¡Escúchanos por internet!

La violencia continúa imparable

Al margen de la pandemia que sacude al país, con cada vez más casos de coronavirus y la inminente llegada de una grave crisis económica en el país, no se debe de perder de vista que la violencia ya se convirtió en una forma de vida para los poblanos.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado tomó el mando de las fuerzas de seguridad en la capital y asestó fuertes golpes en contra de la mafia incrustada en el mercado Morelos, la cual tenía al “Negro” y al “Grillo” como las visibles cabezas de esta organización.

Esta misma dependencia ha continuado con la desarticulación de esta organización; la cual, se dice, contaba con la protección de pasadas administraciones y servía de grupo de “choque” en los procesos electorales del 2010 a la fecha.

No obstante, a pesar de estos esfuerzos, la violencia y la ola de asaltos en la zona conurbada y al interior del estado, no disminuyen, siendo 2020 un año que pinta para convertirse en el más violento y rebasar a lo vivido en el 2019.

Los asaltos al transporte público se mantienen, lo mismo que los robos a casa habitación con una nueva modalidad, el asesinato, sobre todo si sus habitantes son personas de la tercera edad, los cuales se encuentran prácticamente indefensos.

Las ejecuciones se detuvieron por un momento, pero sigue el robo a combustible, en este caso gas LP, como el registrado el día de ayer en la colonia Nueva San Salvador, la cual se comienza a convertir en un punto peligroso dentro de la Angelópolis.

La violencia se ha convertido en una forma de vida cotidiana para los poblanos, ya nos acostumbramos, aunque suene mal, a esta situación, la cual ya es parte del día a día, de tal forma que ya dejo de sorprendernos un asesinato o los asaltos permanentes.

Se teme que la pandemia y el encierro afecten de manera directa las estadísticas de violencia intrafamiliar, un viejo mal que agobia a miles de hogares poblanos, los efectos psicológicos del “quédate en casa” ya se comienzan a sentir y será simplemente cuestión de esperar para ver sus estragos.

Pero falta también que se sumen los efectos de la grave desaceleración económica que vive el país, la cual se transformará en una terrible recesión, cuyos efectos también los comenzaran a resentir los miles de desempleados que ya se encuentran en la calle en busca de una oportunidad.

Vaya panorama en el que se encuentra Puebla, ante la pandemia del coronavirus, la recesión económica y la terrible violencia que ya desde hace tiempo, mantiene sometida a la entidad.

No se ponen de acuerdo gobierno federal y estatal por Covid-19. Ayer, quienes no se pusieron de acuerdo fueron la Secretaría de Salud federal y estatal, por las victimas que ha dejado la presencia del coronavirus en la entidad.

La administración estatal informó por la mañana que se habían registrado ya 9 defunciones a causa del Covid-19; mientras tanto, por la noche, el gobierno federal señaló que solo son 3 los decesos hasta el momento en la entidad. ¿A quién le creemos?

La discrepancia entre ambos niveles de gobierno pone otra vez en el punto de debate las cifras que se dan a conocer día a día por parte de las autoridades, las cuales parecieran confirmar la desconfianza en los números que se han dado a conocer hasta el momento.

Un claro ejemplo es que ayer el gobierno federal reconoció que las personas que ingresan a los hospitales quedan registrados como casos de infección por neumonía y es hasta que se realizan las pruebas correspondientes, cuando ya se confirma que se trata de coronavirus.

Lo cierto es que los dos niveles de gobierno se deben de poner de acuerdo, para no generar desconfianza en las cifras que se dan a conocer en la lucha contra la pandemia, de lo contrario se alimentará aún más la teorías de la conspiración.

De hecho, Puebla es ya el tercer estado con el mayor número de casos registrados de personas infectadas por el coronavirus, aunque también se debe de ponderar que alrededor de 49 personas, ya lograron recuperarse de manera total, lo cual constituye una buena noticia.

También es de llamar la atención que el gobierno federal y el estatal, tampoco se ponen de acuerdo en el número de casos registrados en la entidad, el federal reconoce 156, mientras que a nivel se estatal habla de 159, tres casos más.

La pandemia gana terreno en el país y el subsecretario, Hugo López Gatell, ha sido enfático en que inexorablemente, vamos hacia la fase tres de la contingencia y quizá lleguemos hasta la 4 en las próximas tres semanas, algo para lo cual, nos debemos de preparar.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Estar en sintonía: Ciudadanía frente al coronavirus

El coronavirus sigue avanzando en nuestro país. Estamos próximos a la inauguración de la Fase III y esto querrá decir que nuestro sistema de salud estará trabajando a marchas forzadas. El personal médico requerirá de respaldo financiero, administrativo y social, para poder atender a cada persona que ingrese a los hospitales de nuestro país. Para el 5 de abril, la Secretaría de Salud federal nos informaría más de 2 mil casos confirmados y 94 defunciones: la estimación es que estos números sigan una tendencia al alza durante un tiempo considerable.

​Sin embargo, la pandemia también ha probado la fragilidad de la economía internacional y, por supuesto, ha exhibido profundas desigualdades. Tan sólo en Puebla, las familias cuentan con una preocupación legítima, que se refiere a conservar sus empleos, mantener sus negocios y generar ingresos.

​En gran medida, hubo quienes apostaron a la intervención del Presidente de la República para emitir su Plan de Reactivación Económica. Después de la conferencia de ayer, el resultado fue la caída de nuestra moneda nacional y la cotización del dólar en 25.75 pesos mexicanos.

​Vendrán muchos retos para la ciudadanía, que tendremos que superar con respaldo permanente entre nosotros. La pandemia debe ser un llamado a reencontrarnos y a hacer de la empatía un valor activo.

​Tenemos en nuestras manos la protección del futuro. Esto significa cumplir con lo que nos toca en lo individual, como permanecer en casa o seguir las medidas recomendadas, como usar cubrebocas y gel antibacterial.

​Pero, también tenemos un llamado a la acción comunitaria: a entender que nuestra responsabilidad ética va más allá de las cuatro paredes en las que habitamos. Hoy es momento de nivelar la balanza: apoyar al de al lado, que tal vez estará en apuros económicos; cooperar con comida a quienes pudieran necesitarlo; en su caso, promover la estabilidad laboral de quienes participen en las actividades económicas de las que formamos parte, entre otros aspectos. Acciones más allá de nuestra esfera personal.

​Frente a la ausencia o las restricciones gubernamentales, tenemos que estar a la altura. Es nuestro momento para salir adelante. Sé que podremos.

Asistencialismo y demagogia

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no se equivocó, efectivamente la crisis del coronavirus, le cayó como “anillo al dedo” a su administración, así podrá justificar el fracaso de sus fallidas políticas públicas y su desgobierno, el cual amenaza con hundir al país en la peor crisis de toda su historia. El presidente pensó en voz alta, la crisis la abría la oportunidad para incrementar su asistencialismo.

López Obrador perdió ayer la mejor oportunidad que ha tenido desde el inicio de su administración para verse como un estadista y sentenció a las clases medias a la extinción, en un país en donde la clase aspiracional desparecerá.

El programa que anunció ayer el presidente de México, está encaminado a que el gobierno, absorba cada vez más labores que le competen a la iniciativa privada, lo cual es sumamente peligroso y condenó a las micros y pequeñas empresas a una muerte segura, sin apoyos de ningún tipo para enfrentar la recesión mundial.

Tal y como se había previsto, no hubo ningún viraje en la política económica implementada por el presidente, salvo la promesa de que la próxima semana, se hará el anunció de un programa de obras por 355 mil millones de pesos, mismo que no se sabe en qué consistirá.

El resto del mensaje debe de enmarcarse en una serie de programas asistencialistas, para paliar el peso de la crisis y la recesión que se avecina, pero llegará un momento en que sin empresas que produzcan y paguen impuestos, llegará un momento en que ya no habrá dinero para seguir con las dádivas.

El panorama es poco más que desalentador, no hubo los tan ansiados apoyos fiscales y peor aún el mandatario sigue alentando a la división social, acusando con su perorata de siempre a los conservadores, de no entender que los tiempos del neoliberalismo ya se acabaron.

Por ahí leí un tuit genial, al cual aseguraba y sin equivocarse que el presidente López pretender arreglar la peor crisis económica de este siglo, con las viejas recetas de los años setentas y que razón tiene, es simplemente un personaje que vive en el pasado y que se asemeja más al echeverrismo que a un político moderno.

La poca solidaridad que el presidente muestra por la clases medias es simple y sencillamente aterradora, nos condena literalmente a ingresar a las filas de la pobreza, para poder consolidar su proyecto, pues millones de familias al ya no poder vivir de los ingresos de sus pequeñas empresas, deberán de arrojarse a los brazos del titular del ejecutivo y de sus programas asistencialistas.

Queda muy claro y lo advertimos desde la semana pasada, el presidente ya se radicalizó y ahora solo le importan sus 20 millones de leales, los cuales reciben los beneficios de sus programas asistencialistas y los demás bien nos podemos ir al diablo o ingresar a las filas de sus padrones de los diferentes programas de la mal llamada, secretaría del Bienestar.

Es notorio como crece cada vez más la animadversión hacia el presidente por parte del sector empresarial, el cual a través de Daniel Servitje, dueño de Bimbo, ya anunciaron que van a tratar de llevar a cabo una rueda de prensa por la mañana, para que sirva de contra peso a la mañanera del presidente de la República, el cual ya perdió toda credibilidad ante un sector de la población.

Es duro, pero necesario, cuando más se necesitaba de enfrentar la situación adversa en medio de un clima de unidad, el país se encuentra ya ampliamente divido y no es cuestión de una guerra de clases, sino una verdadera división social e ideológica, la cual no augura nada bueno para el país.

Es mentira lo que asegura el presidente, que todos nos encontramos felices, felices, felices, para nada, hoy en México se vive un clima de polarización como pocas veces se había visto.

López Obrador agotó ya el bono democrático, el más alto de toda la historia, 80 por ciento de aprobación al inicio de su gestión, la cual arrancó el 1 de diciembre del 2018, ahora mantiene divido al país, por lo cual el panorama es simplemente desastroso.

Las principales variables económicas ya comienzan a castigar al presidente y sus políticas populistas y asistencialista, aun así el mandatario, insiste en invertir en sus proyectos como san Lucía, Dos Bocas y el Tren Maya, los cuales, dijo generaran empleos para los mexicanos, ojalá y así sea, porque si no será tirar dinero bueno a la basura.

La situación económica es terrible, pero también lo es el avance del coronavirus en el país, ya son más de dos mil casos y 94 muertes registradas en el país, más 5 mil 209 casos sospechosos lo cual indica realmente el tamaño del reto que tiene por delante el país.

Ahora si como dijera coloquialmente el pueblo bueno, ¡Que Dios nos agarre confesados!, lo que se viene será de pronóstico reservado y desgraciadamente, no será nada temporal, como lo afirma el presidente.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

¡La clase media también existe!

En escenarios donde la pandemia vulnera a México no sólo en los riesgos sanitarios, sino también económicos, el presidente Andrés Manuel López Obrador rindió un informe trimestral más, plagado de la “liturgia” de un régimen donde la egolatría termina por imponerse frente a cientos de dudas que hoy nos preocupan a millones de mexicanos.

El informe lo resumo con interrogantes, pronósticos más que cantados y la etiqueta de la cuarta transformación que hoy deja a los mexicanos no sólo en cuarentena, sino acorralados ante lo que se avecina.

El presidente dijo:

A la mitad de las familias en México está llegando un programa de bienestar ¿será?
Se comprometió a la creación de 2 millones de empleos en nueve meses frente a un panorama de recesión. El detalle es que omitió decir ¿cómo?

En varios momentos recalcó que se trata de una «Crisis transitoria».

A pesar de esto, anunció que siguen adelante los programas insignia de su gobierno.

Apretó la austeridad burocrática y anunció el adiós a los aguinaldos de funcionarios de primer nivel.

Nuevamente le dedicó renglones a “Los Conservadores”.

«Rompimos el molde», dijo el presidente, al dar en tres pasos su fórmula para encarar la «crisis transitoria»:

1. Mayor inversión Pública
2. Empleo pleno
3. Austeridad y Honestidad Republicana.

Adelantó que una vez superada la pandemia, convocará a darnos abrazos en las plazas públicas.

En resumen escuché DEMAGOGIA.

Después de oír a un presidente que parece ir en una realidad alterna a la que hoy se vive en las entrañas de una sociedad donde no sólo hay temor a una pandemia, sino también incertidumbre ante la inestabilidad económica, que la verdad no se vislumbra transitoria, sino mucho más firme de lo que podemos prever.

El mandatario se mantuvo en el discurso de primero los pobres, al asegurar que en diciembre de este año, su gobierno, podrá demostrar con certeza estar disminuyendo la pobreza.

Hubo silencio hacia algún respaldo para las grandes empresas que tendrán que sacar sus fondos emergentes o hacerse de créditos para mantener plantillas laborales y encarar las obligaciones fiscales.

Dijo que habrá apoyos para la mediana y pequeñas empresas así como también para quienes tienen negocios incluso en el sector informal.

Y sin embargo, a pesar de todo lo anterior, nos seguirnos quedando con la demagogia de un mandatario que nos “vende” muy bien las cifras de 2 millones de empleos sin decir cómo se van a generar.

El informe discursivo tal parece que se hizo para calmar las turbulencias de un golpeteo recio que se ha dado a la figura y mandato presidencial.

Lo cierto es que quienes estamos en medio de dos fuegos, es decir, los de arriba y los de abajo, estamos en un limbo donde quienes tengan ahorros tendrán que hacer uso de ellos.

Pero quienes viven al día y dan servicios independientes, tendrán que buscar cómo salir de lo que para el presidente es una “crisis transitoria”.

La clase media en México también existe, y ésta no es la que recibe los subsidios gubernamentales; es la que tendrá que alternar quizá más de un oficio para poder satisfacer las necesidades básicas de una familia y no pasar a engrosar las filas de la pobreza en nuestro país.

Percibo decepción y enojo en muchos de los que sin ser seguidores o militantes de la 4T votaron por AMLO. Hoy el descalabro es mayúsculo, cuando ya es difícil encontrarle sentido a un discurso presidencial que por momentos raya en lo irracional.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

El fútbol en cautiverio

Nunca antes en la era del fútbol, con excepción de la Segunda Guerra Mundial, habíamos tenido una situación como la que se está viviendo actualmente.

Jugadores recluidos en sus hogares tratando de mantenerse en forma de manera individual.

Los dueños de equipos suspendiendo sus reuniones oficiales debido a la pandemia que azota a todo el mundo.

El presidente de la Liga Mx haciendo “Home Office” debido a que apenas se está recuperando del Covid-19.

Los equipos de nivel mundial bajándole los sueldos a los jugadores y pensando seriamente en vender a algunos de sus activos (jugadores) para paliar la tormenta.

Lo que sí es seguro es que cuando esta contingencia termine, porque es un hecho que terminará, las cosas no volverán a ser igual.

Seguramente se tendrá que pensar en una mejor forma de competición, quizás la intensidad de partidos que se tenían hasta hace algunas semanas ya no se verá.

¿Cuántos clubes tendrán la capacidad para sostener a sus equipos?

Sabiendo que casi todos pertenecen a fuertes cadenas o corporativos que se supone cuentan con los recursos para lograrlo, pero… ¿hasta donde los patrocinadores estarán dispuestos a invertir las millonadas que se pagaban para mantener a las escuadras del máximo circuito?

Y si de casualidad esto ya no se da al menos de la misma manera, seguramente los sueldos no podrán ser los mismos que se pagan actualmente.

Los jugadores en este caso tendrán que doblar y aceptar lo que los equipos les ofrezcan, so pena de quedarse sin trabajo.

Por otro lado, se tenía planeado arrancar una liga alterna para darle cabida a jugadores que seguramente se quedarán sin poder jugar debido a lo que parece ser la inminente desaparición de la liga de ascenso, pero… ¿Los inversionistas seguirán puestos para invertir dinero ante la poca claridad que se tiene en México de cómo se comportará la economía después del famoso ‘Coronavirus’?

Cómo le digo, simplemente nadie sabe en qué acabará esta situación a ciencia cierta.

Y mientras tanto, la vida sigue y no nos queda más que apechugar y esperar que esto termine a la brevedad.

En el equipo de la Franja se tenía previsto una reunión con los jugadores para darles información sobre cómo se va a trabajar y lo que viene, aunque a decir verdad y después de que se decretó que todas las ‘sub’ y fuerzas básicas ya no reanudarían actividades, está por verse si en primera división no sucede lo mismo, pues, como le comentaba líneas arriba, nadie a ciencia cierta sabe cuándo se puedan reanudar los partidos y menos si la gente podrá o deberá asistir.
Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan

Las dos Pueblas, los dos México

“¡Colchones, estufas, fierro viejo que venda!”

Este afamado pregón no ha cesado por las calles de Puebla.

A diario de escucha.

Es el botón de muestra de un México real, que se niega a ver el peligro de una pandemia o el “Quédate en Casa”.

Tan solo basta darse una vuelta por la ciudad -aunque no se debe hacer- para comprender las diferencias económicas y sociales, que se están marcando en estos tiempos de cuarentena por el coronavirus.

No hay que ir muy lejos, tan solo un recorrido breve por el primer cuadro de la ciudad denota que la gente sigue trabajando como si nada pasara.

Como si Puebla o México no estuvieran en el planeta tierra, lejos del Covid-19.

Aunque sí ha bajado notablemente la afluencia de personas en la calle, en calles del centro histórico de Puebla y de sus colonias populares no es tan notorio.

Los locales de todo tipo siguen abriendo hasta este jueves, desde la memelera de la esquina, hasta la ferretería o incluso el salón de belleza y el carpintero.

Todos estos negocios viven al día y por eso siguen trabajando, la mayoría con medidas de gel y cubrebocas, pero una gran parte sin nada.

Trabajan aunque sus ventas hayan bajado.

Hay más tiendas que gente, aunque igual se ve caminando a muchas personas de la tercera edad, que a jóvenes e incluso niños.

Todo lo contrario pasa en las colonias o zonas residenciales de mayor plusvalía en Puebla, como la zona de Angelópolis o Sonata, donde hace varios días se aprecian calles vacías y locales cerrados.

En estos lugares de lujo, ya se han cerrado todo tipo de locales y restaurantes de lujo.

Habrá tiempos mejores para ir a comprar un reloj Rolex o comer caviar en el restaurante de moda.

Incluso, el centro comercial Angelópolis ya presentaba vacíos desde el fin de semana pasado, muy notorio en su estacionamiento, casi siempre abarrotado.

Pasa lo mismo en la zona de Sonata, donde viven los más ricos de Puebla.

Pareciera que los de la lana, entendieron que es ahora o ahora, la última oportunidad de quedarse en casa como lo dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de salud federal.

Sobre todo cuando sus pares fueron los primeros en enfermar por el covid-19.

Pero del otro lado de la ciudad no es lo mismo, ahí hay que buscar para la papa diariamente, (porque para la chuleta no alcanza).

Eso no ocurrió en los mercados populares de Puebla, como el Hidalgo, Independencia o el Morelos.

Tuvieron grandes llenos.

Al menos en estos días en que se empieza a propagar el virus, no se ve a los que ya están encerrados, apoyar de algún modo a los que no se pueden guardar.

Como si no existieran, como si no estuviéramos en el mismo barco.

Los resultados de esta situación y acciones en las calles, se vivirán en pocos días desafortunadamente.

Esperemos que no sea tan grave.

Cuando el destino nos alcance lo sabremos.

Tiempo al tiempo.

La terquedad del presidente y la banca rota del país

Muchas veces se mencionó que uno de los grandes “talones de Aquiles” del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador era su nula experiencia en el manejo de los temas económicos, lo cual hoy ha quedado plenamente comprobado.

Pero ahora a ese problema se le suma uno más, su terquedad en el manejo de los asuntos del país, lo cual puede llevar a México a la banca rota, pues se niega a aplicar medidas encaminadas a mitigar la emergencia económica, provocada por la pandemia del coronavirus.

El presidente López confunde los temas ideológicos, con los económicos y no hace caso a los llamados de los especialistas, quienes le aconsejan inyectarle recursos a los sectores productivos del país, los cuales son el motor para la generación de empleos. Cree que con sus dádivas repartidas entre millones de personas que forman parte de su voto duro, basta y sobra para sacar adelante al país.

Muchas veces, durante el 2006 y 2012, se dijo que López Obrador era un peligro para México y ahora esto comienza a convertirse en una realidad, sobre todo porque ante un escenario adverso, el presidente se ha comenzado a radicalizar.

De ahí que este sea uno de los momentos más peligrosos para el país, ya que el próximo domingo, si el anunció que haga el presidente va en contra de los intereses del empresariado mexicano, entonces si iremos directamente a la banca rota.

La reunión que sostuvo el presidente López Obrador con los empresarios de México el día de ayer, suavizó un poco la situación, de acuerdo a lo dicho por Carlos Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, sin embargo, el titular del ejecutivo rechazó de entrada cualquier sistema de exención fiscal, como lo pedía la iniciativa privada, la cual clama una tregua por parte del SAT.

Pero lo que genera desconfianza es también el doble discurso del presidente, pues mientras se reúne con los empresarios para tratar de llegar a acuerdos, por la mañana durante su conferencia de prensa, el mandatario afirmó que la “crisis del coronavirus le había caído como anillo al dedo a su administración, porque ahora si iba a consolidar la cuarta transformación”. ¿Qué quiso decir exactamente el presidente? ¿Ahora sí, irnos al socialismo?

México camina por una cuerda floja, por un lado tiene que hacer frente a la pandemia, la cual no sabemos cuándo va a concluir y por otro, ve acercarse el fantasma de la quiebra y la amenaza del desempleo para millones de mexicanos.

Ciertamente, este último problema no es exclusivo de México, pero mientras en estos países se busca generar esquemas de apoyo para los sectores productivos y cuidar los empleos, en México al parecer su busca ir en sentido inverso.

El fantasma de 1995 se pasea por la mente de muchos que ya vivimos esta experiencia, la cual dejo a miles de mexicanos en la banca rota y la desesperación.

El presidente alega que no habrá un nuevo Fobaproa y está en lo correcto, ese programa solo sirvió para apoyar a los banqueros, quienes a su vez habían defraudado a sus propias instituciones, mismas que fueron rescatadas con dinero público, dinero de los impuestos de todos los mexicanos.

Hoy lo que se busca es que las empresas reciban apoyos, que se les inyecten recursos para poder hacer frente a la contingencia, porque algunas pueden hacer frente a la contingencia y aguantar un mes, pero muchas más simple y sencillamente, ya no podrán volver a abrir sus puertas.

Es increíble y hasta indignante, el ver la falta de empatía que el presidente ha demostrado para apoyar al sector productivo de nuestro país, que para él se limita solo a Carlos Slim, su empresario modelo.

Vamos a esperar a conocer los anuncios que pueda dar a conocer el presidente el próximo domingo y de ahí ya sabremos qué futuro le puede esperar a nuestro país.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Los verdaderos héroes

La pandemia del coronavirus nos permite hoy valorar personajes que pocas veces en la vida logramos dimensionar y sobre todo apreciar en su justa dimensión, solo vemos su labor, pero no vayamos más allá del aspecto humano que envuelve a estos personajes.

Hoy gracias al coronavirus dimensionamos el tamaño de la labor que realiza, todo el personal adscrito a un hospital, médicos, enfermeras, camilleros, afanadores, personal administrativo, hoy están en la primera línea del campo de batalla, en el que se ha transformado esta guerra en contra del Covid-19.

Los doctores y enfermeras son poco valorados, pero hoy sin duda, son nuestra mejor esperanza de salir bien librados de la pandemia y con las menores bajas posibles, aunque ellos mismos arriesgan su vida, en condiciones de trabajo, las cuales no son precisamente las mejores.

Con equipos de trabajo y sobre todo de protección bastante básicos, muchos de ellos y ellas, ya comenzaron a padecer los efectos del virus, contagiados al atender los más de mil casos que ya existen en México.

Ninguno ha abandonado su función y son el mejor ejemplo de que en este país, a pesar de todos los pesares, el material humano, es de lo mejor y siempre habrá personas que están dispuestas a arriesgar su vida a cambio de los demás.

Todo el personal de los hospitales del país, han estado a la altura de las circunstancias y repito, pese a las pésimas condiciones en material y equipo en que tienen que llevar a cabo su trabajo y poniendo en riesgo su propia vida y las de sus familias.

Los cuerpos de seguridad pública hay que reconocer, son también parte de los verdaderos héroes dentro de esta guerra, que aún está en fase inicial y la cual aún, no alcanzamos a dimensionar, porque aún lo vemos como algo muy alejado de nuestra realidad.

Desde las fuerzas armadas del país hasta los cuerpos de seguridad, merecen reconocimiento y especial atención, porque también son parte de los verdaderos héroes, a los cuáles necesitamos proteger ante el embate del Covid-19.

Ellos también realizan su labor en condiciones, que son propias de la pandemia que nos amenaza y son un factor fundamental para mantener el orden y evitar que el sistema colapse, víctima del miedo a la enfermedad y también provocado por la desesperación de un sector de la sociedad.

A ellos se les debe de apoyar con mejor equipo para protegerse ante el embate de la pandemia. Su trabajo va a ser fundamental para mantener el orden en el país, durante la enfermedad y también cuando esta haya terminado, eso no se debe de perder de vista.

Debe de dársele especial atención a las fuerzas armadas, revisar las condiciones en las que se encuentran sus elementos, verificar si todos están bien de salud para que puedan velar por la seguridad de la población y de sus propias familias.

Otro sector al cual se le debe de apoyar y no es menos importante, es todos aquellos hombres y mujeres que se encargan de la limpieza de la ciudad y la recolección de los desechos sólidos, mejor conocida como basura.

Al personal de limpieza también se le debe de dotar de equipo para protegerse ante la pandemia, porque forman parte de un grupo vulnerable y también vital para mantener limpias las ciudades de nuestro país y evitar condiciones insalubres, que compliquen aún más las cosas.

Estos son los verdaderos héroes de México, su gente. Mención especial también merecen las personas que trabajan en los centros comerciales y que se van a mantener en la primera fila, al igual que el personal que trabaja en las farmacias, aún en fase 3.

A todos ellos se les debe de dotar del equipo necesario para poder responder a esta verdadera emergencia nacional, la cual ha puesto al mundo de cabeza y representa un verdadero reto para todas las naciones, en tanto cuanto, no exista una vacuna o un medicamento con el cual se pueda atacar.

Aún falta mucho por ver y por vivir en medio de esta guerra que recién comienza para nuestro país y la cual representará un auténtico reto para todos.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El retorno de los brujos

En plena crisis sanitaria, los gobernadores del país se convirtieron en señores feudales o en caciques. Ya no le hacen tanto caso al presidente que no se fue a su casa pese a que su subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, exigió guardarse a todos los mexicanos en sus viviendas para no ser contaminados y para no propagar el virus.

En cada estado del país ya se regresó a esa vieja práctica que se instauró con Vicente Fox. No importa si es que sean del PRI, del PAN o de Morena. Cada gobernador hace lo que se le viene en gana. Incluso utilizan sus propios recursos y medios para mandar mensajes contra el líder de la cuarta transformación.

Para demostrar que el poder es para poder y si llegaron a gobernar es para eso y sino entonces para qué. La imagen del presidente ha tenido una caída. Podrá recuperarse si es que las medidas sanitarias que asuma ayudan a contrarrestar el Covid-19. Ahí los gobernadores se ajustarían nuevamente a lo que diga su líder, pero mientras tanto, mientras eso ocurre en cada estado se hace lo que quiera.

Lo demás es demagogia.

No es por un país federalista.

No es por la República.

Es porque los mandatarios saben que tienen más poder a través de sus cámaras locales y de sus diputados federales para presionar al inquilino de Palacio Nacional.

Mientras el país entero está comiéndose las uñas (desinfectadas con agua y jabón o con gel antibacterial) el presidente se va a tomar selfies en el aeropuerto, a comer tacos con los chicos de Badiraguato, a saludar a la mamacita del Chapo, a besar y saludar de mano al que se le presente, los gobernadores ven ahí un vacío de poder.

Ven un vacío de poder cuando el secretario de Salud fue rebasado por un subalterno como es López Gatell quien en la práctica es el vocero oficial de la crisis sanitaria, aunque se aviente sus puntadas .

Los gobernadores no son tontos y muchos saben leer mensajes; saben bien que un presidente que dos semanas antes decía que había que comer en las fonditas y que días después, un desesperado funcionario federal de segundo nivel le salió a corregir la plana es para aprovechar esos yerros y para hacer que sus chicharrones truenen en sus respectivos estados.

No hay nada más perverso que los poderes legislativos y que los señores feudales o caciques, pues saben que de ellos depende la gobernanza cuando el sistema presidencial se ve debilitado.

Será interesante ver cómo actúan los mandatarios en sus respectivos reinos, pues algunos podrán ser prudentes mientras que otros se desbocarán en acciones rudísimas como encarcelar opositores, incluso alcaldes, descalificar públicamente a los incómodos y denostar a empresarios que no coincidan con su forma personal de gobernar.

Así que no solo viviremos una crisis sanitaria, veremos un presidente que manejará su propia comunicación y hará sus cajas chinas, vendrá una crisis económica que afectará a miles de mexicanos y tendremos en varios estados del país a mandatarios que actuarán como caciques de rancho: haciendo que solo su ley sea la más valiosa.

El impacto de las remesas para Puebla

Puebla va a ser uno de los estados que más se veráhh afectado por la crisis provocada por el coronavirus en la economía norteamericana y específicamente en la ciudad de Nueva York, paralizada ante el embate del Covid-19.

Más de un millón de connacionales radican en esta ciudad y son parte de la fuerza que hace de la gran manzana, el centro del mundo económicamente hablando y también culturalmente.

La ciudad de los rascacielos se encuentra bajo el asedió del Covid-19, ya son más de mil 200 muertos y más de 66 mil 497 personas infectadas por este mal, lo cual ha obligado a las autoridades a suspender prácticamente cualquier actividad en el principal centro financiero del mundo.

Central Park, uno de los símbolos de esta ciudad, ha sido habilitado como hospital ambulante, con carpas colocadas para poder atender a los pacientes contagiados por el virus, una situación nunca antes vista en los Estados Unidos.

Solo los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, causaron tanto impacto entre los habitantes de la gran manzana, quienes ahora han detenido prácticamente sus actividades.

¿Qué tiene que ver esto con Puebla? Mucho, al inicio de esta columna menciona que más de un millón de poblanos habita en esta ciudad, la segunda con mayor población originaria de la entidad, después de Puebla capital.

La fuerza de trabajo de estos poblanos son el motor de la economía de una de las regiones más pobres de Puebla, la mixteca poblana, la cual tiene su puerta de entrada en Izúcar de Matamoros y se extiende por más de 50 municipios de esta región, la cual subsiste casi de manera exclusiva, de lo que envían nuestros hermanos que viven del otro lado de la frontera.

Atlixco, Izúcar, Piaxtla, Tehuitzingo, Chiautla, Chietla, Chignautla, solo por mecionar algunos municipios, son los principales expulsores de mano de obra hacia los Estados Unidos y principalmente a la ciudad de Nueva York, en donde muchos paisanos, han escrito historias de éxito como Felix Sánchez el rey de la tortilla, Jaime Lucero, solo por mencionar algunos.

Los connacionales que encuentran en los Estados Unidos generan divisas para Puebla por más de mil 689 millones de dólares, lo que coloca a la entidad en el séptimo lugar nacional en captación de remesas, detrás de estados como Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Oaxaca y Guerrero.

Los municipios poblanos que más captan remesas son Puebla capital, Atlixco, Tehuacán, San Martín Texmelucán, Acatlán, Tecamachalco y san Pedro Cholula.

El freno de la actividad económica en los Estados Unidos, sin duda va a golpear a todo el país, pero Puebla será un de las entidades más afectadas por la caída en la captación de las remesas, provenientes principalmente de Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

El panorama no es nada alentador, porque al dejar de trabajar estas personas, las divisas que reenvían provenientes de los Estados Unidos, irremediablemente también bajan y esto impacta de manera directa a la actividad económica de nuestro estado.

En Nueva York la mayoría de connacionales que trabajan en la gran manzana, fueron enviados a sus hogares con su sueldo garantizado, pero esto solo aplica para aquellos que residen de manera legal en este país, no así para los miles de poblanos que lo hacen de manera ilegal, lo cual hace más dramática la situación.

Este aspecto sumado a la caída del sector turístico en la entidad por la pandemia y al sector automotriz, ponen a Puebla, en una situación muy complicada, para cuando haya cedido el embate del coronavirus.

Nuevamente, Olivia Salomón. Una y otra vez lo hemos señalado, la única integrante del gabinete, que parece estar en sintonía con la realidad que vive Puebla, es la secretaria de Economía, Olivia Salomón, quien si se ha puesto las pilas y en la medida de sus posibilidades ha puesto en marcha planes de beneficio en acuerdo con el gobernador Barbosa, para beneficiar a los empresarios, como en el tema del cobro del agua potable.

Ni duda cabe, Olivia marca diferencia y si es una esperanza en estos momentos tan difíciles.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Raja política

Desafortunadamente todo mundo busca sacarle raja política a la terrible situación que vive el país ante la pandemia del coronavirus, empezando por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien está más preocupado por la caída de su popularidad, que por el hecho de la terrible responsabilidad que pesa por sus hombros.

Sus detractores también han aprovechado para demoler al presidente, el cual no parece también quererse ayudar, pues a la par de tener que hacer frente a la terrible pandemia, tiene por delante el reto de sacar al país de la peor crisis económica que se ha vivido, desde la Revolución Mexicana.

Es un hecho que México vive uno de los momentos más críticos de los últimos años, pero sería aún más terrible si alguien quisiera lucrar políticamente con esta tragedia que envuelve a la nación. Todo, absolutamente todo ha pasado a segundo término.

Muchos se preguntan si se podrán llevar a cabo la elecciones del 2021 y aseguran que tendrán un costo político para el partido en el poder, pero eso ya ni siquiera importa, lo más importante es salir bien de la pandemia, con el menor número de víctimas y después pensar en la forma en que habrá de recuperase la economía, luego de haber estado parada durante tanto tiempo.

El esfuerzo que tiene que hacer el país para superar esta situación sin duda es hacia donde se debe de canalizar todo el esfuerzo. Es cierto que el presidente no ha estado a la altura, pero el tema político reitero, se debe dejar a un lado y esperar para un mejor momento.

Sé que muchos estamos enojados con el actuar de las autoridades de los más diversos niveles, pero la unidad es vital en estos momentos de crisis, sin dejar de lado la crítica para tratar de que remediar las situaciones que uno cree no son las mejores.

Es absurdo ver o creer que alguien puede sacar provecho, políticamente hablando de la terrible situación en la que estamos los mexicanos, La pandemia es ya de por si un reto, pero lo es aún más, la terrible situación económica a la que tendremos que hacer frente, una vez que se haya superado la emergencia médica.

La situación es aún más complicada, porque no se sabe a ciencia cierta, hasta cuándo va a durar la contingencia, cuándo vamos a regresar a la normalidad, cuándo ya estaremos en condiciones de volver a la vida de manera normal, nadie a ciencia cierta lo sabe, aunque se estima que a finales de abril termine la etapa crítica y en mayo ya se pueda de manera paulatina, regresar a la normalidad.

El tratar de lucrar políticamente con una tragedia sería una pésima idea, como también lo es, el ver que las autoridades no trabajan de manera coordinada.

Es lamentable el ver que el presidente ha dejado todo el trabajo en manos de los gobernadores, quienes han tomado cada uno medidas por su lado y a su buen entender, las cuales si bien persiguen las mejores intenciones, no son suficientes, sería mejor si todo el país se moviera en una sola línea.

Esto ha permitido como lo dije la semana pasada el regreso de los señores feudales, los amos, los dueños de la horca y del cuchillo, los cuales también buscan recuperar el poder perdido, ante la indiferencia del gobierno federal.

La oposición realmente vive también un momento peligroso, porque no debe de lucrar con el problema sanitario que vive el país y debe de solidarizarse con la situación, pero a la vez, tampoco debe de quedarse callada ante los errores gubernamentales.

El tema es que tanto el PAN como el PRI carecen de la suficiente fuerza moral para poder criticar al gobierno, sin embargo, si deben de tratar de sr un contrapeso ante las acciones gubernamentales, que deben de enfocarse a combatir la pandemia.

Esperemos que todos estames a la altura del reto que tenemos enfrente, de esto depende en gran parte, el que la sociedad mexicana no salga tan afectada tras el paso de la pandemia y cuando hablo de salir no tan afectada, me refiero a que superemos lo más rápido posible, la terrible situación económica que se avecina y eso solo se puede lograr si estamos unidos.

Lo que si se debe de destacar es que la sociedad organizada ha sido la que ha dado la cara por el país, no el gobierno, no los partidos políticos, sino la gente que ha sabido organizarse, hacer conciencia y en todo caso, abre la puerta de una esperanza, de un México que sin duda va a cambiar a partir de la tragedia desencadenada por la llegada del coronavirus y sus estragos.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Covid19 uno, Morena cero

No lo sé (porque verdaderamente no lo sé) pero en este momento si hubiera un grupo de regidores queriendo aplicar una revocación de mandato a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco o mandarle un mensaje siciliano sería de mal gusto y hasta contraproducente.

Y aclaro que de mal gusto porque estamos en medio de una crisis sanitaria que se convertirá en económica y sino se unen todas las autoridades (repitan la palabra “todas”) para salir adelante, dejando a un lado odios y rencores esto se va a poner muy feo.

Los ojos y oídos de los ciudadanos están solo para saber qué van a hacer los tres órdenes de gobierno. No están para ver si hay desacato o sino hay desacato. No para pleitos contra empresarios porque son ricos, no contra periodistas porque no comulgan con la cuarta transformación, no contra militantes de su propio partido porque eso solo demuestra que Morena está fracturada y que la crisis sanitaria les vino a hacer una grieta más grande de la que ya tenían.

Sus pleitos, ahorita, son lo de menos.

No obstante, Morena quedó en evidencia en esta crisis sanitaria. Cada vez más están divididos y el presidente de la República goza cada vez más de un rechazo más allá de sus enemigos los fifís, los conservadores, los del pasado y la mafia del poder.

El coronavirus se metió a los pulmones de la cuarta transformación y ya comenzaron los primeros síntomas: tos seca, fiebre, dificultad para respirar y una pinche diarrea cuata que no puede detener ese partido y su pésima imagen que han mostrado en público.

No hay que olvidarnos que hace 15 días, el presidente no se ponía gel antibacterial en las manos y pedía que la gente comiera en las fonditas. Y palafreneros como Salinas Pliego llamando fifís a los que se oponen con guardarse en casa para quedar bien con el “enfermito” que despacha en Palacio Nacional.

Por cierto, hace 15 días escribimos en este mismo espacio que las autoridades habían sido rebasadas. En redes sociales hubo quien criticó este planteamiento y era justo cuando López Obrador mostraba sus amuletos, imágenes y escapularios. Sus protecciones. Para decirle a un virus “¡detente!”. Y es que al parecer el presidente de veras confundió el verbo de la sanitización con el de satanización.

Y aunque cada vez hay más ciudadanos que mejor se guardaron en sus casas. Fue hasta este fin de semana pasado cuando un desesperado Hugo López Gatell ya llamaba encerrarse en sus hogares. Casi un mes después de que comenzara a darse a conocer la pandemia en México.

Retomando la idea: este no es momento de guerras internas y si los regidores de Puebla quieren apoderarse del Cabildo será un golpe muy duro contra la cuarta transformación. Sería un mal mensaje aprovechar la distracción de la gente para tratar de imponer sus ideas y cobrar venganza.

Si existen diferencias deberían pactar una tregua en lo que pasa la crisis sanitaria y económica. Al parecer aún no les cae el veinte que quien más perdió puntos en este momento fue Morena. Al carecer de una oposición a nivel nacional y estatal, es Morena su propia oposición.

En Puebla no hay un liderazgo que atraiga toda la molestia de la gente. Porque ni el PRI y el PAN tienen los tamaños para ser un contrapeso político. Es Morena misma que se divide y se fractura. Así es a nivel nacional y así es a nivel local.

No lo sé a ciencia cierta y si quiere no me haga caso pero el coronavirus le va ganando a Morena. Es como la ignorancia a la hora de jugar Maratón, para que me entienda.

Proteger al personal de salud: una cuestión de principios

El ritmo de transmisión de la pandemia del Covid-19 se acelera: así lo ha afirmado la Organización Mundial de la Salud. En nuestro país, estamos por alcanzar los 1,000 casos confirmados, por lo que el subsecretario Hugo López-Gatell ha anunciado el inicio de la “Fase II”, que se acompaña de medidas para promover que la ciudadanía se quede en su casa y, de esta forma, aplanar la curva de transmisión. El objetivo es claro: no saturar las instituciones de salud de nuestro país.

Sin embargo, en las conferencias de prensa vespertinas hemos podido escuchar, una y otra vez, que los esfuerzos realizados no impedirán que el sistema de salud atraviese por una situación compleja y complicada, que en gran medida tendrá que se afrontada por médicas, médicos, enfermeras y enfermeros. Con honestidad, aunque la pandemia trascienda de los hospitales, en estos encuentra su epicentro. Por eso es fundamental la protección del personal de la salud: sus necesidades deben traducirse en soluciones.

Lamentablemente, nos hemos enterado que existen indicios de que un fallecido por Covid-19 en nuestro estado era camillero de una institución de salud privada, que intervino en la atención de personas contagiadas por el nuevo virus. Esta situación, además de lamentable, debe servir como recordatorio urgente y contundente de las estrategias que deben emprenderse de forma inmediata.

Como lo he reiterado, desde el 2 de marzo de este año, antes de que llegáramos al punto de inflexión de la tasa de contagios, presenté un punto de acuerdo en el Congreso del Estado, que en uno de sus resolutivos proponía realizar un diagnóstico urgente de las necesidades de los centros de salud en Puebla para que, de esta forma, pudieran tomarse las medidas administrativas y presupuestales correspondientes. A pesar del rechazo a debatir esta propuesta, insistí en establecer un mecanismo estatal que, entre otras cosas, atendiera las necesidades del personal de la salud como un asunto prioritario cuando se declare una pandemia.

Una y otra vez, insistiré que este asunto debe escapar de cálculos electorales. Cuidar la salud es cuidar el futuro de Puebla. Por eso, desde este medio, invito quienes integran el servicio público, así como los sectores social y empresarial, a que promovamos medidas para que todo el personal de la salud tenga sus necesidades cubiertas: equipo, protocolos, respaldo financiero, información útil… es nuestra responsabilidad.

Llegó la hora de la verdad

Lo que tanto se temía finalmente llegó, necesariamente los mexicanos tendremos que reducir nuestras actividades cotidianas lo más posible, en algunos casos ni siquiera salir de casa, para evitar que la pandemia del Covid-19 se propague con mayor rapidez, al punto de que colapse a nuestro sistema de salud y también ponga en riesgo a médicos y enfermeras.

La batalla por la supervivencia llegó y nos va a poner a prueba como sociedad. Las consecuencias de parar, sin duda, serán terribles, pero no queda de otra, la situación es de emergencia, aunque muchos se enojen y consideren que quienes hablamos así somos alarmistas.

De verdad es muy triste ver la actitud que ha sumido el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien simplemente le ha quedado muy grande la responsabilidad y como El Quijote, pelea ya hasta con los molinos de viento, en vez de asumir su responsabilidad y poner en marcha un plan de emergencia para dotar de material y equipo a los médicos y hospitales del país.

Es una lástima ver a un presidente de la República más preocupado por criticar la inversión en energía eólica (La Rumorosa, Tijuana) que en ponerse al frente de los esfuerzos para combatir el coronavirus, cuya carga ha dejado de manera exclusiva en manos del subsecretario Hugo López Gatell y de funcionarios de segundo nivel dentro de la administración pública federal.

¿Qué necesidad había de irse a una gira de trabajo el fin de semana para poner en marcha, una escuela sin terminar y un estadio de béisbol? Absurdo, totalmente absurdo.

Como lo es también el hecho de que siga dividiendo en estos momentos tan difíciles al país, al señalar que los conservadores son los que quieren que se quede en casa para apodarse del país, de verdad, sería de risa su actuar, si no fuera tan trágico lo que está ocurriendo.

Vale más la pena resaltar la labor de los héroes de esta guerra en contra del coronavirus, médicos, enfermeras e integrantes de los cuerpos de seguridad de todo el país, que están en el frente de batalla, quienes aún en condiciones totalmente adversas, siguen de pie y dando la cara por nuestro país.

Es totalmente condenable el hecho de que algunas enfermeras, hayan sido agredidas este fin de semana y se les haya arrojado encima cloro para tratar de desinfectarlas, totalmente repudiable la situación, así como también el hecho de tenerlas trabajando bajo las condiciones en las cuales se les tiene.

De llamar la atención que una buena parte de la población entendió el llamado a mantenerse en casa y evitar el socializar manteniendo lo que el gobierno ha llamado la sana distancia, pero también el hecho de que muchos decidieron salir el fin de semana de sus casas y visitar el centro histórico en compañía de sus hijos e incluso comer en la calle, algo totalmente irresponsable.

Como también resulta irresponsable el hecho de que ya algunos bares y restaurantes de la zona comercial de Sonata, en la zona de Angelópolis, de manera totalmente criminal hayan anunciado que hoy de nueva cuenta reabrirán sus puertas. ¿En dónde está la autoridad? ¿Dónde está doña Karina Pérez Popoca? ¿De cuánto habrá sido el moche para hacerse de la vista gorda?

Si bien es cierto que es responsabilidad de cada quien el decidir quedarse en casa o no, lo es también el hecho de que las autoridades son un factor fundamental para evitar que la pandemia crezca.

Los empresarios irresponsables y sin escrúpulos que arriesgan a su gente en pos de ganarse unos pesos, arriesgan también a sus propias familias y arriesgan también al resto de la población, porque son un foco de transmisión del virus, se deben de aplicar medidas más estrictas para evitar estas situaciones.

Son también irresponsables aquellos presidentes municipales que permanecen con los brazos cruzados, mientras la enfermedad se extiende por todos los rincones del país, no se trata de frenar la vida, pero sí de evitar las concentraciones masivas y sobre todo aquellas que tienen como pretexto, el tema social.

Reprobable también, la entrega de recursos por parte del gobierno federal y específicamente de la secretaría del Bienestar, el día de ayer en la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla, carajo que no entienden, de verdad indigna el hecho de ver el valemadrismo de la 4T ante la pandemia.

La emergencia es real, algunos dicen que de todos modos prefieren contagiarse y ver qué pasa a morir de hambre en sus casas junto con sus familias y tienen su parte de razón, en eso debería de trabajar mejor el gobierno federal, en vez de mantener su actitud de indiferencia ante la pandemia.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

En la caótica “tercera llamada”

La función va a empezar y los mexicanos no tenemos más oportunidades para librarla. El llamado urgente del subsecretario de Salud Hugo López Gatell para permanecer en cuarentena durante el próximo mes, dejó claro que este hombre ha estado “capoteando” de manera magistral frente a un “picador” negligente, necio, arbitrario y ridículamente caótico.

A los mexicanos hoy nos debe ocupar lo inmediato que es #QuedarnosEnCasa y sobrevivir a esta pandemia que nos pone en jaque como un país novato para encarar emergencias sanitarias.

Las pifias del presidente Andrés Manuel López Obrador no pueden ignorarse, pues si bien es una realidad que las fakes news han hecho su agosto durante el manejo de la información gubernamental, también es cierto que el Presidente sigue siendo la figura que le da al traste a toda la estrategia de su propio gobierno.

Hace unos días, durante una conferencia de prensa casi decretaba el fin de la cuarentena para el 15 de abril orillando a López-Gatell a desdecirlo frente a todos.

Las filias y fobias son casi imposibles de anular en momentos donde el ambiente de crispación lleva a millones de mexicanos a pensar además de la salud, en los temas de su propia economía y sobrevivencia.

Mientras la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez sigue con una sobre exposición en redes sociales dejando al descubierto su poco paciencia y ánimo de responder a las provocaciones o cuestionamientos en contra del Gobierno de México.

El regreso a Twitter de la pareja del presidente ha sido para subirse al ring y descalificar a quienes tengan un planteamiento crítico. En tanto, su marido sigue dando muestra de tozudez pública al mostrarse poco empático para poner el ejemplo y tomarse la temperatura, ponerse gel en las manos, bajar el ritmo de sus giras y evitar las fotos con seguidores.

Todo esto nos muestra a los ciudadanos la necedad de un personaje que actúa como Mesías y no como el capitán del barco que en momentos de crisis como el que ya enfrentamos, da muestra de ser el primero en poner en práctica las medidas.

La dureza de la realidad en nada debe asociarse al ataque o insulto, pero nuestro Presidente es una persona de la tercera edad que por más sano que parezca, debe guardar los protocolos para evitar los contagios que tanto difunden su esposa y sus propios funcionarios.

La información de López Gatell ha sido clara siempre que la da él, sin la mediación del presidente.
Vienen días donde estaremos en vilo y al filo de la numerología letal del Covid19.

En este sentido también es importante que el propio gobierno deje de generar desconfianza y confusión frente a los casos detectados y las muertes.

¿Cómo saber si se tiene coronavirus si las pruebas escasean? Aquí es donde estriba el cuestionamiento que también deben asumir y no descalificar como una guerra sucia.

¿Acaso las neumonías atípicas no las van a contabilizar? ¿Qué pasa si yo me quedo en casa porque no me hicieron la prueba, enfermo y si muero dirán que fue neumonía o Covid para no agrandar la estadística?

Hoy me queda claro que el Gobierno de México está en la batalla de los molinos no sólo para contener una pandemia, sino para frenar el pánico y la irrupción masiva de pacientes en hospitales donde seguramente se intensificarían las cadenas de contagios masivos.

El reto que tenemos frente a nosotros, el inmediato depende de nuestra propia responsabilidad para cuidarnos frente a un tsunami que nunca hemos experimentado y cuya voracidad puede ser letal.

Si el Gobierno de México maneja bien la estrategia de contención de contagios, información, logística social y económica para la población, seguramente muchos estaremos narrando este 2020 como el año más negro que nos tocó enfrentar en nuestra vida y en la historia de un país lleno de incredulidad.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Haciendo historia

Ante el paro indefinido de labores en el fútbol mundial, la incertidumbre agobia a los futbolistas de todos los lugares del mundo.

El tema de los pagos y cómo se van a dar estos, tienen en vilo a prácticamente todos los futbolistas del orbe.

México, por supuesto, no es la excepción, en riesgo total está no sólo el pago a los jugadores, también el pago de los patrocinadores incluyendo a la televisión a los distintos equipos.

Al no haber actividad, ¿de dónde sacarán recursos para poder pagar?

En equipos como el Atlas y Santos ya determinaron que pagarán únicamente el 55% de las cantidades pactadas, en este caso grupo Orlegi no preguntó, simplemente lo aplicó.

En esa misma tónica están la mayoría de los clubes quienes a la fecha no han anunciado de manera oficial cuál será la mecánica para cubrir los contratos establecidos.

Ya ni qué decir de los equipos de ascenso quienes de verdad se las verán negras para poder cumplirle a sus jugadores; de antemano sabíamos que la Liga de Plata del fútbol mexicano se encontraba en una grave crisis, pero me parece que con esta situación se le estará dando la estocada final y será la liga quien tendrá que anunciar qué va a proceder, pues es previsible la bancarrota para la mayoría de estos equipos.

Si de por sí esta pandemia mundial llamada Coronavirus marcará una situación crítica para la mayoría de los negocios en nuestro país, de verdad no quiero ni pensar en lo que sucederá con el fútbol.

Estamos viviendo un hecho histórico, así como fueron tanto las guerras mundiales o la pandemia de hace 100 años, esta época será recordada en la historia de la humanidad como uno de los caos más grandes que ha padecido la humanidad en la época moderna.

A mi parecer tendremos un antes y un después una vez que termine esta ‘peste’ moderna.

Créame que nada volverá a ser igual, se tendrán que ajustar muchas cosas en el fútbol y en la vida.

Difícilmente volveremos a ver los sueldos exorbitantes que se venían pagando, los eventos masivos serán mucho más controlados y durante algunos años la gente tendrá miedo de acudir a lugares concurridos y abarrotados como estábamos acostumbrados.

Además de que quizás serán algunos años para que la economía se pueda recuperar y eso determinará cómo se manejará el fútbol de ahora en adelante.

Triste situación la que nos tocó vivir, pero no queda más que, primero, tratar de sobrevivir y después adaptarnos a los nuevos tiempos que estarán por venir.

En cuanto al torneo local, realmente lo único con lo que se cuenta actualmente son con cálculos y aproximaciones de cuándo podría reanudarse, se habla de mediados o finales de mayo, pero ante la cuarentena de un mes determinada apenas el sábado pasado por el Gobierno Federal, se ve complicado que así pudiera suceder, aunque todo es posible.

Según el calendario actual, la próxima liga estaría iniciando el 17 de Julio y actualmente falta casi medio torneo más la liguilla por disputarse, lo cual aprieta las fechas de manera considerable.

Además de que no es ya arrancamos y mañana estamos listos, pues los equipos necesitarán al menos 15 días para reagruparse y prepararse.

Veremos en qué acaba esta lamentable situación que, como le comento, pasará a la historia indudablemente.

Al menos la buena noticia en el campamento de la franja fue que todos los jugadores fueron examinados del famoso Coronavirus y todos, afortunadamente, salieron negativos de los exámenes.

Por lo pronto están citados en el estadio Cuauhtémoc el próximo 10 de abril para tener una reunión y determinar de acuerdo a la situación, cuáles serán los pasos a seguir.

Nosotros como siempre, seguiremos en línea.

Hasta la próxima

Twitter @pepehanan

Foto: Es Imagen / Katia Fernández

Armenta se suma al grupo de operadores políticos del gobernador Barbosa

A inicios de año comente que el senador de la República, Alejandro Armenta Mier, había sido perdonado por el gobernador del Estado, Miguel Barbosa, e incluso Armenta se iba a convertir en el antídoto en contra del entonces secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla Prieto.

Hoy les puedo comentar que no solo Armenta ya goza de permiso por parte del mandatario para hacer presencia en Puebla, sino que también se ha sumado al equipo de operadores electorales del mandatario rumbo al 2021 en coordinación de Eric Cotoñeto.

Ambos personajes serán los encargados, una vez que concluya la emergencia provocada por la presencia del coronavirus en la entidad, de llevar a buen puerto la estrategia político electoral, a través del programa “estrella” de la secretaría del Bienestar, denominado “alianza para la felicidad”, la cual distribuye miles de tinacos, calentadores solares y equipo para la construcción.

No es casualidad que el senador por Morena, ex priista, haya sido el orador en la pasada, Expo Café “orgullo poblano”, en donde el legislador, elogió como pocas veces al mandatario estatal, al resaltar que en “Puebla están pasando cosas importantes, al ser la primera entidad en contar con una agencia estatal de energía”.

Armenta logró solventar su situación con el gobernador Barbosa, exactamente a finales del año pasado, cuando se difundió un encuentro entre el senador de Morena y el mandatario estatal, quienes se sentaron a tomar café en los portales, a las vista de todos los poblanos.

Alejandro Armenta y el hoy gobernador Miguel Barbosa contendieron por la candidatura de Morena a la gubernatura del estado, tras la muerte de la entonces mandataria, Martha Erika Alonso, acaecida el 24 de diciembre de 2018.

Armenta le disputó a Barbosa, la candidatura e incluso se convirtió en el verdadero contendiente del nacido en Zinacatepec, lo cual derivó en la impugnación de la candidatura del hoy mandatario ante el TRIFE y también una especie de conjura en contra del entonces candidato operada por la ex diputada federal, Violeta Lagunes.

Luego de las elecciones y del triunfo de Barbosa, Armenta se refugió en la cámara alta, en donde mantuvo el apoyo de su amigo, el líder del senado, el zacatecano, Ricardo Monreal, quien operó la reconciliación entre ambos personajes.

De manera paulatina, Monreal operó a favor de Armenta, para acercarlo al gobernador Barbosa, de tal forma que el legislador nacido en Acatzingo, Puebla, se distanció de sus antiguos amigos y aliados, el súper delegado, Rodrigo Abdala y la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

Hoy la unión de ambos personajes es sólida de tal manera que para aprovechar la experiencia de Armenta en temas electorales, el ex priista fue incorporado al equipo de operadores del mandatario, al mando de Eric Cotoñeto.

Armenta es un experimentado operador desde sus tiempos de marinistas, dentro de su currículum se encuentran el haber sido director del DIF y secretario de Desarrollo Social, así como presidente estatal del PRI, lo cual habla de sus dotes para saber focalizar la entrega de recursos, con alta rentabilidad política.

La primera muestra de cómo se busca involucrar a Armenta en los temas de la secretaría del Bienestar, fue la presencia del legislador, en la entrega de apoyos dentro de la llamada “Alianza para la Felicidad” en Tepeaca, distrito considerado como el bastión del “armentismo”. Esto a inicios de mes.

Se dice que el propio Armenta gestionó los recursos entregados para la región y también otros dentro de este mismo programa, el cual pertenece a la secretaría del Bienestar, al mando de Liz Sánchez, quien se ha convertido en una mera figura decorativa dentro de esta dependencia.

Tan es así que incluso el Partido del Trabajo, al cual pertenece la titular de la secretaria del Bienestar ha amenazado con romper con el mandatario estatal, ante la poca injerencia que tiene la propia Liz Sánchez en la toma de decisiones.

En fin, así las cosas y así los pasos del senador Armenta, quien ya forma parte del primer equipo del gobernador Barbosa, como dice el dicho, ver para creer.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

30 años de Mujer Bonita

El 23 de marzo de 1990 llegó a las salas cinematográficas de Estados Unidas la cinta PrettyWoman, dirigida por Garry Marshall y con las actuaciones protagónicas de Richard Gere y Julia Roberts.

En ese entonces la cinta tuvo un presupuesto de 14 millones de dólares y hasta la fecha ha recaudado más de 463 millones de dólares.

Muchas cosas tuvieron que pasar para que esta cinta se pudiera hacer. De entrada el título original era 3,000; haciendo referencia a la cantidad que Richard Gere (Edward) le ofrece a Julia Roberts (Vivian) por pasar una semana con él.

Molly Ringwald, Meg Ryan y Sandra Bullock rechazaron el papel para esta película. De igual manera, Christopher Reeve, Al Pacino y Burt Reynolds no quisieron el protagónico masculino. Todos y todas han externado su arrepentimiento en no haber tomado los personajes.

La química que se ve en pantalla entre Gere y Roberts fue real, ambos hicieron muy buena amistad desde un inicio. De hecho, Gere iba a rechazar el personaje pero Roberts le dio un mensaje escrito en un Post-It después de una reunión donde le escribió: Por favor, di que sí.

En el guion original el personaje de Vivian era adicta a la cocaína y parte del acuerdo con Edward incluía que debía dejar de consumir durante la semana que estuvieran juntos.

Al final, decidieron dejar de lado esa anécdota para convertirlo en una historia menos dramática.

Cuando se consiguieron los derechos de la canción de Roy Orbison: PrettyWoman, se decidió cambiar el título e incluir la melodía en el soundtrack.

Algo que es poco sabido es que Richard Gere realmente toca el piano en una escena en la suite del hotel y esa composición es original suya, fue algo improvisado durante la filmación pero que se quedó en la edición final.

De igual manera la icónica escena donde Edward cierra el estuche donde se encuentra el collar que va a regalarle a Vivian y la asusta fue improvisada y la risa de Roberts es real, fue tan bien recibida por el director que también se quedó en la edición final.

Aunque parezca increíble, esta cinta se estrenaba hace tres décadas y hoy en día sigue igual de vigente y divertida.

Uno de los grandes éxitos de taquilla de Garry Marshall y, sin duda, la gran catapulta para las carreras de Gere y Roberts.

Morena vs Morena ¿quién gana? Todos menos Morena

La seguridad de la capital poblana desde ayer ya le corresponde a la nueva delegada Carla Morales Aguilar. Así que, si algo pasa, si hay errores, si continúa la inseguridad como hasta hoy, la responsabilidad ya no solo es del municipio de Puebla sino del estado también.

El pleito fue muy grande como para que no vayan a entregar buenos resultados, se atacó y se puso en evidencia a un gobierno emanado de Morena y acusado por otro de Morena. Esto quiere decir que la medida es muy alta por el riesgo que conlleva. Es estar seguros de lo que se hizo y quiere decir que viene una limpia total en el área de seguridad pública en la ciudad.

La ventaja de todo este galimatías es que ahora sí estarán coordinados tanto los mandos estatales como los municipales y que, según lo que se lee entre líneas por tantos señalamientos y acusaciones, ahora sí cambiará el sistema de seguridad en la cuarta ciudad más importante de Puebla.

¿Será?

… (silencio).

Sería bueno que hicieran lo mismo con los municipios de San Andrés y San Pedro Cholula, así como en Huejotzingo, San Martín Texmelucan, Atlixco y Amozoc. Puebla capital no es una isla y en esta la percepción de la inseguridad es más alta porque hay más habitantes y porque era hasta hace unos cinco años una ciudad muy tranquila.

Ahora ya no.

Es cierto que quien ganó la partida fue el gobernador, pero quien perdió fue Morena pues se acusaron públicamente y quedaron heridas que saldrán a relucir el próximo año cuando haya elecciones para diputados federales, locales y alcaldes.

Si la decisión de imponer a una delegada en seguridad pública fue buena, los resultados también se verán en las urnas del próximo año.

Lo más curioso de todo esto es el juego de la roña (tú eres morenovallista).

Hace unos años era lo mismo pero con la palabra marinista. Y Paredista, Hinojocista, y todo lo que termine en ista (Bartlista, melquiadista, piñista, moralista y el largo etcétera).

Ahora todos los que nos caen mal o no nos convienen son morenovallistas. Lo peor de todo es que sinos ponemos a ver quién es y quién no lo es, será como quién sí se contagió y quién no de coronavirus. Quién es portador y quien no.

Hay políticos, burócratas, empleados de primer y quinto nivel, periodistas, directores y dueños de medios, empresarios, ex legisladores federales y locales que se vieron beneficiados en el morenovallismo.

Y no digan que no porque hasta hay fotos y publicaciones. Nadie se escapa. Literalmente es como el viejo juego de la roña o el tú las traes que ya hasta se vuelve infantil usar esos argumentos para buscar complots o conjuras donde quizá no siempre las hay.

Es cierto que hubo corrupción y actos despóticos en el morenovallismo. Es cierto que se crearon empresas fantasmas y empresas factureras para enriquecerse a costa del erario, pero ni son todos los que son ni son todos los que están.

Todos sabemos quién hizo qué. Algunos actualmente son diputados, otros siguen en el sector empresarial y otros siguen sangrando el estado ahora con la bandera de la cuarta transformación.

No todos los que trabajaron la administración de Moreno Valle ni en la de Tony Gali eran parte de la mafia del poder ni del modelo de negocios y es que si van a correr a todos los políticos corruptos o funcionarios idem, sus oficinas quedarían vacías, no se nos olvide que son políticos y que siempre aplica la máxima: quítate tú para que me ponga yo.

Ilustración: Alejandro Medina

AC y DC

Antes del Coronavirus (AC) y Después del Coronavirus (DC).

Así podría ser catalogado a futuro esta era de contingencia mundial, en la que prácticamente ningún país del planeta se ha salvado de su azote.

Y como sabemos, México no va a ser la excepción.

Estamos a días de entrar en la oscuridad de la pandemia en el país, que ha encerrado al mundo entero literalmente, como si se tratara de una película de ciencia ficción.

Estos días serán cruciales para el futuro de México, ya que dependerá de las políticas que se están emprendiendo no solo para hacerle frente a la enfermedad del covid-19, sino a la terrible crisis económica que se avecina.

Sin tratar de sonar fatalista o alarmista, el panorama en nuestra República parece muy desalentador por los dos frentes que tendrá que afrontar: el económico y el de salud.

En estos momentos estamos en un tiempo de tensa calma antes de la tormenta, como cuando empieza la llovizna previa al huracán, donde las casas son el único refugio.

Esta misma tormenta, -también sin afán de politizarla-, tendrá forzosamente uno de dos saldos: El encumbramiento de la llamada 4T (cuarta transformación) o su declive.

Y todo será resultado de su forma de operar previo a la crisis.

Históricamente, serán muy recordados y escudriñados todos y cada uno de los videos del presidente Andrés Manuel López Obrador, sin excepción alguna, aunque los borre de la web.

Por una parte, es de comprenderse su forma de actuar, tal vez tratando de impedir que inicie la crisis económica desde antes de la tormenta.

Es obvio que no somos Italia, España o Estados Unidos, donde sus habitantes pueden encerrarse en sus casas sin mayor problema que el aburrimiento.

Simplemente ahí hay dinero y sus gobiernos se lo darán a los pocos que no lo tengan, que son los menos.

Aquí la mayoría estamos al día.

¿Se imagina que pasará cuando en la cuarentena total, se acabe tanto el dinero como la comida?, lo que sería muy pronto.

Por eso ya se analizan, incluido en Puebla, estrategias contra saqueos.

La situación del Covid-19 mantiene en vilo a México.

Habrá un AC y DC.

La historia ya juzgara

Tiempo al tiempo.

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

El retorno de los caciques

La aparición del coronavirus en México ha traído consigo muchas consecuencias. Ante el vacío de poder por la falta de acciones inmediatas por parte del gobierno federal y de la administración del presidente López, los vacíos se han comenzado a llenar a través de las figuras de los gobernadores de los estados.

Si, los señores feudales, los amos y señores, los dueños de la horca y el cuchillo están de vuelta, ya que son ellos quienes precisamente han tratado de implementar acciones para tratar de paliar los efectos de la pandemia en sus diferentes demarcaciones.

Los gobernadores que habían estado sometidos al férreo control del presidente López Obrador, quien los mantenía a raya a través de las participaciones, la auditoría superior y la Unidad de Inteligencia Financiera, aprovechan la coyuntura provocada por la falta de liderazgo del mandatario y se han dado a la tarea de recuperar el terreno perdido, tal es el caso del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, que ha comenzado a ganar espacios en todos los medios por las medidas implementadas en su entidad para combatir la pandemia.

De entrada, Alfaro cerró el aeropuerto internacional de Puerto Vallarta a todos los vuelos provenientes del extranjero y después anunció una serie de apoyos fiscales e incentivos a los empresarios que se van a ver afectados por el cierre de sus respectivos negocios.

Pero no solo eso, Alfaro ha aprovecha la coyuntura para comenzarse a posicionar rumbo al 2024, como una alternativa ante la actitud titubeante que ha mostrado la cuarta transformación, siendo el mandatario más adelantado en este tema.

El gobernador del Estado de México y primo del ex presidente Peña, Alfredo del Mazo, también ha comenzado a tratar de aparecer más en escena, también con el pretexto de dar a conocer las acciones de su administración en contra del coronavirus.

Del Mazo representa los poderosos intereses del grupo Atlacomulco, el cual tiene extendidos sus tentáculos por todo el país y los más importante, cuenta con poderosos intereses económicos detrás de este personaje, el cual se había mantenido con un perfil bajo, pero ya también aprovechó la coyuntura.

Y como estos dos personajes, el resto de los mandatarios, principalmente los de oposición, que ven en la pandemia, una debilidad del otrora gobierno federal, con un presidente de la República, rebasado por las circunstancias y un gabinete, el cual, simple y sencillamente esta de adorno.

La hecatombe total. La popularidad del presidente de la República va francamente en picada, ya son 12 semanas de manera consecutiva, en que el presidente pierde puntos, de acuerdo al seguimiento semana que realiza la empresa de Roy Campos, Consulta Mitofsky.

Reforma, el pasado martes, publicó los resultados de un estudio de opinión respecto a qué opinan los ciudadanos sobre la actuación del presidente de la República ante la contingencia y solo el 37 por ciento, aprobaba su actuar, mientras que el 44 lo reprobaba.

Pero el golpe más duro a la popularidad del presidente se lo dio ayer la empresa GEA-ISA, quien colocó la aprobación del presidente en el 47 por ciento, es decir, de diciembre a la fecha el mandatario perdió 10 puntos, ya que a inicios de año, registraba un 57 por ciento.

En comunicado, GEA destaca que entre las variables que más han incidido en la caída de la popularidad del presidente se encuentran, el deterioro del estado de ánimo de la población y de una evaluación cada vez más crítica de los resultados de la actual administración.

También señalaron como otra causa, la materia económica, pues ha crecido de manera importante el pesimismo de la gente ante la falta de resultados.

La seguridad es otro de los renglones que afectan la popularidad del mandatario, ya que existe una percepción de crisis y una demanda de cambio a la estrategia del gobierno.

El tema de salud también es importante, porque se percibe un deterioro en la calidad del servicio.

En fin, todo parece indicar que lo que inicialmente se percibió como un gran cambio para el país, ha ocasionado ya el desencanto entre la población, la cual ya dio por concluida la luna de miel.

López Obrador dilapido un bono democrático, como pocas veces se había visto. Inicio su administración con una aprobación del 90 por ciento por parte de la población y hoy el desencanto es lo que prevalece en una buena mayoría de los ciudadanos.

La cuarta transformación, y no me equivoque, ha resultado ser, una moda pasajera.

laserpientesyescaleras@hotmail.com