¡Escúchanos por internet!

Maldonado lleva un manojo de oficios a la más rica poesía

Su vasta experiencia personal, su natural sutileza de observador social y su vena poética permitieron al escritor y poeta Miguel Maldonado (Puebla, 1975), llevar un manojo de modestas ocupaciones hasta la delicadeza de su obra e inmortalizarlo en “El libro de los oficios tristes”.

Con ese nuevo volumen ganó el premio de poesía “Joaquín Xirau Icaza” 2016 en su cuarta edición y al respecto, el autor reconoció que se trata de una suerte de homenaje a hombres y mujeres que lavan ropa ajena, desazolvan drenajes, limpian de heces los monumentos, lavan trastos y realizan otros trabajos así.

En entrevista, detalló que se trata de un florilegio en el que brotan los aspectos más tristes y melancólicos de ciertas actividades del día a día, envueltas todas ellas en la imaginación desbordada que posee, en el recuerdo de sus años de estudiante fuera de México y en la imaginación viva.

En el libro dedica un poema al lavaplatos, al minero herrero y al minero, que ejercen oficios tradicionales, pero también a otros muy peculiares, como el de la mujer que vende su cabello y a aquellos que se prestan como conejillos de indias para que les prueben medicamentos, comentó el autor de esta novedad.

Agregó, sin embargo, que esos oficios son visibles a plena luz del día, pero indagó también en otros, que parecen invisibles, como el de quien desazolva cañerías o limpian las heces de las palomas y otros animales en la estatuaria que México tiene apostada en las avenidas y en casi todos sus parques y jardines.

El autor dedica un poema a cada uno de ellos y trata de encontrar el aspecto oscuro y melancólico de cada actividad, desde la perspectiva de su experiencia personal, pues él también ha practicado oficios no precisamente ortodoxos. La idea de escribir el libro nació hace años cuando estudiaba en Montreal y trabajaba.

Trabajó recolectando nieve, como obrero, cocinero y detrás de un mostrador de comida rápida. Años más tarde, en 2010 siendo agregado cultural de la Embajada de México en Kenia, retomó la vieja idea de escribir un libro sobre ese tema y por fin dio rienda suelta a su vocación de escritor.

Mucha gente, subrayó el entrevistado, se pregunta si lo que hace para ganarse la vida es lo que realmente debe hacer, y si recibe la recompensa que debe recibir por lo que hace. O bien, si lo que hacen los demás es justo y nosotros valoramos esos trabajos. “Todo trabajo tiene detrás a un ser humano”, dijo.

Cada poema del libro es un puente que el poeta construyó para que el lector se ponga en los zapatos de cada trabajador poetizado por esta obra y, considera el autor aún emocionado por la noticia que lo señala como el ganador de ese premio, cada lector habrá de establecer una sana relación con los trabajadores.

Escribe Elena Poniatowska sobre sus antepasados

Autora de más de 40 libros, entre novelas, cuentos, poesía, ensayo, crónica, biografía y teatro, la periodista y escritora mexicana Elena Poniatowska celebra hoy su cumpleaños 84 “muy contenta de haber llegado”, de seguir activa y estar trabajando en dos novelas que abordarán la vida de sus ancestros.

También se prepara para viajar a Estados Unidos donde recibirá un nuevo doctorado Honoris Causa, que se sumará a los “15 o 20, ya no me acuerdo”, que tiene en su haber, otorgados por universidades de todo el mundo.

“Nunca me imaginé que recibiría tantos reconocimientos”, asegura la autora de “Tinísima”, quien sostiene que no sabe calificar su carrera literaria: “habrá críticos que sepan decir lo que hay que decir… yo sigo haciendo muchísimo periodismo, no lo he abandonado para nada”.

Sin embargo, reconoce que lo que más le gusta hacer son novelas, cuentos y poesía, donde se ha cimentado su prestigio.

Nacida en Francia el 19 de mayo de 1932, hija del príncipe polaco Jean E. Poniatowski y de la mexicana Paula Amor, Elena inició su carrera periodística a los 21 años y a partir de ahí ha configurado una prolífica trayectoria, que le ha valido reconocimientos como el Nacional de Periodismo y el de Cervantes, entre muchos otros.

La heredera del título de princesa de Polonia, hija del príncipe Jean E. Poniatowski y de la mexicana Paula Amor, a diferencia de otros autores que desde pequeños descubrieron su interés por las letras, advirtió que ella no sabía su vocación aunque “siempre viví al lado de una biblioteca, también mi abuelo escribía y tengo una tía que escribe”.

Había llegado a México a los 10 años, a causa de la Segunda Guerra Mundial y tras realizar estudios en Estados Unidos, comenzó a escribir en una revista de un convento de monjas.

De acuerdo con información de la Secretaría de Cultura Federal, en 1953, de regreso a México, inició su periplo en las letras con una entrevista diaria que, en el periódico “Excélsior”, retrataba la realidad del país en los años 50. Dos años después, en 1955, publicó su primer libro, la colección de cuentos Lilus Kikus.

Hoy, traducidos a 20 idiomas, sus libros configuran un entramado que da cuenta del presente mexicano: se centran en la sociedad, las relaciones entre hombres y mujeres, el trabajo y el desempleo, el prevaleciente racismo, las costumbres y tradiciones del país, las tragedias nacionales y el papel de la mujer.

Su obra continuó con “Todo empezó el domingo”, reunión de crónicas de la vida dominical de los habitantes de la Ciudad de México y el reconocimiento le llegó con “Hasta no verte Jesús mío” (1969), divertido relato costumbrista de las peripecias de una empleada doméstica.

Y “La noche de Tlatelolco” (1971) que ofrece un brillante ejercicio periodístico sobre los hechos del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, que le valió el premio Xavier Villaurrutia, el cual rechazó.

Otros títulos destacados de la autora son “La flor de lis”, “De noche vienes”, “Querido Diego, te abraza Quiela”, una crónica colectiva del terremoto de 1985 publicada con el título “Nada, nadie, las voces del temblor”, “La piel del cielo”, ganadora del Premio Alfaguara de novela 2001 y “El tren pasa primero”, Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos en 2007.

Con “Tinísima”, sobre la vida de la fotógrafa Tina Modotti, ganó el Premio Mazatlán en 1992, mientras que “Leonora”, libro sobre la pintora Leonora Carrington, obtuvo el Premio Biblioteca Breve Seix Barral en 2011.

“Rondas de la niña mala” fue su primer libro de poesía y cuenta con libros de cuentos para niños como “Boda en Chimalistac”, “La vendedora de nubes” y “El burro que metió la pata”.

“El Universo o nada”, de 2013, es la biografía de su esposo, el astrofísico Guillermo Haro, mientras que títulos como “Gaby Brimmer” y “Las mil y una, la historia de Paulina”, abordan problemas sociales.

La cofundadora de la Editorial Siglo XXI y de la Cineteca Nacional, sigue en activo. “Acabo de publicar Dos veces única y ahora estoy trabajando una novela sobre mi ancestro, el rey Estanislao Poniatowski, el último rey de Polonia”, que le tomará por lo menos un año más, y ya tiene el plan de continuar con la saga familiar con otro libro que dedicará a José Poniatowski, mariscal de Francia con Napoleón.

Inquirida sobre las letras mexicanas de hoy, dice admirar a varios escritores jóvenes, además, “me gusta mucho Jordi Soler”.

Foto: Es Imagen

Elena Poniatowska celebra 84 años de vida

La escritora y periodista mexicana Elena Poniatowska cumple este jueves 84 años, “muy contenta de haber llegado” actualmente trabaja en la preparación de dos novelas sobre sus ancestros.

Poniatowska nacida en Francia el 19 de mayo de 1932 forjó una fructífera carrera en las letras, que la ha dado múltiples reconocimientos nacionales e internacionales, pues fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Periodismo y obtuvo en 2013 el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes.

“Yo misma no se calificar (mi carrera literaria), habrá críticos que sepan decir lo que hay que decir” afirmó Poniatowska quien sigue haciendo muchísimo periodismo, “no lo he abandonado para nada aunque lo que más me gusta hacer son novelas, cuentos y poesía”.

Entre sus libros destacan La flor de lis, De noche vienes, Tlapalería, Paseo de la Reforma, Querido Diego, te abraza Quiela y una crónica colectiva del terremoto de 1985 publicada con el título Nada, nadie, las voces del temblor.

“Acabo de publicar Dos veces única y ahora estoy trabajando una novela sobre mi ancestro, el rey Estanislao Poniatowski, el último rey de Polonia” que le tomará por lo menos un año más, y ya tiene el plan de continuar con la saga familiar con otro libro que dedicará a José Poniatowski, mariscal de Francia con Napoleón.

Foto: Es Imagen

Festival 5 de Mayo reúne a Milanés, Chávez y Delgadillo

Como parte del Festival Internacional 5 de Mayo que se desarrolla en Puebla, se presentará el espectáculo “De poeta a poeta”, que reúne el talento de los compositores e intérpretes Pablo Milanés, Óscar Chávez y Fernando Delgadillo.

El concierto se llevará a cabo el próximo viernes 20 de mayo, a las 20:30 horas, en la Plaza de la Victoria, ubicada en la zona histórica de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, y será gratuito.

De Poeta a Poeta reúne a tres grandes de la trova: Pablo Milanés, compositor, cantante y guitarrista cubano, uno de los fundadores, con Silvio Rodríguez y Noel Nicola, de la Nueva Trova Cubana.

Óscar Chávez Fernández, cantante, actor y compositor mexicano, considerado el máximo exponente de la nueva trova mexicana.

En tanto, Fernando Delgadillo es un cantautor mexicano, creador de la “canción Informal”. Tiene una sólida trayectoria con 15 álbumes grabados.

En esta velada, los asistentes disfrutarán de éxitos como Yolanda, El breve espacio, Para vivir, Por ti, Macondo, Perdón, Ten miedo de mí, No me pidas ser tu amigo y Bienvenida, entre otros temas de estos tres grandes músicos.

Foto: Es Imagen

Puebla celebra el día internacional de los museos

El Museo UPAEP, el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos y el Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, festejan el Día Internacional de los Museos, con diversas actividades del 18 al 22 de mayo.

Como cada año desde 1977, se celebra alrededor del mundo el Día internacional de los Museos, siendo la ocasión para acercarse y concienciar al público en general sobre el papel de los museos en el desarrollo de la sociedad. De América a Oceanía, pasando por Europa, Asia y África, este evento internacional ha confirmado su fama. Estos últimos años, el Día internacional de los museos ha conocido su mayor afluencia con cerca de 30 museos museos que organizan actividades en más de 120 países.

Este año bajo el tema “Museos y paisajes culturales” se reflexionará sobre la responsabilidad de los museos con respecto al paisaje del que hacen parte, al cual contribuyen con conocimientos y también hacer surgir la idea de museos como centro territorial de una protección activa del paisaje cultural.

Sumándose a estos festejos el Museo UPAEP, el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos y Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos ofertarán actividades que permitirán a niños, jóvenes y adultos la oportunidad de acercarse y vivir los museos de forma diferente y novedosa, así como conocer sus colecciones y exposiciones a través de:

• Visitas guiadas especializadas
• Charlas con expertos
• Concierto
• Cuentacuentos

Todas las actividades son gratuitas

Para más información y registro comunicarse a:

Museo UPAEP: 11 poniente 1914, Barrio de Santiago. / Teléfono: 2-29-9400 Ext. 7810 / 246-5854 / 232-7739

Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos: 11 Norte 1005, Centro Histórico. / Teléfono: 774-0106

Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos: 13 sur, 103 (esquina 3 poniente) Centro. / Teléfono: 2-32-2645

Programa “día internacional de los museos”

Miércoles 18 de mayo
Recorridos guiados por los tres museos:

Conoce a través de un recorrido guiado las exposiciones, colecciones e historia de estos Museos.

Museo UPAEP de 09:00 a 16:00 hrs.

Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos de 10:00 a 17:00 hrs.

Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos de 11:00 a 16:00 hrs.

Jueves 19 de mayo, 18:00 horas

Una conversación sobre arte

Tema: Curaduría en tanto disciplina y curaduría en tanto arte.

Diálogo con Abraham Villavicencio García

(Curador del Museo Nacional de ARTE. MUNAL)

Sede: Museo UPAEP

Viernes 20 de mayo, 18:00 horas.

Concierto

Cuarteto de Saxofones de la BUAP

Sede: Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos

Sábado 21 de mayo, 14:00 horas.

Charla – Taller: Cultura del Emprendimiento

Tema: Detectando necesidades para el emprendimiento, diseño centrado en personas

Marisol Matus Torres

Sede: Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos

Domingo 22 de mayo

13:45 horas
Clausura del Día internacional de los museos Circuito Poniente (Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, Museo UPAEP y Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos)

14:00 horas
Cuentacuentos: Descubriendo al abuelo en el museo

Mtro. Ángel Moisés Caudillo Rojas “Moncho Cuentacuentos”

Sede: Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos

Foto: Es Imagen

La #CDMX, entre las metrópolis con más museos en el mundo

Cuenta con un total de 170 museos y 43 galerías, según la Secretaría de Turismo local

Por Manuel Bello Hernández

Instituciones vivas que permiten crear enlaces entre los visitantes, las generaciones y las culturas del mundo, los museos guardan la memoria y cuentan historias sobre el desarrollo de la humanidad.

Como parte del acervo cultural de la Ciudad de México, se cuenta con una gran diversidad de museos y galerías los cuales se refieren a diferentes temas de interés y muestran la riqueza del pasado y del presente de la historia.

La Ciudad de México es una de las ciudades con más museos, de acuerdo con la Secretaría de Turismo local, pues existen en esta capital un total de 170 museos y 43 galerías. Lo anterior la sitúa en el nivel de ciudades como Londres, y por arriba de Buenos Aires, Madrid y París, según datos de Fundación UNAM.

En su interior conservan piezas fundamentales para la sociedad. Tales objetos son la expresión del patrimonio y muchos de ellos son frágiles, únicos y necesitan un cuidado y conservación especial.

Pintura, escultura, dibujo, litografías, grabado, fotografía, arte objeto, arte plumario, cerámica, talavera, muebles antiguos, textiles, objetos litúrgicos, joyería, archivos, material sonoro, documental, etnográfico y prehispánico, son parte de los acervos que custodian.

Estos “templos del saber” son un excelente pretexto para recorrerlos en el Día Internacional de los Museos, el cual se celebra este 18 de mayo y cuya efeméride fue creada en 1977 por el Consejo Internacional de los Museos (ICOM), con el objetivo de sensibilizar al público con respecto al rol de los museos en el desarrollo de la sociedad.

Estos recintos que tienen la tarea de encontrar nuevas maneras de implicar a la comunidad, haciendo sus colecciones más accesibles, con el fin de interesar al público, sus patrocinadores o en su caso apoyados por diversas instituciones como Gobierno Federal, iniciativa privada, fundaciones y asociaciones no gubernamentales.

No hay una experiencia igual como regresar en el tiempo y conocer la herencia cultural, social, política, económica de la ciudad, por ello, entre los recomendables figuran: el Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, el Museo Nacional de Antropología, el Templo Mayor, el Museo del Palacio de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno y el Museo Nacional de Arte, entre otros.

En cuanto al Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, cuenta con dos secciones principales: una que corresponde al antiguo Colegio Militar y otra al Alcázar.

En lo que fuera el antiguo Colegio Militar, se exhiben objetos e imágenes que reflejan el desarrollo nacional, pueden admirarse obras de pintura mural de destacados artistas; Mientras que el alcázar se encuentra ambientado con diversos artículos relacionados con la época en la que fue habitado por los emperadores Maximiliano y Carlota, así como por el presidente Porfirio Díaz. Ubicado en la primera sección del Bosque de Chapultepec, recibe dos millones de visitantes al año.

El Museo Nacional de Antropología es considerado como uno de los mejores en su género a nivel mundial, fue inaugurado en 1964, y en sus más de 20 salas, exhibe la mayor colección de objetos prehispánicos de las diferentes civilizaciones que habitaron el territorio nacional.

Está organizado por zonas geográficas y grupos culturales. Cuenta con una sala de exposiciones temporales y el Auditorio Jaime Torres Bodet; en promedio recibe casi dos millones de visitantes al año, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Por su parte, el Templo Mayor, uno de los museos más importantes que resguarda el INAH y el cual es visitado por más de 700 mil personas al año, presenta en sus ocho salas, más de mil 300 piezas halladas en lo que fuera la antigua Tenochtitlan.

En el Museo del Palacio de Bellas Artes se puede disfrutar de diversas actividades culturales y artísticas, como la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Danza, la Compañía Nacional de Ópera, el Teatro y el Ballet Folklórico, entre otros.

Al interior se aprecian murales realizados por Diego Rivera, Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Roberto Montenegro, Manuel Rodríguez Lozano y Jorge González Camarena y celebra exposiciones temporales. Según datos de dicho espacio, recibe al año más de 660 mil visitas.

También como parte de la zona centro, otro de los museos concurridos y donde la gente disfruta del arte mexicano es el Museo Nacional de Arte, situado en la plaza Manuel Tolsá, el cual recibe anualmente 370 mil personas.

Otro de los recintos con mayor afluencia es el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, con casi 370 mil visitas al año, uno de los preferidos de los amantes del arte, esto gracias a que aloja exposiciones de vanguardia y a la impresionante colección de Rufino Tamayo, donada por el artista para la creación del museo y que abarca obra internacional de los años 60 y 70.

Foro de la excelencia del arte moderno y de las expresiones artísticas contemporáneas por 51 años, el Museo de Arte Moderno es otro de los recintos más visitados en la ciudad, con una afluencia de más de 300 mil visitantes al año.

Alrededor de sus seis galerías circulares, se despliegan obras de los grandes maestros del arte mexicano, es el caso de Diego Rivera, José Clemente Orozco, Gerardo Murillo “Dr. Alt”, Manuel Rodríguez Lozano, por mencionar algunos.

Pero si de antigüedad se trata, el Museo Nacional de las Culturas es el recinto más añejo de México; posee alrededor de 14 mil objetos representativos de diversas épocas; se trata de uno de los cinco museos nacionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, único en el país con el claro objetivo de acercar a sus visitantes a la diversidad cultural del mundo.

Su vocación se remonta a 1825, cuando el primer presidente de México, General Guadalupe Victoria, asesorado por Lucas Alamán, dispuso la fundación del Museo Nacional.

Posteriormente, el Emperador Maximiliano de Habsburgo, por medio de un decreto, establece en 1865 que las colecciones y objetos del México prehispánico y los de historia natural fueran resguardados en este museo que antes albergó las llamadas “casas denegridas” de Moctezuma II, donde se dice que el gobernante azteca meditaba sobre los asuntos de gravedad que estremecían a la gran Tenochtitlan.

Este recinto, que a partir de 1965 alberga al Museo Nacional de las Culturas, fue también la primera Casa de Moneda durante la Colonia; alojó en la época juarista a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y durante un siglo fue un centro importante de iniciativas para documentar la historia y realizar investigaciones sobre arqueología, etnografía, historia y estudios que fundamentaron las exposiciones en sus salas, contribuyendo así al desarrollo de la identidad nacional. Recibe más de 260 mil personas al año.

También figuran los más curiosos, desde lo increíble como el Museo de Ripley, pasando por el dedicado a la Luz, el Museo Interactivo de Economía, el Museo del Juguete Antiguo, el de Medicina Mexicana, el del Calzado “El Borcegui”, al Chocolate, el Museo Objeto del Objeto y hasta el Museo de Enervantes, un espacio de la Secretaría de la Defensa Nacional situado en Lomas de Sotelo en esta ciudad.

Celebra Google Día Internacional de los Museos

Con un doodle interactivo, Google celebra el Día Internacional de los Museos, que este año tiene como tema Museos y Paisajes Culturales.

Con una página de inicio que muestra el telón sobre el cual se lee el nombre de la empresa de Mountain View, el buscador festeja a los recintos que velan por la memoria humana.

El doodle hace referencia a las exposiciones de diversa índole que los museos albergan, en este caso temas como la historia natural con un esqueleto de dinosaurio, y otras galerías con esculturas, retratos y pinturas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) declaró el 18 de mayo como el Día Internacional de los Museos desde el año de 1977.

Cada año, la ICOM (International Counsil of Museums), organismo dependiente de la Unesco, propone un tema específico bajo el cual los museos reflexionan para mejorar su oferta cultural.

El poblano Miguel Maldonado, Premio Joaquín Xirau Icaza

En diciembre de 2012 por iniciativa de Ramón y Ana María Xirau se creó el “Fondo Xirau Icaza”, con el objetivo de honrar la memoria de su hijo, el poeta y escritor Joaquín Xirau Icaza, fallecido en 1976.

La asociación junto con El Colegio de México, entrega dos reconocimientos, uno de poesía y otro de economía. El primero tiene como misión impulsar el trabajo de poetas jóvenes.

En la edición 2016 el jurado conformado por Adolfo Castañón y Juan Villoro, acordó elegir, entre 37 participantes, como ganador a Miguel Maldonado por El libro de los oficios tristes. En su obra, argumentan los dictaminadores, se percibe “un afán de unidad para contar la historia secreta de los pequeños oficios soslayados. La voz de Miguel Maldonado es dueña de una musicalidad atenta a discernir en las minucias de lo cotidiano el pulso invisible de la ciudad y sus trabajos.”

Añaden a través de un comunicado: “Este ejercicio poético está hecho desde una conciencia moral que pone en tela de juicio la recompensa que el ser humano recibe por su esfuerzo. Vindicación de lo pequeño El libro de los oficios tristes extiende carta de ciudadanía a una dignidad fraguada al margen de la ostentación. Las lecciones de austeridad de este poemario confirman una poderosa voluntad de estilo que se enriquece con la sabiduría de la fábula y del poema narrativo.”

La ceremonia de entrega se llevará a cabo el martes 24 de mayo en El Colegio de México a las 13:00 horas.

Miguel Maldonado (Puebla, 1975) cuenta con un doctorado en Teorías de la Cultura por la Universidad de las Américas Puebla en cotutela con la Sorbona. Es maestro en Ciencias Políticas por la BUAP y la Universidad McGill, Montreal. Premio Nacional de Poesía Joven Gutierre de Cetina 2006. Entre sus libros destacan: Poesía Magia Corriente (2004), La carne propia (Colibrí, 2006), Ciudadela (CONACULTA 2008), Los buenos oficios (CONACULTA, 2010), Lobos (Taller Ditoria, 2012), El libro de los oficios tristes (Monte Carmelo) y Bestiario (Aldus, 2015).

Recuerdan a Juan Rulfo a 99 años de su nacimiento

El amor y la forma en que Juan Rulfo (1917-1986) lo plasmó en un sin fin de cartas es el hilo conductor del libro “Cartas a Clara” con el que la Secretaría de Cultura federal recuerda al autor de “Pedro Páramo”, a 99 años de edad, que habría cumplido este lunes.

Dichas cartas fueron reunidas en 2014 por editorial RM, como parte del Programa de Coediciones de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del entonces Conaculta, y hoy dan fe de que el amor fue cosa seria para Rulfo, una fuerza imprescindible que nutrió su existencia.

Así lo deja ver en las 81 cartas que envió a Clara Aparicio, con quien se casó en 1947 y con quien mantuvo una historia de amor que perduró hasta el fallecimiento del autor de “El llano en llamas”, en 1986.

De acuerdo con la dependencia, la historia de Juan Rulfo y Clara Angelina Aparicio podría ser descrita como literaria desde un principio, él era 11 años mayor cuando la conoció y se cuenta que al quedar prendado de ella comenzó a investigarla, al grado de hacerse pasar por empleado de la oficina de migraciones para acudir a su casa y obtener información.

Aquella historia de amor y de cortejo seguiría varias etapas, pues Rulfo solía dar obsequios y pagar desde el anonimato los helados de Clara y sus amigas, hasta que fue confrontado por los padres de ella y les pidió permiso para cortejarla.

Poco antes de partir de Guadalajara hacia la Ciudad de México, Juan le pidió que fuera su novia, y tras conocer su respuesta afirmativa comenzaría la correspondencia que ella guardó durante años como uno de sus más grandes tesoros, porque en ella el escritor mexicano plasmó sus más profundos sentimientos.

Para el cineasta Juan Carlos Rulfo, lo escrito por su padre está llenos de emociones visuales.

“Están llenos de esas pequeñas sensaciones que te hacen transportarte a un momento, son esos pequeños instantes que seguramente todos conocen y todos tienen en su intimidad y que a veces parece que no valen la pena decirlos porque uno las guarda por mucho tiempo”.

En ese intercambio epistolar, Juan Rulfo da muestra no sólo de su profunda imaginación, sino de su capacidad para compartir a Clara todo un universo visual a través de las palabras.

La voz de su padre, añade, siempre está presente más allá de su literatura, a través de las vivencias que rodearon a su vida.

“Uno añora una carta escrita con el puño y letra, no un mail por Internet, no un chat, no un twitter, no nada de eso que es efímero, sino esa carta que él escribe. Uno se da cuenta que existen muy pocas cosas físicas de alguien, está el zapato pero está inmóvil; están sus libros, pero están impresos, y en ese momento comienza esa valoración de todo ese material.

“Lo único que me queda después de ver los zapatos o los libros, o de escuchar a mi madre que me cuenta historias de su vida, son esos textos que tienen que ver con algo mucho más universal”, agregó Juan Carlos Rulfo.

“Cuevas convierte este mundo de pesadilla en rara belleza”

Por Juan Carlos Castellanos C.

El escritor y académico de la lengua, Felipe Garrido, aseguró que el escultor e ilustrador José Luis Cuevas es un enorme artista que transforma en imágenes los fantasmas que persiguen y definen al hombre contemporáneo.

Hay una tradición que viene de Goya, Orozco y otros grandes pintores, incluso anteriores, quienes se han atrevido a retratar la fealdad del mundo, y en esa línea de grandes artistas está inscrito José Luis Cuevas, expuso.

“Desde cierta perspectiva, el mundo en el que vivimos es una pesadilla, donde muchas veces estamos perseguidos, en especial los artistas”, expresó.

En entrevista, Garrido, quien ocupa la Silla XVII de la Academia Mexicana de la Lengua (AML) subrayó que Cuevas ha tomado ese mundo monstruoso y deforme de locos, criminales y drogadictos, de gente dañada por problemas genéticos, y lo ha sabido convertir en “objeto de rara pero intensa belleza”.

Así está escrito en la trayectoria de Cuevas, quien entre 1942 y 1943, frente a los murales de Roberto Montenegro, en la biblioteca de la escuela “Benito Juárez”, y de los de Diego Rivera en el Palacio de Cortés, en Cuernavaca, decidió ser artista; en esa época recibió el premio a la mejor composición por el Día de las Madres.

En 1944 ingresó a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, pero una fiebre reumática lo obligó a guardar cama durante dos años, tiempo que dedicó a la lectura y el dibujo.

En 1952, su hermano Alberto lo lleva al manicomio “La Castañeda”, donde tuvo como modelo a los enfermos mentales.

“Cuevas además es un artista no sólo del dibujo, el grabado y la pintura, también de la escritura, pues desde muy niño y a lo largo de su vida ha escrito al tiempo que ha dibujado.

“Esa es una característica muy propia, aunque él le ha dado más importancia a su dibujo que a su escritura, y así ha sido recibida su obra”, comentó Garrido.

Mencionó que José Luis Cuevas “es un escritor al que vale la pena leer, escritor siempre volcado sobre él mismo, como lo es igualmente en su pintura donde se autorretrata con enorme frecuencia.

“Cuando escribe, siempre el centro del relato es una meditación sobre su vida, sobre lo que le sucede, sobre lo que cree y sobre lo que piensa”, acotó Garrido.

Sobre su relación personal, dijo que “cuando he necesitado su apoyo con un dibujo para algún texto, ha sido enormemente generoso y amistoso, y cuando tengo ocasión de corresponder y además de eso la suerte de poder tomar la voz en un acto de reconocimiento a su enorme talento y dedicación, lo hago con un gran placer”.

Además de Garrido, al acto “Celebremos a José Luis Cuevas”, en la Sala Fernando Gamboa del Museo de Arte Moderno (MAM), asistieron Nadia Ugalde Gómez y Víctor Manuel Mendiola, quienes vertieron sus glosas y comentarios alrededor del autor de monumental “Giganta”.

“José Luis Cuevas y yo somos amigos entrañables y aunque nos vemos de vez en cuando, no tan seguido como ambos quisiéramos, tampoco dejamos pasar tanto tiempo entre una ocasión y otra”, concluyó Garrido

Felipe Garrido, quien fue elegido el 25 de septiembre de 2003 para ser el quinto ocupante de la silla XVII de la AML, asumió el 9 de septiembre de 2004, y en marzo de 2015 fue reelecto por cuatro años más en el cargo, en el cual ha realizado importantes aportaciones a la corporación.

De Cuevas cabe recordar que en 1967 le adjudicó el nombre de “Zona Rosa” al hoy sitio emblemático de la Ciudad de México, donde dibujó un “Mural efímero”. En 1981 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes y en 1992 inauguró en el Centro Histórico el museo que lleva su nombre

Estudiante UDLAP se convierte en la “Revelación Juvenil de Ópera”

El estudiante de la Licenciatura en Música de la Universidad de las Américas Puebla, Leonardo Joel Sánchez Rosales, fue galardonado en la categoría Revelación Juvenil en el VIII Concurso Internacional de Canto Sinaloa 2016, realizado el pasado 5 de mayo en el teatro Pablo de Villavicencio en Culiacán, Sinaloa.

El concurso convocado por el Instituto Sinaloense de Cultura, tuvo por objetivo reunir a los mejores cantantes de ópera de México y el mundo, se contó con la participación de 90 exponentes aproximadamente, entre artistas de todos los estados de la República y de Rusia, Alemania, Estados Unidos y Guatemala, las edades de los participantes oscilaron entre los 21 y 32 años, siendo el estudiante de la UDLAP el intérprete más joven.

El estudiante UDLAP e integrante del equipo representativo Ópera UDLAP obtuvo su premio gracias a la interpretación de cuatro arias de ópera.

El concurso estuvo a cargo del exponente más importante de ópera en México, Enrique Patrón de Rueda, mientras que el jurado fue integrado por Lourdes Ambriz, directora de Bellas Artes, Boris Boris, director de ópera de Argentina, el tenor Alfredo Portilla y la pianista Aigul Kulova.

“Es una enorme responsabilidad y me siento muy orgulloso porque era el único estudiante del sur de México, pero sobre todo de una universidad privada, pues la mayoría eran del INBA, del Conservatorio de Música y de la UNAM, además de ya ser egresados; entonces esto me lleva a poder decir muy seguro que la UDLAP es el lugar adecuado para estudiar y triunfar”, expresó el estudiante de la Universidad de las Américas Puebla.

“Hice muchos contactos y recibí también invitaciones para colaborar en proyectos interesantes dentro y fuera del país, sin embargo, prefiero seguir preparándome para llegar a ser un artista completo, con todas las herramientas que me da la UDLAP, para así egresar y lograr todos mis objetivos profesionales”, dijo.

Cumple una década la Biblioteca José Vasconcelos

Con una serie de fandangos y sones guerrerenses, a cargo de la Academia de Danza Mexicana, la Biblioteca de México José Vasconcelos, concebida como un proyecto de grandes dimensiones en la divulgación del conocimiento a través del libro y la lectura, arrancó una jornada de actividades por su décimo aniversario.

El secretario de Cultura Federal, Rafael Tovar y de Teresa, expresó su beneplácito y dijo que en una década este recinto cultural, además de haber recibido 14 millones de visitantes, se ha venido renovando en el tiempo, enriqueciendo sus acervos y aumentando sus funciones y actividades.

Comentó que la serie de espacios donde hubo polémica, debido a que limitaba su operación, “para nosotros ha sido absoluta prioridad corregirlos y tener el servicio de la biblioteca completo en las mejores condiciones”.

Acompañado por Sari Bermúdez, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en el momento de la construcción del inmueble, Tovar y de Teresa indicó que para la secretaría a su cargo el compromiso con la Vasconcelos “ha sido dotarla del equipo necesario, actualizarla y poder ofrecer el mejor servicio al público”.

Destacó que el recinto recibe a diario cerca de seis mil visitantes y, de hecho, su página de Facebook es la más visitada de todas las bibliotecas del mundo.

“Sería irresponsable que una inversión tan significativa que tuvo en 2006 este espacio no sólo en cuanto a recursos financieros, sino al trabajo que eso significó, se paralice y la energía se vaya en destacar los problemas en lugar de las soluciones”, dijo.

A pregunta expresa sobre si en esta década se dedicó y destinó mayores recursos para resolver otros problemas, más que atender el sentido de la biblioteca, el funcionario se deslindó.

“Eso ya no correspondió en mi época y desde que volví a asumir el Conaculta en 2013, la prioridad era tener en las mejores condiciones la infraestructura cultural, sin ningún tipo de prejuicio al respecto. Y el resultado es que hemos podido renovar obra en todo el país y ahora con esta biblioteca”, expresó.

Por su parte, Daniel Goldin Halfon, director de la Biblioteca, dio a conocer que el recinto cultural celebra 10 años con la apertura de su séptimo piso, el cual años atrás, tuvo problemas de goteras.

“Es un nuevo espacio bibliotecario donde hay 15 salas temáticas, con temas de actualidad como: drogas, promoción a la lectura, cuestiones de género, reconocimiento de la diversidad lingüística, miradas sobre México, manga y comic, ciencia y tecnología, e idiomas, por mencionar algunas.

“Son salas que se van estar construyendo y la peculiaridad que tienen es que se toman libros, pero también discos y audios en distintos formatos, provenientes en diferentes colecciones en la misma biblioteca”, dijo.

Refirió que la “José Vasconcelos” se concibe hoy como un lugar flexible donde se promueve además el diálogo, el reconocimiento de la diversidad cultural.

“Es un recinto que debe promover más que preguntas y respuestas, la curiosidad, el deseo de nuevas preguntas que mantengan vivo el espíritu de saber y de conocimiento”, indicó Goldin Halfon, al tiempo que destacó que hoy, el recinto cuenta con un acervo de 650 mil obras, 150 títulos “y parte de estos acervos son libros porque también hay películas y audios”.

“La biblioteca crece más allá de la voluntad de la biblioteca o de las posibilidades propias de la Secretaría. Crece a partir de compras propias, de donativos y de una búsqueda de mayor sinergia entre diversas partes del Estado Mexicano”, expuso.

Como parte de los retos, adelantó, se trabaja para desarrollar las colecciones, diversificar los servicios y abrir una sala de lengua de señas.

Además, se trabaja en un área de primera instancia, en programas de inclusión digital para personas que no saben nada, la realización de un libro para el 2017, así como una exposición, la realización de seminarios, conferencias y eventos culturales.

099

Humaniza Savater gigantes de las letras

El escritor español Fernando Savater muestra el “barro humano” del que están hechos autores como William Shakespeare, Edgar Allan Poe, Agatha Christie, Alfonso Reyes o Gustave Flaubert, entre otros que reúne en su libro Aquí viven leones, en coautoría con Sara Torres, su esposa recientemente fallecida.

“Un autor es tan humano como cualquiera: tiene vicios, miserias, ambiciones…no es un ser puro, celestial, sino una persona como nosotros y a través de ese barro humano se abrió paso la inspiración literaria y la imaginación”, explica en entrevista el también filósofo.

En todos, sin embargo, la lectura aparece como destino, aunque Agatha Christie, la escritora más vendida del mundo, respondía que era “ama de casa” cuando le preguntaban sobre su profesión.

La obra publicada por Debate es un empeño que pretende estimular la lectura, no preponderar la vida sobre la obra producida, previene Savater.

“No me interesa juzgar la obra por el autor, como esa gente que primero se entera de si el autor era políticamente correcto, un buen padre de familia y tal antes de leerlo, y si no cumple los requisitos morales no lo lee. No se trata de eso”.

Se trata, aclara, de reconocer que el lector, cuando se interesa por un escritor, quiere conocerlo, indagar por ejemplo cómo lo miraron sus contemporáneos.

“¿Le vieron como un bicho raro?, ¿le vieron con admiración?, creo que todo eso interesa al que ya ha leído al autor, y quien no lo ha leído quizá se interese en él”.

El autor de Ética para Amador y Torres recorrieron diversos países durante su “Viaje a las guaridas de los grandes escritores” -subtítulo del libro- pero Savater también se embarcó, de nuevo, en libros que leyó con avidez en su juventud.

“Uno de los defectos que tenemos las personas que hemos leído precozmente, es que hemos leído muchos libros a edades inadecuadas. La pasión por leer hace que leas Madame Bovary a los 14 años, y entiendes el argumento, pero no el sentido profundo; hace falta que pase el tiempo y lo releas para darte cuenta de la grandeza que tiene el libro”.

La soledad que recién estrena el filósofo –Sara Torres, profesora de estética y documentalista murió el año pasado– lo acerca más a la lectura, más bien a la relectura.

“Porque hay autores que han calado en uno. Sé que hay muchos otros que no voy a descubrir: todos los días están saliendo libros que a lo mejor son estupendos y a otros les abren caminos, pero a cada uno nos toca un lote de autores y yo prefiero apurar y conocer bien el lote que me ha tocado, que dispersarme al querer ver lo último que sale”.

Al despedirse de su compañera, Savater también se ha despedido de la escritura.

“Era la destinataria de mis libros. Yo no escribía para ganar el premio Nobel sino para que ella me sonriera”.

Le ronda la idea de preservar entre letras la relación de ambos, en clave memoriosa, pero solo para él.

“Otros escritores han tenido un destino literario, para mí siempre los sentimientos y el amor han contado más”.

Con información de Reforma

El regreso de Carlos Fuentes

El escritor mexicano Carlos Fuentes (1928-2012) quería morir escribiendo y así parece pues aunque cumplió su cuarto aniversario luctuoso sus letras siguen dando de qué hablar, de ahí que a finales de mayo o principios de junio llegará a las librerías mexicanas su libro “Aquiles o el guerrillero y el asesino”.

Así lo dio a conocer la víspera su viuda, la periodista y escritora Silvia Lemus, en una mesa homenaje en el Palacio de Bellas Artes, donde se leyeron fragmentos de varias obras, y participaron la cantante Cecilia Toussaint, el escritor Ignacio Padilla y el historiador Federico Reyes Heroles.

De acuerdo con Lemus, es un libro sobre un gran líder colombiano, Carlos Pizarro, quien tras entregar las armas para poner un fin a las guerrillas y tratar de conseguir la paz, fue asesinado en un aeroplano, en un viaje en el interior de Colombia para comenzar su campaña como presidente de la República.

“Era un gran personaje, un héroe trágico, moderno y Carlos Fuentes estuvo impresionado por él”, comentó la periodista sobre la publicación.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura, en el acto “Carlos Fuentes está hoy aquí”, los escritores Ignacio Padilla, Federico Reyes Heroles y la actriz Cecilia Toussaint leyeron partes de tres textos póstumos del autor de La región más transparente: Federico en su balcón (2012), Pantallas de plata (2014) y Personas (2012).

Padilla aprovechó para externar su emoción respecto a que “Aquiles o el guerrillero y el asesino” pronto sería publicada, pues, dijo, recordaba que en el 2002, en Tampico, Tamaulipas, en el encuentro de escritores Letras en el Golfo, Fuentes leyó fragmentos de ese libro.

“Muchos años después le pregunté sobre qué había pasado con ese libro sobre Colombia, pensé que lo había dejado… que no iba a concluirlo, me da mucho gusto, en recuerdo a ese pasaje particularmente violento que es el del asesinato del protagonista en un avión”, expuso Padilla.

El escritor, considerado uno de los máximos exponentes de la generación del crack, quien dio lectura a un fragmento de “Pantallas de plata”, mencionó que Carlos Fuentes además de extraordinario escritor fue un magnífico actor, con un peso escénico tremendo, con fortaleza inaudita. “Siempre estuve convencido que fue un protagonista de la literatura universal, pero también un hombre de cine”, aseveró.

Para Padilla, Fuentes empezó a hablar de sí mismo a través de su idea del cine, no de la literatura, “utiliza el cine para hablar de yo y lo mío, es algo que no aparece en sus ensayos políticos y demás. Me parece que es en el cine donde está el Carlos Fuentes más libre y gozoso”, consideró.

Lemus, por su parte, recordó que Fuentes tenía capacidad de trabajo, que nació para ser un escritor, que se preparó desde niño…logró ser un joven que leía con todo eso que había acumulado, esa multicultura, podemos decir que era un joven globalizado”, describió.

Federico Reyes Heroles, antes de leer algunas líneas de la publicación Federico en su balcón, recordó una conversación con Carlos Fuentes, el lunes 14 de mayo de 2012, cerca de las 13:45 horas.

“Lo oí animado, me platicó del baile del centenario, próximo proyecto en mente, del peso físico de los libros que tenía que leer para esa novela, alrededor de 30 kilos. Me dijo: “Imposible llevarlos a Londres. En México no se puede trabajar bien, la vida social es muy intensa”, se quejó. Le repliqué que él era el primer provocador de esa vida social. Se rió. Quedamos de ir al teatro y quedó en disparar la cena.

“El martes 15, sentado en mi escritorio recibí la llamada. Ha muerto. No salía yo del azoro, sí, se murió Carlos. Nos engañó, se veía tan bien, mostraba tanta energía, su actividad era tan intensa que nunca dejó asomar ni cansancio ni aviso de que sentía llegar el fin”, compartió el comentarista.

Finalmente, Cecilia Toussaint leyó fragmentos de Personas, del que destacó la siguiente cita: “La literatura es el aposento de una sensibilidad verbal sin la cual desertamos el don mayor de los seres humanos: comunicarnos con palabra, porque cuando mueren las palabras sobrevive la selva salvaje de la violencia, la ignorancia y la guerra de todos contra todos”.

Carlos Fuentes marcó un eje direccional en la literatura

Con un tributo que le rindieron amigos y familiares se conmemoró el cuarto aniversario luctuoso del escritor Carlos Fuentes, cuya obra póstuma “Aquiles o el guerrero y el asesino” será publicada próximamente.

El escritor, narrador y diplomático murió el 15 de mayo de 2012 dejando huella como un referente del llamado “Boom” de la novela hispanoamericana en la década de los años 60.

Fuentes fue recordado este sábado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con la lectura de sus obras por parte de los escritores Federico Reyes Heroles e Ignacio Padilla, la cantante Cecilia Toussaint y su viuda Silvia Lemus.

Los textos póstumos son: “Federico en su balcón” (2012), “Pantallas de plata” (2014), “Personas” (2012) y “Aquiles o el guerrero y el asesino”, próximo a publicarse.

El narrador, ensayista y dramaturgo nació el 11 de noviembre de 1928 en Panamá, y su infancia la vivió en países como Argentina, Chile, Brasil entre otros países iberoamericanos.

Cursó su formación superior especializada en derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México y en Suiza, y al mismo tiempo que estudiaba trabajó en diferentes organismos gubernamentales hasta 1958.

A la edad de 12 años leyó por primera vez “El Quijote”, de Miguel de Cervantes (1547-1616), pasó gran parte de su adolescencia y juventud en México, donde vivió hasta 1968.

Una vez dentro del grupo de intelectuales, creó y dirigió junto al escritor mexicano Emmanuel Carballo (1929-2014) La Revista Mexicana de Literatura.

Trabajó como becario en el Centro Mexicano de Escritores, de 1956 a 1957, colaboró con la revista “Siempre” y para 1960 fundó el periódico “El Espectador”.

A la edad de 26 años publicó su primera obra titulada “Los días enmascarados” (1954), dicha publicación le dio auge a su carrera, estableciéndolo en el cuadro de jóvenes escritores de aquel tiempo.

El escritor incursionó en el teatro con su obra “Orquídeas a la luz de luna”, en 1982, que se estrenó en la Universidad de Harvard. Dicha obra aborda temas políticos, relacionado con la política exterior de Estados Unidos.

El trabajo literario de Fuentes fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura de México en 1984, en el mismo año terminó su novela “Gringo Viejo”, que empezó en 1948.

Para 1987 fue elegido como miembro del consejo de administración en la Biblioteca Pública de Nueva York, también destacó en la misma ciudad como periodista, escribiendo para The New York Times, Diario 16, El País y ABC.

Otras obras de autoría son: “Las buenas conciencias” (1959), “La muerte de Artemio Cruz” (1962), “Aura” (1962), “Zona Sagrada” (1967), “Cambio de piel” (1967), “Cumpleaños” (1969) y “Terra Nostra” (1975).

También fue reconocido con los premios Xavier Villaurrutia (1976), Cervantes (1987) y Príncipe de Asturias (1994), además de la Medalla Belisario Domínguez (1999), Premio Internacional don Quijote de la Mancha (2008).

En el género de cuento publicó: “Chac Mool y Otros Cuentos” (1973), “Agua quemada” (1983), “El naranjo” (1994), “Los hijos del conquistador” (1992), “Inquieta compañía” (2004) y “Cantar de ciegos” (1964).

Como obra póstuma, próximamente se publicará su libro “Aquiles o el guerrero y el asesino”.

6 hábitos que puedes adoptar para aumentar tu cultura

En 1886, Antón Chéjov le dio una serie de consejos a su hermano. Estos se han convertido casi en una norma bajo la cual puedes identificar a una persona verdaderamente culta, pues los comentarios de uno de los cuentistas más importantes de la historia son agudos, lógicos y sensatos. Según Chéjov, una persona culta respeta la personalidad humana, tiene simpatía por todo, incluso por lo que sus ojos no ven, respeta la propiedad ajena, es sincero y teme a la mentira, no se menosprecia por despertar compasión, no tiene vanidad, respeta su talento evitando los vicios y finalmente, desarrolla para sí la intuición estética.

Más de un siglo después, las cualidades de Chéjov continúan siendo referentes indiscutibles, pero debemos de aceptar que hoy la cantidad de información disponible nos obliga a acercarnos al conocimiento desde distintas trincheras. Ser una persona culta implica siempre estar en búsqueda de algo nuevo que te permita crecer personal y profesionalmente. Acerquémonos a la cultura desde un enfoque divertido y así nunca dejaremos de aprender. Los siguientes son hábitos que te ayudarán en esa tarea. Está en nosotros cultivar el conocimiento y demostrar, como dicta Chéjov, que somos verdaderamente cultos.

Lee libros que hablen de distintas cosas

A muchos les parece que la lectura es aburrida por la cantidad de tiempo que se debe invertir en ella para muchas veces conocer sólo un tema. Si el tiempo te consume puedes conseguir libros que hablen de una infinidad de cosas: datos históricos relevantes, pensamientos filosóficos resumidos, datos curiosos del mundo animal y vegetal, y muchas cosas más. Estos libros no te convierten en un experto en cada tema, pero incrementan tu cultura general a gran escala.

Jugar La Fortuna del Saber

La Fortuna del Saber es un juego que puedes descargar gratis en Android o iOS y a través de series de seis preguntas que incrementan su dificultad, te reta en diversos campos del conocimiento y como no hay límite de tiempo, puedes consultar cualquier medio para contestar las respuestas y de esa forma aprender más que al hacer uso de la intuición y el azar. Lo mejor es que al contestar correctamente acumulas boletos para participar en concursos por distintos premios en efectivo que los patrocinadores otorgan.

Ve a eventos especiales en los museos

La institución más relevante para el conocimiento artístico, pero también para el científico y tecnológico. Los museos pueden resultar tediosos para muchos, por lo que hay programas que se encargan de hacer pequeñas modificaciones a su conservador modus operandi en ocasiones especiales. Existen las noches de museos, talleres e incluso visitas guiadas por actores personificados que hacen de la experiencia cultural algo mucho más divertido.

Escucha podcasts en tus recorridos

Nunca dejamos de escuchar nueva música, pero a veces ponemos la radio en nuestro trayecto a la escuela o el trabajo y lo único que escuchamos son los comerciales que no aportan nada a nuestra cultura. En las ciudades grandes los traslados pueden durar horas, por lo que ese tiempo puede ser aprovechado para escuchar la infinidad de archivos digitales que hablan de cine, arte, política, economía y casi cualquier cosa. No importa cuáles sean tus gusto o áreas de interés, siempre habrá un podcast que te acompañe.

Ver películas y documentales

Desde la comodidad de tu hogar puedes aprender cosas de todo el mundo. El cine es un arte y tal como Chéjov dice que debes cultivar la intuición estética, las películas sirven a la perfección. Claro que se trata de cintas que realmente aporten algo al espectador, estamos hablando de obras de Bergman, Tarkovsky, Kurosawa y muchos más que son encasillados en el tan juzgado “cine de arte”. Además de eso, los documentales pueden darte una visión muy clara de un tema específico en un par de horas.

Busca las cosas más curiosas en línea

A todos nos ha pasado. Comenzamos buscando un tema de historia y sin saberlo, a los 20 minutos estamos buscando información de nuestra caricatura favorita de la infancia o la teoría de conspiración que demuestra que vivimos en otra realidad. Navegar por Internet puede ser considerado procrastinar, pero si lo hacemos de manera efectiva puede ser el aliado más fuerte. Además de los sitios educativos, existen muchos blogs de arte y cultura que te permiten pasar de un evento histórico a un pensamiento sociológico que finalmente te lleva al análisis conceptual de una obra de arte de Ilya Repyn.

Según Chéjov, una persona culta respeta la personalidad humana, tiene simpatía por todo, incluso por lo que sus ojos no ven, respeta la propiedad ajena, es sincero y teme a la mentira, no se menosprecia por despertar compasión, no tiene vanidad, respeta su talento evitando los vicios y finalmente, desarrolla para sí la intuición estética.

Estos hábitos seguramente te harán respetar la personalidad humana, tener mucha más simpatía por las cosas, evitar la vanidad y muchas de las otras cosas que Chéjov explicó hace tantos años. Desarrolla tus habilidades, disfruta la cultura y diviertete. Así como La Fortuna del Saber te permite aprender diviritendote, así debería de ser siempre que uno espere conocer nuevas cosas. –

Fuente: http://culturacolectiva.com

Virginia Oldoini, condesa de Castiglione

Cuando Virginia Oldoini, condesa de Castiglione, llegó a París en 1856 con 19 años de edad ya estaba considerada por la gran mayoría de personas como una de las mujeres más hermosas del mundo, excepto para una persona: el Marqués Gaston Alexandre Auguste de Galliffet, quien lo puso en duda y advirtió que la hermosura de la que tanto presumía la joven condesa se debía a una buena puesta en escena con lujosas joyas, carísimas ropas y una exagerada capa de maquillaje y no a una belleza real.

Como es de imaginar, cuando el desafortunado e intencionado comentario del Marqués de Galliffet llegó a oídos de Virginia ésta se sintió indignada y quiso demostrar al insolente aristócrata que estaba totalmente errado, así que cursó una invitación para que la visitara en su mansión.

Allí lo recibió completamente desnuda tumbada en una chaise longue forrada de raso negro. A partir de aquel momento Galliffet no dejó de alabar la sublime belleza de Virginia Oldoini.

Conocedora de sus irresistibles encantos, la joven condesa no dudó en utilizarlos para conseguir atraer la atención de los más importantes hombres de Estado de la época.

Su primo Camillo Benso (conde de Cavour), ministro y hombre influyente del rey Víctor Manuel II de Cerdeña y el Piamonte, la animó para seducir al emperador francés Napoleón III y así obtener información sobre el país vecino.

Virginia consiguió llevar a su lecho al emperador francés y tras un nutrido ramillete de influyentes e importantes hombres de Estado con los que se acostó, se ganó el apodo de ‘la mujer del sexo de oro imperial’ con el que pasó a la Historia.

Virginia había sido obligada a casarse a los 17 años con Francesco Verasis (conde de Castiglione), un hombre al que despreciaba, le fue repetidamente infiel y dejó prácticamente en la ruina debido a sus caprichos y carísimo ritmo de vida. Enviudó del conde en 1867, cuando contaba con 30 años de edad.

Los grandes fotógrafos de la época quisieron inmortaliza su belleza, motivo por el cual se puede encontrar numerosísimas fotografías de Virginia Oldoini en las más sugerentes posturas y que, para su tiempo, constituyeron todo un hito dentro de los cánones de belleza.

Tristemente y a pesar de haber pasado por su alcoba un nutrido número de importantísimos amantes, conservar pruebas de casi todos esos encuentros esporádicos y un puñado de apasionadas cartas de amor enviadas por enamoradísimos admiradores (que a su vez eran relevantes personalidades de la vida política, social, religiosa y económica del país) la condesa de Oldoini no se aseguró una buena vejez y acabó viviendo sola en un céntrico apartamento de París cuyas habitaciones estaban decoradas en negro fúnebre, las persianas bajadas y sin espejo alguno que delatase el transcurrir de los años y la perdida de la belleza de su rostro.

Inmediatamente después de su muerte en 1899, a la edad de 62 años, la policía y los servicios secretos franceses revolvieron entre sus papeles y quemaron todas las cartas y documentos enviados por las más altas personalidades de la época: reyes, políticos, banqueros e incluso algún que otro miembro de la Iglesia vinculado directamente con el Vaticano.

Virginia Oldoini se encuentra enterrada en el cementerio monumental Père Lachaise de París y dicho sepulcro fue ordenado y pagado por el rey de Italia Humberto I.

Fuente: es-us.noticias.yahoo.com

El Franz Mayer revisa la historia de la talavera

Más de 250 piezas de talavera entre las que figuran ejemplares de los siglos XVI al XIX, pertenecientes al acervo del Museo Franz Mayer, y contemporáneas propiedad de colecciones sobre las firmas Talavera de la Reyna, Uriarte Talavera, Talavera SanTa Catarina y Talavera de la luz, integran la exposición “Talavera poblana. Pasado y Presente”.

Bajo la curaduría de Farzaneh Pirouz, la muestra, que a partir de mañana se exhibe al público, forma parte de los festejos por los 30 años del museo y explora el extenso recorrido de la cerámica esmaltada por Asia, Europa y África.

En rueda de prensa, Héctor Rivero Borrel, director del espacio museístico, celebró esta muestra realizada en colaboración con artistas y artesanos de Puebla y señaló que la talavera en México continúa siendo un arte lleno de vitalidad y fuerza de manera constante en todo el país, no sólo en Puebla.

El secretario de Cultura de Puebla, José Alberto Lozoya, refirió que la exposición es un proyecto de importancia estética para la institución que encabeza y recordó que la belleza y exquisitez de la talavera se remonta al Medio Oriente, luego al Mediterráneo y enseguida a Asia.

La exposición se divide en nueve núcleos y ofrece un recorrido único por la historia de la cerámica esmaltada y las técnicas decorativas, con el uso del azul cobalto y el de pigmentación en superficie blanco, mediante el diseño, la forma y el tipo de producción, el cual comienza en Irak y continúa en regiones del Medio Oriente, pasando por Europa y trasladándose al continente novohispano en el siglo XVI.

Para Farzaneh Pirouz, organizadora de la exposición, la técnica con que se realizaba la talavera en Irak y que más tarde llegó a España y luego a México, vive y es el alma de la producción de la verdadera talavera.

“De tal suerte que en la exposición se podrán apreciar ejemplos de artistas que colaboraron con alfareros para poder crear objetos, así como vajillas que se utilizan hoy en México, dijo al tiempo que comentó que la industria sobrevive en México, excepto en países de origen como Egipto, Irán, Siria, “porque producir es muy caro”.

Este proceso difícil, señaló, lo tienen bien guardado en Puebla y lo aprecian los mexicanos, de tal suerte que la talavera hoy es un símbolo del arte nacional y es un éxito de los alfareros.

“Periodo islámico; Europa: Distribución de la técnica de cerámica esmaltada”; “Desde España hasta Puebla de Los Ángeles”; “La edad de oro de Puebla de los Ángeles 1650-1750”, “Azulejos: La característica por excelencia de Puebla de Los Ángeles”; “Decadencia comercial de Puebla 1750-1900”; son los ejes temáticos de la exposición.

Se complementan con: “El esfuerzo de un hombre para reactivar la industria de la cerámica esmaltada: Enrique Luis Ventosa”, “Tradición de la marca en la Talavera contemporánea” y “Expectativas y posibilidades”.

Tras su exhibición en el Franz Mayer, la muestra viajará a la ciudad de Dallas, en Estados Unidos, y en el 2017 se prevé que se presente en el Museo Internacional del Barroco, en Puebla.

Inauguran la exposición “Diálogo de estéticas urgentes”

Más de 100 obras muestran situaciones de conflicto en Chile, España y México, en el periodo comprendido entre 1958 y 2014

Testimonios gráficos de acontecimientos como la Guerra de Biafra, la extensión de los movimientos estudiantiles y la masacre de Tlatelolco, algunos hechos representativos de Chile, España y México, se plasman en las más de 100 obras que conforman la exposición “Diálogo de Estéticas Urgentes. Transculturalidades Iberoamericanas: Imagen, Identidad y Memoria”, inaugurada en la Galería de Arte del Complejo Cultural Universitario de la BUAP.

Se trata de la construcción de relatos basados en las experiencias y vivencias de los autores, quienes a través del arte construyen un sentido humanista y sensibilizan la mirada del espectador frente a tales situaciones. Es decir, desarrollan en éste un discurso crítico que contribuya a erradicar la violencia, argumentó Alejandro de Villota Ruiz, curador de la exposición.

“El ensayo visual propuesto posiciona a Chile, España y México en un horizonte que genera puentes estéticos, que a su vez dialogan con la cultura visual y con la iconografía del 68 mexicano en adelante, suscitando en última instancia una reflexión transfronteriza sobre los procesos de reflexión y reparación de la memoria”, señaló.

En la ceremonia de inauguración, en representación del rector Alfonso Esparza Ortiz, Flavio Guzmán Sánchez, encargado del Despacho de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, expresó que dicha muestra no sólo permite apreciar el arte, sino también conocer situaciones de conflicto en esos tres países, al tiempo de establecer nuevos criterios de pensamiento en los estudiantes.

“Diálogo de Estéticas Urgentes” ofrece una curaduría inédita, basada en exposiciones del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM y el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). En este imaginario, el artista plástico español Javier de Villota ejerce de hilo conductor entre los 11 autores participantes, que aportan más de 100 piezas de periodos comprendidos entre 1958 y 2014.

111

La investigación que fundamenta el proyecto expositivo se inicia con el imaginario de 1968: que evoca acontecimientos como la Guerra de Biafra, la extensión de los movimientos estudiantiles y la masacre de Tlatelolco en México, intensificando su objeto de estudio en los acontecimientos de la década de los años setenta. Un periodo en el que tanto en Europa como en América Latina se encontraban activos regímenes dictatoriales. El eje temático cierra con la impronta colectiva del 68 mexicano y un registro fotoperiodístico iberoamericano.

El segundo bloque de la exposición se concentra en la obra de Javier de Villota, a través de una selección de piezas provenientes de la muestra Abstracción y Urgencia, albergada en el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez en 2015.

55

“Mis libros son llaves que abren puertas para conocer autores”

El filósofo español Fernando Savater aseguró que a lo largo de su vida ha intentado escribir libros que lleven al lector a otros más dignos que los suyos, a que la gente se encuentre con otros autores y, en ese sentido, sus textos sean llaves para abrir puertas que llevan hasta donde están ellos.

Al presentar su obra “Aquí viven leones. Viaje a la guarida de los grandes escritores”, réplica de la serie “Lugares con genio”, dijo que ésta cumple la función de declaración de amor múltiple: A los libros, a la lectura, a los autores y lectores, y a Sara Torres.

Ilustrada por Ana Sainz Quesada, esta obra relata ocho viajes que realizó junto a Sara Torres, su compañera por más de 35 años, y quien murió en marzo de 2015, para conocer los sitios donde nacieron, vivieron y murieron algunos escritores.

A través de sus textos, el novelista introduce al lector en el mundo de autores clave de la literatura universal mediante los capítulos “William Shakespeare. El inventor de almas”, “Ramón del Valle-Inclán. La voz inconfundible del fabulador” y “Édgar Allan Poe. El cronista del espanto”.

También están “Giacomo Leopardi. El glorioso desventurado”, “Agatha Christie. Crímenes y buenas costumbres”, “Alfonso Reyes. La escritura como amistad”, “Gustave Flaubert. El escritor impenitente” y “Stefan Zweig. Un europeo atormentado”.

Savater dijo que éste es un libro que cumple la función de declaración de amor múltiple: A los libros, a la lectura, a los autores y a los lectores, y a Sara Torres, y que “la literatura sirve, entre otras muchas cosas más, para conmover el corazón del mundo; este recorrido amoroso por la literatura, intenta comprobar lo anterior”.

Invitada para comentar la obra, Elena Poniatowska destacó que el filósofo y escritor español Fernando Savater sigue los pasos de ilustres antecesores, porque España perdió los filósofos que México ganó. “Aquí vivieron María Sambrano Alarcón, Adolfo Sánchez Vázquez y José Gaos, así como Luis Villoro, padre de Juan Villoro”.

Por su lado, Juan Villoro dijo que leer siempre es un acto que requiere de dos protagonistas; es decir, el escritor y el lector, y trasladando esa idea al nuevo libro de Savater, subrayó que ambos personajes van de la mano por un viaje en el espacio y en el tiempo para descubrir a algunos de los autores de los mejores libros.

Foto: Es Imagen

Consulta nuestras recomendaciones literarias para esta semana

“Más allá de la crisis”, “Antología personal” y “La mujer ladrillo”, entre las recomendaciones literarias de esta semana

“Más allá de la crisis. El reclamo del desarrollo”, volumen coordinado por Rolando Cordera, es un texto que analiza la calidad actual del desarrollo social en México, y al mismo tiempo actualiza el debate y la reflexión pública sobre la pertinencia de las estrategias de desarrollo que se están siguiendo hoy día en nuestro país.

La obra aborda de modo crítico e interdisciplinario, con riguroso análisis e investigación del tema, propuestas serias sobre las políticas públicas nacionales e internacionales que podrían llegar a mejorar, por mucho, el complejo y adverso contexto del Siglo XXI e ir más allá de la crisis. Además, aporta elementos valiosos para profundizar el debate local.

Todos los autores que participan en el volumen son integrantes del Grupo Nuevo Curso de Desarrollo (GNCD), coordinado por Cordera. En sus ensayos se plantean reflexiones y deliberaciones acuñadas durante varios años, con un eje de revisión del desempeño social y la dirección de una nueva vía y curso de desarrollo, así como un reclamo de bienestar.

*****

“Antología personal”, del académico, poeta, catedrático y diplomático Hugo Gutiérrez Vega (Guadalajara, 20 de febrero de 1934-25 de septiembre de 2015), quien formó parte junto a otros seis escritores del “Grupo de los Siete”, generación poco conocida cuya importancia para las letras nacionales se confirma en esta novedosa edición, del FCE.

El autor, quien también fue eminente abogado, siempre exploró en sus libros de poemas la libertad a través del verso libre, buscando la vida plena a través de una vida sin ataduras, lo que consiguió tras una sólida formación académica. Estudio Letras Inglesas en la Universidad de Roma, y sociología de la comunicación en una institución de Londres.

El también traductor y ensayista fue agregado cultural en Italia, consejero cultural en Reino Unido y en España, ministro de Asuntos Culturales en Washington D.C., Estados Unidos, y cónsul de la Embajada de México en Río de Janeiro, Brasil; así como embajador en Grecia. Además fue fundador y director del grupo “Cómicos de la Lengua” y director del Teatro Latinoamericano de Roma.

*****

“La mujer ladrillo”, de Eduardo Rojas Rebolledo, narra la historia de “Milagro”, una mujer que nació sin piernas y sin brazos, además con un retraso mental severo. La trama, en armonía con el personaje, posee una estructura circular, pues el lector inicia y termina su recorrido con el recuerdo de la protagonista, asesinada en el asfalto bajo el follaje.

En torno a la aparente quietud de la protagonista, el autor teje una novela en la que dulzura y crudeza se mezclan para dar forma a un personaje enternecedor, con estampas en las que se revelan, a cuentagotas, momentos cruciales en la vida de una mujer que, condenada a ser una observadora, crece entre lo árido del desierto y el frescor de su buganvilia.

Por su forma y por su tema, “La mujer ladrillo” rehúye los usos y tipos convencionales de la narrativa; con pericia asombrosa, Rojas despliega en lo aparentemente fragmentario una corpulenta y perturbadora unidad y confirma su capacidad para hacer de lo grotesco un acto poético. Seguramente “Milagro” fue un caracol en otra vida. Es un libro del FCE.

*****

“El buen doctor”, de Paul Kalanithi, es un testimonio de vida que ya suma varias semanas en los primeros lugares de venta, de acuerdo con las listas de Publishers weekly y The New York Times, bajo su título original “When breath becomes air”. A México llegó mediante el sello Océano, 2016, que refrenda que se trata de un libro conmovedor sobre la vida y la muerte, sobre la enfermedad y el verdadero valor de la existencia.

Ésta, es la crónica de la vida de Paul Kalanithi, un joven y brillante neurocirujano que muestra al lector cómo enfrentó la adversidad en la plenitud de sus años. Escrito con una enorme sinceridad y sin sensacionalismos, explica el camino que hay por delante cuando la muerte toca la puerta.

De un día a otro, el autor, Paul, pasó de ser un médico deseoso de liberar a los demás del sufrimiento y las enfermedades, a un paciente cuyos días estaban contados. Fue cuando decidió escribir este libro que se ha convertido en un éxito editorial porque ayuda a los lectores a entender la muerte. Falleció en 2015, a los 36 años de edad y lleno de planes.

*****

“Bocanegra”, de Shane Hegarty. Amenazada por la invasión de unas criaturas mágicas llamadas “Leyendas”, la aldea Bocanegra cuenta con la protección de la familia de “Finn”, probablemente el cazador más incompetente que ha existido nunca. A sus 12 años ha sido incapaz de realizar aún las tres capturas obligadas por sus viejas tradiciones.

De no conseguirlo antes de cumplir los 13, cuando también, de acuerdo con su cultura, se celebre su ceremonia de iniciación, se convertirá en el primer miembro de ese clan que fracasa en el intento; en realidad, sería el primero en toda la historia de Bocanegra. Pero no todo en la vida se reduce a cazar para “Finn”, quien pronto descubre que posee otras aptitudes, igual de valiosas tanto para él como para la sociedad a la que pertenece.

Puede que sea el peor cazador de leyendas de la historia, pero en estos momentos él y el resto de sus familiares y gente de la aldea lo sabe, es la única esperanza de Bocanegra. El texto, publicado este año por el sello Salamandra; está recomendado para los jóvenes lectores.

1 48 49 50 51 52 56