¡Escúchanos por internet!

¡A correr!, la 4T en Puebla va con todo

Que la revisión a las cuentas públicas del único sexenio que ha durado ocho años en Puebla (morenovallismo) va en serio. Que aquello de que reconciliación no significa exoneración es más en serio y sí, ya se detectaron desvíos, irregularidades administrativas, uso indebido de recursos públicos y hasta traiciones.

¡Sálvese quien pueda!

La historia la hacen los vencedores, así que se desmontarán los mitos del morenovallismo y sus obras emblemáticas: Ciudad Modelo (junto a Audi), Agua de Puebla, el Centro Integral de Servicios, el Museo Internacional del Barroco (MIB) o el Tablarroco como lo llamaba el diputado Gabriel Biestro, entre otras tantas linduras que anunciaron con bombos y platillos y hasta con bots en redes sociales.

No duden que también se cambiará la historia oficial de lo ocurrido en los comicios del año pasado. No hay que ir muy lejos, pues el columnista de El Universal, Salvador García Soto, publicó el pasado fin de semana que fue la líder nacional del PRI Claudia Ruiz Massieu la que cabildeó con Janine Otalora para que su voto fuera a favor de imponer a Marta Erika Alonso como gobernadora de Puebla.

La respuesta de Luis Miguel Barbosa fue: “yo siempre se los dije”. Y no sería de extrañarse pues el priismo nacional y local fue palafrenero del morenovallismo durante ese sexenio de ocho años.

Sería bueno que los Consejeros del IEE y los magistrados del TEE pongan sus barbas a remojar.

Retomando la idea original, será a partir del uno de agosto cuando se abra la caja de pandora. Ya no se tiene nada qué perder, pues muchos de los que estaban involucrados ya se fueron, renunciaron o simplemente desaparecieron.

Algunos de quienes tienen su expediente no necesariamente los van a evidenciar, a algunos los tendrán ahí para que en cualquier momento quieran asomarse les recuerden la frase: “sé lo que hiciste el sexenio pasado”.

¿Qué áreas están en revisión? Todas, pues el domingo nos enteramos, incluso, que Puebla Comunicaciones está puesta bajo la lupa y si lo que ya comenzó a salir no está fuera de lugar, van con todo y tienen los pantalones bien puestos.

Todo esto provocará a la larga una turbulencia en Acción Nacional, pues los tradicionales podrían aprovechar para sacudirse lo que queda del morenovallismo y aún repta en sus oficinas. Habrá otros que intentarán cerrar filas para consolidarse como partido opositor al próximo gobierno jugando el papel de la víctima. Al final saldrán muy afectados de toda esta turbulencia que se viene, pues las investigaciones van muy en serio.

Al morenovallismo, que se desconfiguró tras la tragedia del 24 de diciembre, no lo dejarán vivo. No es como aseguró Ana Teresa Aranda en el diario El Economista ahora que quiere regresar a las filas del PAN. Esa es una visión muy ramplona de los tiempos que se vienen.

Después del poder absoluto sobreviene el vacío absoluto.

¿Es malo? No, es parte de la historia del poder. Sobre todo cuando se instauró un sistema a punta de aventar celulares y persecuciones. Es la rueda que gira todo el tiempo y establece que los que un día están arriba al siguiente rosarán el suelo.

Director editorial
Revista 360 grados

junio 24, 2019 - 9:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Zeus Munive

Columnistas, Noticias Destacadas