¡Escúchanos por internet!

Danza y coro sinfónico se funden en Complejo Cultural Universitario

La Compañía de Danza Contemporánea del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, ofrecerá una función con el montaje “Ofelia a Contrarreloj-Aventura a Contrarreloj”, junto con el Coro Sinfónico de la institución educativa, el próximo 24 de mayo.

Además, la Compañía de Danza Contemporánea también compartirá escenario con alumnos del Taller Coreográfico y de la Facultad de Artes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) este domingo 14 de mayo en el Teatro del Complejo universitario, con cuatro coreografías.

En la primera función presentarán “Colony”, de Bill Evans, la cual retrata la lucha interna de ancestros maoríes de Nueva Zelanda por mantener su identidad frente a los colonizadores ingleses.

En tanto que con “Cut”, de Charlotte Boye-Christensen, se exploran diversos movimientos del cuerpo y con “Bésame mucho”, de Alejandro Schwartz, se abordan las relaciones de pareja en un contexto de posguerra.

En esta presentación, que se llevará a cabo el domingo 14 de mayo, a las 12:00 horas, en el Teatro del Complejo, la Compañía de Danza también compartirá escenario con alumnos del Taller Coreográfico y de servicio social de la Facultad de Artes de la BUAP, quienes presentarán la coreografía “Burbujas”, con la dirección coreográfica de Mauricio Guevara.

En cuanto a la función del miércoles 24 de mayo, precisó que presentarán el montaje escénico del maestro Gregorio Trejo “Ofelia a Contrarreloj-Aventura a Contrarreloj”.

Detalló que esta puesta en escena forma parte de una tetralogía personal infantil del autor que comparten el pensamiento del hombre y el significado de la vida. Basada en la obra Teatro de Sombras de Michael Ende.

Esta versión personal, resaltó, combina la escenografía, iluminación, música, danza y las voces del Coro Sinfónico BUAP en un montaje que llevará al espectador a conocer y adentrarse en la vida de Ofelia.

“Les Luthiers” gana premio princesa de Asturias en Humanidades

El grupo musical y humorístico argentino “Les Luthiers” fue galardonado con el premio princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017, según hizo público hoy en Oviedo, norte de España, el jurado encargado de su concesión, presidido por Víctor García de la Concha.

Nacido hace medio siglo en el ámbito universitario, “Les Luthiers” es uno de los principales comunicadores de la cultura iberoamericana desde la creación artística y el humor.

Su original tratamiento del lenguaje, de los instrumentos musicales y de la acción escénica atrae a cientos de miles de espectadores de todas las generaciones, que han convertido a “Les Luthiers” en un espejo crítico y en un referente de libertad en la sociedad contemporánea.

El grupo “Les Luthiers” actuó por primera vez en Argentina en 1967 y, desde entonces, el conjunto, que había comenzado como un pasatiempo universitario, se convirtió en una agrupación profesional.

Fundado por Gerardo Masana, fallecido en 1973, lo componían en sus inicios Jorge Maronna, Marcos Mundstock y Daniel Rabinovich (fallecido en 2015), hasta que en 1969 se incorporaron Carlos López Puccio y Carlos Núñez Cortés.

Con la entrada del nuevo siglo, “Les Luthiers” afrontó la selección de suplentes que pudieran sustituir a cualquiera de sus integrantes en caso de necesidad.

Eligieron entonces a Horacio Tato Turano, cantante, pianista, saxofonista y compositor, que acompaña al grupo desde mediados de 2000 en todos sus espectáculos, y más recientemente han incorporado al actor y cantante Martín O’Connor. Actualmente figuran como suplentes Roberto Antier y Tomás Mayer Wolf.

Los integrantes de “Les Luthiers”, que celebran este año el medio siglo ininterrumpido en escena, han actuado en Estados Unidos, Israel y en casi todos los países de Iberoamérica como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

En 1974 se presentaron por primera vez en España y en 1980 en Nueva York.

Sus espectáculos se caracterizan por una combinación de música y humor inteligente, además de una peculiar utilización de instrumentos musicales creados por ellos mismos a partir de elementos cotidianos.

Los componentes de “Les Luthiers” son autores de la música de sus espectáculos, de la dirección y la puesta en escena, así como de los textos, que se distinguen por la riqueza de su léxico y están plagados de juegos de palabras inteligentes y originales, características que conforman lo que se conoce como “estilo Luthiers”.

Han compuesto e interpretado géneros musicales tan distintos como tangos, boleros, corridos mexicanos, merengues, óperas y zarzuelas, entre otros.

Desde 1977, “Les Luthiers” produce un nuevo espectáculo cada dos o tres años, que presenta en las principales salas de España y Sudamérica.

Desde sus inicios hasta la actualidad han compuesto más de 170 canciones, han construido más de treinta instrumentos musicales y han ofrecido más de cuatro mil actuaciones ante más de nueve millones de espectadores.

En 2007 presentaron “Cuarenta años de trayectoria” para conmemorar esta efeméride, al mismo tiempo que en Argentina se celebraron numerosos actos de homenaje al grupo y una gran exposición denominada Expo Les Luthiers.

Entre 2008 y 2012 representaron Lutherapia en distintos escenarios de España y América, donde también presentaron en 2011 ¡Chist! Antología, un repaso a sus más de cuarenta años sobre el escenario, con el que siguen de gira y que continuará en septiembre en Sevilla, Madrid, Salamanca y Mérida.

En 2014 estrenaron Viejos hazmerreíres. El pasado 5 de mayo estrenaron en Rosario (Argentina) una nueva antología, Les Luthiers Gran Reserva, en el que es su espectáculo número 37.

Entre los reconocimientos que han recibido a lo largo de su carrera artística destacan el Premio Prensario de la Televisión argentina y el Premio ACE al mejor espectáculo de humor, que entrega la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, ambos en 1992.

Obtuvieron en 2001 el Premio Max de las Artes Escénicas, otorgado por la Sociedad General de Autores y Editores de España, en la categoría de Premio Especial Hispanoamericano. En 2007 fueron designados Ciudadanos Ilustres de Buenos Aires y el Gobierno español les concedió la Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica.

En 2011 recibieron el Grammy Latino a la excelencia musical. En 2012 el Gobierno español les concedió la nacionalidad española por carta de naturaleza (concesión especial a personas de particulares méritos).

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional”.

Conforme a estos principios, el premio princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades se concederá a aquellos “cuya labor contribuya, de manera extraordinaria y a nivel internacional, al progreso y bienestar social a través del cultivo y perfeccionamiento de las ciencias y disciplinas del conjunto de actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social”.

A esta edición del premio concurrían un total de un total de 28 candidaturas procedentes de 12 países.

Museo Nacional de Ferrocarriles celebra 29 aniversario con diversas actividades

El Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, informó que celebra su 29 aniversario, con un sitio privilegiado que rescata, conserva, estudia y difunde el legado ferrocarrilero desde su apertura el 5 de mayo de 1988.

Indicó que dicha celebración contempla una amplia cartelera cultural durante el mes de mayo, entre las que destaca el Día Internacional de los Museos.

El museo indicó que el recinto alberga, entre sus colecciones, una muestra importante de locomotoras, carros de pasajeros, coches de carga y cabuses, así como al Centro de Documentación e Investigación Ferroviarias, en el que se puede encontrar el acervo histórico ferroviario de 1825-1958.

En un comunicado expuso que dentro de la celebración se encuentra el Día Internacional de los Museos, este año lleva por título “Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en los museos”.

En colaboración con el Museo Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), se llevará a cabo, el sábado 20 de mayo, un recorrido cultural ciclista y la presentación artística del ensamble vocal “Ehecatl” de la Sociedad Promotora de Estudios Musicales del Siglo XIX AC misma que presentará un concierto comentado sobre música del siglo XIX.

Adelantó que junto con la Noche de Museos, realizará recorridos guiados caracterizados “Hoy no se viaja en tren… se sueña”, donde los visitantes podrán conocer y disfrutar de coches especiales como el Manuel Ávila Camacho, el Coche Correo y Coches de Pasajeros de primera y segunda clase.

El Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, ubicado en la 11 Norte 1005, Centro Histórico, puntualizó que como es tradición en las Noches de Museo, los visitantes podrán conocer y disfrutar de la locomotora Diesel eléctrica 2203, que será encendida.

Por otra parte, en Cine la Estación presenta su ciclo: “Maestras de vida”, en el que proyectarán películas como “Escritores de la libertad” protagonizada por Hilary Swank, que da vida a una maestra que se va ganando la confianza de sus alumnos y los ayuda a cambiar.

Otra de las películas es “Música del Corazón” historia basada en la vida de Roberta Guaspari, una violinista que consigue rehacer su vida siendo maestra de niños pobres, después de que su esposo la abandona; al mismo tiempo de mencionar la proyección de “Ágora” que muestra la vida de la astrónoma, filósofa y atea Hypatia.

Subrayó que las actividades de mayo concluyen con “En la vía. Mural”, el cual se desarrollará el 28 del presente mes, donde los visitantes podrán participar en la intervención de un mural que estará a cargo del colectivo “La María”.


Foto: Es Imagen / Jafet Moz

“Miguel Ángel Bastenier Martínez era despiadado en su crítica y corrección”

Miguel Ángel Bastenier Martínez era despiadado en su crítica y corrección. Severo y persuasivo, siempre con una catarata de conceptos contundentes que no admitían réplica.

