Mototaxis, ¿negocio de quién?

Ahora que el Congreso del Estado llevó a cabo modificaciones a la Ley del Transporte Público en Puebla, en donde se aprobó la puesta en marcha del servicio de mototaxis en el estado, bien vale la pena que se explique de manera clara en que localidades se va a impulsar esta modalidad, sin poner en riesgo la vida de las personas.

De igual manera, valdría la pena que se lleven a cabo los estudios técnicos correspondientes, con la finalidad de que la entrega de los permisos correspondientes para la puesta en marcha de esta modalidad no se convierta en el negocio personal de unos cuantos, como ocurrió al final del sexenio de Mario Marín Torres.

Ni duda cabe, recordar es vivir, al término de esa administración, el entonces subsecretario del Transporte de la administración marinista, el chiapaneco, Lázaro Cuauhtémoc Jiménez Aquino, convirtió la entrega de los permisos para la operación de los mototaxis en diferentes puntos del estado, en su “mina de oro”.

El hoy diputado plurinominal del PRI, reitero, chiapaneco, que no poblano, autorizó la puesta en marcha de miles de permisos para la operación de 3 mil 500 mototaxis, el costo del permiso por unidad osciló entre los 7 mil y hasta los 12 mil pesos, lo que representó para el bolsillo de este personaje no menos de 20 millones de pesos.

Los permisos de operación se entregaron en alrededor de 40 municipios de la entidad y para poder hacer esta transacción, Jiménez Aquino contó con la complicidad del entonces jefe del departamento de logística de la SCT, Miguel Alcántara Silva.

El dinero, por supuesto, pasó a engrosar los bolsillos de estos dos personajes, quienes pusieron en boga esta modalidad de transporte la cual resulta sumamente peligrosa, para quien lo conduce, así como para quienes viajan en ellos.

El chiapaneco Jiménez Aquino, con lo hurtado, se fue de Puebla hacía su tierra natal, en donde encontró cobijo, faltaba más, bajo la corrupta administración federal de Enrique Peña Nieto y ahora es uno de los incondicionales de Alejandro “Amlito” Moreno.

Los mototaxis fueron eliminados bajo la administración morenovallista y prohibidos por ley para su operación, aunque, por supuesto, la administración de Morena Valle también supo hacer negocios con el tema.

El entonces subsecretario del Transporte, Carlos Manuel Zurita, vio también en esta prohibición su “mina de oro” y puso en marcha el programa de entrega de permisos a cambio de 10 mil pesos, se les otorgaba a los duelos de los mototaxis, ahora una concesión para poder operar un taxi en la zona.

Fueron más de 5 mil mototaxis los que quedaron fuera de circulación, lo cual representó para Zurita y para el morenovallismo, una cantidad cercana a los 50 millones de pesos.

Como siempre, los únicos perjudicados han sido los concesionarios del transporte y por supuesto los usuarios, con todas estas situaciones, que han beneficiado a gobiernos corruptos.

Pero de regreso al presente, ahora el gran tema es saber si de verdad ahora que el Congreso aprobó el regreso de los mototaxis, estos operarán bajo verdaderas medidas de seguridad y si realmente van a obedecer a un tema de demanda por parte de las poblaciones.

Es un hecho, en muchos lugares del estado el único transporte que puede operar debido a la geografía y las circunstancias son los mototaxis, pero ojalá los permisos que se otorgue para la operación de este sistema, vayan de mano de estudios técnicos y de la puesta en marcha en unidades que cubren todas las medidas de seguridad necesarias para los pasajeros.

Esperamos que las nuevas concesiones, no se conviertan en el negocio personal de algún funcionario y que de verdad reitero, los permisos que se otorguen, obedezcan a un tema real de oferta y demanda, bajo el aval de estudios técnicos serios.

La despenalización del aborto polariza al Congreso local. La polarización llegó al Congreso local, luego de que la presidenta de la Comisión de Gobernación, Mónica Silva, urgió a sus compañeros a legislar en torno a este tema, el cual es parte de la agenda de la legisladora.

Mientras la representante del distrito de Amozoc tiene una postura de avanzada, el líder del Congreso local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, sentenció que habrá que esperar para que se tome una determinación en torno a este tema y que además se debe de tomar en cuenta la opinión del resto de los integrantes de la legislatura local.

El líder del Congreso local tiene una postura mucho más conservadora, merced a la gran amistad que le une al arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien ha actuado como un verdadero dique, para evitar la despenalización del aborto en Puebla.

Sin duda, el tema va a sacar chispas.

riva_leo@hotmail.com
Twitter: @riva_leo

Ilustración Alejandro Medina

diciembre 1, 2021 - 9:40 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas