¡Escúchanos por internet!

¿El Estado debe participar en las ferias de libros del mundo?

La participación del Estado en las ferias de libros en el mundo es un tema que presenta posturas encontradas. Mientras algunos piensan que si no hay nada de derechos autorales que negociar es mejor no acudir, otros consideran que México tiene que expandir su presencia en el orbe editorial. Por lo tanto, dicen estos últimos, contra la opinión primera, que nuestro país debe estar en la mayor cantidad posible de este tipo de actividades.

No gastar en alfombra roja

El director general del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II (Gijón, 1949), asegura que para el conglomerado de libros del Estado cobran especial importancia las ferias de libros como las de Buenos Aires, la de Bogotá, Guatemala, Ecuador o la de La Habana, es decir las ferias de libro latinoamericanas:

—Ahí hay que estar con nuestros libros y con nuestros autores. En cambio en las ferias donde se negocian derechos internacionales no tiene mucho sentido asistir porque, ¿qué negocios podemos hacer si no somos propietarios de derechos internacionales?, ¿si los autores mexicanos que están vendidos internacionalmente se hicieron contratos no a través del Fondo sino mediante sus agentes o sus familias, herederos, etcétera? Entonces no tenía mucho sentido ir a Frankfurt.

Fundada hace 70 años, la Feria alemana de Frankfurt es la más grande del mundo. Comenzó hace dos días, finalizando este domingo 20 de octubre. México esta vez no asistió. De ahí la inquietud de este reportaje: ¿debe visibilzarse nuestro país en este tipo de actividades culturales o su invisibilidad en esos festejos debe ser causa de indiferencia ciudadana?

Taibo II dice en entrevista con Notimex que en el caso de la literatura infantil y juvenil sí se cuenta con derechos internacionales de autores mexicanos, y es por ello que el FCE asistió este año a la Feria del Libro Infantil en Bolonia:

—Todo este debate es un debate absurdo. ¿Debes ir? Depende a qué feria y a qué vas. Lo que no tiene sentido es pasear funcionarios y gastar dinero.

Indica que el FCE no ha suspendido su participación en las ferias de libros internacionales. Prueba de ello, dice, es que este año han estado en las de La Habana, Bolivia, Ecuador, Colombia y Argentina:

—En los próximos meses vamos a estar en otras ferias internacionales latinoamericanas. Este año a Frankfurt no vamos. No vamos a gastar dinero del pueblo en pasear a funcionarios. Desde que tomamos el poder en enero hemos reducido el costo del Fondo en un 30 por ciento. Nos unimos a las políticas de austeridad. Austeridad no significa no gastar dinero, significa no gastarlo en lo que no importa, en la alfombra roja, en las apariencias, en hoteles de primera cuando muy bien puedes ir a hoteles de segunda.

Estar en todos lados

Entrevistado por separado, el escritor, editor, traductor y académico Felipe Garrido (Jalisco, 1942) asevera que nunca un gobierno mexicano ha entendido la importancia de la participación del Estado de invertir en todo lo relacionado con el libro para convertir a la industria editorial en una fortalecida fuente de divisas:

—Somos un buen mercado, pero un mal productor. Y no es que no hagamos libros (hacemos muchos), pero entre usted a cualquier librería de la ciudad para que se percate dónde se hacen los libros que están al alcance del público y se va a encontrar con que los libros hechos en México, los traducidos en México o los de autores mexicanos son una minoría. Y, según el humor con el que usted ande, la cifra puede llegar a ser vergonzosa.

Felipe Garrido, quien en los años ochenta encabezó la entonces Dirección de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), señala que México debería de participar en todas las ferias de libro que pueda:

—Y debería de participar en muchas. Hay ferias que quizás no tengan importancia para el mercado del libro en México, pero hay muchas otras que sí la tienen. Y si no se está ahí es difícil que crezca esa importancia.

Respecto a la participación de las editoriales en la Feria del Libro de Frankfurt, el escritor dice que el de los editores es un gremio que cuida bien los centavos:

—Y si para los editores no fuera conveniente ir a Frankfurt, hace mucho tiempo que hubieran dejado de ir. Si han seguido yendo a Frankfurt es porque es un lugar donde sí se pueden seguir haciendo negocios, pero hay que conocer a fondo el medio. Y ahí parece ser que Taibo II no lo conoce muy bien.

La misma representación

Para el narrador Alberto Chimal (Toluca, 1970) es necesaria la presencia del Estado mexicano en las ferias de libros internacionales. No para competir o buscar hacer lo mismo que las empresas privadas, sino para “tener la posibilidad de llamar la atención sobre obras que no pasan por la mira de las industria privada”:

—Creo que sí es necesario que haya distintos complementos, no duplicación de actividades —subraya.

Dice que si el director del FCE considera que no hay derechos autorales para vender en una feria como la de Frankfurt, sí se tendría que hacer algo al respecto para tener presencia.

Aunque él no asistió a muchas ferias internacionales en sexenios anteriores, “a lo lejos” pudo observar que en cierto momento faltaba “diversidad en la representación”:

—Siempre asistía un grupo de personas que tenía los merecimientos para ser llamados constantemente, sí; pero no se iba más allá de esta cierta cantidad determinada de autores ya consagrados internacionalmente. Esa situación, sin embargo, empezó a cambiar en tiempos recientes. Hay una mayor representación, ciertamente; pero todavía falta por hacer. En estos últimos años se han empezado a hacer traducciones de autores de generaciones más recientes a las que yo pertenezco, como Fernanda Melchor o Jorge Comensal, lo cual está muy bien, mas en todos los casos han aparecido por mediación de agentes y editoriales internacionales, no por las editoriales del Estado.

Otras estrategias

Lilia Barajas (Estado de México, 1968), directora comercial de la editorial independiente Nitro Press, ha participado en numerosas ferias de libro internacionales. Ella considera que en las dos administraciones gubernamentales anteriores tomaron la decisión de “abrir las ventanas” para difundir la producción editorial del país. Sin embargo, la forma en cómo se hizo no rindió los frutos esperados:

—Pasaron 12 años y yo no veo que tengamos 20 escritores, o tan solo tres, traducidos en todos los países, o que sean conocidos en el mundo, como Juan Rulfo. Yo no he visto en 12 años ni siquiera algo incipiente, o que dijeras “ya se sembró la semilla” que en diez años va a producir a 20 creadores. Yo no veo nada de eso.

Lilia Barajas dice que no se estaba avanzando por el camino correcto. Por eso considera necesario redireccionar la estrategia:

—No digo que sea sencillo, pero si no te funcionó buscas otra.

En cualquier presupuesto invertido en cultura “se tienen que evaluar los resultados” arrojados. Y con base en ello ver los costos y los beneficios:

—Porque probablemente el beneficio es tan poco que sale entonces carísima la inversión, y no conviene ir a ninguna feria. Hay que implementar, pues, otro tipo de estrategia. México, en el mercado editorial, es desconocido. No es que no les interese a otros países lo que hacemos, sino que el mercado es desconocido porque no hay quien lo esté promoviendo. Y para ello tienes que viajar, promover, hacer negocios.

La directora comercial de Nitro Press dice que su experiencia en las ferias de libros ha consistido en tratar de resolver dos problemas: acudir a ferias donde no se pueden hacer negocios y la falta de promoción de la producción editorial que se lleva a estos encuentros:

—Cuando ocurrió la Feria del Libro de Santiago, el país invitado era México. Y había un pabellón gigante con editoriales independientes. Nosotros fuimos invitados por un colectivo chileno. Cuando fuimos a ver el pabellón nos atendieron los empleados de una librería de Chile, que no sabían absolutamente nada de los libros mexicanos… no había nadie de México, que se supone era el país invitado.

Superficiales por naturaleza

Para Mauricio Bares (Ciudad de México, 1963), director desde 1997 de la Editorial Nitro Press, “el libro es una herramienta de conocimiento para la sociedad”:

—El libro te permite analizar, pensar, fundamentar o hacer crítica, entre muchas otras cosas más. Como autor tengo muy claro que escribir es indagar. Porque aun cuando tengas planeado algo, ya sea ensayo o narrativa, sobre la marcha mentalmente puedes ir cambiando las ideas, ya que el hilo que tienes en la cabeza no había tenido oportunidad de hilvanarse, como sí lo puedes hacer una vez que estás escribiendo. Creo que no hay una mejor herramienta de análisis que el libro.

El escritor dice que un libro permite expandir el conocimiento:

—Porque si tú ves las opiniones que se vierten en las redes sociales, no solo son inmediatas sino superficiales, prejuiciosas y todo el mundo da opiniones y suelta su parecer… y te das cuenta de que es gente que no está pensando profundo lo que dice. Nos estamos quedando en un nivel muy superficial y muy vano de opinión.

Añade que el reto para las editoriales y para los escritores es seguir fomentando la lectura:

—Porque se ha llegado al punto en que nos hemos dado cuenta de que la falta de lecturas a todos nos perjudica. Por eso todos tenemos que estar involucrados en esta tarea. Siempre ha habido esta idea del escritor en su Torre de Marfil que no se debe preocupar ni por las actividades que haga la editorial: él solo se debe dedicar a escribir. Hoy nos hemos dado cuenta de que muchos de los editores independientes somos escritores también. Muchos de los que dan clases en las universidades son escritores también. Muchos de los que dan talleres, también. Tenemos que involucrarnos. Muchos de los escritores también trabajan en las instituciones de gobierno y lo hacen para fomentar la lectura.

La importancia de la lectura

En la opinión de Felipe Garrido, México necesitaría tener muchísimos más lectores de los que tiene hoy:

—Lectores capaces de escribir, porque un lector tiene que ser capaz de leer y entender lo que lee. Pero también tienen que ser capaces de escribir de una manera clara y correcta. Al momento de terminar la educación básica, cuando los alumnos están finalizando la secundaria, todos los estudiantes del país deberían de ser lectores ávidos, ser capaces de escribir con claridad. ¿Dónde se tiene que hacer? En la escuela. ¿Quién tiene que formar a los lectores? La escuela, los maestros, no las editoriales, porque estas tienen otro papel en la cadena del libro…

No se debe centrar el asunto, dice Felipe Garrido, solo en el libro:

—Pensemos en la lectura y la escritura porque, aunque todavía en proporción muy pequeña, se lee también en pantallas. Y esa lectura es importante, así como es la lectura en papel. Formar más lectores para el país no solo es un asunto “cultural”, sino un asunto de vida o muerte: el futuro del país depende de que haya más lectores. Un país sin educación lectora es como tratar de construir un edificio sin cimientos.

Alberto Chimal dice que la lectura, además de ofrecer lo obvio que es el entretenimiento y el conocimiento juntos, puede ofrecer “cierto ejercicio de la conciencia que nos permite también evaluar y comprender mejor no solo un texto y una página sino el mundo que nos rodea”:

—El libro puede contribuir a tener una mejor sociedad, además. No va a suceder mágicamente solo con ponernos a leer, pero la lectura es una herramienta sumamente útil para poder lograrlo.

¿Y todavía se duda de la importancia de las ferias del libro que ocurren en el mundo?

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

La vida a ratos de Juan José Millás

La siguiente analogía es importante para entender la escritura de Juan José Millás: su historia plasmada en La vida a ratos (Penguin Random House, 2019), así como la Ciudad de México en un mapa cartográfico. De esta manera es como a él le gusta explicar que parte de su trayectoria profesional y personal se encuentra dentro de su más reciente publicación.

“No hay que confundir el territorio con el mapa que aparece cuando nosotros abrimos el plano de la Ciudad de México, porque sabemos que no estamos frente a la ciudad, sino ante su representación”, explicó el escritor español en entrevista para Notimex, y continúa: “cuando se abre mi libro yo no voy a aparecer, sino se estará en frente de mi representación”.

La vida a ratos es una novela escrita en forma de diario. Los capítulos están divididos por semanas, las cuales no retratan lo que se vive día a día, sino algunos hechos que el escritor seleccionó. “Entonces, cada semana es una unidad narrativa, y en cierto modo, cada semana es un cuento, puesto que lo ocurrido el viernes, suele cerrar lo sucedido el lunes. Así, cada semana es una unidad narrativa que, sumadas al resto de las semanas, dan lugar al libro”, dijo.

Para Millás, el resultado final es un texto ambiguo, “en el sentido de que al lector no le queda claro si ha estado leyendo una novela disfrazada de diario o un diario disfrazado de novela”. El personaje principal es él mismo, ello le permitió no sólo contar lo que acontecía en su vida durante tres años, sino también aquello que le asaltaba en su mente; “de manera que debe ser el lector quien averigüe si eso que se cuenta ocurrió o se le ocurrió”.

En las líneas que llenan de vida al libro, se lee a Juan José Millás desde diversos ángulos: “Da cuenta de aquellos espacios en los cuales me muevo habitualmente, es decir, mis clases de escritura, mis terapias de psicoanálisis, mi casa… porque tengo una familia y ahí también pasan cosas”. Todos esos hilos narrativos —afirmó— “pueden ser considerados una novela corta y se pudo haber hecho un índice en el que al principio se dijera: ‘si usted sólo quiere leer las clases de escritura o si sólo le interesan las sesiones de psicoanálisis, diríjase a tal capítulo”.

La vida a ratos, del escritor y periodista valenciano, se presentará el viernes 4 de octubre en la Feria del Libro de Aguascalientes.

Egresada UDLAP participará en ópera Motecuhzoma en el zócalo de la Ciudad de México

Cristina Nakad Delgado, egresada de la Licenciatura en Teatro e integrante de la primera generación de beca artística de la Universidad de las Américas Puebla, fue seleccionada para participar en la ópera “Motecuhzoma II” del músico y escritor Samuel Máynez basada en una partitura de Antonio Vivaldi, que en conmemoración de los 500 años del encuentro entre Cortés y Motecuhzoma se presentará en el zócalo de la Ciudad de México el 7 y 8 de noviembre.

Como parte del elenco principal que se presentará el día 7 de noviembre Cristina Nakad interpretará el personaje de la emblemática Malinche o doña Marina en la ópera Motecuhzoma II, que además de ser presentada en el zócalo capitalino, se proyectará en embajadas y consulados de México.

La obra, es una ópera de Vivaldi que estuvo pérdida muchos años, “retrata la conquista desde una perspectiva europea, esta ópera se perdió y se recuperó en Berlín más o menos en 2002 y a partir de este descubrimiento surgieron ideas de recomposición a lo largo del mundo por medio de musicólogos. Samuel Máynez Champion, que es el creador de la versión que estamos presentando, decidió aprovechar esta oportunidad para realizar una versión de la ópera que fuera la visión propia, mexicana de cómo fue la conquista. Por eso, se realizó un proceso de traducción y restructuración del texto para que fuera más fiel a lo que fue la historia, estuvo asesorado por Miguel León Portilla y una asesoría dramatúrgica de Vicente Leñero” explicó la egresada UDLAP.

Entusiasmada de presentarse en un espacio emblemático como lo es el zócalo de la Ciudad de México, Cristina Nakad explicó sentirse muy honrada y retada tanto a nivel personal y profesional al acercarse a un tema tan histórico. “Cuando me preguntaron por qué quería interpretar a doña Marina o la Malinche yo les decía que ella es la primera mujer de la que escuchamos cuando vamos a nuestras clases de historia. Para mí como mujer mexicana es un gran honor ponerme en los zapatos de este personaje y también se me da la oportunidad para acercarme a cosas que deberían ser parte de mí y no han sido como lo son las lenguas indígenas” declaró.

