en el ámbito nacional, pero también que falta mucho para la sucesión gubernamental y que hay varios hechos que pueden operar en su contra.

Una de estas variables, como ya se había mencionado en este mismo espacio, es la aprobación de las grandes reformas del presidente López, principalmente dos, la eléctrica y la electoral, las cuales han enfrentado hasta el momento un rotundo rechazo por parte de la oposición.

En el caso de la reforma eléctrica hay algo aún más poderoso que la oposición, que amenaza con detener la reforma propuesta por el ejecutivo y son los poderosos intereses de los norteamericanos, ya expresados por el embajador de este país en México, Ken Salazar, quien ha calificado dicha reforma como “peligrosa” para los inversionistas de su país.

Esto sin duda, freno y mandó por un buen rato a la congeladora, la reforma eléctrica, la cual tiene ahora como fecha tentativa, el mes de abril del próximo año.

Pero hay otro factor que amenaza las ambiciones de Mier y su grupo y este tiene que ver con la probable renovación de la dirigencia nacional de Morena y la salida de Mario Delgado, personaje afín al canciller Marcelo Ebrard, el cual le resulta incómodo a la jefa de gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quienes dice sus allegados, ya quiere tener también el control de este partido, para consolidar su posición como posible candidata a la presidencia en el 2024.

El 2022, sin duda, dirá si se apuntalan las ambiciones de Nacho Mier y su grupo o las circunstancias terminan por dinamitar sus aspiraciones, un tanto cuanto por demás adelantadas.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Barbosa entra al rescate

Ante la terrible situación económica en la que se encontraron a los diferentes ayuntamientos de la zona conurbada, principalmente Puebla capital, San Pedro y San Andrés Cholula, el gobernador Barbosa anunció, la semana pasada, que su administración entrará en apoyo de estos municipios.

Y es que, como lo anticipamos, la situación de los ayuntamientos que entraron en funciones el pasado 15 de octubre, es terrible. Utilizando las palabras del alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, “ni para bacheo” les dejaron.

Los anteriores presidentes municipales de Puebla capital, San Pedro Cholula y San Andrés Cholula, Claudia Rivera, Luis Alberto Arriaga y Fabiola Karina Pérez Popoca, al parecer, arrasaron hasta con los clips, dejando la situación de estos ayuntamientos en quiebra total y sin solvencia económica para poder hacer frente, siquiera para cubrir el trabajo de los dos meses y medio que le quedan al año.

Es por esto que el gobernador Miguel Barbosa ha tenido, como se dice coloquialmente, que entrarle al quite para ayudar a estos ayuntamientos a poder hacer frente a sus primeras gestiones, porque de lo contrario quienes pagarían las consecuencias de estas malas administraciones, serían los ciudadanos.

Barbosa anunció, por ejemplo, para Puebla capital, un programa de apoyo para bacheo por cerca de 50 millones de pesos, mismos que aplicará su administración para cumplirles a los ciudadanos de la capital.

Lo que sí, es que el gobernador fue enfático en señalar que los nuevos ediles, deben de interponer las denuncias penales correspondientes, en contra de quien resulte responsable, si es que se incurrieron en anomalías y se abusó de la confianza de los ciudadanos.

La situación de las nuevas administraciones municipales, las cuales entraron en funciones el pasado 15 de octubre, es en muchos casos critica, sin embargo, habrá que ver de qué manera actúan las nuevas autoridades, ante sus antecesores y si finalmente se interpondrán o no las denuncias penales correspondientes.

Desgraciadamente, son muy pocos los presidentes municipales que al término de su gestión, son procesados por el manejo de los recursos públicos que tuvieron a su cargo, a pesar de que la Auditoría Superior del Congreso del Estado, antes Órgano Superior de Fiscalización, hayan interpuesto las denuncias correspondientes.

El gobernador Barbosa ha decidido ayudar a algunos ayuntamientos para que estos comiencen a cumplir con los compromisos adquiridos durante la campaña, no obstante, la mayoría de ellos, además, tendrán que recurrir al endeudamiento.

Al menos cuentan con el apoyo del mandatario estatal para poder hacer frente a los compromisos más apremiantes, como el pago de nómina y también el de aguinaldos.

Ojalá en los casos en donde hubo saqueo por parte de las anteriores autoridades, exista un castigo y no se dejen las cosas, así como así, ya que la impunidad, es lo que francamente tiene cansada a la sociedad.

El Big Brother de La Vista. Entre los vecinos del exclusivo fraccionamiento, La Vista Country Club, uno de los más exclusivos de Puebla, existe gran molestia de manera justificada, porque de alguna forma, las cámaras de seguridad de este lugar, ya no solo cumplen con la función de velar por el bien de quienes viven en este lugar.

Las cámaras de seguridad y el propio equipo que trabaja dentro de La Vista, al parecer también son utilizados para espiar a quienes viven en este lugar y eso ya tiene muy molestos a varios de los vecinos de este exclusivo sitio entre los que se encuentran connotados políticos y empresarios poblanos, cuyas vidas, después son ventiladas en los medios de comunicación.

Los habitantes de este exclusivo lugar ya se preguntan, ¿quién utiliza el sistema de seguridad, como sistema también de espionaje? y también se preguntan ¿quién es la misteriosa mano, que hace llegar a un medio en especial, todo lo que ocurre en este lugar?

Por supuesto, ya hay sospechas de quien es el Pepe Grillo que se encarga de filtrar y también por órdenes de quién.

Entre diversos condóminos ya hay molestia, porque se sabe de manera frecuente, quienes se reúnen en este lugar con hora y lugar precisos, por lo que se ha perdido la intimidad de quienes habitan en La Vista.

El acarreo de Genoveva Huerta. Al más puro y autentico estilo del PRI, cuyo ADN se incrusto en el PAN, a través del mentor de Genoveva Huerta, Rafael Moreno Valle, la aspirante a la dirigencia estatal del PAN, recurrió al acarreo para llevar al que alguna vez fuera santuario del marinismo, el vetusto Salón Country.

Huerta Villegas utilizó camiones del servicio público de la Ruta 9 para trasladar a la gente al salón ubicado en la colonia san Manuel, el cual, según la aspirante panista, contó con la presencia, de más de mil personas, muchas de las cuales, no eran militantes del albiazul, según se presume.

Lo cierto es que la aspirante a dirigir al PAN en Puebla basa sus aspiraciones, en una de las viejas formas que más criticaba antes al albiazul, el acarreo de personas, como si fueran “borreguitos” o como los bautizará el quintacolumnista Mario Alberto Mejía, “búfalos”.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Katia Fernández

La guerra de los Rivera

Inevitablemente todo parece indicar que habrá guerra entre el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez y su antecesora en el cargo, la ex edil Claudia Rivera Vivanco.

Lo que parecía ser una “luna de miel” entre ambos personajes, durante el periodo de entrega-recepción, terminó de manera abrupta el día de ayer, cuando de manera intempestiva, el alcalde capitalino, salió a acusar a su antecesora de haberle mentido a los ciudadanos.

Rivera Pérez argumentó que su antecesora le había manejado unas cifras de recursos durante la entrega-recepción, los cuales no cuadran con la realidad, ya que el ayuntamiento presenta un déficit por más de 21 millones de pesos, sin contar los diferentes pleitos legales que dejo pendiente la pasada administración, los cuales están por cumplirse en donde está en litigio una cantidad cercana a los 218 millones de pesos.

El presidente municipal no precisó si iniciará acciones legales en contra de la ex alcaldesa capitalina o en contra de su tesorero, lo cual, deja una sensación de incertidumbre, en torno a que, si se trata solo de denuncias mediáticas o en realidad se va a castigar los excesos, si es que en realidad hubiera incurrido en ellos la pasada administración.

Y es que, desde mi punto de vista, para que el asunto no quede simplemente en el plano mediático era necesario que el alcalde capitalino instruyera a la Síndico municipal, Lupita Arrubarrena, el inicio de sendas denuncias en contra de quien resulte responsable de los delitos que pudieran ser imputados.

El propio Eduardo Rivera sabe que hacer señalamientos sin sustento pueden terminar por convertir en victima al acusado y lo sabe porque él en su primer periodo al frente de los destinos de la ciudad, fue señalado en su momento en forma por demás injusta por el fallecido Rafael Moreno Valle, quien acusó a Lalo de no comprobar recursos dentro de sus cuentas públicas.

Rivera Pérez debe de recordar que las imputaciones se deben de demostrar, ya que en caso contrario podrían convertir a la ex presidenta municipal, Claudia Rivera en víctima y catapultarla políticamente hablando, hacia otros puestos de elección popular.

En fin, el tema principal es que estalló la guerra entre los Rivera y ya veremos quien resulta ganador, luego de los señalamientos en contra de la ex presidenta municipal de Puebla.

Este es seguramente el primer round de muchos otros que seguirán entre ambos personajes, los cuales tienen puesta su mirada en el 2024.

El colapso del sistema de salud en México. Lejos, muy lejos quedó la promesa del presidente López de afirmar que el Sistema de Salud de nuestro país sería como el de Suiza, gracias al mal llamado Instituto para la Salud y el Bienestar, el mal llamado Insabi.

El dichoso Insabi sustituyó lo que en su momento se conoció como el Seguro Popular, una prestación para todas aquellas personas, que no contaban con la cobertura médica de instituciones como el IMSS, el ISSSTE u otros sistemas de seguridad social, el cual abolió el presidente, debido a que según él todo era corrupción en la operación de este sistema.

El Insabi entró en operaciones el pasado 1 de enero del 2020 y hasta la fecha es un hecho que no sirve absolutamente para nada, es inoperante, no ayuda en nada a la población, la cual padece por falta de medicamento y ya ni se diga si se trata de intervenciones quirúrgicas mayores o de enfermedades como cáncer o insuficiencia renal, en donde muchas de las veces los han dejado sin sus reactivos a los pacientes.

La presencia del Covid-19 en el mundo y su impacto en México, sin duda, desnudó las carencias, del tan cacareado sistema de seguridad social, implementado por la administración “pejista”, pues la gente de escasos recursos, resultó ser la más afectada ante l presencia de este extraño virus y sus consecuencias.

El colapso del Sistema de Salud se dio con el cambio de reglas que no estuvieron bien estructuradas en 2019, y fueron golpeadas por el Covid-19.

Pero el cambio de estrategia en licitaciones para la compra de medicamentos, distribución y almacenamiento, de forma tan abrupta y sin tener un acuerdo previo con toda la cadena productiva, fue caótico desde finales del año pasado. Y aún no termina de definirse. Una de las causas del hoy desabasto.

Que había irregularidades y corrupción, seguro que sí, pero hay que recordar que los medicamentos llevan un proceso, tiempo y en muchos casos un tratamiento muy complejo para su llegada a hospitales. Y este proceso solo algunos podían realizarlo, por su capacidad, infraestructura y especialidad. Tema que todavía causa estragos.

Ajustes que han llevado a que Hacienda y la Secretaría de Salud, no concluyan los pedidos de varias fórmulas, como es el caso de las vacunas para atender el papiloma humano o reactivos necesarios para atender a los enfermos de cáncer que requieren de sus quimioterapias.

A ello se suma la cancelación de presupuestos por demás importantes. Qué decir del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos equivalente a 70 mil millones de pesos, a través del cual se compraban medicamentos oncológicos, retrovirales y muchos más, de los cuales, hoy se tiene escasez.

Además de ampliar y no recortar el presupuesto en Salud, porque el efecto colateral en estos momentos está siendo las casi un millón de consultas diarias que recibe el sistema de salud pública, y de las cuales entre 1 y 2 por ciento son de especialidades; un 15 por ciento de segundo nivel y el resto de primer nivel, que en su mayoría se están dejando de atender, o en el peor de los casos ni se contemplan.

El Sistema de Salud de nuestro país está totalmente colapsado y es un hecho que es peor que antes. Un síntoma por demás representativo de los que han sido estos gobiernos emanados de la mal llamada cuarta transformación.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

La abierta campaña de Morena

De verdad que Morena ha resultado ser la versión corregida y aumentada de lo que antes fue el PRI.

Las mañas del viejo partido político han sido perfeccionadas por los integrantes de este instituto, quienes han encontrado los pretextos perfectos para poderse mantener en campaña permanente, ante la mirada pasiva del INE y, también, en el caso de Puebla del Instituto Estatal Electoral, quienes nada más hacen como que no ven.

Y es que, los morenistas han aprovechado el pretexto de la reforma eléctrica para realizar “asambleas informativas”, para convocar a la gente y realizar abierto proselitismo a su favor y también a favor de su partido político.

Otro pretexto que también han utilizado los morenistas es el de la famosa revocación de mandato, bajo esta “causa” también organizan asambleas informativas y reclutan a gente afín a su partido, para reforzar su estructura partidista, lo cual es abierto proselitismo.

Por si fuera poco, utilizan el pretexto de la conformación de la nueva estructura electoral de Morena para disfrazar sus reuniones de abierto proselitismo, lo cual es contrario a la ley, ya que deja en clara desventaja al resto de las fuerzas políticas.

Y es aquí en donde uno se pregunta ¿dónde está el INE y el IEE, en el caso de Puebla? Uno de los principios que deben de velar los órganos electorales es el de la equidad, pero este tipo de reuniones a las cuales convoca Morena, sin duda dejan en desventaja, reitero, al resto de las fuerzas políticas, en el país y en el estado.

Es muy común ver en este tipo de reuniones a los diferentes aspirantes de Morena rumbo al 2024, como Alejandro Armenta, Ignacio Mier, Claudia Rivera y ahora incluso a Gabriel Biestro, quienes se escudan en que realizan alguna de estas tres actividades.

Sin duda, lo que no está prohibido está permitido, pero también es cierto, que, ante la pasividad de las autoridades electorales, la gente de Morena, ha encontrado la forma perfecta de hacer campaña de manera permanente y para eso si hay que decirlo, han salido muy buenos.

También es cierto que la oposición, no parece reaccionar y en el pecado van a llevar la penitencia, porque van a entrar a la competencia en el 2022, 2023 y 2024, en franca desventaja y con un ambiente favorable para el partido del presidente de la República.

Si a todo esto se le suma el hecho de que desde que tomó el poder en el 2018, el presidente López se ha mantenido en campaña permanente, esto explica el por qué Morena, se mantiene como la fuerza hegemónica en el país, a pesar de los pésimos resultados de su administración.

Sin duda, Morena es un caso digno de analizarse ya que sin ser un partido político como tal, sin contar con una estructura real como en su momento si la tuvo el PRI y con una diversidad de corrientes, que solo tienen en común el simpatizar con el presidente López y su caudillaje, se mantienen como la principal fuerzas política del país y con el control ya de 19 entidades federativas.

Karina hereda problemas. Ni duda cabe, la administración de Fabiola Karina Pérez Popoca ha sido una de las más desastrosas en la historia de san Andrés Cholula y ahora amenaza con afectar el trabajo que busca realizar Edmundo Tlatehui.

Resulta que Pérez Popoca entró en conflicto con los trabajadores de la comuna, los cuales se inconformaron antes de que terminará su gestión ante las autoridades laborales.

Como resultado de esto, el sindicato de trabajadores del ayuntamiento de San Andrés tiene emplazada a la huelga a la actual administración municipal, misma que puede estallar el próximo día 22 a partir de las nueve de la mañana.

Por supuesto, que no solo es el hecho de que Pérez violentó el contrato colectivo de los trabajadores, sino que también ahora se sospecha que se encuentra detrás del movimiento, para tratar de desestabilizar a la administración de Mundo.

Vaya que los nuevos alcaldes en funciones van a tener que batallar con la destrucción de las administraciones públicas, que dejaron como herencia, las gestiones de los alcaldes morenistas en todos los ayuntamientos de la zona conurbada.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

Acción Nacional se juega el 2024

El próximo domingo 14 de noviembre, Acción Nacional se juega algo más que la dirigencia estatal de este partido, lo que realmente estará en la mesa son las posibilidades de que este partido le pueda competir por la gubernatura de Puebla a Morena.

Esto sin duda no es cualquier cosa y al parecer así lo han entendido cada uno de los dos bandos, quienes se han dado con todo en la campaña interna, dejando incluso muy mal parado a este partido político en su imagen ante la sociedad.

Lo que realmente se jugarán el bando morenovallista y el bando de los panistas tradicionales es el hecho de cuál de los dos grupos en pugna va a designar candidatos para la próxima elección y, sobre todo, quien se quedará con la candidatura a la gubernatura, este último punto el más importante sin duda.

De aquí que, incluso, manos externas a Acción Nacional ya hayan tomado cartas en el asunto, como el coordinador de los diputados federales de Morena, Ignacio Mier Velasco, quien signó un pacto con la aspirante, Genoveva Huerta Villegas, con el fin de descarrilar a Eduardo Rivera Pérez, en la lucha por la gubernatura en el 2024.

Mier sabe perfectamente que si Genoveva Huerta gana la elección interna de Acción Nacional, el actual edil capitalino, Eduardo Rivera Pérez, tendrá muy pocas posibilidades de ser el candidato del albiazul a la gubernatura de Puebla.

Es muy claro, si Genoveva Huerta se queda con la dirigencia estatal del PAN, le va a cerrar las puertas a Eduardo Rivera para poder aspirar a la gubernatura, aunque con esto cancele también cualquier posibilidad de que su partido pueda recuperar Casa Aguayo.

Acción Nacional en Puebla no tiene ningún aspirante con el cual le pueda pelear a Morena, que no sea Eduardo Rivera Pérez, ni el diputado federal, Humberto Aguilar, ni a la propia Genoveva les alcanza para poder pelear con Nacho Mier, Alejandro Armenta; incluso, hasta la propia ex presidenta municipal, Claudia Rivera.

Está por demás decir, que incluso la propia alianza PAN-PRI y PRD estaría en riesgo de concretarse en el 2018, debido a que tanto el tricolor como el partido del sol azteca, solo tienen posibilidad de competir en el 2024, si Eduardo Rivera es el candidato.

Así pues, lo que realmente se van a jugar tanto el bando de Genoveva Huerta como el grupo de Eduardo Rivera, son sus posibilidades reales de cada uno, de poder ir al 2024 con posibilidades de poder competir en vez de solo participar.

Y es que, a Genoveva Huerta por ahí alguien le vendió la idea de convertirse en la candidata de Acción Nacional a la gubernatura, según porque cuenta con el visto bueno del dirigente nacional del albiazul, Marko Cortés.

Huerta Villegas sueña pues, no solo en mantener la dirigencia estatal del PAN; sino también en convertirse en la candidata a la gubernatura, motivada según, por la amistad con Cortés, pero también por el tema de género.

Es un hecho de que, si Genoveva Huerta gana y se convierte en la candidata de Acción Nacional a la gubernatura, el PAN cancela cualquier posibilidad de poder ganar en el 2024 y por supuesto le abriría a Morena las llaves de Casa Aguayo.

Por eso es tan importante la próxima contienda electoral que vivirá este partido en Puebla.

En este proceso se definirá la viabilidad de que continué existiendo oposición en Puebla o en caso contrario, habrá que prepararse para que Morena prevalezca en la entidad y sean sus pequeños grupos, los que se disputen el poder en la entidad.

Se dobla Marko Cortés. De pena ajena el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, quien fue grabado hace unos días, durante una reunión sostenida con líderes de su partido, reconociendo que nada tiene que hacer Acción Nacional en las contiendas electorales que habrá el próximo año en seis entidades del país (Durango, Tamaulipas, Oaxaca, Hidalgo, Quintana Roo y Aguascalientes), salvo en el estado Hidrocálido.