Tras de la coraza de severidad había una fina ironía, enorme afabilidad, inmensas ganas de orientar, y un profundo respeto por el oficio y por quien lo ejercía bien.

Fallecido ayer en Madrid tras ser derrotado por un cáncer de riñón, Bastenier se convirtió a principios del siglo 21, junto con el francés Jean Francois Fogel, en uno de los periodistas que no sólo advirtió las amenazas para el periodismo, también propuso las vías de la supervivencia.

En agosto de 2001, durante un taller realizado en Bogotá, definió que los periódicos vivían “La Era de las tormentas”, con múltiples cambios en sus redacciones, en los roles de reporteros y editores, pero sobre todo en la manera en que se quería transmitir la información.

“No hay ninguna garantía de que en los próximos 25 años haya ediciones de los diarios en papel y que exista el oficio tal como lo conocemos hoy”, comentó entonces, según la relatoría de lo conversado en el taller hecha por el escritor colombiano Pedro Badrán.

Bastenier muere en el momento contradictorio en que el periodismo tiene las mejores herramientas para ser ejercido a plenitud pero
crecen las amenazas para su ejercicio.

“Si ‘periodismo narrativo’ quiere decir historia sin fuentes, cuando el autor no ha presenciado los hechos, que me borren”, tuiteó en septiembre de 2014.

Se sumergió en las redes sociales para defender al periodismo profesional. “El periodismo declarativo está muerto, porque la gente habla para salir en el periódico. Hay que publicar lo que se calla, que es lo difícil”, escribió en su cuenta de twitter con 172 mil seguidores y desde donde despachó 84 mil mensajes en cinco años, desde abril del 2012 cuando se dio de alta.

Ese mismo año fue distinguido con el Premio de Periodismo Moors Cabot en reconocimiento a su trayectoria. Además de español,
Bastenier era ciudadano colombiano desde 2003. La nacionalidad le fue otorgada por el entonces Presidente Álvaro Uribe, de quien siempre fue un profundo crítico.

Es un “bruto inteligente”, dijo de Bastenier el Nobel Gabriel García Márquez. “Me parece muy bien, estoy de acuerdo en ser bruto, no tengo ningún interés en ser fino, me parece una estupidez ser demasiado fino. ¿Bruto?, pues bruto: al pan, pan, y al vino, vino”, comentó para la revista Semana el aludido.

Anclado en los temas internacionales, especialista en Medio Oriente y América Latina, Bastenier era experto en ciclismo y puntual seguidor de las hazañas de Nairo Quintana, el gran pedalista colombiano.

“De no haber sido periodista -lo que me parece dedicación más que suficiente- me habría gustado ser premio Nobel de Literatura para lo que, sin embargo, Nuestro Señor no me dotó adecuadamente. Soy católico no creyente; europeísta con fe últimamente algo maltrecha”, se definía.

Fumador sin descanso, lo que le enronquecía cada vez más la voz de sus consejos, Bastenier vivió hasta el final creyendo en el rumbo del periodismo bien hecho.

“Los periódicos se tienen que salvar, si es que se pueden salvar, siendo intérpretes de la realidad de una manera personalizada”, propuso en una entrevista en marzo de 2010 con REFORMA.

Cuatro años después comentó: “El periodismo no puede alcanzar nunca lo absoluto, pero no puede haber mejor ocupación terrenal que intentarlo”. Miguel Ángel Bastenier en 55 de sus 76 años de edad, hizo algo más que el intento.

Fuente: Reforma / Roberto Zamarripa

Nueva edición de “El club de los parricidas” está disponible en México

Por Juan Carlos Castellanos C

“El club de los parricidas”, donde el escritor estadounidense Ambrose Bierce (Ohio, 1842-México 1914) condensó toda su capacidad para empoderar el sarcasmo y la mordacidad, tiene una nueva edición que ya se encuentra en las mesas de novedades de las librerías del país.

Este libro, considerado desde hace años por la crítica literaria como la gran obra maestra del humor negro, se compone de cinco relatos que ofrecen al lector un variado repertorio de procedimientos para acabar con sus progenitores, los mismos que a su autor le hubiera gustado emplear con los suyos.

Además de brindar una serie de ideas que podrían sacar a sus seguidores de un apuro o ayudarles a hacer realidad sus más oscuros deseos, el tono desenfadado y, por momentos, insidiosamente cándido de los relatos, provocará más de una sonrisa; se trata de un libro imprescindible para regalar a nuestros padres.

“El club de los parricidas” está en México con una traducción al español del experto Jesús Aguado e ilustrado por Pablo López Miñarro. Con sus 96 páginas sin desperdicio, apareció este mes en los puntos de venta, con todo el sello de su autor, quien sirvió en el ejército de la Unión durante la Guerra de Secesión en Estados Unidos (1861-1865).

De acuerdo con sus biógrafos, al finalizar la contienda Ambrose Bierce se estableció en San Francisco, donde trabajó como periodista. Sus primeros relatos, publicados junto con sus corrosivos artículos bajo el título “Telarañas de una calavera vacía”, empezaron a cimentar su fama de cáustico y mordaz, misma que hasta hoy prevalece.

Su estilo periodístico, ácido e irónico, lo convirtió en árbitro de los círculos políticos y literarios de esa ciudad. Heredero literario de Edgar Allan Poe, Nathaniel Hawthorne y Herman Melville, a Bierce la literatura universal le debe algunos de los mejores relatos de horror de la historia de las palabras escritas en papel.

“La cosa maldita”, “Un suceso en el puente del río Owl”, “La ventana tapiada” y “El diccionario del Diablo” es parte de su obra más conocida. Como todo personaje que apasiona, tiene su dato anecdótico: En 1913 viajó a México para participar activamente en la Revolución Méxicana y nunca se supo más de él.

Puebla festeja a lo grande

Este año, el Festival Internacional Cinco de Mayo tendrá una variada oferta cultural en distintos escenarios de la ciudad de Puebla, Atlixco y Cholula, del 5 al 21 de mayo.

De acuerdo con información oficial del festival, la programación de éste se desarrollará de viernes a domingo. En esta ocasión se contará con artistas nacionales e internacionales procedentes de España, Estados Unidos, Chile, Colombia, Argentina y México.

Las celebraciones inician hoy a las 10:30 horas, con el Desfile Cívico Militar del 5 de Mayo, el cual partirá del Arco de Loreto con dirección al Bulevar 5 de Mayo y concluirá en la 25 Oriente.

Se unirán a los contingentes del desfile 10 carros alegóricos, diseñados y creados por manos de artesanos mexicanos, para deleite de poblanos y turistas.

Uno de estos carros tendrá como tema principal la Batalla del 5 de Mayo, contará con 21 metros de longitud y llevará a decenas de soldados quienes, con mecanismos de títeres, ilustrarán el combate.

En el Zócalo de Puebla hoy a las 12:30 hors se presentará la Filarmónica 5 de Mayo; y a las 20:00 horas Los Ángeles Negros, mientras que mañana a las 20:00 horas estará Big Band Jazz de México.

El sábado, en el Museo Internacional Barroco a las 12:00 horas tendrán una presentación los músicos Horacio Franco y Víctor Flores y el domingo en el Museo Regional de Cholula se presentará Ely Guerra a las 19:30 horas.

Otro de los eventos destacado se realizará en el Atrio de la Catedral: el 20 de mayo estará la violinista Sarah Chang, acompañada por la Filarmónica 5 de mayo, bajo la dirección de Fernando Lozano.

La Casa de la Cultura de Puebla exhibirá la muestra de las Siete Regiones del Estado de Puebla, en la que se mostrará la riqueza turística, artesanal, gastronómica, artística y cultural de la entidad. Esta muestra podrá ser visitada de lunes a domingo, en horario de 10 a 20 horas, con entrada libre para todo público.

Mientras que el Auditorio Metropolitano se presentarán las agrupaciones Tren a Marte (19 de mayo), Kinky (20 de mayo ) y Celso Piña (21 de mayo). Todos estos eventos serán gratuitos.

Para conocer más sobre las actividades y respectivos horarios se puede consultar la página oficial del festival www.cincodemayopuebla.com

Foto: Es Imagen / José Castañares

Cinco de Mayo, día del orgullo mexicano en el mundo

El cinco de mayo se celebra una de las muchas batallas, guerras y conflictos que escribieron la historia de México: la Batalla de Puebla. A pesar que la importancia de este suceso es menor, comparado con otros hitos de la historia nacional, es posiblemente la fiesta mexicana más importante a nivel internacional.

La Batalla de Puebla se llevó a cabo el cinco de mayo de 1862, hace más de 150 años. En ella, una pequeña fuerza de soldados y campesinos mexicanos se enfrentó a un numeroso y mejor equipado ejército francés en una capilla en la cima del cerro de Loreto; con el fin de evitar que la ciudad de Puebla cayera en manos del emperador francés Napoleón III.

Al mando del general Ignacio Zaragoza, las fuerzas mexicanas triunfaron e hicieron retroceder al entonces mejor ejército de todo el mundo. La victoria, aunque corta y poco significativa, fue motivo de celebración para todo el país, pues llenó de orgullo y potenció la moral de un México asediado por Francia.

Aunque actualmente esta fecha no es tan celebrada en México como lo es el Día de la Independencia, el Día de la Revolución o el Día de la Bandera, el Cinco de Mayo se ha convertido en un día de orgullo mexicano a nivel mundial.

A pesar de ser una celebración tranquila en México, el Cinco de Mayo se ha convertido en un festejo sumamente popular en el mundo

La mejor muestra de este fenómeno es Estados Unidos, que adoptó la celebración desde 1863. La tradición empezó cuando el pueblo originario de Zaragoza, ubicado en Texas, festejó el triunfo del comandante poco después de su victoria. La fiesta se preservó entre la población mexicana del sur de Estados Unidos y, gracias al movimiento chicano de la década de 1940 y las numerosas campañas publicitarias de cerveceras en los 90, el Cinco de Mayo se convirtió en el día de la cultura mexicana-americana.

Esta celebración se da principalmente en las ciudades y estados con mayor concentración de mexicanos. Los Angeles organiza el festival Fiesta Broadway, la celebración estadounidense más grande del Cinco de Mayo; Nueva York ha sumado la fecha a su larga lista de desfiles; decenas de negocios de Chicago y San Antonio ofrecen bebidas y platillos especiales de origen mexicano; mientras que San Francisco y Denver organizan exposiciones, eventos y puestos en los parques de Dolores y Central Civic respectivamente.

El Cinco de Mayo también es celebrado en otros países, manteniendo este sentido de orgullo por la cultura mexicana. En Canadá, algunas naciones del Caribe, Australia, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Francia, Sudáfrica, Nigeria y Japón existen eventos, festivales y desfiles que sacan a relucir el orgullo mexicano en cualquier parte del mundo.

Foto: Es Imagen / Archivo

Puebla, ciudad protagónica durante el Imperio de Maximiliano de Habsburgo y la Intervención Francesa

El gran ejército francés fue derrotado por los mexicanos en las cercanías de la ciudad de Puebla. El 5 de mayo de 1862 fue y será recordado como una de las fechas más emblemáticas del orgullo nacional, pues el país obtuvo una de sus escasas victorias frente a invasores, en este caso, ante uno de los más capacitados del mundo. No obstante el júbilo, entre los mexicanos hubo quienes sí apoyaron a los extranjeros, aseveró Arturo Aguilar Ochoa, historiador de la BUAP.

Incluso en Puebla, continuó el académico y escritor, hubo un sector muy importante que estaba a favor de la intervención francesa, al considerarla como una alternativa a toda una trayectoria de problemas que venía arrastrando el país desde su independencia.

Previo a la segunda intervención de Francia, explicó, México era un país dividido entre quienes apoyaban el proyecto conservador y quienes promovían una ideología liberal. Por ello, los europeos encontraron apoyo en un gran grupo de mexicanos que facilitaron su llegada. Entre estos personajes se encuentran Juan Nepomuceno Almonte y Leonardo Márquez.

El investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP enlistó divisiones internas, intervenciones exteriores por parte de Estados Unidos -que ocasionaron la pérdida de la mitad del territorio nacional-, golpes de estado, luchas entre centralistas y federalistas y la falta de un gobierno fuerte que hiciera frente a las problemáticas del país, como las causas de los enfrentamientos políticos entre conservadores y liberales.

En Puebla todo esto detonó que varios grupos sociales apoyaran la intervención francesa. “Se ha dicho que el 5 de mayo fue un momento crucial para la identidad del país, pero también hay que entender que fue, para algunos, un intento fallido de su búsqueda de un mejor México”, comentó.

En este sector se encuentra la Iglesia, que veía en los europeos una posibilidad de recuperar los privilegios ─bienes y poder político e ideológico─ que había perdido con la promulgación de las Leyes de Reforma. Entre sus destacados miembros se encuentra el padre Miranda ─Francisco Javier Miranda─ y monseñor Ignacio Antonio Labastida y Ávalos, poblanos que trabajaron en la instalación de la monarquía de Maximiliano de Habsburgo.

Así también las clases altas ─principalmente hacendados y comerciantes─, que estaban cansadas de que el país no avanzara hacia un destino de progreso y desarrollo, o que habían sido afectadas por diversas circunstancias.

Con la victoria del ejército de la República Mexicana, bajo el mando del general Ignacio Zaragoza, frente a la sofisticada milicia del Segundo Imperio Francés, dirigido por Charles Ferdinand Latrille, los americanos obtuvieron un momento cumbre para la unificación de su país. “Permitió que los grupos críticos al gobierno tuvieran confianza en el gobierno republicano, que demostró su capacidad para enfrentar potencias extranjeras como Francia. Es decir, la Batalla del 5 de Mayo tuvo un efecto unificador”, destacó Aguilar Ochoa.

“Señor Presidente: deseo que nuestro querido México, hoy tan desgraciado, sea feliz y respetado por todas las naciones”, Ignacio Zaragoza

Los medios de comunicación de aquel entonces tuvieron un papel fundamental en la unificación del país y la consolidación de la Batalla del 5 de Mayo, como una de las más significativas de la identidad nacional, comentó Aguilar Ochoa, autor del libro Las Glorias Nacionales (2013), editado por la BUAP y el Colegio de Puebla, y coordinador de la publicación El sitio de Puebla, 150 aniversario (2015), que contiene trabajos del seminario que al respecto convocaron la BUAP y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).

Tras la notificación que vía telégrafo enviara el general Ignacio Zaragoza al presidente Benito Juárez de la inesperada victoria del ejército mexicano, el sector republicano emprendió una propaganda muy importante para consolidar a la Batalla del 5 de Mayo como un símbolo de fuerza y poder de los liberales, y demostrar que no estaban equivocados.

“La noticia se conoció por telégrafo en todo el país, se propagó a estados muy alejados como Yucatán, Chiapas y Guerrero. En diversas ciudades hubo manifestaciones públicas en los que se expresaba el apoyo a los defensores de la patria. Benito Juárez inmediatamente condecoró a muchos de los que participaron. Los periódicos dieron sus titulares a la victoria de México”.

“La prensa, las novelas y revistas ilustradas ─muy pocas en ese siglo─, incluso algunos caricaturistas famosos, dieron a conocer a la población la importancia de la victoria. Se crearon piezas musicales especiales para su celebración. Desde este momento comenzó a constituirse en una efeméride que había que celebrarse, en un momento histórico que debía tener una resonancia no sólo en Puebla, sino en todo el país. En esta labor, los medios de comunicación jugaron un papel muy efectivo”, señaló.

El héroe al que la colonia Joaquín Colombres le debe su nombre

Considerado ahora como un dictador, Porfirio Díaz contribuyó de forma importante en la Batalla del 5 de Mayo, en ese entonces como general del Ejército de la República Mexicana. “Sin restar el mérito que tuvo la estrategia del general Zaragoza para la victoria en Puebla, también hubo otros personajes que ayudaron a que se obtuviera la batalla, combatientes brillantes como el general poblano Miguel Negrete, Felipe Reozábal y el mismo general Porfirio Díaz, quienes tuvieron una actuación sobresaliente durante el enfrentamiento.

Ellos formaron parte de un ejército mexicano que peleó con muchas carencias: sin uniformes y con pocas armas, sin disciplina militar ni capacitación y reclutando hombres de manera forzada. “A pesar de ello, tuvieron la valentía para enfrentar a los franceses, y en ese sentido se reconoce a los indígenas de Zacapoaxtla”, comentó el investigador de la BUAP, nivel II del Sistema Nacional de Investigadores, quien sostuvo que estos no fueron los únicos en participar, también provenían de otros pueblos cercanos como Teziutlán y Huajuapan de León.

“La victoria no fue exclusiva del general Zaragoza, cuyo papel al frente de la estrategia militar fue imprescindible para el éxito de los americanos, sino de la participación de todos estos grupos, incluyendo algunos habitantes de la propia ciudad de Puebla, que pese a tener un grupo significativo de personas que apoyaban la invasión, también ofreció ayuda por parte de varios sectores, como ingenieros militares, tal es el caso de Joaquín Colombres, en cuyo honor se nombró a una colonia de la capital del estado.

Entre quienes colaboraron se encuentra el propio Benito Juárez, quien visitó a los soldados antes de la batalla para motivarlos. Estuvo en la Plaza Mayor y en lo que fue la penitenciaría de la urbe, ahora el Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos de Puebla, cerca del Paseo Bravo.

Puebla es fundamental para entender el periodo 1862-1867 de México: Aguilar Ochoa

La Batalla del 5 de Mayo fue importante para Puebla y el país porque se ganó algo que no se esperaba. Sin embargo, la población de la ciudad se vio más afectada por el sitio que sufrió un año después que por el propio enfrentamiento.

“Un año después de su derrota, los franceses volvieron con un mayor número de soldados para sitiar la ciudad, con el fin de borrar la idea de que en México se les humilló. Fue cuando los poblanos vivieron un sitio de 62 días, tiempo en el que muchas personas sufrieron hambre y murieron debido a la estrategia fallida del zacatecano Jesús González Ortega”, narró el historiador.

Una vez más, continuó, con este sitio Puebla se vuelve protagonista en la vida del país. Y lo vuelve a hacer por tercera ocasión, esta vez hasta el 2 de abril de 1967, cuando se libró otra batalla.

“Puebla sufrió la destrucción de muchos edificios, tuvo muchas muertes durante la intervención de Francia. Esto demuestra que era una de las ciudades más importantes del país, en ese entonces la segunda en todo el territorio nacional. No había otra ciudad de provincia con el mayor número de población que fuera Puebla. México tenía aproximadamente 200 mil habitantes y Puebla 70 mil; Monterrey apenas llegaba a los 10 mil”, refirió.

De aquí, que la ciudad de Puebla fue fundamental durante la Intervención Francesa y el Imperio de Maximiliano ─de 1862 a 1867─, más que en otros periodos, como la Revolución Mexicana o la Independencia. “Yo creo que la ciudad es fundamental para entender este momento de la historia nacional y por ello habrá que rescatar su papel”.

William Kentridge gana Premio Princesa de Asturias de las Artes 2017

El sudafricano William Kentridge, uno de los artistas más completos e innovadores del panorama internacional, fue declarado ganador del Premio Princesa de Asturias de las Artes 2017.

El jurado encargado de la concesión del premio, reunido en Oviedo, norte de España, destacó que Kentridge ha expresado en su obra emociones y metáforas relacionadas con la historia y la realidad de su país, que trascienden, sin embargo, estas últimas, y plantean cuestiones esenciales de la condición humana.

Subrayó que el artista combina temas en que predomina la investigación puramente poética y estética con los de contenido sociopolítico.

Se trata, por tanto, subrayó, de un artista profundamente comprometido con la realidad.

Expuso que creador meticuloso y profundo, el premiado ha utilizado el dibujo, siguiendo la mejor tradición, como principal instrumento de expresión artística, a través no solo de las obras sobre papel, el collage, el grabado y la escultura, sino también del videoarte, las películas animadas, las instalaciones y la escenografía, tanto en teatro como en ópera.

En la última década ha recibido el reconocimiento de grandes museos como el Louvre y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, con exposiciones celebradas en ellos sobre el conjunto de su obra, que representa la contribución más destacada del continente africano a la creación artística contemporánea con proyección mundial.

William Kentridge nació el 28 de abril de 1955 en Johannesburgo (Sudáfrica). Sus padres ejercieron como abogados especializados en las víctimas del apartheid.

Estudió Ciencias Políticas y Estudios Africanos en la Universidad de Witwatersrand, donde se graduó en 1976 y posteriormente, se matriculó en Bellas Artes en la Fundación de Arte de Johannesburgo.

En los años ochenta se trasladó a París para estudiar teatro en la Escuela Internacional de Teatro Jacques Lecoq y trabajó como director artístico en series de televisión, antes de comenzar a crear animaciones a partir de sus propios dibujos.

Desde los años noventa ha combinado la práctica del dibujo con el cine y el teatro, convirtiéndose en un artista multidisciplinar que ha cultivado, además, la escenografía, el collage, el grabado, la escultura y el videoarte.

Creador meticuloso y profundo, William Kentridge ha elegido el dibujo como vehículo expresivo de emociones y metáforas relacionadas con la historia y la realidad sociopolítica sudafricana.

Galardonado con el Kyoto Premium (Japón, 2010) y el Dan David Prize (Israel, 2012), Kentridge es miembro honorario de la Academia Americana de las Artes y las Letras y doctor honoris causa por las universidades de Yale (Estados Unidos) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

En 2013 fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras de Francia.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional”.

Conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de las Artes se concede a aquellos “cuya labor contribuya, de manera extraordinaria y a nivel internacional, al progreso y bienestar social a través del cultivo y perfeccionamiento de la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas”.

En esta edición concurrían un total de 43 candidaturas procedentes 19 países.

Cada uno de los Premios Princesa de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, la cantidad en metálico de 50 mil euros, un diploma y una insignia. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo en un solemne acto presidido por los reyes de España.

Presentan volumen que evoca la Batalla de Puebla

En ocasión del 150 aniversario de la Batalla de Puebla, la víspera fue presentado el libro “México Francia: Memoria de una sensibilidad común, siglos XIX-XX, vol. VI. Historias, mitos y representaciones del 5 de mayo”, en el que se hace una reflexión sobre su posterior impacto en los dos países beligerantes.

Coordinado por Javier Pérez Siller y Agustín Grajales Porras, el volumen permite a los lectores conocer diversos paradigmas políticos y las tendencias geoestratégicas de toda una época, como lo dejaron ver a través de sus comentarios Erika Pani (El Colegio de México), Esther Acevedo (INAH) y Ricardo Pérez Montfort (CIESAS).

En la Casa de Francia, en la ciudad de México, los comentaristas del tomo seis de esa colección se refirieron en el sentido de que la Intervención Francesa en México sintetiza la lucha entre los modelos monárquico y republicano, y la afirmación de los Estados nacionales. En el instante de la guerra, Francia tenía el ejército más poderoso del mundo.

De acuerdo con lo que se pudo observar en la mesa donde los editores pusieron a la venta este trabajo, la Batalla del 5 de mayo de 1862 es el signo, consecuencia y causa, de ese momento de la mundialización, y en esa perspectiva, la pregunta entonces, es: ¿Qué sentido tiene para la historia y la cultura de México y de Francia?

Con motivo de la efeméride, el “Proyecto México Francia” invitó a un nutrido grupo de conocedores del tema para que opinaran al respecto, a través del estudio de las historias, los mitos y las representaciones que se han consagrado. Así, más de 40 historiadores, de Estados Unidos, Francia y México aportaron sus investigaciones.

Este libro reúne loa síntesis de esas reflexiones en cuatro ejes temáticos. “El escenario: Geopolítica, ciudad y población; La batalla: Actores y percepciones; Representaciones: lecciones uniformes y narraciones partidarias, y finalmente, Conmemorar: Lugares, palabras y desfiles, informaron los convidados a la presentación.

Por último, Pérez Siller, Grajales Porras, Pani, Acevedo y Pérez Montfort pusieron de manifiesto que los textos que conforman el libro están bien acompañados de documentos iconográficos de época, inéditos hasta ahora, mismos que aportan a la historiografía moderna nuevas luces y preguntas sobre el pasado e interpelan sobre el presente.

Foto: Es Imagen / José Castañares

Plácido Domingo da memorable recital a beneficio de Cruz Roja (FOTOS)

Un inolvidable, sentido y generoso concierto ofreció el terno internacional Plácido Domingo a los miles de asistentes reunidos en el auditorio Acrópolis de esta ciudad, un recital que fue beneficio de la Cruz Roja en Puebla.

Poco más de siete mil personas jamás pensaron que vivirían una de las veladas más memorables que ofreciera el español ─pero mexicano de corazón─ cuando a las 20:30 horas inició el concierto con la presencia de Fernando Lozano, director titular de la Filarmónica 5 de Mayo, y se escucharan las notas de overtura L´italiana in Algeri, de Rossini.

Acto seguido el maestro Lozano se retiró y entregó la batuta a Eugene Kohn, quien fungió como director huésped durante este recital que llevó a los asistentes por un recorrido de emociones, teniendo como hilo conductor la ópera.

El maestro Plácido Domingo hizo su primera interpretación con Nemico della patria, de la obra Andre Chénier; y conforme se fue desarrollando el programa de este evento de caridad, también se fueron intercalando las presentaciones de la soprano Rebeca Olvera, y el tener Rame Lahaj.

Una causa tan noble no pudo tener mejor padrino que el maestro Plácido Domingo, quien siempre ha sido solidario con México, recordando que fue precisamente un recital que ofreció en 1985 para ayudar a los damnificados por el terremoto del 19 de septiembre, un fenómeno que le arrebató para siempre la vida de su tía, tío, sobrino, y el hijo de su sobrino.

En esta ocasión, la delegación en Puebla de la Cruz Roja fue la beneficiada ya que lo recaudado por la venta de boletos para este concierto, el cual tuvo montos desde 400 pesos por persona hasta 10 mil pesos ─el cual incluyó cena de gala─, permitirá continuar los programas de la benemérita institución.

El monto total de lo recaudado será dado a conocer en próximos días, y de acuerdo a los organizadores del evento, se entregará una placa oficial al tenor Plácido Domingo para dar a conocer el éxito del concierto y agradecer su generosidad.

Varios momentos emotivos compartió Plácido con su público poblano, la mayoría clase política local e invitados especiales como el ex presidente de México, Vicente Fox Quesada y su esposa Martha Sahagún.

La primera parte del programa se conformó por ópera, zarzuela y música clásica; y después del intermedio fue el turno de canciones mexicanas. Fue en ese momento que el maestro ofreció un momento íntimo al compartir el escenario con sus hijos Plácido Domingo Ornelas y Álvaro Maurizio Domingo, quienes a una sola voz interpretaron “Adoro” del compositor mexicano Armando Manzanero.

Al respecto, Álvaro Maurizio agradeció a su padre y al público la oportunidad de debutar en Puebla porque esta fecha es especial para él, ya que cumple 19 años de matrimonio con su esposa Renée, a quien agradeció públicamente la familia que han conformado.

El recital continuó hasta que en la parte final de la velada se presentó el mariachi en el escenario, entonces el tenor lució un traje de charro en tono oscuro para interpretar las notas conocidas a nivel internacional como “El son de la negra”, “Paloma Querida”, “Se me olvidó otra vez”, “El Rey”, y para cerrar con broche de oro “Que chula es Puebla”.

Para este concierto con causa, por primera vez se presentó en México la soprano Rebeca Olvera, quien es poblana pero desde 2005 radica en Zürich, donde fue miembro de Internacionales Opernstudio, así como del Opernhaus Zürich.

De igual manera se contó con la participación del tenor Rame Lahaj, quien recientemente realizó los papeles de Alfredo en La Traviata y el Duque en la Ópera Nacional de Polonia. Alfredo en la Ópera estatal de Hamburgo y en la Ópera de Sidney. Rodolfo en el Royal Albert Hall de Londres, y Pinkerton en Madame Butterfly en el Festival Puccini de Torre del Lago.

Algunas arias que formaron parte del programa correspondieron a obras como: Don Pasquale, Don Carlo, Macbeth, Fausto, Rigoletto, La Boda de Luis Alonso, Luisa Fernanda, Las hijas del Zebedeo, Maravilla, El último romántico, y El dúo de la africana.

Canciones mexicanas fueron: “Sabor a mí”, “Perfidia”, “Júrame”, “Danzón número 2”, y “Bésame mucho”, entre otras.

Fotos: Es Imagen / Ángel Flores

Nélida Piñón es una de las plumas más importantes de la letras contemporáneas

El escritor no sólo debe crear sino prestar su conciencia a la conciencia de sus lectores, sobre todo en un país como Brasil, suele decir la escritora brasileña Nélida Piñón, quien también considera que “cuanto más se lee más difícil es que te manipulen”.

Convertida en una de las más grandes figuras de las letras latinoamericanas contemporáneas, Nélida llegará mañana a los 80 años con una extensa producción literaria que ha recibido numerosos galardones literarios y distinciones, como el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (2005).

Conocedores de su obra señalan que su producción se caracteriza por el rigor y representa un diálogo inteligente entre las diversas tradiciones que conviven en el cuerpo cultural latinoamericano.

La actual miembro de la Academia Brasileña de las Letras y de la academia de Filosofía de Brasil nació el 3 de mayo de 1937, en Río de Janeiro, donde estudió periodismo y desde muy pequeña se sintió atraída por el mundo de las letras. De hecho, a menudo comenta que comenzó a escribir siendo aún una niña, leyendo los libros que le daban e inventando los que no tenía a mano.

“Con ocho años me proclamé escritora. No sé, sin embargo, en qué instante, y de qué abrigo, salió más tarde esta otra escritora que soy hoy, que aspira a abarcar los seres y los enigmas”, cita la página electrónica especializada “Biografiasyvidas.com”.

Piñón debutó en el circuito literario en 1961 con “Guía-mapa de Gabriel Arcanjo”, una novela sobre el pecado, el perdón y la relación de los mortales con Dios, a través del diálogo entre el protagonista y su ángel de la guarda. Con ésta, su opera prima, ganó renombre, forjándose un estatus que le permitió consolidar su fructífera carrera en las letras.

Dos años más tarde escribió “Madeira feta cruz”, y a finales de la década publicó “Fundador” (1969), en la que una vez más apostaba por la renovación formal del lenguaje que había dejado entrever en los títulos anteriores y que ponía en escena a personajes históricos y de ficción, señala el texto biográfico.

Ya entrada la década de 1970, Piñón dio vida a tres nuevos títulos, “A casa da paixão” (1972), sobre el deseo y la iniciación sexual; “Tebas de mi corazón” (1974) y “La fuerza del destino” (1977), pero fue en 1984 cuando vio la luz la que es considerada su obra cumbre “La república de los sueños”.

Este trabajo, inspirado en su visión de la emigración gallega a Brasil, obtuvo el premio de la Asociación de Críticos de Arte de Brasil en 1985.

Piñón publicó luego la novela de denuncia política “Dulce canción de Cayetana” (1987) y posteriormente vio la luz “El pan de cada día” (1994), en la que dejaba de lado la moderna ficción con la que se había consagrado y emprendía una reflexión profunda sobre las inquietudes del hombre, y la novela juvenil “A roda do vento” (1996).

En 2004, tras varios años de inactividad, presentó “Voces del desierto”, la cual le otorgó el Premio Príncipe de Asturias (2005).

Esta obra recrea los días de Sherezade, quien atravesó mil y una noches contando historias al Califa para salvar su vida y la de las mujeres de su reino, revelando los sentimientos de una mujer entregada al arte de enhebrar historias en las que perder el hilo es perder la vida.

Bajo el sello de Alfaguara, publicó en 2008 “Aprendiz de Homero”, obra compuesta por 24 ensayos que proponen a la reflexión sobre sus influencias literarias y los personajes como don Quijote y Ulises, entre otros.

Asimismo, muestra su pasión por la escritura, su pensamiento acerca de la lectura y su visión no sólo de la mujer brasileña, sino de la mujer desde tiempos remotos.

Luego vendría “Corazón andariego”, la cual propone temas políticos, a fin de subsidiar los recursos de la memoria, según la propia escritora. Sus más recientes materiales son “Libro de horas” (2013) y “La camisa del marido” (2015).

Su obra ha sido traducida a varios idiomas, sin embargo, la literatura no ha sido el único campo que ha experimentado Nélida, quien también ha incursionado en la docencia, y ha llegado hasta la Academia Brasileira de la Letras, al sustituir a Aurelio Buarque, desde 1989.

Antes de ocupar ese sillón, había sido secretaria general y la presidió en 1996-1997, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese cargo y en la primera del mundo en presidir una academia literaria nacional. También es miembro de la Academia de Ciencias de Lisboa y de la Academia de Filosofía de Brasil.

Ha desarrollado una intensa y dilatada labor docente, y es que en 1970 inauguró la primera cátedra de creación literaria en la Universidad Federal de Río de Janeiro, y entre 1990 y 2003 fue titular de la cátedra “Dr. Henry King Stanford” de Humanidades, de la Universidad de Miami.

Sus biógrafos también destacan su ejercicio como profesora visitante en las Universidades de Harvard, Georgetown, John Hopkins y Columbia, y ha impartido cursos en España, Francia y Perú.

Es doctora Honoris Causa por las universidades de Poitiers en Francia; Montreal, Canadá, y Santiago de Compostela, España (1995), además ha participado en congresos, seminarios y encuentros internacionales.

Férrea defensora de los derechos humanos, Piñón también ha colaborado en medios de comunicación brasileños como las revistas Cadernos Brasileiros (1966-1967), Tempo Brasileiro (1976-1993), Impressões (1997), Cadernos Pedagógicos e Culturais (1993), y el diario O Dia de Río de Janeiro (desde 1995).

Piñón, quien desde 2012 es Embajadora Iberoamericana de la Cultura, ha sido reconocida también con el Premi Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe “Juan Rulfo” (1995) y el “Menéndez Pelayo” (2003); con el Walmap de Brasil (1969), el “Mario de Andrade” (1973), el del PEN Club (1985), el Iberoamericano de Narrativa “Jorge Isaacs” (2001) y el “Rosalía de Castro” (2002).

La Medalla de la Orden de Río Branco y la Orden al Mérito de la Mujer, concedida por el Gobierno de Río de Janeiro, así como una distinción, en abril de 2005, que le hizo especial ilusión, pues el municipio pontevedrés de Cotobade, pueblo natal de su padre, decidió nombrarla “hija adoptiva”.

Vuelven a su casa los hermanos Serdán

Los restos óseos de los hermanos Aquiles y Máximo Serdán regresarán a la casa donde murieron asesinados, junto con una docena de aliados, el 18 y el 19 de noviembre de 1910.

La suya fue la primera sangre que derramó la Revolución Mexicana en el domicilio de Santa Clara 4, en Puebla.

Aquella vivienda del Centro Histórico, hoy Museo Regional de la Revolución Mexicana, recibirá también los huesos de Carmen Serdán, rebelde como Aquiles y Máximo, y capturada durante el asalto policiaco al predio que almacenaba el arsenal para el movimiento contra la dictadura de Porfirio Díaz.

Legendaria por su convicción revolucionaria, que la hizo responder con balas al ataque del gobierno, Carmen vivió hasta 1948, cuando la sepultaron en la misma tumba de sus hermanos, en el panteón municipal.

Las osamentas de los tres fueron exhumadas en 1968 para reubicarlas en el monumento que los honra en el bulevar Serdán de la capital poblana, donde permanecieron hasta el mes pasado. Se han retirado porque el mausoleo que las contenía acumulaba humedad y no ofrecía condiciones adecuadas de preservación, como las que hallarán en el remodelado museo regional, explicó el arqueólogo Eduardo Merlo.

Antes de ocupar los tres pedestales que les esperan en el recinto de la antigua calle Santa Clara, hoy Avenida 6 Oriente 206, las urnas funerarias se trasladaron a la Ciudad de México para ser atendidas por especialistas del INAH.

Viajaron el 7 de abril custodiadas por el Ejército Mexicano, autoridades de Puebla y personal del Instituto a la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH, en el ex Convento de Churubusco, donde se abrieron el 18 de abril.

“La primera fue Carmen. Con desbordado profesionalismo, el grupo de restauradores fue extrayendo los restos: un hueso aquí, un textil allá, un mechón de cabello. Las manos y ojos de los restauradores se detenían en cada uno de los restos para agruparlos según su origen anatómico. A la vuelta de unos minutos la osamenta tomó la forma humana”, escribió Patricio Eufracio Solano, director del Museo Regional de la Revolución Mexicana, al publicar su testimonio en e-consulta.

“Con la misma celeridad que colocaron los restos en la mesa, los restauradores los separaron en bolsas plásticas herméticas rotuladas: pie izquierdo, mano derecha, costillas, etc”.

El procedimiento se repitió con Máximo, al que le practicaron una necropsia. según revelaron sus huesos, y luego con Aquiles.

Los expertos del INAH realizarán el inventario y el registro de los restos, aplicarán tratamientos directos de restauración, harán estudios antropofísicos e intervendrán las urnas mortuorias, al interior de las cuales hallaron no solo huesos sino también material textil, vidrio, papel y madera, detalló el Centro INAH Puebla en un reporte proporcionado a este diario.

La Sala de Honor dispuesta en el museo regional, que albergará las osamentas tras el proceso de conservación, proveerá un ambiente propicio de resguardo, indicó el organismo.

El mausoleo, en tanto, permanecerá como un recuerdo simbólico de la ejemplar valentía de los Serdán, comentó Merlo.

“Tuvieron oportunidad de escapar, y no lo hicieron pensando que la resistencia que ofrecieran iba a despertar a la demás gente. No fue así. Quedaron como mártires”.

Fuente: Reforma / Foto: Es Imagen / Ángel Flores

Con un catálogo vivo de seis mil títulos, Porrúa cumple 117 años

Ha sido pilar fundamental de la industria editorial de este país: Rodrigo Pérez Porrúa

Por Juan Carlos Castellanos

Fundada en 1900, la librería Porrúa es hoy la más grande de todo México, con más de 75 sucursales, tres almacenes en 18 entidades de la República Mexicana y una serie de colecciones propias entre las que destacan la Biblioteca Porrúa, Escritores Mexicanos, Biblioteca Jurídica y Sepan Cuantos, señaló Rodrigo Pérez Porrúa.

El director comercial de esa empresa ciento por ciento mexicana comentó a Notimex, en ocasión del 117 aniversario de su establecimiento, que su historia se puede sintetizar en un crisol que amalgama el gusto por la industria editorial, por los libros, los lectores y las librerías. Para él, “es una profesión complicada y a la vez hermosa”.

Es decir, subrayó uno de los miembros más jóvenes de la dinastía Porrúa, “todos quienes estamos en esta empresa lo hacemos exclusivamente por gusto”. Así ha sido desde 1908 con su primera publicación, una guía de la Ciudad de México, hasta este 2017, al elaborar la primera edición de la nueva y reluciente Constitución Política de la Ciudad de México.

“Eso demuestra que el sello Porrúa siempre ha estado muy ligado a la historia nacional de México y prueba de ello es que fuimos los primeros en publicar la citada Constitución, en un acto de honor a nuestra historia y a nuestra Biblioteca Jurídica, la cual, gracias a todos sus autores, es hoy por hoy la biblioteca de Derecho más importante en América Latina”.

Señalado lo anterior, Pérez Porrúa recordó que él creció entre libros, anaqueles, libreros, autores y todos los escenarios imaginables en torno a la producción y comercialización de libros. Su lección de vida ha sido siempre llegar a la gente a través de los libros y tratar de ponerlos a la mano del mayor número posible de gente, llueva, truene o relampaguee.

Porrúa se ha caracterizado desde sus inicios por ser, sobre todo, una marca muy popular y abierta y cercana al pueblo, con varios programas que buscan beneficiar a los lectores, y a la vez, con activaciones de carácter social que ayudan a fomentar el libro y el hábito de la lectura. “Por eso, la salud de esa empresa mexicana es totalmente fuerte y sana”, abundó.

Orgullosamente, agregó que Porrúa sigue abriendo librerías y adelantó que este año tendrá cinco o seis más en puntos estratégicos de la geografía nacional. En el ramo editorial, dijo que cada día crece más, con nuevos acervos de cultura general, historia, literatura de México y el resto del mundo, de interés general, de superación, infantiles y muchas más.

Su catálogo se ha renovado, por lo que hoy día, en el contexto de la industria editorial mexicana, es el más importante. Editorial Porrúa tiene un catálogo vivo de alrededor de seis mil títulos, y su librería, que distribuye a todas las editoriales nacionales y extranjeras en toda la república, maneja alrededor de 400 mil títulos.

“El catálogo es el más amplio en español, incluso, dijo, muchos de sus títulos se venden en el extranjero con bastante éxito, y cada día se trabaja más en ello, sin descuidar que en la actualidad, Porrúa proporciona descargas en todo el mundo. ¿Hacia dónde va la empresa? “Por más lectores y más autores”, concluyó.

Cabe señalar que con motivo del 117 aniversario de esa firma, la víspera se abrió en su casa del Centro Histórico, la exposición “117 años al alcance de todos”, un recorrido por fotografías históricas, muebles antiguos, primeras ediciones e imprentas que muestran al visitante el devenir de esa empresa, acto al que asistieron funcionarios, editores y autores.

Llega a las mesas de novedades la novela “Años felices”

Del escritor Gonzalo Torné (Barcelona, 1976) ya está en las mesas de novedades la novela “Años felices”, atmosférica y elegante, luminosa, lírica e irónica a un mismo tiempo. Un meticuloso estudio de caracteres repleto de estilo e inteligencia acerca de cómo se abre paso la vida a fuerza de ambiciones y cómo luego se desmorona.

En algún momento de la segunda mitad del siglo XX, “Alfred Montsalvatges”, un hombre joven con una profunda herida en la mano, llega a un hospital de Nueva York. Es de otro país, quiere ser escritor, y a ojos de “Jean Rosenbloom”, enfermera que lo atiende, quizá sea justo lo que estaba buscando: convertirse de súbito en un príncipe de cuento mágico.

“Alfred” pronto se convierte en el centro de un grupo de amigos que ven en él la solución fantástica a lo que la vida se resiste a darles: Un confidente, un colega, un amor… Ellos son cuatro. El primero, “Kevin Prichard”, joven judío con tendencias místicas y cuyas envidias y aspiraciones proporcionan al resto grandes momentos de comicidad involuntaria.

El segundo, “Harry Osborn III”, diletante, culto y adinerado heredero, medio encerrado en su mansión de Riverside, que mide su ingenio con el del príncipe en largas charlas acerca de sus vocaciones; “Claire”, la más carismática de las hermanas “Rosenbloom”, bella, independiente, libre como el viento y especialmente adorada por todos en su círculo.

Finalmente, la propia “Jean”, noble, bondadosa y discreta. Son jóvenes, inteligentes, están cargados de vida y han firmado un pacto de amistad, que creen tan indestructible como ellos. Pero cuando la juventud amenaza con abandonarlos, el “país de las hadas” en que habían vivido hasta entonces adopta contornos más exigentes, que ellos no alcanzan a entender.

¿Y si les aburriesen sus vocaciones? ¿Y si el futuro les convirtiese en personas inesperadas? ¿Y si para conseguir sus nuevos objetivos tuviesen que traicionarse? ¿Y si el príncipe fuese un fraude? ¿Y si los años felices no perteneciesen a este mundo?, se preguntan los cuatro jóvenes.

Se trata de una novela extraordinaria con la que Gonzalo Torné pone otro eslabón en uno de los proyectos más personales y consistentes de la literatura contemporánea en español.

Gonzalo Torné es autor de tres novelas, las dos primeras de probado éxito y la tercera, ésta, en ciernes de gran vendedora: “Hilos de sangre” (2010, Premio Jaén de Novela), “Divorcio en el aire” (2013) y “Años felices” (2017). Sus obras se han traducido a diversos idiomas, como inglés, francés, italiano, alemán, holandés, portugués y catalán.

Cholula celebrará Día Internacional del Jazz

El próximo 30 de abril, por cuarto año consecutivo, el municipio de San Pedro Cholula, catalagado como Pueblo Mágico, celebrará el Festival Internacional Jazzatlán con un gran concierto gratuito en el Parque Soria.

Alma Jacobo Morales, vocero del evento, dio a conocer que de esta manera San Pedro Cholula se une a las celebraciones que se llevan a cabo en todo el mundo por el Día Internacional del Jazz.

Recordó que en noviembre de 2011, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) designó oficialmente 30 de abril como Día Internacional del Jazz, con el fin de visibilizar a ese género y su papel diplomático de unir a las personas en todos los rincones del mundo.

El Día Internacional del Jazz reúne a las comunidades, escuelas, artistas, historiadores, académicos y entusiastas del jazz en todo el mundo para celebrar y aprender sobre este ritmo y sus raíces, el futuro y el impacto; crear conciencia de la necesidad de un diálogo intercultural y el entendimiento mutuo, y reforzar la cooperación y la comunicación internacional.

En conferencia de prensa, Jacobo Morales dijo que esta fecha internacional es reconocido por promover la paz, el diálogo entre las culturas, la diversidad y el respeto a los derechos humanos y la dignidad humana,

Apuntó que busca la erradicación de la discriminación, la promoción de la libertad de expresión y el fomento de la igualdad de género, así como reforzar el papel de la juventud en la promulgación de los cambios sociales.

“Comentó para el próximo fin de semana se ha organizando una gran fiesta alrededor del jazz, funk, soul, blues, swing, flamenco y otros ritmos creativos del mundo, cuyo espíritu da pie al nacimiento del Festival Internacional de Jazz (FIJAZZATLÁN).

El domingo próximo, a las 12:00 horas será la inauguración con clases de swing a cargo del colectivo Lindy Hop Puebla. A las 15:00 horas se presentarán Swing 4 Chats y Noir Manouche (México, swing manouche), seguidos de Fat Mojo (México, funk/soul).

Así como del grupo Malaje (México, flamenco fusión), Iván Barrera trío (México, jazz fusión), Dizzy Ventilators (E.U./ Japón, fusión de ritmos), Mark Aanderud (España, jazz) y Los Mind Lagunas (México, soul/funk/blues).

“Es un evento pensado para toda la familia que contará además con un corredor gastronómico y artesanal, para que los asistentes puedan pasar un domingo a gusto al pie de la pirámide de esta cuidad milenaria”, citó.

El Festival Internacional de Jazz es posible gracias al apoyo de la Secretaría de Cultura federal,através del El Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), así como de las autoridades del municipio de San Pedro Cholula.

La verdadera pasión de Rulfo fue la literatura: Graciela Iturbide

La verdadera pasión de Juan Rulfo (1917-1986) fue la literatura, aseguró esta noche la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide durante el ciclo de mesas redondas “Juan Rulfo, miradas cruzadas entre la literatura y la antropología” en el Seminario de Cultura Mexicana.

La artista de la lente compartió esa afirmación en la sesión encabezada por las ponentes Patricia Cabrera, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM; Patricia Tovar del CIESAS, y la representante del Instituto Nacional Indigenista (INI), Maura Tapia.

Las ponentes se refirieron a Rulfo como un escritor indigenista y que gustaba de la antropología, sin embargo, Iturbide opinó que Rulfo tenía el puesto en el INI porque era una manera de compensarlo, toda vez que ya no escribía.

“No le interesaba el trabajo del INI, ese trabajo se lo dieron como un premio, porque no había otros premios, él hizo su gran obra, los campesinos de San Isidro me decían que me querían llevar a la media luna, ellos mismos me dedicaron los libros de Rulfo porque lo querían mucho, pero a Rulfo no le intereso el instituto”, acotó

La fotógrafa agregó que “no fue un escritor indigenista, fue un escritor rural que se basó en San Gabriel y en los Altos de Jalisco a su manera, porque era verdaderamente un genio y donde su literatura rebasa el mexicanismo, su literatura llega a ser internacional, podría decir que igual que la de Elena Garro, es su parte creativa”.

Dejó en claro que la verdadera pasión de Rulfo fue su literatura y recordó que cuando Bellas Artes le rindió un homenaje con una exposición fotográfica, se le pidió amplificara las fotos del escritor, lo que rechazó porque apenas comenzaba su carrera como fotógrafa y echaría perder las imágenes.

“Ya no quiso escribir, y nadie sabe por qué. Se han hecho muchas investigaciones, desafortunadamente bebía mucho, entonces, fue una época de éxito donde se inspira en un paisaje, en una tierra rural, pero él no tuvo nada que ver con los indígenas y eso lo sé porque yo llegué a platicar con él y porque he leído sus libros”, añadió.

Por su parte, Nuria Sanz, directora y representante de la Unesco en México, se refirió al autor de “El llano en llamas” como un escritor “que no hemos conocido, que está cercano a través de nuestro imaginario a su imaginario creativo”.

Festival Internacional Cinco de Mayo contará con más de mil artistas

El secretario de Cultura y Turismo del estado, Roberto Trauwitz Echeguren, informó que la sexta edición del Festival Cinco de Mayo contará con más de mil 200 artistas de países como Colombia, España, Cuba, México, Argentina y Estados Unidos.

Acompañado por el gobernador José Antonio Gali Fayad, mencionó que dicho festival se desarrollará del 5 al 21 de mayo, en donde esperan una audiencia aproximada de 100 mil personas.

Indicó que es una celebración cultural por excelencia el cual se desarrolla en torno de uno de los acontecimientos de la historia en el país como es la Batalla de 5 de Mayo 1862.

Detalló que en la presente edición los invitados son las siete regiones de Puebla como es la Sierra Norte, la Sierra Nororiental, el Valle de Serdán, Angelópolis, Atlixco y Matamoros, además de la Mixteca, Tehuacán y Sierra Negra.

El funcionario estatal dijo que lo habitantes y visitantes de la capital poblana podrán ver sus productos artesanales y gastronomía.

Agregó que en zócalo se presentarán los Ángeles Negros, la Orquesta Pérez Prado, la Big Band Jazz, además estará la Orquesta Esperanza Azteca estará en el Museo Regional de Cholula.

En el atrio de la Catedral de esta ciudad por primera vez estará en México la violinista Sara Chang, acompañada por la Filarmónica Cinco de Mayo, resaltó.

Trauwitz Echeguren dijo que los escenarios serán el Centro Histórico de Puebla, el Centro Cívico Cultura Cinco de Mayo en el Fuerte de Loreto, la zona de Angelópolis, el Complejo La Constancia Mexicana y los Pueblos Mágicos de Cholula y Atlixco.

Resaltó que a través de la cultura se pueden cambiar valores y formas de la vida, promoviendo una convivencia sana y pacífica en la entidad.


Foto: Es Imagen / Ángel Flores

Cumple 100 años Fitzgerald

Apareció en el escenario de La Fuente con un vestido oscuro, pañoleta verde, collar y arete de perlas. Era el debut en México de Ella Fitzgerald.

De figura gruesa, micrófono en mano, paseó su señorío por todo el escenario, publicó Excélsior, en tanto que Jimmy Jones, al piano, conducía a la orquesta de Pío Tovar y el resto del conjunto, “en formidables arreglos”.

Su llegada era esperada.

“La cancionista Ella Fitzgerald llegará esta tarde a la capital”, anunció el diario.

Por muchos años, se había intentado traerla. Y por fin, Eduardo Alcaraz la firmaba para una temporada del 7 al 17 de octubre de 1966 en La Fuente, centro nocturno ya extinto, en Insurgentes 890, con dos shows, uno a las 11:30 de la noche y otro a las 2 de la mañana.

“Era un figurón”, recuerda Alberto Zuckermann. “Cantó los standards y algo de Porgy and Bess”.

El pianista se llevó a casa como recompensa adicional el autógrafo de Fitzgerald en el disco Ella in Hamburg, grabado en marzo de 1965, en Alemania, con el trío de Tommy Flanagan.

Zuckermann, de casi 20 años, logró entrar al camerino. Estaba lleno. Venía acompañada de Ed Thigpen, que había dejado en 1965 el trío de Oscar Peterson. Trabajó un año con Fitzgerald, y la acompañaría después en sus giras desde 1968 hasta 1972.

“Tenía un sentido rítmico bárbaro. Improvisaba con esas sílabas, el scat. Lo hacía como si fuera otro instrumento musical: un trombón, un saxofón, y lo hacía maravillosamente”, dice el pianista, quien consigna la presencia de Ella en su libro por publicar, El jazz en México en los años 60.

Fitzgerald (1917-1996) no creía ser la inventora de un nuevo estilo. Simplemente cantaba.

“El jazz me hace falta, pero me obliga a trabajar más”, decía quien mañana hubiera cumplido 100 años.

Después de la temporada en La Fuente, volvería en 1967, esta vez a El Patio, en Atenas 9, que promocionaba el regreso de la “Incomparable Reina del Jazz” con su conjunto, The Carson Trio, con Donald Carson en el piano, del 24 de noviembre al 9 de diciembre.

Fitzgerald volvería por tercera vez, ya no a la escena nocturna de la Ciudad de México, sino para presentarse en un estadio de beisbol en Guanajuato.

Invitada al Cervantino de 1979, casi al cierre del festival, que ese año también trajo a Mstislav Rostropóvic con la Sinfónica de Washington y la pianista Martha Argerich como solista, además del guitarrista español Narciso Yepes y, casi, Leonard Bernstein, quien al final canceló por “complicaciones estomacales”.

Fitzgerald, de 62 años, tuvo en aquella ocasión una llegada accidentada. Nadie le advirtió sobre las casi cinco horas de camino entre la Ciudad de México y Guanajuato. Llegó más tarde de lo previsto.

“Frente a nosotros, envuelta en enorme caftán de dibujos café y blancos. Atrás de los gruesos lentes, sus ojos se entrecerraban. Las manos inquietas no dejaban de moverse: iban del cabello a la cadenita, a la cruz que pende sobre su pecho”, la describió en el Castillo de Santa Cecilia la reportera de unomásuno Nadia Piemonte, quien la entrevistaría.

“¿Qué recuerdos tiene de las viejas generaciones de jazzistas, de aquellos famosos nombres, de Sarah…?” “Que no la oiga Sarah (Vaughan) hablar de vieja generación”, interrumpiría la cantante: “Nosotros no creemos ser vieja generación. ¿Para qué cantaríamos si nos sintiéramos vieja generación? El jazz no es una música que pueda considerarse vieja”, respondía.

“Hacemos lo que nos gusta, lo que prefiere el público. Yo soy tan popular ahora como no lo he sido jamás”.

Fitzgerald comenzó a cantar en 1934, cuando se presentó como bailarina en un concurso de aficionados de canto y baile en el Teatro Apolo de Harlem y, fue tanto el miedo, que se le entumieron las piernas y de último minuto decidió cantar. Ganó el concurso.

Chick Webb, quien la descubrió, le dio su primera oportunidad.

Con 45 años de carrera, estaba en la cima cuando vino a Guanajuato. Asociado su nombre a las bandas de Duke Ellington, “un genio”, y Count Basie, con el que siempre se extasiaba, y abordado el cancionero de Cole Porter y grabado con Louis Armstrong.

“Olvidaba líneas de mis canciones. Y cuando grababa parecía estar en un escenario. ¡Cómo nos hacía reír”, le dijo a Piamonte sobre Satchmo.

“Ella Fitzgerald cantó en un estadio para más de ocho mil personas quienes no entendieron la letra de la mayoría de sus canciones pero que sintieron el alma de su música”, reportó Excélsior.

La lluvia estuvo a punto de frustrar el primer concierto en el parque deportivo José Aguilar y Maya, inaugurado en 1954, cuando era Gobernador Aguilar y Maya. El terreno estaba enlodado y el público se apretaba para no mojarse.

