¡Escúchanos por internet!

Amores chivos

Un chivo pegó un reparo y en el aire se detuvo, hay Patjanes que tienen…

Son muchos los alcaldes de Morena que en un año hicieron todo aquello que no tenían que haber hecho, pero hay uno en especial que se voló la barda: Felipe Patjane Martínez.

Un edil enamorado quien, desde el inició su mandato, alquiló un helicóptero para darle el anillo a su directora de Cultura, Paulina Vargas Sobrado.

¡Awwww! ¡Qué bonito es el amor!

Obvio en la prensa local hubo quien justificó el hecho con el argumento de que era muy su dinero, muy su anillo, muy su directora, muy su cultura y muy su aire donde sobrevoló el condenado helicóptero (muy su alquiler).

Y sí, uno entiende de eso, a veces nos duele una mujer en todo el cuerpo -y vaya que nos duele-, como dice el poeta, pero vamos, que estamos en plena época de la austeridad republicana. Ya vimos lo que le pasó a Dulce Silva y a su esposo César Yáñez cuando se casaron en la Capilla del Rosario y era muy su lana, muy sus viandas, muy sus revistas, muy su vida, pero qué chinga le acomodaron al líder nacional de la cuatro té.

De ahí Patjane hizo de Tehuacán una isla en la que se hacía lo que él quería. Vivíamos tiempos violentos, un helicopterazo, un gobernador sustituto que nació en la Ciudad de México y con papeles de Atlixco, un gobernador interino que mantuvo el barco a flote hasta que llegó Miguel Barbosa, por cierto paisano del señor Patjane.

Patjane cometió otro error (cuentan algunas fuentes) fue a refugiarse con el club la miel de abeja que dirige el senador Alejandro Armenta Mier y en el que participan personajes como Violeta Lagunes. Error porque Barbosa traía buena relación con su paisano.

Luego la nota del escándalo fue cuando los trabajadores del ayuntamiento se declararon en huelga. Y de ahí vino lo peor, hay 120 millones de pesos que nomás no aparecen. El secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla Prieto, aseguró en una entrevista que hay un desorden financiero en ese municipio lleno de granadas y caderas (de chivo, por supuesto).

La administración barbosista lo tiene en la mira, aunque no serán ellos quienes le corten la cabeza. Ayer que fue la ceremonia para dar inicio a la temporada de mole de caderas, Patjane estuvo ahí como platillo de ornato, frente a las miradas morbosas de todos los asistentes. Existe la tradición de bailar con un chivo en esta ceremonia que da arranque a un tema culinario, pero ese chivo es el único indultado.

Desde hace meses Patjane lo han bailado como un chivo, la duda cabe: ¿lo indultarán?

Pase lo que pase, pese a lo que pese, Tehuacán y Morena ya huelen a chivo. Patjane y su partido puede ser puesto de manera horizontal como chivo en precipicio.

Pero no todo está perdido, ya pronto se casará con el muy amor de su muy vida. Y veremos qué ocurre esta telenovela de un chivo enamorado de la luna. Y eso sí, los muy sus 120 millones que quien sabe dónde están veremos si aparecen o viven en el muy su sueño de los muy sus justos.

No lo juzgen mal, todos hemos tenido una mujer que nos duele en todo el cuerpo, como diría el poeta.

Oigan, oigan… pssst, pssst

Antes de que se me olvide, hoy a las cuatro de la tarde en el Salón Morelos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP, el abogado Carlos Meza Viveros dictará una conferencia sobre ese tema tan escabroso que es la lucha entre la libertad de expresión contra el derecho al honor

Hay que ir se va a poner bastante bueno.

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

octubre 17, 2019 - 9:50 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Zeus Munive

Columnistas, Noticias Destacadas