Cortés no mintió, poco puede hacer el PAN, aun aliado con el PRI y el PRD en Durango, Tamaulipas, Quintana Roo y Oaxaca) porque en Hidalgo si tienen posibilidades y por supuesto en Aguascalientes, pero debió de haber dicho lo contrario para alentar a su militancia.

Con esa clase de líder, me queda claro que la oposición está dispuesta a claudicar y entrega todo a Morena de aquí en 2024.
Me queda claro que a Cortés le quedaron muy grandes los zapatos de ser el principal representante de la oposición en México.

Camarillo, aprendiz de traidor. El que se quiere estrenar como traidor, es el “títere” que Jorge Estefan Chidiac, tiene despachando como presidente estatal del PRI, el tal Néstor Camarillo.

Resulta que hace unos días, Camarillo se reunió con un grupo de reporteros de la fuente, para platicarles, sus “planes a futuro”.

Al calor de las copas, el “títere” de Estefan le confesó a este grupo de reporteros que, en la contienda por la dirigencia estatal del PAN, él tiene prendidas sus velas con los dos grupos y ya con varios tragos encima, hasta afirmó que según, ha apoyado a los dos bandos con la finalidad de quedar bien con el que gane.

El tal Camarillo, ya ebrio, afirmó que con Genoveva Huerta ya signó un pacto para que, en caso de ganar la panista, ella se convierta en la candidata del albiazul a Casa Aguayo y él sería el candidato del tricolor a la presidencia municipal de Puebla.

Cuentan que los pobres reporteros que lo escuchaban solo alcanzaron a decir, ¡Maldito alcohol!

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

La geopolítica poblana actual

La geopolítica poblana cambió de una década a otra, esto provocado principalmente por la caída del PRI en el 2010 (perdieron la gubernatura) y luego, debido a la muerte de Rafael Moren Valle y Martha Erika Alonso, acaecidos en un accidente aéreo el 24 de diciembre de 2018.

Puebla, sin duda, es una muestra del referente nacional, en donde dos fuerzas se disputan la hegemonía, Morena gobierna en la figura de Miguel Barbosa, mientras que Acción Nacional, después del 6 de junio, mantiene el control de los principales centros urbanos (zona conurbada), la cual equivale a poco más del 35 por ciento del padrón electoral de la entidad.

El pasado proceso dejó muy en claro la situación política de Puebla, Acción Nacional, de la mano del PRI y el PRD, se posicionó como la principal fuerza opositora en la entidad a nivel local, pero en el ámbito federal, quedó en claro que el tricolor de Alejandro “Amlito” Moreno, Jorge Estefan y Néstor Camarillo, el “títere”, que da la cara como dizque dirigente estatal del PRI, traicionaron y se dejaron perder en todos los distritos en donde siglaron candidatos.

El “pacto” no pudo haber sido mejor, el gobernador Barbosa ganó todo lo que quiso ganar y perdió en donde quiso perder, además de que le entregó buenas cuentas al presidente López al entregarle al menos 11 de los 15 distritos federales que estuvieron en juego.

Queda muy claro pues que la lucha en Puebla se centra entre dos fuerzas políticas, como también ocurre en casi todo el país, Morena, reforzada por un alto número de priistas que se ha pasado a las filas de este partido político y Acción Nacional, en donde se vive una guerra interna de alta intensidad.

El resto de las fuerzas políticas de la entidad, el PRI, el PT, el Verde y Convergencia, además de los partidos políticos de corte estatal, como Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla, son solo comparsas de los dos grandes entes que se disputan la hegemonía en el estado, a través de los diferentes pactos que establecen con los partidos satélites.

Tanto Morena como Acción Nacional viven sendas fracturas provocadas por el surgimiento de grupos o corrientes al interior de estas mismas fuerzas políticas, producto de la llegada de actores externos a los movimientos originales tanto del partido guinda como del albiazul.

Morena fue infiltrada por los grupos del PRI y la mejor muestra es que dos ex priistas son quienes encabezan las preferencias dentro de este instituto político en la entidad, para hacerse de la candidatura a la gubernatura en el aún lejano, pero ya no tanto 2024.

Ignacio Mier Velasco, ex dirigente estatal del PRI en la era de Manuel Bartlett Díaz y ex secretario general en la administración del priista, Enrique Doger Guerrero, se disputa con su primo, el también ex dirigente estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, la candidatura a la gubernatura, en una guerra por demás adelantada.

El gobernador Miguel Barbosa, al parecer, no tiene candidato para sucederlo, ni tampoco parece estar interesado en tenerlo, tal vez por el hecho de saber que es muy difícil tratar de dejar sucesor, como así se ha dejado ver en la historia contemporánea de Puebla.

No obstante, el mandatario estatal se ha dado a la tarea de conformar una nueva clase política como así lo he señalado en este mismo espacio, integrada ahora, por personajes como el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez, el líder del Congreso local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, el presidenta de la comisión de gobernación, Mónica Silva, la presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva de la legislatura local, Nora Merino Escamilla, la secretaría de Economía, Olivia Salomón, a la cual no hay que perder de vista y el ex diputado Gabriel Biestro.

Mucho muy rezagada en esta pelea se encuentra, la ex presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera, la cual no atraviesa precisamente por su mejor momento, pero a la cual se le pueden alinear los astros por dos hechos, el tema de género y la cercanía con la posible candidata de Morena a la presidencia de la República, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, su tocaya Claudia Sheinbaum.

Claudia, pero sobre todo su mamá Eloísa Vivanco ha logrado construir a través de Bertha Luján y Citlalic Hernández, una muy buena relación con la jefa de gobierno de la CDMX, la cual no hay que perder de vista.

Por su parte, en el Partido Acción Nacional se libra una guerra a muerte, por el control de este partido entre la actual dirigente que busca la reelección, Genoveva Huerta Villegas y el edil capitalino, Eduardo Rivera Pérez.

Ambos personajes están a punto de mandar al exterminio a este partido político y por supuesto de extinguir las pocas o muchas posibilidades que podrían tener de recuperar la gubernatura para Acción Nacional en el 2024, aunque este por supuesto, deberá de ser tema de otra columna.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Huachigaseo, una “bomba de tiempo”

Si bien es cierto, en Puebla se logró frenar el robo de gasolina, también lo es que los grupos delictivos cambiaron de giro hacia una actividad igual de peligrosa, el hurto de gas, lo que representa una auténtica “bomba de tiempo” para las localidades cercanas a los ductos que transportan el energético.

Tradicionalmente el norte de la ciudad de Puebla es la zona de mayor riesgo para la población que habita en este lugar, ya que por su territorio corre la red más importante de transporte de combustible en el estado, mismo que surte del energético a la zona industrial de la ciudad, el cual también se distribuye a las vecinas entidades.

Desde hace tiempo lo hemos advertido, la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, enclavada al norte de la ciudad, muy cerca de la autopista México-Puebla y también de la central de abasto de la ciudad, representa ya, un “foco rojo” en materia de seguridad, por todo lo que se mueve en este sitio.

No es por estigmatizar a esta junta auxiliar de Puebla, pero sus peculiaridades, desde hace tiempo, debieron de haber llamado la atención de las autoridades, las cuales literalmente, han abandonado a los ciudadanos a su suerte.

San Pablo Xochimehuacán se ha convertido en una zona sumamente conflictiva, en donde no solo se da el robo de combustible, sino también, la venta de droga, el tráfico de indocumentados, el robo de trenes y la explotación sexual.

De todas estas actividades ilícitas, sin duda, el robo de combustible es la que representa el mayor riesgo para la población y el pasado domingo así quedó desafortunadamente comprobado, luego de que una explosión de un ducto de gas, sembrara el terror en la zona.

La madrugada del domingo, una fuerte explosión sacudió a esta junta auxiliar de Puebla capital, la cual ya había sufrido una fuerte advertencia, el pasado 12 de diciembre del 2018, cuando más de mil 200 familias, tuvieron que ser desalojadas de la colonia de Villa Frontera y de la central de abasto, luego de que se detectó a tiempo y se controló una impresionante fuga de gas.

El robo de combustible es una actividad ilícita que representa una verdadera “bomba de tiempo” para las poblaciones, cercanas a las instalaciones de Pemex, mismas que trasladan el energético a través de la red de ductos que se extiende por toda la zona y que corre paralela a la autopista México-Puebla y se extiende también hacia la Puebla- Orizaba.

Todas las poblaciones que se encuentran cercanas a esta región viven literalmente en una plegaria, debido al robo de hidrocarburos, lo que representa un verdadero peligro para quienes habitan en estos lugares, debido a la proliferación del robo de gasolina y gas.

Afortunadamente, las autoridades, tanto el gobernador Barbosa, como el presidente municipal, Eduardo Rivera, actuaron de manera oportuna e inmediata, para evitar una tragedia que pudo haber alcanzado mayores dimensiones.

Aun así, más de 55 viviendas de la zona, resultaron afectadas por la explosión. Hasta el momento se reporta solo a una persona muerta, pero hay decenas de heridos a consecuencia de esta explosión, la cual dejo a este lugar como una auténtica zona de guerra.

Es menester que las autoridades de los tres niveles de gobierno logren reforzar la vigilancia en esta zona, la cual ha sido muy lastimada por la delincuencia y que se tomen cartas en el asunto para de una vez por todas, detener a los cárteles de robo de combustible que operan en la región.

Las poblaciones cercanas a los ductos de Pemex viven sobre auténticas “bombas de tiempo”, una y otra vez se ha dicho, pero al parecer, todo mundo ignora las advertencias, hasta que ocurren tragedias, como la ocurrida el día de ayer en san Pablo Xochimehuacán.