Subieron primero los músicos de Fitzgerald… “Media hora después entró la reina en escena. Sus canciones, tan conocidas, su estilo, tan de ella, y la emoción, hicieron olvidar por momentos la lluvia que caía a cántaros sobre la improvisada lona que con el viento parecía estar por caerse de un momento a otro”, reportó Piamonte sobre el concierto del 17 de mayo.

“Abajo, en lo que sería donde se pone el pitcher, pusieron un gran escenario y ahí es donde estaba Ella Fitzgerald”, recuerda Raúl de la Rosa, promotor cultural y productor de festivales. Quizá no fueron las ocho mil personas que reportó la prensa. “El estadio estaba acotado. Lo recordaría si el estadio hubiera estado lleno”.

Para el segundo concierto, el viernes 18, Guanajuato estaba repleto de turistas y un público numeroso llegó a estadio. Una “genialidad” lo que hizo Fitzgerald con la samba. El micrófono dejó de funcionar en dos ocasiones, pero los gritos, los silbidos del público, la hicieron volver para el encore.

Fitzgerald, en Guanajuato, reflexionaba: “Tengo que pensar en mi pasado para seguirme manteniendo. En los días de hambre…”. Siempre sencilla: “No tengo más que amor y canto”.

La Primera Dama de la Canción moriría en 1996, a los 79 años.

Fuente: Reforma

Catalanes regalan libros y flores en un domingo de Sant Jordi

Por Adela Mac Swiney González

Con la coincidencia del 23 de abril como fecha de la muerte y entierro en 1616 de dos genios de las letras como William Shakespeare o Miguel de Cervantes, España celebra el Día del Libro con diversas actividades en toda su geografía.

Desde 1926, hace más de 90 años, cuando el entonces Rey de España, Alfonso XIII, firmaba el Real Decreto por el que se instituía la “Fiesta del Libro español”, se celebra esta efeméride con diferentes actividades, cuenta-cuentos y talleres en bibliotecas y librerías.

Este señalado evento, que fue iniciativa, en Barcelona, noreste español, del escritor español Vicente Clavel, es conmemorado el 23 de abril al coincidir con la fecha de la muerte y entierro en 1616 de Shakespeare o Miguel de Cervantes, aunque también nacieron o murieron en ese día otros escritores eminentes.

Entre ellos están Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo.

Esta celebración se hizo mundial en 1995 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), adoptó la misma fecha para el Día Internacional del Libro.

Aquí en España, Cataluña celebra la efeméride que coincide con su tradicional Día de Sant Jordi, patrón de Alemania, Aragón, Bulgaria, Cataluña, Etiopía, Georgia, Grecia, Inglaterra, Líbano, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y México, y es tradicional que los enamorados y personas queridas se intercambien una rosa y un libro.

En diversos puntos de Cataluña se instalaron puestos de venta de rosas y libros.

Miles de personas pasearon entre puestos buscando su obsequio no sólo para la persona amada, también para la familia o los amigos. Por las calles principales de la ciudad se instalaron espacios con las últimas novedades editoriales y autores consagrados llegaron de distintos puntos a firmar ejemplares.

A la ciudad condal llegaron el griego Petros Márkaris, los italianos Donna Leon y Federico Moccia, la estadunidense Siri Hustvedt y la francesa Yasmina Reza, a quien se sumó el recién galardonado con el Premio Cervantes, Eduardo Mendoza.

Tampoco faltaron los hispanistas Paul Preston e Ian Gibson, el italiano Valerio Massimo Manfredi, la irlandesa Marian Keyes, el francés Olivier Bourdeaut, el músico James Rhodes, la neoyorquina Raquel Palacio o la escritora, compositora y cantante danesa Madame Nielsen.

Entre los habituales de esta gran efeméride estuvieron David Trueba, Santiago Posteguillo, Enrique Vila-Matas, Javier Cercas, Rosa Montero, Carme Riera y el premiado Fernando Aramburu, autor de “Patria”, que aborda casi 40 años de desarrollo de la lucha armada de ETA.

Las expectativas de ventas de libros en esta jornada tumultuaria superan el millón y medio de ejemplares y de hecho, de las ventas de Sant Jordi depende entre el 5 y 8 por ciento de la facturación anual para el libro en castellano.

El libro en catalán aprovecha la efeméride y las ventas de este día suponen un 15 por ciento del año. Ambos porcentajes se traducen en unas previsiones de venta por valor de 22 millones de euros, lo que representaría un cinco por ciento más que el año pasado.

Independientemente de esto, de acuerdo a un análisis del portal de estadísticas Statista, este año habrá en España 5.3 millones de lectores de libros electrónicos, 300 mil personas más que en 2016.

Además, la venta de libros en formato digital generará 201 millones de euros, 11 más que el año pasado. Se estima que en 2021 la audiencia de este sector alcance los seis millones de personas y la facturación, los 235 millones de euros.

En cuanto a las flores, el otro elemento distintivo de Sant Jordi, el Mercado de Flor y Planta Ornamental de Catalunya prevé que se venderán un total de seis millones de rosas, una cifra inferior a la de los últimos años, en los que se vendían unos siete millones de rosas.

El descenso se debe a que este año la festividad se celebra en domingo, de manera que se dejan de distribuir muchas rosas que se regalan los días laborables en tiendas y puestos de trabajo.

Son muchas las actividades que tendrán lugar por este día, entre ellas la Feria Internacional de la Edición Contemporánea que en Barcelona reunirá a editores y autores de Francia, Italia, México, Alemania o Argentina.

El viernes pasado, por la noche, miles de españoles participaron en la Noche de los Libros, con actividades en distintas instancias como el Instituto Cervantes, Casa de América, el Círculo de Bellas Artes y el Fondo de Cultura Económica, entre otras.

Analizan influencias de Juan Rulfo y García Márquez

El narrador y ensayista Eduardo Antonio Parra (Guanajuato, 1965) aseguró que la generación de escritores anterior a la suya se apartó de la escuela de Juan Rulfo (1917-1986)y Gabriel García Márquez (1927-2014) porque la influencia y el peso de esos autores era muy grande. “En los años 90, nosotros ya habíamos asimilado de otro modo esas influencias”.

Entrevistado en el marco de la Fiesta del Libro y la Rosa 2017, en la explanada del Centro Cultural Universitario, donde participó en la mesa de diálogo “Juan Rulfo y García Márquez. Cómo escribir después de ellos”, junto a los también escritores Mónica Lavín, Antonio Ortuño y Ana García Bergua, Parra recordó su propio caso.

Puso en relieve la transformación del quehacer literario en español a partir de la obra de Juan Rulfo y Gabriel García Márquez y cómo, desde su punto de vista, “al principio hubo numerosos imitadores, luego vino un alejamiento bastante prolongado, y posteriormente vinieron nuevas generaciones que comenzaron a asimilar toda la esencia de esas obras”.

Abrevaron, dijo, del espíritu y conciencia de las obras de esos autores, pero no lo más vistoso ni los temas. “Rulfo y García Márquez, desde el inicio de sus respectivas carreras literarias, comenzaron a influir en numerosos escritores, siempre de diferente manera”.

Detalló que influyeron de otra manera en las generaciones posteriores. “No se parecen sus obras, pero sí se nota claramente esa escuela literaria en las técnicas y en el uso de lenguaje, entre otros elementos que conforman los textos”, añadió Parra, egresado de la sólida carrera de Lengua y Literaturas Hispánicas de la Universidad Regiomontana.

Eduardo Antonio Parra, autor de relatos, ha sido traducido al inglés, francés, italiano, danés y alemán y quien ha sido becario del Centro de Escritores de Nuevo León, 1990; del FONCA, en cuento 1996, y en novela 1998; del Centro Cultural Casa Lamm/Centro de Escritores Juan José Arreola, 2000, y de la Fundación Guggenheim, 2001, aseveró:

“En la década de los años 90 del siglo pasado, cuando la generación a la que pertenezco irrumpió en el escenario literario nacional, ya habíamos asimilado de otra manera esas poderosas influencias. Leídos con mucha atención, adaptábamos la esencia de esos dos autores a nuestra propia temática, realidad, intereses narrativos, universo e imaginación”.

Eduardo Antonio Parra ganó el Concurso Nacional de Cuento 1995 de Guasave, Sinaloa; obtuvo el Premio Internacional de Cuento “Juan Rulfo” 2000 por “Nadie los vio salir”, otorgado por Radio Francia Internacional; el Premio Nacional de cuento “Efrén Hernández” 2004, y el Premio “Antonin Artaud” 2010 por “Sombras detrás de la ventana”, entre otros más.

Y es autor, entre otros libros, de “Los límites de la noche” (1996), “Tierra de nadie” (1999), “Nadie los vio salir” (2001), “Parábolas del silencio” (2006), “Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos” (2009), “Nostalgia de la sombra” (2002), y “Juárez. El rostro de piedra” (2008). Con esa experiencia y reconocimiento, Parra elevó la voz para decir:

“La sombra de Juan Rulfo ha estado siempre presente en mí y en mi obra. Su influencia es evidente, aunque la temática que yo abordó en mis libros es muy distinta a la que él empleó para edificar su obra monumental. Nunca supe qué quería yo tomar de él, pero a final de cuentas tomé el uso del lenguaje y la construcción de las atmósferas”, confesó.

Finalmente, sostuvo que los temas que tocó Juan Rulfo en sus cuentos y novelas le subyugan, los ambientes rurales, “aunque cada vez es más difícil escribir sobre ellos porque cada vez vivo más en las grandes ciudades, sin embargo, de niño los experimenté, por lo que sí los podría abordar”.