En el modelo híbrido, profesor y alumno, corresponsables del conocimiento

El profesor siempre ha buscado contribuir al progreso y desarrollo del país, mediante la promoción de los conocimientos y de la cultura, así como compartir aquellos valores morales que fortalecen a la sociedad en su conjunto.

Con la llegada de la pandemia de salud, se nos adelantó el futuro en el ámbito educativo y se tuvo que echar mano de la tecnología para continuar con el proceso de enseñanza aprendizaje de manera remota, todas aquellas personas que lo pudieron hacer.

Ante esta situación que se está viviendo en el entorno educativo, la presencia del profesor en el campo virtual e híbrido está siendo fundamental para seguir adelante con el proceso de enseñanza aprendizaje de los estudiantes, enfatizó Rodolfo Cruz Vadillo, investigador de la facultad de Educación de la UPAEP.

Dijo que la presencia del profesor en estos momentos es importante en cuanto a su conducción y orientación y se ha vuelto necesaria por todo lo que representa esta complejidad de poner en práctica los modelos educativos al servicio de los alumnos.

Porque recordó que el acto educativo tiene que ver con cuestiones afectivas, relacionales, de interacción y sociales; ya que la escuela no sólo tiene como propósito o función lo educativo, sino tiene que ver con lo que aprenda el individuo y la forma en que socializa con los demás y se desarrolla además, ese sentido de pertenencia, de ser aceptado y apoyado por los demás.

Señaló que la normalidad como la conocimos antes es posible que no regrese más a las escuelas, hay algo que se transformó en las lógicas de escolarización, en los procesos y funcionamiento de la propia escuela y que ha trastocado las relaciones que había entre profesor y estudiante, logrando colocar la imagen del profesor como un actor o agente importante del sistema educativo y que sostiene los procesos de aprendizaje.

Cruz Vadillo subrayó que la práctica educativa del profesor deja una semilla profunda en los estudiantes y posibilita el sostenimiento de los estudiantes, la construcción del trabajo colectivo, del identificarte como parte de una comunidad de aprendizaje continuo y el acompañamiento que siempre han dado a cada alumno y asumir los nuevos retos que está exigiendo la nueva normalidad en el mundo de la enseñanza aprendizaje.

Abundó que en estos momentos el reto del modelo híbrido, implica una transformación de la práctica docente, implica abandonar aquellas acciones y prácticas tradicionales “basadas en la conducción del profesor, en donde iba indicando qué se tenía que hacer y de los estudiantes que iban tomando nota, es decir, el estudiante tenía una actitud más pasiva frente al profesor quien era el que tenía el saber”.

Ahora en estos momentos, la imagen del profesor es fundamental, pero no sólo como aquella que aporta o comparte contenidos o aquel que explica las cosas. En estos momentos dar clases de manera presencial y a distancia, implica una modificación importante en la manera de impartir las clases, para las diferentes modalidades, que van desde la forma de evaluar y trabajar con los alumnos hasta el diseñar estrategias y planificar las clases de manera que los alumnos puedan trabajar en los diferentes escenarios y modalidades y ser más participativos, que tomen decisiones y sean corresponsables de su propio conocimiento, expresó el investigador.

Rodolfo Cruz refirió que el aula está pasando de ser un espacio en donde sólo se dictaban los contenidos, a un espacio en donde todos están trabajando, de manera presencial o a distancia en la construcción de proyectos educativos, en temas situados con las vivencias que están experimentando los estudiantes, trabajando en temas que estén relacionados con los recursos que en ese momento tiene el estudiante en donde se encuentre.

Apuntó que el modelo híbrido no sólo implica estar centrado en la tecnología, conectado de manera tecnológica con algún dispositivo y hacer uso del internet, sino que también se requiere cierta flexibilidad pedagógica y metodológica, es decir, cómo se pueden trabajar proyectos en donde se esquematice, se analice junto con los estudiantes a partir de lo que ellos tienen, a partir de la información a la cual pueden acceder para trabajar y aprender, profesor y estudiantes tienen que planificar la manera de trabajar para que el aprendizaje sea significativo y no sólo hacer uso de los dispositivos o de la internet.

Con respecto a los 100 años de vida de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dijo que la fundación de esta secretaría va acompañada de la acción de los profesores, quienes han cobrado una importancia significativa, en un primer momento para contribuir a la alfabetización de la población, de promover esos valores morales que daban cohesión a la sociedad, no sólo enseñarlos a leer o escribir.

“El profesor siempre ha buscado contribuir al progreso y desarrollo del país, mediante la promoción de los conocimientos, la promoción de la cultura, de enseñar a la gente a aprender a leer y a escribir, así como compartir aquellos valores morales que fortalecen a la sociedad en su conjunto”, asentó Rodolfo Cruz.

Indicó que la Secretaría de Educación Pública, lejos de resolver todas las problemáticas como el analfabetismo, de llegar a la cobertura educativa en todo el país desde la época de José Vasconcelos, en la actualidad seguimos hablando de que todavía existen personas que no están alfabetizadas, encontramos situaciones de pobreza en algunos sectores de la sociedad, se continúa planteando la cobertura educativa en México, la SEP ha servido para organizar la estructura del sistema educativo del país, además de representar ese símbolo de que algo se tiene que cumplir, como es el derecho a la educación y que es visible en cada sexenio y como propuesta de gobierno.

Agregó que hay poca política pública en el sentido de que aún no se logra el consenso con los profesores, con los estudiantes de cuáles serán las finalidades de la educación en el futuro inmediato para los nuevos modelos educativos.

Finalmente, dijo que en el trabajo de la SEP se han registrado algunos logros como son la construcción de planes de estudio, dar paso a algunas reformas educativas en estos primeros 100 años de trabajo. Sin embargo, nos debe la promesa que no ha cumplido desde su fundación, que es llegar hasta el último mexicano que no esté alfabetizado o se encuentre en condición de pobreza, y que la secretaría sólo se ha quedado en el discurso político y todavía no lo ha logrado.

octubre 7, 2021 - 9:00 am

Por: Staff

Educación