¡Escúchanos por internet!

Rosario Cabrera, primera pintora mexicana del siglo XX

Paisajista, retratista y también docente, Rosario Cabrera (5 de junio, 1901) fue una artista conocedora de la proporción y de la anatomía, habilidad que plasmó en sus esculturas y en sus obras de gran volumen, además es considerada la primera pintora mexicana del siglo XX.

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, a través del Museo Nacional de Arte (Munal), recuerdan a una de las primeras mujeres en estudiar pintura de manera formal al ingresar a la Escuela Nacional de Bellas Artes, quien presentó a los 20 años de edad su primera exposición individual conformada por 50 obras.

Rosario Cabrera, quien tuvo como maestros a Saturnino Herrán, Leandro Izaguirre, Germán Gedovius, y en escultura a Arnulfo Domínguez Bello, desde muy joven mostró su talento para reproducir figuras humanas, animales y paisajes, pues heredó la vocación por el arte debido a que su padre fue decorador de oficio, aficionado a la pintura, la talla en madera, la guitarra y el canto flamenco.

En el marco de “Contigo en la distancia”, se recuerda que en el inicio de su trayectoria, la joven artista fue apoyada por el gobierno de Álvaro Obregón para continuar sus estudios en Europa. A su regreso, en 1927, entabló amistad con Alfredo Ramos Martínez, impulsor de la Escuela de Pintura al Aire Libre, donde se integraría al equipo de maestros, siendo la única mujer que tuvo a su cargo dos sedes: la de Los Reyes, en Coyoacán, y la de Cholula, en Puebla.

Considerada por artistas e investigadores como una apasionada de la enseñanza, al concluir su trabajo en las Escuelas al Aire Libre continuó como maestra de pintura y dibujo de educación primaria, ello permitió que en varias ocasiones obtuviera importantes reconocimientos por la participación de sus alumnos en las exposiciones del Museo del Palacio de Bellas Artes.

Por su parte, el Museo de Mujeres Artistas Mexicanas, fundado en 2008, la nombró “la primera gran pintora mexicana del siglo XX”.

Tomás Zurián, investigador y maestro en artes plásticas, explicó que la artista capitalina es “creadora de una obra dotada de sensibilidad, la cual encontró en sus raíces una nueva concepción de la pintura que tuvo un amplio desarrollo a partir de los años veinte.”

El Museo Nacional de Arte resguarda diversas obras de la artista, entre las que destacan: Niña con manzana y Niño de luto. Esta última forma parte de una muestra individual antes de que Cabrera viajara a Europa; en el lienzo se observa un trazo limpio, libre y rápido, al tiempo que logra captar la tristeza del infante

En su obra representó espacios urbanos y rurales, como en La nopalera, Paisaje, Casa roja y Casa de Los Reyes, Coyoacán.

junio 4, 2021 - 2:45 pm

Por: Staff

Cultura