Morena en Puebla, un verdadero desastre

El verdadero problema que enfrentará quien vaya a ser el candidato de Morena a la gubernatura en el 2024 es sin duda la falta de una estructura partidista, ya que Morena en Puebla es un verdadero desastre.

Morena no tiene una estructura partidista, es más ni siquiera es un partido, es una serie de corrientes internas, agrupadas en torno al presidente López, el cual mantiene cohesionados a estos intereses tan confrontados entre sí.

La pasada elección del 6 de junio hizo más que evidentes estas diferencias y la falta de estructura partidista, la cual fue sustituida por una serie de acuerdos del mandatario estatal, Miguel Barbosa, con las diferentes fuerzas políticas que existen en la entidad, principalmente con el PT y el Verde, aliados de Morena y el PRI, del cual se obtuvieron muy buenos dividendos.

Abandonada a su suerte y confiada solo en la popularidad del presidente López, la ex presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, naufragó junto con su equipo en la aventura de la reelección al frente del gobierno de la ciudad capital.

Los más de 150 mil votos obtenidos por la en ese entonces alcaldesa capitalina representan, sin duda, el voto duro de Morena en la capital, lo cual es producto del fanatismo que el presidente López genera entre sus bases, pero ya quedó demostrado que son insuficientes para ganar una elección y más si no hay atrás un buen candidato y respaldado insisto, por una gran estructura de por medio.

El gobernador Barbosa ya dejó ver que no tiene mayor interés en hacerse del manejo de la dirigencia de este instituto político, el cual no se sabe en manos de qué grupo político van a quedar.

La ex presidenta municipal, Claudia Rivera, ya se dejó ver construyendo una estructura, a través de la instalación de los llamados “Comités de Defensa de la Cuarta Transformación”, lo que deja ver que la ex presidenta municipal, busca o bien quedarse con la dirigencia estatal de Morena o construir una estructura paralela rumbo al 2024.

Lo cierto es que, Morena en Puebla es un auténtico desastre y sin duda es el talón de Aquiles, de quien busque convertirse en el candidato a la gubernatura en el 2024, ya que tendrá que tratar de negociar con todos los grupos al interior de este partido.

No va a ser fácil para ninguno de estos, el hacerse del control de la dirigencia estatal y más con un Mario Delgado como líder nacional, al cual no parece interesarle el tema poblano y ha optado por una política de dejar hacer y dejar pasar a todos los grupos de la entidad.

Reitero, al perecer y solo al parecer, la más aventajada hasta el momento, es la ex alcaldesa capitalina, Claudia Rivera, quien, hasta el momento, se ha dejado ver despreocupada por su futuro y, sobre todo, por la situación en la que dejo al municipio de Puebla.

No se sabe si Rivera Vivanco deberá de hacer frente a acciones penales en su contra, pero, por lo pronto, sigue tan campante trabajando insisto en la construcción de una nueva estructura en la capital.

Otro que también ya se puso a trabajar para tratar de ser un contra peso a Claudia Rivera, es el ex líder del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, quien al parecer se ha convertido en el Némesis de la ex presidenta municipal.

Biestro también trabaja en la afiliación de simpatizantes de Morena para la revocación de mandato en el 2022, pero se ignora a quien apoyará la estructura que logre conformar en el 2024.

De esta forma, Morena sigue sin rumbo, viviendo a expensas de la popularidad del presidente López y como un jugoso botín político, para quienes ya desde hoy, se disputan el poder, rumbo al 2024.

Toda una sorpresa, Santizo en Tecamachalco. Alejandro Santizo, quien fuera secretario de Seguridad Pública al inicio de la administración de Antonio Gali en el ayuntamiento de Puebla, está ahora de regreso, para hacerse cargo de la misma área, pero dentro de la administración que encabezará en Tecamachalco, el edil de este lugar Ignacio Mier Bañuelos.

La presencia de Santizo dentro de la administración de Mier Bañuelos en Tecamachalco es de llamar la atención.

Alejandro comenzó muy bien su trabajo durante los primeros meses de la administración de Gali, pero poco a poco comenzó a perder efectividad y su actuación comenzó a ser duramente cuestionada, hasta que el alcalde sustituto, Luis Banck Serrato, le pidió su renuncia y lo sustituyo por Manuel Alonso, quien se desempeñaba en ese momento como secretario de Seguridad en San Andrés Cholula.

A Santizo se vincula directamente con el ex secretario de seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, hoy sujeto a proceso en los Estados Unidos.

Habrá que seguir con mucha atención la actuación de Santizo, precisamente en una región que está muy complicada por el robo de combustible y la presencia de grupos armados.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

Ilustración: Alejandro Medina

octubre 19, 2021 - 9:50 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas