¡Escúchanos por internet!

Pericos de Puebla barrió a El Águila de Veracruz 7 a 6 en el Hermanos Serdán.

Ataque de 4 carreras en el octavo inning le dio a los Pericos de Puebla un dramático triunfo al son de 7 a 6 sobre El Águila de Veracruz en el Parque Hermanos Serdán en el último juego de la serie que la escuadra angelopolitana dominó por barrida.

El pitcher triunfador fue Yoshell Hurtado en labor de relevo, acreditándose el salvamento Esteban Haro, mientras Tomás Javier Solís cargó con el descalabro.

El juego.

Veracruz, para no variar en esta serie, se fue al frente en la pizarra con cuadrangular de Héctor Gómez en el primer episodio, aunque Pericos empatò rápidamente en la parte baja de esa primera entrada con dobletes espalda con espalda de Miguel Guzmán y Luis Cosío, este último productor.

Luego, en el cierre del segundo rollo, doblete de Stankiewicz ya con dos outs en la pizarra, abrió la puerta para que con sencillo al jardín derecho de Carreòn, Drew timbrara la segunda anotación de los poblanos.

Sin embargo, bastó un parpadeo del abridor de Pericos, Jorge Martínez, que al concluir el cuarto inning había retirado a 6 rivales en fila, para permitir la respuesta veracruzana, pues en la apertura del quinto rollo, inició regalando el pasaporte a Kevin Flores que avanzó a la segunda almohadilla tras el toque de sacrificio de Mora, y luego se colocó en la antesala tras el hit al jardín izquierdo de Amarista, para terminar timbrando con elevado de sacrificio de Alejandro Ortiz a la pradera izquierda, lo que empató momentáneamente el choque, ya que Héctor Gómez conectaría jonrón por el rumbo del jardín central productor de 2 anotaciones con lo que El Águila tomó control del encuentro por 4 carreras a 2.

Puebla se acercó en el sexto inning en el que Danny Ortiz se voló la barda por el jardín central ante el pitcher Dylan Unsworth que, no obstante, ese episodio lo retiró con score de ponchados.

Pero Veracruz añadiría una más a la pizarra en el octavo rollo aprovechando un errático trabajo de Eric Preciado que en labor de relevo empezó obsequiando la base por bolas a Yasiel Puig quien terminó anotando en roletazo a las paradas cortas de Alan Espinoza para colocar la pizarra 5-3.

El octavo inning fue el bueno para Pericos.

Vendría el octavo rollo para los Pericos de Puebla, enfrentando al pitcher Tomás Javier Solís que ingresó en lugar de Dylan Unsworth que había realizado un gran trabajo en la lomita, pero el nuevo lanzador terminó por echarle a perder la noche, pues a su primer enemigo, Luis Cosío, le permitió imparable y después Wilin Rosario también le pegó de hit tras lo que Rosario salió del encuentro para que Ramón Ramírez entrara como corredor emergente; vendría al pentágono Danny Ortiz que se defendió como gato boca arriba hasta que le ganó la batalla al pitcher, recibiendo el pasaporte, llenando la jaula sin out, lo que provocó la salida de Solís, entrando en su lugar Manaure Martínez que ponchó de entrada a Gorkys Hernández, pero luego Antonio Lamas le pegó de hit productor de dos carreras en los spikes de Cosío y Ramírez. Luego se dio el ponche a Stankiewicz, pero Beto Carreón la conectó de imparable que llevó a la registradora a Ortiz y luego Kevin García impulsó a Lamas con hit al derecho para poner la pizarra 7 a 5 a favor de los angelopolitanos. Salió del montículo Martínez para dejar su lugar a Iván Zavala que dominó en rola al short a Miguel Guzmán para poner punto final al octavo inning.

Dramático final.

Poco después, Esteban Haro subió a la lomita para buscar los 3 outs con los que concretaría la victoria de los poblanos, pero El Águila no estaba dispuesta a morir sin pelear, de tal forma que Amarista abrió con imparable la novena entrada, resultando ajusticiado en el roletazo de Alex Ortiz que se embasó en bola ocupada y luego llegó hasta la antesala gracias al doblete de Héctor Gómez que puso a Veracruz con dos hombres en posición de anotar, logrando llegar a tierra prometida Ortiz con el elevado de sacrificio al jardín central de Yael Puig para poner a su equipo a una carrera del empate pero ya con dos outs en la pizarra.

Se paró entonces en la caja de bateo Jesús “El Cacao” Valdés, quinto en el orden de El Águila de Veracruz, con el objetivo de ganarle la batalla a Esteban Haro, pero el de Los Mochis, Sinaloa, se fajó en el montículo y tras poner al bateador en cuenta de 2 bolas y dos strikes, lo terminó ponchando para sentenciar el encuentro 3 horas y 33 minutos después de la voz de playball.

junio 3, 2021 - 10:58 pm

Por: Ricardo Hernández

Deportes