Lilia Cedillo, con todos los hilos de la BUAP en sus manos

Menos de un año le costó a la rectora de la BUAP, Lilia Cedillo, tener todos los hilos de la máxima casa de estudios en sus manos.

La académica, como dijera el clásico, cayó como “anillo al dedo” dentro de la vida de la universidad, por su estilo sencillo de ser y de vivir, misma que también le ha servido para tener una estupenda relación con el gobernador Barbosa, quien recientemente se expresó públicamente de manera estupenda de la rectora.

Cedillo ha sabido mantener la calidad académica de la máxima casa de estudios, pero también ha despolitizado de manera paulatina a la BUAP; la cual había tenido años intensos, por no decirlo de otra forma, de la mano de sus antecesores, quienes metieron en esa dinámica a esta institución y la utilizaron para sus fines personales.

Hoy la BUAP bajo la batuta de la doctora Lilia Cedillo está enfocada a temas fundamentales, como son la académica y también el deporte, dos de las actividades que reflejan la personalidad de esta mujer, que es una gran investigadora, pero también una estupenda atleta.

La rectora mantiene su mismo nivel de vida que traía antes de asumir su nueva responsabilidad, viste de la misma forma, hace prácticamente sus mismas actividades e incluso mantiene su cátedra dentro del departamento de fisiología de la máxima casa de estudios.

Esto se ve reflejado en la tranquilidad que se vive al interior de cada una de las unidades académicas de la máxima casa de estudios, pero también hacia el exterior, en donde, reitero, la rectora es muy bien vista por el gobernador Barbosa, quien no escatimo en elogiar a la rectora hace unos días.

La rectora está lejos de lo superfluo que fueron sus antecesores, sigue siendo la mujer sencilla que era antes de ser designada como la cabeza la de la cuarta universidad pública más importante del país y muestra de ello, es la forma que se dirigió ayer jueves a los representantes de los medios de comunicación de Puebla, a quienes les deseo lo principal, mucha salud para estas fiestas.

Es una rectora humana, muy distante de sus antecesores, quienes se sentían semidioses, personajes, a los cuales se les debía de ver desde lejos, pero sin tocarlos, ni mucho menos importunarlos o criticarlos.

Lo más importante de este año de rectorado es que la doctora Cedillo, ha mantenido e incluso acrecentado el nivel educativo de la BUAP, como hemos podido constatar en las visitas que hemos realizado tanto a Ciudad Universitaria, como recientemente al Complejo Cultural de la máxima casa de estudios en el estado.

La universidad se ve limpia, luce ordenada, los alumnos están enfocados en mejorar su nivel, los maestros en cumplir con su compromiso educativo y los científicos e investigadores en hacer descubrimientos que mejoren la vida de su comunidad, lo que habla de una universidad integral y con compromiso social para su entorno.

Recientemente, en un hecho inédito, la máxima casa de estudios en el estado abrió sus puertas para poder ser visitada por cualquier personaje de la sociedad, algo que habla de la transparencia, pero también de la seguridad que la BUAP tiene en que se trabaja bien y con honestidad, de otra forma no se entendería este evento.

Lilia Cedillo entró a su segundo año como rectora de la máxima casa de estudios en el estado, lo que augura en 2023 de grandes logros para la comunidad universitaria, la cual verá ampliadas sus instalaciones en diferentes puntos de la entidad, con lo que se busca consolidar la oferta regional de la universidad de todos los poblanos.

Hay que reconocer que la comunidad universitaria, no se equivocó cuando eligió a Lilia Cedillo, para suceder a Alfonso Esparza Ortiz, hoy hay una plena identificación entre la personalidad de su rectora y lo que es el espíritu universitario.

El PRI otra vez siendo el PRI.
Que triste es ver el rol que quieren jugar algunos priistas en el estado, de ser los esquiroles dentro de la coalición integrada por Acción Nacional, el PRD y el tricolor.

Mucho se habla de la intención de personajes al interior del Revolucionario Institucional, que están interesados en reventar una posible coalición de estas tres fuerzas políticas rumbo al 2024 para tratar de servir a los intereses de Morena y afectar las aspiraciones del actual alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, quien es el personaje mejor posicionado dentro de la oposición.

Esto confirma lo que hemos mencionado en este mismo espacio, el PRI siempre será el PRI y su esencia, su ADN es la traición.

Mucho debe analizar la dirigencia nacional y la estatal del PAN, la conveniencia de ir en una coalición con un partido político, en donde muchos de sus cuadros, juegan a favor de Morena, por anteponer sus intereses personales o sus amistades.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

diciembre 8, 2022 - 9:30 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas

Te recomendamos:


Fortalece SESIPINNA Puebla atención a niñas, niños y adol...

Este jueves regresa el baloncesto a la UDLAP

Nuestro compromiso es dar a nuestros estudiantes herramie...

El regreso a la presencialidad favoreció el fortalecimien...

Impulsan la iniciativa ¡Aguanta, no te vayas», para evita...