Un gran trabajo por delante

Independientemente de que se ratifique el triunfo de la nueva dirigencia estatal del PAN, integrada por Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro, hay mucho trabajo por delante para estos personajes, si es que quieren tener un partido competitivo rumbo al 2024.

Hay mucho trabajo que hacer para reconstruir al panismo poblano y el primer paso, sin duda, debe de ser el tratar de llevar a cabo una importante “operación cicatriz”, para evitar una desbandada de militantes.

Y es que, si bien es cierto, la lucha interna fue “sangrienta”, Acción Nacional no se puede dar el lujo de dejar ir militantes, ni mucho menos de menospreciar a quienes hayan participado en apoyo a la otra planilla, por el simple hecho que caerían en el “sectarismo”, algo de lo cual precisamente se ha señalado al grupo que simpatiza con el alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez.

La nueva dirigencia, encabezada por Augusta Valentina, debe de impulsar la democracia interna, que en el panismo los candidatos sean aquellos que ganen en los procesos y no los amigos o los favoritos del grupo en el poder.

Si Acción Nacional logra retornar a esa democracia en donde el que ganaba se iba como candidato y el que perdí se sumaba, o iba a otra posición, entonces podrá tener vida y podrá competir en una mejor situación rumbo al 2024.

Pensar en que Acción Nacional ahora tiene un nuevo amo, sería entonces equivocar el rumbo. Como dijera el clásico, no se trata de cambiar de duelo, sino de dejar de ser perro.

Cierto, el alcalde capitalino, Eduardo Rivera Pérez, sin duda debe de tener un peso específico, como una de las principales figuras de este partido, pero también se debe de escuchar a los nuevos liderazgos, así como a la militancia del interior del estado, quienes claman por contar con una dirigencia que los escuche y los tome en cuenta.

Augusta debe de reconstruir los comités municipales de este partido y darles la oportunidad de que, así como ella surgió de una competencia interna, de la misma forma en el resto de la entidad, se construyan comités fortalecidos a través de estos procesos.

Mucho trabajo tiene por delante la dupla Díaz de Rivera y Castro para tratar de reconstruir un partido, el cual se había convertido en monolítico y vertical, mal harían, si instauran una forma de trabajar similar a la de quienes les antecedieron.

A los disidentes se les debe de dar la oportunidad de sumarse a este nuevo proyecto, se debe de platicar con ellos y tratar de sumarlos a un partido que, aun así, va a tener que luchar contra corriente para tratar de poder competir en el 2024.

Los números no mienten, Acción Nacional es competitivo en la zona conurbada y en algunas áreas, principalmente urbanas al interior del estado, pero lejos de estos grandes centros de población, poco o nada puede hacer frente a Morena y la maquinaria electoral del presidente López.

Es muy largo el camino que tiene por delante la nueva dirigencia estatal del PAN, no se trata de construir la candidatura de Eduardo Rivera a la gubernatura, se trata de generar confianza y crear una estructura que les permita ser competitivos ante la maquinaria del gobierno federal, que en el 2024 va a venir por todo, no solo la gubernatura del Estado, sino también las presidencias municipales y por supuesto los congresos.

Ojalá Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro estén a la altura de las circunstancias, las cuales no son nada favorables para Acción Nacional.

Las primeras mediciones. Han pasado ya treinta días de que Eduardo Rivera Pérez asumió la presidencia municipal de Puebla y ya aparece dentro de los siete alcaldes mejor calificados del país, de acuerdo a la empresa Campaigns & Elections.

Las mediciones realizadas ubican en primer lugar al alcalde de Ciudad Madero, Tamaulipas, de nombre Adrián Oceguera, en segundo lugar a Luis Bernardo Nava Guerrero, presidente municipal de Querétaro, en tercer lugar a Renan Barrera Concha, edil de Mérida, Yucatán, en cuatro a Luis Donaldo Colosio Riojas edil de Monterrey, en quinto a María Elena Lezama Espinosa, alcaldesa de Cancún, Quintana Roo y en sexto lugar a Roberto Sosa presidente de Corregidora, Querétaro y en séptimo lugar a Eduardo Rivera Pérez.

Aunque aún falta mucho tiempo para poder hacer una evaluación de la administración de Rivera Pérez, esto se puede bien considerar como un gran inicio, esperemos que así siga durante los próximos dos años y 11 meses que aún quedan por delante.

Bartlett estuvo en Puebla. El pasado fin de semana estuvo en Puebla el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, quien asistió al bautizo de la hija del ex super delegado del Bienestar en Puebla, Rodrigo Abdala Dartiguez, quien es su sobrino político.

Bartlett se dejó querer en este evento realizado a todo lujo en el Centro Mexicano Libanés de esta ciudad.

El director general de la CFE seguramente recordó sus viejos tiempos como gobernador de Puebla, en donde gobernó con un gabinete alterno, mientras formaba a una nueva clase política en la entidad, misma que hoy tiene a su mejor exponente en la figura de Ignacio Mier Velasco.

riva_leo@hotmail.com

Twitter: @riva_leo

noviembre 15, 2021 - 9:50 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas