¡Escúchanos por internet!

¿Lapuente y Vucetich a Lobos BUAP?

A partir del próximo miércoles y una vez que los nuevos inversionistas de los Lobos BUAP sean aceptados de manera oficial por los miembros de la junta de presidentes de la primera división y sean dados a conocer los nombres de los mismos, se empezarán a manejar diversos perfiles de quienes podrían encargarse de los aspectos deportivos de los licántropos.

A los nombres ya mencionados en redes sociales como posibles técnicos (Nacho Ambriz y José Manuel ‘Chepo’ de la Torre) agregue usted a una pareja de experimentados técnicos y ex campeones del futbol mexicano.

Según fuentes dignas de todo crédito, me comentan que se cocina una dupla que podría dar mucho de qué hablar.

Como vería usted, amigo lector, a Manuel Lapuente como director deportivo de Lobos BUAP y a Víctor Manuel Vucetich como director técnico.

En lo personal me agrada la idea; según me dicen aún son meras posibilidades y que incluso el mismo Lapuente no estaría descartado para ser el mandamás del banquillo licántropo, pero la intención de los inversionistas sería la de darle la responsabilidad del armado del equipo a alguien de probada capacidad, conocimiento y talento como lo es el ‘divino calvo’.

La idea es que lo administrativo sea manejado y operado por los inversionistas y que lo deportivo sea manejado por gente de futbol, lo cual, a mi parecer, sería la fórmula perfecta.

Como podrá ver, los inversionistas no se duermen en sus laureles y una vez que exhibieron el dinero necesario para mantener la permanencia de la franquicia en el máximo circuito, se han puesto a trabajar para armar a la escuadra a la brevedad posible pues saben bien que aunque no habrá descenso, sí prevalece la situación para el último lugar de la porcentual de tener que volver a pagar los 120 millones de pesos de penalización, idea que no pasa por su mente.

Estaremos pendientes para ver el armado del equipo y las contrataciones que estarán por venir en los próximos días y las próximas semanas.

Club Puebla

Dentro de ocho días exactamente, los jugadores del Puebla de la Franja estarán regresando a los entrenamientos para realizar exámenes médicos e iniciar la pretemporada.

Se espera que para esa fecha tanto Enrique Meza como su cuerpo técnico estén firmados y arreglados pues en palabras del mismo Meza, las negociaciones continúan aunque todavía se encuentran lejos de llegar a un acuerdo.

En lo personal me parece que la continuidad del profesor Meza será vital para el buen funcionamiento del equipo, un equipo que mostró una idea diferente de juego durante el último torneo, aunque no alcanzó para meterse a la liguilla, lo cual es una asignatura pendiente.

Todos los procesos requieren de tiempo y creo que Meza empezó con el pie derecho por lo que sin duda su continuidad le dará al equipo la solvencia y solidez que se requiere para aspirar a mejores cosas.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Mis motivos

El mundo del futbol es muy ‘Sui Generis’, es un lugar que da muchas satisfacciones y que involucra una serie de sentimientos que van de lo sublime a lo ridículo.

Cuando era niño esperaba el fin de semana para poder observar o escuchar los partidos de mi Puebla querido, mi estado de ánimo dependía del resultado que había obtenido el equipo, debo reconocer que fueron más los malos momentos que los buenos, sin embargo, el ser aficionado a un equipo sufrido me obligo a quererlo más, a protegerlo y defenderlo contra lo que fuera.

Así crecí en este ambiente, me empapaba de todo lo que sucedía con el equipo y desde muy joven me interesaba saber a detalle lo que ocurría con el mismo, pasaron los años y viví desde los campeonatos del 82-83 y el del 89-90 hasta los terribles descensos de 1999 y 2005.

Supe lo que significaba que Puebla como ciudad y estado se quedara sin futbol de primera división, lo que significó para mucha gente quedarse sin empleo a falta del mismo y no me refiero a los empleados del club, sino a las personas de las que su modo de vida depende en gran medida de las ventas que generan a través del futbol, además del sentimiento de frustración que genera en el ánimo de la sociedad poblana.

Hace algunos años empecé a frecuentar los partidos de la primera A en el estadio Universitario para ver a los Lobos BUAP, me aficioné, tenía mi equipo del máximo circuito (Puebla) y el de ascenso (Lobos BUAP).

Con el tiempo, el Rector Alfonso Esparza Ortiz me invito a formar parte de un patronato en Lobos BUAP, junto con mi querido amigo Rafael Cañedo y Eduardo ‘Lobo’ Henaine, a quien considero uno de los mayores conocedores del futbol en Puebla además de ser también un gran amigo.

La función era exclusivamente conseguir patrocinios a través de relaciones en beneficio del club.

Así fue y las cosas empezaron a darse de manera adecuada, se consiguieron algunos apoyos y el equipo empezó encabezado por Luza Esparza a lograr resultados positivos ya con Rafa Puente Jr como director técnico, un estratega que llegó gracias al buen ojo que tuvo la presidenta Esparza al darle la alternativa como responsable del banquillo licántropo.

Si todos los presidentes de equipos profesionales tuvieran la calidad moral de Luza Esparza, quizás estaríamos hablando de otro futbol en nuestro país, la honestidad no es algo a lo que los dirigentes futbolísticos estén acostumbrados.

Luza es incorruptible y honesta, por eso no se deja mangonear ni influir por nadie y si al equipo al final no se le dieron las cosas, fue por jamás romper los códigos de ética que se manejan en la institución, y por duro que suene, es mejor morir de pie que vivir de rodillas.

Cuando me doy cuenta de la injusticia que estaba viviendo el equipo debido a que después de un arduo trabajo de la directiva, se había logrado obtener los recursos que el reglamento exigía para que el equipo permaneciera en el máximo circuito, decidí que algo se tenía que hacer, que no era posible quedarnos callados ante algo que estaba sucediendo y que estaba socavando a nuestro estado, a la universidad y a la afición poblana, ya sabía yo lo que era perder a un equipo de primera división en nuestro estado.

Sabía yo perfectamente a lo que me iba a enfrentar, de inicio no podía permanecer en el patronato, pues no se puede ser juez y parte al mismo tiempo.

Honestamente, para mí, el puesto no es relevante, es un honor, pero mi vida no depende de ello, mil veces preferiré ser aficionado al futbol y asistir al estadio comprando un boleto sabiendo que nuestro estado cuenta con dos exponentes en el máximo circuito que siendo cómplice de la FMF ante un atropello con el que jamás estaré de acuerdo.

Decidí hacer pública mi postura en el afán de que esta situación no quedara impune o al menos se supiera la verdad de lo que estaba aconteciendo.
Las reacciones no se hicieron esperar, obviamente es un tema incómodo para todas las partes involucradas, incluyéndome a mí.

Di la cara y después de las primeras declaraciones que realice el miércoles por la noche, solicité una cita con el Rector Esparza, con la presidenta Luza y con los otros miembros del patronato (Cañedo, Henaine, Chedraui, y Villar), expuse todo esto que le platico y les comenté que entendía que el equipo era el menos culpable y que no tendría por qué pagar un precio de algo de lo que no era responsable, quizás me equivoque en un momento de calentura y así se lo comente al Sr. Rector, él me dijo que entendía mi enojo pero que no compartía las formas pues la institución no se maneja a base de declaraciones sino por la vía legal y por los conductos adecuados.

Me disculpe con todos ellos y termine mi relación con el patronato de la mejor manera, siempre poniendo por encima de cualquier cosa al equipo y créame, amigo lector, que contra eso jamás haré algo por comprometerlo.

No soy directivo ni pretendo serlo a pesar de tantas cosas que se dicen por ahí, siempre he pensado que para eso existen personas capacitadas y con experiencia, yo como comentarista deportivo soy y he sido feliz, algo que por cierto lo realizo por ‘hobby’ y no por chamba, aunque debo reconocer que es lo que más me gusta y apasiona.

No me arrepiento de nada, aunque aprendí que debo controlar mis emociones por muy injustas que me parezcan varias situaciones.

A los Lobos BUAP, al Rector Alfonso Esparza, a mi querida Luza, a quien conozco desde niña cuando fue colaboradora en el programa En Línea Deportiva hace ya 13 años, a los empleados del club, a los jugadores y a los miembros del patronato los llevo y llevaré en mi corazón toda la vida.

Gracias por permitirme vivir la experiencia más hermosa de mi vida.

La función tiene que seguir por eso les digo que nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Cuenta regresiva

Los días por venir serán definitivos para el futbol en la Angelópolis, sabremos a ciencia cierta si seguiremos contando con dos equipos en el máximo circuito, o sólo uno.

El día viernes 11 de mayo es el límite para que Lobos BUAP informe a la Liga Mx si cubrirá el monto establecido para mantenerse en primera división, u optará por regresar a la liga de ascenso.

Hasta el momento, la directiva de los licántropos ha sostenido varias reuniones con distintos grupos de inversionistas que han mostrado interés en aportar los recursos para asociarse con la BUAP en cuanto a la administración del equipo.

De estos grupos, tres han sido desechados debido a que su intención era la de trasladar a la escuadra universitaria a otro estado del país, situación que no pasa por la mente ni de la directiva y menos de la rectoría de la máxima casa de estudios de nuestro estado.

La intención es conseguir los recursos para permanecer en la primera división pero siempre y cuando el equipo se mantenga como Lobos BUAP y juegue en CU al menos por un periodo de cinco años.

Las opciones están sobre la mesa y se analizan de manera profunda, lo que sí es un hecho es que si no se logra una buena negociación para la universidad, el equipo tendrá que regresar a la liga de ascenso, aunque insisto en que las posibilidades de lograr el acuerdo hoy son mayores a las de no lograrlo.

A más tardar, este viernes tendremos la decisión final y sabremos con seguridad cuál será el futuro inmediato del equipo de la BUAP.

Limpia en la Franja

Al menos diez bajas registra el equipo camotero a la fecha, prácticamente todos aquellos que en algún momento tuvieron participación en la época de los López Chargoy.

La mayoría de ellos, con algunas excepciones, tuvieron realmente muy poca participación durante el torneo que recién terminó, a ellos debemos aumentarle a los que llegaron de última hora y no dieron los resultados esperados como el caso del ‘Chatón’ Enriquez y Moisés Muñoz de quien se dice partirá al futbol de los Estados Unidos.

En veremos están gente como Hugo Rodríguez a quien pretenden los Pumas, el ‘manitas’ Zamora, Luis Venegas y el mismo Paco Acuña, quien terminó contrato.
Es un hecho que el cuerpo técnico integrado por Enrique Meza, Juan Reinoso, Marco Trejo, Octavio Becerril, Ignacio Sánchez y el preparador físico Mario Mendaña permanecerán íntegramente para el próximo torneo; incluso, ya les entregaron a los jugadores un panfleto con las instrucciones físicas y alimenticias para este periodo vacacional que concluirá el próximo 28 de mayo con lugar y fecha por confirmarse vía chat.

Quizás en los próximos días nos estemos enterando de algunos nombres de jugadores que podrían venir a reforzar a la escuadra camotera con el objetivo compartido de lograr la salvación definitiva y meterse entre los ocho mejores para buscar el título del futbol mexicano.

Ahora sí, el profesor Meza y su cuerpo técnico no tendrán excusa pues conocen a la perfección las necesidades básicas del equipo para lograr los objetivos.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Lobos BUAP, vive

Después del descenso y una vez consumada la eliminación de los Leones Negros a manos de Cafetaleros de Tapachula, la posibilidad universitaria de mantenerse en el máximo circuito está latente.

Sobre todo porque en la Femexfut confirmaron, por parte de Enrique Bonilla, que no habrá re certificación ni para Cafetaleros ni para Alebrijes, por lo que en caso de que los de la BUAP no consigan el dinero, el próximo año futbolístico se jugará con 17 equipos.

Lo que se maneja

La postura de la directiva universitaria es simple, se aceptaría una sociedad con alguno de los grupos interesados con dos condiciones, la primera, que el equipo universitario se mantenga como Lobos BUAP y siga jugando en Puebla por un periodo de mediano a largo plazo; la segunda, que el paquete accionario fuera de 51% para la universidad y el 49% para el o los nuevos socios con la toma de decisiones a la par.

Me explico. Los universitarios pondrían la franquicia, el nombre, los colores, el estadio y canchas e infraestructura deportiva para el buen desarrollo del equipo y los socios aportarían el capital tanto para pagar la cuota de 120 millones así como las contrataciones de jugadores y obviamente mediante patrocinios, la manutención del equipo.

Se están manejando en medios nacionales algunos nombres de empresas interesadas, pero lo único cierto es que la universidad, en dado caso, tomará la decisión que más convenga a ambas partes, es decir, se tratará que sea una negociación justa en la que ni los Lobos, ni los socios, queden en desventaja, con el objetivo de formar un cuadro competitivo que permanezca en el máximo circuito durante muchos años con un proyecto sólido.

En Puebla se ha generado mucha expectación al respecto, tal parece que los poblanos y universitarios le estamos dando valor a lo que teníamos ‘post morten’, ojalá y esta mala experiencia sirva para cuidar lo que tenemos, pues de verdad eso de tener dos equipos de primera división es un verdadero privilegio para cualquier estado y Puebla no es la excepción.

La efervescencia que se vivió en la Angelópolis después de que fue eliminada la UdeG fue inusual, sobre todo en redes sociales donde todo mundo preguntaba con la esperanza de qué sucedería, si Lobos BUAP iba a pagar el dinero o no; la mayoría, tanto en Twitter como en Facebook coincidían en que se debe pagar para que, aprovechando el reglamento, la escuadra universitaria se quede en primera división.

Como aficionado al futbol en Puebla deseo fervientemente que la universidad, junto con la directiva de los licántropos, logren un buen acuerdo para seguir contando con dos exponentes en la liga mexicana de futbol, tanto por lo deportivo, como por lo económico, pues representa un ingreso importante para muchas familias en la entidad que dependen de la venta de distintos artículos, así como de alimentos para su manutención.

Las oportunidades se dan una vez en la vida y ahora a Lobos se le presenta una grande para de una vez por todas afianzarse en la primera división.

Creo que por el trabajo realizado para ascender al equipo, así como el muy buen primer torneo que se realizó, el equipo, basado en el reglamento, debe permanecer jugando en lo más alto del futbol mexicano.

Ojalá así sea y seguramente en los próximos días tendremos noticias al respecto; de corazón deseo que estas sean muy buenas para el futbol poblano.

Se queda Meza

En la Franja y después de haber logrado 23 puntos en el torneo se da como un hecho la continuidad de Enrique Meza para aterrizar el proyecto, pues será necesario tener otro buen año futbolístico para dejar de lado el tema del descenso y creo yo que nadie mejor que el ‘Profe’ Meza para lograrlo.

Obviamente queda la deuda de la clasificación, la cual a mi parecer estuvo más que asegurada durante muchas jornadas, pero temas extra futbol dieron al traste con una buena temporada aunque también debemos reconocer que el objetivo primario era mantener a la franquicia en el máximo circuito, lo cual se logró de manera sobrada.

Seguramente vendrán cambios de jugadores y veremos si la directiva es capaz de mantener la base del mismo para redondearlo y darle forma para, ahora sí, pelear por algo más que salvarte del descenso.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Fotos: Es Imagen / Andree Jiménez

¿Un descenso?

Muchas veces lo que parece no es y algunas otras lo que es no parece, así es como se mueve el futbol mexicano.

El sábado pasado con la derrota de cuatro por cero en Monterrey se concretó el descenso deportivo del club Lobos BUAP, después de una temporada francamente para el olvido, donde todo lo bueno que se realizó para el ascenso y durante el primer torneo terminaron por no servir de mucho para poder permanecer en el máximo circuito.

Sin embargo, muchos pierden de vista que las reglas han cambiado en el futbol mexicano y lo que para muchos es una realidad, podría no serlo tanto.

Me explico: resulta que en el afán de proteger a ciertos equipos, el hecho de certificar a los participantes de ascenso para poder ascender termina por cambiar las reglas del juego.

Según el reglamento y de acuerdo a los resultados del último fin de semana en el ascenso, resulta que de los tres equipos que quedan con vida (Alebrijes, Tapachula y UdeG) sólo los universitarios tienen derecho directo al ascenso y para lograrlo requieren ganar las dos finales que tienen por delante, la primera frente a Tapachula que luce muy fuerte, y en caso de ganarla tendrían que vencer a los de Oaxaca con quienes se enfrentaron el día de ayer y terminaron por pasar debido al gol de visitante y a la posición en la tabla al empatar a tres goles en el global.

Para resumir el tema, le digo a usted que la única posibilidad de que los Lobos de la BUAP regresen a la división de plata, sería que los Leones Negros logren el ascenso, de otra manera, le adelanto que en la BUAP están listos para negociar con al menos cuatro grupos de inversionistas que han mostrado interés por pagar los 120 millones de pesos que se requieren para mantenerse en el máximo circuito.

Después de los que se vivió durante el último año futbolístico se aprendió que es muy difícil jugar en primera división sin el respaldo de empresas realmente fuertes tanto en lo económico como en influencia en la Femexfut.

Independientemente de los errores cometidos en esta primera experiencia los cuales abarcan a toda la institución, se aprendió que nadar en altamar sólo y sin salvavidas es una misión muy complicada que en una de esas te alcanza para salvarte un torneo pero que a la larga o mediana terminarás hundido y en el descenso.

Es por eso que a pesar de la amarga experiencia se ha hecho conciencia de varias situaciones:

1) Que la primera división es otro mundo muy distinto a la liga de ascenso.
2) Que sin una alianza estratégica con gente de futbol en todos los niveles, es muy improbable lograr sobrevivir.
3) Que si estás en la liga de ascenso, es preferible no firmar con ninguna televisora porque si lo haces te sucede lo mismo que a Lobos BUAP donde llegaron amarrados de las manos y se vieron forzados a firmar los derechos con quien les indicaron y con poco margen de maniobra.

Lo rescatable y las condiciones

Dentro de lo rescatable, le adelanto a usted que ahora con el descenso el equipo está libre de ataduras comerciales pues todos los contratos tenían como fecha de caducidad el actual torneo, incluidos los derechos de transmisión, los cuales quedó firmado que en caso de descenso, la relación comercial quedaba finiquitada.

También es importante aclarar que la institución no tomo un sólo peso por adelantado ni de televisión ni de ningún patrocinador, por lo que en caso de que se de una nueva negociación siempre y cuando el reglamento lo permita, el equipo no está hipotecado de ninguna manera, y lo mejor es que todo el dinero invertido para la manutención del equipo y contrataciones salió exclusivamente de los patrocinios que se lograron durante el año, incluido la televisión, es decir, no se ganó un sólo peso, pero tampoco se perdió y eso ya es una gran noticia pues como vengan las cosas y en el escenario que sea, se podrá empezar de cero.

A diferencia de lo que le pasó a la UdeG cuando descendió, que ya se había gastado los cuatro años que le había adelantado ESPN por concepto de transmisiones y después ya quien sabe cómo los devolvió.

Es por eso que hoy la UdeG sólo transmite sus partidos por el canal de internet de la propia universidad pues en caso de que asciendan, no quieren pasar por las mismas penurias de hace dos años.

Lo que la universidad pediría a los interesados en participar, sería que la escuadra se mantuviera en Puebla como Lobos BUAP.

Quizás en un esquema tipo el de los Tigres de UANL con Cemex donde la universidad aporta el estadio, nombre, imagen y colores además de la franquicia, y los socios el capital y manejo del equipo.

Interesados créame amigo lector, hay muchos y variados, ya será cuestión de platicarlo y ver qué es lo que más conviene para el futbol universitario y poblano.

Para terminar, le comento que la única posibilidad de descenso para la BUAP sería que la UdeG logre ascender, de no ser así, lo más probable es que el próximo torneo volvamos a ver los Lobos BUAP jugando en primera división en CU.

Seguiremos informando.

Puebla, aún con posibilidades

Por increíble que parezca, la franja revivió después de haber derrotado al América al son de tres por uno el viernes pasado en el Cuauhtémoc.

Aunque las posibilidades de clasificación son remotas, son reales y tendremos que esperar los resultados de la última jornada para saber si de milagro se clasificó o tendremos que esperar un torneo más para buscar la ansiada clasificación.

Importante será para la franja ganarle a Lobos BUAP el próximo encuentro en CU, sobre todo porque además de ser necesario y obligatorio para tener chance de clasificación, son puntos muy importantes para el descenso del próximo torneo.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Hecatombe poblana

La verdadera historia de lo acontecido en el seno camotero tiene que ver con un juego de intereses y dinero.

Todo transcurría de manera normal y sin contratiempos, los puntos obtenidos por el equipo de la Franja lo ponían en la línea de la clasificación, quinto lugar general y a sólo ocho puntos de la liguilla, quedando veintiuno por disputarse, daban casi por hecho que el objetivo sería alcanzado sin mayor problema, sobre todo por como venía jugando la escuadra.

Se vino el partido contra el Atlas y una indicación terminó con las aspiraciones camoteras, una indicación con la que Meza no estuvo de acuerdo y que le generó problemas de dialogo con los directivos; paralelamente y después de que se les había dicho a los jugadores que tendrían una prima especial por lograr la salvación del descenso, vino la indicación de que la prima no sería posible y peor aún, que tampoco habría prima por lograr la clasificación a la liguilla.

Esas tres indicaciones fueron las causantes de la debacle camotera que al día de hoy representan cinco derrotas de manera consecutiva y prácticamente la eliminación del torneo.

Ya con el niño ahogado y de manera desesperada, el sábado por la tarde-noche en el hotel de concentración en la Ciudad de México, se presentó una comitiva de la televisora con la encomienda de decirles a los jugadores que si lograban la clasificación sí habría prima, lo cual motivó en cierta manera a los jugadores, pero ya vimos que fue demasiado tarde, pues pareciera que cuando se pudo no se quiso y cuando se quiso ya no se pudo.

Una vez un personaje con mucha experiencia en temas futbolísticos me dijo lo siguiente en una comida: mira, el futbol en México es el único deporte donde te pagan bien por perder, y si quieres ganar, tienes que poner un dinero extra (primas tanto colectivas como individuales).

En este negocio, quien crea que los jugadores aún juegan por el amor a la camiseta, están totalmente equivocados; con la globalización del futbol y los altos sueldos que se pagan, lo único importante para el jugador es el dinero, digamos que es su única motivación, al menos la única que los hace poner el extra para ganar partidos.

Por esos simples detalles, le digo a usted que el Puebla a pesar de tener todo a su favor no logró meterse a la liguilla del futbol mexicano y ahora saldrá más caro el caldo que las albóndigas, pues con el problema porcentual que presenta el equipo de la franja, la escuadra tendrá que ser reforzada de buena manera so pena de tener que pagar en un año la módica cantidad de 120 millones de pesos para mantener la categoría, y todo por querer ahorrarse unos cuantos pesos.

Honestamente se los digo, cuando los directivos piensan que son más vivos que los jugadores, cometen un gran error, en serio, en este negocio nadie es más vivo que los mismos jugadores.

Es cuánto.

Lobos BUAP

Con mucha tristeza hemos sido testigos del desplome del equipo universitario, una escuadra que luchó años por lograr el ascenso, que lo logró a base de esfuerzo y contra todos los pronósticos, que logró tener una primera vuelta excepcional donde consiguió 23 puntos e incluso estuvo cerca de meterse a la liguilla y que sabía que logrando en este torneo 17 unidades estaría salvado, pasara lo que pasara.

Desconozco si esa primera vuelta generó una confianza excesiva en el plantel, que lo fue marginando de obtener buenos resultados.

Un planteamiento táctico que si bien había dado resultados en el primer torneo, se encontraba ya caduco al haber sido estudiado perfectamente por los equipos rivales y donde no se tuvo la capacidad de modificarlo cuando aún era tiempo.

El tiempo terminó por asfixiar la confianza del grupo y se tuvieron que tomar decisiones apresuradas ante la desesperación de que las cosas no salían.

Queda claro que mantenerse en la primera división con recursos limitados es mucho muy complicado y más cuando no formas parte del sistema que maneja el futbol mexicano donde entre las limitantes del equipo y las situaciones extracancha, terminas por ser aniquilado.

La situación se ve muy complicada quedando seis puntos en disputa y sólo una verdadera reacción del equipo podría modificar las cosas, es decir, no queda más que intentar ganarle al Monterrey la próxima semana y en quince días al Puebla en CU, difícil sí, más no imposible, pues en el futbol hemos visto cosas así y hasta peores.

No queda más que esperar y ver qué pasa en las próximas dos semanas para saber si Puebla se queda con dos equipos en el máximo circuito o sólo con uno que tendrá que cargar una losa muy pesada en cuanto al porcentaje.


Un respiro

Es importante apuntar que tras la derrota de Veracruz en su casa ante León, la situación del descenso queda de la siguiente manera: si Lobos BUAP conquista 4 de los 6 puntos que le restan y Veracruz logra un máximo de dos unidades de aquí al final, Lobos se salva, pero si los escualos ganan uno de los dos encuentros restantes, ya sea a Toluca o a Cruz Azul, o se llevan el triunfo en los dos, la escuadra universitaria está obligada a ganar sus dos juegos restantes. Y una tercera opción es que si ambos ganan los dos choques que les faltan, el que se salva es Lobos.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Fotos: Es Imagen / Jafet Moz

Mal y de malas el futbol poblano

La situación actual del futbol en Puebla pasa por uno de sus peores momentos; si bien es cierto, con los nuevos lineamientos de la Femexfut tendremos futbol en la Angelópolis al menos dos años más por lo del tema del no descenso, siempre y cuando no se quede en el último lugar de la tabla porcentual so pena de pagar 120 millones de pesos para permanecer en el máximo circuito.

Es decir, no habrá descenso para los equipos que cuenten con dinero pero sí habrá ascenso hasta llegar a los veinte equipos como se tiene estipulado.

La Franja permanecerá sin duda alguna al estar respaldada por una de las dos empresas dueñas del futbol en nuestro país.

Sin embargo, nadie está peleado con su dinero y seguramente tratarán de reforzar a una escuadra que una vez que logró la permanencia matemática, se dio por bien servida y aflojó el paso de una manera que lo tiene al borde de la eliminación de la liguilla al sumar cuatro derrotas de manera consecutiva y estancarse en 17 puntos a falta de tres jornadas para culminar el torneo.

El colofón de este mal momento se dio el viernes pasado cuando la Franja fue vapuleada al son de seis goles por dos por un Pachuca que se dio un festín en el estadio dos veces mundialista.

¿Qué sucedió en el Puebla? Es una buena pregunta, nadie a ciencia cierta tiene la respuesta, aunque lo único cierto es que después de la derrota contra el Atlas, las cosas no volvieron a ser igual, incluso la actitud del mismo Enrique Meza deja más dudas que certezas pues el hecho de casi no levantarse de la banca durante el encuentro contra los Tuzos, deja en evidencia que algo no está bien al interior de la escuadra.

Da la impresión que es como un acto de protesta o una manifestación de descontento por algo en lo que no estuvieron de acuerdo ni el cuerpo técnico ni los jugadores.


Fotos: Es Imagen / Jafet Moz

El peligro ya no radica en lo que respecta a este torneo sino en lo que se viene para el próximo donde la Franja se encuentra en los últimos lugares del porcentaje.

Se viene el partido frente al alicaído Pumas y la Franja si quiere meterse a la Liguilla tendrá que ganar al menos dos de los tres partidos que le quedan más un empate, lo cual, por lo visto, no será nada fácil.

Lobos BUAP

En el campamento universitario, las cosas no podrían estar más complicadas, después del cambio de técnico y la derrota en Cruz Azul donde, entre errores individuales, los accidentes y las decisiones arbitrales rigoristas, tienen al equipo en un serio riesgo de descenso.

Una gran cantidad de circunstancias tienen a los licántropos en esta complicada situación.

A mi parecer el hecho de que el ex técnico Rafa Puente no haya cambiado jamás el esquema táctico a sabiendas de que estaba bien estudiado y que los equipos tenían el antídoto para contrarrestarlo, lo llevó a consumir jornadas sin puntaje lo cual terminó por costarle la chamba y dejar al equipo con la obligación de ganar cierta cantidad de puntos de manera obligada para tratar de salvarse del descenso.

Que en el equipo nadie lo persuadió de lo que estaba pasando y por el cariño y agradecimiento que se le tiene, se le aguanto de más.

Que la llegada del auxiliar ‘Bora’ Alcántar significó que se siguiera jugando con la misma filosofía y no se modificara de manera sustancial el planteamiento contra uno de los peores Cruz Azul de los últimos tiempos.

Sin embargo y aunque parezca increíble, los Lobos aún pueden salvarse del descenso siempre y cuando se logren ganar los dos partidos que le quedan como local, donde lo único que no se debe perder es la fe, las ganas y el compromiso de los jugadores de sacar el barco a flote.

Tres verdaderas finales se tienen por delante y como tales se tienen y deben de enfrentar, matar o morir, no hay más hoy en día.

El próximo sábado en CU se debe llenar el estadio y el apoyo debe de ser total por parte de los estudiantes universitarios y de la misma afición poblana, hoy es cuando.

A continuación le pongo la tabla de posibilidades en cuanto a puntos necesarios para lograr la salvación junto con la combinación de resultados con Veracruz.

*Quedarían empatados en puntos pero Lobos BUAP se salvaría por diferencia de goles.

Así las cosas.

Nosotros seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Crucifixión

Vaya fin de semana para los equipos poblanos. La ‘maldita’ fecha FIFA volvió a dejar secuelas negativas en cuanto a los resultados.

La Franja de Enrique Meza sumó su tercera derrota consecutiva al caer en Querétaro al son de dos goles por uno, poniendo en entredicho una posible clasificación a la liguilla.

Un torneo que la verdad pintaba bien y donde hasta hace tres semanas todo caminaba de buena manera, sin embargo, a partir de esa dudosa derrota frente al Atlas, todo se vino abajo.

El partido del sábado pasado, con todo y la dificultad que representaba, era una doble oportunidad de sumar puntos para ambos torneos, el actual donde se juega la calificación a la liguilla y el que viene donde Puebla es el último en el porcentaje peleando precisamente con los Gallos; sin embargo, no se pudo sumar al menos un punto para dejar las cosas como estaban.

A falta de 12 puntos por disputarse, la Franja no está eliminada aunque sí ya comprometió su pase a la siguiente fase y tendrá que sumar al menos siete de los puntos que quedan para meterse a la fiesta grande y quedar en mejor posición respecto al próximo torneo.

Se viene Pachuca el próximo viernes en el Cuauhtémoc, equipo que no ha tenido un buen torneo y que viene de caer en casa frente al Monterrey.

La victoria es de urgencia para mantener vivas las posibilidades de trascender en el torneo, pues de no lograrse sí estaría limitando sus posibilidades en el actual torneo.

Lobos BUAP

Los que no logran ver la suya son los universitarios quienes sufrieron una dolorosa derrota en casa frente al ‘enrachado’ Toluca que sumó su sexto partido ganado de manera consecutiva.

El esfuerzo está, pero los resultados nada más no se dan y la permanencia en el máximo circuito está comprometida.

La salvación sigue estando en manos de los licántropos, sin embargo, el tiempo se agota y los puntos necesarios para la salvación nada más no llegan.

Quedan 12 puntos en disputa de los cuales seis se jugarán en casa frente a Necaxa y Puebla y seis en calidad de visitantes frente a Cruz Azul y Monterrey, nada fácil la verdad para el equipo de Puente que honestamente ha perdido el rumbo en este torneo.

Mucho tendrán que valorar los jugadores la posición que hoy tienen en la primera división, pues un posible descenso terminaría con la carrera de varios de ellos, en especial de los veteranos quienes se juegan su última oportunidad en el máximo circuito.

Algunos jugadores del actual plantel tienen la suficiente experiencia para sacar el barco a flote, sin embargo, al pasar de los partidos, los resultados nada más no se dan.

A pesar de todo, la posibilidad está latente y es el momento de sacar la experiencia, el coraje y hambre de triunfo para permanecer en la liga.

Rafael Puente debe encerrarse con sus jugadores a piedra y lodo y subsanar los errores, haciendo un compromiso de a deberás para enfrentar los últimos cuatro partidos a muerte, empezando con el del próximo sábado frente a Cruz Azul en la capital del país.

La tranquilidad y el compromiso serán factores que pueden determinar la permanencia del club en la primera división.

Nosotros, como siempre, veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Foto: Es Imagen / Andree Jiménez
Ilustración: Alejandro Medina

Espera que desespera

Estas fechas FIFA, a las que estamos tan acostumbrados, sólo generan aburrimiento y pérdida de ritmo a los equipos del futbol mexicano.

Cuántas veces hemos sido testigos del cambio de rumbo que toman los torneos después de la pausa obligada, a algunos de verdad termina por afectarlos de fea manera y a otros cuantos los beneficia, pues tienen el tiempo de reagruparse nuevamente y enderezar el camino.

En cuanto a los equipos poblanos, la historia nos dice que después de parar durante quince días los resultados no han sido los óptimos; sin embargo, en esta ocasión me da la impresión que la misma llegó en buen momento pues a la Franja del Puebla le urgía hacer una pausa en el camino para clarificar objetivos y volver a tomar el rumbo hacia la clasificación después de dos jornadas desafortunadas donde se obtuvieron sendas derrotas.

Para un viejo ‘lobo de mar’, como Enrique Meza, la pausa le servirá para reagrupar a sus jugadores, para recuperar a algunos lesionados como Lucas Cavallini y Hugo Rodríguez, quienes sufrieron algunos problemas musculares en la última jornada y el descanso de cuatro días que les dio el cuerpo técnico les cayó de maravilla.

El próximo fin de semana estarán visitando al ‘gitano’ equipo de los Gallos de Querétaro, quienes son capaces de vencer al más pintado y también de perder frente al peor equipo del torneo por lo que son una verdadera incógnita.

Como sea, la Franja deberá mostrar nuevamente su mejor nivel y empezar a sumar la mayor parte de los quince puntos restantes con la mira puesta en meterse entre los ocho mejores del torneo y buscar trascender en la liguilla del futbol mexicano.

Lobos BUAP

En cuanto a los universitarios, el descanso les servirá para replantear objetivos, tener a todos los jugadores del plantel en óptimas condiciones para enfrentar las cinco finales que tienen por delante en aras de salvar la categoría.

La combinación de resultados y la suma de puntos serán definitivos para que Rafa Puente y su grupo logren lo que se propusieron al inicio de su aventura en la primera división.

Me queda claro que una victoria frente al complicado Toluca pondría a los licántropos a un paso de la permanencia, sin embargo y aunque el objetivo se ve al alcance, este se debe de conseguir sobre el terreno de juego aún y cuando se sabe que se tendrán arbitrajes en contra y la voluntad de la FMF de que los de la BUAP no permanezcan en el máximo circuito como ha quedado de manifiesto a lo largo del torneo.

Lo importante de todo esto es que los jugadores, cuerpo técnico y directiva están conscientes de lo que se están jugando y saben que en sus manos está mantener a la escuadra y a Puebla con dos equipos en el máximo circuito.

El viernes pasado enfrentaron a la selección sub 21 de México, en CU, partido que fue tomado con toda seriedad y para muestra la victoria de seis goles por uno donde, a pesar de algunas ausencias por fecha FIFA, los que participaron pusieron todo el empeño para preparar lo que será el partido del próximo sábado frente a los choriceros de Hernán Cristante y donde como todos sabemos se juega mucho más que tres puntos.

Esperemos que la pausa obligada sea el parteaguas para que los equipos poblanos retomen el buen camino y los buenos resultados empiecen a llegar.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter: @pepehanan
Ilustración: Alejandro Medina

Altibajos camoteros

Una derrota hasta cierto punto inesperada fue la que sufrió el equipo camotero el viernes pasado en el Cuauhtémoc a manos del superlíder Santos de Torreón.

Inesperada porque los de la Franja venían teniendo un estupendo torneo jugando como locales, donde ligaron incluso cuatro victorias de manera consecutiva hasta el empate de último minuto frente al Necaxa, de Nacho Ambriz.

El equipo de Enrique Meza había impuesto condiciones en su terreno, sin embargo, frente al superlíder mostró mucho respeto durante el encuentro y ofensivamente no tuvo mucha llegada y menos profundidad.

Desconozco si fue miedo o precaución, lo cierto es que era de esos partidos que si no lo podías ganar, tampoco lo debías perder como terminó sucediendo.

Lo malo de todo esto es que la derrota se acumula al empate frente a Necaxa y al revés frente al Atlas para sumar sólo un punto de los últimos nueve disputados, lo cual, hasta cierto punto, complica un poco las aspiraciones de meterse a la liguilla, lo cual no significa que esté fuera de la pelea, pero sí los hace perder terreno justo antes de la fecha FIFA que tan malos recuerdos le trae a la afición camotera, para después tener que viajar a Querétaro donde enfrentará un partido importante que tiene que ver con la calificación a la liguilla y con el tema porcentual para el próximo torneo donde se enfrentará por la permanencia con los mismos Gallos.

El actual es un buen momento para que la escuadra se concentre de lleno en el cierre del torneo donde los próximos quince puntos serán fundamentales para lograr la clasificación y tener un colchón importante de cara al próximo torneo.
Como aficionados, seguir apoyando y respaldando al equipo en pos de lograr los objetivos antes mencionados.

Lobos BUAP

Los universitarios estuvieron realmente cerca de dar la campanada que se necesitaba para dar un golpe serio rumbo a la salvación al estar ganándole al León dos goles por cero cuando quedaban 30 minutos de partido, sin embargo, el triunfo no llegó y el tema de la salvación aún sigue en suspenso.

A simple vista el punto obtenido no es malo, aunque después de ver el partido, quedó la sensación que se dejaron dos puntos importantes en el camino.

Con nueve puntos en el casillero y quince por disputarse, la salvación está al alcance, pues a la fecha el equipo tiene 32 puntos sumados en ambos torneos y requiere al menos cinco más para asegurar su permanencia dependiendo de lo que haga o deje de hacer Veracruz.

Se viene el descanso donde los de la BUAP deberán concentrarse en derrotar al poderoso Toluca que el sábado venció al mismísimo América en el estadio Azteca para quitarles lo invicto en el torneo.

Generalmente, los universitarios, cuando enfrentan a equipos grandes, dan buenos partidos, pero en este deberán poner los cinco sentidos y una gran concentración para ahora sí dar el golpe que se necesita para acercarse a la salvación.

Como dato curioso le comento que en la suma de ambos torneos, los equipos poblanos suman puntos semejantes pues a la fecha, la franja lleva 33 puntos y los Lobos BUAP, 32.

Esperamos que al final estemos hablando que la suma de puntos de ambas escuadras terminó por alcanzar para lograr los objetivos fijados antes del inicio. Que así sea.

La mafia del fútbol

Con la victoria del Veracruz sobre Atlas se confirma lo sucio y apestoso que es el futbol mexicano, el partido se encontraba 2-1 a favor de los jarochos y sobre el tiempo de reposición viene una mano monumental del defensor escualo, la cual es pasada por alto por el cuerpo arbitral, el penal significaba quizás el empate y prácticamente el descenso del equipo del puerto, no fue así y el drama continuará hasta la última jornada del torneo.

La situación no está fácil y los universitarios tendrán que hacer por su causa para mantenerse por méritos propios en el máximo circuito.

Nosotros, como siempre, seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Ilustración: Alejandro Medina

Dudas que matan

Dicen los que saben que no hagas cosas buenas que parezcan malas, y la verdad, después de ver la actuación del equipo camotero frente al Atlas quedan más dudas que certezas.

Un equipo que venía de ganarle al Monterrey de manera clara, contundente, y cuando se esperaba que frente al colero diera otro buen encuentro donde incluso aparecía como favorito, terminó por morder el polvo de fea forma.

Debemos aceptar que para la televisora, que tiene intereses muy fuertes en ambas escuadras, era de vital importancia la victoria de los tapatíos pues con los tres puntos en disputa aseguraban prácticamente su permanencia en el máximo circuito, sobre todo después de la derrota del Veracruz en Morelia.