Día de muertos, gran atractivo turístico para Zacatlán y Chignahuapan. Todo un éxito resultó para los municipios de Zacatlán y Chignahuapan este puente vacacional por el Día de Muertos, en donde miles de personas abarrotaron a estos pueblos mágicos de la sierra Norte de Puebla.

Lo que buscaban los presidentes municipales de ambas localidades, José Luis Márquez y Lorenzo Rivera, se cumplió y con creces, ya que hubo una muy importante derrama económica en ambos lugares, los cuales se habían visto muy afectados en el 2020 a causa de la pandemia.

Los prestadores de servicios de la región se pueden dar por satisfechos, por el importante número de visitantes que abarrotaron los hoteles y restaurantes de la región, la cual lució simplemente espectacular con murales de colores y alfombras con impresionantes catrinas, mientras que, en Chignahuapan la noche se vistió de luces de colores, iluminaron el cielo de la sierra norte de Puebla.

Un Atlixco, también casa llena. También el vecino municipio de Atlixco se vio repleto de visitantes para beneplácito de hoteleros y restauranteros, quienes no se dieron abasto durante este fin de semana.

La presidenta municipal de este lugar, Ariadna Ayala, comienza dar resultados, para beneplácito de los habitantes de este paradisiaco lugar.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

¿Hacia dónde va a jalar el PRI?

Esta es sin duda una pregunta muy interesante, rumbo al 2024 y es que, aunque aún falta mucho tiempo, el tricolor va a ser el fiel de la balanza en el juego de poder que ya se vive en Puebla.

Actualmente, tres personajes sueñan suceder a Miguel Barbosa. Se disputan lo poco que queda de la estructura del tricolor en el estado, la cual representa 7 puntos porcentuales, vitales para el futuro.

Los tres personajes que se disputan el manejo de la estructura priista son: Eduardo Rivera Pérez, actual presidente municipal de Puebla, Alejandro Armenta Mier, senador de la República, e Ignacio Mier Velasco, coordinador de los diputados federales de Morena en San Lázaro.

De estos tres personajes, Eduardo Rivera y Alejandro Armenta están más avanzados que Mier, quien ya inicio a través de Enrique Doger, el tratar de colocarse en las preferencias de los priistas, pero inicialmente busca dividir y fragmentar a esta fuerza para que rompa sus lazos con el alcalde capitalino.

El actual edil capitalino, Eduardo Rivera Pérez, mantiene una muy buena relación con la dirigencia estatal del PRI, encabezada por el diputado local, Jorge Estefan Chidiac, quien tiene en su “títere”, Néstor Camarillo, a un personaje dócil y con buen entendimiento con el panista, con el cual trabajaron muy bien en la pasada contienda electoral del 6 de junio.

Eduardo y Jorge ya traen incluso acuerdos a futuro, avalados por dos piezas del “peso completo” en el tricolor, el senador Miguel Ángel Osorio Chong y el “padrino” de Estefan, Emilio Gamboa Patrón, conocido en el bajo mundo como “el tío Gamboín”.

El panista y el priista acordaron que si Eduardo encabeza la coalición PAN-PRI y PRD en el 2024 a la gubernatura, entonces Estefan estará al frente de la fórmula al Senado de la República, algo de lo poco que le falta a Estefan en su brillante carrera política.

Pero si de penetración en la base del tricolor hablamos, no hay otro personaje mejor posicionado que el senador de la República, Alejandro Armenta Mier, el favorito dentro de la base priista en los 217 municipios de la entidad.

No hay pueblo o localidad en el estado en donde Armenta no tenga contacto con los priistas de este lugar, merced a los años en que se desempeñó como director del DIF con Mario Marín Torres, presidente estatal de este partido y coordinador de la campaña de Blanca Alcalá a la gubernatura en el 2018.

De hecho, gran parte de la estructura con la que Armenta se mueve en el estado, es aún priista, pero sirve a los intereses de Morena en la entidad, algunos de ellos formaron parte de la gente que apoyo a su compadre, el ex candidato a la gubernatura por el PRI; Javier López Zavala, quien se ha mantenido hasta el momento al margen de los movimientos de quien fuera su segundo de abordo en el 2010.

Alejandro es el único que tiene una estructura propia de los tres que aspiran a suceder al gobernador Barbosa, aunque quien sabe si le alcance para poder ser el candidato de Morena en el 2024.

Por su parte, Ignacio Mier Velasco ha comenzado a tener acercamientos con la estructura del tricolor, a través de Enrique Doger Guerrero, su amigo y socio.

Doger ya tiene muchos años dentro del PRI, pero no cuenta con una estructura real dentro del tricolor que le permita apoyar a Mier, desde este partido, aunque estuvo en un tiempo ligado al poderoso grupo de Manlio Fabio Beltrones, “don Beltrone”.

La verdadera intención de Doger es dinamitar los puentes entre Eduardo Rivera y Jorge Estefan Chidiac, para destruir una posible alianza PAN y PRI en el 2024, restando con ello oportunidad al panista para buscar la gubernatura dentro de tres años.

Lo que Doger hace al interior del PRI, también lo hace ya la aspirante a la dirigencia estatal del PAN, Genoveva Huerta, quien ha establecido una alianza con Ignacio Mier, para tratar de frenar a Eduardo Rivera, primero en su papel como alcalde capitalino y luego como aspirante a la candidatura del albiazul en el 2024.

El ajedrez político rumbo al 2024 se mueve de forma muy interesante y cada uno de los participantes, mueve ya sus piezas para contrarrestar a sus adversarios.

Lo dicho, ayuntamientos quebrados. Tal y como lo señale al inicio de esta semana, la situación de muchos ayuntamientos de Puebla era realmente angustiante, ya que los anteriores ediles los habían dejado, literalmente en quiebra.

Y puse como uno de los ejemplos, el ayuntamiento de San Pedro Cholula, en donde el ex presidente municipal, Luis Alberto Arriaga, arrasó con todo y dejo todavía una deuda de 58 millones de pesos con constructores y proveedores.

Anuncie que, ante esta situación, el ayuntamiento que encabeza ahora la panista, Paola Angón, iba a tener que recurrir al endeudamiento y esto ya ocurrió.

Ayer, el Cabildo de San Pedro facultó a la alcaldesa Angón a adquirir deuda por un total de 31 millones de pesos, para poder solventar sus primeros gastos.

Esperemos que la situación no solo quede en que Angón tenga que adquirir la deuda y deje sin aclarar el destino de los recursos que manejo en su momento, Arriaga Lila.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Por la seguridad de los poblanos

Una muy importante reunión sostuvo ayer el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, con el general, Luis Rodríguez Bucio, comandante general de la Guardia Nacional, con la finalidad de reforzar la presencia de este cuerpo en Puebla.

Rivera Pérez está cumpliendo con su palabra de tocar todas las puertas que vaya a tener que tocar, para poder hacer frente a los problemas que azotan a la Angelópolis.

La reunión se llevó a cabo en el marco de colaboración que la administración de Rivera Pérez ha establecido con el mandatario estatal, Miguel Barbosa, y con todos los niveles de gobierno, para tratar de mejorar el tema de la seguridad pública en Puebla.

Rivera ha aprovechado la excelente relación que tiene con el mandatario para obtener su apoyo en el combate a la inseguridad y ahora, en el marco de esa misma colaboración con quien toma las decisiones en el estado, se reunió con el general Bucio para, como lo ya lo mencioné, fortalecer la presencia de la guardia nacional en Puebla capital.

El esfuerzo coordinado del gobierno federal, el estatal y de los municipios de la zona conurbada, sin lugar a dudas, dará sus frutos en materia de combate a la inseguridad y reducir el índice delictivo en la franja metropolitana.

Legalidad e institucionalidad. Y ya que hablamos del tema del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, el edil capitalino, ha sido muy claro en la relación laboral con el sindicato que encabeza Gonzalo Juárez Méndez, así como con las otras expresiones que han surgido en los últimos días.

En este sentido, el presidente municipal ha señalado, una y otra vez, que no cederá a presiones, ni mucho a menos a chantajes, lo cual quedó demostrado con la detención de los 19 trabajadores implicados en el robo y vandalismo a las instalaciones del sindicato del ayuntamiento de Puebla, los cuales han quedado sujetos a proceso.

Y es que, el alcalde capitalino no tiene favoritismo hacia ninguna de las corrientes que interactúan al interior de su administración, pero si tiene muy claro que su actuar es dentro del marco de la legalidad y la institucionalidad, Ni más ni menos.

Si algo ha caracterizado a Eduardo Rivera Pérez en su actuar político es que es un hombre abierto al diálogo y a la negociación, pero jamás cederá ante chantajes y mucho menos a presiones. Ojalá a muchos actores les quede claro.

Que Reviva Puebla, de la mano de Barbosa y Salomón. Un pilar para la reactivación económica de la entidad que busca el gobernador Barbosa para el 2022 es, sin duda, su titular del área, la dinámica Olivia Salomón Vivaldo.

No me equivocó al señalar que Salomón es la mejor funcionaria de esta administración. Los resultados hablan por sí mismos, Olivia logró la semana pasada amarrar una inversión por parte de Pepsico para su centro logístico de Puebla, por más de mil 700 millones de pesos, lo que generará 300 empleos con paridad de género.

La inversión se ubicará en la zona de Huejotzingo y sin duda representa la punta de lanza del programa, que “Reviva Puebla” del gobernador Miguel Barbosa, quien quiere un 2022, mucho mejor que el 2021 y el 2020, cuando la pandemia frenó muchos proyectos de inversión.

Ya también, la semana pasada, el mandatario estatal sostuvo reuniones con representantes de la cooperativa Cruz Azul, que además de abordar el tema e las inversiones, tuvo que ver como lo explicó Pepe Hanan en su columna, En Línea Deportiva, con el tema del futbol, en donde habría la posibilidad de que el equipo de primera división de la Liga MX, pudiera trasladar sus actividades a Puebla.

También en esta semana el gobernador Barbosa sostuvo una reunión con el embajador de Suiza en México, Erik Mayoraz, ya que empresarios del país helvético exploran la posibilidad de asentarse en Puebla.

Este mismo día, el mandatario estatal sostendrá un encuentro con el Embajador de la Rusia en México, Viktor Koronelli, quien estará en Puebla para inaugurar las oficinas del consulado de la Federación Rusa, las cuales se ubicarán en la zona de Angelópolis.

Todo esto es en gran parte, mérito del enorme trabajo desarrollado por la dinámica, Olivia Salomón, quien no se cansa de buscar inversiones para Puebla, entidad que fue una de las afectadas, tras el confinamiento a causa de la pandemia.

Excelente propuesta del maestro Pacheco. Con la elocuencia que le caracteriza, el maestro Guillermo Pacheco Pulido tuvo a bien el escribir un texto en donde se pronuncia a favor de que el escritor poblano, Pedro Ángel Palou García, pudiera ser galardonado por la academia de Estocolmo, como premio Nobel de Literatura.

El ex gobernador de Puebla argumenta acertadamente que: “Palou García ya tiene todos los méritos el premio Nobel de Literatura y lo repito en serio y con todo sentido de respeto y responsabilidad y fundamento público”.

Además, Pacheco agrega: “Su vida personal, intelectual es de plena honestidad, de amplio sentido ético, de moral intachable, con estudios lingüísticos, estudios de la literatura hispánica, académico, universitario, investigador, editor, promotor cultural, maestro en las ciencias del lenguaje, doctor en Ciencias Sociales, secretario de Cultura, rector de la UDLAP a la que elevó en su proyección nacional e internacional, actualmente se encuentra en los Estados Unidos de Norteamérica, desarrollando su actividad profesional en la catedra literaria”.

Ni duda cabe, que el maestro Pacheco tiene toda la razón del mundo, Palou tiene todos los merecimientos y que honroso debe ser recibir estas palabras de un personaje como el ex gobernador de Puebla, el cual es un político de todos los tiempos.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Respuestas a las preguntas incómodas

El pasado viernes lance una serie de preguntas incómodas a todos aquellos que hoy lucran con la memoria de la ex gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, fallecida el pasado 24 de diciembre de 2018, en un accidente aéreo junto con su esposo, el ex gobernador y senador de la República, Rafael Moreno Valle Rosas.

La primera pregunta que les lance a todos y todas los que hoy lucran con la imagen de Martha Erika Alonso, ciertamente una gran mujer y un personaje de gran calidad humana, fue. ¿En dónde estaban el 25 de diciembre del 2018, un día después de la muerte de Martha?

La respuesta es: la mayoría de ellos estaban escondidos y muertos de miedo, tan es así que dejaron que Eukid Castañón, hoy preso en el penal de Tepexi de Rodríguez, Max Cortázar, Jesús Rodríguez Almeida, Jorge Aguilar y el líder nacional del albiazul, el blandengue de Marko Cortés, decidieran el fututo de Puebla y del morenovallismo, poniéndolo en manos de Jesús Rodríguez Almeida, quien actuó como gobernador de manera interina. La reunión se llevó a cabo en Casa Puebla y ahí se selló el futuro de lo que Rafael y Martha habían construido.

Estos actores, excluyeron de la reunión al ex gobernador de Puebla, Antonio Gali, quien había acompañado a la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien regresaba a la ciudad de México, luego de haber sido despedida en medio de los gritos de “asesinos”, “asesinos”.

En consecuencia, Gali optó por romper con lo que había quedado del morenovallismo y comenzó sus acercamientos con Fernando Manzanilla.
La segunda pregunta que les hice fue, ¿por qué permitieron que lo que Martha había ganado en las urnas, les fuera despojado meses más tarde?

La repuesta va de la mano de la primera contestación, todos los morenovallistas de primera línea estaban aterrados y prefirieron huir, sabedores de que podían venir terribles represalias en su contra.

Luis Banck, el candidato ideal para ocupar el interinato, se suicidó el 25 de diciembre, por el discurso dirigido durante los funerales de Martha y Rafael, en donde culpó al gobierno federal de la muerte de ambos personajes.

Las decisiones en ese momento aciago recayeron en manos de Genoveva Huerta y del entonces coordinador de los diputados locales del PAN, Marcelo García Almaguer, quienes decidieron entregar la plaza.

La decisión de impulsar como su carta a Jesús Rodríguez Almeida para el interinato, sabedor de que no cumplía con los requisitos, solo fue una medida para tratar de cubrir las apariencias. Ya habían negociado con Fernando Manzanilla entregar la gubernatura.

Por su parte, Gali, distanciado de los morenovallistas, también entró en negociación impulsando a Gerardo Islas como su carta, algo realmente de risa, de esa forma le abrieron la puerta a Guillermo Pacheco Pulido, basta recordar que en la sesión de Congreso en donde Pacheco fue ungido como gobernador interino, hasta los panistas que hoy se rasgan las vestiduras con el recuerdo de Martha, votaron por Pacheco.

La tercera pregunta fue, ¿Por qué no le reclamaron a su dirigente nacional, Marko Cortés, el hecho de que los haya abandonado en Puebla y que hubiera antepuestos sus intereses nacionales entregando la plaza que meses antes Martha y Rafael habían ganado?

La respuesta es simple, el líder nacional del albiazul, abandonó literalmente a la militancia poblana a su suerte.

Tras la muerte de Martha, Cortés negoció con la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el entregar la gubernatura de Puebla, a cambio de la de Baja California, la cual era simbólica para el panismo, por haber sido la primera que ganaron en la era de Carlos Salinas de Gortari, con Ernesto Ruffo Appel.

La astuta Yeidckol Polevnsky, en ese entonces dirigente nacional de Morena, desconoció los acuerdos entre estos personajes y se quedó con Puebla y también con Baja California, esa es la verdadera historia, por eso Genoveva y Marcelo, terminaron por entregar la plaza.

La respuesta a la cuarta pregunta, ¿Por qué se aliaron con el entonces secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla, el hombre que más detestaba a Martha Erika Alonso, después de la muerte de la gobernadora?

Fernando Manzanilla se convirtió en el hombre más poderoso tras la muerte de Martha Erika Alonso.

Era el puente entre el gobernador Pacheco y su familia, con el en ese entonces ex candidato de Morena a la gubernatura Miguel Barbosa.

Manzanilla hizo hasta lo imposible por descarrilar en vida a Martha Erika, la detestaba porque descubrió que siempre fue el plan A de Rafael, quien desplazó Fernando por su esposa.

Manzanilla buscó generar su propia vía, primero dentro del PAN, pero fue expulsado por Rafael, por lo que migro a Morena y primero impulsó, a través de su amigo Julio Scherer, al ex rector de la UDLAP, Enrique Cárdenas Sánchez, para que fuera el candidato de este partido a la gubernatura y más adelante a Miguel Barbosa.

Por su parte, Martha, también detestaba a Manzanilla, porque sabía que se había aliado con los adversarios de Rafael, para descarrilar su proyecto.

El peor pecado de los que hoy se rasgan las vestiduras alegando que se respete el legado de Martha se fueron a entregar y a poner en manos de quien fuera su peor enemigo y la prueba es que Manzanilla siendo secretario de Gobernación durante el interinato y después durante los primero meses de la administración del ya gobernador Barbosa, operó el tema de la elección extraordinaria y envió a sus entonces empleados, Paco Ramos subsecretario de gobernación, Rasputín Alcántara “chalán” y Silvia Argüello a infiltrar la estructura panista.

Ahí fue donde “Rasputín” de “chalán” de Manzanilla se convirtió en el asesor “estrella” de doña Genoveva Huerta.

A la quinta pregunta, ¿Qué papel jugó la dirigencia estatal de Acción Nacional en la campaña del 2019, cuando dejaron solo a Enrique Cárdenas para que fuera derrotado por Miguel Barbosa?

La respuesta va de la mano de la respuesta a la cuarta pregunta, el panismo local estaba alineado por Fernando Manzanilla, quien le recomendó a Genoveva Huerta, dejar pasar al ex rector de la UDLAP, Enrique Cárdenas Sánchez como el candidato del albiazul a casa Puebla, sabedor de las debilidades del académico, al cual inicialmente había apoyado para ser candidato de Morena.

Manzanilla alineó también a los priistas para sumarse a través del Partido del Trabajo y el Verde al hoy gobernador Miguel Barbosa, quien ganó sin dificultades el proceso extraordinario del 2019.

¿Por qué permitieron que fuera Enrique Cárdenas un hombre sin afiliación panista el candidato, en vez de el entonces alcalde de Atlixco, el hoy “genovevista”, Guillermo Velázquez?

Igual, por ordenes de Manzanilla, quien le pidió a Huerta Villegas, dejar fuera a Velázquez, quien podías dar más batalla. El panismo bajo al ahora, expresidente municipal de Atlixco y dejo a su suerte a Enrique Cárdenas, quien también lleno de soberbia, perdió ante Miguel Barbosa.

Y para cerrar esta columna. ¿Entonces, quien ha traicionado más la memoria de la primera mujer gobernadora de Puebla?

Las líneas de un morenovallista. Un personaje cercano a Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso tuvo a bien enviarme las siguientes líneas, las cuales comparto con los lectores.

“Querido amigo, las preguntas de tu columna son un monolito que aplasta y lapida a las y los que quieren lucrar con Martha Erika, son unas basuras que solo producen asco.

