¡Escúchanos por internet!

Aquí está la carta

En marzo del año pasado se dio a conocer una carta que el Presidente López Obrador le dirigió al Rey de España, en donde le proponía que en una ceremonia pública, el Reino de España expresara oficialmente el reconocimiento de los agravios causados por la incursión de Hernán Cortés, acto al que calificó de “tremendamente violento, doloroso y transgresor”.

La respuesta la dio el gobierno de España. Rechazar con toda firmeza dicha carta, mientras que los diferentes partidos políticos españoles tomaban sus posiciones al respecto, siendo el partido populista “Podemos”, el único que se manifestó abiertamente a favor de la solicitud.

Muchos pensaron que hasta ahí había llegado la ocurrencia, pero con sorpresa nos enteramos hace unos días que la esposa del Presidente, la señora Beatriz Gutiérrez de López Obrador, parece que le dijo al Papa en su reciente visita al Vaticano: “Aquí está la carta”.

Sí, una nueva carta, ahora dirigida al Santo Padre, en donde insiste que la Iglesia católica, la Monarquía española y el Estado mexicano deben ofrecer una disculpa pública a los pueblos originarios, en el marco de los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlan y los 500 años de la “invasión” colonial española.

Esta posición abre nuevamente un debate que hace muchos años debió haberse superado, porque solo abona a la polarización de la sociedad mexicana y al reencuentro del resentimiento contra todo lo que huela a Cortés y a España.

Esa llamada leyenda negra que en su tiempo el Papa Juan Pablo II decía que “marcó durante mucho tiempo no pocos estudios historiográficos y que concentró principalmente la atención sobre aspectos de violencia y explotación que se dieron durante la fase sucesiva al descubrimiento”.

Lo curioso del caso es que en la carta enviada al Papa, afirma que representa a un gobierno que está llevando a cabo un profundo proceso de transformación cuyo distintivo es la honestidad, la justicia y la austeridad.

Sobre este párrafo diremos que una transformación se da con acciones en el presente para construir el futuro sin perder la identidad, no con exigencias pasadas que en nada contribuyen al desarrollo presente.

Y por otra parte, esos distintivos que dice representar, no parecen ser parte de su transformación, dado que en cuestión de honestidad, no se ha hecho nada para investigar los casos denunciados de corrupción de Bartlett, Indira Sandoval y su hermano Pío, por solo mencionar algunos.

Si hablamos de justicia, pues no es el mejor referente que la justicia solamente sea mediática y de denuncia en redes sociales, y no con carpetas de investigación integradas por la autoridad correspondiente y valoradas por un juez.

Y finalmente, hablar de austeridad no es viajar en aviones comerciales, es reducir el gasto público y ser eficiente en el manejo del presupuesto, y en ambas cosas ha fallado.

Por eso es mejor no hablar de los nuevos distractores, la estatua de Colón y el penacho de Moctezuma.

Los tiempos de Claudia

Nada fácil han sido los dos primeros años de administración de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera, quien ha tenido que hacer frente a diversos problemas; el principal, el alza de la inseguridad en la capital y también el tema de la pandemia.

No obstante, la alcaldesa capitalina ha hecho un trabajo aceptable, si se toma en cuenta que inició su gestión siendo Tony Gali el gobernador de Puebla, transitó durante 10 días con Martha Erika Alonso, luego se tuvo que coordinar con Jesús Rodríguez Almeida, más tarde con Guillermo Pacheco Pulido y ahora con Miguel Barbosa, quienes han ocupado la titularidad del ejecutivo local.

La alcaldesa rindió ayer su segundo informe de labores y ha hecho un gran esfuerzo por cerrar la creciente brecha de desigualdad, en la ciudad en donde hasta hace dos años, existían más de 700 mil ciudadanos en situación de pobreza extrema, la cual colocaba a la entidad como la que concentraba el mayor número de pobres en el país.

La presidenta municipal de Puebla ha enfocado una buena parte de sus esfuerzos en aliviar el tema de la pobreza, que se concentra principalmente en las colonias de la periferia de la ciudad y en las juntas auxiliares.

Y es precisamente en las juntas auxiliares en donde como lo mencionó en su informe, se ha concentrado el 40 por ciento de los recursos que se han invertido en la obra pública, no solo con un tema de justicia social para lo que menos tienen, sino para como lo señaló la alcaldesa, cerrar la brecha de la desigualdad.

Como lo cite en una reciente entrega, el ex gobernador Mario Marín Torres llegó a reconocer que es más fácil ser gobernador, que presidente municipal de Puebla capital y yo creo que sí, porque el ciudadano demanda respuesta por parte de sus autoridades directas.

Políticamente hablando, las cosas tampoco ha sido fáciles para la alcaldesa capitalina, quien ha tenido que hacer frente al tema de la división interna que vive su partido político y ella ha tomado por el lado de los “duros”, lo cual la ha alejado del gobernador Barbosa.

No obstante, ambos, como políticos profesionales, han sabido salvar sus diferencias para ponerse a trabajar a favor de Puebla, lo cual se ve en los eventos y actos públicos en donde coinciden ambos personajes, aunque es claro que van por diferentes rutas.

Lo que sí es un hecho, es que con la experiencia adquirida la alcaldesa capitalina decidió impulsar programas y apoyos para la gente que se quedó sin empleo durante la emergencia, sanitaria, así como también se dio a la tarea de dotar de agua potable a las colonias marginadas, vital para combatir la pandemia.

Dentro de lo más destacado de este segundo informe se encuentra el trabajo realizado en las juntas auxiliares como Romero Vargas en donde se distribuyeron 116 mil litros de agua durante la pandemia a favor de 91 familias.

También en diferentes juntas auxiliares se llevaron acciones de bacheo, pavimentación, drenaje, postes de alumbrado público, mantenimiento vial e infraestructura escolar.

Se pusieron en marcha comedores equipados para la preparación de alimentos sanos variados y suficientes por parte del DIF municipal, en colonias populares y juntas auxiliares.

En materia de seguridad se equipó de armamento a la policía de seguridad ciudadana por un monto de 120 millones de pesos, también se invirtió en luminarias en 332 colonias de la capital, con la misma idea mejorar el tema de la seguridad.

En materia de impacto social se hizo una inversión de 540 millones de pesos, en beneficio de familias y grupos vulnerables de diferentes colonias de la capital, algo que muy poca gente sabe.

Claudia Rivera concluyó su segundo informe de labores con un gesto que muy pocos entendieron, le dio “cachetada con guante blanco” a sus opositores dentro del Cabildo de Puebla, al regalar rosas blancas a cada uno de los integrantes del cuerpo edilicio, aún aquellos que se negaron a recibirlo de mano, se los dejó en su silla.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Foto: Es Imagen / Daniel Casas

La culpa no la tiene el indio sino quien vota por él

Emilio Maurer Espinosa busca la reelección como diputado local porque ya quebró como empresario y porque cada vez más tiene menos amigos a quien estafar. Su última apuesta fue aliarse con un constructor de apellido Mendívil que resultó todo un fraude al igual que el susodicho Maurer.

El citado Mendívil ha ido perdiendo todos los juicios contra la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y generó un conflicto político donde no lo había. En esa lucha entró Maurer quien suplica porque lo dejen repetir.

Dios los hace y ellos se juntan.

En esa lógica habría que preguntarse ¿Qué ha hecho como diputado Emilio Maurer?

La respuesta es sencilla: nada.

¿Quién no recuerda aquel 1998, cuando Emilio Maurer fue creado por Manuel Bartlett para contrarrestar al PAN e impulsarlo por el PRD? Todo con la finalidad de favorecer a Mario Marín Torres del PRI. Pero como los que entran a Morena se santifican, Maurer ahora puede pasar a la historia oficial de la ignominia, pero con la bendición de Morena.

La historia del marinismo del diputado Maurer no son nuevas. En el 2007, por ejemplo, el ahora morenista pujó para que Ricardo Henaine (el empresario favorito del ex gobernador prófugo de la justicia, Mario Marín Torres) se quedara con la administración del Puebla.

Hace 13 años, el Puebla era propiedad de Paco Bernat, quien cometió el error de nombrar como socio a Emilio Maurer quien se quedó con el 37 por ciento del equipo. Marín quien había sido señalado por la periodista Lidya Cacho por proteger a una red de pederastas que encabezaba Jean Succar Kuri en Cancún. Marín vio en el equipo del Puebla la posibilidad de usar al equipo para recomponer su imagen que ya estaba desgastada.

Fue ahí donde Maurer entró al quite y presionó a la familia Bernat para que entrara Ricardo Henaine, pues de no hacerlo él y sus socios dejarían de aportar dinero a la Franja. Total que con el apoyo de Mario Marín lograron sacar a Bernat, hacerle una campaña de desprestigio a través de la prensa aliada al marinismo y encumbraron a Henaine, quien después fue expulsado y señalado por Rafael Moreno Valle.

Maurer nunca dejó su marinismo y desde su curul, sin amigos y sin patrocinadores trata de gritar para que le hagan caso en sus demandas y no lo dejen en visto, aunque su caso es como el de una acompañante vieja y conocida: ya nadie la quiere sacarla a pasear porque ya engañó a todos.

Es como ese tipo que te pide dinero y que jura que te va a pagar pero resulta que nunca te paga y que siempre hay pretextos para no hacerlo. Ese es Maurer. Nadie le cree y lo que diga ahora es para que le alcance para una conchita, un colorado o una chilindrina que pueda remojar en su café con leche a las siete de la noche mientras ve la Rosa de Guadalupe, porque ya no aporta nada.

Pobres poblanos si decidimos reelegir a personajes de esta calaña que nomás se cambian el dinero de bolsa para sentir que se chingaron a alguien.

Foto: Es Imagen / Archivo

Participar para transformar

Recientemente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió avalar una solicitud de consulta popular, que pretende vincular a la ciudadanía con el fortalecimiento de la integridad en el servicio público. Como cualquier otra determinación, ésta fue reconocida por unos y criticada por otros. Más allá de esto, quienes participamos en la vida pública debemos tomar nota del momento por el que atravesamos, que convoca a la articulación de esfuerzos para la transformación de realidades.

​En Puebla no existe una ley en materia de participación ciudadana: esto es un pendiente que debemos resolver las diputadas y los diputados. Sin embargo, en medio de los informes de resultados, queda claro que existen herramientas y estrategias que nos permiten incidir e involucrar a la gente. Pongo como ejemplo el esfuerzo que hemos realizado para instalar alarmas vecinales, que han permitido generar una comunidad digital en Puebla: familias más seguras e interconectadas con el Deri y el C5. Otro ejemplo claro es el acompañamiento que hemos realizado con comerciantes de los mercados de Puebla, que han vivido en primera fila las consecuencias económicas de la pandemia; asistir y escuchar sus experiencias nos permite diseñar soluciones compartidas (en las que todas y todos participamos).

​Aunado a lo anterior, debemos reconocer la importancia de las instancias institucionales, que desde mi punto de vista deben tener mayor incidencia. El Comité de Participación Ciudadana de Puebla es un organismo que se ha propuesto para este año promover la honestidad pública en el sector público y privado, informar a la ciudadanía y generar condiciones de apertura en las administraciones de nuestro estado. Todo esto es positivo: ahora corresponde ampliar la agenda de justicia cotidiana y, de esta forma, hacer de la participación una ruta democrática en constante crecimiento.

​Rumbo al próximo proceso electoral, debemos recordar que las determinaciones que se tomen en las instituciones repercuten en el sentir de la gente. El escenario ideal será de una amplia participación y confianza. ¡Sé puede!

Madruguete a la “nomenklatura” morenista

Qué poco le ha durado el gusto democrático al Movimiento de Regeneración Nacional que ante su joven existencia como partido político de nueva creación, hoy enfrenta una de las peores crisis internas, cuyo pronóstico anuncia un largo litigio donde los perdedores serán los propios morenistas.

Lejos ha quedado aquella aplanadora que arrasó con votos en un país donde vendieron un buen marketing social y de masas sustentado en la figura del fundador, líder moral y hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

La mezcla de intereses, personalidades y egocentrismos desató la maldición de las tribus donde hoy todos se erigen como morenistas de sepa cuando muchos de ellos, ni siquiera figuraron en el trabajo de resistencia que durante años llevó a cabo Andrés Manuel López Obrador.

Hoy Morena es rehén de sus propios vicios, donde hay una “nomenklatura” como en los viejos partidos donde el dedazo se disfraza de mediciones, pronunciamientos financiamientos y lo que haga falta para mantener el control de parte no sólo del líder moral, sino de las ligas de poder que de ninguna manera están dispuestos a perder la ventaja de manejar y distribuir candidaturas en los diferentes bastiones de poder en el país.

La definición del nuevo dirigente nacional de Morena se antoja larga y aún tardía, sobre todo por el madruguete que la tarde del domingo aplicó Porfirio Muñoz Ledo al adelantarse y nombrarse como legítimo ganador de la presidencia anunciando que este lunes lo hará oficial.

El resquebrajamiento de la unidad morenista es el reflejo de lo que ha sido el manejo de un poder fáctico que sucumbió al estilo y usanza de las viejas estructuras de poder político, donde la llamada plataforma de principios ha quedado como muestra fiel de lo que ni ellos mismos han sido capaces de cumplir.

Con un presidente que por momentos desconoce ser la cabeza del rebaño morenista pero que sigue moviendo las decisiones de poder al interior del mismo, las tribus de este partido cruzan lanzas para defender sus intereses amparados en quienes creen será el mejor dirigente para Morena.

El partido del presidente es el mejor ejemplo del desmoronamiento de esas militancias donde hoy los puros y neo-morenistas se preparan para la carnicería que será pelear y arrebatarse candidaturas, aunque en ello se ponga en juego la fidelidad con el presidente AMLO.

“Les quedó grande el pueblo”

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

A sacar el oficio

Es el momento de que el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez y la secretaria de Economía, Olivia Salomón, saquen todo el oficio político a favor de Puebla, con la finalidad de mediar en el conflicto que viven dos de las principales empresas en la entidad, Audi, en la zona de San José Chiapa, y Volkswagen, en la zona de Cuautlancingo.

Ambas empresas son vitales para la economía de la entidad, la cual no se puede dar el lujo de ir a paros, luego de que durante varios meses se detuvo la producción a causa de la pandemia.

Audi enfrenta un conflicto con el municipio de San José Chiapa por el supuesto adeudo de impuestos por parte de la armadora alemana de vehículos de lujo, quien de acuerdo al edil de esta localidad, debe el pago de uso de suelo y también no cuenta con los permisos correspondientes de protección civil, lo cual resulta absurdo.

Por otra parte, en Volkswagen el clima es de tensión dentro de la armadora alemana, porque los trabajadores reclaman el pago de 293,5 millones de pesos de pago de utilidades del 2015, cuando no recibieron su prestación correspondiente, la cual fue impugnada.

Los trabajadores ganaron y ahora demandan el pago de las utilidades correspondientes y amagan con irse a huelga en caso de que la armadora, no llegue de inmediato a un acuerdo con su personal, el cual legítimamente reclaman su dinero.

Ambos casos impactan de manera directa a la economía de Puebla, misma que gira alrededor del clúster automotriz, el cual se busca consolidar con una fuerte inversión por parte de Volkswagen para armar su nueva SUV “Taos”, la cual se fabricaba en China y ahora tendrá su sede en una nueva línea en la armadora ubicada en México.

Reiteró, es el momento de que David Méndez y Olivia Salomón muestren el talento para poder negociar y logren desactivar estos conflictos en ambas armadoras, siendo mediadores de lujo en estas dos confrontaciones, las cuales amenazan la estabilidad de estas empresas.

El sector automotriz es el más importante para Puebla, la cual no se puede dar el lujo de ver que sus dos principales empresas, sufren de inestabilidad, en momento en que es vital que se logre la reactivación económica del estado.

En el caso de Audi, la situación no se ve tan complicada, basta que se logren poner de acuerdo la autoridad municipal y la empresa para que se cumpla con el pago de las obligaciones y se pueda obtener un esquema de beneficio mutuo.

En tanto, en el caso de Volkswagen la situación es más complicada y requiere de que tanto empresa como sindicato, se sienten a dialogar y logren un esquema de pagos para que los trabajadores reciban el dinero de sus utilidades, aunque los empleados deben de tomar en cuenta que la armadora no vive precisamente sus mejores tiempos ante el embate de las marcas coreanas, que han comenzado a dominar el mercado nacional y la pandemia.

El siempre “marrullero” Maurer. Reza un refrán que genio y figura hasta la sepultura y esto pasa con el ex directivo de futbol y ahora diputado local de Morena, Emilio Maurer Espinosa, cuya vida está marcada por el juego “chueco”, el manejo poco transparente de los recursos y la marrullería.