Para el Puebla podría decirse que era un partido más en el que una derrota no le afectaba de manera importante en lo que al porcentaje se refiere, al menos en el actual torneo.

Honestamente no tengo elementos para asegurar que el partido fue pactado, tampoco queda evidencia de ello con excepción del bajo nivel mostrado por la escuadra camotera.

En descargo del equipo de Meza, debo aceptar que las ausencias de dos piezas como las de Angulo y Chumacero merman de manera considerable el accionar del equipo de la Franja con lo cual se vuelve un equipo predecible con poca recuperación y poca llegada por las bandas, situación que a mi parecer terminó por pesarle en demasía al equipo de la Franja.

Sin embargo, ya verá usted que con la incorporación de estos dos elementos para el próximo encuentro, la Franja retomará el buen camino y seguirá con paso firme rumbo a la calificación.

10 contra 12 en Lobos BUAP

La persecución es evidente, las ganas de deshacerse del equipo universitario en primera división, queda más que claro.

La actuación del árbitro de apellido Montaño deja en evidencia a la comisión de arbitraje, y de verdad no se trata de buscar culpables donde no los hay, pero de verdad la tendencia al tijeretear el partido frente a Chivas y dejar a Lobos BUAP con un hombre menos desde el primer tiempo por un forcejeo dentro del área nos muestra las ganas de ponerle piedras en el camino al equipo universitario con el objetivo de seguir dándole aire al equipo jarocho.

Lo más importante para Lobos BUAP será mantener la calma, no desesperarse, pues será importante ligar una victoria para ponerle tierra de por medio al tema porcentual.

Es momento de unir más al grupo y tratar de sacar lo mejor de cada quien para lograr el objetivo.

No es fácil, sin duda, pero este equipo ha demostrado muchas veces que es capaz de imponerse a las adversidades y le aseguro a usted que esta vez no será la excepción.

La presencia del Gobernador Tony Gali y del Rector Esparza en el vestidor al término del encuentro dejó ver el interés y el apoyo que estos personajes le dan al equipo.

Las palabras de ánimo que tanto el Gobernador como el Rector les dieron a los jugadores son de gran significado, y lo mejor fue el compromiso que mostraron los jugadores para sacar el barco a flote; como le decía a usted la unión hace la fuerza y el equipo sacará adelante el compromiso de mantener a la escuadra en el máximo circuito. Las cartas están echadas y no tardará mucho en que los resultados definan la permanencia de la institución en el máximo circuito.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Maldito dinero, sangre del corazón

Mucho se habló durante los últimos meses sobre lo que se venía cocinando en la Femexfut con respecto a la abolición del descenso, muchos se manifestaron en contra, aunque desde hace meses les adelante, por ahí de la época navideña, que la decisión estaba tomada y solo era cuestión de tiempo para darle forma, tal y como sucedió.

Sin embargo, y a pesar de lo que se dio a conocer durante la semana respecto a la junta de presidentes hubo situaciones que no se dieron a conocer tal cual.

Me explico. Usted sabía que aún y cuando no habrá descenso durante los próximos cuatro años (a partir del próximo), ¿el porcentaje va a continuar? Pero no sólo de manera acumulativa para cuando vuelva a haber descenso, sino que el equipo que tenga el peor porcentaje año con año tendrá que pagar a la FMF la módica cantidad de 120 millones de pesos para poder mantenerse en el máximo circuito.

Sí, así como lo lee; es decir, el descenso se transformará en un elemento de dinero para poderse mantener en la categoría.

Queda claro que sólo los más ricos podrán seguir participando en la primera división de nuestro país.

Lo que no quedó muy claro es a donde irán a parar esos 120 millones de pesos anuales, obvio que a la federación, pero… ¿Para qué se utilizarán? ¿Para la selección mexicana? ¿Para repartirlo entre los equipos del máximo circuito? ¿Para los equipos de ascenso? O ¿para quién?

Son preguntas que deberán ser respondidas de manera puntual por los jerarcas de nuestro futbol.

Los equipos de primera división que se mantengan este año no podrán confiarse en el tema porcentual so pena de pagar más o menos 6 millones de dólares en caso de no sumar lo suficiente.

Gatopardismo puro, cambiamos todo para que siga igual, o tamales de a cinco, multipropiedad aceptada y negociación descarada, ese, señores, es nuestro futbol, amen.

Puebla de la Franja

Gran victoria obtuvieron los poblanos en la mismísima cancha del Monterrey, un tres a uno que confirma que el trabajo de Enrique Meza y la nueva directiva rinde frutos.

La Franja se instala en los primeros lugares del certamen y se enfila a una posible calificación a liguilla.

La afición poblana debe estar contenta y satisfecha con el accionar del equipo que ahora repetirá fuera de casa visitando al colero Atlas donde, de darse el resultado, estaremos hablando ya, ahora sí, de otra cosa.

Lobos BUAP

Los universitarios volvieron a morder el polvo en cancha ajena al son de tres por uno frente a Xolos, donde los errores individuales marcaron el derrotero del encuentro.

Problemas serios de desconcentración son los que tienen al equipo en esta incómoda situación.

El destino aún está en sus manos pero es de imperiosa necesidad sumar a la brevedad por lo que el partido del próximo sábado frente a Chivas representa una final más donde, de obtener el resultado, se estarían acercando, a pesar de todo, al objetivo que no es otro que mantener la categoría.

No será fácil sin duda, pero los universitarios han demostrado que en casa se motivan y son capaces de vencer al rival más pintado.

Y es que con la derrota del Veracruz los de la BUAP deben de una vez liquidar el tema porcentual, pues a los escualos solo les queda la esperanza de alcanzar al Atlas o que Lobos no sume lo necesario para permanecer en la primera división; lo dicho, la mesa está puesta.

Todo está en manos de los jugadores que saben perfectamente que muchos se están jugando su futuro y el de sus familias.

Nos vemos en CU el sábado en un partido que, no cabe duda, sacará chispas.
Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan

Razones del triunfo de la BUAP

Mucho se dijo durante la semana sobre el partido entre Lobos BUAP y Veracruz.

Que si Fidel Kuri operaba para tener el arbitraje a su favor, que si era el juego del destino en el descenso, que el partido estaría bajo la lupa de los medios de comunicación, etc.

Mientras en Veracruz se distrajeron con todos estos temas; en Puebla, la directiva universitaria y el cuerpo técnico se pusieron a trabajar, cada quien en lo que les correspondía.

Mientras Rafa Puente estudió al rival y puso en práctica un sistema de juego que les permitiera ganar el partido junto con sus jugadores. Luza Esparza tomó la determinación de hacer una reunión sorpresa el día viernes donde se operó para traer a Puebla a todos los familiares cercanos de los jugadores para motivarlos de cara al importante partido.

Los jugadores no sabían nada al respecto y fue realmente emocionante para ellos llegar al supuesto asado y encontrarse con sus familiares; esto incluyó a los parientes cercanos de los extranjeros también, lo cual les dio el envión anímico para solventar el compromiso y sacar a relucir su mejor futbol, lo cual desencadenó en la estrepitosa goleada de cinco goles a cero sobre los jarochos.

La presencia del Rector Alfonso Esparza también fue definitiva para que los jugadores sintieran el respaldo que se necesita en este tipo de encuentros.

Fue realmente intenso previo al partido cuando Rafa Puente y Luza Esparza permitieron que los familiares de los jugadores ingresaran al vestidor para rezar el ‘Padre Nuestro’, minutos antes de saltar a la cancha, ahí tuve la oportunidad de estar y sentí que el ambiente era relajado y a los jugadores les vi en los ojos el ‘hambre de triunfo’, en ese momento supe que Lobos BUAP ganaría el partido, era como un sentimiento compartido de solidaridad y compromiso donde el prestigio del equipo estaba en juego y no lo iban a dejar pasar.

Lo que no se vio ni se supo

El ambiente en el Estadio Universitario era de tensión absoluta, por un lado la directiva universitaria junto con el patronato y el Rector Esparza pujaban y se daban ánimos de que todo saldría bien, sin embargo, siempre quedaba la incertidumbre de lo que podría suceder.

Por otro lado, el señor Fidel Kuri acompañado de su directiva y familiares se hacían presentes en el palco visitante, con cara de pocos amigos, hubo un momento donde las directivas se cruzaron y el saludo fue caballeroso pero con una dosis de morbo, el saludo y el correspondiente ‘buena suerte’ fue todo.

Inició el partido y el Rector Esparza se veía tranquilo, pero con un gesto adusto. Estaba viviendo la presión que imperaba, me acerque a él para desearle suerte y comentarle lo que había yo percibido en el vestidor, me confesó que le dolían los brazos y simplemente nos apretamos las manos en señal de apoyo.

Iniciaron las acciones y poco a poco Lobos BUAP impuso condiciones, cayó el primer gol y el palco local fue una locura, abrazos y frases de apoyo, sin embargo, nada estaba decidido aún, vino el penal no marcado a Advíncula y el enojo no se hizo esperar, las dudas sobre el arbitraje empezaron a florecer.

Ya en la segunda mitad empezaron a caer los goles, se vino el segundo que fue festejado en grande; en el tercero, de Jiménez, el Rector no festejó pues pensó que el árbitro lo había anulado, no fue así, y ahí sabíamos que la victoria era de la BUAP.

Ya después, nos enteramos que en el palco visitante sacaron hasta a los meseros, pues el señor Kuri estaba como loco y no quería a nadie en el palco, después del cuarto gol abandonaron el Estadio Universitario para partir con rumbo desconocido.

Ojalá esta victoria sea el chispazo que necesitaba el equipo para despuntar y sumar los puntos necesarios para lograr la salvación.

Se vienen Xolos, en la frontera, y Chivas, en CU, lograr al menos 4 de 6 puntos estarían poniendo tierra de por medio en el tema porcentual.

La Franja, bien

Los Camoteros, a mi parecer, jugaron un buen partido frente al complicado Necaxa al cual estuvieron a 30 segundos de derrotar, de no ser por el espectacular gol que logró Barragán en el último suspiro del partido.

El equipo de Meza juega de acuerdo a lo que tiene y los catorce puntos obtenidos a la mitad del torneo no son nada despreciables, los mantiene en la línea de la clasificación y además jugando con un sistema definido que los vuelve peligrosos ante cualquier rival.

De a poco, la Franja empieza a tener forma y se esperan buenos resultados en los próximos encuentros a pesar de que se vienen dos salidas complicadas a Monterrey y Atlas donde se verá si los Camoteros ya están listos para enfrentar partidos fuera del Cuauhtémoc y sumar puntos importantes.
En resumen, fue un buen fin de semana para los equipos poblanos donde la esperanza de que las cosas sigan mejorando está más viva que nunca.

Que así sea.


Foto: Es Imagen

Prepárese

Por cierto, les comento que de buena fuente (muy buena) me enteré que los partidos del Puebla como local serán los viernes a las 9 de la noche.

La televisora tomó la determinación y es un hecho que al menos para la próxima temporada esa será el horario, así que tome sus previsiones, amigo aficionado.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Ilustración: Alejandro Medina

Rumbo fijo camotero

Los plazos empiezan a cumplirse, el trabajo de Enrique Meza al frente del equipo camotero da frutos en la tabla general, trece puntos de veinticuatro disputados nos hablan de una efectividad de más del 50% lo cual en nuestro futbol es un gran porcentaje.

El sábado pasado en el último partido que La Franja disputara en el estadio Azul (que será demolido en julio) se logró el primer punto en calidad de visitante frente a la máquina cementera, quizás habrá quien diga que Cruz Azul es un equipo gitano y que empatarle en su casa no es la gran cosa, sin embargo, sumar fuera de casa siempre será productivo y más para un equipo camotero que no había logrado nada en tres salidas durante el torneo.

Me queda claro que más que el punto obtenido, lo realmente significativo será el nivel de confianza que los jugadores adquirirán para enfrentar los próximos compromisos que se tienen en puerta.

De continuar con este paso, La Franja estará aspirando a la liguilla y, lo más importante, que se están sumando puntos que compensarán los que se perderán al término del actual torneo, pues el tema porcentual seguirá siendo un tema a atender durante los próximos dos torneos.

Los camoteros deberán mantener la inercia que los tiene en los primeros lugares del torneo y para eso deberán derrotar el próximo viernes a los Rayos del Necaxa en el Cuauhtémoc, un equipo que viene de vencer al poderoso equipo de Rayados de Monterrey por goleada de tres por cero.

No será fácil, pero el equipo de Meza ha demostrado durante el torneo que nadie les tose en casa y de ser así, podríamos empezar a preparar las maletas para vivir una liguilla en Puebla.

Lobos BUAP

Vaya partido que terminaron perdiendo los universitarios en Morelia el pasado viernes; después de dar un buen encuentro en el que incluso estaban ganando los errores y desatenciones de siempre, terminaron por dar al traste con el trabajo realizado para terminar mordiendo el polvo al son de dos goles por uno.

Era muy importante el punto, pues representaba el tercer partido seguido sin perder, lo cual catapultaría al equipo a seguir sumando y lograr el objetivo de la permanencia.

Algo tendrá que hacer Rafael Puente, pues me da la impresión que algunos jugadores no están dando el extra que se necesita para jalar la carreta.

En especial, me refiero al mediocampista Gabriel Cortez, quien sólo se le ve flotando sobre el terreno de juego sin realmente aportar algo significativo al equipo.

A mi parecer deben de jugar los que estén realmente comprometidos con el equipo y con el objetivo, se llamen como se llamen, pues el tiempo apremia y la suma de puntos se vuelve de vital importancia.

Se viene un partido sumamente importante frente al Veracruz, que como visitante ya dio dos campanadas y mantiene aún vivas sus posibilidades de salvación, siempre y cuando equipos como Querétaro, Atlas y Lobos BUAP no hagan su respectivo trabajo.

Ganar como sea es la premisa para los licántropos, no existe más en estos momentos y mucho se tendrán que mentalizar los jugadores para darse cuenta de lo que se están jugando pues no es sólo la permanencia de la escuadra, sino también su futuro como jugadores de primera división.

Esperemos que sea una buena semana para los equipos poblanos y que la próxima estemos hablando de cosas mejores para el futbol poblano.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Ilustración: Alejandro Medina

Malaria camotera

Qué distinto se ve el Puebla de la Franja cuando sale del estadio Cuauhtémoc. De ser un equipo fuerte, que maneja bien los tiempos y que sabe en qué momento ganar el partido, al equipo que vemos en cancha ajena, donde se ve hasta cierto punto timorato, desconfiado, ya que tiene que recibir el primer gol para intentar tener una reacción.

Me queda claro que reconstruir un equipo como el Puebla no es tarea fácil, una escuadra que se encontraba abandonada por su afición ante los malos resultados de los últimos años y que además se encontraba llena de vicios al interior, es sin duda un reto a considerar.

Los primeros pasos se han dado, el volverte fuerte en casa es un gran avance y de a poco la afición camotera ha regresado a las gradas, sin embargo, aún queda esa deuda pendiente, la de sumar en patio ajeno, y es ahí donde Enrique Meza y su grupo de trabajo tendrán que poner los cinco sentidos.

Más bien parece un trabajo psicológico el que se debe de realizar, pues los jugadores y el planteamiento la verdad que no varían mucho de lo que se muestra en casa con lo que tratan de hacer en campo ajeno, lo vimos el sábado en León donde la escuadra sin ser apabullada ya perdía dos por cero en los primeros veinte minutos, después vino la reacción con posesión de pelota y dominio territorial pero con muy poca profundidad, lo cual termina por volver improductiva la posesión del balón y se traduce en derrotas como las últimas tres jugando en calidad de visitantes.

Se viene un partido frente al Toluca el próximo miércoles en el Cuauhtémoc, donde si la lógica no falla y de acuerdo a lo mostrado en condición de local, la Franja deberá obtener los tres puntos para seguir en ascenso en la tabla porcentual y buscar conseguir el objetivo de sumar lo más posible y además meterse a la liguilla del futbol mexicano.

El próximo sábado en el estadio Azul, la Franja enfrentará al equipo de Pedro Caixinha, que da tumbos una semana sí y otra también, y volveremos a ver si la Franja es capaz de ahora sí sumar fuera del estadio dos veces mundialista.

Lobos BUAP, vive

El equipo de Rafa Puente sacó fuerzas de flaqueza y después de un gran segundo tiempo fue capaz de darle la vuelta al marcador y derrotar al Atlas de Rubén Omar Romano al son de tres goles por uno para tomar una bocanada de aire en el tema porcentual.

Mucho se dijo sobre la permanencia de Puente en el banquillo universitario, afortunadamente para él y para los licántropos, el resultado se dio para seguir ilusionados con la salvación.

Sin embargo, la exigencia sigue y no se pueden echar las campanas a vuelo pues enfrente se tiene para este martes al campeón del futbol mexicano, los Tigres de la Universidad de Nuevo León, quienes se meterán a CU con la intención de sumar los tres puntos.

Si los universitarios son capaces de imponerse al equipo de Ferreti estaremos hablando de la resurrección de esta escuadra que estaría dando un paso firme rumbo a la salvación.

Quizás lo que los de la BUAP requerían era de un triunfo como el que lograron el pasado sábado, un triunfo que les diera la confianza necesaria para seguir adelante y corregir el rumbo, lo cual es el deseo de toda la institución y de sus aficionados.

Nosotros como siempre, veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan

Foto: Es Imagen / Ángel Flores
Ilustración: Alejandro Medina

Ilusión camotera

Los aficionados camoteros pueden dormir tranquilos con el accionar del equipo de la franja después de observar el desarrollo de los primeros cinco partidos donde se han logrado nueve puntos de los quince que se han disputado.

Sin echar las campanas a vuelo, me parece que la promesa que Enrique Meza le hizo al gobernador Tony Gali de calificar al equipo a la liguilla, va viento en popa.

El accionar camotero jugando como local es espléndido, tres victorias en tres salidas, lo que pone a la escuadra en la ruta por la clasificación.

Sin embargo, aún queda una deuda pendiente en lo que refiere a jugar como visitante, donde la Franja, a pesar de no haber sido ampliamente superado por los rivales, tampoco le ha alcanzado para sumar y eso preocupa al cuerpo técnico, directiva y afición.

Queda claro que los equipos se arman poco a poco y que darle la vuelta al equipo Puebla no ha sido ni será una tarea fácil, muchos vicios se generaron durante más de veinte años donde los sinsabores fueron muchos más que las alegrías.

Se viene una buena oportunidad para sumar en patio ajeno donde se estará visitando a un equipo León que no pasa por su mejor momento y que acumula dos derrotas por goleada de manera consecutiva.

Una victoria en patio ajeno le daría a la franja la solvencia necesaria para enfilarse a un torneo de ensueño donde la clasificación a la liguilla se ha vuelto más que una obligación una verdadera necesidad para que la comunión con sus aficionados se regenere y la gente regrese de manera constante a las tribunas del Cuauhtémoc.

Lobos BUAP, en problemas serios

Entre las malas decisiones defensivas y los yerros arbitrales, la situación de los licántropos se ha vuelto un verdadero polvorín.

El sábado, en el Azteca, los pupilos de Rafa Puente iniciaron el partido con un buen parado defensivo y con posibilidades ofensivas a pesar de la ausencia de Julián Quiñones quien no tuvo participación por una contractura muscular.

Dos jugadas marcaron el derrotero del partido, desde mi punto de vista, una jugada de Írven Ávila que se iba sólo frente al arquero Marchesín y donde es jaloneado por el defensor americanista, lo cual ameritaba tarjeta roja para el de las Águilas; sin embargo, el árbitro dejó correr la jugada y no marcó nada.

La segunda jugada minutos después donde Lobos tenía el control de la pelota y un descuido del ‘Maza’ Rodríguez quien deja que la pelota se le alargue y se ve en la necesidad de detener por ahí del medio campo a Oribe Peralta, en la cual termina por dar una patada trasera que sin ser tan grave fue aparatosa y el árbitro, ahí sí, determinó que era tarjeta roja para el universitario cuando se jugaba el minuto 26 del primer tiempo dejando a los Lobos con un hombre menos, teniendo por delante más de 60 minutos en el reloj terminó por liquidar a los de la BUAP quienes ya en inferioridad no tuvieron los argumentos necesarios para hacerle frente a un poderoso equipo americanista que con una gran actuación de Henry Martín terminaron por vapulear al equipo de Puente al son de cinco goles por uno.

Las malas noticias no terminaron ahí pues Veracruz había derrotado como vistante a Querétaro y tomaba aire en el tema porcentual.

La situación apremia y algo se deberá hacer para revertir la situación antes de que el tiempo y los puntos se agoten.

Veremos qué determina la directiva licántropa sobre la permanencia de Rafa Puente al frente del equipo, quizás esperar el próximo encuentro en CU frente al Atlas donde la obligación sería la victoria de manera forzosa, de no lograrse, la situación del DT universitario estaría seriamente comprometida.

Nosotros como siempre, veremos y diremos.

Seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Destinos paralelos

Tanto la Franja del Puebla como los Lobos de la BUAP tienen el destino en sus manos; ambas escuadras luchan a brazo partido por lograr sus objetivos, cada uno aspira a su manera a mantener la permanencia para posteriormente ir creciendo y lograr cosas más importantes dentro del futbol mexicano.

La Franja tuvo un partido sumamente complicado en la frontera, cuando visitó a los poderosos Xolos y terminaron cayendo al son de dos por cero.

Los equipos se arman poco a poco, dirían los que saben, de atrás para adelante y Enrique Meza lo sabe bien, como local, los camoteros han impuesto condiciones al lograr vencer tanto al campeón Tigres como a los escualos del Veracruz, sin embargo, el equilibrio que se necesita para sumar como visitantes aún no llega, la falta de contundencia al frente sigue siendo el talón de Aquiles, en las derrotas frente a Morelia y Xolos, ese ha sido precisamente el factor que generó la pérdida de puntos.

Si bien es cierto que el Puebla no cuenta con un cuadro sumamente poderoso, también lo es que puede competirle a cualquiera en el terreno de juego que sea y para que eso suceda, no es suficiente tener posesión de balón sino que será necesario encontrar las vías que lleven a la escuadra a llegar a línea de fondo para desequilibrar al rival y poder hacerle daño.

Meza y su cuerpo técnico lo saben bien y trabajan en consecuencia para que el próximo viernes puedan derrotar a las Chivas del Guadalajara en el Cuauhtémoc cuando de inicio la jornada cinco de la liga.

Las Chivas no pasan por su mejor momento y será una buena oportunidad para que la Franja de un golpe de autoridad en casa y empiece a mostrar que, al menos como local, se obtendrán los puntos suficientes para lograr los objetivos y de paso hacer del estadio dos veces mundialista una aduana inexpugnable donde los rivales tendrán que preocuparse de más, antes de pisar la grama del Cuauhtémoc.

Lobos BUAP mostró otra cara

Cuando muchos analistas y aficionados pensaban que los Pumas y su superliderato serían suficientes para derrotar al colero de la competencia, terminaron por llevarse una desagradable sorpresa cuando Rafa Puente y su escuadra modificaron su planteamiento y, honestamente, no ganaron el partido debido a que Julián Quiñones, Irven Ávila y Amaury Escoto traen la mira chueca, pues la verdad es que los universitarios tuvieron mucho más solidez defensiva y llegadas constantes al marco enemigo donde el arquero puma terminó por erigirse como la figura del partido al sacar al menos tres jugadas que eran cantadas como gol.

Se sumó frente al líder general, sin embargo, es un punto que deja un mal sabor de boca debido a que se pudo y debió ganar al menos por diferencia de dos goles, pero así es el futbol.

Se viene un partido durísimo frente al América, donde los licántropos deberán reafirmar lo mostrado frente a Pumas, manteniendo el buen parado y teniendo frecuencia de llegada para tratar de dar un campanazo en el mismísimo estadio Azteca.

Me queda claro que después de la exhibición dada en CU el sábado pasado, Lobos BUAP tiene la capacidad y el material humano para lograr el objetivo de la permanencia siempre y cuando el cuerpo técnico y jugadores se concienticen en las necesidades y obligaciones que cada quien debe aportar en beneficio del grupo y de la institución.

Me quedó claro el sábado después de platicar con el rector Alfonso Esparza y con la presidenta Luza Esparza, que Rafa Puente Jr. cuenta no sólo con el apoyo de dichos personajes, sino con la confianza total en su trabajo para sacar adelante el proyecto.

Según me comentaron, tienen la plena seguridad que como ha sucedido en otras ocasiones, Rafa sacará adelante al equipo y llegará a buen puerto.

Ojalá y así sea, porque el hecho de que un técnico joven y mexicano cuente con el apoyo total, no se da en cualquier institución donde casi siempre se le da más valor a los extranjeros, minimizando el esfuerzo de los nacionales, situación que afortunadamente no se da en un equipo serio como son los Lobos BUAP.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Fotos: Es Imagen / Jafet Moz

Un poco de historia

Los malos resultados obtenidos por el equipo de los Lobos de la BUAP han puesto en entredicho la continuidad del cuerpo técnico encabezado por Rafa Puente Del Río al frente del equipo universitario.

¿Qué haría usted, amigo lector?

¿Qué hará la directiva universitaria?

Sin duda, no es una decisión fácil de tomar, porque si bien es cierto que los técnicos son hijos de los resultados, también lo es que el análisis debe ser profundo y contundente.

Me parece que después de la derrota de tres goles por uno frente a Pachuca, donde otra vez el equipo fue exhibido en zona defensiva, los focos de alarma se han prendido.

Desde mi óptica, el equipo cuenta con un plantel lo suficientemente competitivo como para mantenerse en el máximo circuito, sin embargo, es el planteamiento táctico lo que ya no funciona y es donde Rafa Puente ha mostrado necedad, se mantiene firme a un esquema que está visto ha sido estudiado a muerte por los equipos rivales y donde a mi parecer no puede ni debe seguir exhibiendo a los centrales al ponerlos como laterales y jugando con línea de tres.

Los rivales se tiran atrás con el afán de robarle la pelota a Lobos y agarrarlos en el contragolpe siempre en inferioridad numérica, así ha sido y así será mientras Rafa no recapacite y cambie su formación. Es de sabios cambiar de opinión.

Me da la impresión que el próximo partido frente a Pumas será definitivo para saber si Puente y su cuerpo técnico continúan o la directiva decide mover sus fichas.

Por lo pronto, le presento un estudio que realicé sobre el desarrollo de Puente al frente de los licántropos y los momentos difíciles por los que ha pasado y de los que hasta ahora ha logrado salir airoso.

Es indiscutible que el arranque de los Lobos ha sido muy malo; nada que ver con el sorprendente inicio del torneo anterior. Por cuestiones lógicas, tras tres derrotas consecutivas, hay quien considera que es momento de cambiar y prescindir del actual cuerpo técnico. En lo personal no comparto esa idea por el momento, expongo a continuación los hechos que me hacen pensar distinto: recuerdo que el 5 de Octubre de 2016 la directiva de Lobos sorprendió a todos nombrando cómo DT a un inexperto joven con nulos antecedentes en la profesión; las críticas e incluso burlas llovieron tras la polémica decisión. El amargo debut agudizó aún más el nombramiento. 5 a 1 perdían los Lobos en Mérida.

Nada justificaba la decisión, lo que para muchos lucía como improvisación, podría tener un costo muy alto. El equipo se asentó, adoptó la idea de su DT y revirtió el cuestionado debut. La capacidad de análisis de la directiva, encabezada por su presidenta Luza Esparza, decidió renovar y planear en conjunto con Rafael Puente el Clausura 2017. Si bien se debutó con triunfo de visitante, vino tras él una nueva crisis. Un punto de 15 fueron capaces de sumar, ligando entre esos cinco juegos, tres derrotas consecutivas.

Es decir, esta no es la primera ocasión en que los Lobos de Puente pierden tres al hilo. Luza Andrea estaba convencida del equipo y notaba en el día a día que la idea de juego se ponía de manifiesto más allá de los resultados; fue analítica, paciente e inteligente y decidió mantenerlos.

El torneo siguió su curso, el equipo mantuvo la idea, mejoró su nivel y cosechó el primer título en la historia de la franquicia.

Posteriormente y sobreponiéndose a muchas polémicas decisiones, logró el ascenso. Vino la segunda renovación y con ella la planeación del debut en el máximo circuito. Las relaciones del cuerpo técnico permitieron reclutar el talento suficiente para construir un equipo competitivo y aspirante a la complicada tarea de permanecer. Tres jornadas de ensueño cautivaron a todos y provocaron que se hablara con alta frecuencia de los Lobos. Entonces vino una nueva crisis, un punto de 15 acompañado del último lugar en la tabla de cocientes encendían las alarmas. Una vez más Luza mostró temple, madurez y capacidad de análisis; no se precipitó y el cuerpo técnico correspondió a dicha confianza ligando dos victorias de visitante. Continuó el andar de los Lobos concluyendo su torneo de presentación con 23 puntos.

Para el Clausura se reforzó al equipo haciendo la directiva un esfuerzo económico importante; es inobjetable que este 2018 arrancó mal; sin embargo, con base en los antecedentes y la capacidad que en repetidas ocasiones exhibió el actual cuerpo técnico para sobreponerse a la adversidad, considero imprudente el tomar una decisión que interrumpa este proyecto que sin duda alguna ha sido muy exitoso, aunque sin duda y como lo mencioné líneas arriba, todo está a expensas de los resultados.

Puebla, bien

Existen partidos que deben ganarse como a como dé lugar y el del viernes pasado frente al Veracruz era uno de ellos, el cuadro del Profesor Meza, sin dar su mejor partido, logró un dos a cero que los pone a 18 puntos de distancia de los escualos, los cuales parecieran destinados al descenso a menos que alguno de los involucrados se meta en un tobogán sin salida.

Ahora es momento de pensar al menos en buscar la clasificación a la Liguilla pues el hecho de haber logrado sumar seis de nueve puntos en el torneo es un buen augurio.

