¡Escúchanos por internet!

En tribunales y más

La famosa venta de los Lobos BUAP a Ciudad Juárez podría terminar en un pleito judicial que a nadie conviene.

Tristemente y al día de hoy el asunto al parecer se encuentra empantanado por la falta de pulcritud y seriedad por parte de Mario Mendívil y Cía.

Promesas incumplidas, manejos y acuerdos en lo oscurito es lo que viene siendo el común denominador en esta historia, donde al parecer el mandamás de la FMF, Enrique Bonilla, se ha prestado al juego de una manera por demás vergonzosa al aventar la piedra y esconder la mano.

Resulta que la semana pasada, durante una comunicación entre la FMF y la BUAP, don Enrique solicitaba la carta de autorización por parte de la máxima casa de estudios para mover la franquicia a la frontera mexicana, sin embargo, cuando le preguntaron por el pago, aseguró que en 48 horas el asunto quedaría resuelto y el dinero estaría en la cuenta bancaria de la institución educativa por lo que solicitaba la carta a la brevedad posible. La contestación fue que si él se comprometía de manera personal y con la garantía del máximo organismo de nuestro futbol, él dijo que no podía quedar por nadie al tratarse de un asunto de particulares, por lo que ante ese escenario la carta no fue enviada.

Sin la carta y por sus pistolas, el señor Bonilla anunció con bombo y platillo el traslado de la franquicia a Ciudad Juárez pasándose las leyes mexicanas por el arco del triunfo.

En la máxima casa de estudios se esperó pacientemente a que transcurrieran las 48 horas para, en caso de recibir el pago, mandar la carta de aceptación, lo cual no ocurrió.

Por mi parte y a través de conocidos me aseguran que Mendívil tiene toda la intención de pagar una vez que a él le pague la señora Alejandra de la Vega y que no quiere problemas, sin embargo, el problema estriba en que no da la cara ni dice absolutamente nada y eso genera suspicacias, por lo que los abogados universitarios ya trabajan en una serie de anomalías detectadas para iniciar la demanda correspondiente ante la justicia mexicana y cobrar lo que por contrato le corresponde a la comunidad universitaria.

Juicio en el que terminarán cobrando, pues la ley los asiste, pero que puede terminar en una cantidad mayor a pagar por parte de la compañía que representa Mario Mendívil y socios.

Lo que no me queda claro es… ¿Qué fue lo que pasó con el Sr.Mendivil? ¿Qué necesidad tenía de terminar así una relación de negocios cuando era considerado en Puebla como un hombre decente y empresario exitoso?

Sin necesidad alguna de terminar mal visto, cuando a pesar de todo pudo finiquitar el asunto pagando en tiempo y forma y llevarse su dinero pues siendo honestos también se jugó un ‘rife’, pues si el equipo descendía, toda su inversión se iba al basurero.

Desde mi perspectiva pudo salir ileso en la transacción y con la cara en alto.

Los números finales arrojan que cobró 380 millones de pesos, menos los 120 que pagó hace un año y menos los gastos que tuvo que pagar durante el segundo semestre del torneo y los 90 millones que le corresponden a la BUAP, tranquilamente se ganó 150 millones, pero al parecer quiere que sean 240 al irse sin pagar la cuenta.

Ojalá la cordura llegue a un hombre que tenía buen prestigio y el arreglo llegue pronto antes de que se tengan que ver la cara en tribunales.

Nosotros seguiremos dando cuenta de este ‘culebrón’.

Club Puebla

Vaya molestia que causó al interior de Club Puebla la revelación que di a conocer el viernes pasado en mi cuenta de Twitter en la que informé que los jugadores se encontraban reunidos en el vestidor valorando viajar a la pretemporada a Acapulco debido a que la directiva les adeuda un mes de sueldo, además de primas individuales y grupales.

La respuesta no se hizo esperar y el director técnico camotero José Luis Juan Sánchez Solá se comunicó conmigo para realizarme el respectivo reclamo argumentando que la reunión era para discutir el reglamento interno.

Le ofrecí publicar otro tuit dando a conocer su versión y así fue, sin embargo, mis fuentes me aseguran que la reunión se llevó a cabo y que fue precisamente para lo que publiqué.

En los equipos profesionales generalmente surgen este tipo de situaciones, no son nuevas ni nadie debe llamarse sorprendido, sin embargo, llama la atención que esto nunca había sucedido bajo la administración de TV Azteca donde sus empleados se jactaban de ser los más ordenados del mundo.

Según me platican, el presidente del equipo, Manuel Jiménez, quedó de resolver el asunto a la brevedad y lo más seguro es que el tema no pase a mayores y la escuadra realice su pretemporada como estaba contemplada.

Lo que sí me quedó claro, muy claro, es que cuando publicas algo que es mentira nadie hace caso, nadie pela la publicación y ni necesidad se tienen que realizar aclaraciones, pero cuando es verdad, cuando es cierto, te empiezan a mentar la madre, te tratan de desmentir, te tratan de denostar y hasta llamadas recibes para reclamarte, lo que quiere decir que no dijiste más que la pura verdad, así pasó con los Lobos BUAP y su posible mudanza y en muchos casos más.

Por otra parte, según me platican, la indignación sobre la filtración de la junta de jugadores llegó a instancias poco vistas, donde todos mundo era sospechoso pues ‘Chelís’ argumentaba que tenía un topo adentro, un ‘chivatón’, lo cual no tiene mayor relevancia pues al final solo se tendría que seguir ‘la ruta del dinero’, a quién le interesaba que este asunto se ventilara para generar presión y lograr cobrar el adeudo. ¿A quién? Pues a quienes se les debe, no se necesita ser un genio ni un sabio.

Servidos.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

Foto: Es Imagen / Archivo

“El circuito de alcaldes perdedores”

Falta un poco más de un mes para que Luis Miguel Barbosa rinda protesta como Gobernador del Estado y en el termómetro de los temas que ya no tienen prórroga está sin duda alguna: la seguridad en Puebla.

Los indicadores han sido rebasados por la realidad y el sensor social de los ciudadanos que todos los días tenemos conocimiento de los actos violentos que se viven no sólo en Puebla capital, sino en municipios conurbados y en regiones focalizadas como los casos de la Sierra Norte y Mixteca.

Más allá de los nombramientos en las carteras de seguridad pública, enfrentamos el agotamiento de plazos que ya están sin vigencia para esperarnos “dos meses” o más para tener una respuesta traducida en ESTRATEGIA que se enfoque al combate de la delincuencia que hoy ha tomado las riendas en Puebla.

El llamado circuito de los presidentes municipales perdedores emanados de Morena se convierte en el principal dique con el que el Gobernador electo tendrá que aplicar mano de hierro para coordinar acciones y plantear una agenda de semanas, no meses, para que los ciudadanos empecemos a notar una mejora en la seguridad pública.

Claudia Rivera, Presidenta Municipal de Puebla, deberá entender que el Gobernador no le va hacer su chamba ni a contrarrestar su responsabilidad para hacer cambios inmediatos que realmente reflejen un Ayuntamiento con conocimiento del tema y no con declaraciones evasivas que dejan frustración en la ciudadanía.

Karina Pérez Popoca, Presidenta Municipal de San Andrés Cholula, tendrá que aplicarse en la depuración de sus cuerpos policiacos carcomidos por la corrupción, donde el cobro de “mordidas” es parte de la cotidianidad que se vive en su territorio.

Luis Alberto Arriaga tendrá que entender que en San Pedro Cholula la ciudadanía le pide menos reflector y más acciones con resultados.

Los ilícitos han golpeado a este municipio donde las autoridades se han dedicado al “lucimiento personal” de sus excesos sin presentar verdaderas estrategias de trabajo contra la delincuencia que ha sentado sus reales en esa zona.

Norma Layón, Presidenta Municipal de San Martín Texmelucan, gobierna mal y comunica mal. No ha logrado conectar con la población texmeluquense quienes la siguen viendo como una arribista que gobierna por inercia y sin un sentido de conocimiento de lo que realmente demandan en ese municipio.

Y para cerrar la lista de los ediles incómodos, no podemos olvidar a Felipe Patjane de Tehuacán donde francamente su administración está hecha un caos debido a su falta de responsabilidad para resolver desde problemas administrativos, laborales y de gobernanza.

Es lamentable que la segunda ciudad más importante de Puebla se halle inmersa en una crisis de gobernabilidad donde difícilmente los tehuacaneros avalan la permanencia del actual munícipe.

El Gobernador Barbosa llega empujando estos diques que pueden representar muchos obstáculos para el inicio de una administración que asumirá el gobierno estatal en tiempos donde la delincuencia tiene en jaque a Puebla.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

El gabinetazo

Varios aspectos llaman la atención del gabinete que ha comenzado a dar a conocer el gobernador electo, Luis Miguel Barbosa.

De entrada, paulatinamente, el ganador de la contienda del pasado 2 de junio comenzó a soltar los nombres de quienes formarán parte de su gabinete, acción poco ortodoxa en política, ya que el futuro mandatario, generalmente busca evitar el desgaste de las figuras que lo acompañarán en la administración pública.

Contra la costumbre, Barbosa ha puesto a la vista de la opinión pública y de los poblanos los nombres de los primeros personajes que estarán con él a partir del uno de agosto y estos son: Abelardo Cuéllar en la Secretaría del Trabajo; Rodrigo Osorio Díaz en Economía; Guillermo Ruiz Argüelles en la Secretaría de Salud; Melitón Lozano en Educación Pública; Carlos Urbina Tanús, a Infraestructura; Liz Sánchez a Desarrollo Social, y Fernando Manzanilla a Gobernación.

El mensaje es positivo, en cuanto a que abona a la transparencia el conocer los perfiles de los próximos servidores públicos, no así, en el sentido de que se consulte a la ciudadanía o se le tome su opinión, están ya palomeados y se acabó, no son negociables. El ejecutivo hace uso de su facultad.

Una vez tomada la decisión, analicemos pues los perfiles de quienes hasta ahora han sido convocados por el gobernador electo, para conocer más acerca de quienes formarán parte de su administración.

Lo que salva, hasta ahora, a este gabinete es la ratificación de Fernando Manzanilla al frente de la dependencia encargada de la gobernabilidad en Puebla.

Luego de algunas especulaciones que colocaban a Manzanilla en otros puestos, su presencia en la dependencia de Gobernación da confianza, por la capacidad y el conocimiento de Fernando.

Un excelente nombramiento es el de joven Carlos Urbina Tanús, quien puede resultar una muy agradable sorpresa dentro de la nueva administración.

Abelardo Cuéllar es un abogado laborista notable, su designación como secretario del Trabajo, se debe de leer como un premio a su trayectoria en donde destaca la defensa de los trabajadores, incluidos algunos colegas de los medios de comunicación corrido de manera injusta de sus empresas.

Hombre de izquierda, Abelardo defendió a los burócratas despedidos de manera injustificada por el morenovallismo, ha sido también candidato a diputado y buscó la designación de Morena a la gubernatura en el 2018, aunque declinó en sus aspiraciones. Su designación es más que merecida.

Rodrigo Osorio Díaz es un empresario el cual aparece como directivo de una empresa denominada Oveja Negra Co, la cual dice distribuir hidrocarburos, lubricantes de marca, gas licuado y gas comprimido, el cual estudio en una universidad de Austin, Texas de las de segunda línea en Norteamérica.

No se tienen, ni se conocen más antecedentes de este personaje, aunque ojalá se encuentre a la altura de las circunstancias, Puebla, necesita luego de estos casi dos años de incertidumbre, un promotor incansable para poder atraer inversiones, no se puede dar el lujo de perder el tiempo, ante la competencia externa e interna en la lucha por los mercados.

El doctor Guillermo Ruiz Argüelles es un laureado médico, con un patrimonio sólido a través de sus laboratorios y un hombre reconocido dentro de la sociedad poblana, está puede ser una de las mejores designaciones, si el doctor Ruiz logra entender que la administración pública es muy diferente a estar al frente de sus empresas.

Deberá de enfrentar al burocratismo, pero sobre todo el desabasto de medicina y la amenaza de colapso de este sector, el cual prácticamente se encuentra en quiebra y si no basta con ver la condición en la que operan la mayor parte de los hospitales en Puebla.

La designación más polémica hasta el momento, recae desde mi punto de vista en el nombramiento del aun presidente municipal de Izúcar de Matamoros, Melitón Lozano Pérez, quien académicamente tiene los méritos suficientes para poder ocupar el cargo, con un doctorado en educación, pero políticamente se sabe, no es nada hábil.

Habrá que ver si está la altura para encabezar las negociaciones con el magisterio poblano y nacional, con la sombra de la SEP federal y de Esteban Moctezuma Barragán en Puebla y con la coordinadora acechando a la entidad.

Va a ser muy interesante el poder ver si Lozano está la altura de las circunstancias, hasta el momento luce como el flanco más débil del nuevo gobernador, ojalá así sea porque más de un millón y medio de almas dependen exclusivamente de que este personaje dé resultados de inmediato.

Liz Sánchez es una joven política que ha comenzado a destacar hasta convertirse en diputada federal, dirigente estatal del PT y ahora estará a cargo de la Secretaría del Bienestar, a nivel local, antes Desarrollo Social.

Liz será la encargada del combate a la pobreza en la administración barbosista y su encomienda será clave para definir las políticas públicas de la nueva administración estatal, saber si Puebla tiene futuro o nos mantendremos como una fábrica de pobres y desempleados.

Este es un análisis a primera vista del gabinetazo barbosista que va a tener todo un enorme reto por delante.