Múltiples son sus anécdotas como directivo del Puebla de la Franja en donde prometió construir el museo de La Franja para ahí exhibir los trofeos ganados por el equipo poblano, con los cuales se quedó de manera ilegal y nunca ha cumplido. Maurer es un hombre sin palabra.

En su paso por Lobos de la BUAP cuando se encontraban en la primera división A, en tiempos del ex rector Agüera, desapareció “mágicamente” 3 millones de pesos que le hizo perdedizos al académico.

Empresarialmente no hay nada más que decir, el tan solo mencionar el apellido de nuestro personaje, es sinónimo de pleitos legales con quienes han tenido la desgracia de ser sus socios.

Ahora, en su etapa como político, Maurer no tenía por qué ser diferente, nunca se ha vuelto a parar por su distrito, no les ha traído ningún beneficio a sus representados y por supuesto, busca a toda costa hacer negocios desde su posición como integrante de la Comisión Inspectora de la Auditoria Superior del Estado, nada más que no ha podido.

Maurer ahora quiere la reelección, porque se dice, es la salvación para los graves problemas económicos que enfrenta, es decir, ya se acostumbró a vivir de la “chichi”.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Foto: Es Imagen / Archivo / Twitter

Se busca técnico

Sólo un milagro o una voltereta pocas veces vista, podrá salvarle el puesto a Juan Reynoso, quien no ha tenido todas consigo al frente del equipo de La Franja.

El puesto lo ha mantenido gracias a que el presupuesto del equipo nos les permitiría realizar algún cambio antes del final del torneo y tener que indemnizarlo.

Con cuatro fechas por delante y con la posibilidad viva de meterse entre los doce ‘menos peores’, Reynoso tendrá la oportunidad de darle la clasificación al repechaje y tratar de cambiar la percepción que los aficionados y la directiva tienen de él.

Se le vienen dos partidos complicados frente a Rayados y León, para terminar frente al Atlas y San Luis, equipos a los que al menos en el papel se les debe de arrancar puntos y con eso estar entre los doce equipos de los cuales ocho jugarán un partido a eliminatoria directa donde se definirán los que finalmente calificarán a la liguilla.

Quedar fuera de esos doce, de verdad sería el colofón a una administración realmente vergonzosa de TV Azteca, la cual llegaría a tres años y medio de no conseguir al menos meter al equipo a una liguilla.

Honestamente pensamos que con la llegada de Azteca las cosas mejorarían para el equipo de La Franja, sin embargo, los resultados indican que el equipo ha perdido lo poco que le quedaba, e incluso la identidad que mantenía a una afición lastimada, ha quedado en el olvido.

Jugadores que no son siquiera identificados por su afición y con nulo amor a la camiseta, representan al equipo más olvidado tanto por afición como por medios de comunicación en nuestro país.

Mucho tiempo se ha perdido en tratar de aniquilar a los supuestos opositores a través de redes sociales y dejando de lado lo verdaderamente importante que no es otra cosa que el funcionamiento del equipo en el terreno de juego.

Entre desapariciones de las mascotas tradicionales, jugadores baratos y de medio pelo, acosos a las chicas que por necesidad trabajan en el club, intentos de hurtos de libros como el de Emmanuel Couttolenc, del cual trataron de robar información para crear un nuevo libro y publicitarlo como propio, lo cual no lograron, debido a que el hijo del autor del mismo se les adelantó al enterarse de las intenciones de esta directiva encabezada por el inefable Rogelio Roa, y ahora tratando de comprar conciencias de comentaristas y periodistas deportivos, a quienes les hizo llegar su respectiva camiseta personalizada para así evitar ser criticado ante la opinión pública después de que su riqueza y abusos logrados a través del club han sido puntualmente descubiertos.

Una tristeza que la franja se encuentre en manos de estos pseudo directivos quienes, como hemos dado cuenta, sólo han venido a llenarse los bolsillos a costa de la amargura de la afición poblana.

Entre todas estas situaciones que le platico, ha transcurrido la terrible administración de este pobre Puebla.

Así las cosas.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan
Foto: Es Imagen / Daniel Casas

El PRI y la definición por encuestas

Ni duda cabe que el PRI encontró la forma de sacudirse el estigma de la venta de las candidaturas, como en antaño se hacía.

La dirigencia estatal que encabeza Néstor Camarillo encontró el método para exorcizar sus demonios y salomónicamente, decidió recurrir a la realización de encuestas, para evitar cualquier señalamiento de este tipo, pero también para dirimir cualquier controversia que pudiera existir entre los aspirantes, los cuales aunque usted no lo crea, son muchos.

Pero eso no es todo, Camarillo decidió que sea el Instituto Electoral del Estado (IEE), quien avale la metodología de las encuestas, para evitar cualquier suspicacia al respecto de los estudios de opinión y que se pudiera favorecer a alguno de los aspirantes.

La decisión del nuevo líder estatal del PRI es sin duda importante. Históricamente en el tricolor prevaleció el “dedazo” al tratarse del partido en el poder, en donde había una sola directriz y esta se acataba sin tomar en cuenta nada, más que la voluntad del gobernante en turno.

Las cosas cambiarán de manera diametral, sin la necesidad de ir a las famosas consultas a la base, las cuales solo dividían a este instituto político, nacido desde el poder y poco acostumbrado a las prácticas democráticas.

Sin duda, Camarillo ha tomado una buena decisión, pues alejará las críticas en su contra, sobre la posible venta de las candidaturas a cargos de elección popular por parte de él o de alguno de los integrantes del Comité Directivo Estatal.

El tema puede fortalecer al tricolor y mucho, pues nunca en la historia se habían aplicado encuestas para elegir candidatos, salvo en la selección del candidato del tricolor a la presidencia municipal de Puebla en el 2001, aplicada por el entonces delegado, Rafael González Pimienta y el entonces dirigente estatal, Víctor Manuel Giorgana la cual resultó una farsa y de la cual emergió como candidato a la alcaldía, Carlos Alberto Julián y Nácer, en detrimento de Mario Montero, Blanca Alcalá y Víctor Gabriel Chedraui.

Ojalá de verdad, Camarillo vaya en serio y no resulte una farsa todo esto, porque el PRI no está ya para andarse con cuentos, es un partido el cual cada día pierde militantes en manos de otras fuerzas políticas.

La dirigencia estatal y nacional del tricolor deben ser serias, so pena de meterse en una crisis mayor de la cual ya no se pueda recuperar.

San Pablo y sus crisis de inseguridad
. Es necesario que cuanto antes, las autoridades de los tres niveles centren su atención en lo que ocurre en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, la cual está envuelta en una grave crisis de inseguridad y en donde la delincuencia organizada ya es la que manda.

Desde hace varios años la situación se comenzó a descomponer en esta junta auxiliar localizada al norte de la ciudad, en los límites con el estado de Tlaxcala.

Entre los factores que se advierte pudieron contribuir a la descomposición de la situación en este lugar se encuentran, su cercanía con las vías del tren, con la central de abasto de la ciudad y el robo de combustible por los ductos de Pemex aledaños a la zona.

La llegada de mucha gente proveniente de otras entidades (Oaxaca principalmente) que comenzaron a trabajar en la zona como “diableros”, así como mucho centroamericano, también es otro de los factores que se puede señalar como parte de la descomposición de la zona.

Lo más grave es que ahora los habitantes del lugar, principalmente los pequeños comercios, comienza a ser víctimas de los grupos delincuenciales, los cuales cobran el “derecho de piso”, sin importar que se trata de tienditas o pequeños locales.

La gran pregunta es, ¿qué esperan las autoridades para actuar en contra de estos grupos delincuenciales? ¿Por qué no van tras estas células que están perfectamente identificadas en la zona? ¿Les temen o los protegen? Y conste que son preguntas.

San Pablo Xochimehuacán es el mejor ejemplo de cómo un pequeño problema se ha dejado crecer y hoy ya se ha convertido en una severa amenaza para todos los ciudadanos de Puebla.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Foto: Es Imagen / Daniel Casas

¿Qué se creen estos cabrones?

La mañana del miércoles escuchamos al gobernador diciendo las palabras que nunca pudimos expresar en público mientras transcurría el poder del morenovallismo. Nos guste o no pero tiene razón ¿qué se creen esos cabrones?

Por un lado está la visión de que hubo mucha obra y que embellecieron la ciudad de Puebla y parte de la zona conurbada, pero por otro lado está la famosa frase adjudicada a Hank González: “Haz obra que algo sobra”.

Hay que recordar cómo inició la campaña de Tony Gali a la alcaldía. Espectaculares (hay quien dice que fueron casi 400 en toda la entidad) con la imagen de Moreno Valle saludando al libanés y con el CIS en la parte de atrás. Una frase bien cursi acompañaba la imagen. Ya saben una típica de un gobierno chicharronero que aspira a ser capitalino.

Aunque sí era necesario el RUTA nunca fue claro cómo fue la negociación con los concesionarios de los camiones y transporte público en general. ¿Recuerdan cómo estuvo tan mal planeado que en las colonias del sur los habitantes tenían caminar muchas calles para poder tomar el recién inaugurado microbús?

Luego está la famosa remodelación de la Avenida Juárez que sólo sirvió para cambiar el pavimento y para hacer un poco más anchas las banquetas, pero ¿se acuerdan que dijeron que iban a ser las Ramblas poblanas y hasta presentaron un render para justificar la millonaria obra?

Está la Rueda de la fortuna y hasta un teleférico que solo cruza una calle en el cerro de Puebla. Fue demasiada obra pública que podría uno pensar que está bien, pero el problema es que siempre queda la duda y la sospecha de cuánto dinero se cobró en moches y sobre todo quién se lo quedó.

No por nada se adquirió uno de los softwares de espionaje más caros en el mundo y hasta presuntamente se compraron elecciones en el 2018. Se sugiere que hasta alcanzó para que los magistrados del Tribunal Electoral de la Suprema Corte de la Nación decantaran su voto a favor de Marta Erika Alonso, después que se presentaron las pruebas ahí mismo para echar abajo la elección estatal.

¿Qué se creen estos cabrones?

La mayoría anda campante en las calles de Puebla como si nada ocurriera. Como si no debieran nada, por supuesto, falta mencionar las obras que se pagaron y ni siquiera se ejecutaron. El cinismo es tal que hay quien solo felicita en Twitter de sus cumpleaños a los que se presentan.

Están los que cobraron el diezmo y no solo fue en obra pública pues hasta en publicidad y difusión de la información se dieron casos. Quizá quienes se salven solo sean quienes ya delataron con expedientes a sus compañeros.

No sabemos a ciencia cierta cuándo serán denunciados e investigados pero al menos sería bueno que se dieran a conocer ya con datos cómo fue el desfalco al erario poblano porque algunos de esos personajes aún escriben columnas, andan buscando puestos de elección popular y se presentan como unos santos.

Pinches cínicos.

Después de todo ¿qué se creían esos cabrones?

Los cines, ¿en quiebra?

La semana pasada varios cineastas de renombre se unieron para pedir al gobierno de los Estados Unidos apoyo específicamente para los cines de ese país.

Debido a la pandemia que el mundo ha sufrido este año, muchas industrias se han visto golpeadas de manera severa. Una de ellas, sin duda, ha sido la industria cinematográfica con todo lo que implica.

Al hablar de cine no solamente estamos haciendo referencia los actores y actrices sino a todo el equipo técnico que asiste en las filmaciones, pero también a todo el personal que se encarga de hacer de una exhibición de una cinta, una experiencia placentera: taquilla, dulcería, limpieza, proyección, sonido, administración y promoción. Lo mismo abarca a las compañías productoras y distribuidoras, agencias de relaciones públicas y medios de comunicación.

La industria del cine abarca una gran cantidad de personas y, por ende, familias.

En México las dos grandes compañías existentes de cines han hecho los cambios necesarios para que las personas puedan regresar a las salas, pero la pregunta es si realmente la gente tiene en este momento las ganas de volver.

En el caso de Estados Unidos, la respuesta es NO. La gente no ha acudido a las salas y además, han tenido que enfrentar nuevas clausuras por rebrotes.

Este año pasará a la historia como uno de los que menos películas ha estrenado, incluso algunas que se habían programado para finales de este 2020 han sido postergadas para 2021 (como es el caso de la cinta 25 de James Bond No Time To Die).

El apoyo en Estados Unidos aún no ha sido concedido, pero sería interesante ver en avance si eso sería algo que necesitará la industria cinematográfica en México.

Los teatros en nuestro país justamente decidieron abrir sus puertas en este mes de octubre y aunque la asistencia está disminuida a un mínimo porcentaje de las salas, hay que esperar la respuesta del público.

Nuestra vida no puede seguir disfrutando de eventos o cine en casa, eventualmente deberemos de salir como lo hacíamos antes, con algunos cambios en protocolos, pero… ¿qué pasará si cuando decidamos salir las industrias ya no existen para recibirnos?

La actualidad nos invita a tomar medidas urgentes para poder rescatar estas industrias que están al borde de la quiebra y de cerrar definitivamente sus puertas.

Foto: Es Imagen / Archivo

Tiempos extras y penales

El gobernador del Estado, Miguel Barbosa, está preparado para irse a tiempos extras y en caso necesario hasta penaltis, en el proceso electoral que se avecina a nivel local.

El mandatario estatal sabe que el primer partido se juega en la cancha de la lucha por la dirigencia nacional de Morena, en donde el juego está muy trabado.

El árbitro de la contienda, el INE, está hecho bolas, ha sacado varias tarjetas amarillas y por supuesto ha tenido que ir varias veces al VAR (El TRIFE) que le ha enmendado la plana en múltiples ocasiones, aunque ahora si se espera finalmente que haya un ganador de la encuesta que determinó el Tribunal.

Este es un escenario, el segundo partido el de regreso, se dará en caso de que Mario Delgado o Yeidckol Polevnsky se erijan como presidentes nacionales de Morena, aquí el gobernador tendría manga ancha para poder quedarse con la dirigencia estatal de Morena y poner a todos sus candidatos y entonces ir con su carta, que no es otra que el líder del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla.

Ya en otra entrega lo he mencionado, ¿Por qué Biestro? Porque es su carta natural así de fácil y así de sencillo, lo siguió de principio a fin en su lucha del 2018 y 2019 y jamás lo abandonó, por esa simple y sencilla razón.

Pero dicen los que saben que el gobernador, como buen estratega, no está aferrado a que Biestro sea su única carta, aun en el escenario de que este personaje transite, se haga de la candidatura, pero no crezca, entonces por eso digo que el mandatario está preparado para irse a tiempo extra e incluso hasta los penaltis.

Los que saben aseguran que en plena campaña si Biestro no asegura el triunfo, el gobernador está listo para hacer los cambios y apostar por otra figura que le garantice el triunfo, pues tiene manga ancha en varios partidos políticos.

El mandatario tiene plan A, plan B y hasta plan C y se divierte con cada una de las jugadas, las cuales cambiarán, de acuerdo a como se presenten cada una de las situaciones de su partido y las otras fuerzas políticas.
Si en el partido de regreso, algunos de sus candidatos a la dirigencia nacional de Morena no queda y le imponen dirigencia y abanderados a puestos de elección popular, el gobernador soltará la elección y nuevamente recurrirá a su banca y a su cantera, la cual es muy nutrida, para de todos modos ganar.

En los tiempos extras el gobernador haría cambios intercambiaría jugadores de diferentes partidos políticos, con la finalidad de salvaguardar su principal interés, que no es otro que el Congreso local.

Si es necesario llegar hasta los penaltis, el gobernador puede ganar con candidatos del PRI en las presidencias municipales y en los distritos locales y también con los del PAN, partido en el cual tiene también ligas, de la misma forma puede jugar con el PSI y Nueva Alianza, el Verde que si es su aliado y hasta con Movimiento Ciudadano, pese a que no hay buena relación con Dante Delgado, nada que no se pueda arreglar.

De que el gobernador va a conservar su mayoría en el Congreso, la va a conservar, está preparado para la ofensiva de sus adversarios, además de que tiene listas varias sorpresas para los próximos días.

Será divertido ver candidatos que van a tener que hacer campaña con su amparo bajo el brazo, para evitar que se ejecuten las ordenes de aprehensión derivadas de los procesos abiertos en su contra.

Los tiempos los determinará el mandatario estatal, de acuerdo a su conveniencia y sus circunstancias, y a nadie le debe de extrañar que sea así, después de todo esto, para eso es el poder.

El gobernador Barbosa es muy fácil de entender, solo hay que leerlo, ahí está la clave para todos.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El intrincado mundo de las coaliciones

Un verdadero “galimatías” electoral se aproxima; se preparan ya una serie de coaliciones políticas muy complejas que pueden inclinar la balanza hacia uno u otro lado en el 2021.

Existen tres partidos políticos (Morena, PAN y PRI) los cuales son las fuerzas predominantes en la entidad; por otra parte, existen cuatro partidos que forman parte del espectro nacional, las cuales juegan también un papel primordial en la elección y que son Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, Partido Verde y el PRD.

Es muy claro que Morena tiene la ventaja de ir en alianza a nivel federal por los amarres que tiene hechos con sus incondicionales, PT y el Partido Verde, al cual se puede sumar también el antiguo PES, Partido Encuentro Solidario, antes, Encuentro Social de inspiración cristiana.

A nivel federal esto representa una clara ventaja para el partido del presidente de la República, quien pondrá en marcha la aplanadora para seguir manteniendo la mayoría absoluta en la cámara de diputados, lo que se prevé sucederá.

Pero la lucha se centrará a nivel local para ver qué tipo de alianzas y con quien se logran armar con las diferentes fuerzas políticas, a las cuales se deben de sumar los partidos locales, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración y Nueva Alianza, todos ellos con derecho a participar en el tema local.

La suma de estas alianzas con todas las fuerzas políticas, sin duda, va a influir en el resultado electoral del próximo año, sobre todo en el tema de la pelea por las alcaldías.

Un ejemplo claro es Puebla capital, en dónde habrá que ver para donde se mueve los partidos pequeños, los cuales tal vez no suma votos, pero si quitan, sobre todo si se impulsa a candidatos más o menos competitivos.

Reitero, todo esto sin duda forma parte de un verdadero acertijo electoral, cual se antoja muy interesante, porque de este sistema de alianzas va a depender, reitero, mucho de lo que vaya a ocurrir en la lucha por las alcaldías.

Y nuevamente, a nivel local, el aglutinar a este tipo de fuerzas en torno a Morena, puede ser la clave para inclinar la balanza a favor del partido en el poder.

El gobernador Barbosa, una y otra vez, ha señalado que mantiene una muy buena relación con el resto de las fuerzas políticas en la entidad y trae muy buen entendimiento tanto con alcaldes del PRI como con presidentes municipales del tricolor.

De hecho, muchos de ellos ya han consultado al mandatario para obtener su veía y de esa forma perfilarse en buscar la reelección en el próximo proceso electoral que se avecina.

Para Acción Nacional es vital el establecer un sistema de alianzas con el resto de las fuerzas políticas en la entidad. En donde el albiazul debe de priorizar el hecho de con esto evita la pulverización del voto opositor.

Es decir, no es que tantos votos le puedan aportar quienes vayan s ser sus aliados, sino el evitar que estos partidos postulen contendientes, que le puedan quitar votos al panismo en diferentes plazas, lo cual ya quedo comprobado puede afectar la votación panista.

Un claro ejemplo ocurrió en el 2018, en donde el esquema de alianzas establecido por el ya fallecido Rafael Moreno Valle para favorecer el voto a favor de Martha Erika Alonso puso en jaque al panismo en muchas plazas en donde de haber ido en coalición, hubieran obtenido el triunfo, un claro ejemplo fue lo ocurrido en San Andrés Cholula, en donde el candidato a la alcaldía del PSI, obtuvo 5 mil votos y Mundo Teutli perdió por 2 mil votos frente a Karina Pérez, simple aritmética, no hay gran ciencia.

Para el panismo es vital amarrar una alianza con el PRD, pero más con Movimiento Ciudadano, fuerza política que comienza a comerse a panistas descontentos y también a priistas, que ven a este instituto político, como una nueva opción, muy atractiva por cierto.

El PRI, ciertamente, tiene la situación a su favor, puede jugar con las fuerzas políticas que más les convengan, puede ir con Morena, puede ir con el PAN, pude jugar con MC o el PRD, todo de acuerdo a sus conveniencias y también intereses.

Un arribo a economía.
Según me cuentan mis fuentes, pronto arribará a la subsecretaría de Economía, Salvador Orozco proveniente de la Ciudad de México, quien se incorpora al equipo de la mejor secretaria, que no es otra que Olivia Salomón.

En febrero, candidatos del PAN. La dirigencia estatal de PAN que encabeza, Genoveva Huerta, tiene planeado que en febrero ya existan candidatos por parte de este partido político a los diferentes puestos de elección popular.

Entre sus planes está el designar candidato, entre ellos, su postulación como alcaldesa, para dejar en su puesto, a su súper asesor, Eduardo Alcántara y en ese momento, ardera Troya.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El camino de Barbosa

El gobernador Miguel Barbosa tuvo que dar varios golpes en la mesa desde que llegó a la gubernatura y que a muchos no les gustaron pero que eran verdaderamente necesarios.

Confió en Fernando Manzanilla, al inicio, pero descubrió que su entonces secretario de Gobernación estaba más interesado en trabajar en su proyecto personal que en hacer equipo con la llamada 4T poblana.

Barbosa tuvo que usar mano dura y sacar a muchos morenovallistas que aún lucraban con el erario.

Eso orilló a que se descubrieran a personajes como Dulce Silva y César Yáñez que han querido desestabilizar la entidad poblana para hacer negocios. Ellos, entre otros personajes, tratan de llevar las fake news a Palacio Nacional sobre lo que que ocurre en Puebla.

También, con dichos golpes en la mesa y al usar mano dura, se descubrió que un ex gobernador ha tenido las manos metidas en diferentes estructuras morenistas.A ese personaje ya le espera un expediente muy gordo y muy grueso que tendrá que enfrentar ante la justicia.

El gobernador poblano nunca se dejó.

Metió orden en su casa y ha despedido a quien tiene que despedir.

La selección natural comenzó poco a poco a surtir efecto porque el plan de la reconciliación tendría que darse una vez que salieran los personajes que se dedican más a hacer grilla que a trabajar.

Faltan más golpes de timón y de mensajes para que las aguas retomen su cause. En esa lógica, el propio mandatario ha construido puentes de comunicación hasta con la oposición. Varios alcaldes que no necesariamente son de su partido han entendido los mensajes y han preferido trabajar que hacer campaña.

Trabaja con quien sabe que tiene que trabajar y quien le va a entregar resultados. Los que lo conocieron como diputado federal y que lo vieron en la actividad política en el Senado de la República saben que nunca llega tarde, siempre cumplió con sus compromisos.

Es una máquina que nunca descansa y no le falta pila, más bien le sobra y saben que siempre estuvo proponiendo iniciativas de Ley más allá del común denominador. No era uno de tantos entre los 500 legisladores, fue parte de la burbuja porque siempre estaba chambeando.

Por eso es porque a muchos no les gusta su estilo personal porque ya se habían acostumbrado a solo estar cobrando en sus dependencias, cobrando por obras que no existían y alimentando la corrupción de los moches que fue parte del sexenio pasado.

Barbosa no es un tipo suave porque sabe que tiene que sacar al estado adelante y sobre todo en una crisis económica generada por la pandemia. Tiene que enfrentar a sus adversarios que no necesariamente están en la oposición sino hasta en el propio Morena porque no han sabido ser leales y responden más a intereses personales escudándose en las banderas de izquierda o mejor dicho de la presunta izquierda.

Estos manotazos y dureza solo es con la finalidad de que al final sí exista la reconciliación.

Sólo es necesario sacudir un poco para que todo tenga orden.

Nada es personal, es porque desde el 2006 con el caso Lydia Cacho, Puebla ha vivido tiempos turbulentos.

Foto: Es Imagen / Katia Fernández

Sigue la polarización

En política, la polarización se siente cuando sectores de la sociedad o de la opinión pública, se ubican en extremos opuestos cuando se habla o debate un tema determinado.

Sin duda alguna, en México, el personaje que motiva a que se polarice la sociedad, es paradójicamente, el Presidente de la República. Y digo paradójicamente, porque un Jefe de Estado lo que debe buscar es la unidad de la sociedad para que, en la medida de lo posible, pueda gobernar con el menor número de problemas.

En México no es así. Todos los días que se celebran las famosas mañaneras, López Obrador lanza un mensaje distractor, una descalificación a personas, una amenaza velada a periodistas, empresarios o medios de comunicación y si no, un reto a cualquiera que no esté de acuerdo con la forma en que está gobernando.

Así lanzó el reto para que el movimiento FRENAA convocara a sus seguidores a manifestarse en un número mayor a 100 mil personas para que él se fuera a su rancho, sumando por supuesto, que las encuestas no le sean favorables.

Creo que el tema a discutir no es si se logró cumplir la meta exigida, porque siempre habrá diferentes lentes y diferentes metodologías para determinar el número de asistentes, lo que regularmente no deja satisfechos a quienes simpatizan con la causa manifestada.

Lo importante del caso es que esa parte de la sociedad, que no está de acuerdo en la forma de gobernar del Presidente, se manifestó pacíficamente respondiendo al reto, quitándole el monopolio de la manifestación a quién durante meses organizó un plantón en Paseo de la Reforma y que encabezó en el pasado reciente, una gran cantidad de marchas de protesta por diferentes motivos.

Lo importante es que una parte de la sociedad se manifestó ante la cerrazón del gobierno a reconocer que hay cosas que no van bien y decisiones que han sido mal tomadas.

En nuestro país se rechaza el debate y la confrontación respetuosa de ideas para alcanzar el acuerdo o el apoyo ciudadano, y se prefiere mantener altos ratings de conocimiento y aprobación, a costa de la polarización de la sociedad. Incluso se está dispuesto a fomentar la exclusión de amplios segmentos sociales del debate público al colocarlos en el espectro de los enemigos estereotipados.

En suma, se genera una cancelación del debate, la eliminación de la crítica y la cancelación de la disidencia y, por lo tanto, la eliminación de las reglas de la democracia.

Incluso, el Papa en su encíclica –dada a conocer hace unos días– hace un llamado a: “Acercarse, expresarse, escucharse, mirarse, conocerse, tratar de comprenderse, buscar puntos de contacto, todo eso se resume en el verbo ‘dialogar’. El diálogo persistente y corajudo no es noticia como los desencuentros y los conflictos, pero ayuda discretamente al mundo a vivir mejor, mucho más de lo que podamos darnos cuenta”.

Ojalá alguien le recomiende su lectura, porque en México no hay diálogo y sigue la polarización.

La nueva gestión ciudadana: derechos y servicio público

En los últimos días se ha iniciado un intenso debate sobre los mecanismos de participación ciudadana. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en una votación dividida, decidió aprobar la solicitud de consulta popular planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Más allá de los alcances mediáticos de esta decisión, el consenso entre ministras y ministros fue generar puentes sólidos entre la ciudadanía y las responsabilidades administrativas de servidores públicos.

Considero que justo ése debe ser el punto de partida para promover un nuevo modelo de gestión ciudadana: que los derechos sirvan para constituir una rendición de cuentas activa. Como Diputado Sin Partido sé que la organización apareja más y mejores resultados, tal y como se ha demostrado con la instalación de alarmas vecinales que no sólo generan una comunidad digital, sino que cierran la brecha entre funcionarios de seguridad pública y vecinos.

Ahora lo que compete es ejercer colectivamente derechos, como el de petición que está reconocido por la Constitución Federal y que obliga a servidores públicos a responder oportunamente a cualquier solicitud: desde tapar un bache, hasta colocar luminarias para caminar con tranquilidad. El uso inteligente de este derecho, que también es una herramienta ciudadana poderosa, podría ser capaz de terminar con un viejo modelo de gestión pública para dar pie a una vigilancia permanente de la ciudadanía sobre la forma de gobernar.

De igual forma, el derecho de acceso a la información nos permite ampliar nuestro conocimiento sobre cualquier asunto de interés público: en qué se invierte el dinero, cómo funciona el gobierno o en qué se ha hecho para atender un tema concreto. Una caja de cristal que nos permita observar cada paso, cada decisión. Esto, por supuesto, nos lleva a un tercer derecho de nueva generación: el derecho a una buena administración pública.
Hoy en México contamos con un sistema único de responsabilidades administrativas, que en gran medida necesitan del impulso ciudadano para denunciar y señalar cualquier actividad que pudiera resultar ilícita: las contralorías, sólo por mencionar un ejemplo, requieren comunicación permanente con la ciudadanía.

Seguiremos trabajando para que la #RutaCiudadana garantice apertura e integridad. Las poblanas y los poblanos merecen gobiernos impecables.

La hora de Lalo

Una buena parte del futuro de la elección del próximo año a nivel local depende de la decisión que tome el Partido Acción Nacional en la selección de su candidato a la alcaldía de Puebla.

El candidato a la presidencia municipal se convierte a nivel local en el motor de la campaña en toda la zona conurbada de la entidad, Puebla capital, las dos Cholulas, Cuautlancingo, Coronango, Huejotzingo, San Martín, Amozoc; incluso, hasta Atlixco tiene inferencia de lo que ocurra en la cuarta ciudad más importante del país.

Toda la zona conurbada tiene un valor electoralmente hablando de cerca del 40 por ciento, del total del padrón que estará en juego para la elección del 2021, por eso es tan importante ganar la capital del estado, porque además de alcaldía, arrastra también diputaciones locales, vitales para la gobernabilidad del mandatario en turno.

Todo esto es lo que se juega Acción Nacional en la elección de quién vaya a ser su candidato a la presidencia municipal de Puebla para el 2021 y todo parece indicar que se le quieren cerrar las puertas al candidato más competitivo que pudiera tener el albiazul.

Diferentes estudios de opinión señalan que si Acción Nacional decide ir con Eduardo Rivera Pérez como su candidato a la alcaldía, las probabilidades de triunfo de este partido serían muy altas, porque encabeza las preferencias por encima de cualquier otro aspirante a la presidencia municipal.

Los sondeos de opinión también establecen que marca contra marca, las cosas entre los dos principales contendientes, Morena y Acción Nacional están muy parejas, ¿qué hace la diferencia? El personaje que vaya a ser nominado por parte de las fuerzas políticas que contenderán.

La otra variable, además del candidato, es el sistema de alianzas que se vaya a establecer, en donde es fundamental para Acción Nacional, el que logre sumar a Movimiento Ciudadano, partido político que ha expresado que irá solo en Puebla capital.

Acción Nacional tiene casi amarrada la alianza con el PRD por una indicación nacional del partido del sol azteca, pero aún tiene que vérselas con otras fuerzas como Compromiso por Puebla, de Laura Escobar, o el Panal, quienes pueden pulverizar el voto opositor si deciden jugar a favor de Casa Aguayo.

Es muy claro que las posibilidades de triunfo de Acción Nacional y de sus candidatos disminuyen, en caso de que Eduardo Rivera no sea el candidato a la alcaldía por parte de este partido político, cuya dirigente estatal Genoveva Huerta, quiere ir con una mujer.

¿Qué hará Eduardo Rivera en caso de ser desplazado de la candidatura? ¿Se va a conformar con una diputación plurinominal, ya sea local o federal? ¿Buscará ir por otro partido político, ajeno al PAN, como Movimiento Ciudadano?

Lo que Rivera decida será fundamental para definir el futuro de la elección y de las posibilidades que puede tener Acción Nacional de recuperar la alcaldía.

Se sabe de buena fuente que recientemente Eduardo Rivera sufrió un encontronazo con algunos liderazgos del Yunque local, llámese los Espina, los Rodríguez, los Von Raesfeld y otros distinguidos cuadros de la organización, quienes le demandaron posiciones para algunos de los suyos. Por cierto, al encuentro con los señores de la “Y” acudió acompañado de su coordinador de campaña, Bernardo Arrubarrena.

Dicen que para poner nervioso a Lalo, de inmediato los liderazgos del Yunque enviaron a Pablo Rodríguez Regordosa, a sentarse a platicar con Genoveva Huerta, con la finalidad de simular una posible unión entre el ala yunquista y la dirigente estatal del PAN; quien sueña con convertirse en candidata a la alcaldía.

Lo cierto es que el panismo poblano no pasa por su mejor momento, inmerso en una lucha intestina que de poco o nada le van a servir y solo enfilan a este instituto político a la derrota.

En manos de Eduardo Rivera está el definir el futuro de la elección, de la decisión que tome, sin duda dependerá mucho de lo que suceda el próximo año.

Rivera es el único que puede mover tendencias y de su presencia o no en la boleta, van a depender muchas cosas. Al tiempo.

Una comida. Ayer, el gobernador Barbosa comió amigablemente con el arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, de los detalles de la charla, solo ellos lo saben.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Foto: Es Imagen / Archivo

La BUAP con buen rumbo

Alfonso Esparza Ortiz mandó un mensaje contra todos aquellos que han querido usar la universidad como un botín político. Muchos personajes que tienen relación con ex rectores de la propia casa de estudios o que fueron expulsados desde hace años por vivir del presupuesto, abusar de su autoridad y que sirvieron como porros o participaron en componendas económicas de empresas fantasmas con personajes como un tal Bejarano (el señor de las ligas).

Recuerden que el citado personaje era proveedor de una empresa de limpieza que nunca existió en los tiempos en los que Samuel Malpica Uribe era rector y que esa fue una de las causales de su suspensión y encarcelamiento, aunque en realidad fue una decisión presidencial porque se buscó acabar con las ideologías que imperaban en ese momento.

Cuando Esparza habló en su tercer informe de labores de la defensa de la autonomía universitaria es para que se respeten a los académicos, al personal administrativo y a todos los estudiantes de preparatoria hasta posgrados. Que no influyan manos externas en la elección de rector del 2021 y que no se vulnere la autonomía de cátedra y de organización de una de las instituciones de educación superior más importantes del país.

Alfonso Esparza ha mostrado temple porque este tercer año de labores soportó huracanes, tormentas tropicales, terremotos y catástrofes que azotaron a los pies de la institución, pero que no causaron ninguna baja.

Demandas y litigios por el tema de Lobos Buap que Esparza ha ido ganando poco a poco y que al final han puesto en su lugar al empresario que quiso abusar del tema y que se llevó entre las patas a muchos que ciegamente confiaron en él.

Este año, el rector de la BUAP tuvo que dar un fuerte golpe en la mesa por los altos niveles de inseguridad que fueron víctimas alumnos, profesores y administrativos de la universidad. Llegó el Covid-19 y convocó a su equipo más cercano para generar estrategias a fin de que los estudiantes no dejaran de recibir clases. Establecieron las nuevas plataformas para no dejar de ser una de las instituciones mejor rankeadas a nivel nacional.

La apuesta de Esparza respecto a la defensa de la comunidad universitaria no es solo un tema político como algunos quieren ver, es más allá: es velar por los intereses, objetivos y metas que se han planteado en diferentes rubros, como la investigación, el aprendizaje, los desarrollos tecnológicos y la mejora -en términos generales- de las condiciones laborales de todos los que trabajan en la máxima casa de estudios del estado.

El tema universitario no es un tema político sino de estabilidad social, pues la importancia que tiene la BUAP a nivel estatal y nacional va más allá de las pequeñas rencillas que se han querido generar.

Son muchos estudiantes y trabajadores que dependen de la estabilidad que se ha mantenido en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Los resultados son los que matan cualquier grilla, como siempre pasa.

El penúltimo informe y la recta final

Nadie puede negar que Alfonso Esparza Ortiz ha sido un hombre acorde a sus tiempos.

Ya en una anterior entrega mencione que al rector de la UAP le han tocado vivir tiempos muy complicados, de mucha inestabilidad y difíciles políticamente hablando.

De entrada, a Esparza le ha tocado interactuar con Rafael Moreno Valle, Tony Gali, Martha Erika Alonso, Jesús Rodríguez Almeida, Guillermo Pacheco Pulido y ahora con Miguel Barbosa, seis mandatario estatales en un periodo de cuatro años.

Ante este panorama, Alfonso Esparza supo mantener a la máxima casa de estudios ajena a los vaivenes de la política local y acomodarse a nivel nacional, a través de una aliada de lujo en la persona de la esposa del presidente de la República, la doctora en historia, Beatriz Gutiérrez Müller.

Los tiempos políticos que le han tocado vivir al rector hicieron que surgiera un personaje con liderazgo social, respetado hoy por la comunidad y visto como un líder alejado de los partidos políticos, pero con invitaciones para poder participar con cualquiera en el 2021.

La UAP es por hoy una institución sólida, la cual también ha sabido responder al reto de tener que hacer frente a la pandemia del coronavirus y la suspensión de las clases presenciales.

El académico tomó la decisión de que sin ninguna cortapisa de por medio, todos los estudiantes de nivel medio superior tuvieran entrada libre a la máxima casa de estudios, así como garantizar la reactivación de las clases a nivel universitario, sin ningún problema, lo cual tiene su mérito.

Puebla se estremeció en el mes de marzo de este año, cuando de la mano del rector y del resto de los integrantes del consorcio universitario, más de cien mil estudiantes marcharon por la calles de Puebla, para exigir justicia ante el asesinato de tres estudiantes, luego del carnaval de Huejotzingo. Un hecho histórico que ya quedó registrado en las páginas de la entidad.

La UAP entra al último año de administración de Alfonso Esparza, quien se ha mantenido en los controles, por más de siete años y algunos meses.

¿Cuál será el futuro de la UAP después de Esparza? La verdad, es incierto decirlo y no porque el rector sea la universidad, sino porque en todo el país, se viven tiempos difíciles de mucha incertidumbre, miente quien diga lo contrario.

De ahí que el rector este preocupado por su sucesión y los intereses ajenos que se comienzan a mover para tratar de apoderarse de la máxima casa de estudios en el estado, la cual es vista por algunos como un muy jugoso botín.

Sin duda, al rector le preocupa ya hoy el tema de la sucesión, el evitar que la UAP quede en manos de intereses ajenos a los universitarios, por eso durante su informe, hizo énfasis en la relevancia de que solo los integrantes de esta comunidad, decidan el futuro de la máxima casa de estudios.

No va a ser fácil mantener a la UAP ajena a los intereses políticos que la rodean, pero será vital para la vida democrática de la entidad, que la máxima casa de estudios en el estado, se mantenga ajena a los intereses políticos que buscan dominarla.

Sin duda a trabajar en esto se abocará el rector Esparza en el último año que le queda a su administración, la cual se caracterizó por dejar atrás las estridencias y las excentricidades, propias de otras gestiones que le antecedieron.

Alfonso Esparza aún tiene un año por delante y mucho trabajo por hacer, debe de limpiar de cualquier sospecha las denuncias sobre acoso sexual que se han levantado en contra de algunos académicos, debe también dejar resuelto el litigio que enfrenta por el tema de la venta del equipo de futbol universitario Lobos de la UAP, debe de consolidar la regionalización de la máxima casa de estudios que arrancó desde la anterior administración, pero sobre todo, debe de trabajar en torno a su sucesión para dejar a la UAP en buenas manos.

El rector cuenta con poderosos aliados y con múltiples ofertas rumbo al 2021, su nombre le interesa a varios partidos políticos, incluido Morena, aunque él aún no decide si va o no participar en política.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Las mujeres del presidente

Alineadas con el discurso mesiánico, invisibilizadas y con un mínimo margen de maniobra en sus responsabilidades, así son las “Mujeres del Presidente”.
Todas ellas llegaron con una amplia expectativa de consolidar el llamado gabinete paritario muy lejos de ser realidad.

Varias de ellas han intentado opinar, maniobrar o simplemente equilibrar, pero son regresadas al redil con la clara instrucción que en la 4T todo funciona de manera piramidal, desde esa cúspide donde el gran Tlatoani veta o da el visto bueno a estas mujeres que son instrumento para ejecutar, más no para decidir.

A ellas les tiran línea, frente a sus ojos la política de género en México no se ve, no se siente, pero tampoco se menciona.

Cuando se trata de la voz ahogada de millones de mujeres inconformes frente a un gobierno indolente, todas ellas pasan de costado y evaden opinar, como si sus pares no existieran.

Hace décadas que en México no teníamos una Secretaría de Gobernación ignorada.

Los tiempos de Bucarelli donde se hacían amarres, se tenía la información, se maniobraba el cabildeo político, pasaron a mejor vida con el arribo de Olga Sánchez Cordero quien es un elemento meramente logístico y de adorno, pues ni siquiera puede decidir, ella sólo avala.

En la Secretaría de la Función Pública tenemos a una mujer del Presidente, tan es así, que Irma Eréndira combate la corrupción con los ojos de la 4T, cuidando los intereses de “casa”.

Para ella la corrupción no está en los negocios que hace su familia, sino en la crítica o inconformidad de quienes se atreven a señalar los errores presidenciales, a ellos son a los que persigue.

En la Secretaría del Trabajo está Luisa María Alcalde, una auténtica mujer del Presidente que sólo ha engrosado la nómina con familiares y amigos. Ha decidido como darle el pitazo a su papá para que asesore a los sindicatos, pero no hemos conocido un programa de política laboral pensado en las mujeres de México.

Graciela Márquez Colín en la Secretaría de Economía es meramente la pantalla que está como ventanilla de atención al público empresarial, una vez que las decisiones se toman en otro escritorio, como por ejemplo el de Alfonso Romo.

Alejandra Frausto en la Secretaría de Cultura ella hace trabajo de traspatio. Digamos que sólo prepara su mano para firmar cuando el Presidente anuncia la desaparición de fideicomisos o más apoyos invisibilizando a uno de los sectores que tendría que tener un gran respaldo en un gobierno como el de la 4T.

