Moreno Valle y la campaña por el PAN

Para que el exgobernador Rafael Moreno Valle pueda aspirar a convertirse en el próximo dirigente nacional del PAN es necesario que el TRIFE ratifique el triunfo en Puebla de su esposa, Martha Erika Alonso Hidalgo.

En caso contrario sus cartas personales se verían demasiado disminuidas y se tendría que conformar con ser un senador influyente en la cámara alta, pero sin mucho futuro por delante.

Es cierto, Moreno Valle tiene posibilidades de dirigir al panismo a nivel nacional, pero reitero, estas pasan por el hecho de poder presumir que ganó Puebla y que resistió el embate del tsunami llamado Andrés Manuel López Obrador, el cual arrasó todo lo que se encontró a su paso.

Luego del “tsunami”, el panismo nacional debe de realizar el recuento de los daños ocasionados, el agua comenzó a bajar y ya es tiempo de comenzar a ver qué es lo que quedó al interior del albiazul, que lo único que puede presumir es las victorias obtenidas en Guanajuato y Puebla, la cual está en el aire.

Ya desde este momento, al interior del albiazul se ha conformado una serie de grupos que se disputan la hegemonía, tras la derrota de Ricardo Anaya Cortés, quien no tiene cara para tratar de mantenerse al frente del albiazul, luego del desastre que provocó su postulación como candidato a la presidencia de la República.

En su obsesión por hacerse de la candidatura a Los Pinos, Anaya dejó cientos de muertos en el camino, principalmente dentro del grupo del expresidente Calderón y con el morenovallismo poblano.

Mucho, pero mucho deberá de trabajar el panismo nacional para lograr recuperarse de esta derrota, la cual redujo al mínimo su participación tanto en la cámara de diputados y de senadores, una famélica bancada, al igual que la priista.

Se habla de que podría ser el aún senador Roberto Gil Zuarth quien se haga de la dirigencia nacional del albiazul, en sustitución de Damián Zepeda, a la espera de que lleguen mejores tiempos y venga una renovación total de todos los cuadros al albiazul.

En lo personal creo que Moreno Valle presiona para convertirse en el líder del PAN en la Cámara Alta, para desde ahí operar y más tarde si buscar hacerse de la dirigencia nacional del albiazul.

El escenario nacional aún es muy complejo, reitero, todo pasa por Puebla y lo que ocurra con la elección a gobernador celebrada el pasado 1 de julio, la cual es vital para definir el destino del exmandatario.

La llega de Gil Zuarth a la dirigencia nacional del PAN, sería una buena noticia para el poblano.

Gil es del grupo del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, de quien fue secretario particular, pero es un hombre con quien Moreno Valle y su grupo, ha trabajado como aliado en diferentes ocasiones.

Pero las cosas no van a ser para nada fáciles en el panismo, en donde hay mucha división ocasionada por la derrota.

De entrada, el panismo de Guanajuato identificado con el ala dura “yunque” lleva mano, por ser el único estado en donde el “tsunami” lopezobradorista, no llego más que a tormenta tropical.

Guanajuato no solo resistió la ola de Morena, fue el único estado en donde no ganó Andrés Manuel, algo para presumir ante los resultados registrados en el resto de las entidades del país.

En el caso de Rafael Moreno Valle, logró resistir al “tsunami”, pero la elección está en entredicho y deberá de resolverse en los tribunales.

Si el exgobernador sale victorioso, sin duda estará fortalecido insisto, para ser líder de los senadores panistas, para esperar mejores tiempos y ahora sí, hacerse de la dirigencia nacional del albiazul.

¿Lo dejará pasar Andrés Manuel? Ya lo veremos.

Cambios en la radio. Una verdadera revolución se avecina en la radio poblana, luego de una serie de diferentes cambios que se darán en el cuadrante, como parte de la dinámica que vive uno de los medios más vivos de Puebla.

De entrada les puedo confirmar la venta de la estación 94.1 FM que formaba parte del grupo Cinco Radio, que encabeza Coral Castillo, quienes ceden una parte del cuadrante.

La 94.1 FM fue vendida por su dueños a MVS, quienes a partir de octubre comenzarán trasmisiones en Puebla a través de esta señal, por lo que deja de ser Pasión FM y se convierte en Exa Puebla, filial del grupo Multimedios de la familia Vargas.

Se dice que la operación mediante la cual los Vargas adquirieron esta estación oscila en los 10 millones de dólares.

Esa operación es una verdadera carambola de dos bandas en el cuadrante, en donde se debilitan dos grupos, Cinco Radio, que pierde una estación de FM, con lo cual ya solo se queda con una estación en Frecuencia Modulada, pero también los Montero, cuya historia no tiene pierde.

Los Montero después de años de relación con su socio Jaime García Calderón rompieron y se quedarán solo con la 1250 AM, García se queda con la 98.7, pero ya no será EXA, la cual pasa como lo dije a poder de MVS.

García se cansó luego de muchos años, de poner y poner dinero, mientras el negocio ya no era rentable.

Ni duda cabe, la vida es una tómbola, tom, tom, tómbola de luz y de color.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

julio 23, 2018 - 10:45 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas