¡Escúchanos por internet!

Los pasos de Armenta

Fuentes bien informadas nos revelaron que Alejandro Armenta Mier tiene un plan: criticar a Fernando Manzanilla y a Jorge Estefan Chidiac no para ganar la candidatura a la gubernatura sino para que sea tomado en cuenta en la próxima administración si es que gana – y tiene todo para ganar-, Luis Miguel Barbosa Huerta.
 
Y es que parecería que verdaderamente el senador tendría ganas de reventar el gobierno interino que encabeza don Guillermo Pacheco Pulido cuando manda mensajes contra sus dos principales operadores: Fernando Manzanilla y Estefan Chidiac; es más parecería que sus mensajes irían de la mano con los que denuncia la extraviada dirigencia estatal del PAN.
 
No obstante, operadores de Armenta han aclarado que no, que su función no es reventar la liga sino que solo sea tomado en cuenta con posiciones en el próximo gabinete y para qué más adelante él sea el elegido.
 
No obstante, pese a los síntomas de Armenta que aparentan confrontación y división, los astros se le acomodan a Barbosa: todos los días se reúne con algún grupo, líder, empresario o campesino para convencerlo. No importa si es que en otro tiempo tuvo filias o fobias.
 
Su mensaje es la reconciliación.
 
Si bien Andrés Manuel López Obrador públicamente dice que no se meterá en esos temas locales, en la realidad ve a Barbosa como su reflejo en el 2006: dice que le robaron la elección, tuvo que enfrentar a la mafia del poder a nivel local, fue víctima de una guerra sucia por parte del morenovallismo y aguantó todo tipo de ataques, pues a pesar de todo sigue de pie y listo para lo que venga.
 
Luis Miguel Barbosa ha militado en la izquierda desde 1997 y en 1998 ganó la presidencia del PRD estatal, ahí conoció a López Obrador, pues recién se había convertido en el presidente nacional del partido del sol azteca.
 
En esa fecha el perredismo poblano estaba dividido entre los simpatizantes de Barbosa, Jorge Méndez Spínola, la Corriente Socialista encabezada por Eduardo Fuentes de la Fuente y Adolfo González Zamora y, por supuesto, su presidente Luis Miguel Barbosa.
 
Los enfrentamientos y divisiones se arreglaron en Zacatlán, pues en ese municipio firmaron un pacto de paz entre todas las corrientes  perredistas y ahí, para los que aún tengan memoria, López Obrador le levantó la mano a Barbosa. Así que el aspirante a gobernador no es para nada un desconocido en el mapa del líder de la cuarta transformación.
 
Para los seguidores de AMLO, a  Barbosa le corresponde la candidatura por el hecho de que enfrentó un supuesto fraude electoral, persecución política y a pesar de eso, para la gente de Morena a nivel nacional, él ganó los comicios del año pasado.

Alejandro Armenta nunca se sumó a la defensa del voto, ganó el senado y se fue a despechar ahí en la ciudad de México.
 
Lo malo no es que Armenta presione, es que qué va a hacer con sus porristas en redes que buscan debilitar la imagen de Barbosa y de Morena y que se están extralimitando.
 
Nos recuerdan la fábula de los perros de rancho: había una vez un rancho muy grande, con ganado de vacas y borregos, principalmente. Los canes cuidaban al patrón, a su familia y a sus animales. Los perros entonces esperaban el día de fiesta para que por lo menos les tocara un hueso, no obstante, llegado el día, el amo de la finca gritaba “amarren a los perros, no vaya a morder a alguno de los invitados”.

La última carta del PAN

El panismo debe de ir a la elección del próximo 2 de junio con su mejor carta, no le queda de otra al albiazul y en vez de buscar viejas fórmulas de abanderados, explorar en sus jóvenes cuadros como el expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, la actual senadora, Nadia Navarro o el exdiputado local, Mario Riestra Piña, quien hace apenas unos meses, obtuvo más de 700 mil votos en el pasado proceso, algo que no se debe de despreciar.

El buscar regresar a buscar viejos cuadros, como Ana Teresa Aranda Orozco, Francisco Fraile García o Humberto Aguilar Coronado, sería como enterrar cualquier posibilidad de competir y anclarse al pasado, a la época anterior a los triunfos obtenidos en la presidencia municipal de Puebla y las principales ciudades de la zona conurbada (1992).

Aunque parezca imposible ganar, el panismo debe de recuperar la memoria histórica y tratar de jugarse su última carta, rumbo a la elección a celebrarse el próximo 2 de junio, pero con sus mejores cuadros, lo cuales también deben de aceptar ahora sacrificarse por su partido.

Eduardo Rivera Pérez es un personaje altamente competitivo, el cual puede hacer un papel más que digno, el problema de Lalo es que titubea en los grandes momentos como este, en donde debe de dar la cara por su partido, total si pierde, no hay ningún problema. López Obrador perdió dos veces la presidencia de la República y hoy gobierna a más de 120 millones de personas.

Lo mismo aplica para la senadora Nadia Navarro, quien debería de dejar la comodidad de la curul ganada por el esfuerzo de Mario Riestra Piña y del morenovallismo y levantar la mano. Esta mujer es competitiva y echada para adelante, además de que si se postula contaría con el respaldo del PSI, el partido de su papá, Carlos Navarro.

Mario Riestra Piña es cien veces más competitivo en la boleta que una desgastada Ana Teresa Aranda, quien coquetea con regresar al albiazul a revivir viejas glorias o que un Paco Fraile, al cual respeto, pero que sus mejores tiempos ya pasaron.

Estos tres personajes deben de dejar de temblar de miedo y salir a dar la cara por su partido o de lo contrario, dejarán el precedente de que solo ganaban campañas gracias a Rafael Moreno Valle, lo cual sería lamentable.

Ojalá tuvieran un poquito más de valor los tres y créanme que de verdad se podría interesante la contienda del próximo 2 de junio, la cual todos los analistas hemos limitado al round interno que se libra en Morena.

La dirigencia estatal del albiazul y estos tres personajes deberían de tomar en cuenta varios aspectos.

Si bien la estructura federal y la gubernamental están en manos de Morena, lo cierto es que López Obrador no va a estar en la boleta el próximo 2 de junio, lo cual da ligeras esperanzas a la oposición y la clave estaría en la campaña.

Otro punto es que si bien es cierto que la popularidad del presidente está por las nubes, no ocurre lo mismo con la de los alcaldes emanados de este partido y el caso más emblemático es Puebla capital, en donde las cosas no marchan del todo bien.

Hay cierto desencanto entre los poblanos por lo que hasta el momento ha hecho la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, lo cual abre una ventana de oportunidad para la oposición, especialmente para el albiazul, quien siempre tuvo en Puebla capital a uno de sus bastiones.

No hay que perder de vista que la capital da el 32 por ciento de los votos, lo que sumado a la zona conurbada es casi el 40 por ciento del padrón que estará en juego.

Un tercer punto a observar para el panismo, es la contienda interna por la candidatura a la gubernatura, la lucha entre Luis Miguel Barbosa y Alejandro Armenta se ha calentado a tal grado, que ambos siguen creciendo en negativos ¿Qué esperan los Rivera, las Nadias o los Riestras? Papá Rafael ya no está, pero es hora de demostrar de qué están hechos.

Desde antes de la llegada de Rafael Moreno Valle al PAN, este partido había logrado ganar en dos ocasiones la presidencia municipal de Puebla y también una buena parte de las alcaldías de la zona conurbada, ¿Ya no lo recuerdan?

La ventana de oportunidad para el panismo es sumamente reducida, pero todo puede pasar en una campaña, sobre todo, si es que Acción Nacional va alguno de estos perfiles. En caso contrario si la dirigencia estatal y el CEN recurren a viejas recetas, el desastre será estratosférico y si no al tiempo.

Ana Teresa Aranda, una auténtica “ave migratoria”. Quienes pugnan por el regreso de Ana Teresa Aranda a las filas del PAN y convertirla en candidata a la gubernatura, tal vez olvidan los antecedentes de esta auténtica “ave migratoria” de la política.

Basta recordar que cuando Ana Teresa contendió contra Rafael Moreno Valle, por la candidatura del PAN a la gubernatura en el 2010, lo hizo con el apoyo del marinismo, quien incluso le llegó a prestar helicópteros para poderse desplazar por todo el estado.

Tampoco se deben de olvidar que cuando Anatere busco ser candidata “independiente”, para contnder en contra de Tony Gali, en realidad lo hizo bajo el amparo nuevamente del PRI; quien se encargó de proporcionarle los padrones del Progresa para conseguir las firmas necesarias para poder obtener el registro correspondiente.

Panista pura, pura, lo que se dice pura, nunca ha sido la famosa “doña”.

Lista la convocatoria de Morena. Se publicó ya la convocatoria de Morena para la elección de su candidato a la gubernatura del Estado.

El favorito, Luis Miguel Barbosa, acudirá a su registro el próximo domingo y el método, faltaba más, será a través de encuestas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

La radiografía delictiva en Puebla

Este día, el observatorio ciudadano IGAVIM dará a conocer cifras del 2018 en cuestión de inseguridad, denominado “Incidencias de delitos de alto impacto en el estado de Puebla”.

Será interesante ver que cifras traen en cuanto a los últimos tres meses, cuando llegaron las actuales autoridades municipales.

Pero, sobre todo de cómo o en qué estado dejaron los municipios en materia de seguridad las pasadas administraciones municipales.

También habrá que ver que en ese tiempo existió el problema poselectoral en la designación del gobernador de Puebla.

Cabe decir que por primera vez este reporte o estudio se dará a conocer en el Congreso de Puebla, cuando antes se hacía de manera independiente.

Cifras de miedo

Les podemos adelantar que entre las cifras que dará a conocer el organismo ciudadano:

-La incidencia delictiva creció de 2017 a 2018 hasta en un 13.70 por ciento.

-En el robo con violencia, cada una hora 18 minutos en promedio se inició una carpeta de investigación en Puebla capital; en Tehuacán cada 7 horas 27 minutos y en Texmelucan, cada 11 horas cinco minutos.

-De once delitos analizados, en ocho crecieron los casos.

-Puebla es el cuarto lugar a nivelo nacional en robo con violencia en la tasa de cada cien mil habitantes.

-Puebla es sexto lugar nacional en robo de vehículos.