En Semarnat tenemos a María Luisa Albores muy conectada con las comunidades indígenas pero amarrada de pies y manos para frenar los proyectos que están en marcha y que impactarán al medio ambiente.

La polémica Rocío Nahle al frente de la Secretaría de Energía como guardiana del discurso de su jefe donde hay que regresar a la vieja tecnología y frenar las energías verdes. Contradictoria e ignorante.

Qué decir de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum quien señaló a una mujer por hacer activismo personal a favor de las mujeres feministas. Una caricatura de las rancias izquierdas.

En la Suprema Corte de Justicia de la Nación está Margarita Ríos Farjat haciendo la labor de camuflaje para fingir una autonomía que es dependencia y línea de Palacio Nacional.

La cereza pastelera es sin duda Rosario Piedra Ibarra una mujer que ha hecho de los Derechos Humanos una caricatura al no poder entablar un diálogo con las mujeres que feministas o no, reclaman una sola palabra: Justicia.

De las mujeres en el Senado y la Cámara Baja podemos decir que poco hacen para romper la línea de su bancada y el dedo flamígero del Presidente.

Todas estas mujeres bailan al son lópezobradorista sin darnos una mínima señal de congruente rebeldía frente a la invisibilidad que hoy enfrentamos las mujeres en México.

Ahí detrás de la cortina de humo, se haya la principal de todas: Beatriz Gutiérrez, diciendo no soy, no estoy, emulando lo que no es y quisiéramos que fuera.
Veneno dulce para las hadas feministas en estos tiempos de la cuarta deformación.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Ceguera camotera

Pasan los partidos y los resultados no terminan por llegar para el equipo camotero.

En casa, las cosas no caminan, pues se han obtenido solo 5 puntos de 18 disputados con sólo una victoria en seis encuentros.
Semana a semana escuchamos por parte del cuerpo técnico de Juan Reynoso que el equipo es perjudicado por el arbitraje, pretexto viejo y mediocre para tratar de ocultar la realidad del equipo de La Franja.

De este equipo sólo hemos visto algunos chispazos durante el torneo, después de arrancar con un esquema ultra defensivo que le dio buenos resultados y ante la presión de aficionados y medios por el juego ratonero que habían mostrado, el DT Juan Reynoso optó por modificar su estilo con el objetivo de acallar las críticas, lo cual terminó por confundir a la escuadra y a la fecha no tiene en realidad un estilo o forma de jugar definido.

Cambios y cambios en las alineaciones partido a partido y durante los mismos ha terminado por desdibujar al equipo de La Franja.

Un equipo donde de verdad los aficionados (los pocos que quedan) se encuentran hasta cierto punto resignados y ya ni a enojo llega.

Para colmo de males, los partidos como local de plano ya ni por tv abierta los pasan en Puebla y eso, aunque no parezca, genera que los aficionados se alejen aún más de su equipo.

Los que tuvimos la fortuna de ver al Puebla en su mejor momento por ahí de los 80’s y 90’s, sentimos una gran nostalgia a ver en lo que han convertido a este equipo que se ha vuelto una cueva de vividores que solo ven por su beneficio económico, dejando de lado lo que significa armar un buen equipo.

La afición poblana para ellos es solamente un instrumento manipulable a través de las redes sociales donde engañan a los ingenuos aficionados haciéndoles pensar que contamos con un gran equipo a pesar de que semana a semana viene la desilusión y frustración.

Muchas veces criticamos a las directivas anteriores (éramos felices y no lo sabíamos).

Pero como nunca, este equipo está abandonado y tirado a su suerte y simplemente es un producto que a la televisora le genera un voto en la FMF y le da un programa de televisión llamado ‘viernes botanero’.

Vegetar y mantener la categoría es simplemente el objetivo de la televisora y sus empleados quienes puntualmente cobran sus quincenas en miles de pesos y además hacen negocios alrededor de lo que queda de este pobre Puebla.

Se vienen dos partidos muy complicados que serán frente a Rayados en Monterrey y después en el Cuauhtémoc contra León donde al parecer podría abrirse el estadio con aforo reducido.

Quedan doce puntos en disputa y la franja al menos requiere ganar seis para meterse entre los doce menos peores y disputar en calidad de visitante un partido más que correspondería al supuesto repechaje.

Como sea y mientras la dizque directiva y cuerpo técnico mantengan la ceguera buscando culpables de sus limitaciones, las cosas difícilmente cambiarán para el equipo.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan

Las nuevas formas de coartar la libertad de expresión

El periodista Zeus Munive fue el primero en levantar la voz y alertar sobre las nuevas formas a través de las cuales el poder busca coartar la libertad de expresión y atemorizar a quienes de una u otra buscamos generar opinión.

Para el poder nunca será cómodo que hayan voces críticas que se atrevan a cuestionar sus acciones y, por poder se debe de entender no solo a los gobiernos, sino a las diferentes fuerzas que desde cuentan con recursos y buscan influir en la sociedad.

No es la primera vez que se busca atentar en contra de la honorabilidad de un periodista, después de todo, una buena parte de la fuerza con la que cuenta quien ejerce esta profesión es su buen nombre, lo cual le da credibilidad ante la sociedad.

A inicios de este siglo y en diferentes administraciones, el periodista Mario Alberto Mejía ha sido atacado de diferentes formas, buscando manchar su honorabilidad, para debilitar su siempre crítica pluma y aunque podemos estar a favor o en contra de lo que escribe, por supuesto que no se vale el que se les hayan inventado infamias.

Mejía, incluso, fue objeto de desplegados y libros “negros” por parte de plumas a sueldo, en donde se cuestionaban muchas cosas de su vida privada, las demandas y amenazas también fueron una constante en su contra. Mario Alberto siempre salió avante y más que nunca sigue vigente.

A finales de la primera década de este nuevo siglo, surgieron las famosas “redes sociales”, las cuales revolucionaron el mundo de la comunicación, los llamados “líderes de opinión” en muchos de los casos perdieron relevancia ante el surgimiento de estas herramientas.

En la primera década de este siglo, las redes sociales jugaron un papel muy discreto, pero su explosión real comenzó a partir de la segunda década de 2009 a 2019, en donde se convirtieron en herramientas de comunicación preponderantes.

Ingenuamente, la gente cree que las “redes sociales” empoderaron al pueblo; mentira, en múltiples ocasiones lo he señalado y estoy dispuesto a debatir con quien quiera. Las redes sociales son la nueva forma de manipulación de masas, pero también la nueva herramienta de intimidación, en contra de quienes ejercemos la libertad de expresión a través de los llamados medios formales. Me explicó.

A través de las famosas granjas de bots y desde el anonimato, el poder, elabora contenidos para enajenar a la población, desorientarla, engañarla, como las famosas noticias falsas “Fake News” y se viralizan en la redes, haciendo creer a la gente situaciones que no son ciertas.

Esto mismo se comienza a replicar para tratar de callar a las voces críticas, a las cuales se les denuesta desde el anonimato, se les inventa infamias, principalmente relacionadas con la vida privada del personaje en cuestión y sin ningún sustento más que el dicho de quien sube la supuesta información.

Por desgracia, Facebook y Twitter se han convertido en el basurero consentido de estas “ratas”, las cuales actúan con cobardía, pero también con la libertad que permiten plataformas tan cínicas como Facebook, que amenazan con cerrar cuentas si supuestamente violas sus políticas de publicación, pero permiten fácilmente el daño moral a través de publicaciones anónimas.

En lo personal he sido objeto de estos ataques cobardes y es por eso que he iniciado acciones legales, las cuales no sé cuánto tiempo tarden, pero sé que llegaré a la verdad, para que él, la o los culpables paguen por la vía penal y por la civil el daño realizado,

Estas acciones cobardes que desde el poder se han lanzado para mutilar reputaciones y denostar periodistas, debe de ser denunciada por todos los comunicadores, porque de una u otra forma hoy todos estamos bajo amenaza ante alguien que no esté de acuerdo con aquellos que uno escribe o denuncia a través de cualquier medio.

También, deben de ser denunciados todos aquellos sicarios del periodismo, que disfrazados bajo el amparo de los medios de comunicación y de la libertad de expresión, buscan reproducir esta información falsa, la cual puede derivar en una tragedia, pues seguramente habrá quien no pueda manejar la situación y en su desesperación recurran a la salida falsa, como también quien defendiendo su honor, decida saldar cuentas con uno de estos canallas. Sobre advertencia no hay engaño.

laserpientesyescaleras@hotmail.com