“Me quedo con mucha hambre de seguir llevando esto a mi vida, en algún futuro aprender a hablar estos idiomas y no sólo los textos de la obra, hablarlo como parte de mí y convertirme en poliglota incluyendo los idiomas de mi país. Me quedo con un amor muy grande hacia mi país y mi cultura y con ganas de conocer más” complementó.

Actualmente, Cristina Nakad además de estar preparándose para la presentación de la ópera “Motecuhzoma II”, se dedica a trabajar en otros proyectos como la pedagogía y el teatro musical, específicamente en el espectáculo “El show de terror de Rocky” montado en Puro Drama, espacio independiente que promueve las artes escénicas en Puebla. “Yo pensé que al salir de la carrera iba a tener un poco menos de variedad, ya que, en la universidad hacia obras de teatro con la compañía de teatro de la UDLAP, también estaba en ópera y en teatro musical, pero he tenido la gran fortuna y privilegio de seguir teniendo esa gran variedad en mi vida, en este momento estoy en dos musicales y la ópera Motecuhzoma” aseguró.

Finalmente, la egresada UDLAP comentó respecto a su estancia en la UDLAP, su agradecimiento ya que ahí fue donde descubrió la ópera, por lo que comentó: “estudiando aquí y gracias a la beca artística tuve la oportunidad de realmente hacerlo y acercarme a maestros que no solamente me decían que debía hacer, sino que cuidaron mi talento y me abrieron los ojos a un mundo nuevo y ahora ópera es principalmente lo que quiero hacer. Hacía de todo y ahora sigo haciéndolo gracias al entrenamiento que tuve y las oportunidades que me otorgó esta universidad”.

Posterior al estricto proceso de selección, Cristina Nakad trabaja desde casa en el estudio previo de la obra y a partir del próximo lunes 21 de octubre comenzará el proceso de trabajo junto al elenco, el director musical que viene desde Italia y con dos directores, uno mexicano y otro español, para así presentarse frente a Palacio Nacional junto en un montaje que contará con música en vivo

Kamishibai, el arte japonés de narrar cuentos, llega a Puebla

En el Barrio de El Alto se realizará el Encuentro Internacional Yolotl, “Historias que laten”, este fin de semana

Con palabras que se mezclan con imágenes, que se transmutan en miradas que, a su vez, se encuentran con los ojos ansiosos de conocer historias -lo mismo de niños que de adultos-, el Kamishibai, arte japonés de contar historias, llega este viernes, sábado y domingo a la ciudad de Puebla, al Barrio de El Alto, en el Encuentro Internacional Yolotl (corazón en náhuatl), “Historias que laten”, de la mano de dos de sus principales exponentes, el peruano Pepe Cabana Kojachi y la poblana Rosario Ramírez García.

Este foro de lectura y narración se realiza en el Barrio de El Alto, con asistencia abierta y gratuita. La programación está disponible en el Facebook Encuentro Internacional Yolotl Puebla 2019.

Este arte, que ha sido visto y elogiado por una veintena de países, tiene en Cabana Kojachi a un verdadero maestro que lo ha llevado por varios continentes y que en México ya está celebrando su décima visita.

“Voy a compartir el Kamishibai, que es el teatro de papel japonés. Voy a ofrecer un taller para las mediadoras de lectura… El Kamishibai es una forma en el Japón de compartir no sólo cuentos, sino diversos contenidos en general, cualquier tema se puede desarrollar.

“Para quienes no lo conocen, lo describiré de una manera que lo puedan entender: es como un Power Point artesanal. Uno va compartiendo de manera oral y tiene estas láminas hechas en papel y todo va dentro de un teatro de madera”.

El también gestor cultural de Perú dijo en entrevista que “este año cumplo 17 años haciendo esta labor y la he podido llevar a Argentina, Colombia, Chile, Cuba, España, México, Paraguay, Bolivia, Estados Unidos, Polonia y Japón… Hay países a los que he visitado más de 10 veces

El encuentro, para el que los niños de El Alto han preparado ya sus historias, para presentarlas al público, tiene también la intención de transmitir la técnica y la mística que implica, para que se ofrezca en otros lugares.

En el Encuentro Internacional Yolotl participan también mediadoras y narradoras de Monterrey, Durango, Tlaxcala, y de Izúcar de Matamoros, municipio del estado de Puebla.

Fomento a la lectura en los barrios

Rosario Ramírez García, quien además participa directamente en el proyecto “Vecinos lectores”, que hace promoción a la lectura en los barrios antiguos de Puebla, recuerda que “mi primera presentación de Kamishibai la di en el Barrio del Alto, muy cerca de donde colaboro ahora, en la biblioteca del consejo Puebla de Lectura… ha tenido la oportunidad de ser la bibliotecaria, pero también de compartir con los niños las lecturas, desde esta técnica”.

Con un orgullo que le salta desde los ojos, Rosario describe que esta experiencia “ha resultado maravillosa, porque hay niños que apenas comienzan a leer y, entonces, con la imagen van adquiriendo seguridad para contarte la historia”.

La labor social de estas posibilidades es inmejorable, asegura, pues “justo el contexto de los niños es muy violento, y la biblioteca la miran como un espacio de refugio, en donde encuentran esta parte amorosa, en donde las mediadoras prestamos nuestros oídos, nuestros ojos, y al final el libro se vuelve un pretexto para que ellos puedan expresar sus ideas. Saben que es un lugar de respeto y de tregua”.

Últimos días de la exposición “Le 4 Stagioni. Esperando el eterno retorno”

El próximo domingo 27 de octubre concluye el periodo de exhibición de la exposición “Le 4 Stagioni. Esperando el eterno retorno”, que aloja la Galería de Arte del Complejo Cultural Universitario BUAP, por lo que las y los creadores involucrados al proyecto invitan al público a conocer esta exposición colectiva de arte contemporáneo.

La muestra provoca el diálogo entre las obras de los artistas Pasquale Calone (Italia), Yaizu Vázquez, Gabriela Farías, Julio Broca, Adrián García, Brett Cantú y Coralie Maniez (Francia); en las técnicas de video, fotografía, instalación, gráfica, bordado y el paisaje sonoro.

El tema de la exposición es la transformación de la identidad cultural desde una mirada intima e individual, más personal, hasta una de carácter más universal abordada mediante los ciclos de la vida, los ciclos de las estaciones y los ciclos histórico-sociales que forman parte del proceso de construcción en la identidad de un país o de una cultura. Además, esta experiencia sensorial invita a reflexionar sobre la posibilidad de que todas las personas están conectadas.

Le 4 Stagioni. Esperando el eterno retorno, está construida a partir de cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, con cuatro narrativas: la utopía, la historia, el amor y el poder, en cuatro continentes: América, Europa, Asia y África.

Como parte de las actividades de formación artística e intercambio con los creadores de esta exposición, el jueves 17 de octubre a las 16:30 horas en la Galería de Arte del CCU, se realizará el recorrido guiado titulado “Experiencia sonora”, en donde los artistas Pasquale Calone, Yaizu Vázquez y Fernando Aguirre invitarán al público a reflexionar sobre las experiencias y sonidos más significativos en la vida. La entrada a esta actividad no tiene costo.

Le 4 Stagioni. Esperando el eterno retorno permanecerá abierta hasta el 27 de octubre en la Galería de Arte del CCU y puede ser visitada de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas con entrada libre.

Las siete décadas de David Huerta

Por Alejandro Alvarado

[El poeta David Huerta cumple, hoy, siete décadas de vida. Nacido en la Ciudad de México el 8 de octubre de 1949, el escritor recibirá este año, para cerrar 2019 con entera satisfacción, el máximo premio literario que anualmente entrega la FIL de Guadalajara, además de tener, ya (hace cuatro años), el Premio Nacional de Letras que reconoce el gobierno de la República. Para celebrarlo hemos recuperado una conversación mantenida con él a propósito de la salida de su libro Historia, reeditado por el Conaculta hace una década. David Huerta ha guardado silencio literario durante varios años que ya sobrepasan los diez. A continuación presentamos a un David Huerta en primera persona.]

1

Mi papá Efraín Huerta fue un padre presente y cariñoso, pero yo con quien crecí fue con mi mamá. En alguna forma su influencia es más determinante, más constante que la de mi propio padre, a quien, desde luego, yo admiraba y he aprendido mucho leyendo sus poemas (lo que no hago yo exclusivamente: lo puede hacer quien quiera y tenga curiosidad de abrir los libros de Efraín Huerta). Sin embargo, a mí me gustaría decir esto un poco para emparejar las cosas. Naturalmente, para mí, mi padre fue, incluso, un maestro. No exagero si lo llamo de esa manera. Fue un maestro que me dio ideas y orientaciones fundamentales; pero también de mi mamá recibí muchas enseñanzas.

La relación de mi mamá Mirilla Bravo con la poesía fue como lectora, y porque estuvo casada con Efraín Huerta. Mi madre estudió trabajo social, y poseía gran conocimiento jurídico. Fue precursora de muchas de las luchas que se libran ahora en nuestro país, y en el mundo, a favor de la liberación de la mujer, por la igualdad normativa entre los hombres y las mujeres, etcétera. Pero era muy buena lectora, inteligente y sensible.

2

El amor es un viejo tema en la poesía lírica de siempre. El género toma sus fuentes de la poesía europea de los siglos XII, XIII y XV. Los poetas provenzales de esa época fueron sus inventores. En español tiene sus características y peculiaridades, y en México lo ha tocado de una manera magistral Ramón López Velarde, por ejemplo.

Es muy curioso pensar en este sentimiento (el amor) como algo que le sale de por sí a la gente. Pero eso no es verdad: el amor es un invento, un artefacto cultural. No nace espontáneamente de los organismos, de las mentes o de los corazones humanos. Es un dispositivo de discursar y una manera de relacionarse.

¿Cómo tratar el asunto del amor sin que al poeta se le califique de caer en la cursilería? Lo que es negativo y está sobrecodificado es lo que yo llamó “amor trivial” en mi libro Historia. Quiero decir que los elementos para expresarlo, para experimentarlo y para pensar en él están dados, por ejemplo, por la música popular y por las telenovelas. Esto ha rebajado las calidades del discurso acerca de esa experiencia. El primer poema en mi libro ataca el amor trivial. La gente no vive su experiencia amorosa por sí misma, sino determinada por lo que ocurre fuera de ella, ya en los medios de comunicación, o en la literatura popular y en las canciones.

¿Cuántas personas no se han enamorado de acuerdo con el guión que les marca un bolero? Eso a mí me parece un poco catastrófico, porque a la gente no le permite vivir lo bueno o malo que a ella le toca vivir. Es curioso que ahora que el comunismo ya fracasó y se viniera abajo en su versión soviética estalinista, el capitalismo esté logrando esa igualación a la que el comunismo aspiraba. Y esa igualación es también de los sentimientos, de las experiencias, de lo que la gente trae en la cabeza.

¿Que el amor es un tema pasto de la cursilería? Naturalmente. Pero esto depende de dónde uno se coloque. ¿En el horizonte de las telenovelas? Por supuesto; pero si ponen el marco tan absoluto y diferente de la poesía de Petrarca, en el siglo XIV, o de la poesía de Garcilaso de la Vega, el amor entonces es realmente muy interesante.

No pretendo decir que yo hablo del amor que sí vale la pena, simple y sencillamente trato de ver cómo al margen de lo que llamo el amor trivial pueden ocurrir cosas realmente interesantes y dignas de ser materia poética.

3

En cuanto a las formas de composición poética, Historia no conforma una unidad. Incluso, salta a la vista antes de leerlo que hay unos poemas muy cortos y otros que llenan la página (lo que llamamos mancha tipográfica), que son poemas en prosa, no poesía en prosa, como dice la cuarta de forros, sino piezas escritas con una prosa más o menos rítmica. Es un libro muy variado, misceláneo ─como nos enseñó a decir Borges hace muchos años.

Es muy diferente la lectura de una y de otra página, pero la intención y la estructura de mi libro Historia está en otra parte: en la intención de los poemas que lo enmarcan. El primero y el último son los que señalan esa pauta de crítica o de reprobación o de rechazo del amor trivial puesto de manifiesto en el primer poema e ilustrado por el último. Todos los de en medio son variaciones sobre el desconsuelo amoroso.

4

Muchos poemas modernos, aunque se escriben sin signos de puntuación, continúan escribiéndose en verso. Eso a mí me llamaba la atención, y ya lo hago. Algunas veces escribo poemas sin puntuación, pero en verso. El hecho de que el verso empiece y termine indica modulaciones. Si fuera un poema normal esas pausas están marcadas por puntos y comas. Hay otros signos, los diacríticos, signos intencionales, como las admiraciones o los de interrogación. En el poema que se escribe en verso pero sin puntuación, la unidad sintáctica de sentido y gramatical es el verso. El hecho de que un verso termine indica una pausa, y puede también indicar una modulación de sentido o de intención. Debe hacerse una pausa y a partir de ahí podemos hacer otro tipo de consideración. Generalmente, los poemas se escriben en verso y con puntuación. Cuando el poema en verso se escribe sin puntuación, ésta la da la estructura versal.

No sé si esto sea suficientemente claro, pero yo le recomendaría a la gente que se enfrenta con este tipo de textos que los lea más de dos veces, que les dé esa oportunidad. Un poema no es como un pañuelo desechable que se utiliza y se tira y no vuelve uno a preocuparse de él, sino es una obra que vale la pena estudiar desde diferentes ángulos y, por lo tanto, releer y revisitar. Quienes leemos poesía, y lo hemos hecho toda la vida, sabemos que un soneto de Quevedo, aunque se haya leído hace 50 años, no se ha abandonado. Por lo menos yo y muchos que conozco leemos continuamente los mismos poemas, porque siempre aparecen bajo otra luz. Creo que lo mismo puede hacerse con los poemas modernos.

5

Siempre el poeta escribe en verso medido y encimado. En el verso libre se ejerce una libertad distinta, no irrestricta, sino una libertad acotada. No se ha perdido escribir en verso, ni escribir con ritmo, buscando una estructura rítmica. Se han abandonado otros módulos: la rima y la medida, pero no elementos más esenciales como el ritmo.

6

El poema es un producto de la mente y, por supuesto, los sentimientos, las emociones y los afectos juegan un papel fundamental. Yo nunca he visto a un poeta que escriba dormido. Escriben despiertos y su inteligencia está también despierta cuando lo hacen. Por desgracia hemos dado en rebajar el papel de la inteligencia en el trabajo. En el arte, por ejemplo, en la literatura y en la poesía. Ese papel es fundamental. Lo que pasa es que ahí está una mitología sobre el poeta acerca de que es intuitivo, irracional y no sabe cómo crea sino es como el burro que tocó la flauta.

No dudo que ocurran hallazgos felices más allá del margen, un poco, de la voluntad; pero, en general, los escritores que conozco, en verso o en prosa, están conscientes de su oficio y lo tienen más o menos bajo control.

Si yo digo todo esto me acusan de intelectualista, por eso indiqué al principio que los afectos, las emociones y los sentimientos tienen, y tendrán siempre, un papel fundamental en la creación artística; siempre acotados y modulados por la inteligencia formal y por la inteligencia expresiva o por las ideas que están puestas ahí, en los textos.

7

La expresión coloquial no es un rasgo de la poesía moderna. Desde el siglo XVI algunos críticos le reprochaban a Garcilaso de la Vega, el príncipe de los poetas castellanos, algunas expresiones demasiado rastreras o humildes en su poesía de corte clásico. Creo yo que Garcilaso hubiera podido defenderse muy bien: él entendía los valores de la lengua en sus diferentes expresiones. Escribía, casi siempre, en un estilo elevado, lo cual no le impedía introducir en algunas obras expresiones comunes y corrientes que oía en la calle.

No.

Nada hay muy nuevo en la poesía moderna. Ni el verso libre ni el coloquialismo son nuevos en la poesía, sino son recursos de siempre. Francois Villon, el gran poeta francés de la Edad Media, utilizaba el habla de las calles de París, de los ladrones, con mayor maestría que muchos escritores modernos. Los maestros de todas estas cosas, supuestamente modernos, están en la antigüedad, en la Edad Media.

Secretaría de Cultura lleva Caravanas a municipios con marginación y violencia

Más de mil personas de Palmar de Bravo, Tlacotepec de Benito Juárez y Tepanco de López asistieron a las actividades de la primera semana de las Caravanas Interculturales que organizó la Secretaría de Cultura.

Esta actividad tiene como objetivo llevar diversas manifestaciones artísticas a los municipios con mayor índice de marginación y violencia.

Se trata de una plataforma para creadores artísticos y al mismo tiempo es un medio para la difusión de la ciencia, la cultura de paz, la legalidad y el cuidado del medio ambiente.

Para garantizar el ejercicio de los derechos culturales en las diversas regiones del estado, cada mes se programarán visitas a nueve municipios cuyos pobladores serán instruidos para identificar sus necesidades culturales, vocaciones e incentivar la formación de redes de conservación del patrimonio comunitario.

El modelo de Caravanas Interculturales busca vincular a diversas instituciones y dependencias del Gobierno del Estado con la problemática específica de las comunidades, para que se fortalezca el desarrollo humano y la paz social.

Esta semana, los municipios de San Salvador El Verde, San Matías Tlalancaleca y Huejotzingo recibirán esta dinámica impulsada por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura.

Falleció el crítico literario Harold Bloom

Harold Bloom, considerado uno de los críticos literarios más influyentes del siglo 20, murió en un hospital de New Haven en Connecticut, Estados Unidos, a los 89 años de edad.

Jeanne, la esposa de Bloom, dijo que su salud andaba fallando, aunque -pese a ello- continuó escribiendo libros y dando clases en la Universidad de Yale.

Bloom escribió más de 20 libros y se enorgullecía de hacer que los temas académicos fueran accesibles para el lector general. Aunque, con frecuencia se lamentaba del declive de los estándares literarios, por lo que estaba tan bien ubicado como podría esperarlo un crítico contemporáneo.

Apareció en las listas de bestsellers con obras como El canon Occidental y El libro de J. Una encuesta de lectores encargada por la Biblioteca Moderna clasificó al primer libro mencionado como el número 58 en una lista de las mejores obras en inglés de no ficción del siglo 20.

Asimismo, Bloom fue finalista del National Book Award y miembro de la Academia Americana de Artes y Letras.

Y, durante su vida, reconoció abiertamente que sus propios héroes eran Shakespeare, Samuel Johnson y el crítico del siglo 19, Walter Pater.

La Capilla del Arte UDLAP cumple 10 años comprometida con el arte

Para conmemorar los 10 años del espacio cultural de la Universidad de las Américas Puebla, Capilla del Arte, la temporada cultural de otoño 2019 trae para el público tres momentos: una pieza musical inspirada en dicho recinto, la nueva identidad gráfica y una compilación de textos curatoriales y dos exposiciones: “La Trampa: Gráfica Contemporánea” y “BIENALSUR: Modos de Ver”.

En conferencia de prensa, Marie France Desdier Fuentes, directora de Espacios Culturales y Patrimonio Artístico UDLAP, anunció que, para conmemorar este décimo aniversario, se realizarán diversas actividades a lo largo de esta temporada cultural de otoño 2019. “Como primera parte vamos a tener el estreno mundial de la pieza musical “Capilla del Arte: acero, cristal y madera”, una pieza por Alejandro Reyes Tlacatelpa” explicó. La pieza será interpretada por tres músicos de la UDLAP: Misa Ito, Sergio Castro y el estudiante Germán Romero.

Por otro lado, siguiendo con estas celebraciones, Capilla del Arte UDLAP presenta su cambio de imagen, que en palabras de Desdier, responde a la premisa “renovarse para seguir actualizados”, trabajo realizado por estudiantes de la Licenciatura en Diseño de Información, liderados por el Mtro. Mauricio Audirac. Así mismo, comentó que se está realizando una compilación de los textos curatoriales de las 40 exposiciones que se han presentado durante los 10 años de trayectoria del espacio, donde se ha contado con curadores invitados como Taiyana Pimentel, Lelia Driben, Eric Castillo, Willy Kautz y Cuauhtémoc Medina, entre otros.

Como cada temporada cultural, la Capilla del Arte UDLAP trae consigo dos exposiciones que reúnen talento nacional e internacional. En el piso 1 se ubicará “La Trampa: Gráfica Contemporánea” exposición que también celebra su décimo aniversario al igual que Capilla del Arte. Ésta reúne el trabajo del laboratorio artístico y centro de producción creativa sobre la gráfica actual llamado “La Trampa”. Esta vez se presentarán 78 obras de arte en papel y estará disponible del 10 de octubre al 10 de noviembre de 2019.

Finalmente, con las premisas: “La vista llega antes que las palabras. El niño mira y ve antes de hablar” Diana B. Wechsler, directora Artístico-Académica de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur presentó la exposición del piso 2: “BIENALSUR: Modos de Ver”, no sin antes explicar que este proyecto es organizado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y que surgió “a partir del diálogo entre las dinámicas contemporáneas del circuito internacional del arte y las dinámicas contemporáneas de los países en estos tiempos de globalización en un espacio de arte y una plataforma artística que permita poner a la par espacios que normalmente no dialogan”.

“BIENALSUR: Modos de Ver” revisa el patrimonio audiovisual de uno de los Fondos de Arte Contemporáneo más importantes del mundo (FRAC), bajo la curaduría de Diana Wechsler y por primera vez en Puebla en la Capilla del Arte UDLAP. La muestra tiene como temas más recurrentes los revisados de esta edición, los tránsitos, las migraciones y las identidades del mundo actual; y reúne a nueve artistas contemporáneos de la escena del video arte internacional y estará disponible del 10 de octubre de 2019 al 12 de enero de 2020.

Finalmente, a la par de estas dos exposiciones conmemorativas del décimo aniversario, se presentará un extenso programa cultural para la Temporada Otoño 2019 tal como los Miércoles Musicales, Jueves UDLAP & Friends, Viernes de Cine, Domingos Fantásticos y la participación en las ediciones de Noche de Museos, actividades que desde hace 8 años cuentan con el apoyo de Volkswagen Financial Services, socio estratégico de la Universidad de las Américas Puebla y de Capilla del Arte, pues comparten el compromiso con la difusión de la cultura y la educación en México.

La Conquista, catástrofe de los pueblos originarios

La catástrofe como proceso determinante en la formación de la nación mexicana es uno de los temas centrales del libro La Conquista. Catástrofe de los Pueblos originarios. Tomo I y II, aseguró su autor Enrique Semo Calev.
     
En la presentación de la edición que se realizó en la librería Rosario Castellanos, el historiador comentó que en el siglo XVI no había Nación en México, “había agrupaciones, tribus o etnias, cada uno se consideraba separado. No había ningún aspecto de unidad entre ellos”.
     
Semo Calev, quien fungió como Secretario de Cultura de la Ciudad de México de 2000 a 2005, abundó que durante la Colonia en la Nueva España tampoco se produjo la unidad, porque las diferencias entre los pueblos originarios, los mestizos y los españoles eran profundas.
     
Al participar en la presentación del libro, el historiador Carlos Illades mencionó que la Conquista en varios sentidos se prolonga hasta el presente, por eso el historiador (Enrique Semo) plantea que la rebelión neo-zapatista significa que no es totalmente parte del pasado.
     
Lo anterior, argumentó, porque hay representantes de los pueblos originarios que aún no aceptan la realidad impuesta y que se resisten a perder su identidad y su memoria.


     
“De esta manera, la Conquista —fundamento de la relación colonial— es constitutiva de la historia del capitalismo, desde sus orígenes hasta el capitalismo de la edad de oro”, apuntó Illades.

Luisa Valenzuela gana el Premio Carlos Fuentes

La escritora Luisa Valenzuela ganó el Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria 2019, uno de los galardones más importantes de la literatura iberoamericana.

El jurado decidió otorgarle este reconocimiento por la extensión e inteligencia de su obra, su genialidad narrativa, la constancia y presencia en sus publicaciones y el acierto en cuatro géneros (novela, cuento, microrrelato y ensayo).

Así como por su estudio de los entrecruzamientos entre autores latinoamericanos y la curiosidad viajera reflejada en sus escritos.

Valenzuela es la primera mujer en obtener este galardón que otorga la Secretaría de Cultura y la Universidad Nacional Autónoma de México luego que lo obtuvieran Mario Vargas Llosa (2012), Sergio Ramírez (2014), Eduardo Lizalde (2016) y Luis Goytisolo (2018).

El jurado estuvo presidido por la maestra Carmen Boullosa, representante de la Secretaría de Cultura, e integrado por el doctor Gonzalo Celorio, representante de la Academia Mexicana de la Lengua; el doctor Jorge Volpi, representante de la UNAM; el maestro José Luis Rivas, creador emérito y ganador del Premio Nacional de Arte y Literatura; y el maestro Luis Goytisolo, ganador del Premio en la emisión 2018.

La escritora se hace acreedora a un diploma, una obra escultórica diseñada por Vicente Rojo y una cantidad equivalente en pesos mexicanos a 125 mil dólares americanos, que le serán entregados en fecha por definir

“Por su parte, se compromete a llevar a cabo actividades en los espacios asignados por las instituciones convocantes, a escribir un discurso de aceptación cuyos derechos de publicación serán adquiridos por la Secretaría de Cultura y la Universidad Nacional Autónoma de México, y a formar parte del jurado de la próxima edición”, se indicó.

El Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria en español se otorga, desde 2012, a escritores de larga trayectoria cuya obra publicada haya contribuido a enriquecer el patrimonio literario en español de la humanidad, y que de preferencia cuenten con premios o distinciones previos que los reconozcan.

Otorgan Nobel de Literatura a Olga Tokarczuk y Peter Handke

La Academia Sueca otorgó este jueves el Premio Nobel de Literatura 2018 y 2019 a la polaca Olga Tokarczuk y al austríaco Peter Handke.

La razón de la suspensión del premio en 2018 fue un escándalo sexual contra el esposo de una miembro de la Junta de Directores y filtraciones que paralizaron a la institución.

El caso provocó varias renuncias a modo de protesta y la Academia anunció en mayo de 2018 que el Nobel de Literatura no se otorgaría en vista de que estaba disminuida y había menos confianza pública en la institución, por lo que fue la primera vez que el prestigioso galardón no se entregó desde 1943.

El Premio Nobel de Literatura, uno de los cinco premios Nobel instituidos por el inventor e industrial sueco Alfred Nobel, ha sido otorgado a 114 personas desde su creación en 1901, entre ellas 14 mujeres.

Con valor de unos nueve millones de coronas suecas (alrededor 912 mil dólares), el Premio Nobel de Literatura se otorga a un escritor que ha producido “la obra más sobresaliente en una dirección ideal”, según la voluntad del inventor sueco Alfred Nobel.

El novelista británico, de origen japonés, Kazuo Ishiguro, fue quien recibió el Nobel de Literatura en 2017.

Secretaría de Cultura invita a inscribirse en concurso de Ofrendas 2019

La Secretaría de Cultura invita a inscribirse al XLIX Concurso Artístico de Altares y Ofrendas a los Muertos, convocatoria que estará abierta hasta el 31 de octubre.

El registro es gratuito y los interesados deberán presentarse en Casa de la Cultura, que se ubica en 5 Oriente número 5, para expresar su intención de participar; una vez que se concluya con el trámite se asignará el lugar correspondiente.

Pueden apuntarse personas físicas, organismos, instituciones públicas, privadas, comerciales, educativas y culturales.

Quedan excluidos del concurso las personas que en los últimos tres años hayan resultado ganadores, aunque sí podrán exponer.

Las ofrendas tradicionales deberán reunir su aspecto formal, contener espíritu popular, sentido creativo y exaltar la esencia de la tradición, con autenticidad de los elementos y accesorios expuestos.

Como parte de los requisitos se establece que las ofrendas de expresión libre y cartonería deberán tener como temática obligatoria el Día de Muertos. Aunque gozarán de libertad de expresión, se exigirá calidad artística y excelente presentación.

Los premios van desde los 7 mil hasta los 12 mil 500 pesos.

Subastan edición impresa de letra del Himno Nacional

La primera edición impresa de la letra del Himno Naciona escrita en 1854 por Francisco González Bocanegra (1824-1861) será subastada este miércoles 9 de octubre.
     
Este testimonio histórico forma parte de la Subasta de Libros y Documentos de Historia de México organizada por la casa de subastas Morton, con sede en la capital del país.
     
El himno escrito por González Bocanegra ganó un concurso convocado por Antonio López de Santa Anna (1794-1876) y contenía una estrofa que ensalzaba al presidente de México y otra a Agustín de Iturbide, las cuales finalmente fueron borradas.
     
El 15 de septiembre de 1854 se interpretó en público por primera ocasión en el Teatro Nacional —demolido en 1901—, sin la presencia de Santa Anna, por lo que no se consideró oficial, sino hasta el día siguiente.
     
En 1855 los liberales derrocaron a Santa Anna, por lo que el Himno Nacional dejó de tocarse por varios años. Fue en el mandato de Porfirio Díaz cuando se volvió a interpretar en las ceremonias oficiales. En 1943 fue oficializado mediante un decreto expedido por Manuel Ávila Camacho y se convirtió en uno de los tres símbolos patrios, junto con la bandera y el escudo nacional.
     
En días pasados, Morton Subastas dio a conocer que el pasado 3 de octubre se vendió en 98 mil 560 pesos un fragmento de la partitura del Himno Nacional firmado por Jaime Nunó.

La UNAM rinde homenaje a Miguel León-Portilla

Con goyas, relatos de quienes convivieron con él y palabras de agradecimiento de catedráticos, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) despidió al historiador Miguel León-Portilla, quien murió el 1 de octubre a los 93 años.

Al homenaje póstumo, en el Centro Cultural Universitario, acudieron ex rectores, amigos, familiares, estudiantes e investigadores, entre ellos su compañera de vida, Ascención Hernández.

“Se nos fue el duelo de la tinta negra (…) no para siempre en la tierra maestro, siempre aquí”, expresó Ana Carolina Ibarra, directora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM.