Tus preguntas son certeras, pertinentes y desnudan la infamia, te felicito hay muy poca dignidad de lo que se dicen morenovallistas. Los de verdad, los que si se duelen de la ausencia están en silencio y alejados de Puebla, así las cosas. Un abrazo”

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Héctor Sánchez, Mónica Silva, Sergio Salomón y Nora Merino, las nuevas cartas del barbosismo

La semana pasada hablamos en este mismo espacio de la nueva clase política que el gobernador Barbosa, ha comenzado a formar y destacábamos a varias figuras, pero sin duda la más importantes y los personajes a seguir son cuatro: El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez, la presidenta de la comisión de Gobernación del Congreso local, Mónica Silva, el líder de la legislatura local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina y la presidenta de la comisión de Igualdad Sustantiva, Nora Merino Escamilla.

A estos cuatro personajes, dos hombre y dos mujeres, se suman dos más que vienen con el mandatario estatal ya desde hace más tiempo, Gabriel Biestro Medinilla y Olivia Salomón Vivaldo, a quien no hay que perder de vista, por los resultados que ha comenzado a darle al gobernador y porque será pieza clave en el 2022, dentro del esquema de recuperación económica para la entidad.

Estas son las seis piezas del ajedrez del gobernador de Puebla, todo ellos son su hechura y son los que cuentan con permiso para moverse y poder crecer por parte del grupo barbosista rumbo al 2024.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez, ha revitalizado al anquilosado Poder Judicial de Puebla.

El joven presidente del Poder Judicial en la entidad le ha dado una nueva dinámica a la manera de trabajar, a través de la implementación de los juicios orales para resolver conflictos en el ámbito familiar, lo cual hace más dinámico el proceso y simplifica la impartición de justicia.

Pronto, también, pondrá en marcha la impartición de justicia en el ámbito laboral, de acuerdo a las nuevas normas de nuestro país, lo cual le ha dado el pretexto perfecto para recorrer la entidad, inaugurando las nuevas Casas de Justicia en todo el estado.

Por su parte, la diputada Mónica Silva goza de una posición privilegiada desde su posición de presidenta de la comisión de gobernación, la cual le da gran juego mediático.

Su perfil es perfecto para buscar posicionarla como aspirante a la presidencia municipal de Puebla.

Mónica es inteligente, dinámica, activista a favor de los derechos de las mujeres y sobre todo reconocida en la capital y con un escaparate que le permite estar presente en las decisiones más importantes de la nueva legislatura.

Sergio Salomón Céspedes Peregrina es la quinta esencia del político, pausado, tranquilo, conciliador y sobre todo, con el olfato para saber entender los tiempos, algo que se adquiere con el tiempo, pero también con lo que se nace.

Nunca se le vera haciendo “grilla” buscando una nueva posición, pero si se le presenta la oportunidad, por supuesto que no va a dejar pasar la oportunidad de trascender, como lo ha hecho a lo largo de su carrera política.

Nora Merino Escamilla es una mujer joven de tan solo 28 años de edad, la cual es por segunda vez diputada local, representante del distrito 10 con cabecera en Puebla capital, lo cual es sin duda un enrome mérito.

Ganar dos veces la diputación local en Puebla capital de manera consecutiva, es algo que nadie había logrado, lo que hace de Nora un muy buen activo rumbo al 2024.

Merino sabe trabajar en todas las condiciones y tiene una gran capacidad de interlocución, con todos los sectores, aunque se desgastó mucho, al igual que Biestro en la pasada legislatura.

Gabriel Biestro Medinilla sigue siendo cercano al gobernador Barbosa, es su “soldado” por así decirlo y una de sus piezas para poder jugar en cualquier posición.

Se equivocan quienes lo quieren ver aniquilado, Gabriel sin duda está en la primera línea del barbosismo.

Finalmente, a la que no hay que perder de vista es la secretaria de Economía, Olivia Salomón Vivaldo, quien ya empezó a entregarle al gobernador Barbosa buenos resultados, con la llegada del nuevo centro logístico de Pepsico a Puebla, específicamente a la región de Huejotzingo.

La reactivación económica es una de las prioridades para el gobernador Barbosa y para las nuevas autoridades municipales, por lo que en los próximos días y sobre todo en el 2022, se escuchará hablar mucho de la secretaría de Economía, la mejor funcionaria de la administración estatal, Olivia Salomón.

Estas son sin duda, las seis mejores piezas del barbosismo, rumbo al 2024. La movida en el tablero se llama, sacrificio de ajedrez y se juega con las blancas.

El último en salir, que cierre la puerta. El próximo miércoles, el ex rector, ex presidente municipal, ex diputado local, ex diputado federal, ex delegado del IMSS y ex candidato a la gubernatura de Puebla, Enrique Doger Guerrero, dará a conocer su salida de este instituto político, en el cual militó desde el 2004. Aún recuerdo como si fuera ayer, cuando Doger por indicaciones de Melquiades Morales Flores, se presentó a una asamblea del tricolor y le pregunte. ¿quién lo había afiliado al PRI? Y no me supo responder.

Doger se va del tricolor, merced a que este partido político esta muerto en manos del “títere” que responde al nombre de Néstor Camarillo, a quien ya se le de debe de conocer como el “enterrador” y es que este imberbe personaje, solo vino a darle cristiana sepultura a lo que alguna vez fue el partido hegemónico en Puebla.

A Camarillo le quedará el honor de haber sido el último en cerrar la puerta.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Fotos: Es Imagen / Archivo

Heredaron administraciones hechas pedazos

Hace tiempo lo advertí, que, como cada tres años, las nuevas administraciones municipales enfrentan severos problemas económicos para poder iniciar su trabajo.

Es realmente triste ver cómo años van años, años vienen y siempre se repite la misma historia, los anteriores presidentes municipales dejan destrozadas las finanzas municipales, con la finalidad de que se sucesor tenga todo tipo de problemas para comenzar a trabajar.

Las nuevas administraciones municipales no son la excepción y las quejas se multiplican, siendo los casos más graves los que hasta ahorita han denunciado los nuevos ediles de San Pedro Cholula, Paola Angón y de San Andrés Cholula, Edmundo Tlatehui, quienes no tienen un solo peso para gastar, pero además enfrentan deudas terribles, heredadas por sus antecesores, Luis Alberto Arriaga Lila y Fabiola Karina Pérez Popoca.

En el caso de San Pedro Cholula, Arriaga, según palabras de la propia alcaldesa Angón, dejó una deuda inexplicable de más de 58 millones de pesos, amén de no dejar ni un solo peso en caja para el trabajo de la nueva administración, la cual tendrá que recurrir de manera inexorable al endeudamiento.

La situación del ayuntamiento de San Pedro Cholula es por demás grave, ya la alcaldesa ha tenido que pedir, literalmente, fiado, la prestación de algunos servicios, con la promesa de que comenzarán a pagar, una vez que se tengan los recursos suficientes.

Literal, Arriaga le heredó a la alcaldesa Paola Angón unas finanzas destrozadas y algo más que comprometidas.

Lo mismo ocurre con el Ayuntamiento de San Andrés Cholula que encabeza, Edmundo Tlatehui, en donde Fabiola Karina Pérez Popoca y su banda dejaron un adeudo de 2 millones de pesos, por concepto del pago de energía eléctrica con la Comisión Federal de Electricidad, misma que se tiene que cubrir a la brevedad, so pena de dejar en la oscuridad al segundo municipio en importancia en la zona conurbada.

Por si fuera poco, la ex alcaldesa dejó una deuda oculta, la cual aún no se alcanza a dimensionar, ya que la ex presidenta municipal, cínicamente se ha dado a la tarea de seguir inaugurando obras, luego de que ya concluyó su administración.

Mundo Tlatehui va a tener que hacer magia para poder cumplir con los compromisos adquiridos durante su campaña y para poder arrancar su gestión, además de lo que vaya surgiendo en el día a día, pues a ciencia cierta, se ignora a cuánto asciende la deuda real y con qué presupuesto cuenta la comuna.

Al parecer, a los dos ex presidentes municipales de San Pedro Cholula y San Andrés Cholula se les olvidó que el lema de su partido, al menos de dientes para fuera es: “honestidad valiente”.

En una situación similar se encuentra el Ayuntamiento de Tehuacán, el cual encabeza el morenista, Pedro Tepole, quien enfrenta una muy difícil situación financiera, debido a los adeudos que le heredó su antecesor, Artemio Caballero.

La primera situación de emergencia, la cual tiene que atender es el adeudo por más de 5 millones de pesos que le heredaron con la Comisión Federal de Electricidad, razón por la cual en esta misma semana, el segundo centro de desarrollo urbano en la entidad, se puede quedar sin agua potable.

La CFE amenaza con cortar el suministro de energía eléctrica, sino no se cubre el adeudo pendiente, con lo cual la segunda ciudad más habitada de la entidad se puede quedar sin el suministro del vital líquido.

Tepole también desconoce, como el resto de sus homólogos de otras ciudades, la situación financiera real del ayuntamiento de Tehuacán, por lo que le espera un arranque de administración sumamente complicado.

Para cerrar la lista de alcaldes en quiebra, hay que mencionar el caso del nuevo presidente municipal de Chignahuapan, Lorenzo Rivera Nava, quien solo encontró 57 mil pesos en caja, cifra que de verdad resulta ridícula e insuficiente para que su administración pueda hacer frente a sus compromisos.

Esa es la situación real, en la que se encuentran las nuevas administraciones municipales, las cuales literalmente están en quiebra.

Corredor de ofrendas, gran ejemplo de trabajo conjunto. El corredor de ofrendas municipales es el mejor ejemplo de la buena voluntad de trabajar de manera coordinada, por parte de los ediles, de los municipios conurbados a Puebla capital, San Pedro y San Andrés Cholula.

Los tres ediles, Eduardo Rivera, Edmundo Tlatehui y Paola Angón, han dado muestras claras de que si se puede trabajar de manera conjunta y sin afán de protagonismos, buscando dotar a sus tres municipios de un atractivo turístico más, como resultan estas ofrendas monumentales, dentro de la reactivación económica que se busca para la entidad.

El alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, ha dado muestras claras de liderazgo y sobre todo de saber trabajar de manera conjunta con sus homólogos del área conurbada.

El desayuno de Nacho. La semana pasada, en este mismo espacio, hablamos de la ruta que se ha trazado el coordinador de los diputados federales de Morena, Ignacio Mier Velasco, quien tiene la mira puesta en el 2024.

Ayer se llevó a cabo un acto más de adhesión a su causa, un desayuno organizado por su amigo, el ex rector y ex presidente municipal de Puebla, Enrique Doger Guerrero, quien lo reunió con varios líderes de colonias de la capital.

Al encuentro acudieron entre otros personajes, Iván Galindo, ex regidor y ex asesor de la presidenta municipal, Claudia Rivera, al cual al parecer ya perdonaron y regresó al redil, así como gente ligada al ex alcalde capitalino, Enrique Doger como, el ex tesorero de la BUAP, Armando Valerdi y Rojas, así como quien fuera su secretario de administración en la comuna, Enrique Chávez Estudillo (El Quio).

El acto se disfrazó de encuentro con las bases de Morena, rumbo a la consulta popular del 2022, pero en el ambiente rondaba un intenso olor a 2024 y a la candidatura a la gubernatura.

La reunión se celebró en el hotel M&M muy cerca de la zona de la Animas y de San José Vista Hermosa.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

La nueva clase política poblana

Como suele ocurrir cada seis años, una nueva clase política ha surgido en Puebla y es la misma que, como ayer lo consigne, se reunió en torno a la mesa del gobernador Barbosa, en la región de Tehuacán.

Los Cabalán Macari, los Jorge Aguilar, los Diódoro Carrasco, los Luis Maldonado (qepd), los Jorge Cruz, las Paty Leal, han sido sustituidos por otros personajes, como suele ocurrir en la historia de Puebla.

Ahora son los Eduardo Rivera, los Héctor Sánchez, los Sergio Salomón Céspedes Peregrina, las Lilia Cedillo, las Mónica Silva, las Nora Merino, las Olivia Salomón, los que ocupan las posiciones de los hoy ausentes, dentro de los ciclos políticos de la entidad.

La clase gobernante se rodea de los suyos, crea su propia corte y expulsa del paraíso a los anteriores, quienes deben de ceder su lugar, algunas veces solo de manera momentánea, a los nuevos protagonistas dentro del escenario local.

Eso quedó de manifiesto desde el pasado 15 de septiembre y se ratificó el miércoles en Tehuacán, hay nuevos personajes, ha surgido una nueva clase política en Puebla, estos personajes, impulsados en su mayoría por el gobernador Barbosa, han venido a sustituir a quienes en el pasado ostentaron esas posiciones y sobre todo ese poder.

Por eso sin duda, personajes de todos los tiempos como el ex gobernador Melquiades Morales y el también ex gobernador, Guillermo Pacheco Pulido, merecen una mención aparte dentro de la historia política de Puebla, porque lograron sobrevivir y trascender a varias generaciones, lo que no es fácil en la política mexicana. Lo difícil no es llegar, sino mantenerse, reza el viejo y conocido refrán.

La historia misma de Puebla así lo consigna, al menos desde que comencé hacer periodismo hace 30 años.

He visto pasar a múltiples personajes, como José Luis Flores Hernández, brillante economista y hasta aspirante del PRI a candidato a la gubernatura, favorito en su momento de Manuel Bartlett Díaz, el cual hoy está prácticamente en el olvido, solo por poner un ejemplo.

Cada nueva administración busca poner se sello y el mejor ejemplo es la creación de su propia clase política. Miguel Barbosa ya lo hizo y esos son sus hombres y mujeres, así es como se deben de leer y sobre todo de entender este tipo de reuniones como la cena del 15 de septiembre y la comida del pasado miércoles en Tehuacán, la cual tuvo ese mensaje. La propia nueva rectora de la Universidad Autónoma de Puebla, Lilia Cedillo, ya forma parte de la nueva clase política poblana y su asistencia a esa comida, fue por así decirlo, su presentación ante la sociedad.

El gran reto para muchos de los aquí mencionados será el lograr trascender y no solo quedarse como parte de la clase política sexenal.

Dentro de la nueva clase barbosista ya hay dos personajes que lograron trascender de un sexenio a otro, algo que no es nada fácil, se trata del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez y del líder del Congreso local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, quienes formaron parte en su momento del morenovallismo.

Así pues, esta es la nueva clase política poblana, la cual se complementa con otros personajes, como el mismo Ignacio Mier, del cual ayer dimos cuenta, sus hijos, Nachito y Daniela, el diputado federal panista, Mario Riestra Piña, el diputado local del PRI, Jorge Estefan, la diputada federal también del tricolor Blanca Alcalá, el ex alcalde de Puebla, Enrique Doger Guerrero, más algún cuadro que por ahí pueda formar y apuntalar al actual edil capitalino, Eduardo Rivera Pérez.

Unas preguntas incómodas. Hoy que los morenovallistas buscan lucrar políticamente hablando con la imagen de la ex gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, en la lucha que mantienen en torno a la dirigencia estatal de este partido, me vienen a la mente algunas preguntas incómodas.

¿En dónde estaban la mayoría de ellos, el 25 de diciembre de 2018, un día después de la caída del helicóptero en donde viajaban Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle?

¿Por qué permitieron que lo que Martha Erika había ganado en las urnas, les fuera despojado meses más tarde, con un interinato encabezado por el priista, Guillermo Pacheco Pulido?

¿Por qué no le reclamaron a su dirigente nacional, Marko Cortés, el hecho de que los haya abandonado en Puebla y que hubiera antepuestos sus intereses nacionales entregando la plaza que meses antes Martha y Rafael habían ganado?

¿Por qué se aliaron con el entonces secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla, el hombre que más detestaba a Martha Erika Alonso, después de la muerte de la gobernadora?

¿Qué papel jugó la dirigencia estatal de Acción Nacional en la campaña del 2019, cuando dejaron solo a Enrique Cárdenas para que fuera derrotado por Miguel Barbosa?

¿Por qué permitieron que fuera Enrique Cárdenas un hombre sin afiliación panista el candidato, en vez de el entonces alcalde de Atlixco, el hoy genovevista, Guillermo Velázquez?

La próxima semana yo le daré las respuestas a cada una de estas preguntas.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

San Lázaro-Tecamachalco, Casa Aguayo y anexas

Las antiguas rutas del transporte público, así solían marcar su derrotero y ese parece ser el rumbo, el camino que quiere recorrer el líder de los diputados federales de Morena, Ignacio Mier Velasco.

Todo comenzó hace aproximadamente mes y medio, cuando en una comida celebrada en domingo, Mier convocó a poco más de 60 empresarios de los más poderosos de Puebla, para supuestamente hablar de las reformas del presidente López.

En el ambiente, había un intenso olor a arranque de campaña y así fue tomado por muchos de los asistentes al evento.

Luego vino el acto más importante hasta el momento, la toma de posesión del hijo y lugarteniente de “Nacho”, Ignacio Mier Bañuelos, “Nachito”, para sus cuates, evento que no debe de pasar desapercibido y que estuvo lleno de connotaciones.

La presencia del coordinador de los diputados federales de Morena y por lo menos de 20 de sus pares, dejo en claro que no era un evento común y corriente.

A destacar la presencia del aun gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien pronto dejará el poder, para irse como embajador a España y de quien lo va a sustituir en el cargo, Rubén Rocha Moya, también tienen una fuerte connotación política, Mier fue delegado de Morena en esa entidad y contó siempre con el apoyo de Quirino Ordaz, a pesar de que se trata de un mandatario de extracción priista.

El grupo Sinaloa, la tierra de Joaquín Guzmán Loera, alias el “Chapo”, tendrá una fuerte presencia en el pequeño municipio enclavado en el centro de la entidad y el cual precisamente, se caracteriza por ser uno de los más violentos, durante los últimos años.

También la ausencia del gobernador Barbosa en el acto, por supuesto que tiene una lectura política importante. El mandatario estatal prefirió acudir a otras tomas de posesión en Puebla capital, en la zona conurbada y en la sierra Norte de Puebla y le hizo el vació a este evento, lo cual habla de que la relación entre el poderoso coordinador de los diputados federales de Morena y hombre cercano al presidente López y el titular del ejecutivo en el estado, no pasa por el mejor momento, pero como todo en la vida, nada es para siempre.

Y es que, de manera natural, Nacho Mier ha comenzado a reclutar a una buena parte de los adversarios políticos del gobernador, quienes ven en el coordinador de los diputados federales de Morena, a ese personaje, mediante el cual, pueden cobrar revancha.

Tal es el caso de la dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta, quien ha buscado hacer alianza con Mier directamente en san Lázaro y también a través de su operador, Rasputín Alcántara vía la hija de Nacho, la diputada local, Daniela Mier.

Sin duda la alcaldía de Tecamachalco va a ser seguida con lupa y es el epicentro del “Nachismo”, la nueva corriente política que quiere nacer en Puebla y que repito tiene en “Nachito” Mier, al principal operador de los intereses de su padre.

No por nada durante la toma de protesta del nuevo presidente municipal de Tecamachalco, se dejó ya escuchar el grito: “Nacho, gobernador”, “Nacho, gobernador”, la ruta es san Lázaro, Tecamachalco, Casa Aguayo y anexas.

Arranca la temporada del “mole de caderas”. Ayer en la ciudad de Tehuacán, el gobernador del Estado, Miguel Barbosa, dio arranque de manera formal, a la tradicional temporada del “mole de caderas”, el platillo típico de la región de Tehuacán, la zona de donde precisamente es originario el mandatario.
La tradicional ceremonia de inicio de la llamada “matanza”, estuvo en marcada por la presencia de la nueva clase política local, encabezada por el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera y la rectora de la BUAP, Lilia Cedillo, quien asistió a su primer evento con su nueva investidura.