-Homicidio doloso, robo con violencia, de vehículo, a transportistas y violación, son los que más se registran desde 1997.

-Las zonas donde más pegaron los homicidios dolosos, robo con violencia y de vehículos fueron en Angelópolis, los valles de Atlixco e Izúcar de Matamoros, Serdán, Tehuacán y su Sierra Negra.

-Seis de las siete regiones incrementaron sus casos en el delito de violación.

-Seis de los diez municipios más poblados en la entidad tuvieron los mayores registros en homicidio dolosos desde 2011 y en robo a transportista desde 2015.

-Huauchinango, Teziutlán y San Andrés Cholula, registraron mayores números de secuestros en tasas de cada cien mil habitantes.

-Al comparar el Estado de Puebla con las ocho entidades vecinas, se ubicó en las tres primeras posiciones en robo con violencia, de vehículo, a negocio, a transportistas y violación.

-El robo de hidrocarburo por las 2 mil 72 tomas clandestinas registradas en 2018, propició un quebranto por más de 300 millones de pesos.

Lo último

En el último estudio, los homicidios dolosos, secuestro, extorsión, asaltos con violencia, de vehículos, a casa habitación, a transeúntes y violaciones, fueron los que dispararon en Puebla en el primer semestre de 2018.

Cada 7 horas 58 minutos en Puebla se inició una carpeta de investigación por homicidio doloso durante el primer semestre de 2018, un 40.31% más que en el mismo lapso de 2017.

En el mismo revela, que solo 18 sentencias se registraron de entre más de 1600 carpetas de investigación, 1544 de ellas pasaron a archivo temporal y 90 a archivo definitivo.

“Los delitos con violencia ya no se concentra de lleno en determinadas zonas, la incidencia delictiva se esparció en la entidad que ha repercutido en la percepción de la ciudadanía de manera negativa”, señaló el organismo en la presentación.

En Puebla capital se registró en números absolutos un homicidio doloso cada 44 horas 42 minutos, en San Martín Texmelucan cada 7 días 5 horas mientras que en Tehuacán cada 7 días 12 horas.

En el primer semestre de 2018 se inició 1 carpeta de investigación cada 7 horas 58 minutos, registrándose 158 carpetas de investigación más que en el primer semestre del 2017 a nivel estatal, señala el estudio.

Con estas cifras se puede comprobar que nada o casi nada ha cambiado en materia de inseguridad y eso es lo malo.

Al PAN se los llevó la tristeza

El panismo no tiene quién le escriba. Son nueve aspirantes a la gubernatura y solo Eduardo Rivera Pérez tiene con qué pelear, no sé si ganar, pero por lo menos puede dar la batalla. De ahí, perfiles como el de Nadie Navarro o Inés Saturnino generan no pena, sino penita, que es lo mismo pero más barato.

Marko Cortés ya se sacudió a lo que quedaba vivo del morenvallismo y sus ojos están puestos en no perder Baja California, Puebla para el CEN blanquiazul está prácticamente en el olvido. Genoveva Huerta, la presidenta selfie (porque hasta cuando va al baño se toma su foto y pone frases de Cohelo) un día amanece perdida en la política y al otro extraviada.

Le recomendamos marque a Locatel 6 58 11 o espere la voz oficial de Canal Cinco al servicio a la comunidad: “Pedimos su ayuda para localizar a la presidenta estatal del PAN de 35 años de edad… se ignora su paradero desde el 24 de diciembre del año pasado. Cualquier información favor de comunicarse a los teléfonos de Canal Cinco”.

Fueron los propios panistas que provocaron toda esa crisis por la cual atraviesan: por un lado los morenovallistas que se fueron del estado le declararon la guerra a Tony Gali. Una guerra de bajo perfil, pero lo señalaron y lo acusaron. Nunca soportaron que el poblano logró muchísimas simpatías de la gente. Nunca toleraron que pudo acercarse a Andrés Manuel López Obrador, a César Yáñez, a Dulce Silva y a Olga Sánchez Cordero.

Es decir, no soportaron que siempre les ganó la carrera. Y los panistas que se quedaron en Puebla tampoco buscaron un acercamiento con Gali. Simplemente lo dejaron ir. Prefirieron nombrar como coordinadora de los diputados albiazules a Mónica Rodríguez De lla Vecchia, esposa de su enemigo, Pablo Rodríguez Regordosa, un mal mensaje, por cierto.

El exgobernador ahora anda libre y después del trato recibido puede hacer lo que le venga en gana políticamente. Él no rompió los acuerdos.

Por otro lado, los pasos torpes tomados por la dirigencia estatal generan desconfianza. Genoveva Huerta fue la primera militante en admitir públicamente que en esta elección no tenían mucho qué hacer. Su exceso de honestidad genera susceptibilidad en el electorado.

Y ahí van en un barco lleno de hoyos, con personajes como Luis Paredes Moctezuma de triste memoria por su paso en la alcaldía de la capital. Francisco Fraile, quien sí es respetado por muchos panistas porque sí construyó un liderazgo en los años noventa, pero carece de discurso para competir en una elección estatal y para estos tiempos.

Blanca Jiménez Castillo, una panista de viejo cuño que nos enseña en sus videos de Instagram y Facebook como hacer unos pastelitos bien ricos para que coman en familia. No tenemos idea qué más hace, pero seguramente sus brownies le quedan muy sabrosos.

Quienes tienen más nivel político son Mario Riestra y Jorge Aguilar Chedraui. Ambos morenovallistas puros, no obstante, esa marca en estos tiempos ya no es una buena marca. Cualquiera de los dos si piensa ir sería para cavar más la tumba del grupo al que pertenecieron. Sobre todo porque los panistas tradicionales, entre yunques y familias custodias quieren regresar por las prerrogativas. Seguramente estarán más en los comicios del 2021.

Finalmente, el alcalde de Atlixco, Guillermo Velázquez, no dudamos que sea una buena carta porque uno de los municipios que se están gobernando bien y que resistió el tsunami de Morena fue este, no obstante, es como Jiménez Castillo, posicionar en menos dos meses una figura es muy difícil. Guillermo Velázquez no tiene negativos, pero socialmente tampoco positivos, le falta calle y está haciendo bien su chamba en su tierra, que no se nos distraiga tanto.

La carta más fuerte es Rivera, el problema es que él no quiere meterle su dinero a la campaña que se ve difícil para Acción Nacional y se ve difícil porque López Obrador en vez de bajar en las tendencias cada día sube, se ve difícil porque de facto hay una alianza PRI- Morena y porque juntando la dirigencia nacional y la local del PAN no se hace una. Es como ver todos los días un programa de Los Tres Chiflados.

Ya lo dicen y lo dicen bien: al PAN estatal se lo llevó la tristeza, y sí.

Barbosa, Armenta y la tercera en discordia

La lucha por la candidatura de Morena a la gubernatura de Puebla arroja sin duda varias lecturas dignas de comentarse, luego de varios estudios de opinión que se han publicado.

Queda claro que el candidato más conocido y competitivo, es sin duda, el exsenador de la República, Luis Miguel Barbosa Huerta, producto de haber estado en la boleta en la pasada elección y de haberse mantenido en la lucha por anular los comicios.

Sin embargo, las mediciones hechas arrojan una variable a considerar en la guerra que se ha desatado por la candidatura a la gubernatura y la cual se debe de resolver ya pronto para evitar la polarización.

Tanto el equipo del excandidato a la gubernatura, Barbosa, como los del senador Armenta, han utilizado las más diversas tácticas para descalificarse uno a otro, que están subiendo los negativos de ambos, lo cual no solo es peligroso para la contienda interna, sino también para la constitucional.

Las mediciones realizadas destacan que hoy Morena puede ganar casi con cualquiera de sus candidatos, pero, el gran pero, es la polarización que ha alcanzado la lucha interna y el nivel de descalificaciones, lo cual podrá ser retomado por los adversarios del PRI y del PAN para el proceso constitucional.

La polarización genera divisiones, deberá de ser labor de una muy atinada operación cicatriz, el sanar las heridas que deje esta contienda interna. Morena es muy favorita, pero ¿Y si se divide?

Una y otra vez el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dado muestras de ser un hombre que no da marcha atrás y aunque su decisión parece estar más que tomada a favor del excandidato, Luis Miguel Barbosa, no se descarta que ante este escenario de polarización, pudieras venir una decisión salomónica a favor de un tercer personaje, es este caso una mujer.

De acuerdo a los estudios demoscópicos, todos y cada uno, señalan que hay un tercer invitado a la fiesta o mejor dicho invitada, la cual llama la atención porque no tiene mal nivel de conocimiento, ni tampoco tantos negativos.

El estudio de Consulta Mitovsky, como también el de Mas Data revelan que la senadora de la República, Nancy de la Sierra Aramburú, no sería una mala candidata, ya que está en el cuarto lugar en conocimiento, solo detrás de Barbosa, Doger y Armenta, pero con más 2 de positivos en su aprobación, solo detrás de Alejandro.

Nancy bien se podría convertir en la tercera en discordia y por supuesto en una salomónica decisión, si es que las cosas se llegan a “calentar” demasiado, entre Barbosa y Armenta.

Lo que parecía ser una contienda solamente entre dos, al parecer se va a convertir en una lucha de tres, si es que la senadora, decide ir con todo para buscar la candidatura a la gubernatura de Puebla.
Nancy ha dejado en claro que va a esperar a que se emita la convocatoria por parte de Morena, para ver en qué términos sale este documento, pero, buscando siempre ser factor de unidad.

Lo que queda más que claro con los estudios demoscópicos es que, salvo que ocurra una gran tragedia, con cualquiera de sus candidatos, Morena tiene ganada la gubernatura de Puebla.

El PAN y el PRI no tienen la menor posibilidad, pese a que Enrique Doger Guerrero y Javier López Zavala, cuentan con buen nivel de conocimiento, sobre todo, el exrector de la UAP.

Para Acción Nacional, la próxima contienda electoral debe de ser un momento de reflexión y de reconstrucción, pero debe de participar para evitar perder del todo, la estructura que creo y formó, Rafael Moreno Valle.

El 2021, el cual pareciera estar lejano, pero no es así, podría ser el año de la revancha, siempre y cuando Acción Nacional se reconstruya y se reactiven los liderazgos que aún quedan al interior de este instituto político, el cual hace no mucho, era el partido hegemónico en Puebla.

En el PAN ofendieron a Gali. A raíz de la columna de ayer, algunos comenzaron a preguntar si Tony ya se incorporó a las filas de la 4T, lo cual desconozco.

Solo sé que tiene muy buena relación con César Yáñez, quien lo coló al primer círculo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

También con el senador Pedro Haces Barba, líder del sindicato de Trabajadores y Empleados de México, organismo que busca derrocar a la CTM, el cual tiene también fuertes intereses en Puebla.

Lo que también se es que una y otra vez a Gali el PAN o mejor dicho el Yunque, lo desdeñó y lo ofendió luego de la muerte de Martha y Rafael y la gota que terminó por llenar el vaso fue la designación de Mónica della Vecchia como coordinadora del grupo parlamentario del PAN en el Congreso local, esposa de Pablo Rodríguez, en vez de Oswaldo Jiménez López, sobrino político de Gali.

Es decir, Genoveva Huerta se entregó a los brazos de Pablo, adversario de Tony, en vez de correrle un gesto al exmandatario. Ver para creer.

Claudia Rivera busca municipalizar el servicio de agua. Ayer, a través de sus redes sociales, la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, anunció que presentó una iniciativa para revertir la concesión del sistema de agua potable, modificando primero, la estructura operativa del Soapap, el órgano rector que se encarga de supervisar a la empresa Agua de Puebla.

La alcaldesa señaló que este es el primer paso para buscar la municipalización del servicio de Puebla potable y regresarlo a los poblanos. A ver qué dice la concesionaria.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Regresó el color al Cuauhtémoc

El viernes pasado el estadio dos veces mundialista volvió a vivir un ambiente diferente; sin duda que el regreso de un técnico identificado con los colores poblanos le dio un color que se había perdido desde hace ya algunos ayeres.

Indudablemente que el futbol brilló por su ausencia y eso tardará algunas semanas en llegar, sin embargo, el espíritu de lucha y el nunca darse por vencido quedó de manifiesto en un partido complicado frente a un Pachuca que cuenta con un gran plantel sobre todo en la ofensiva, lo cual se notó durante el desarrollo del encuentro donde la zaga camotera fue rebasada en varias ocasiones y la falta de tino de los rivales les impidió llevarse la victoria del Cuauhtémoc.

La situación no se viene fácil pues el calendario está complicado, empezando por la visita a Monterrey el próximo sábado donde cualquier resultado que no sea derrota será fantástico.

Chelís se está convirtiendo en un director técnico muy proactivo en redes sociales pues es constante su interacción con aficionados con quienes comenta y discute distintas situaciones relacionadas al equipo e incluso dando los porqués de varias situaciones como lesiones, parados tácticos, cambios y movimientos.

Esta es una situación, creo yo, que es poco vista o inédita en el futbol mexicano donde generalmente los técnicos son cerrados y jamás se exponen al escrutinio público o debate con los aficionados de sus equipos.

Desconozco si esta modalidad llegará a buen puerto sobre todo cuando vengan los malos resultados, pero de que ‘Chelís’ está innovando, ni duda cabe y eso es lo que lo hace diferente y crea un ambiente que al poblano en general le agrada.

La gran ventaja de este director técnico es que conoce perfectamente lo que al aficionado poblano le gusta, lo que quiere y lo que no y es ahí donde estamos parados en este momento.

La directiva actual del Puebla llegó a la Angelópolis pensando que este era un equipo normal donde se manejan ciertos códigos y formas y para su sorpresa se dieron cuenta después de un año y medio que es todo lo contario, que este en un equipo atípico y diferente, lo mismo que su afición, la cual, con la mano en la cintura, abandona las gradas para no regresar hasta que se les dé gusto y vaya que lo han comprobado.

En lo personal no sé cuánto le dure la magia al ‘Chelís’, pero de lo que sí estoy seguro es que la afición camotera prefiere perder con uno de los suyos que con un foráneo por mucho cartel que este tenga o sea quien sea.

Veremos qué se viene en las próximas fechas para el equipo de la franja y ya podremos tener una idea más clara de cómo vienen las cosas.

Lobos BUAP

En una seria disputa se encuentra el control interno de los Lobos BUAP por parte de los dueños.

El tiempo les ha demostrado que el futbol no es un juego de niños y que quien pensaba que era fácil manejarlo y ganar dinero a través de este, se equivocó.
Entiendo perfectamente la filosofía empresarial del Sr. Mario Mendívil y sus socios, exitosos en los negocios todos ellos, sin embargo, el ser exitoso en los negocios no te hace un buen directivo y menos saber a fondo de futbol.

El futbol como la política, es un arte y solo sobreviven los más capaces, los más mañosos, los que cuentan con mejores relaciones y con una intuición muy especial.

Las grillas entre el señor Mendívil, el señor Álvarez y Juan Carlos Bozikián están trastocando el ánimo de los jugadores, se mandan mensajes a través de terceros y unos dicen una cosa y otros, otra, los jugadores y cuerpo técnico ya no saben a quién hacerle caso y el descontento con Bozikián ya se trasladó de manera pública hasta las redes sociales donde se dio a conocer un audio de Paco Torres platicando con un representante y comentándole la serie de anomalías al interior de la institución.

El martes pasado el equipo se trasladó a un desayuno a casa de Manuel Lapuente en Atlixco donde supuestamente se pusieron sobre la mesa los problemas que sufre el equipo con el afán de poder resolverlos.

Bien haría el señor Mario Mendívil en hacerle caso a un viejo lobo de mar como lo es Lapuente quien se las sabe de todas, todas, y bien harían los directivos en anteponer los intereses del equipo por encima de los propios pues les recuerdo que para hacer caldo de pollo, primero se necesita tener el pollo.

Evidentemente, tras lo observado ayer, la plática en casa de Lapuente rindió frutos y los licántropos después de verse abajo en el marcador tuvieron la capacidad de remontarlo y liquidar al equipo de Puente al son de tres goles por uno.

Ojalá sea el inicio de una buena racha y los problemas de pantalón largo queden en el olvido.

Me mantengo en lo dicho, ojalá Mario Mendívil se recargue en el conocimiento de Manolo y se deje ya de cuentos e historias.

La salvación al llegar a 10 puntos está al alcance, que se logre y después a pensar en algo más.

Ojala que por el bien de la afición poblana y la comunidad universitaria, las cosas al interior de Lobos sigan por el rumbo que iniciaron ayer y se sume lo necesario para salvar a la franquicia y ya después se verá qué procede.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan
Fotos: Es Imagen / Jafet Moz / Andree Jiménez

El Barrio de El Alto

Parte de los barrios indígenas o barrios fundacionales, conformado como una comunidad auténtica, casi independiente física y funcionalmente de la ciudad, se encontraba separado por áreas y huertas y se integraba por calles reales y veredas en la época fundacional de la ciudad de Puebla.

Puebla nace como un centro de comercio entre España y la ciudad de México, pero donde se hacían las primeras vendimias entre el trayecto de Veracruz a la gran capital fue aquí mismo, por lo que el área del mercado ahora denominado El Alto, gran centro mercantil, entre lo popular y lo europeo. La tradición continua, el mercado antes de pescados y mariscos ahora se vuelve de gastronomía y cultura.

La vida de los habitantes de los barrios era sencilla, sus construcciones primerizas se levantaron con paredes de tapias o lodo comprimido, techos de dos aguas con zacate y algunas con tejamanil, puertas de madera un poco toscas y a veces ornamentadas por las manos de los artesanos del barrio.

Las fiestas religiosas tenían tanta importancia como las fiestas profanas, en San Francisco se realizaba el Vía Crucis en Semana Santa, tradición que desde hace uno o dos años se ha ido rescatando por la arquidiócesis de Puebla, las capillas se encuentran casi completas y el recorrido aún se puede realizar caminando empezando en la iglesia de San Francisco y terminando en El Calvario.

Fue el asiento físico de la Diócesis de Tlaxcala y el primer edificio catedralicio, único sitio barrial que conserva el edificio del cabildo indígena (El Portalillo) y la plaza, aunque ahora ahí se encuentra el mercado de El Alto. El diseño urbano obedece a los pequeños grupos de manzanas en torno a un conjunto conventual, la plaza y el cabildo. Dentro del conjunto se encuentran otros templos importantes como el: Ecce Homo, Santa Cruz, que da al antiguo camino real, o camino a los ranchos o haciendas de los pueblos de La Resurrección, San Sebastian de Aparicio y San Miguel Canoa, Iglesia de Fátima, Balvanera y La Candelaria de Xonaca.


Foto por Daniela Calderón

Es importante mencionar que dentro del Templo de San Francisco uno de los más importantes o emblemáticos de la zona se encuentra también la capilla del Beato Sebastián de Aparicio, dentro de lo que fuera la antigua capilla de la Virgen Conquistadora traída por Hernán Cortés cuando llego a conquistar las tierras.

Ahora conocido como centro cultural, gastronómico, hito y lugar más representativo de los famosos Mariachis y también de los Huehues, por contar con una de las cuadrillas más importantes que en esta época del año, mezclan la vida pagana y las prácticas religiosas católicas, así como el sincretismo cultural de elementos indígenas, mestizos y europeos y danzan para imitar y ridiculizar a los españoles y se dice que es en preparación para la Semana Santa.


Foto por Guillermo Reynoso

El triunvirato y la reconciliación

Hace unos días se reunieron el secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, el secretario de Finanzas y Administración, Jorge Estefan Chidiac y el exgobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad.

Hacía mucho tiempo que Gali y Estefan no se veían las caras, ambos personajes, amigos entrañables y hasta familiares políticos, se distanciaron en el 2016, merced a la campaña electoral que enfrentó a Tony en contra de Blanca Alcalá por la gubernatura de Puebla.

La última vez que Gali y Estefan se habían visto las caras había sido precisamente en un desayuno en Palacio Nacional, convocado por el entonces secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, al cual acudió el entonces gobernador de Puebla y en donde el funcionario peñista trato de mediar entre ambos amigos, previo a la campaña presidencial.

El resultado de la reunión no fue para nada bueno, porque se presentaron una serie de reproches entre ambos personajes, lo que derivó en la salida de Estefan de las oficinas del entonces secretario.

Toño Meade, quien fue candidato a la presidencia de la República por el PRI, estudió al igual que Jorge Estefan en el ITAM y desde ahí forjaron una excelente relación. Por su parte, Gali conoció a Meade a través de Rafael Moreno Valle y estableció una amistad con el funcionario, con quien coincidió en Infraestructura, la presidencia municipal de Puebla y posteriormente la gubernatura.

Lo que Meade no pudo hacer, al parecer si lo logró otro egresado del ITAM y considerado como el segundo mejor estudiante mexicano en Harvard, después de Carlos Salinas de Gortari, Fernando Manzanilla Prieto, secretario General de Gobierno.

Manzanilla ha conformado una dupla formidable con Jorge Estefan. Fernando es amigo de Gali, ambos pelearon por la designación a la candidatura del PAN a la presidencia municipal de Puebla, en la que finalmente Rafael Moreno Valle se inclinó a favor de Tony.

No obstante, Manzanilla conservó la amistad de Gali e incluso fue designado el coordinador de aquella campaña en el 2013, en donde Tony se impuso al exrector de la UAP, Enrique Agüera Ibáñez.

Más tarde, Fernando renunció a las filas de Acción Nacional y rompió con Rafael, no así con Tony con quien siempre mantuvo cercanía y comunicación.

Este reencuentro, más pudiera traducirse en un triunvirato, como en la antigua Roma, es decir, en una alianza no formal, entre estos tres poderosos personajes, cada uno en sus respectivos ámbitos y para el futuro político de Puebla.

En la antigua Roma, poco antes de que concluyera la República se llevaron a cabo este tipo de alianzas para dividirse el poder entre notables. El primer triunvirato se celebró en el año 60 A.C y terminó en el 53.

El primer triunvirato lo constituyeron Julio César, Pompeyo y Craso. César era el personaje con mayor popularidad, militar, joven y con un gran futuro, amado por sus soldados y por la plebe. Pompeyo había sido un gran general, pero su popularidad había venido en declive debido a que el Senado lo acusaba de querer convertirse en Emperador, celebres fueron los discursos dirigidos en su contra por el gran orador Cicerón, cuya muerte se le achacó a Pompeyo. Craso era también un general el cual poseía una gran fortuna producto de sus campañas militares.

El segundo triunvirato lo celebraron Octavio Augusto, sobrino de César, Marco Antonio, su mejor general, célebre por haberse casado con Cleopatra, la última gobernante de Egipto y Marco Emilio Lépido, tras la muerte de este último Octavio y Marco Antonio se repartieron el imperio quedando el occidente para el sobrino de César y el Oriente para Marco Antonio, aunque ambos terminaron chocando y Octavio derrotó a Marco Antonio para quedarse con el poder y transformarse en emperador, poniendo fin a la República.

Ahora estos tres personajes, repito, influyentes se han reencontrado de nueva cuenta y esto reitero, políticamente hablando, puede tener muchas repercusiones políticas para Puebla.

Fernando Manzanilla es un personaje a seguir, es visto como un hombre con mucho futuro político y con dos aliados de este peso, más la simpatía de casi seguro candidato de Morena a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa, este grupo político amenaza con llenar el vació que dejo el morenovallismo.

Gracias a mi Alma Mater. El sábado pasado mi Alma Mater, la Universidad Madero y el consejo de exalumnos de esta institución, tuvo a bien entregarme un reconocimiento a mi trayectoria profesional a 26 años de haber egresado de la escuela de Periodismo y Comunicación.

Muchas gracias, gracias, al rector, Job César Romero Reyes y al vicerrector, Donaciano Álvaro por la distinción, créame, este reconocimiento me obliga a cada día poner en alto el apellido de mi padre que en paz descanse y de la institución que me albergó. Gracias. Orgullosamente, “Tigre Blanco”.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Fotos: Es Imagen / Jafet Moz / Andree Jiménez

¿De qué cuero salen más correas?

Dicen que en la política puedes estirar la liga pero nunca, nunca, nunca romperla. La puja por la candidatura a la gubernatura en Morena ha llevado a los simpatizantes de Alejandro Armenta Mier a un punto en el que parecería que su intención es reventarla. Cada nuevo día nos enteramos que diputados y seguidores del senador tienen quejas y acusaciones contra sus adversarios y a veces, incluso, contra funcionarios del gobierno del estado.

“Le están rascando las bolas al tigre”, diría el clásico y sino buscan un canal de intermediación y todos los días se confrontan internamente pudiera haber consecuencias. Si lo que se pretendía era una o dos secretarías en el gabinete de Puebla, en caso de ganar Morena, pudieran reducirse a unas simples direcciones o empleos menores.

No obstante, quien sí ha cambiado su discurso es Luis Miguel Barbosa Huerta. Ya comenzó a operar políticamente y sin reflectores pues cuida los tiempos y las formas. Su mensaje de la reconciliación no es demagogia: está tendiendo puentes con muchos sectores sociales que se confrontaron y dividieron, primero por la lucha electoral del año pasado y después por el trágico accidente del 24 de diciembre.

Ha fumado la pipa de la paz, incluso, con gente que lo atacó en la campaña pasada y ese ya es una buena señal de su parte.

Está tejiendo fino y evita confrontarse con Alejandro Armenta, es más, tanto él como sus operadores se expresan bien del senador en público a fin de no generar polémica, en cambio, los seguidores de éste último denuestan el trabajo, incluso, de las encuestadoras que han puesto por encima a Barbosa. Tratan en redes sociales de dañar su imagen, todos los días a todas horas.

Sin embargo, Barbosa tiene a su favor la experiencia de una reciente campaña estatal por la gubernatura, ya conoció las estructuras de su partido, y ya está vacunado contra cualquier ataque, pues el morenovallismo nunca lo aplastó. Es más, ahora ya ni siquiera hay morenovallismo.

El hecho de haber contendido contra Martha Erika Alonso lo hizo darse a conocer, la misma guerra sucia que se usó contra Barbosa fue publicidad y si algo tenemos los mexicanos es una corta memoria, la guerra solo fue para el círculo rojo, pero la imagen del tehuacanense se hizo viral. Es el más conocido en este momento. Lo que en un momento pudo ser malo ahora puede ser bueno.

Además, ya no tienen armamento ni misiles sus contendientes. De ahí se entiende por qué va arriba en las preferencias electorales.

El año pasado, cuando llegó a Puebla para la contienda, traía muchísimos amarres nacionales por su paso en el Senado como líder parlamentario, fue parte de la burbuja perredista cuando era aliado de Los Chuchos, pero no conocía al cien el mercado local en ese momento. Ahora, las cosas han cambiado: conoce a los grupos políticos, empresariales y sociales. Trae consigo una estructura más allá de Morena y cada día la hace más amplia.

No se ha peleado ni con el gobernador interino ni con el secretario de Gobernación Fernando Manzanilla ni con nadie de ese gabinete, a diferencia de los diputados que respaldan a Alejandro Armenta. Tiene gente, incluso, en el ayuntamiento de Puebla, pese a que la alcaldesa Claudia Rivera prefiere ir con el senador.

A Barbosa lo respaldan varios diputados locales y federales. Y hasta el momento en todas las encuestas serias va a la cabeza.

Aquí el único problema es que mientras el CEN de Morena no dé a un ganador, las diferencias entre sus militantes pueden arreciar más y provocar una división que afecte hasta los comicios de junio y ese escenario no le conviene ni a Barbosa ni a Armenta, es más, a nadie. Solo a José Juan Espinosa quien hace todo lo posible por reventar a la cuarta transformación poblana.

Estrategias de campaña, chí, como ño

Dicen que sacar los espectaculares de Armenta Automotriz hará que gane el senador en las encuestas de Palacio Nacional (chi, como ño), falta que diga a quien se le haya ocurrido tan “brillante” idea mande a hacer unos anuncios de chiles La Morena para que la gente vote y le den puro… picante en vinagre. No sería malo que ese asesor también le recomiende a Jorge Aguilar Chedraui que saque unos de “En Chedraui cuesta menos” y pum güey, “ganamos la elección”.

Chí, como ño.

Ilustración: Alejandro Medina

Los renegados

Del oportunismo al “no me acuerdo” hay un breve espacio para identificar a todos los camaleones que se alistan para la metamorfosis política de cambio de camiseta.

Ellos son los renegados, los mismos que son damnificados del morenovallismo, desertores del tricolor y desempleados de la chiquillada política que fungen como scorts de las coaliciones políticas para irse con el mejor postor.

Así son ellos, todos han enfocados sus baterías a Morena, algunos con Barbosa y otros con Armenta, pero invariablemente buscando el derecho de piso que les permita subirse a la tabla de salvación que implica seguir viviendo del presupuesto.

En Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, el Verde Ecologista, el casi inexistente Compromiso por Puebla se siente el movimiento, el nerviosismo, la búsqueda de “conectes” para amarrar los acercamientos con los grupos de quienes hoy se disputan la candidatura a la gubernatura en el partido del Presidente AMLO.

Muchos de estos oportunistas, acumularon fobias contra un partido al que minimizaban y que hoy tienen en la mira para colarse donde se pueda o donde se dejen.

Deambulan en reuniones para seguirle la pista a Barbosa o Armenta, hablan con operadores para “venderse” como buenos brokers de esas militancias flotantes que según ellos pueden seguir controlando.

Algunos hacen valer su “chapulinismo” al haber pasado por el PRI, PRD, PAN, la chiquillada, hasta buscar llegar a infiltrarse en el morenismo.

Y de las renegadas mucho que decir, pues muchas se quedaron en el camino, sin chamba, sin novio, sin padrinos y hasta sin amigos.

Otras, después de haber hecho sus campañas verdes andan montadas en varias puestas en escena con temas de género para amagar funcionarios que puedan comprar la idea de colocarlas en la burocracia por venir.

Es muy desafortunado ver en un partido como Morena la invasión de todos estos oportunistas que se alistan a cambiar de camiseta con la única finalidad de montarse en el tsunami guinda que se avecina en Puebla.

Es la desafortunada inercia oportunista en la víspera de la definición de una candidatura que si bien algunos la catalogan como “cantada” otros más se reservan el pronóstico no de lo que se pueda definir, sino de lo que se logre dividir.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Ilustración: Alejandro Medina

Se confirma la traición de Marko Cortés

Lo que adelantamos hace tiempo en este mismo espacio se confirma, el líder nacional del PAN, Marko Cortés, entregó Puebla a cambio de que su partido retuviera el control de Baja California, entidad que fue la primera en ser ganada por un partido de oposición al PRI.

El propio dirigente nacional del PAN confirmó esta versión, al señalar que para Acción Nacional Puebla no era prioridad ya que estaba perdida y que ahora todos los esfuerzos del panismo se iban a concentrar en mantener Baja California.

Luego de la muerte de Rafael y Martha Erika mucho se habló de que Acción Nacional había solicitado vía Gobernación, con Olga Sánchez, el que Acción Nacional mantuviera en sus manos el gobierno de la entidad a través de un interino, a fin respetar a los acaecidos.

Misteriosamente, Marko Cortés y el PAN dejaron correr la gubernatura interina, no metieron las manos en el proceso y buscaron tratar de culpar a personajes locales, como el entonces coordinador de los diputados del albiazul, Marcelo García, para tratar de desviar la atención.

Ahora ya quedó claro que el verdadero traidor a la causa albiazul fue el propio líder nacional el PAN, quien puso por encima los intereses de los panistas de Baja California, por los de los poblanos.

Para Marko Cortés fue más importante el enfocarse en Baja California, la primera entidad ganada por un partido opositor al PRI, con su entonces candidato Ernesto Ruffo Apel, que tratar de mantener el quinto padrón electoral más importante del país.

A ver qué tal le salen las cosas al dirigente nacional del PAN, no vaya a ser que en una de esas pierda las dos entidades y entonces sí que estará en riesgo su permanencia al frente del CEN del albiazul, porque se habrá quedado sin nada.

Cortés, empleado de Ricardo Anaya, fue uno de los grandes beneficiarios de la muerte de Rafael y Martha, sin la sombre del poblano encima, ahora este grupo político, puede hacer y deshacer con las siglas de Acción Nacional, sin que nadie les diga absolutamente nada.

Resulta inverosímil la versión de que el entonces coordinador de los diputados del PAN, Marcelo García, haya desobedecido las indicaciones del CEN en la elección del gobernador interino de Puebla, aquí si hay un traidor, queda claro que este se llama Marko Cortés, no hay que buscarla mucho y los resultados que entregue, sin duda ratificaran lo que en este mismo espacio hemos señalado.

Nada detiene los asaltos al transporte público. De verdad resulta lamentable la ola de asaltos al transporte público que azota a la ciudad de Puebla, ante la pasividad de las autoridades capitalinas encargadas de la seguridad pública.

No es posible que no encuentren una estrategia precisa, para poder frenar la ola delictiva, la cual tan solo el día de ayer, registro 7 asaltos a diferentes rutas del transporte público ante la pasividad de las autoridades.

Resulta increíble que con tanta tecnología a la mano por parte de los transportistas y de las autoridades, no se hayan establecido estrategias eficientes para disuadir a la delincuencia, la cual trae en jaque a la policía municipal y siembra pánico entre los usuarios.

Existen polígonos claramente establecidos en donde operan estos grupos de delincuencia, ante lo que parece ser la pasividad, por no decir, complicidad de las autoridades del área.

Puebla exige ya, que cuanto antes se le ponga un freno a la delincuencia y si no puede la titular de la secretaría de Seguridad Pública municipal, pues entonces que renuncie y entre alguien que si pueda hacerlo al relevo. Los ciudadanos, no pueden seguir siendo rehenes de los delincuentes.

Hoy en Puebla ya se respira miedo al salir a la calle y esto por ningún motivo debemos de permitirlo.

Así fue como comenzaron a perder la batalla ciudades como Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa y otras más de nuestro país y ha costado años restablecer el orden, veamos en ese espejo.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Ilustración: Alejandro Medina

En busca de la paz y la reconciliación

Puebla lleva más de 13 años de convulsión política.

Nadie puede olvidar que la tranquilidad se terminó exactamente hacia 13 años, un 14 de febrero del 2006, cuando el periódico La Jornada destacó a ocho columnas la grabación de una conversación entre el entonces gobernador, Mario Marín Torres y el empresario, Kamel Nacif Borge, quienes hablaban de la detención ilegal de la periodista Lydia Cacho.

Ese evento cambió para siempre la historia de Puebla, fue el inicio de la polarización de la sociedad poblana, la cual había sepultado por casi 30 años, los odios y los rencores que trajo consigo la lucha entre los FUAS y los Carolinos.

Gran parte de la inestabilidad ha sido producto de los sueños y ambición de los exgobernadores, que llegando a Casa Puebla buscaron después poder alcanzar Los Pinos.

Manuel Bartlett Díaz fue el primero en ver la gubernatura como la plataforma ideal para de ahí buscar hacerse de la candidatura del PRI a la Presidencia de la República.

Bartlett no tuvo ciertamente tanta inestabilidad, pero si abdicó a su derecho a nombrar sucesor en la persona de José Luis Flores Hernández y abrirle el camino a Melquiades Morales Flores, a través de la “democratización” del PRI, lo cual condujo al partidazo a su decadencia.

Marín como ya lo mencionamos, sucedió a Melquiades Morales Flores y de inmediato, sus más cercanos colaboradores lo comenzaron a ver como un personaje “candidateable” a Los Pinos. “Es el nuevo Benito Juárez”, le decía.

Posiblemente esa ambición, ese sueño de poder mencionado en voz alta, fue lo que desató los demonios que golpearon a Puebla en el 2006 y cuya “caja de Pandora” repito, se abrió el 14 de febrero del 2006.

Puebla entró en una polarización similar a la que se vivió el año pasado, la cual solo se superó tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, mediante la cual, se determinó que Marín, no incurrió en violaciones graves a los derechos humanos de la periodista.

Ahí quedaron sepultados sus sueños presidenciales y sucesorios en la persona de Javier López Zavala.

La coyuntura le abrió la puerta a otro grupo compuesta por un puñado de entonces jóvenes ambiciosos, preparados en su mayoría en las mejores escuelas del mundo.

El famoso grupo Finanzas, a la cabeza de Rafael Moreno Valle, le arrebató el poder al marinismo y soñó también en poder llegar a Los Pinos, pero la empresa misma, marco el principio del fin de quien fuera la cabeza y el artífice de todas las victorias, Rafael.

Consiguió ser el primer gobernador en mucho tiempo en dejar a su sucesor, logró también el que su esposa ganara el proceso electoral más disputado en los últimos años, pero como si esto fuera una maldición, termino pagando con su vida el precio de cada uno de sus triunfos.

Su muerte abrió un vació de poder como pocas veces se vio en la historia de Puebla, pero como todo, nada es eterno.

Ahora, Puebla aspira a tener un gobernador que no busque, ni sueñe con la presidencia de la República, que se aboque a recuperar la paz y la tranquilidad perdida.

Puebla busca un personaje dispuesto a encabezar, como lo hiciera el doctor Toxqui en su tiempo, la reconciliación.

Que regresemos al ser el “edén subvertido”, la Puebla la de paz y de la reconciliación, palabra clave en el futuro de la entidad.

Apuntes sobre Esteban Moctezuma.
Injustamente se le ha acusado, el titular de la SEP federal, Esteban Moctezuma Barragán, de no estar titulado, lo cual constituye un manejo tendencioso de la información.

Moctezuma es licenciado en Economía por parte de la máxima casa de estudios, la UNAM y no tiene nada que ver con el caso de Fausto Alzati, con lo cual se busca confundir a la opinión pública.

Esteban es maestro en filosofía por Cambrige graduado en 1979, con un doctorado honoris causa por la Universidad de Chiapas y un diplomado en desarrollo regional realizado en Tokio.

Cabe señalar que el mismo aclaró que lo que no ha terminado es su segunda carrera en derecho. Esa es la pura verdad.

El adiós de un profesional. Es un hecho que en los próximos días, Armando Rocha dejará la dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla.

Armando es un profesional de su área y en la medida de lo posible trató de hacer un trabajo eficiente en la labor que le fue designada.

Mucho éxito mi querido Armando, estoy seguro de que seguiremos en contacto. Hasta luego.

Marcelo, el más deseado. El diputado local, Marcelo García Almaguer, ex coordinador de la bancada del PAN en el Congreso, ha recibido múltiples invitaciones para incorporarse a otros grupos parlamentarios, luego de haberse declarado independiente.

Marcelo he demostrado su valor, en un momento clave políticamente hablando para Puebla, de ahí que aunque no haya sido valorado por su expartido, ahora se le multipliquen las invitaciones.

Nuevo lanzamiento. El empresario Eduardo García Suárez y su hermano Juan, incursionan con un nuevo producto, la línea de Rivera Puebla, empresa líder en el diseño, fabricación y comercialización de productos para la solución de espacios funcionales.

La inauguración de sus nuevas oficinas será el próximo día 20 de este mes. Éxito a mis amigos Yayo, Juan y sus socios.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Morena Puebla, todos contra todos

Las guerras internas de Morena Puebla están bien sabrosas: todos los días sin excepción hay una noticia en el que se acusan mutuamente ya sean líderes, regidores, alcaldes, candidatos a la gubernatura y diputados locales. En ese partido no hay autoridad ni quien funja como mediador, podríamos asegurar que incluso no se hace política pues queda en evidencia que no hay un proyecto, que la cuarta transformación es solo en discursos y en la ciudad de México, aquí es un todos contra todos.

Es más importante el poder por el poder, la chamba, la dieta, y al final los ciudadanos.

Morena es la nave de los locos: hubo un motín en el psiquiátrico. Fue tomado por la fuerza, ahora los directivos están con camisas de fuerza mientras que los enfermos mentales tienen el control del manicomio. Y a pesar de ello, si hoy fueran los comicios estatales extraordinarios ganaría el partido de López Obrador dos a uno contra el más cercano contendiente.

En el recuento de los enfrentamientos: Claudia Rivera tiene a un grupo de cinco regidores que ya le declararon la guerra. La presidenta ahora es víctima de la lucha por la candidatura al gobierno del estado. Rivera ya tenía diferencias con Luis Miguel Barbosa. Yeidckol Polevnsky nunca logró congeniar con la presidenta.

En concreto Roberto Esponda, famoso por arrancarle los pantalones y cinturón de un solo tirón a un funcionario de la Fepade, fue quien levantó las banderas de guerra y lidera a sus otros cuatro compañeros de cabildo.

Ayer mismo, vimos a José Juan Espinosa primero hacerse a un lado de la presidencia de la mesa directiva del Congreso del estado porque Gabriel Biestro ya le corrió a varios de sus operadores políticos. Más tarde, escuchamos la declaración del JJ contra el secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto y que le pide que saque las manos del proceso electoral.

Desde hace tiempo se veía venir la lucha entre Biestro y José Juan, sobre todo por el protagonismo de este último que ponía al primero como de ornato. La lucha de egos y de poder al interior del Congreso está que arde.

Cómo no recordar cuando Héctor Alonso le hizo al médico y mandó a enfermar a Luis Miguel Barbosa, diciéndole: ciego, sordo y diabético, en el ánimo de impulsar a Armenta. Ayer, el diputado Emilio Maurer, famoso por sus mentadas de madre en redes sociales, ya le pidió a Ricardo Monreal que deje de apoyar a Armenta, por cierto.

El martes pasado por la mañana un grupo de legisladores encabezados por Raymundo Atanasio Luna presentaron una denuncia porque supuestamente se está presionando a los alcaldes para que voten por Luis Miguel Barbosa. Y ese mismo día llegó la “pinche señal” una denuncia de Morena contra el senador Alejandro Armenta por actos anticipados de campaña y porque usó recursos públicos como el canal del senado para promover sus aspiraciones.

La conclusión a todo esto es que no hay líder ni proyecto en Morena, que el delegado del CEN, Mario Bracamonte fue totalmente rebasado, que las pugnas internas de continuar podrían empezar a generar fisuras con rumbo al proceso electoral, tienen la ventaja que el PAN está desfondado y que se lo llevó “La Tristeza”, pues lo dirige Genoveva Huerta.

Es una lucha del poder por el poder. Los ciudadanos solo somos convidados de piedra en su circo romano. Y todos los líderes y representantes están igual. No hay nadie que dé un golpe en la mesa y logre una conciliación. ¿Cómo quieren reconciliarse con la ciudadanía si no se ponen de acuerdo entre ellos?

No es que esté mal que estén peleados, es su vida y muy sus arranques, el problema es la gobernabilidad. Como diría el clásico: “¿y las criaturas? (ciudadanos)”.

Buenas noticias para Luis Miguel Barbosa

Pero independientemente de los enfrentamientos que sostienen en ese partido, el cuasi candidato a la gubernatura por Morena se anotó un diez al llamar al contador Javier Luna en su equipo de campaña. Los que somos poblanos sabemos del profesionalismo de Javier.

Enhorabuena.

El fracaso de las administraciones municipales de Morena

Un alto costo político deberá de pagar en un futuro el partido del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en Puebla, luego de que las administraciones municipales emanadas de este partido en su mayoría, han sido un fracaso.

Claro ejemplo de esto son las gestiones municipales de Puebla, San Andrés Cholula, Huejotzingo, Cuautlancingo, Coronango y Tecamachalco, todas muy cercanas a la zona conurbada de la capital del estado.

Las alcaldesas Claudia Rivera Vivanco, Karina (la espuria) Pérez Popoca, Angélica Alvarado, María Guadalupe Daniel Hernández y Marisol Cruz García, son el mejor ejemplo de la falta de oficio político, lo cual se ha convertido en el talón de Aquiles de estás administraciones emanadas de la 4T.

La inseguridad ha puesto en jaque a las bisoñas autoridades, las cuales no han podido dar respuesta al incremento de los robos, asaltos y asesinatos que se registran día a día en la zona conurbada, la cual se ha convertido en una de las más peligrosas del estado.

Ninguna de estas alcaldesas (solo el de Coronango es hombre, Antonio Teutli), ha cumplido con las expectativas generadas por la “ola lopezobradorista”; la cual, prometió un cambio verdadero que no se ve en los hechos.

Ya no hablemos de los altos sueldos de los funcionarios, los cuales viven en la impunidad total, como en el caso de san Andrés Cholula, donde Pérez Popoca, quien llegó vía un gran fraude, ha instalado junto con los Xicale un cacicazgo brutal, el cual busca perpetuarse en este municipio, por supuesto a base de trampas e intimidación.

La ingobernabilidad se pasea en cada una de las calles de estos ayuntamientos, en donde la austeridad republicana brilla por su ausencia, ya que se mantiene los mismos privilegios de las anteriores administraciones, pero con nuevos actores.

Las comunidades siguen en el abandono total, esto tampoco es totalmente la culpa de las autoridades municipales, la federación prácticamente no existe en Puebla, el súper delegado Rodrigo Abdala, no opera nada, no ata, ni desata, no hay programas o al menos no se ven en la práctica.

La inestabilidad que vivió el estado tras los comicios del año pasado y luego con la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso, abrió un vació que generó en una buena parte de estos problemas, pero también es un hecho que hay novatez e incapacidad por parte de muchas de estas autoridades.

Además, algunas alcaldesas dan la impresión de haber perdido la brújula, de subirse a su ladrillo y marearse con todo lo que ha pasado a su alrededor, pero sobre todo, de la forma en que han cambiado sus vidas.

Afortunadamente, la llegada de Fernando Manzanilla a la secretaria General de Gobierno es una señal alentadora para ver si ahora si pone a trabajar a estos personajes, quienes tienen sumida en la inseguridad a la zona económica más importante del estado.

Muchas de estas autoridades siguen confundidas, creen que la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, también las protege a ellas, lo cual es totalmente falso.

El ejecutivo federal tiene una muy alta calificación de más del 80 por ciento, porque él ha construido su propia figura, en tanto, que las autoridades municipales, están reprobadas y solo conservan el control de sus respectivas demarcaciones, merced a sus operadores, porque ya perdieron el respaldo popular.

El “manto sagrado” de López Obrador no les va a alcanzar para que sean cubiertos todos sus desaciertos y eso es algo en lo que se deben de poner a trabajar las actuales autoridades municipales, las cuales aún tienen mucho camino por recorrer.

Esperemos que a partir del 1 de agosto, cuando ya haya un gobernador o gobernadora electo, Puebla entre por fin a un periodo de estabilidad y en donde las autoridades municipales, se pongan también a trabajar en medio de la inseguridad que azota a la entidad.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

El fuego amigo de Morena (que no es tan amigo)

La guerra entre la gente de Morena en Puebla se basa en las diferencias que sostienen los siguientes personajes: César Yañez, Dulce Silva, Yeidckol Polevnsky y Ricardo Monreal. A Yeidckol la apoya directamente el presidente López Obrador. Los demás quieren ejercer presión a través de Alejandro Armenta y en un ámbito menor con la alcaldesa Claudia Rivera. La película se llama todos unidos contra Polevnsky, que significa todos unidos contra ya saben quién.

Como bien dice mi compañero y amigo Ricardo Morales: no se hagan bolas.

La diferencia que existe entre cinco regidores de Morena y su alcaldesa Claudia Rivera, se inscribe en la guerra por la contienda interna a la gubernatura. Esa guerra que inició desde el año pasado y que cada vez va arreciando.

Claudia Rivera se alió a Armenta porque desde el año pasado no pudo contra Barbosa y Barbosa no pudo contra Rivera. La alcaldesa para ganarle la jugada al oriundo de Tehuacán prefirió irse con el senador Alejandro Armenta quien tiene de soportes a César Yañez y su esposa, además de Ricardo Monreal. Los enemigos de mis enemigos son mis amigos, reza el dicho popular. Solo que al hacer esto es una afrenta contra el líder de la llamada Cuarta Transformación.

Durante la campaña del año pasado, el equipo de Rivera Vivanco acusaba al candidato a gobernador de ser marinista y este siempre señaló a la edil de ser morenovallista y recibir dinero de ese grupo político. Es decir, era una lucha para demostrar cuál de los dos grupos estaba más intervenido.

Ahora, los cinco regidores de Morena que crearon un bloque en el cabildo contra la alcaldesa solo se inscribe en esta batalla entre Barbosa y Vivanco. Barbosa, como bien sabemos respaldado por Polevnsky y la edil, apoyada por la pareja Yañez-Silva.

Independientemente de esas diferencias que se inscriben en la contienda estatal y de rencillas y viejas facturas por cobrar, la operación política del municipio fue puesta en duda y en evidencia, pues si bien por ley ningún regidor está por encima de otro, en la práctica es distinto: se ve y se lee mal que no haya orden en un cabildo. Se percibe falta de operación y conciliación cuando los regidores del mismo partido le dan la espalda a su presidente.

¿Quién opera políticamente el Cabildo?

¿La secretaria general?

¿El secretario de Gobernación?

¿El síndico municipal?

¿El jefe de la oficina de la Presidencia Municipal?

Quien sea el responsable de operar el cabildo le ha faltado tino y experiencia ya que pone en mal el trabajo de Claudia Rivera. Una cosa es que su oposición la ataque y eso es lo esperado, pero otra muy distinta es que haya fuego amigo que ya no es tan amigo, pero es desde adentro, pues ese es demoledor.

No es la primera vez que ocurre que a un edil le den la espalda los regidores de su partido: le ocurrió a Gabriel Hinojosa, a Luis Paredes y a Eduardo Rivera, solo que en este último caso se sabía que era por órdenes de Casa Puebla y en todos los casos fue al final de su administración, no al inicio.

A Claudia Rivera le pasó al arranque e independientemente de si hay o no mano negra detrás de sus correligionarios pone en evidencia falta de talento y de conciliación, ya que pudieron anticipar un escenario así.

Es urgente que los operadores de la alcaldesa se pongan las pilas porque quien paga los platos rotos es ella y no quienes carecen de pericia. Además de eso y más allá de los tintes electorales, los encargados no han visto que todo lo que ganaron el uno de julio lo pueden perder sino aprenden a gobernar, incluso, internamente.

Traicionan, por omisión, a su jefa.

Puebla, a un paso de la 4T

El morenovallismo desapareció solo porque muchas de las lealtades estaban basadas en el dinero. Los militantes del PAN y de la corriente citada solo se dedicaron a hacer billetes, fueron pocos los que verdaderamente creyeron en un proyecto, muy pocos, pero los hay que sí fueron leales a la pareja Alonso- Moreno Valle.

Muchos se resguardaron para cuidar lo que hicieron económicamente durante los ocho años que duró el morenovallismo. Otros, los más leales, se retiraron de las contiendas políticas porque sabían que es temporada de patos: hay caza.

Perdón por lo que voy a escribir: he descubierto a muchos seguidores de doña Marta Erika Alonso, y muchos opositores a Rafael Moreno Valle; a la primera la querían en serio, al segundo lo respetaban por miedo y porque los tenía espiados. No obstante, eso ya se acabó, solo los muy cercanos le rinden pleitesía, los demás están en espera que no los den de baja en la cuarta transformación.

Hay morenovallistas que están buscando el perdón con Morena. No se puede decir si es bueno o es malo, solo se puede decir que es.

El PAN está perdido, sin rumbo y sin dirección. Marko Cortés es un dirigente sin liderazgo se queja porque sus diputados eligieron a don Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino en vez de Jesús Rodríguez Almeida, pero no obstante, nunca supo leer que ese acuerdo de Morena con el PRI vino desde que se signó el tema de la Guardia nacional el Congreso de la Unión.

Marko Cortés es un dirigente, que no líder, que tiene la sensibilidad de un carnicero: vemos una guerra todos los días en redes contra AMLO sin aliados y sin ningún resultado, así como van las cosas estamos ciertos de que puede perder la elección poblana y la de Baja California y aún no le cae el veinte.

Por otro lado, Si bien el priista más morenovallista era Miguel Ángel Osorio Chong y que participó en las mesas de Bucareli para designar al gobierno interino de Puebla, también es cierto que entendió que después del 24 de diciembre, después del terrible accidente jamás aclarado, las condiciones no les favorecían por lo que lo más conveniente era transitar a un gobierno que pacificara y que no confrontara.

En el caso del PAN estatal, sus discursos los dejan mal parados, primero aseguraron que lo mejor era no participar en el próximo proceso electoral, y los puso, porque ellos así lo quisieron, como perdedores.

Además, hubo una cacería contra Marcelo García Almaguer, sin medir las consecuencias, que salieron más raspados en imagen, pues podrán o no estar de acuerdo, pero el citado legislador tenía más nivel que los otros albiazules que se quedaron en la bancada.

Puebla es de Morena y no es que estemos o no de acuerdo, la cuarta transformación nos alcanzó. Una cosa es lo que pensemos en el círculo rojo y otra es lo que piense el ciudadano de a pie, que no necesariamente coincide con el círculo rojo.

Ilustración: Alejandro Medina

En sus marcas

El banderazo de salida está prácticamente dado, la contienda por Casa Puebla inicia con un muy claro favorito Morena y su aspirante, el ex senador de la República, Luis Miguel Barbosa Huerta, quien solo tiene por delante, el resolver la pugna al interior de su partido.

De hecho, Barbosa está a la espera de la publicación de la convocatoria de su partido, misma que se espera se emita entre hoy martes o el próximo miércoles a más tardar.

Los periodos establecidos para el proceso electoral de este año por parte del INE son muy claros y específicos y forman parte del calendario electoral dado a conocer hace unos días y que adelante a través de mis redes sociales.

El proceso de selección de candidatos se realizará 6 de febrero al 9 de febrero. La resolución de la dirección de prerrogativas y partidos políticos sobre el proceso de selección de candidatos, será del 9 de al 14 de febrero

La expedición de convocatoria de proceso de selección interna se llevará a cabo del 10 de febrero al 15 de febrero. La Solicitud de registro de precandidatos ante el órgano interno tiene como fechas del 11 de al 19 de febrero.

La resolución sobre el registro de precandidatos por el órgano partidario competente tiene como plazo del 12 y hasta el 20 de febrero.

De la misma forma, las sustituciones de candidatos se podrán realizar del 13 de febrero al 2 de marzo. Para que el registro de precandidatos en el sistema nacional de registro se efectúe del 13 de febrero al 3 de marzo.

Las precampañas se llevarán a cabo del 21 de febrero al 2 de marzo. En tanto, la jornada comicial interna de los partidos políticos será del 3 de marzo al 5 de ese mismo mes.

La resolución de medios de impugnación contará a más tardar 14 días después de la jornada comicial o asamblea interna. (18 de marzo) El registro de candidatos se podrá efectuar del 19 de marzo al 23 del mismo mes, para que las campañas se desarrollen del 31 de marzo al 29 de Mayo y la Jornada electoral se realice el domingo 2 de junio y el nuevo gobernador de Puebla tome posesión de su cargo el 1 de agosto.

La ventaja que tiene el ex legislador una vez que ya no está en el camino Rafael Moreno Valle, es muy amplia y prácticamente sin oposición enfrente, merced a la forma en que se desarticularon sus principales opositores, luego del accidente del 24 de diciembre del año pasado. Así lo confirmó la nueva encuesta de Mas Data a cargo de José Zenteno.

Las condiciones están dadas, aunque por supuesto que se tiene que ir a la contienda con un priismo totalmente entregado y desarticulado y un panismo, sin cerebro y sin alma para poder competir en esta elección, tras la muerte de Martha y Rafael.

El disparo de salida y los meses por venir solo servirán para que Puebla entre en un periodo de paz y de transición política.

Incluso, se habla de que algunos personajes de la actual administración estatal como Fernando Manzanilla y Jorge Estefan Chidiac puedan repetir en su cargos, en caso de que Barbosa obtenga el triunfo en los comicios extraordinarios.

La política es tiempos, de momentos y de circunstancias, Puebla viró en 360 grados y ahora la situación le sonríe a Morena, quien reitero, solo tiene que resolver su acertijo interno, el cual favorecerá a Luis Miguel Barbosa y el resto ya solo será cumplir con los tiempos, les guste o no a muchos.

La razón de la sinrazón. De verdad que a veces uno no entiende a los políticos.

La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, ha dado una clara muestra de no entender lo que hoy demanda de manera real la ciudadanía, al insistir en realizar un viaje sin sentido a la ciudad de Viena, Austria, cuando la ciudad se sume en la inseguridad, la inestabilidad política y el desorden.

Por mucho que la alcaldesa argumente razones de estado para ir a este encuentro de ciudades patrimonio, a la gente le queda claro que hay otras prioridades y no precisamente las que dicta la agenda de la responsable de la cuarta ciudad más importante del país.

A ver si no le sale caro está salida a la presidenta municipal de Puebla, quien en los hechos no se ha distanciado mucho de lo hecho por sus antecesores.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Foto: Es Imagen

¡Puebla ganó! Normal

Sucede muy a menudo, un equipo que con determinado técnico parece que no tienen solución llega otro y resulta que sí sabían jugar y que incluso son capaces de ganarle al más pintado, incluso jugando como visitantes.

Así sucedió en el debut medio escondido de José Luis Juan Sánchez Solá ‘Chelís’ que, sin trabajo de por medio y con la sola presencia fue suficiente para motivar a unos jugadores que venían de ser goleados en casa una semana antes.

Quedó en evidencia lo que les venía comentando semanas atrás sobre la mala relación de los jugadores camoteros con el anterior cuerpo técnico y en especial con el auxiliar Juan Reinoso, a quien el ‘Ojitos’ jamás pudo o quiso desplazar para tratar de salvar la chamba.

Generalmente los directores técnicos caen más por necedad que por falta de capacidad, son caprichosos, necios y casi siempre se sienten dueños de la verdad, al final es inútil advertirles lo que está pasando pues hacen oídos sordos, terminan por sucumbir en su propia necedad y son despedidos.

Chelís tiene un verdadero compromiso en sus manos ya que después de dos o tres partidos, el tema de la motivación y la novedad quedará en el olvido y será ahí si la capacidad que él demuestre para mantener unido al grupo y por ende jugar un buen futbol, le repercuta en triunfos y puntos, lo cual le permitirá de inicio escalar posiciones y aún aspirar a una posible calificación y de la mano va su permanencia con técnico de la escuadra.

Sin duda un acierto la llegada de Damián ‘Ruso’ Zamogilny quien es recordado con cariño por la afición y además su amor por la escuadra no está en duda y será un buen aporte por la garra que representa.

Además, la llegada del otro ‘Ruso’ de apellido Peña quien salió del área de inteligencia deportiva para ayudar al ‘Chelas’ a mantener la unión y armonía al interior del vestidor.

Octavio’ Picas’ Becerril fue puesto en el cuerpo técnico de Meza por Ángel ‘Rambo’ Sosa y se le considera así como a Sánchez Barrera como una pieza institucional y se quedara a apoyar al Chelís en la cuestión táctica.

Por lo demás, será labor del técnico el lograr un buen funcionamiento y empezar a ganar y sumar desde este próximo viernes cuando reciban al complicado Pachuca quienes cuentan con un verdadero arsenal al frente y será una muy buena prueba sobre todo para los jugadores donde querrán demostrar que no son tan malos como se mostraban con Meza y que son capaces de lograr los objetivos.


Lobos BUAP

Se sabía que era una visita complicada a Monterrey y que cualquier resultado fuera de la derrota sería una verdadera sorpresa, sin embargo, algo está pasando al interior de la escuadra pues tampoco podemos dejar de lado que de los últimos doce puntos se ha obtenido solo uno y eso ya es preocupante.

Se habla de alguna molestia contra la directiva por parte de los jugadores y de verdad espero que quien mande ahí, tome decisiones y no permita que el equipo se derrumbe como sucedió hace un año, es vital que la gente de experiencia como Manuel Lapuente, saquen el colmillo y arreglen la problemática antes que el barco haga agua.

Es verdad que Veracruz no da una pero también lo es el hecho de que si Lobos no suma cierta cantidad de puntos descenderá irremediablemente, así es que a corregir y tratar de ganarle a unos desesperados Gallos de Querétaro que acumulan seis derrotas consecutivas y vendrán con todo para tratar de sumar sus primeros puntos.

Si los de la BUAP se aplican, sacarán tres puntos que serán valiosísimos, pero si continúan con esa mentalidad desconocida, volverán a padecer.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Política, pragmatismo puro

Desde hace tiempo se ha comentado que el siglo XXI en México se ha caracterizado por el ser el del fin de las ideologías.

Actualmente todos los partidos políticos son una mezcla extraña de intereses que viran de un lado al otro, dejando completamente a un lado el aspecto ideológico que tanto caracterizó la pugna en México durante los siglos XIX y XX.

Salvo mejor opinión, todos los partidos políticos han dejado a un lado su ideología y hoy se guían simple y sencillamente por los intereses del grupo hegemónico, el cual suele signar alianzas que a veces parecieran ser inverosímiles.