Los suplentes se sacaron la Lotería. Benjamín Hernández Lima se apresta para tomar las riendas en la administración pública de Izúcar de Matamoros, en o que por supuesto será un regalo anticipado de navidad.

Por su parte, Lizeth Sánchez García dejará en manos de su suplente Martha Huerta Hernández la curul en San Lázaro, nada mal para quien no hizo absolutamente nada para merecer esta posición, más que estar en el lugar adecuado y en el momento justo.

Sobre la comisión de transición
. Queda claro que la comisión de transición que presentó el gobernador electo, Luis Miguel Barbosa, ni son todos los que son, ni son todos los que están.

Ilustración: Alejandro Medina
laserpientesyescaleras@hotmail.com

Los destapes para el 2021

Eduardo Rivera Pérez ya se destapó. No sabemos aún a qué, pero levantó su mano con un video en el que exige a los gobiernos de la 4T (incluyendo al electo) seguridad y los reta con la frase “¿quedó claro?”.

¿Qué busca Lalo Rivera?

a) El control del PAN. Arrebatarlo a Genoveva Huerta para que ya no se lo lleve la tristeza. Y de una vez hacer la limpia del morenovallismo que aún repta por las oficinas de Bugambilias.

b) La candidatura a la alcaldía de Puebla en el 2021. Falta mucho pero si tomamos en cuenta que la ciudad la perdió Morena y el partido albiazul representa la única oposición a los que gobiernan, Lalo de una vez se pone a chambear antes de que salgan otros tiradores. Además, él ya fue presidente municipal y fue candidato en el 2018. Perdió porque el morenovallismo lo dejó solo pero sobre todo porque no pudo contra el efecto López Obrador.

c) La gubernatura en el 2024, aunque aquí sí falta que corra mucha agua en el río, primero veremos qué ocurre a nivel nacional, luego veremos el gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta y quienes tienen posibilidades de ese lado.

d) Todas las anteriores.

La ventaja que tiene Rivera Pérez es que ahorita puede ser víctima de todo tipo de acusaciones internas y externas y eso le provocará una protección. Si ven con detenimiento su video en su cuenta de twitter destaca el abstencionismo del pasado 2 de junio y en el momento en el que exige seguridad vemos por dónde podría iniciar su campaña de contraste.

Lo único malo de los destapes anticipados es que como dicen las abuelas: no te destapes tanto niño, que te puede coger una pulmonía.

Otro que no se destapa pero su nombre ya aparece es el de Tony Gali Fayad. No sabemos si es con la finalidad de que sea él quien busque ser el candidato o su hijo Tony Gali López, en el 2021. No es una mera casualidad el tema de Smartcity y menos su actividad en redes sociales. Tampoco sabemos si es que el PAN lo quiera impulsar porque al parecer no terminó muy bien con una parte del panismo y con los morenovallistas.

Ahí le quedan Movimiento Ciudadano y el PRD, aunque hay gente que dice que tiene buenos lazos con Morena, en especial con AMLO y con el desprestigiado César Yañez y su esposa Dulce Sánchez. Tony Gali fue el único del grupo que gobernó ocho años el estado (el único sexenio de ocho años en Puebla) que no renunció ni desapareció del mapa político. Habrá que ver cómo le va ahora que llegue Luis Miguel Barbosa.

La ventaja de Gali es que él fue quien despresurizó todo el conflicto que generó el difunto Moreno Valle y muchos quienes estaban perseguidos o en el ostracismo los apoyó. Eso también generó rencores del morenovallismo, pero como esa corriente ya desapareció y los que quedan vivos hacen fila para entrar a la cuarta transformación no serán su oposición, necesariamente.

Del lado de Morena aún se ve difícil, porque primero habrá que esperar a que rinda protesta Barbosa como gobernador. Es casi imposible e impensable que la actual presidenta municipal se reelija pues con que gobierne bien la ciudad ya la hizo. Sí hay tiradores en ese partido, pero habrá que esperar hasta después de agosto a entrar al maravilloso mundo de las especulaciones.

Cárdenas, el incongruente

Con perdón de John Lennon pero: “I read the news today, oh boy” y Enrique Cárdenas dijo que se arrepentía de haber criticado a los partidos que lo impulsaron como gobernador.

¿No es una incongruencia? Por supuesto que lo es porque en tan solo dos meses él por si solo no obtuvo esa votación. Fue por el PAN estatal nos guste o no. Además sus palabras demuestran arrogancia, soberbia y los epítetos que ustedes quieran sumar a dicha actitud.

