¡Escúchanos por internet!

Caminando y viviendo el Centro Histórico de Puebla

Tenemos una ciudad viva, un centro histórico vivo, una historia viva y gente que vive y comparte el recorrer todas las calles de una traza única reconocida a nivel internacional por su gran planeación y perfección. Entre templos que cobijan y hacen más cálido nuestro centro histórico, parques llenos de gente vendiendo o platicando, niños corriendo o gritando, vendedores de globos, turistas admirados por las perspectivas urbanas y la belleza de las cúpulas. Estos relatos de lo que pasa en las calles de Puebla son las nuevas historias que van generando más secretos de nuestra misteriosa ciudad.

Cuantas personas mayores nos han contado su versión de las calles de abajo, la versión de los túneles en las escuelas, conventos o incluso debajo de sus casa, realmente un deleite ser partícipe de estas historias, de estos secretos que se van descubriendo poco a poco. No podemos olvidar las historias de las famosas vueltas para encontrar pareja sobre los portales o el típico “a qué hora sales por el pan” en la vida de barrio. Recordemos que el Centro Histórico comprende una maravillosa, rica y tradicional vida de barrios, sabores, colores, calles empedradas que apantallan a cualquier foráneo y a cualquier local, lugares que ahora podemos revivir y disfrutar para poder entender donde se fundó esta gran ciudad.

Las calles anchas, las calles angostas, la calle de los mamoneros, la calle de los alfareros, las calles de sol, las calles de sombra, las calles hablan, las calles nos revelan un estilo de vida. Caminar las calles se ha vuelto un ejercicio interminable e invaluable de observación para quienes gustan de la cultura, el urbanismo, la arquitectura y sobre todo del gran valor de los detalles, algunos imposibles de mencionar serían: la argamasa de la casa de alfeñique y sus peculiares formas barrocas, las puertas de acceso a las grandes casas estilo francés, la herrería de los balcones circulares, el famoso petatillo. Los pináculos de las balaustradas y las variadas torres y portadas de los templos de diferentes estilos.

Caminar y vivir el centro histórico admirando cada fachada arquitectónica que compone la zona de monumentos y entendiendo que tenemos un vasto y rico patrimonio que conocer, conservar y difundir.

@DanyCaPo

Fotos: @grs1022

enero 21, 2018 - 9:20 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Daniela Calderón

Columnistas, Noticias Destacadas