La integración de los refuerzos se empieza a dar de manera paulatina y obviamente se esperan que vengan mejores resultados y una buena cosecha de puntos durante el torneo.

Lo importante es que La Franja está aprovechando su condición de local y eso le dará buen chance de recuperar parte de los puntos que se perderán al finalizar el actual torneo.

Veremos si frente a Xolos, el próximo viernes, son capaces de mostrar en calidad de visitantes el mismo accionar que han mostrado jugando en el Cuauhtémoc.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima

Twitter @pepehanan

Ilustración: Alejandro Medina

Ponerse las pilas

Los dos equipos poblanos requieren de manera inmediata ponerse las pilas debido a que el torneo avanza y los puntos dejados en el camino van a hacer mucha falta al final del mismo.

La Franja cayó en Morelia al son de un gol por cero en un partido en el que la suerte y la ya desesperante falta de contundencia en el marco enemigo jugaron en contra de los camoteros; quienes, a decir verdad, dieron un muy buen primer tiempo donde tuvieron contra la pared al cuadro purépecha; sin embargo, como le comentaba, la falta de un hombre gol fue más que evidente.

Se viene un partido crucial frente a los jarochos del Veracruz, donde una victoria angelopolitana pondría tierra de por medio en el tema porcentual y le permitiría al equipo de Meza pensar con más claridad en buscar otros horizontes, como sería una posible clasificación.

Imagínese lograr seis de nueve puntos posibles y mantenerse a 17 puntos de distancia de los escualos, quedando 42 en disputa.

El viernes, los aficionados poblanos debemos hacernos sentir en el Cuauhtémoc para apoyar a nuestra escuadra, pues, como le decía, podría ser el día del despegue que todos estamos esperando.


Lobos BUAP

Los universitarios ligaron su segunda derrota en la temporada a manos de los Gallos del Querétaro, al son de dos goles por cero.

La escuadra de Rafa Puente no puede permitirse más desatenciones infantiles como la de Facundo Erpen, quien se durmió en un saque de meta pensando en dejar en fuera de lugar al delantero de los Gallos, sin darse cuenta que en el saque de meta no existe el fuera de lugar, jugada que terminó por ser definitiva en el derrotero del partido.

Adelante y en media cancha, también los jugadores extranjeros deben dejar de hacer florituras y tratar de ser más efectivos, pues, honestamente, gente como Julián Quiñones y Pedro Aquino han dejado muchísimo que desear y quizás sea momento para que Puente realice algunos cambios metiendo jugadores que de verdad quieran jugar para el equipo y no para sus intereses personales.

Que jueguen los de verdad, den el 100% en favor del equipo, llámese como se llame y sin importar jerarquías, pues los puntos perdidos no van a regresar y ahora el panorama se pone feo debido a que se viene una muy complicada vista a Pachuca, donde los Tuzos querrán recuperar el terreno perdido y eso pone el partido aún más difícil para los licántropos.

Nosotros como siempre, veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Ilustración: Alejandro Medina

Inicio esperanzador

El pasado viernes, el equipo de la Franja dio un paso importante tanto en la porcentual como en el trámite de devolverle al equipo el lugar que merece en el futbol mexicano, después de derrotar al campeón Tigres al son de dos goles por uno, situación que no sucedía en Puebla desde hace diez años cuando en aquel entonces, 2007, eran dirigidos por el Chelís y la victoria fue de tres goles por cero.

Ganarle al campeón siempre viste, sea como sea, y más cuando la escuadra pretende darle un giro a lo que ha sucedido en los últimos años.

El desempeño del equipo fue bueno, considerando que la mayoría de los refuerzos que llegaron aún no vieron acción, con excepción del ‘Chatón’ Enríquez, quien volvió a mostrarse como en sus mejores tiempos, dándole solidez al medio campo camotero, o cual provocó que los felinos no tuvieran espacios para generar peligro, y si somos honestos, el marcador debió ser más amplio, sin embargo, el grosero error de Moisés Muñoz emparejó las cosas y el marcador no pudo ser más holgado.

Durante el partido tuve la oportunidad de charlar con los nuevos propietarios de la Franja y los noté sumamente metidos con el equipo, tanto el señor Manuel Jiménez como el señor Torre y Álvarez Tostado, acompañados de Pablo Boy, tomaron la determinación de acelerar las negociaciones para traer a un arquero de renombre que vendría del futbol colombiano, aunque es de nacionalidad uruguaya, de nombre Nicolás Vikonis, quien cuenta con experiencia y es ídolo en el equipo Millonarios de Colombia.

Con la presencia del gobernador Tony Gali en el palco, la decisión se tomó ante la urgente necesidad de que Puebla cuente con competencia en el arco, pues al parecer, muchos de los errores de Moy Muñoz son precisamente debido a la falta de presión que tiene el guardameta.

Queda la impresión que en la medida que los refuerzos se vayan adaptando y teniendo regularidad, las cosas irán mejorando paulatinamente para los de la Angelópolis y en esa medida los aficionados irán regresando al estadio Cuauhtémoc que es básicamente lo que los directivos pretenden.

El inicio pinta bien y ojalá las cosas continúen en ese tenor, al menos es lo que todos los que queremos a la Franja deseamos fervientemente.

Lobos BUAP, acuchillado

Parece el cuento de nunca acabar, errores arbitrales muy a menudo la verdad dejan serias dudas sobre el desempeño de los hombres de negro.

La derrota de cuatro goles por dos de ayer por la tarde en Torreón donde a los de la BUAP les anulan el 2 a 2 en el primer tiempo, terminó por dar el 3 por 1 al final del mismo y ya en la segunda mitad, cuando las cosas estaban 3 a 2 y Quiñones estaba cerca del empate, se viene un gol en fuera de lugar por parte de Izquierdoz que el cuerpo arbitral dio por bueno para dejar cifras definitivas.

En general y a pesar de la derrota, los universitarios dejaron un buen sabor de boca, un cuadro valiente que jamás claudica y que constantemente busca el arco contrario hacen pensar que las cosas y los resultados se empezaran a dar a la brevedad.

Quiñones no salió en su tarde y además del gol que le anularon injustamente tuvo otras dos muy claras casi sobre la línea, las cuales, desgraciadamente, falló.

Los refuerzos en general se vieron bien en especial el ecuatoriano Cortez, quien mostró que puede ser el 10 que el equipo requiere para manejar los hilos del equipo en el medio campo.

El próximo sábado en CU se estará recibiendo a los Gallos de Querétaro, donde los universitarios intentarán conseguir su primera victoria del torneo.

Ojalá los errores arbitrales y las cuchilladas hayan sido sólo un accidente por la incapacidad del abanderado y no una tendencia en contra de los Lobos.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Propuesta indecorosa

El cabildeo está a todo lo que da en el futbol mexicano, los intereses prevalecen por encima de cualquier espíritu deportivo; lo cual, es hasta cierto punto lógico, habiendo tanto dinero en juego.

La semana pasada le comentaba que quizás no habría descenso para el mes de mayo; esto no significa que no vaya a haber ascenso, me explico, cada vez toma más fuerza entre los dueños de los equipos la posibilidad de una liga ‘Premier’, una liga que cuente con 20 equipos y que esté formada por equipos económicamente sustentables, equipos que no generen conflicto en cuanto a pagos y que puedan mantenerse estables durante las temporadas.

La propuesta que toma forma es la de abolir el descenso para esta temporada y dar oportunidad al equipo que ascienda de participar para de esa forma llegar a 19 equipos, y en un afán de llegar a 20 para cuadrar la liga, se pondría a subasta una franquicia en cinco millones de dólares siempre y cuando quien la adquiera cumpla con el perfil de los equipos que se pretende tener en esta supuesta liga ‘Premier’.

¿Quién o quiénes podrían estar interesados en adquirir esta nueva franquicia? Se sabe que ciudades como San Luis, Chiapas, Zacatepec, Ciudad Juárez y Zacatecas estarían en la puja, además del equipo de Alebrijes de Oaxaca que ganó el Apertura 2017.

Según me platican, la decisión final se tomará en el mes de marzo y de ser positiva se daría a conocer dos meses antes de que termine el torneo que está por iniciar.

Así es que si en marzo se entera que la liga contara próximamente con 20 equipos, no se vaya usted a sorprender.

Inicia la Liga MX

El próximo viernes, en Puebla, dará inicio de manera formal el torneo Clausura 2018 con el encuentro entre la franja del Puebla y los campeones Tigres del Universitario de Nuevo León.

Partido complicado para los Camoteros que contarán con la ventaja de que los campeones llegarán con muy pocos días de preparación y eso podría inclinar la balanza a favor de los de la Angelópolis.

Importante será para el cuadro de Enrique Meza iniciar con tres puntos el certamen para tomar confianza y saber que se está trabajando por el camino correcto.

La cita es en el Cuauhtémoc el viernes a las 7 de la noche.

Lobos BUAP

Los universitarios terminaron su preparación con buenos ánimos y se declaran prácticamente listos para iniciar su travesía rumbo a la salvación a partir del próximo domingo en la Comarca Lagunera visitando a los reforzados Santos.

Importante mencionar que aparte del ecuatoriano Gabriel Jhon Cortez, que ya trabaja con la escuadra, se espera el arribo de otro elemento de ese país, el cual realiza funciones de medio campo y que podría venir a hacer pareja con Pedro Aquino en la contención.

Se hablan buenas cosas del joven de 20 años ya que se considera que es una de las promesas más interesantes de su país.

También está en veremos la llegada de un extremo colombiano que podría venir a reforzar aún más el ataque licántropo, aunque esa contratación aún está en veremos.

Nosotros también nos encontramos listos para observar y comentar el desarrollo de los equipos poblanos en este nuevo torneo, esperando que el balón ruede a favor de nuestras escuadras.

Aprovecho para desearle a usted, amigo lector, un 2018 lleno de salud y éxito.

Nosotros seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan
Ilustración: Alejandro Medina

Responsable de recibir y resolver solicitudes relacionadas con la Ley de Derecho de Réplica:

Ricardo Morales

Dirección: Blvd. Atlixco #37-217 Plaza JV Colonia San José Vista Hermosa Puebla, Pue. CP 72190

Mail: riva_leo@hotmail.com

Teléfono: (222) 4671012