Como lo hemos comentado de manera insistente al mandatario estatal, se le observa con un ánimo renovado, pero además con una actitud bastante conciliadora, signo de los nuevos tiempos de su administración.

La temporada del mole de caderas, es otro de los atractivos turísticos-gastronómicos de Puebla, la entidad busca recuperar su dinámica económica, la cual se paralizó a causa de la pandemia, siendo el turismo, uno de los principales motores, dentro de la reactivación que quiere llevar a cabo el mandatario estatal.

Barbosa ya impuso su estilo y se prepara para un 2022, el cual se espera, sea el mejor año de su administración, al menos, las señales parecen indicar que así será.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Katia Fernández

Morena en Puebla, un verdadero desastre

El verdadero problema que enfrentará quien vaya a ser el candidato de Morena a la gubernatura en el 2024 es sin duda la falta de una estructura partidista, ya que Morena en Puebla es un verdadero desastre.

Morena no tiene una estructura partidista, es más ni siquiera es un partido, es una serie de corrientes internas, agrupadas en torno al presidente López, el cual mantiene cohesionados a estos intereses tan confrontados entre sí.

La pasada elección del 6 de junio hizo más que evidentes estas diferencias y la falta de estructura partidista, la cual fue sustituida por una serie de acuerdos del mandatario estatal, Miguel Barbosa, con las diferentes fuerzas políticas que existen en la entidad, principalmente con el PT y el Verde, aliados de Morena y el PRI, del cual se obtuvieron muy buenos dividendos.

Abandonada a su suerte y confiada solo en la popularidad del presidente López, la ex presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, naufragó junto con su equipo en la aventura de la reelección al frente del gobierno de la ciudad capital.

Los más de 150 mil votos obtenidos por la en ese entonces alcaldesa capitalina representan, sin duda, el voto duro de Morena en la capital, lo cual es producto del fanatismo que el presidente López genera entre sus bases, pero ya quedó demostrado que son insuficientes para ganar una elección y más si no hay atrás un buen candidato y respaldado insisto, por una gran estructura de por medio.

El gobernador Barbosa ya dejó ver que no tiene mayor interés en hacerse del manejo de la dirigencia de este instituto político, el cual no se sabe en manos de qué grupo político van a quedar.

La ex presidenta municipal, Claudia Rivera, ya se dejó ver construyendo una estructura, a través de la instalación de los llamados “Comités de Defensa de la Cuarta Transformación”, lo que deja ver que la ex presidenta municipal, busca o bien quedarse con la dirigencia estatal de Morena o construir una estructura paralela rumbo al 2024.

Lo cierto es que, Morena en Puebla es un auténtico desastre y sin duda es el talón de Aquiles, de quien busque convertirse en el candidato a la gubernatura en el 2024, ya que tendrá que tratar de negociar con todos los grupos al interior de este partido.

No va a ser fácil para ninguno de estos, el hacerse del control de la dirigencia estatal y más con un Mario Delgado como líder nacional, al cual no parece interesarle el tema poblano y ha optado por una política de dejar hacer y dejar pasar a todos los grupos de la entidad.

Reitero, al perecer y solo al parecer, la más aventajada hasta el momento, es la ex alcaldesa capitalina, Claudia Rivera, quien, hasta el momento, se ha dejado ver despreocupada por su futuro y, sobre todo, por la situación en la que dejo al municipio de Puebla.

No se sabe si Rivera Vivanco deberá de hacer frente a acciones penales en su contra, pero, por lo pronto, sigue tan campante trabajando insisto en la construcción de una nueva estructura en la capital.

Otro que también ya se puso a trabajar para tratar de ser un contra peso a Claudia Rivera, es el ex líder del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, quien al parecer se ha convertido en el Némesis de la ex presidenta municipal.

Biestro también trabaja en la afiliación de simpatizantes de Morena para la revocación de mandato en el 2022, pero se ignora a quien apoyará la estructura que logre conformar en el 2024.

De esta forma, Morena sigue sin rumbo, viviendo a expensas de la popularidad del presidente López y como un jugoso botín político, para quienes ya desde hoy, se disputan el poder, rumbo al 2024.

Toda una sorpresa, Santizo en Tecamachalco. Alejandro Santizo, quien fuera secretario de Seguridad Pública al inicio de la administración de Antonio Gali en el ayuntamiento de Puebla, está ahora de regreso, para hacerse cargo de la misma área, pero dentro de la administración que encabezará en Tecamachalco, el edil de este lugar Ignacio Mier Bañuelos.

La presencia de Santizo dentro de la administración de Mier Bañuelos en Tecamachalco es de llamar la atención.

Alejandro comenzó muy bien su trabajo durante los primeros meses de la administración de Gali, pero poco a poco comenzó a perder efectividad y su actuación comenzó a ser duramente cuestionada, hasta que el alcalde sustituto, Luis Banck Serrato, le pidió su renuncia y lo sustituyo por Manuel Alonso, quien se desempeñaba en ese momento como secretario de Seguridad en San Andrés Cholula.

A Santizo se vincula directamente con el ex secretario de seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, hoy sujeto a proceso en los Estados Unidos.

Habrá que seguir con mucha atención la actuación de Santizo, precisamente en una región que está muy complicada por el robo de combustible y la presencia de grupos armados.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

La campaña negra contra Eduardo y “Tití”

Se presume que, desde las entrañas del Comité Directivo Estatal del PAN, se ha iniciado una campaña “negra” encaminada a dañar la imagen del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, y de la aspirante a la dirigencia estatal del albiazul, Augusta Valentina Díaz de Rivera.

Bien reza el refrán, que “cuando la perra es brava, hasta los de casa muerde”, y en este caso, Eduardo Rivera tendrá que enfrentar desde ya, el “fuego amigo” por parte del “morenovallismo” incrustado en la dirigencia estatal del albiazul, el cual sigue nostálgico, suspirando por los viejos años de gloria con Rafael, Tony Gali y Martha Erika al mando.

La “campaña negra”, en redes sociales, iniciada por la dirigencia estatal del PAN, está encaminada a presentar a Eduardo Rivera y a su administración, como panistas retrógrados, ultraderechistas ligados a VOX y al ex dictador, Francisco Franco.

De la misma forma, asocian a Eduardo con la “secta blanca” el Yunque y aseguran que el edil capitalino no cumple acuerdos, el mismo argumento que deja el descubierto la mano que está detrás de esta campaña en redes sociales, que no es otra que la de la gente del Comité Directivo Estatal del albiazul, en manos de lo que queda del “morenovallismo”, quien ya le declaró la guerra a la administración municipal del nuevo edil capitalino.

La guerra también hay que enmarcarla en la lucha por la dirigencia del Comité Estatal del albiazul, en donde Genoveva Huerta se disputa la reelección en contra de Augusta Valentina Díaz de Rivera “Tití”, esta última identificada con el grupo del alcalde Rivera.

A “Tití” la han comenzado a atacar argumentando que no ha cubierto sus cuotas partidistas, cosa que es mentira, porque de otra forma, faltaba más, le hubiera sido negado el registro por parte de la comisión encargada del proceso interno, la cual faltaba más, está en manos de la gente identificada con Huerta Villegas y su pandilla.

Tal y como se había pronosticado, la guerra entre los panistas va a dejar muchos muertos y cicatrices imposibles de borrar y que sin duda reducen las posibilidades de que este partido pueda pelear contra Morena la gubernatura de Puebla en el 2024.

Por eso, no es de extrañar que, siguiendo la máxima de su ya fallecido líder, Rafael, quien acuñó la célebre frase, “los enemigos de mis enemigos, son mis amigos”, los morenovallistas ya hayan sellado un pacto con el coordinador de los diputados federales de Morena en san Lázaro, Ignacio Mier, para ir de la mano y tratar de descarrilar a Eduardo Rivera en este segundo periodo como alcalde capitalino.

Para el morenovallismo, incrustado en el PAN, esta es su última oportunidad de sobrevivir, el madero en medio del mar, al cual buscan sujetarse para seguir haciendo de Acción Nacional en Puebla, parte de su patrimonio.

Huerta Villegas busca hacer suyas victorias que no le corresponden como el triunfo de Eduardo Rivera en Puebla capital y de Edmundo Tlatehui en San Andrés Cholula, los cuales no le corresponden, porque todo mundo sabe que les puso a ambos ediles, todo tipo de trabas para poder obtener sus respectivas candidaturas.

Tan es así, que tanto Eduardo Rivera como Mundo Tlatehui apoyan a la planilla contraria a Huerta Villegas, encabezada por Augusta Valentina y Marcos Castro.

Ya es imposible el tratar de hablar de unidad al interior del albiazul, la puesta en marcha de la “campaña negra” en redes sociales en contra de Rivera Pérez y Augusta Valentina, está plenamente identificada por la gente del edil capitalino y hasta se sabe cuál es la empresa que está detrás de estos ataques en redes sociales.

Ya no hay vuelta de hoja, la lucha en el panismo poblano es a muerte y no habrá prisioneros, el que caiga derrotado, sin duda deberá de pagar el costo de esta guerra sin cuartel, en donde de seguir, así las cosas, todos van a perder.

La visita del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, a Puebla para la toma de posesión de las nuevas autoridades municipales emanadas de su partido en nada contribuyó a mitigar los ánimos, ya de por si encendidos en el albiazul.

El juntar a Genoveva Huerta y a Augusta Valentina solo sirvió para la foto y para nada más, la guerra va a en serio y reitero, tendrá un altísimo costo para este partido rumbo al 2024.

Acción Nacional en Puebla al parecer es un partido demasiado pequeño, para que puedan caber los morenovallistas y los tradicionales, quienes tienen la ventaja de contar con el gobierno de las dos principales ciudades del área conurbada y de la entidad.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

1 2 3 4 5 48