Sobre quien también fue investigador emérito, Doctor Honoris Causa y miembro de la Junta de Gobierno de la máxima casa de estudios, se agradeció su labor en la difusión del universo prehispánico.

En el escenario que fue ataviado con flores multicolor, Eduardo Matos Moctezuma, Doctor Honoris Causa, resaltó que era un hombre sencillo que en alguna ocasión se le preguntó su parecer sobre su trayectoria, a lo que contestó: “¿Cuáles logros?”.

También destacó los textos con los que glorificó a los pueblos originarios de México y su filosofía náhuatl.

“Lograste dar rostro a los poetas del mundo náhuatl”, enlistó.

Resaltó que entre los mayores aportes estuvo impulsar el cambio de ideología para en vez de utilizar la frase histórica “descubrimiento de América” se usara “encuentro de dos mundos”.

Refirió que León-Portilla consideraba que la primera implicaba una carga egocentrista y la segunda era más apegada a la realidad histórica .

Al micrófono indicó que su casa de estudios lo acompañó hasta el final de sus días.

“En tu féretro fueron colocados la bandera de México y el emblema de nuestra Universidad”, indicó.

“Los grandes hombres nunca mueren, perduran en el tiempo a través de tus obras”.

Su alumno, Francisco Morales Baranda, destacó su gran legado.

“Si tú pudieras ver a tus discípulos, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo, yo sé que estarías satisfecho”, manifestó.

“Estoy seguro que cada uno de nosotros, los que nos encontramos aquí, los que te conocimos tenemos una lágrima contenida que nos asfixia. Los hombres valen por el hueco que dejan y el tuyo va a ser difícil, casi imposible llenar”.

Entre los invitados estuvieron ex rectores como Guillermo Soberón Acevedo, José Sarukhán Kermez y José Narro.

También asistió Mario Humberto Ruz Sosa, director del Instituto de Investigaciones Filológicas; Mercedes de la Garza Camino, investigadora emérita, y Vicente Quirarte Castañeda, miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM.

Fuente: Reforma

Vargas Llosa publica novela “Tiempos recios”

La novela Tiempos recios, del escritor peruano Mario Vargas Llosa —Premio Nobel de Literatura 2010— es una historia situada en Guatemala en los años 50, llena de conspiraciones políticas e intereses encontrados en tiempos de la Guerra Fría, la cual entrelaza personajes reales con ficticios en hechos clave de la historia centroamericana.

Aborda el golpe militar —que marcaría el devenir de América Latina— perpetrado por Carlos Castillo Armas y auspiciado por Estados Unidos a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la cual derrocaría al gobierno de Jacobo Árbenz bajo la acusación del gobierno de Eisenhower de que Árbenz alentaba la entrada del comunismo soviético en el continente.

En un comunicado se precisó que el libro sobre este suceso, que involucró a varios países y cuyos ecos resuenan hasta la actualidad, en donde algunos verdugos se convirtieron en víctimas de la trama que ayudaron a construir, saldrá a la venta al público de forma simultánea en todos los países de habla hispana mañana martes 8 de octubre.

“Hace unos tres años escuché en la República Dominicana una historia bastante insólita sobre el régimen de Castillo Armas, quien llegó al poder en Guatemala luego de un golpe militar montado por la CIA contra el presidente Jacobo Árbenz, a quien acusaban de comunista”, indicó Vargas Llosa (Arequipa, 1936).

Este libro, que conecta con su novela La Fiesta del Chivo (2005), funde la realidad con dos ficciones, la del narrador que libremente recrea personajes y situaciones, y la diseñada por los que quisieron controlar la política y la economía de un continente manipulando su historia.

“El asunto me intrigó tanto que comencé a investigar al respecto, hice dos viajes a Guatemala, entrevisté a mucha gente, leí periódicos de la época y, añadiendo muchas cosas imaginarias, de todo ello resultó Tiempos recios”, añadió el escritor de títulos como La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, ¿Quién mato a Palomino Molero?, Travesuras de la niña mala y El sueño del celta.

Murió el periodista Javier Darío Restrepo

El maestro colombiano Javier Darío Restrepo, quien ejerció durante 53 años y fue autor de más de 20 libros, muchos de ellos sobre periodismo y ética acerca de dicho oficio, murió durante la tarde de este domingo a los 87 años de edad en un centro asistencial de Bogotá.

El medio local El Colombiano informó la noticia confirmada por Celia, una de las tres hermanas de Javier, quien explicó que acudió a Medellín por el Festival Gabo pero anoche lo acompañaron al aeropuerto y aunque se sentía indispuesto estaba consciente.

No obstante, la mañana del 6 de octubre su salud se deterioró hasta el punto que debieron llevarlo a un centro asistencial en la capital colombiana, en donde el columnista en los diarios El Colombiano, El Tiempo, El Espectador y El Heraldo, pereció pasado el mediodía.

“Incluso esta mañana, a pesar de que estaba enfermo se sentó a leer el periódico porque así era él y luego se sintió tan mal que lo llevaron al hospital”, relató su hermana a un medio local.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) de Colombia por medio de las redes sociales envió las condolencias a la familia de Darío: “No sólo fue un maestro del periodismo, sino que fue esencial en la defensa de la libertad de prensa desde esta organización como fundador, director ejecutivo y miembro del consejo directivo”.

De igual forma, la Fundación Gabo —institución de la cual fue maestro desde 1995 y director del Consultorio Ético desde el 2000 hasta el día de su muerte— lamentó el deceso del periodista, autor de libros como La niebla y la brújula (2008), Cartas de guerra (1995), Edad de Sangre (2004), y Desde las dos orillas (1996), al que consideró “un pilar y guía en el ejercicio del periodismo ético en Iberoamérica”.

Nombran albacea para bienes de Octavio Paz

Francisco Antonio Santamaría Damián protestó como albacea de la sucesión de los bienes de Marie-José Tramini, viuda del escritor mexicano Octavio Paz, para dar continuidad a la elaboración del inventario, aseguramiento y protección de los bienes del Nobel de Literatura 1990.

Santamaría, quien es el titular de la Dirección Ejecutiva Jurídica y Normativa del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México, se presentó ante el juzgado 19 en materia familiar del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México como representante del DIF, con fundamento en el artículo 805 del Código de Procedimientos Civiles local.

El nombramiento se dio luego de que el 30 de septiembre de 2019 el Juzgado 19 de lo familiar declaró al DIF de la Ciudad de México como heredero único y universal de los bienes de Tramini, precisó en un comunicado la Secretaría de Cultura capitalina.

Esta dependencia, junto a la Secretaría de Cultura federal y el DIF capitalino han creado un equipo de trabajo con el objetivo de conservar, preservar y clasificar la masa hereditaria del autor de El laberinto de la soledad, considerando en todo momento la no dispersión de los bienes que son del pueblo mexicano. Octavio Paz, quien nació el 31 de marzo de 1914 en la Ciudad de México y donde falleció el 19 de abril de 1998, dejó como heredera universal de todos sus bienes y obras a su esposa Marie-José Tramini, poeta y artista plástica nacida en Francia en 1932 y quien murió el 26 de julio de 2018.

Desde el fallecimiento de Marie-José Tramini de Paz, los gobiernos federal y de la Ciudad de México han trabajado para mantener y cuidar el enorme legado que dejó el Premio Nobel de Literatura, considerado de relevancia histórica y cultural para el pueblo de México.

¡Bravo, maestro!, el recibimiento para Miguel León-Portilla

Familiares, personalidades del gremio cultural, funcionarios del las dependencias del gobierno federal, entre muchas personas más, se dieron cita en el Palacio de Bellas Artes para rendir homenaje a Miguel León-Portilla, quien falleció el martes pasado a los 93 años de edad.

