¡Escúchanos por internet!

Ciudad de México

La recién nacida, políticamente hablando, Ciudad de México, se encuentra dañada gravemente de su salud. En las últimas semanas hemos visto con preocupación los elevados índices de contaminación, que hacen prácticamente imposible, llevar una vida normal a los habitantes de la metrópolis.
Todas las medidas correctivas parecen ser insuficientes, y todos los niveles de gobierno evaden la responsabilidad de actuar en forma determinante, parecería que estan esperando un milagro que corrija este añejo problema, milagro que sabemos no llegara. Quizá las autoridades esperan terminar su mandato y heredar el problema a sus sucesores, así ha venido sucediendo los últimos años, siendo los únicos afectados los ciudadanos.
Aunado al problema de la contaminación ambiental de la ciudad de México, y hablando en específico de la contaminación del aire, me surge una preocupación, ¿Que va a pasar cuando inicie operaciones el nuevo aeropuerto?
El primero de septiembre de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto anuncio con bombo y platllo la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, el cual prometió sería el más moderno de Latinoamérica. Contará con 6 pistas y tendrá una capacidad anualizada de más de 410,000 operaciones y 50,000,000 de pasajeros, impresionante, ¿no creen?
Cualquier proyecto, por pequeño que sea, siempre debe ir acompañado de un estudio de impacto ambiental. Imagínese amable lector, el impacto ambiental que esta mega obra tendrá no solo durante su construcción, cuando ya esté operando los miles de trabajadores que tendrán que trasladarse a su centro de trabajo, la contaminación de aire que generaran los miles de despegues y aterrizaje que diariamente habrá. Al parecer nadie en el gobierno federal se dio cuenta de ello, por eso estamos como estamos.
El gobierno federal debió de haber proyectado el aeropuerto fuera del valle de México, y no solo eso, debería de iniciar un programa de desconcentración de la administración pública federal a fin, de que algunas dependencias no estratégicas, se trasladen a ciudades medias del interior de la república en forma paulatina. Muchos organismos federales e incluso algunas secretarías de estado pueden operar perfectamente fuera de la ciudad de México, y esto aliviaría en gran parte la enorme carga que viven día a día los habitantes de la capital del país.
Por otra parte les insisto en que cumplamos con la más sencilla de nuestras responsabilidades ciudadanas acudiendo a votar este 5 de junio. Vean lo bien que esta nuestra ciudad y nuestro estado ya que en las últimas elecciones si hemos sabido elegir a nuestros gobernantes.
Así es como yo lo veo……..
Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

Mayo 1, 2016 - 6:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas