¡Escúchanos por internet!

Encuentran a anciana muerta en una bolsa, su hijo probable responsable

Guadalupe Rodríguez Mendoza, de 73 años de edad, quien se encontraba desaparecida desde el día 6 de Mayo, fue hallada sin vida ayer por la mañana dentro de su propio domicilio en la colonia Gonzalo Bautista, embolsada y cubierta con un sarape, oculta en una bodega de tiliches al fondo de la vivienda. En el inmueble se encontraron rastros de una fosa que estaba siendo cavada; se presume que el responsable buscaba inhumar el cuerpo de manera clandestina. Las autoridades investigarían el crimen como un posible parricidio, ya que la víctima, se supo, sufría de violencia familiar.

Fueron vecinos de la víctima, en entrevista con este medio, quienes dieron a conocer que la mujer era violentada por sus hijos, tres hombres y una mujer, esta última ex policía municipal de esta ciudad. Agregaron que también su nieto azoraba a la septuagenaria, además de que le debía dinero y en días pasados había amenazado a su abuela para que ya no le cobrara.

EXTRAÑA DESAPARICIÓN

Aunque Lupita, como la conocían de cariño sus vecinos, fue vista por última vez desde el pasado domingo, no fue hasta el martes 8 de mayo que su hijo acudió a presentar la denuncia por desaparición de persona en la Fiscalía General del Estado.

Al enterarse los vecinos, ayudaron a pegar en la colonia papeles con la fotografía y los datos de Guadalupe en los que se señalaba que fue vista por última vez a las ocho de la mañana, vestía pants azul y un babero del mismo color.

Al final del aviso se leía: “Si la has visto o la encuentras favor de reportarlo con el Sr. José Manuel. Cel. 2221…”, datos del hijo con el que vivía.

A los vecinos se les hizo extraño no saber de ella, porque a pesar de su edad, a Lupita la veían caminar e ir por su mandado hasta cerca de la termoeléctrica que se ubica a unas calles de su domicilio.

Sangriento Día de las Madres en Acatzingo, matan a tres
El pasado sábado todavía la vieron salir por su mandado, iba alegre y sin alguna preocupación; sin embargo, el domingo cuando se supone que desapareció, un vecino aseguró a El Sol de Puebla, que escuchó un grito aterrador en su vivienda.

La fuente consultada agregó que la fémina vivía sólo con su hijo José Manuel A. R., de unos 45 años de edad, de oficio contador público, a quien veían drogarse y embriagarse de manera cotidiana. En esas condiciones, muchas ocasiones observaron los vecinos cómo en la vía pública le pegaba a su madre; en otras, escuchaban como sus otros hijos, dos varones y una mujer de nombre Rocío, quien se desempeñó hasta hace un par de años como policía municipal en el Sector 1 y que en la actualidad radica en el Estado de México, también la maltrataban, pero lo peor de todo, hasta un nieto de 15 años (hijo de la exuniformada), identificado como Juan Antelmo P. A, también se unía al maltrato familiar.

Varios de los vecinos entrevistados coincidieron en que la anciana era maltratada por su propia familia, debido a que ella misma se los confesó en días recientes, pues temía por su vida porque apenas la había amenazado su nieto, quien le debía alrededor de 40 mil pesos (se dice que se los robó, aunque también ella decía que se los había prestado).

Los colonos sabían que Lupita vivía propiamente de sus rentas, ya que en su mismo domicilio rentaba cuartos, el ubicado sobre la avenida San Diego y marcado con el número 96; aunque a la vuelta de su casa, tenía otra vecindad, pero esa se la había quedado a la mala (por despojo), otro de sus hijos quien cobra y se queda con lo de los alquileres. Esas propiedades se las había dejado su esposo, quien falleció hace 15 años, y con las cuales se sostenía económicamente.

LA HALLAN SIN VIDA EN SU MISMA CASA

A cinco días de desaparecida, extrañamente ayer por la mañana, su hijo José Manuel había citado a un medio de comunicación para dar una entrevista por la desaparición de su madre, pero momentos antes de que llegara el reportero, percibió un olor fétido y llamó a sus vecinos para pedirles que lo ayudaran a buscar en la misma casa de qué se trataba, y es así como al fondo de la vivienda, en un cuarto de trebejos, encontró el cuerpo de la mujer, envuelto en bolsas para basura y cubierto con un sarape.

Ante eso se dio parte a las autoridades policíacas, llegando como primer respondiente personal de la Policía Municipal del Sector 1, posteriormente llegó la Ministerial de la Décima Comandancia investigadora de Homicidios; y aunque también acudieron paramédicos de SUMA, ya no les permitieron el ingreso a la vivienda.

SOSPECHAN PARRICIDIO

Durante las diligencias que realizó personal de la Fiscalía General del Estado, se encontró que en el patio había una pequeña fosa y signos de que apenas se había cavado, posiblemente se tenía la intención de enterrar de manera clandestina el cuerpo. Ante el cuestionamiento de por qué el hijo que vivía con la fémina no se dio cuenta antes del cadáver, se encuentran bajo investigación.

También se reveló que fueron hallados dentro de la vivienda, algunos indicios que estarían arrojando importantes datos sobre la identidad del o los responsables de este asesinato, con lo cual estaría esclareciéndose en las próximas horas lo que apunta a un probable parricidio.

NO APARECE EL NIETO

Hasta el cierre de esta edición se tenía como declaración, la insistencia de José Manuel de señalar a su sobrino Juan Antelmo P. A., de 15 años, como el probable asesino. Aseguró que pudo obtener conversaciones de Facebook, en las que el adolescente le dijo a su hermana (Rocío), donde supuestamente le proponía privar de la vida a la septuagenaria, algo que ella le recomendó no hacer.

Hasta el momento tampoco se sabe del paradero de Juan Antelmo, cuya declaración es vital para poder contrastar la versión que ha sostenido su tío José Manuel.

https://www.elsoldepuebla.com.mx/

mayo 12, 2018 - 4:00 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Staff

Inseguridad