Poco despues de las 10:00 horas, con la interpretación de Solistas Ensamble de Bellas Artes, dirigidos por Christian Gohmer, iniciaron las actividades por el homenaje al antropólogo, historiador, filólogo y filósofo, con la presencia de su nieto Gerardo Hierro, así como la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Lucina Jiménez; y el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto.

Para reconocer el trabajo que realizó León-Portilla por los pueblos y las lenguas indígenas de México, en el recinto cultural también se escucharon sus poemas a través de las voces de Iván León (náhuatl) Nadia López (mixteco), Juventino Gutiérrez (mixe), Alejandra Cruz (totonaco) y Víctor Vázquez (zapoteco).

En punto de las 12:05 horas las puertas de Bellas Artes se abrieron para recibir el féretro del historiador y filósofo mexicano. “¡Bravo, maestro!”, gritaba el público reunido, mientras el cuerpo de León-Portilla llegaba al vestíbulo principal.

En la primera Guardia de Honor estuvieron Beatriz Gutiérrez Müller, Ascención “Chonita” Hernández, viuda del filósofo; Alejandra Frausto, secretaria de Cultura; Enrique Graue, rector de la UNAM; María Luisa “Mariza” León-Portilla, hija; Gerardo Hierro, yerno; y sus nietos Miguel Diego y Fabio Hierro.

También acudieron al homenaje destacadas personalidades de la cultura como el músico Carlos Prieto, el poeta Eduardo Lizalde, y las escritoras indígenas Briceida Cuevas y Celerina Sánchez, así como Natalia Toledo, actual subsecretaria de Diversidad Cultural.

Despedida en Bellas Artes al gran tlamatini

Luego de unos minutos, Alejandra Frausto tomó el micrófono para expresar: “hoy estamos despidiendo al gran tlamatini, hoy el Palacio de Bellas Artes abre sus puertas para uno de los grandes”.

Hoy, agregó, despedimos a un sabio, pero no a un sabio cualquiera, un sabio generoso que supo sembrar el amor al conocimiento, pero sobre todo el amor a este México extraordinario que tenemos.

Destacó que León-Portilla fue un estudioso que nos acercó la filosofía, la historia, la lingüística, la literatura de las culturas originarias: “un humanista que siendo de los grandes maestros siempre conservó la mirada de un niño y la curiosidad de un joven. La semilla de sus pensamientos seguirá alimentando a la nueva generación de pensadores que hoy exploran el mundo”.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, dijo que México ha perdido a uno de sus grandes hombres y la máxima casa de estudios a uno de sus grandes ilustres miembros.

Consideró que “se nos fue León Portilla, pero se queda con nosotros para siempre el gran universitario, el lingüista, el académico indomable, el hombre justo, el defensor de nuestros orígenes y el universitario que dió voz a nuestra raza”.

Brevemente, Gutiérrez Müller dijo que a nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador, acudió a darle un abrazo a la familia, amigos y alumnos de León-Portilla.

Conmociona al mundo intelectual muerte de León-Portilla

El ámbito intelectual del país expresó su pesar por la muerte del historiador mexicano Miguel León-Portilla, ocurrida en la Ciudad de México a los 93 años de edad.

El crítico literario, novelista y catedrático Geney Beltrán Félix aseguró que la muerte del filósofo “es una noticia muy triste. Se ha ido un titán de la cultura mexicana. Pocos como él ha tenido nuestro país. Lo lloramos sus lectores, agradecidos por la sabiduría, el coraje y la bondad de sus libros. Sus estudios sobre la cultura náhuatl son insustituibles”.

Por su parte, la escritora e intelectual, Martha Robles, expresó que “Miguel León-Portilla nos mostró el rostro más digno de los antiguos mexicanos. Su amor al pasado no se habría expresado en esa gran obra, sin su sólida y excepcional formación. Todos debemos algo al querido León-Portilla. Bastaría el amor con que nos dio elementos sobrados para fortalecer nuestra identidad, para agradecer una vida tan fecunda y luminosa como la suya. Siempre quise mucho a Miguel, y siempre he apreciado su pasión por el saber”.

Consultado esta noche también por Notimex, el escritor Pedro J. Fernández subrayó que “se nos fue el mayor investigador y divulgador del mundo prehispánico e indígena. Nos hará mucha falta, pero su legado permanecerá vivo porque sus letras y su espíritu son atemporales. Que descanse en paz”.

A su vez, la docente, ensayista y principal conocedora de la obra de Octavio Paz, Roxana Elvridge-Thomas, manifestó conmovida que “nos deja un humanista, un verdadero historiador, un ser humano comprometido con nuestras raíces y con nuestro presente, para proyectarnos como mexicanos hacia el futuro. Una gran pérdida para la cultura nacional”.

Como se sabe, esta noche la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alma mater del doctor Miguel León-Portilla, dio a conocer el deceso del también poeta a la edad de 93 años.

El autor de la Visión de los vencidos (1959), fue internado a principios de este año en el Hospital Español, en Polanco, a consecuencia de una neumonía. Luego de pasar varios meses ahí, fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, en un acuerdo tomado por su familia, amigos, discípulos y médicos tratantes.

Respeto y dolor por fallecimiento de León-Portilla

Palabras de amor, de respeto, condolencias, admiración y dolor surgieron en el ámbito cultural tras conocerse el fallecimiento del historiador, filósofo y humanista Miguel León-Portilla, ocurrido este martes.

La secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto, resumió: “Pionero que dio voz a los vencidos, y nos compartió sus ideas, sus costumbres, sus creencias, sus producciones artísticas y su versión de la historia que les tocó vivir, la cual también es nuestra historia, también es nuestra voz. Todo eso y más significa Miguel León-Portilla”.

“El maestro nos enseñó todo lo que había que enseñar, este año que parte, su voz se escucha más fuerte que nunca, su legado es eterno y el amor de México a su trabajo también. Acompañamos a Chonita, Mariza y su familia. Lo honraremos con la alegría, orgullo y esplendor que merece”, añadió Frausto Guerrero en su cuenta en Twitter @alefrausto.

Durante todo este año se rindió un Homenaje Nacional a Miguel León-Portilla con conferencias, un concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional, conversatorios, ciclos académicos, festivales, maratones de lectura, foros de discusión, coloquios, difusión de sus charlas y conferencias, así como la publicación de sus obras que fueron repartidas en las instalaciones del Metro de la Ciudad de México.

En este homenaje participaron la Secretaría de Cultura, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Academia Mexicana de la Lengua, El Colegio Nacional, Radio Educación, los institutos Nacional de Lenguas Indígenas y Nacional de Arqueología e Historia, el Sistema de Transporte Colectivo Metro, los museos Nacional de Antropología y Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, entre otras instituciones.

También en Twtter el Fondo de Cultura Económica “lamenta profundamente la sensible pérdida del Maestro Miguel León Portilla (22/02/1926-01/10/2019). Ilustre historiador y filósofo, autor de esta casa editorial y profundo conocedor de México. Acompañamos en su dolor a amigos y familiares”.

“Desde la Secretaría de Cultura del @GobiernoMX lamentamos profundamente el fallecimiento del tlamatini Dr. Miguel León-Portilla, filósofo e historiador mexicano especializado en el pensamiento y la literatura Náhuatl. QEPD”, se leyó en la misma red social.

“México está de luto por la muerte del Dr. Miguel León Portilla, una de las cumbres intelectuales de nuestro país. Amoroso e incansable defensor y promotor de las culturas indígenas y digno merecedor, entre muchas otras distinciones, de la presea Nezahualcóyotl”, que le otorgó la Secretaría de Educación Pública el 14 de septiembre de este año, escribió a su vez el titular de esa dependencia, Esteban Moctezuma Barragán.