Hoy Morena es el claro ejemplo de ese pragmatismo que invadió a todos los partidos políticos y que como su nombre lo indica, más que un partido es un Movimiento en donde confluyen todo tipo de ideologías e intereses.

Es tal la mezcla de personajes que llegaron a Morena proveniente de los más diversos partidos, que hoy ya muchos se pregunta de manera valida, si este movimiento representa realmente a la izquierda mexicana o que es realmente este partido.

Todo lo anterior viene a colación, por el interés de otras fuerzas políticas, para sumarse a Morena en la elección extraordinaria que habrá de celebrarse en Puebla, lo cual se traduce en verdadero oportunismo.

¿Qué tanto necesita realmente a estas fuerzas políticas? Esa es una buena pregunta, si se toma en cuenta que solito, este partido le saca más de 30 puntos de ventaja en todas y cada una de las encuestas a su más cercano contendiente que es el partido Acción Nacional.

¿Cuánto le pueden aportar un partido como el Verde y el PRD hoy a Morena? ¿Los necesita realmente? Creo que esas son algunas de las preguntas que se deberá de contestar la dirigencia nacional de este partido y quién vaya a ser el candidato a la gubernatura para la elección extraordinaria del próximo 2 de junio.

Y es que resulta hasta ofensivo para el electorado el que partidos como el Verde, que en el pasado proceso electoral jugaron para el moerenovallismo, ahora de forma más que oportunista, busquen sumarse ahora a Morena, por favor, tantita dignidad.

Lo mismo ocurre con el PRD, quien no puede dar un viraje tan descarado y con tan poca vergüenza, para pasar de aliado a adversario de un proceso a otro.

Morena debe de valorar cuánto realmente le pueden aportar sus nuevos aliados y que deberá de pagar a cambio de recibir ahora su apoyo.

A los ojos de muchos electores, el sumar a estas verdaderas suripantas de política, puede demeritar y en mucho el trabajo que realizó este partido, antes de que Andrés Manuel López Obrador, obtuviera el poder.

Se destapa Jiménez Marino, la peleará con Urzúa.
Alberto Jiménez Merino, se destapó ya como aspirante del PRI a la gubernatura del estado.

Nadie puede negar que el exdiputado federal, ex delegado de Sagarpa y también ex secretario de Desarrollo Rural, tiene todos los méritos para poder ser el abanderado de su partido a Casa Puebla.

Su origen humilde, su preparación en la escuela de Chapingo y su identificación con el pueblo, son sus mejores cartas credenciales.

No obstante, tiene adversario y también de buen peso en la persona del empresario y ex diputado federal y ex senador de la República, Ricardo Urzúa, quien ha recibido múltiples muestras de respaldo de varios gobernadores del tricolor con quien tiene buenas relaciones, merced a su empresa de transportación área.

Urzúa es un personaje que le gusta el bajo perfil, pero que tiene relaciones de altos niveles y conecta muy bien con la clase empresarial en México, por lo que sin duda será un digno adversario para Jiménez Merino. Hay tiro en el PRI.

Será mal visto. Muy mal cayó entre mucha gente, el anuncio que realizó la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, quien adelantó que en los próximos días viajará a Viena, Austria, para ir a un encuentro de ciudades patrimonio de la humanidad.

El viaje, si bien es cierto, tal vez tiene las mejores intenciones, no creo que se realice en el mejor momento, merced al trabajo que ha realizado la alcaldesa hasta el momento.

Si bien es cierto que es poco el tiempo que lleva al frente de la administración municipal para hacer un análisis, lo es también que lo que hasta ahora se ha visto no es para celebrar, ni mucho menos para ensalzar.

Hay muchos pendientes en materia de seguridad pública y de gobernabilidad y al parecer hay personajes que se empeñan en ocultarle la verdad la alcaldesa Rivera, cuyas calificaciones son muy bajas.

No es momento de viajes, según mi punto de vista, haría mejor en enviar a un encargado, mientras se queda a atender los problemas que aquejan a la Angelópolis, muchos ciudadanos se lo vamos a agradecer.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Dos tipos de cuidado

No sé usted, amigo lector, pero así como en menos de un mes vimos cómo se desarticulaba el morenovallismo, en menos de un mes ahora vemos una guerra fratricida al interior de Morena: desde el miércoles de la semana pasada en redes sociales arreció una campaña para escribir disparates como “Puebla con Barbosa” o “Todos los poblanos con Armenta”.

Si bien, y eso nadie lo ha puesto en duda, las preferencias rumbo a las elecciones estatales son con el partido de la cuarta transformación, las Crónicas Marcianas no creen que todos los poblanos estén con Barbosa o con Armenta. Los poblanos están con su bolsillo, con su necesidad y con un alma en un hilo por la inseguridad que impera en el estado.

Y creemos fielmente en este espacio que el candidato a gobernador lo va a definir la encuesta que está hecha en Palacio Nacional y que la decisión que se tome no va a cambiar aunque traigan a la mejor empresa de estudios demoscópicos del mundo. Será lo que diga el primer morenista del país, no hay que ser bisoños.

Ninguno de los dos aspirantes ya presentaron un proyecto para combatir el tema del huachicol. Ninguno de los dos ha mostrado una agenda de trabajo, planes para enfrentar la inseguridad, ideas para aumentar el empleo, y mejorar la calidad de los servicios públicos que a nivel estatal corresponden.

Ni Alejandro Armenta ni Luis Miguel Barbosa nos han dicho cómo traerán el proyecto de la cuarta transformación al estado, en caso de ganar. Tampoco nos han sugerido qué va a pasar con el protagonismo del Congreso del estado y qué piensan hacer con los órganos electorales locales que quedaron evidenciados con la más reciente decisión del INE al asumir completamente los comicios estatales.

¿Qué pasará con la Ley Bala?, ¿y qué ocurrirá con los llamados PP’S?, qué tantos jalones de cabellos provocaron. El tema del RUTA y sus errores de su operación. ¿Se quitará, se perfeccionará, se mantendrá igual? O ¿La Rueda de Puebla, la quitan, la mantienen?

Ni Barbosa ni Armenta nos han dicho cuál es su misión, su visión de estado y mucho menos cuáles serán sus objetivos. Sólo sabemos que “Puebla está con Barbosa” o que “Los poblanos están con Armenta”

Ajá y ¿luego?

Es cierto que esos tópicos serán para la lucha de los comicios de junio, pero, cómo quieren ser gobernadores si de entrada no nos dan un proyecto ¿Cuál es la diferencia entre ustedes y cuál es la diferencia de los candidatos de los otros partidos? El problema de ambos aspirantes y sus porristas en redes sociales es que todos ellos están más preocupados por la chamba o el puesto que por el proyecto que quieren representar.

Hace años se decía de manera muy soñadora y utópica que primero era el proyecto y luego el candidato.

En fin.

Muy sus estrategias y muy sus guerras intestinas. Ahora los seguidores de ambos candidatos, por cierto, ya hasta se acusan en redes sociales que detrás de los dos suspirantes cierto personaje muy “precioso”.

¿Hasta dónde quieren llegar?

Le están provocando un boquete a Morena, pero pues muy su partido, pues esta columna está como el chinito: Nomás milando.

Preguntas del febrero loco

¿Para quién era la dedicatoria de Alejandro Armenta Mier cuando acusó que en Puebla se “está fraguando una elección de Estado”? (Así lo dijo ante las cámaras de televisión la semana pasada) ¿Sabrá acaso la implicación de sus dichos? ¿Tiene idea de que para que se conforme una elección de Estado tiene que ser en una elección constitucional y no en un proceso interno de un partido político? En caso de ser él el candidato de Morena al gobierno de Puebla, ¿de todas maneras se prepara una elección de Estado?

¿Quién asesora a Alejandro Armenta?

Pero como bien dice el clásico: Son preguntas, que conste.

Frenar el cisma en Morena

Las próximas semanas serán una verdadera hoguera política para Puebla donde una vez establecidos los tiempos políticos, la elección para la gubernatura está más que cantada a favor de Morena.

En la víspera de vivir estos tiempos políticos “sui generis” donde tendremos que regresar a las urnas, los ciudadanos lo haremos para cumplir con el mero trámite pues es una realidad que el tsunami guinda es imparable.

La prueba de fuego para los militantes del partido del Presidente, no está en la campaña o en el mismísimo Día D, se halla en la interna que habrán de disputar quienes aspiran a obtener la candidatura morenista.

Más allá de la grilla de las recientes semanas donde hemos visto los típicos pronunciamientos al estilo de las “bufaladas” priistas con organizaciones patito que han hecho públicos sus apoyos, debemos centrar la atención en lo que vendrá.

La unidad morenista en Puebla se encuentra resquebrajada y urge las llamadas operaciones cicatriz para detener las vendettas que se antojan imparables en un escenario donde la batalla será de morenistas vs morenistas.

Hoy diferentes voces de la militancia del partido guinda, urgen señales de democracia interna, las que deben estar exentas de dedazos o señales divinas que puedan dictar líneas “salomónicas” que sólo provocarían fisuras y nuevos cismas.

El proceso interno de selección de candidato será clave y estará en el ojo del reflector para evidenciar el verdadero tamaño de la democracia en el partido que hoy gobierna el país.

La realización de una medición entre los aspirantes a la candidatura deberá estar precedida por la garantía de imparcialidad y evitar el cuchareo que puede inclinar la balanza hacia la cargada barbosista que quedaría exhibida como lo que hoy se le señala: Un grupo ávido de control y poderío caciquil.

La elección extraordinaria en Puebla exige reflejar si los correligionarios del Presidente Andrés Manuel López Obrador están a la altura de llevar al cabo un proceso con garantías democráticas internas que nulifique los riesgos de dedazos e imposiciones.

Ante esta polarización en Morena y con los riesgos de una gran ruptura interna, no es tan descabellado optar por la TERCERA VÍA que tenga un perfil imparcial y ciudadano, que permita abrir el abanico de opciones.

Asimismo, se tiene que diluir la llamada figura del “Gran Elector” que recae en el líder moral del morenismo, algo que se antoja como un reto pero que iría con la congruencia de romper con las viejas formas de los partidos hegemónicos.

Lo que es indiscutible es que quien obtenga la candidatura, gobernará Puebla.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting