¡Escúchanos por internet!

Elogian obra póstuma de Carlos Fuentes

“Aquiles o El guerrillero y el asesino”, del escritor Carlos Fuentes (1928-2012), “más que una simple obra inédita es el impagable testamento literario de uno de los mejores narradores de una generación de gigantes”.

Un escritor que supo trascender su condición de mexicano para retratar, como nadie, la sangrante, convulsa e intrincada realidad latinoamericana, aseveró el director del Fondo de Cultura Económica (FCE), José Carreño Carlón, al presentar la novela en la que el autor invirtió más de dos décadas de trabajo creativo.

Para el director de la casa que coeditó el material, “Aquiles o El guerrillero y el asesino” refleja el sello literario y la personalidad de Carlos Fuentes, intelectual y diplomático de fama mundial y uno de los principales exponentes de la narrativa mexicana.

Es también, quizá, la obra más personal, incómoda y comprometida de Carlos Fuentes. No en vano, el mexicano ganador del Premio Cervantes 1987 aún trabajaba en sus distintas versiones cuando lo sorprendió la muerte.

Lo espinoso del tema, junto a las dificultades para dar con el tono adecuado y el esquivo desenlace del proceso de paz en Colombia fueron, sin duda, los motivos de dicha dilación para ponerle el punto final. ¿Última versión?, si es acaso la definitiva, si está inconclusa o no, es algo que sólo el autor podría responder, explicó.

En todo caso, subrayó, el manuscrito que dejó revela a un Carlos Fuentes en estado puro, maduro y en el esplendor de sus dotes narrativas, e incluso hasta un tanto más osado en su planteamiento y desarrollo formal que en otros libros anteriores. Y esto sitúa esta novela en un lugar destacado en su trayectoria.

A medio camino entre la crónica, la biografía novelada y la ficcionalización de un suceso real, Fuentes toca aquí un episodio traumático de la historia colombiana: El asesinato de Carlos Pizarro Leongómez, el 26 de abril de 1990; un joven sicario le disparó a quemarropa 15 balazos en un vuelo de Avianca, de Bogotá a Barranquilla.

Ajusticiado el asesino por los guardaespaldas de Pizarro, en su zapato se encontró una nota en la que reclamaba el pago de los dos mil dólares a su “mamacita”, prometidos por el trabajo. Nunca quedó claro si había sido contratado por narcos, paramilitares o por agentes del poder y la política colombiana empeñados en abortar la paz.

Carlos Pizarro, alias el “Comandante Papito”, dado su magnetismo y aspecto físico, era el fundador y máximo dirigente del movimiento guerrillero M-19. En el momento de su asesinato, había trocado el fusil por los votos: El carismático líder revolucionario había depuesto las armas, iniciando un proceso de paz.

Para Carreño, los lectores en español están ante un suceso sin precedentes, el cual involucra lo cultural, lo literario y lo editorial.

En lo cultural, dijo, el libro coeditado por el FCE es un gran detonador de la obra de Fuentes y sus temas, quien a cuatro años de su muerte está más vigente que nunca; en lo literario, es una novela inédita trabajada por el escritor durante 20 años, y en materia editorial, reúne el esfuerzo de dos grandes sellos (FCE-Alfaguara).

Sin duda, abundó, con edición y prólogo de Julio Ortega, esta nueva entrega mantiene la ruta que marcaron obras ya clásicas como “La región más transparente” (1958), “Las buenas conciencias” (1959), “La muerte de Artemio Cruz” (1962), “Aura” (1961), “Cantar de ciego” (1966) y la novela “Zona sagrada” (1967), entre otras más.

Estudiante de la UDLAP gana Concurso Nacional de Piano

La estudiante de la Licenciatura en Música de la Universidad de las Américas Puebla, Elena Ananyeva fue reconocida con el primer lugar en la primera edición del Concurso Nacional de Piano Siglo XXI- Xalapa, gracias a la interpretación de cinco piezas del pianista alemán Johannes Brahms, concurso que tuvo lugar del 11 al 13 de mayo de 2016 en el Museo de Antropología de Xalapa, Veracruz.

La estudiante rusa con beca artística de la UDLAP, fue asesorada por Misa Ito, catedrática de la universidad, quien recientemente se hizo acreedora a una beca del Fonca.

La estudiante también obtuvo un premio especial que consiste en interpretar junto con la Orquesta de Cámara de Xalapa, sobre ello Elena afirmó “haber ganado el primer lugar era un gusto enorme, pero además recibir esta distinción me hizo mucho más feliz”. Además, agregó: “dos semanas antes del concurso me encerré sólo a ensayar, dejé de tomar mis clases e impartir las clases que doy, todo mi tiempo fue para el concurso, pero también Misa me ayudó muchísimo con sus recomendaciones y críticas”.

Hubo dos etapas en el primer Concurso Nacional de Piano Siglo XXI- Xalapa, para la primera se enviaron videos con las interpretaciones, para luego elegir a 21 finalistas de todo el país. El jurado estuvo compuesto por los maestros Citlalli Guevara, Mauricio Nader, Slavina Zhelezova y Kristhyan Benitez.

“La beca artística es un gran impulso, pues además de estudiar practicas todo el tiempo lo que amas. Soy parte también de Ópera UDLAP, lo que me permite viajar por todo el país y relacionarme con otros artistas, es una oportunidad para decirle al mundo lo que es el arte y la música, desde mi punto de vista”, expresó la estudiante.

Elena Ananyeva está por egresar de la licenciatura y además se encuentra impartiendo clases en la Escuela de Música Artes Revueltas, al tiempo que ensaya para su próximo concierto en el Festival de Violoncelo el próximo 7 de julio con Adolfo Gutiérrez en el Museo Internacional del Barroco de Puebla, con obras de clásicas.

En Oxford exhiben manuscritos prehispánicos

La Universidad de Oxford presenta una exposición de manuscritos prehispánicos que narran la vida de las civilizaciones del centro de México antes de la llegada de los españoles y primeros años de la Conquista.

La exposición “Mexico’s Painted Histories” (Historias ilustradas de México) presenta el Códice Laud, el Códice Mendoza, el Códice Bodley, el Códice Selden y el Rollo Selden, hace renombrado como El Rollo del Fuego Nuevo.

“Esta es la primera vez que los cinco manuscritos prehispánicos y mesoamericanos son mostrados para que el público los admire”, señaló la directora de Conservación de las Bibliotecas Bodleian, Virginia-Llado Buisan, sede de la exhibición.

Se puede ver y comparar las ilustraciones para diferenciar los estilos pictóricos que van desde “libros plegados hechos de piel de ciervo hasta un rollo de cinco metros de largo en papel de corteza de árbol”.

El Códice Laud del siglo XVI debe su nombre a William Laud, arzobispo británico que fue dueño de este antiguo códice mexicano.

El Códice Mendoza lleva el nombre del primer virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza.

Este códice data de alrededor de 1541. Fue elaborado para el rey Carlos V de España con el fin de brindarle detalles de la vida en la nueva colonia.

Entretanto, el Códice Laud es un manuscrito principalmente pictórico que consta de 24 hojas que es parte del grupo Borgia -un conjunto de documentos indígenas, la mayoría precolombinos originarios del centro de México.

Los manuscritos de la Bodleian forman parte de 20 documentos antiguos que sobrevivieron la destrucción de los conquistadores.

A través de ilustraciones describen la vida social, política y religiosa de las culturas precolombinas.

Algunos de los manuscritos que sobrevivieron fueron enviados a Europa y conservados por diplomáticos y académicos, como Thomas Bodley, fundador de la biblioteca de Oxford, o William Laud y John Selden que donaron los libros a la colección universitaria.

Como parte de la exposición, que estará abierta al público hasta el 3 de julio, un grupo de expertos de la universidad inglesa analizan a partir de hoy los antiguos manuscritos en el ciclo de conferencias “Manuscritos Mesoamericanos: enfoques e interpretaciones científicas”.

Cumple 90 años Teodoro González de Léon; icono de la arquitectura

La embajada en Guatemala destacó la obra del arquitecto mexicano Teodoro González de León, autor de edificios emblemáticos de México, quien hoy llegó a 90 años de edad.

El arquitecto mexicano trabajó con sus colegas Abraham Zabludovsky y Francisco Serrano en el diseño y edificación de las embajadas de México en Brasil, Alemania, Belice y Guatemala.

Los mexicanos celebran los 90 años del arquitecto Teodoro González de León y su obra, “que perdurará en la identidad cultural de México”, señaló por su parte la Secretaría de Cultura.

Puntualizó que la historia de la arquitectura mexicana de la segunda mitad del siglo XX no puede ser vista sin la obra de González de León, creador de museos, bancos, edificios institucionales y corporativos.

Estos edificios han contribuido a definir el tejido urbano de buena parte de México, mediante un concepto de monumentalidad donde conviven modernidad y atemporalidad.

El Auditorio Nacional, el Museo Tamayo, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) y el Conjunto Urbano Reforma 222 son algunas de sus obras más importantes, mismas que se han convertido en símbolo y referencia de la Ciudad de México.

El arquitecto Teodoro González de León cumple este 29 de mayo 90 años y varias instituciones culturales del país celebran este aniversario con una serie de actividades en las que se reflexiona sobre su obra, su legado y la influencia que ha dejado en la arquitectura mexicana de dos siglos.

Los homenajes reconocen sus siete décadas consagradas a la transformación de los espacios como una metáfora y extensión del espíritu humano en las que ha erigido edificaciones monumentales útiles para la ciudad y sus habitantes, en las que ha integrado emoción y belleza al paisaje urbano.

Su destacada trayectoria ha tenido reconocimiento internacional, incluidos galardones como el Premio Latinoamericano en la Bienal de Arquitectura de Buenos Aires (1989).

Además del Premio de la Academia Internacional de Arquitectura (Bulgaria, 1989 y 1994), y el Gran Premio de la II Bienal Internacional de Arquitectura de Brasil (1994), entre otros.

Es miembro honorario del American Institute of Architects, la Academia de Artes, la Academia Internacional de Arquitectura y de El Colegio Nacional.

González de León, junto con los arquitectos Abraham Zabludovsky y Francisco Serrano edificó la embajada de México en Brasil.

En otra colaboración con Serrano, construyó la Biblioteca Pública Estatal y el Centro Administrativo de Gobierno en Villahermosa, Tabasco, las nuevas oficinas de Hewlett Packard, así como las embajadas de México en Alemania y en Guatemala.

La embajada de México en Guatemala fue inaugurada el 24 de marzo de 2004 y se ha convertido en un ícono de la arquitectura contemporánea de la capital guatemalteca

El moderno edificio de la sede diplomática, que resalta por su piedra color blanco, se ubica en la zona diez de la capital, corazón financiero y comercial de la mayor ciudad centroamericana.

La embajada de México en la capital guatemalteca, presidida desde marzo de 2015 por la diplomática Mabel Gómez Oliver, es un gran complejo arquitectónico que contrasta con su vecina, la iglesia de Ciudad Vieja, construida a finales del siglo XVIII.

El edificio consta de tres cuerpos principales. El primero es la Sección Consular, con una capacidad para dar servicio a más de 500 usuarios diariamente.

A un costado, se encuentra el Centro Cultural Mexicano, conformado por el Auditorio “Luis Cardoza y Aragón” con una capacidad para 400 personas y por la Galería “José Gorostiza”, que han convertido a la sede diplomática “en un nodo cultural de la ciudad de Guatemala”.

Por último, el edificio de la Cancillería, que alberga siete agregadurías, cinco secciones, la Jefatura de Cancillería y la oficina del titular de la embajada mexicana.

La fachada se caracteriza por un distintivo color blanco de concreto cincelado y en su interior los amplios jardines son escenario de eventos oficiales que visten la presencia de México en Guatemala.

La imponente estructura del edificio simboliza la importancia de la relación entre México y Guatemala, países que además de compartir una frontera, tienen en común un enorme legado histórico y cultural, indicó la sede diplomática.

De Italia para Puebla, llega la exposición Miguel Ángel

Será en septiembre cuando la capital poblana albergue la exposición Miguel Ángel, el arquitecto, pintor, escultor y poeta más sobresaliente del Renacimiento por sus colosales monumentos e imponentes obras pictóricas.

La exposición que estará conformada por más de una decena de réplicas de las piezas originales, que cuentan con el aval de la Casa Buonarroti, en Italia, incluirá el Moisés, la Piedad del Vaticano y la escultura más destacada y universalmente conocida, símbolo de valor y perfección en la ejecución de la técnica, el David.

A esta importante muestra de arte la acompañará la reconstrucción de los frescos de la Capilla Sixtina y del Juicio Universal, así como proyectos arquitectónicos entre los que destaca la Basílica de San Pedro, videos y escenografías interactivas para que los visitantes profundicen en la vida y obra de Miguel Ángel.

En 2013 esta muestra fue presentada en Taiwán, donde a tan sólo seis meses de exhibición contabilizó 390 mil visitantes.

Reflexionan en torno a la otra Batalla de Puebla

Considerada la otra Batalla de Puebla, el Sitio de 1863 es un hecho significativo de la historia de México; sin embargo, es poco estudiado, de ahí que un grupo de estudiosos se dieran a la tarea de publicar una selección en textos bajo el título de “El sitio de Puebla, 150 Aniversario”.

Presentado la víspera en el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), el título analiza los acontecimientos y protagonistas, desde una nueva óptica.

Por ejemplo, abarcando temas pocas veces tocados como son la ingeniería militar y los problemas de salud pública ocasionados por el sitio.

Rubén Ruiz Guerra, colaborador en la realización del libro y profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, lo consideró un texto muy bien armado, que reúne a un número significativo de autores muy profesionales, para ofrecer distintas perspectivas de los acontecimientos y, por ende, una visión muy completa.

“Es un momento de nuestra historia poco recordado, que valdría la pena retomar, por el nivel de entrega personal de aquellos que lo vivieron, para que podamos construir la nación que queremos, y poder mirar hacia el futuro”, señaló el autor.

El también autor del libro José Arturo Aguilar Ochoa, profesor investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, mencionó que junto a otros autores reflexionaron acerca de lo importante que es indagar sobre el Sitio de Puebla, un tema que además poca gente toca.

Para ello, detalló, se convocó a una serie de maestros investigadores y alumnos, para que participaran; fue importante invitar a alumnos y darles la oportunidad, ya que tienen mucho que decirnos respecto a estos temas, muchos han realizado tesis y aunque sabíamos que era un riesgo por su poca experiencia, el resultado fue muy favorable.

No obstante, acotó, hubo muchos temas importantes que se quedaron fuera del libro por no encontrar quién pudiera desarrollarlos, entre ellos, la Batalla de San Lorenzo Almecatla, acerca de Ignacio Comonfort (1812-1863) , como percibió la prensa mexicana el acontecimiento, y cuál fue la participación del pueblo, entre otros.

Entre los autores que participaron en el libro se encuentran los alumnos Humberto Morales Moreno, Abraham Sánchez Vázquez, Emmanuel Rodríguez Baca, la doctora Patricia Galeana, Juan Macías Guzmán, Alfonso Milán, Arturo Aguilar Ochoa y Jorge Carretero Madrid.

El libro arranca con el maestro Juan Macías Guzmán, quien escribió “El gran sitio de 1863. La verdadera Batalla de Puebla”, por su parte el alumno Emmanuel Rodríguez Baca hace una semblanza del general Felipe Berriozábal (1829- 1900) y analiza su propuesta militar.

El alumno Abraham Sánchez Vázquez ofrece el análisis del jefe del Ejército de Oriente durante el sitio, en el texto “La heroica defensa de Puebla 1863. General Jesús González Ortega, salvaguarda del honor de las armas mexicanas”.

Humberto Morales Moreno aborda la figura del general Miguel Negrete (1824- 1897), dividiendo la carrera militar del general en cuatro momentos, mientras que Aguilar Ochoa se encarga de la litografía, la pintura y la fotografía en la obra, y la doctora María Magdalena Guzmán aborda las enfermedades como un actor más del Sitio de Puebla.

En su oportunidad, Raúl González, otro de los autores, invitó a “asomarnos a esta historia que poco se analiza, y se puede seguir investigando”, “Queda a crítica de ustedes, que disfruten el libro y aprendan de esta historia de Puebla y de México”, señaló.

Impartirá BUAP curso masivo sobre apreciación del arte

Del 7 de junio al 19 de julio. El objetivo: despertar el interés por el arte

La BUAP, a través de la Dirección General de Innovación Educativa (DGIE) y el Museo Universitario Casa de los Muñecos, desarrolló el primer curso masivo abierto en línea o MOOC, por sus siglas en inglés, sobre “Apreciación y análisis. Una guía para entender el arte”, cuyo objetivo es despertar el interés del público en general sobre el mundo del arte.

En este MOOC -que se encuentra en la plataforma educativa MéxicoX-, el participante aprenderá cómo apreciar y analizar una obra, además de conceptos relacionados con el arte en el tiempo, su estudio, conservación y valoración. “Este curso no está ligado con el tema de la tecnología, sino con el arte, uno de los ejes centrales de la Institución para la formación integral de los estudiantes”, afirmó Elsa Fueyo Hernández, titular de la DGIE.

Consta de 30 horas de estudio, del 7 de junio al 19 de julio. El contenido temático se divide en tres módulos de estudio: Cómo acercarse a una obra de arte, Circuitos de exhibición de una obra y Conservación y restauración de obras de arte. Al final del curso, quienes cumplan con las horas de estudio y evaluaciones recibirán una constancia.

Con ello, se busca desarrollar competencias para la observación, lectura y comprensión de imágenes pictóricas figurativas; reconocer qué factores intervienen para valorar una obra, además de descubrir el proceso desde su llegada a una institución hasta su exposición. Asimismo, promover una actitud de valoración y protección del patrimonio cultural.

La planta docente está conformada por colaboradores del Museo Universitario Casa de los Muñecos, entre ellos María Elsa G. Hernández y Martínez, directora de este recinto; Adriana Guadalupe Alonso Rivera, especialista en Historia del Arte; Francisco Javier Quirós Vicente, especialista en restauración, y María de los Desamparados Olmos Ruiz, historiadora del arte y gestora cultural.

La plataforma educativa MéxicoX fue lanzada en junio de 2015 y es operada por la Dirección General de Televisión Educativa de la SEP federal, en la cual se ofertan diversos MOOC a cargo de 23 instituciones educativas del país. Recientemente, esta plataforma recibió el reconocimiento internacional WSIS 2016, durante la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (WSIS, por sus siglas en inglés).

Para tener acceso a MéxicoX y, en particular, al curso “Apreciación y análisis. Una guía para entender el arte”, las personas interesadas pueden ingresar a la página http://mx.televisioneducativa.gob.mx/.

09
Un proceso creativo

Para la creación de este MOOC, Elsa Fueyo Hernández detalló que personal de la DGIE acudió a la Ciudad de México, para recibir una capacitación de cuatro días sobre el uso de la plataforma, producción de contenidos, tipo de recursos digitales a desarrollar y evaluaciones, entre otros lineamientos, ya que estos cursos permiten generar habilidades digitales y de autoestudio. Una vez ajustados los formatos y guiones de trabajo, la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura y el Museo Universitario Casa de los Muñecos seleccionaron a los especialistas en el área para cada módulo.

La directora de la DGIE señaló que en una primera etapa se trabajó con los expertos para saber cómo presentar la información en la plataforma y plasmar las instrucciones del contenido, a través de estrategias didácticas y recursos de apoyo. La siguiente fase fue el diseño multimedia y de sistemas, donde se desarrollan los recursos digitales de apoyo, para ingresarlos en la plataforma. Después se pasó a una etapa de revisión, para finalmente brindar el curso al público en general.

Fueyo Hernández destacó que la BUAP además de ofertar su primer MOOC, también forma parte de la Reunión del Grupo Asesor de la plataforma educativa MéxicoX, como una institución reconocida por su calidad académica y a la vanguardia en el uso de la tecnología.

Manuel Delaflor interpretará sonatas de Beethoven en Puebla

Como parte del programa “Bellas Artes a todas partes”, el pianista mexicano Manuel Delaflor ofrecerá un recital con entrada gratuita, este jueves en la Sala Sinfónica del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El programa estará dedicado al compositor alemán Ludwig van Beethoven (1770-1827), por lo que el pianista interpretará Sonata en do menor op. 13 “Patética”; Sonata en re menor op. 31 núm. 2 “Tempestad”; Sonata en fa menor op.57 “Appassionata”; y Sonata en mi bemol mayor op.81 “La despedida”.

Este recital forma parte del programa del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) cuyo propósito es llevar concertistas del instituto a diversos foros culturales del país.

Delaflor realizó estudios musicales en la Ciudad de México con Antonio Gomezanda y Juan Valle, y asistió a los cursos de perfeccionamiento pianístico de Bernard Flavigny y Jörg Demus; también recibió clases especiales de Germán Díez, en Nueva York.

Durante tres años trabajó al lado de Américo Caramuta en la cátedra de fenomenología de la técnica pianística. Obtuvo el primer lugar en el Concurso Panamericano Bernard Flavigny, semifinalista en el Van Cliburn y finalista en el Internacional de Piano de Montreal, donde obtuvo mención honorífica por la ejecución del Concierto número 2 de Brahms con la sinfónica de dicha ciudad.

Ha sido solista de las principales orquestas mexicanas, y en el extranjero de las sinfónicas de Guatemala, Montreal, Moscú y Rumania. Ha ofrecido recitales en Chicago, Filadelfia, Nueva York, Santo Domingo, San Salvador, Guatemala, Honduras, La Habana y Santiago de Cuba; en Europa, en Alemania, Austria, Italia, Rumania, Polonia, y las antiguas Yugoslavia y Unión Soviética.

Actualmente, es jefe de la cátedra de piano en el Conservatorio de Música del Estado de México y es integrante del grupo concertistas de Bellas Artes.

Maldonado recibe Premio de Poesía “Joaquín Xirau Icaza”

Al reflexionar sobre la división del trabajo y elaborar una retrospectiva que lo llevó del siglo VII A.C., a nuestros días, el poeta Miguel Maldonado (Puebla, 1976) agradeció a la Secretaría de Cultura federal el apoyo recibido, y en su calidad de poblano, los beneficios que de la entidad ha obtenido hasta hoy.

Maldonado recibió el Premio de Poesía “Joaquín Xirau Icaza” 2016 tasado en 250 mil pesos, de manos de sus creadores, Ana y Ramón Xirau, quienes estuvieron acompañados por el secretario de Cultura federal, Rafael Tovar y de Teresa; el secretario general de El Colegio de México, Gustavo Vega, y los jurados del premio, Adolfo Castañón y Juan Villoro.

Al hacer uso de la palabra, Tovar y de Teresa destacó el talento, la calidad y la excelencia que Maldonado deja ver en la obra que le dio el premio, “El libro de los oficios tristes”, y subrayó que el galardón está a la altura de la vocación con que nació, es decir, el ánimo de premiar a los poetas jóvenes que denotan una calidad extraordinaria en sus creaciones.

Tovar y de Teresa se dijo doblemente contento y satisfecho, porque por un lado, dijo, el premio reconoce a un gran libro, y por el otro, Anita y Ramón Xirau reflejan el entrañable amor que siempre han tenido hacia su hijo muerto, el malogrado poeta Joaquín Xirau. Esa dualidad de sentimientos conmovió visiblemente al titular de la Secretaría de Cultura federal.

Por su parte, Adolfo Castañón, poeta, narrador y académico de la lengua, recordó que al concurso se presentaron 37 trabajos todos ellos de buena calidad, sin embargo, “El libro de los oficios tristes” se impuso de manera clara y absoluta. A través de las historias que ahí presenta el autor, explicó, se advierte una poesía depurada y una visión social aguda.

El otro miembro del jurado calificador, Juan Villoro, escritor, ensayista y periodista, se pronunció en el sentido de la fiesta de la amistad fraguada por Anita y Ramón Xirau, para honrar la memoria de su hijo Joaquín, a quien dijo haber conocido, y respecto al autor del libro ganador, acotó que pertenece a la estirpe de quienes observan lo pequeño para apreciar al mundo.

Emocionada, con los ojos inundados por el inevitable llanto, Anita Xirau apenas alcanzó a hilar una frase: “Espero que no olvidemos a Joaquín; para eso es este esfuerzo y este premio” y ante colosal emotividad, quienes colmaron esta tarde el auditorio de El Colegio de México rompieron en un aplauso que se prolongó por algunos instantes.

Al margen de la ceremonia, Miguel Maldonado comentó que el libro que le dio el premio se trata de una suerte de homenaje a hombres y mujeres que lavan ropa ajena, desazolvan drenajes, limpian de heces los monumentos, lavan trastos y realizan otros trabajos así; es un florilegio en el que brotan los aspectos más tristes y melancólicos de ciertas actividades, subrayó.

En el libro dedica un poema al lavaplatos, al minero herrero y al minero, que ejercen oficios tradicionales, pero también a otros muy peculiares, como el de la mujer que vende su cabello y a aquellos que se prestan como conejillos de indias para que les prueben medicamentos, comentó el autor de esta novedad, editada por un sello independiente.

Bob Dylan cumple 75 años: la leyenda sigue en la carretera (INTERACTIVO)

Bob Dylan llega hoy a los 75 años con la cabeza bien alta. Recibido en la Casa Blanca, es citado por jueces y filósofos. Acumula los suficientes reconocimientos para permitirse acudir a recoger premios… o no (recuerden el Príncipe de Asturias). Hasta Duluth, la ciudad donde nació, escenifica la reconciliación con su hijo ingrato. Y le conceden una nueva oportunidad en la ficción audiovisual: con dinero de Amazon, Lionsgate prepara una serie basada en su cancionero.

Se acepta su modus operandi, que nada tiene de normal. Desde 1988, ofrece un centenar de conciertos anuales. No obedece a imperativos económicos, como ocurre con tantos veteranos de la canción: los derechos de autor y las regalías de sus discos le permitirían retirarse o dosificar sus apariciones. Es una opción personal: entiende su existencia como una actualización del oficio del juglar, en perpetuo movimiento pero encerrado en su burbuja.

Su planteamiento incluye también la reinvención de su repertorio. Nada ha dañado tanto su reputación como el persistente maltrato en directo de su obra, agravado por sus carencias vocales. Cabe sospechar que tampoco Dylan se siente muy seguro de sus frutos: tras casi treinta años de su Never ending tour, no ha editado ningún álbum live, aparte de temas sueltos. Parece haberse alcanzado cierto equilibrio entre sus misteriosas necesidades creativas y las expectativas de su público.

Pocos artistas han mantenido una relación tan antagónica con sus seguidores primigenios. Solo podemos calibrar esa tensión si asumimos que Dylan fue mucho más que un cantante: en los sesenta, portaba la antorcha que iluminaba la insurgencia generacional. En la primera oportunidad, rechazó el papel de profeta (algo perfectamente comprensible, considerando los finales de Malcolm X, Robert Kennedy o Martin Luther King), lo que creó sensación de orfandad entre sus fieles. Con el tiempo, estos discípulos han aceptado a regañadientes algunos de sus volantazos: el acercamiento al country, el valor musical de sus coléricos discos de cristiano fundamentalista.

Pero queda un poso de rencor. Felizmente para Dylan, ha ido renovando su grey. Se han incorporado fans de las siguientes generaciones, que no comparten esa sensación de haber sido traicionados ni hacen comparaciones con el Dylan imperial (1965-6). Se ha librado así de procesos revisionistas: las luminarias del feminismo han obviado sus venenosos retratos de las mujeres que le desairaron durante los sesenta, mientras que Mick Jagger ha sido triturado por la misoginia de las canciones que hacía en la época.

Haz click en la imagen

Dylan ha alcanzado un extraordinario grado de libertad: se mueve en las sombras, raciona las entrevistas, evita comprometerse. Un ejemplo de su ductilidad: el hombre que presumía de haber liquidado el negocio de Tin Pan Alley (la fábrica de standards que nutría a crooners y torch singers) ahora puede permitirse dar su visión de lo que llaman el Great American Songbook.

¡Rebobinemos! En 1985, durante la entrevista para la preparación de la caja Biograph, alardeaba de que “Tin Pan Alley ya no existe; yo acabé con aquello”. Aquellos maestros (mayormente judíos) de las letras y las melodías cedieron ante el modelo de Dylan, que primaba la autoexpresión y no reconocía límites en temática o lenguaje. Esa jubilación forzosa fue una catástrofe cultural pero Bob extiende hoy una rama de olivo: ha lanzado su segunda colección de standards, unidos por el leve hilo de haber sido cantados por Frank Sinatra.

Caprichos de estrella

Tales caprichos se facilitan por su decisión de 2001, cuando pasó a autoproducirse bajo el seudónimo de Jack Frost. Eliminaba así sus mayores dolores de cabeza: los sucesivos choques con productores que pretendían modernizarle. Aceleraba el proceso de grabación, al recurrir a su disciplinada banda de directo, que entiende su idea del clasicismo sonoro y los arreglos funcionales. Aun así, cuando terminó las sesiones de grabación en el estudio de Capitol que se materializarían en Shadows in the Night y Fallen Angels, acudió a la casa de Daniel Lanois para que escuchara los resultados. Explicó al productor canadiense que aquellas sofisticadas canciones le habían conmovido cuando era un adolescente. ¿Cómo? ¿No habíamos quedado en que era un hijo del rock and roll revitalizado por el folk?

Tal vez reinicidía en un deporte favorito: la reescritura de su biografía. Aunque, tras la primera entrega, nunca completó Crónicas, su prometida trilogía autobiográfica. Hizo bien: con las actuales herramientas informáticas, sus “prestamos” son fácilmente detectables. Dado el grado de fanatismo que despierta, resultó inevitable que se descubrieran docenas de deudas de Crónicas Vol. 1 con Jack London, Mezz Mezzrow y otras fuentes inesperadas (¡un número de la revista Time de 1961!). En música, se acepta su coartada: trabaja en la tradición folk donde se reciclan constantemente los hallazgos del pasado, aunque se espera que cites el original; en el universo literario, suelen ser más estrictos con los plagios. Tranquilos: no tiene muchas posibilidades de que le otorguen el Nobel.

Con información de El País / Notimex

Ven conservación paisajística en México

México posee una cultura de conservación de paisajes culturales y jardines históricos, no solo en cuestión estética, sino también en cuanto al mejoramiento de ciudades, aseguró hoy aquí Nuria Sanz, directora y representante de la UNESCO en el País.

Durante su participación en el simposio “Museos y Paisajes”, en el Antiguo Palacio del Arzobispado en el Centro Histórico de esta ciudad, subrayó que México ha sido un parteaguas y ejemplo para América Latina.

“Hay un parteaguas en la lista de Patrimonio Mundial porque desde el 2006, que se hizo una nominación del pasaje agavero en las antiguas industrias de tequila en Jalisco, fue un parteaguas importante para hacer los expedientes de candidaturas de otros paisajes en el mundo como en el caso de la zona cafetalera en Colombia”, dijo.

De acuerdo con Sanz, tras esa nominación, este país inscribió a las Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla en Oaxaca, el cual “el gobierno de México decidió ampliar su superficie territorial e inscrita por encima de lo que decía ICOMOS internacional, en el entendido de que era mejor preservar una unidad de superficie más amplia para incluir todo el territorio originario de cazadores recolectores”.

“Esas dos dimensiones han dado la pauta para muchas de las cosas que se han realizado en América Latina, incluso denominaciones como Río de Janeiro con una mayor complejidad entre en el mundo como paisaje cultural. México ha hecho muy bien las cosas, los expedientes de candidatura son ejemplos para otros países”, dijo la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en México.

Sanz recordó que en el mundo existen un total de 88 paisajes culturales según la lista de patrimonio cultural de la UNESCO, entre los que destacó: Papahanaumokuakea, situado a 250 kilómetros al noreste del archipiélago principal de las islas Hawái.

También los Viñales en Cuba, los cuales dijo han perdido su forma original y productividad, debido a terremotos; de igual forma, citó el Paisaje Cultural del café de Colombia; los paisajes cariocas entre la montaña y el mar en Río de Janeiro, así como la ciudad de Bam, situada en una región desértica del extremo sur de la meseta iraní.

“Todo lo que ocurre en Oaxaca con los paisajes de hongos, la cultura del chocolate, no todo tiene que ser reconocido por la UNESCO, sin embargo, los que ya han sido inscritos sirven de acicate y así se reproduzcan un poco sus maneras de la integralidad de la conservación. (En México) Hay una cultura y se sigue avanzando en la reflexión de los paisajes culturales”, señaló.

Tras una definición sobre paisaje cultural, comentó que cuando se habla de paisaje cultural, se habla de lo ecológico, económico y social, “no es solo una categoría patrimonial, sino de calidad de vida”.

Nuria Sanz indicó que los paisajes “han servido para entender que ni lo más grande, antiguo, bonito y visible, es aquello que puede tener un valor universal excepcional”.

Finalmente, destacó que la lista de patrimonio mundial de la UNESCO continúa avanzando de una forma especial en atender los paisajes culturales, sobre todo “después de lo que pasó en México, en Tequila”.

Alberga Roma mayor exhibición de Banksy

Guerra, capitalismo y libertad son los conceptos en torno a los que gira la exposición que, con ese título y sobre el artista urbano Banksy, se presentó hoy en Roma con casi 150 obras, la mayor exhibición del autor vista en un museo.

“Es la primera vez que tantas obras de este personaje, considerado el máximo exponente del arte urbano, se exponen en un museo”, en este caso en el de la Fondazione Roma, de la capital, dijeron los organizadores.

Entre las piezas, muchas nunca antes expuestas, destacan pinturas, esculturas y, sobre todo, plantillas, que son la técnica predilecta del artista, como si fueran los negativos de sus obras más populares, las que acostumbra a pintar en los muros de todo el mundo.

La sala se divide en tres materias guerra, capitalismo y libertad: “son los temas a los que hace referencia la mayor parte de la obra de Banksy”, explicó el comisario de la muestra, Stefano Antonelli.

“Son tres pilares de nuestra sociedad que han entrado en una fase muy contradictoria, nos hemos dado cuenta nosotros y antes se la dio el artista”, añadió Antonelli.

“Nos hacemos llamar el mundo libre y es posible que seamos las personas más controladas de la historia de la Humanidad (…), repudiamos la guerra y nuestras tropas están en el campo desde hace años y el capitalismo ha adquirido una acepción negativa”, apuntó.

A la muestra se accede desde la sala dedicada al capitalismo y a partir de ahí el público decide si visitar después “la guerra” o “la libertad”, no hay un recorrido establecido, pero el comisario “apuesta” por que la gente irá primero hacia la zona dedicada a la guerra.

En la exhibición se pueden ver algunas de las obras más populares del artista urbano, desde la niña con el globo en forma de corazón a los retratos de la modelo británica Kate Moss al estilo de la obra de Andy Warhol con Marilyn Monroe como protagonista.

También están sus obras más controvertidas y críticas, como la niña vietnamita quemada por napalm de una histórica fotografía de Nick Ut, acompañada por dos símbolos de la cultura estadounidense: Mickey Mouse y el payaso Ronald McDonald.

Destacan también la plantilla de su conocido mural del manifestante lanzando un ramo de flores o la serigrafía del mono que dice Laugh now but one day I’ll be in charge (Ríe ahora, pero un día yo estaré al mando).

Son muestras del sarcasmo y la ironía que desprenden las creaciones del controvertido Banksy; “lo que dice es extremadamente simple, pero extremadamente cierto”, aseguró Antonelli.

“La guerra es algo erróneo, el capitalismo sin árbitros crea daños y la libertad no es como la habíamos imaginado”, añadió el comisario.

Todas las piezas proceden de coleccionistas privados de todo el mundo y reunirlas ha necesitado un trabajo de preparación de 2 años, ya que “no hay obras de Banksy en ningún museo ni tampoco un elenco de propietarios”, explicó Antonelli.

La autenticidad de los trabajos está garantizada por un sistema llamado “Pest Control” (control de plagas, en español) que el propio Banksy ideó para verificar sus obras.

Entre las piezas de la exposición no hay ninguna arrancada de los muros, como ha sucedido en otras ocasiones: “no había ninguna necesidad, cualquiera puede verlas, al museo hemos traído obras que ninguno habría podido ver”, dijo el comisario.

Sus mensajes contundentes y el misterio en torno a la figura del pseudónimo Banksy, del que solo se conocen sus obras, a pesar de recientes estudios que afirman haber revelado su identidad, han convertido sus creaciones en piezas de colección.

Ese anonimato y su inconformismo hacen que sea difícil catalogar a un artista como Banksy, que comenzó a darse a conocer en Bristol en la década de los ochenta del siglo XX y ahora goza de repercusión planetaria.

Para muchos también es un activista y para el comisario de la muestra, “la verdadera fuerza del artista” radica en haber alcanzado al gran público con temas cargados de crítica política y social a nivel internacional.

“A través de sus imágenes ha buscado y conseguido impactar en el imaginario colectivo, con una capacidad de síntesis increíble ha llegado a las personas, algo que ha conseguido incluyendo su propia visión del mundo”, estimó.

24

26

25}

A leer sin escrúpulos, llama la escritora Laura Restrepo

El gusto por la lectura es como un músculo que se debe ejercitar, dice

Por Nancy Mora Nieto

Con la convicción de que quien lee un libro jamás se sentirá solo, la escritora colombiana Laura Restrepo (1950) aseguró que la lectura no sólo permite conocer otros mundos, también brinda la posibilidad de conocerse a sí mismo, porque para ella, “las historias encerradas en un libro son el reflejo del lector”.

De visita en la Ciudad de México para presentar su más reciente libro “Pecado”, la autora indicó que aunque existen personas que nunca han leído o que creen que la lectura no es para ellos, jóvenes y adultos, “a ellos, lo que les puedo asegurar que cuando le den una oportunidad a la lectura descubrirán una fuente de alegría inagotable”.

Para la autora de “La isla de la pasión”, los libros son la mejor compañía cuando alguien se siente desolado, enfermo o en crisis; “es un compañero que puedes llevar a todas partes, en el transporte, en la playa o en el trabajo”.

Aprender a leer, en términos de entendimiento, no es algo que suceda de la noche a la mañana, “el gusto por la lectura es como un músculo que hay que desarrollar todos los días, que nos permite aprender, conocer los lugares más remotos, a personajes de otras épocas. Si tu vida te resulta monótona puedes sumergirte en los mares de la lectura y vivir cientos de aventuras”, subrayó.

Restrepo, quien en 2004 fue nombrada directora del Instituto de Cultura y Turismo de Bogotá, señaló que aunque las estadísticas de lectores en el mundo no son alentadoras, nunca en la historia de la humanidad se había leído tanto como ahora.

“Si tomamos en cuenta que los más famosos autores del siglo XIX y XX sacaban ediciones de siete a 15 mil ejemplares, actualmente los tirajes rebasan por mucho esa cifra, además millones de personas leen en Internet todas clase de publicaciones, libros, revistas, noticias, incluso redes sociales y eso es prueba de que la lectura se ha multiplicado en términos generales”, sostuvo.

Añadió, en ese sentido, que la lectura tradicional se complementa con la virtual, “se ha comprobado que muchos lectores que se enamoran de un libro que leen en una computadora o en un dispositivo móvil después buscan en libro físico, así que la tecnología no está peleada con el hábito de leer”.

Al contrario, sentenció, la nuevas herramientas digitales facilitan el ejercicio de leer y escribir; “si revisáramos los ‘WhatssApp’ seguro descubriríamos historias increíbles, de la vida real que bien podrían dar vida a muchos libros”.

La ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 1997 por su novela “Dulce compañía”, exhortó por todo ello a leer sin escrúpulos, “cualquier lectura es buena, nosotros mismos somos jueces de lo que nos agrada leer, pueden ser libros de historia, novelas rosas, política o historietas, todo vale”.

Al hablar de su libro “Pecado”, Laura Restrepo aseguró que se trata de un libro duro porque habla de cómo se relacionan ciertas personas con el mal; un libro sobre pecadores, está el adúltero, la pareja incestuosa, el asesino, una joven que descuartiza a su novio, la autora no juzga sólo cuenta las cosas.

“Yo dejo que el lector sea el que juzgue, sólo pongo a los personajes en su escenario, así que creo que es un reto moral para el lector, quien tiene que enfrentarse a personas atravesando las aguas turbias del mal y cuestionarse qué es lo que hubiera hecho en esas circunstancias”, expresó.

Indicó que se trata de un libro en el que ha pensado toda su vida porque en su calidad de reportera, oficio que también ha ejercido, siempre cuestionaba a las personas a su alrededor que atravesaban situaciones oscuras.

Y es que aunque su carrera como escritora inició cuando tenía 36 años de edad, con la publicación de “Historia de un entusiasmo”, su amor por la lectura y la literatura nació desde que tiene uso de razón gracias a las nutridas bibliotecas personales de sus abuelos y sus padres.

“Los libros siempre estuvieron presentes en mi casa, en mi vida, de niña me daba mucha curiosidad por saber qué decían esas páginas, mi abuelo había sido escritor, mi madre escribía cartas maravillosas, así que estaba claro que ni mi hermana ni yo íbamos a ser matemáticas o bomberas”, concluyó.

Cenizas de García Márquez llegan a Colombia

Por Edelmiro Franco

Las cenizas del Nobel Gabriel García Márquez, que reposan en el antiquísimo claustro La Merced, significan el regreso a su tierra y para la eternidad del colombiano más universal de todos los tiempos: Gabito, como le dicen en Cartagena al autor de “Cien años de soledad”.

El claustro La Merced, a orillas del mar caribe, encerrado por las murallas de Cartagena, con sus 400 años de historia, estuvo en la tarde del domingo 22 de mayo del 2016, decorado con mariposas amarillas, con relatos de las obras de García Márquez, en las cuatro esquinas de la plazoleta.

En los pasillos laterales del claustro, estudiantes de la Universidad de Cartagena, representaron a los inmortales personajes del mundo maravilloso de Macondo, el imaginario literario creado por García Márquez en su obra “Cien años de soledad”, con la que ganó el Nobel de Literatura en 1982.

En el centro de la plaza estaba el busto de García Márquez, para ser develado, y los invitados que llegaron en su gran mayoría con vestidos blancos, se acomodaron en las sillas alrededor de la plazoleta a la espera de Mercedes Barcha, más conocida como “La Gaba”, y sus hijos.

Ahí en la plazoleta estuvo reunida toda la familia de García Márquez, sus amigos más cercanos del periodismo, de la literatura, la academia y de la vida.

La ceremonia inició con la lectura de una declaración de la Universidad de Cartagena, como homenaje a la vida y obra del Nobel de Literatura, la palabras del rector Edgar Parra, y del periodista Juan Gossain, en nombre de la familia Garcìa Barcha, entre otras autoridades del gobierno nacional y departamental.

Pero fue la intervención de Gossaìn, amigo personal de Gabo, durante más de 50 años, quien señaló que el acto en el claustro La Merced, estaba “lleno de cariño de evocaciones, de símbolos y significados”.

Las palabras de Gossain, uno de los cronistas más importantes en Colombia, fueron una evocación a la vida de García Márquez, a sus raíces en el caribe y en particular a sus fuertes lazos afectivos que construyo en Cartagena, desde que llegó a vivir en plena adolescencia.

“No estamos aquí para hablar de literatura, ni de grandes temas académicos, ni estamos en una ceremonia oficial (…) No hemos venido a despedirlo, sino a saludarlo (…), no es para darle el último adiós, es para darle la bienvenida”, dijo Gossaìn.

“No estamos aquí para participar en una ceremonia fúnebre, de exequias. Esta es una reunión de amigos y los amigos verdaderos nunca desaparecen, menos aun si se trata de un amigo inmortal. Esto no es un homenaje a la muerte, es un homenaje a la vida”, señaló.

El acto en el claustro La Merced, fue para el amigo de García Márquez, la celebración del “regreso a esta tierra, lo que a esta tierra le pertenece”: Gabo.

La familia García Márquez, oriundo del poblado de Aracataca, llegó a vivir a Cartagena, cuando el Nobel era un adolescente, ingreso a la universidad de Cartagena a estudiar derecho, y como dijo Gossaìn “por fortuna abandono su carrera de abogado, para dedicarse al periodismo y a la literatura”.

“Es esta misma universidad -anotó- la que vuelve a recibir a su antiguos alumno y ya para siempre en este lugar de belleza y a esta hora del ocaso, la hora más bella del día, al lado de las murallas gloriosas y del mar caribe”.

En Cartagena García Márquez, escribió sus primeras crónicas en el diario El Universal, adquirió su residencia cercana al claustro La Merced porque García Márquez nunca se desconectó de esta ciudad y de su caribe, desde que tuvo que salir exiliado hacia México, en la segunda mitad del siglo XX.

Hace 20 años García Márquez le confesó a Gossain: “La gente sabe que me gusta vivir en Cartagena, y desearía que algún día me entierren en Cartagena (…) Estamos haciendo lo que deseaba Gabo, esa fue su voluntad y se ha cumplido”.

Después de las palabras de Gossain, el nieto del Nobel, Mateo, leyó apartes de la obra “Vivir para contarlo”, y dar inicio a la develación del monumento al Nobel García Márquez, por parte de los hijos del escritor y las autoridades de la Universidad de Cartagena.

La develación tuvo el acompañamiento de la Filarmónica de la Universidad de Cartagena con la la interpretación de “La pequeña Suite”, del maestro Adolfo Mejía.

Luego siguió una ejecución de la “Pequeña serenata Nocturna” de Wolfgang Amadeus Mozart, Primer Movimiento Allegre y finalizaron con dos temas vallenatos preferidos por Garcìa Màrquez, como fueron “El Mochuelo” y “Mercedes”, ambas canciones interpretadas por el maestro Adolfo Pacheco con el acompañamiento el acordeón de Julio Rojas.

Cuando el acordeón se silenció, desde la azotea del claustro cayeron miles de mariposas amarillas que forman parte de la simbología del mundo macondiano que creo magistralmente García Márquez, y figura literaria del realismo mágico.

Con las mariposas amarillas volando sobre la plazoleta del claustro La Merced, y cayendo sobre el busto de García Márquez, Cartagena dio la bienvenida a las cenizas de su hijo adoptivo, para que reposen para la eternidad.

Cartagena acoge cenizas de García Márquez

Por Edelmiro Franco

En un acto solemne en el Claustro La Merced del centro histórico de Cartagena, la familia de Gabriel García Márquez hizo entrega oficial de las cenizas del Nobel de Literatura a la Universidad de Cartagena, su destino final.

La ceremonia, presidida por la esposa de García Márquez, Mercedes Barcha, reunió a hijos, nietos, hermanos y sobrinos del autor de “Cien Años de Soledad”.

También tomaron parte directivos de la Universidad de Cartagena, autoridades nacionales y regionales.

El evento tuvo lugar en la plazoleta del claustro La Merced, en donde fue develado el busto del escritor colombiano, quien falleció en 2014 en la Ciudad de México, y había expresado su deseo de que sus restos reposaran en la Universidad de Cartagena.

La ceremonia inició con la lectura de una declaración de la Universidad de Cartagena como homenaje a la vida y obra del Nobel de Literatura 1982, e incluyó palabras del rector Edgar Parra y del periodista Juan Gossain, en nombre de la familia García Barcha.

La develación del monumento a García Márquez fue hecha por los hijos del escritor y las autoridades de la Universidad de Cartagena, con acompañamiento de la Filarmónica de la Universidad de Cartagena, que interpretó “La pequeña suite”, del maestro Adolfo Mejía.

Luego siguió una ejecución de la “Pequeña serenata Nocturna” de Wolfgang Amadeus Mozart, Primer Movimiento Allegro.

La ceremonia terminó con los vallenatos “El Mochuelo” y “Mercedes”, favoritos de García Márquez e interpretadas por el maestro Adolfo Pacheco, con acompañamiento en el acordeón de Julio Rojas.

“Museos, agentes de transformación social”

Por Manuel Bello Hernández

Los museos están adquiriendo un significado distinto al que tenían en los siglos XIX y XX, en la actualidad son actores sociales que deben de romper barreras y formar nuevos públicos, aseguró Alfonso Miranda Márquez director del Museo Soumaya.

En entrevista en el marco del Día Internacional de los Museos, Miranda Márquez destacó la necesidad de crear de manera conjunta con la comunidad una infraestructura que “nos de identidad, confianza y futuro”.

Señaló que en pleno siglo XXI los museos ofrecen un espacio para dialogar sobre una realidad, ya sea desafortunada o muy alentadora, con sueños, discapacidades, emociones, “al final estos templos del saber representan un punto de encuentro”, dijo.

De acuerdo con el director del recinto que se dedica al resguardo, exposición, investigación y difusión de la Colección de arte de la Fundación Carlos Slim, los museos deben concebirse como agentes de transformación social.

A 21 años de su creación, el Museo Soumaya custodia 66 mil obras de 30 siglos de arte, entre ellas, esculturas de la época prehispánica de Mesoamérica, pintura mexicana, maestros europeos, novohispanos y moderno del arte occidental.

Afirma que para la realización de exposiciones, el Soumaya tarda no más de un año, gracias al trabajo de 220 personas entre curadores, museógrafos, personal de seguridad, mantenimiento y 45 personas que laboran en oficinas.

“Se encarga de realizar exposiciones en poco menos de un año, cuenta con un equipo de curadores que trabaja en la muestra, una curadora y co-curadora, equipo de investigación y museografía para buscar alturas, bases, acentos, colores y diseño.

“Es una suma de voluntades, de equipos, de fuerzas; cuando visitamos un museo de pronto pensamos, ahí está el cuadro extendido, pero detrás de el existe un equipo comprometido con un gran talento que está convocado a partir del arte y de este compromiso con y para la comunidad”, indicó.

El museo cuyo nombre honra la memoria de Soumaya Domit, esposa del fundador del recinto, Carlos Slim, fallecida en 1999, es un recinto que para la realización de sus exposiciones trabaja con gente profesional, museógrafos y conservadores con estudios en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Respecto al trabajo de curaduría que juegan actualmente los museos, Alfonso Miranda considera que la apuesta no debe de ser hacia la espectacularidad, sino hacia la conservación.

“Que las piezas de manera integral química y físicamente se mantengan; muchas veces en aras de crear un espectáculo se toman decisiones que van en contra de la conservación del patrimonio”, refirió.

Afirmó que en pleno siglo XXI, los museos tienen como principal reto la creatividad e imaginación para realizar su trabajo, más allá de solicitar más recursos.

“A los museos les hace falta abrir las posibilidades que ofrece el siglo XXI. Cuando decimos que nos hacen falta recursos, yo diría que nos hace falta imaginación, porque en América Latina hemos aprendido y demostrado que con menos se hace más”.

Reiteró que el crecimiento de los museos no es una cuestión de recursos, sino de talento, recursos humanos, “hace falta mayor difusión, llegar a un mayor público, crear sinergias y establecer nuevas formas de comunicar nuestro patrimonio, porque sin duda, los museos hablamos de identidad, de trasformación social”, concluyó.

El Museo Soumaya tiene en la Ciudad de México, dos recintos, el primero situado en Plaza Loreto en la zona de San Ángel, y el segundo ubicado en Plaza Carso (antes Ampliación Granada).

Fue inaugurado el 29 de marzo del 2011 por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, con la asistencia del escritor colombiano Gabriel García Márquez y figuras de la cultural y la política mexicana.

Actualmente exhibe obras en gran formato como “El pensador”, de Auguste Rodin, “Río Juchitán”, último mural de Diego Rivera; “Naturaleza muerta”, de Rufino Tamayo; “El día y la noche”, de Rufino Tamayo, y “La piedad”, fundida en bronce en el siglo XIX, a partir del mármol de Miguel Ángel Buonarroti.

Plantea dilema moral Aguilar Camín

Héctor Aguilar Camín desea que su nueva novela, Toda la vida, se lea rápido, pero se recuerde despacio. Sus 134 páginas narran, en la superficie, un amor fatal, mientras que en lo profundo gravita un dilema moral: ¿qué sucede con alguien que ordena un asesinato: es posible vivir en la impunidad, o la culpa cobra su cuota?

“No hay un hecho más transgresivo y terminal que quitarle la vida a alguien”, afirma. “Es imposible que no tenga una consecuencia en aquellos que lo comparten, quien lo manda y quien lo sabe. Esta irregularidad, este pecado original, fractura la posibilidad del amor; lo vuelve un riesgo”.

Una noche, Liliana Montoya confiesa a su enamorado Serrano que ordenó la muerte de un malhechor, el Catracho, en venganza por el ultraje de su hermana menor, Dorotea. Toda la vida (Literatura Random House) se mueve en dos tramas paralelas: el amor desbocado, violento, de la pareja, y la investigación del asesinato.

Aguilar Camín dosifica la intriga, siembra pistas, cumple con la advertencia inicial del narrador: “no basta leer lo que escribo, hay que sospechar”. Acompaña a Serrano y Liliana en sus incursiones por una ciudad que ya no existe: el Pepe’s, el Buca Bar, El Patio…

“Es la Ciudad de México de los 80, tan lejana que parece un lugar mitológico”, precisa. “Es como si la historia sucediera en otro mundo”.

Escribió esta novela, cuenta Aguilar Camín, bajo la exigencia de lograr la mayor precisión, y a la vez, la máxima resonancia. Cuando la empezó, acababa de publicar Adiós a los padres, después de eliminar cerca de cien cuartillas. “Estaba bajo la estela de la contención”, explica. “Pensaba en un relato que fuese más corto en palabras, pero más penetrante en significado”.
Toda la vida surge, cuenta, de una confesión que siendo jóvenes le hizo una amiga, un día de fiesta. “Me dijo que había sido capaz de mandar matar a un tipo, yo no lo creí, y al final resultó una bravata alcohólica, pero siempre pensé que en esa anécdota había una novela, un personaje femenino que crear, un asesinato que investigar”.

Le sorprenden, al releer la novela, su concisión y su humor, pero alberga dudas sobre los pasajes eróticos. “Es muy fácil pasarse o hacer el ridículo”, señala. “Entonces, reduje esas escenas más que al hecho, a sus efectos”. Otro tema complicado era narrar la belleza irresistible de Liliana; en lugar de describirla, reflejó su impacto. “Uno de los personajes cuenta que produce en los hombres un efecto Hobbes, porque devuelve a la pasión amorosa su ánimo predatorio original”.

Serrano, Liliana, su amante el Pato Vértiz, pagan un precio por el secreto que los une, ese asesinato siempre presente. El gran enigma, al final resuelto, es Dorotea. La pregunta que atraviesa la novela resulta igual de pertinente en el México actual, considera Aguilar Camín, quien cuestiona cuál será la cuota que cobrará al País tanta violencia y muerte.

Parte de ese pago es el dolor de miles de familias, el miedo que existe en innumerables zonas de México y la indignidad de hechos cometidos por el Ejército y la Policía, afirma el autor de novelas como Morir en el golfo y La guerra de Galio.

“Lo vamos a pagar todavía largamente en la revelación de un mar de violación de derechos humanos que está empezando a aflorar, y también en prestigio”, asegura el escritor. “Y lo estamos pagando en discordia, en un malestar profundo con nosotros mismos. Creo que todo eso le hace mucho daño a la moral social de un país”.

Aguilar Camín percibe un desencuentro entre las exigencias de la sociedad y la respuesta de los distintos niveles de gobierno.

“Hay un clamor enorme en la calle y un silencio inexplicable en palacio. Y una rebelión moral que no acaba de encontrar su cauce, la satisfacción del castigo a las transgresiones que hemos vivido”, sostiene. “Hemos convertido a nuestra democracia en un proceso que da vergüenza mirar por la baja calidad de sus resultados, la inconfesable corrupción de sus procedimientos, y la cantidad inmensa de dinero ilegalmente metido a las campañas para acabar eligiendo gobernantes como el de Iguala”.

La novela transcurre en una época en que la Policía era dueña y parte del hampa, en los años 70 y 80, indica, cuando se decía que la corporación funcionaba como ejecutora de las pasiones bajas de su sociedad. Desde esa zona oscura, los agentes ofrecían venganza a las familias agraviadas por delitos de honra o de sangre. Un servicio que en Toda la vida se denomina “higiene social”, y al que recurren los personajes.

“Es una Policía que administra, reprime, controla y gobierna el crimen; ahora estamos en el extremo contrario: el hampa es dueña de la Policía, por eso vemos estas historias de agentes municipales obedeciendo a jefes del narco, actuando como sicarios”.

La ventaja de las policías de las grandes ciudades del mundo, precisa, es que controlan el crimen, dominan el territorio. Menciona los casos de Ciudad Juárez y El Paso: en ambas circula la droga, pero sólo en México las bandas se matan en las calles.

“Necesitamos esas policías dueñas del crimen. Para eso deben tener las manos metidas ahí, en el sentido de negociar con el hampa, y para negociar con alguien hay que conocerlo”, subraya. “Hay que aprenderles a los estadounidenses y a sus policías, y hacer lo mismo. En lugar de perseguir a los narcos por toda la República, ubicarlos ciudad por ciudad, y darle a cada una el tratamiento adecuado para que no se maten por la droga”.

Será en julio cuando Aguilar Camín cumpla 70 años, y en ese mes espera concluir sus memorias. Surgen de 60 horas de grabación de entrevistas en las que recupera su historia literaria y la vida pública que ha presenciado desde el gobierno de Echeverría.

“Es una pieza rara, muy exigente. Debo evitar el anacronismo de hablar desde hoy de cosas que pasaron hace mucho tiempo, regresar a mi mirada de entonces y no inventarme ahora una mirada, porque entonces (parece que) uno nunca se equivocó”.

Aún sin fecha de publicación, con un título que prefiere reservarse, dice estar preparado para la polémica que la obra pueda generar. “Si uno quiere estar en la discusión pública tiene que aceptar el IVA de la crítica, aunque la polémica no es una especialidad mexicana, más bien es el insulto y la maledicencia”.

Con información de Reforma

Puebla invita a disfrutar una Noche de Museos

A fin de conmemorar el Día Internacional de los Museos, autoridades municipales y estatales anunciaron el programa Noche de Museos en la ciudad de Puebla para este sábado 21 de mayo, de 17:00 a 22:00 horas.

En conferencia de prensa en las instalaciones del Museo Viviente Puebla, se informó que un total de 24 recintos museísticos participarán en esta edición del programa que cada vez atrae a un mayor número de visitantes locales, nacionales e internacionales.

Indicaron que el propósito de este programa, completamente gratuito para los visitantes, es que familias poblanas y los visitares tengan más opciones culturales en la ciudad; al mismo tiempo, fomentar la convivencia y el disfrute del Centro Histórico.

Para este sábado participan 24 museos como la Galería de Arte del Palacio Municipal, Tienda Museo “Artesanías de Puebla” IIDART, Museo del Estado “Casa de Alfeñique”, Museo del Tec de Monterrey, Museo Universitario Casa de los Muñecos BUAP.

San Pedro Museo de Arte, Galería José Antonio Jiménez de las Cuevas “Casa de la Bóveda BUAP”, Museo de la Revolución Mexicana “Casa de los Hermanos Serdán”, Puente Subterráneo Bubas, Galería Tesoros de la Catedral, Museo Taller Erasto Cortés, Fototeca Juan Crisóstomo Méndez.

Museo Amparo, Museo Viviente, Museo de Miniaturas, Museo José Luis Bello y Zetina, Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, Museo Bello y González, Museo del Automóvil, Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos.

Así como el Museo de Arte Religioso Ex Convento de Santa Mónica, Museo Interactivo Infantil de la Constancia, Casa de la Música de Viena, y el Museo Infantil “Casa del Títere” Marionetas Mexicana.

La siguiente edición de Noche de Museos se tiene prevista para el 18 de junio en Puebla.

Foto: Es Imagen

México propone enciclopedia digital literaria para Iberoamérica

Por Edelmiro Franco

México propuso en la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura, la plataforma digital de enciclopedia de literatura de la región, un proyecto que ya se desarrolla en ese país.

La propuesta fue presentada de forma oficial a la conferencia por el secretario mexicano de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, y acogida por la ministra colombiana, Mercedes Garcés, quien preside los trabajo de las 22 delegaciones presentes en el encuentro.

Tovar explicó a Notimex que la “idea es impulsar una plataforma entorno a una enciclopedia de la literatura en Iberoamérica, donde se puedan alojar tanto los creadores literarios de diferentes géneros y donde las obras de dominio público pudieran incluirse”.

“Creo que con este proyecto, en que cada uno de los países haga la parte que le corresponda, se crearía una plataforma única en materia de literatura regional. Yo creo que esto permitiría una mayor exposición de nuestras letras. Podríamos tener una oferta literaria para todos”, subrayó.

En México la plataforma digital garantiza la difusión del libro y la lectura y reúne, a través de un catálogo, más de 235 mil libros publicados o comercializados en el país, desde 1539 hasta 2015.

El proyecto es desarrollado por la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura del gobierno Federal, cuenta con 18 mil 306 seguidores en Facebook y mil 632 en Twitter, recibe más de 25 mil visitas al mes y sirve como plataforma para la descarga de entre 500 y mil libros por día.

Al acceder a la dirección www.librosmexico.mx se tiene a disposición más de 235 mil libros -de prácticamente casi todas las editoriales más importantes del país- en dos secciones: Novedades y Destacados.

En estas secciones se pueden buscar los títulos por temas: Generalidades, Filosofía, Psicología, Religión, Ciencias sociales, Lenguas, Ciencias naturales, Matemáticas y Tecnología.

Además Artes, Bellas Artes, Artes Decorativas, Literatura, Retórica, Geografía e Historia. Esta búsqueda se puede filtrar por precio único, autor, editorial, fecha de colofón, tipo de libro, palabras clave y colecciones.

Con el propósito de difundir la literatura mexicana, librosmexico.mx también pone a disposición la Biblioteca Digital de Clásicos, la cual reúne a los grandes autores de la literatura mexicana y sus obras más importantes.

La biblioteca es una plataforma con perfil académico, enfocada a estudiantes de preparatoria a posgrado.

Está integrada por tres mil libros digitalizados, donde se pueden encontrar clásicos, tanto poesía como narrativa, y también textos significativos en la historia de México, discursos y ensayos de grandes figuras.

Además de los libros, este archivo proporciona datos biográficos de autores, entre ellos Bernardo de Balbuena, Carlos Sigüenza y Góngora, Fray Servando Teresa de Mier, Manuel Payno, Nezahualcóyotl, Fray Bartolomé de las Casas, Juan Ruiz de Alarcón, Sor Juana Inés de la Cruz, Fray Bernardino de Sahagún, Amado Nervo, Ramón López Velarde y Maximiliano de Habsburgo.

“Cultura, motor de desarrollo”

Por Edelmiro Franco

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, aseguró hoy que la cultura es motor de desarrollo e instrumento de paz y cohesión social, que ha beneficiado en más del 70 por ciento a los jóvenes.

Grynspan hizo el planteamiento en el marco de la Conferencia de Ministros de Cultura, que se reúnen en Cártagena para entregar insumos en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado, a realizarse en octubre próximo en esta ciudad del caribe colombiano.

La conferencia, dijo, “es el compromiso con la cultura que hoy reafirmamos, y que la Comunidad Iberoamericana ha sostenido a lo largo de 25 años de Cumbres”.

El proceso de consolidación “del Espacio Cultural Iberoamericano ha ido mano a mano con el proceso de fortalecimiento de la institucionalidad cultural”.

“En este cuarto de siglo, hemos visto la creación de Ministerios de Cultura en múltiples países, recientemente en Argentina y México, y el actual proceso para la creación del ministerio en Chile”, señaló.

“Hemos visto un esfuerzo verdadero por darle a la cultura el lugar que le corresponde en lo económico (5.5 por ciento del Producto Interno Bruto de los países), en lo social y lo ambiental, que se refleja en la expansión de la cobertura de la cooperación cultural”, apuntó.

Incluso en épocas recientes, en que “la mayoría de nuestros países han enfrentado un periodo de desaceleración económica, el dinamismo en el Espacio Cultural Iberoamericano se ha intensificado”.

Para Grynspan “la marcha no se ha detenido. Por el contrario, Iberoamérica ha puesto el pie en el acelerador de la cultura y estamos registrando nuevas adhesiones a los programas”.

Nicaragua, Honduras, Perú, Panamá y Bolivia. Colombia participan en programas e incitativas culturales de la Cooperación iberoamericana”.

El Espacio Cultural Iberoamericano “se defiende, entonces, por sus resultados. En cumplimiento de los mandatos recibidos en la Cumbre de Veracruz, lanzamos el Canal Iberoamericano “Señal que nos une”.

Además “impulsamos la Agenda Digital Cultural Iberoamericana, haciendo de la innovación el eje de nuestra acción; activamos el Registro de Museos Iberoamericanos” con una red de casi 10 mil museos.

“Iniciamos la elaboración del Plan Iberoamericano sobre Industrias Culturales y el Plan Iberoamericano para Reconocer, Proteger y Salvaguardar el Patrimonio Cultural, articulamos la red de grandes Teatros de Iberoamérica, entre otras acciones”, enfatizó.

Agregó que, “a 10 años de la adopción de la Carta Cultural Iberoamericana, la región es testimonio del poder de la integración y de la cooperación en materia de cultura”.

Maldonado lleva un manojo de oficios a la más rica poesía

Su vasta experiencia personal, su natural sutileza de observador social y su vena poética permitieron al escritor y poeta Miguel Maldonado (Puebla, 1975), llevar un manojo de modestas ocupaciones hasta la delicadeza de su obra e inmortalizarlo en “El libro de los oficios tristes”.

Con ese nuevo volumen ganó el premio de poesía “Joaquín Xirau Icaza” 2016 en su cuarta edición y al respecto, el autor reconoció que se trata de una suerte de homenaje a hombres y mujeres que lavan ropa ajena, desazolvan drenajes, limpian de heces los monumentos, lavan trastos y realizan otros trabajos así.

En entrevista, detalló que se trata de un florilegio en el que brotan los aspectos más tristes y melancólicos de ciertas actividades del día a día, envueltas todas ellas en la imaginación desbordada que posee, en el recuerdo de sus años de estudiante fuera de México y en la imaginación viva.

En el libro dedica un poema al lavaplatos, al minero herrero y al minero, que ejercen oficios tradicionales, pero también a otros muy peculiares, como el de la mujer que vende su cabello y a aquellos que se prestan como conejillos de indias para que les prueben medicamentos, comentó el autor de esta novedad.

Agregó, sin embargo, que esos oficios son visibles a plena luz del día, pero indagó también en otros, que parecen invisibles, como el de quien desazolva cañerías o limpian las heces de las palomas y otros animales en la estatuaria que México tiene apostada en las avenidas y en casi todos sus parques y jardines.

El autor dedica un poema a cada uno de ellos y trata de encontrar el aspecto oscuro y melancólico de cada actividad, desde la perspectiva de su experiencia personal, pues él también ha practicado oficios no precisamente ortodoxos. La idea de escribir el libro nació hace años cuando estudiaba en Montreal y trabajaba.

Trabajó recolectando nieve, como obrero, cocinero y detrás de un mostrador de comida rápida. Años más tarde, en 2010 siendo agregado cultural de la Embajada de México en Kenia, retomó la vieja idea de escribir un libro sobre ese tema y por fin dio rienda suelta a su vocación de escritor.

Mucha gente, subrayó el entrevistado, se pregunta si lo que hace para ganarse la vida es lo que realmente debe hacer, y si recibe la recompensa que debe recibir por lo que hace. O bien, si lo que hacen los demás es justo y nosotros valoramos esos trabajos. “Todo trabajo tiene detrás a un ser humano”, dijo.

Cada poema del libro es un puente que el poeta construyó para que el lector se ponga en los zapatos de cada trabajador poetizado por esta obra y, considera el autor aún emocionado por la noticia que lo señala como el ganador de ese premio, cada lector habrá de establecer una sana relación con los trabajadores.

1 44 45 46 47 48 53