La belleza y talento de Christian Bach

Cuando tuve la oportunidad de entrevistar a Christian Bach, en la presentación a prensa de la telenovela Cañaveral de Pasiones en 1996, quedé verdaderamente embobado con su belleza, su personalidad, su gentileza y sus ojos.

En esa telenovela ella y su esposo, Humberto Zurita, fungían como productores y se mostraban nerviosos por el destino de su trabajo protagonizado por Daniela Castro, Francisco Gattorno y Juan Soler… el éxito fue increíble.

Christian nació el 9 de mayo de 1959, hoy estaría cumpliendo 63 años pero desafortunadamente murió el 26 de febrero de 2019.

Su nombre completo era Adela Christian Bach Bottino, nació en Buenos Aires y llegó a México para participar en la telenovela Los ricos también lloran donde personificó a una maestra de ballet y madre del personaje de Edith González con quien forjó una gran amistad.

La lista de telenovelas en las que participó es nutrida y tiene grandes éxitos como Bodas de Odio, De Pura Sangre, Encadenados, Bajo un mismo rostro, Agua y Aceite, La chacala, Vidas Robadas, La impostora y La patrona.

En De Pura Sangre surgió una relación con el actor Humberto Zurita con quien se casó en 1986 y procrearon dos hijos: Sebastián y Emiliano, ambos también dedicados al mundo de la producción y actuación.

Profesionalmente se unió también a su marido y a su cuñado, Gerardo Zurita, para fundar la compañía ZuBa Producciones con la que realizaron varias obras de teatro, una que recuerdo es El Protagonista que actuaba el propio Humberto.

Sin duda su trabajo frente y detrás de la cámara llenan, por mucho, las expectativas que la llenaban de nervios en aquella entrevista en 1996. Logró los primeros lugares de rating actuando y produciendo, no se puede pedir más.

A la fecha sigue siendo recordada como una de las figuras más hermosas que ha protagonizado las telenovelas mexicanas. Un recuerdo enorme a sus ojos y a su infinito talento.

mayo 12, 2022 - 9:20 pm

Por: Gilberto Brenis

Columnistas