Enrique Cárdenas solito no obtuvo los 415 mil sufragios estatales. Fue la suma de un todo: ya inició un descontento a nivel nacional contra el presidente de la República y las decisiones que ha tomado la cuarta transformación.

En Puebla vivimos no sólo una elección extraordinaria, pues venimos de una guerra electoral en el 2018 que fue la contienda electoral, luego un proceso de impugnación; posteriormente la muerte de la pareja Alonso-Moreno Valle que lideraron el estado por ocho años; una guerra interna de Morena que inició Alejandro Armenta azuzado por Ricardo Monreal y acusaciones de lodo dirigidas por el gobierno de Jalisco en contra del gobernador electo.

Hay que añadir un descontento contra los alcaldes de Morena que no saben gobernar y que el día de los comicios se tiraron a sus hamacas e hicieron huelga de brazos caídos. No es necesario nombrarlos, pues a todas luces ya se saben quienes son.

Cárdenas sólo se subió a un carro armado y con cinco velocidades y al final a pesar de eso perdió, pues ¿dónde están los votos que le dieron a la esposa de Moreno Vallen el año pasado? Él no supo rescatarlos ni si quiera para empatar la elección.

El ex rector de la UDLA se lee muy mal criticando al PAN-PRD-MC.

Es un desleal.

Se ve peor arrepintiéndose de sus acusaciones.

Se lee cobarde.

Siempre que sea derrotado, Cárdenas le atribuirá sus errores a quien lo impulsó. En un ánimo de autocrítica debería admitir públicamente que no logró convencer al electorado, que Gabriel Hinojosa y Sumamos no pudieron cubrir el máximo de casillas y que fue evidenciado como lo que es: un empresario que también tenía cola que le pisen.

Vamos a detallar sus incongruencias para que no haya duda de sus actuaciones: a principios del 2018 quiso ser el candidato de Morena y como no quedó de candidato comenzó a criticar a López Obrador (ahí están sus tuits y publicaciones en redes sociales). Antes era uno de los principales críticos del morenovallismo y se fue a encabezar al partido (PAN) que representaba a los intereses de Rafael Moreno Valle y Marta Erika Alonso.

Después de ser derrotado en las urnas (hace quince días) acusó de traición a los partidos que lo impulsaron.

Ayer se le ocurrió desistirse de sus señalamientos.

Cárdenas sólo busca el poder por el poder. Sus denuncias y arrepentimientos lo ponen en evidencia como un incongruente. Es un tema peligroso porque los que no están en el círculo rojo se pueden ir con la finta y comprarse la idea de que es el académico que es más blanco que los chistes de Capulina. La verdad es que no.

En el fondo hay una lucha por el poder. Y es necesario decirlo ahora antes de que siga engañando a los ilusos que no ven más allá de su nariz.

Detrás de Enrique Cárdenas hay una corriente ideológica llamada Yunque, la ultraderecha, que es la que somete al panismo y a varias cámaras empresariales que juegan con discursos de transparencia, democracia y presionan sólo para también vivir del erario.

****

Tres buenas noticias:

Luis Miguel Barbosa ya había anunciado que Verónica Vélez será la responsable de su área de comunicación. Situación que muchos festejamos porque conocemos a “Vero” desde que era reportera. Ella es poblana y ha sido periodista de toda su vida. Sabe los pros y contras del área.

Ayer leímos que Abelardo Cuellar será el nuevo secretario del Trabajo. No existe mejor mensaje, pues el abogado de izquierda ha asesorado a muchos sindicatos y llevado muchísimos casos del área laboral. Es decir, ahora sí se aplica el zapatero a tus zapatos. No es un premio de consolación, es llamar a un profesional en el área.

Y tercero, Pedro Gómez, en este gobierno interino queda al frente de Puebla Comunicaciones. Un experto en todas las estrategias digitales y en lo personal es un tipazo.

El hombre es su gabinete y van buenos mensajes para el inicio de la cuarta transformación poblana.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Y a Puebla llegó el “¡no estás sola!”

Quienes piensan que Claudia Rivera Vivanco dejará la administración municipal están equivocados. Si llega a solicitar licencia no será ni hoy ni mañana ni el lunes de la próxima semana.

El sábado pasado, durante una reunión en las oficinas estatales de Morena, el gobernador electo Luis Miguel Barbosa anunció públicamente que blindará a los alcaldes de su partido. Mensaje que hay que saber leer en este momento de choques y turbulencias.

En segundo lugar, la solicitud del panismo de revocar el mandato municipal es absurda por lo siguiente: Morena es mayoría en el Congreso del estado mientras que el panismo tiene tan solo cuatro diputados locales, ¿por qué le daría el partido en el poder la razón a unos cuantos legisladores? Y justo después de que esos mismos personajes atacaron al candidato de la 4T a la gubernatura.

Insistimos es absurdo y hasta ridículo.

Morena no necesita de los votos de estos despistados legisladores les asista o no la razón. Lo que verdaderamente pretenden los blanquiazules es jalar la marca y armar algún escándalo porque de aquí hasta el 2021 no tienen nada qué aportar. No importan los resultados recientes en el que el PAN obtuvo a nivel estatal 415 mil votos contra los 393 mil de Morena. Las elecciones fueron el dos de junio y ya pasaron. Hoy por hoy hay un gobernador electo que está por definir su gabinete y el próximo uno de agosto rendirá protesta.

El problema de los albiazules es que son cacha votos. En Puebla, son como el Cruz Azul: el subcampeonísimo. En vez de dirigir sus misiles contra la alcaldesa poblana deberían ponerse a trabajar en la calle si es que de veras quieren ganar. Ni el gobernador de Morena ni sus diputados les entregarán su cabeza.

Con lo anteriormente expuesto no queremos defender a Claudia Rivera, pues para eso tiene a su propio equipo de imagen y comunicación, pero la realidad se impone. Y si Barbosa anunció que blindará a sus alcaldes y Gabriel Biestro salió a defender a la poblana en la tribuna del Legislativo, significa que no habrá cacería de brujas.

Biestro hábilmente dio un golpe en el corazón del morenovallismo al asegurar que la inseguridad se vino acrecentando desde administraciones anteriores. Dicho mensaje va dirigido a Luis Banck, Tony Gali, Blanca Alcalá, Eduardo Rivera y Enrique Doger, o sea el mismísimo PRIAN.

El ejemplo también lo puso ayer Andrés Manuel López Obrador cuando defendió a la otra Claudia -Sheinbaum- ante los ataques que recibió por el triste caso de Norberto Ronquillo. Si vieron el video, AMLO grita la consigna y arenga a los presentes a seguirlo: “¡Claudia, no estás sola!”. Y habla de unos “grandulones” que le quieren mover el tapete a su consentida.

En ambos casos (Puebla, Ciudad de México) y con ambas Claudias, el tema en cuestión es la inseguridad que sí existe y es una realidad, pero remover a los alcaldes en este momento de tanta turbulencia y cambios nacionales sería contraproducente.

El tema de la inseguridad no debe ser una guerra de tuiteros, de troles y de bots. De ver quién es más inteligente, de soberbia intelectual y de bulliying en la red. Debe ser de estrategia de quienes gobiernan y que los opositores en vez de quejarse colaboren en el combate, pero ya sabemos que eso es muy bisoño.

A los panistas (no a todos por supuesto, hay gente pensante en ese partido) les interesa más el escándalo para ganar adeptos, por eso la estrategia (mala) de pelear contra la alcaldesa poblana.

Lo que sí deben pensar los albiazules es qué pasará si en los próximos días inicia la revisión de las cuentas públicas bajo el mensaje “sé lo que hiciste el sexenio pasado”.

Eso estaría de antología.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

El priismo fue clave para el triunfo

Poco se ha dicho, pero el priismo y sus grupos fuero clave para el triunfo de Luis Miguel Barbosa, en el pasado proceso electoral, es más fueron definitivos porque terminaron por inclinar la balanza, merced a su capacidad para movilizar estructuras.

Embozados bajo las siglas del PT y el Partido Verde, los operadores priistas como Javier López Zavala, Jorge Estefan Chidiac y Víctor Díaz Palacios se dieron vuelo en la región de Ajalpan, la mixteca poblana y en la Sierra Nororiental de Puebla, para abonar al triunfo de Barbosa.

En contraparte, el candidato ganador sabe que desde ahora, las debilidades de su partido quedaron exhibidas, al quedar claro que al interior de Morena no existen operadores electorales eficientes, a pesar de estar cobijados por la figura de Andrés Manuel López Obrador y todo lo que significa el presidente de la República.

Es muy interesante el análisis de los números que se registraron en la pasada elección y sirven claramente para realizar una radiografía de las debilidades y fortalezas de la nueva estructura barbosista.

De entrada es evidente que quién será el nuevo gobernador, no cuenta con operadores eficientes en la persona de los diputados locales, ya que ninguno de ellos, salvo el empresario Emilio Maurer, pudieron defender su demarcación.

La operación de Morena fue fallida y un claro ejemplo es el trabajo que llevaron a cabo en la capital, quienes el año pasado habían arrasado, si bien es cierto que la alcaldesa, Claudia Rivera, también tiene su parte de responsabilidad, también lo es el hecho que ni diputados locales, ni federales hicieron su trabajo, de ahí que el trabajo de los priistas sumados al candidato de Morena haya sido clave.

Los priistas sumaron a lo que aún queda de cada uno de los grupos políticos y antiguas estructuras que estuvieron al servicio del que hasta el 2010 fuera el grupo hegemónico en la entidad y que también operaron para Moreno Valle en varias elecciones.

Hechos a un lado estos liderazgos por quien fuera el candidato de su partido a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino, estos priistas decidieron que ya era la hora de hacer institucional del PRIMOR y se sumaron a Morena, pero ¡oh sorpresa!, no fueron bien recibidos, ya que en muchos de los casos, provocaban la crítica directa de la sociedad en contra del partido y del candidato.

Fue entonces que se tomó la decisión de camuflajear a los priistas a través de las estructuras del PT y del Verde, en donde embonaron muy bien e hicieron el trabajo que en su momento realizó Nueva Alianza, Compromiso por Puebla y el PSI para el morenovallismo en la contienda pasada.

La estructura zavalista, mezclada con el PT y el Verde, logró muy buenos resultados en la zona de Ajalpan, en donde el excandidato a la gubernatura tiene una importante presencia desde hace ya muchos años, cuando su exsecretario particular Mario Mendoza llegó a ser diputado federal, aunque luego murió en un accidente automovilístico.

En la mixteca poblana no hay duda de quién manda es Jorge Estefan Chidiac, quien entregó los mejores resultados de la jornada y recompensando, en cierta medida, todo lo que se perdía en la capital.

Incluso, los operadores del priista chocaron con los de la exdiputada local y exlíder de la CNC, Maritza Marín, quien se sumó de último momento a la campaña del candidato de Morena y también sumó al triunfo de Barbosa.

En la Sierra Nororiental, específicamente en el distrito de Tlatlauquitepec, el tres veces diputado federal, Víctor Díaz Palacios se impuso de manera amplía a los operadores panistas y del tricolor en la zona en donde barrió en todos los municipios asignados, a través del Partido Verde.

La mano de Díaz Palacios no llegó a Teziutlán, ya que ahí la zona fue encomendada al expriista Jorge Camacho Foglia y al presidente municipal, Carlos Peredo, lo cuales fracasaron de manera estrepitosa.

En San Martín Texmelucan operadores del exsecretario de Desarrollo Social y de la Sedatu a nivel federal, Juan Carlos Lastiri, célebre por haber sido clave en la estafa maestra, apoyaron al PT, a través de Roberto Ayala, para coadyuvar al triunfo del candidato de Morena.

Esta es la radiografía del aporte priista a la victoria de Luis Miguel Barbosa, con lo cual se confirma que Puebla es un PRIMOR.

laserpientyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

A Cárdenas le hace falta ver más ‘bax’

Para el candidato perdedor de la coalición PAN-PRD-MC, todos los culpables de que no haya triunfado en la contienda son los partidos que lo impulsaron. En pocas palabras para Enrique Cárdenas el único que no perdió fue él y por eso ya se destapó para la presidencia municipal de Puebla en el 2021, pero por Sumamos, no por el partido albiazul y mucho menos el de Movimiento Ciudadano que fue su principal impulsor.

Es un pobre iluso si piensa que solo por él y no por los partidos que lo cobijaron puede ganar. Los resultados llevaron a que el PAN, principalmente, se convirtiera en la primera fuerza opositora del estado. Haiga sido como haiga sido, la gente que no va a votar por Morena -y mucho menos por el PRI- ve en Acción Nacional su tablita de salvación. Nos guste o no la derecha poblana tendrá un peso en las elecciones por venir.

Enrique Cárdenas acaba de generar un nuevo enemigo y ese es el panismo poblano, al acusarlo de traidor. Esa jugada no fue buena porque si bien los albiazules actualmente están peleados internamente y en un terrible proceso de balcanización, nos parezca o no ahora ya son la primera fuerza opositora en el estado.

Cárdenas no quedó bien con el próximo gobernador y ahora tiene un nuevo enemigo enfrente.

Desde la contienda, el susodicho cada que podía trataba de deslindarse de los partidos que abanderaba. ¿Qué le hicieron? No ha dicho exactamente qué, pero hasta grabó un video que literalmente dijo que “con ellos no. Cero bolita”.

A Cárdenas le hace falta barrio, le hace falta ver más box.

Manzanilla y Estefan la clave en la 4T

Un personaje del que se habla mucho pero se escribe poco es Fernando Manzanilla Prieto. No se hagan bolas, pues el actual secretario general de Gobierno ha sido una pieza clave para la conformación y engranaje de la cuarta transformación en Puebla. Públicamente ha sido discreto, pero en unos cuantos meses se ha reunido con todas las estructuras del estado.

Otro no menos importante y que también es otro de los hombres fuertes de don Guillermo Pacheco Pulido es Chárbel Jorge Estefan Chidiac. Lo mismo que Manzanilla, se habla mucho y se escribe poco, no obstante, si él no estuviera donde está las actuales condiciones políticas y económicas no serían las mismas.

Ambos personajes liderados por Pacheco Pulido son la clave para que la entidad transite en el mejor de los términos, después de un año de mucho ajetreo político como fue el 2018 (elecciones federales y estatales) y que culminó con la trágica muerte de la gobernadora Alonso y su esposo Moreno Valle.

A Manzanilla lo quiso bajar a punta de sombrerazos Alejandro Armenta Mier así como sus seguidores, además de José Juan Espinosa y su esposa Nancy de la Sierra, pero se toparon con pared. Hábil en las negociaciones políticas, el secretario general de Gobierno demostró su lealtad al proyecto y esquivó los misiles que le enviaron los que querían ocupar el espacio que le correspondía de manera natural a Luis Miguel Barbosa.

A Armenta no le gustó en ese momento el nombramiento de Manzanilla en la administración estatal porque lo vio como un adversario para el 2024, empero, el aludido mostró que su proyecto era cumplir con el encargo que le hizo don Guillermo Pacheco y no le entró a la politiquería.

Y los golpes recibidos se los fue quitando al grado que al final ya nadie lo acusa, al contrario. Ayer lo vimos en la foto de banderazo de salida del programa para proteger a las mujeres y niños en el transporte público.

Ahora su nombre aparece como uno de los pocos que podrían llegar al próximo gobierno estatal, así como el de Jorge Estefan. Ambos personajes mostraron que sus lealtades son a prueba de balas.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

La manzana de la discordia

Los resultados de la pasada contienda electoral, sobre todo en Puebla capital, en donde el panismo aventajó de manera cómoda a Morena, se constituyeron en una inyección de ánimo para este partido, pero también se puede convertir en una manzana de oro (La manzana de la discordia), que puede terminar de pulverizar al que antes fuera el partido hegemónico. Me explicó.

En las bodas entre Zeus, el rey de los dioses, y su hermana Hera asistieron todos los dioses a la unión de estos dos moradores del Olimpo, Eris la diosa de la discordia, no fue invitada al banquete celestial, herida en su orgullo, la diosa se dirigió a la boda real y en medio del banquete, aventó una manzana de oro, con la inscripción “para la más bella”.

De inmediato reclamaron la manzana de oro, la propia Hera, Afrodita, la diosa de la belleza nacida de la espuma del mar, y Artemisa, diosa de la sabiduría, cada una con los suficientes atributos para quedarse con el codiciado trofeo.

La disputa entre las tres mujeres escalaba de tal modo, que los dioses del Olimpo comenzaban a dividirse y a tomar partido, de tal modo que Zeus determinó que fuera un pastor de nombre Paris, quien eligiera a la más bella, el hombre decidió por Afrodita, quien le prometió el amor de la mujer más bella del mundo y así fue como se originó la guerra de Troya.

Lo anterior viene a colación porque el “triunfo” del panismo en la capital resulta ser una manzana de oro, arrojada por Morena, para que todos los albiazules se peleen por el codiciado premio.

El haber ganado de manera holgada en la capital por parte del albiazul, y también el haberlo hecho, partido contra partido en el estado, reiteró, es una inyección de ánimo para el alicaído panismo, quien se encontraba desahuciado tras la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle Rosas.

Habíamos quienes pronosticábamos que Acción Nacional se iría hasta el tercer lugar en las preferencias electorales, debido a la división interna y el repliegue de las principales figuras por miedo a la nueva administración y sobre todo a Barbosa.

Los resultados fueron una auténtica sorpresa y posicionaron el panismo como la verdadera oposición a Morena, ante la debacle del tricolor, cada vez más cercano al partido lopezobradorista.

No obstante, estos resultados lejos de unir al panismo, al parecer se han convertido en la manzana de la discordia, ya que cada grupo político y personaje, busca adjudicarse la paternidad de los números registrados en la capital.

El primer grupo es el del excandidato a la gubernatura y exrector de la UDLA, Enrique Cárdenas Sánchez, quien se adjudica el haber resucitado al panismo de la “terapia intensiva” y que reclama ahora como recompensa el hacerse de la candidatura a la presidencia municipal para el 2021.

Por otro lado se encuentra el grupo del actual presidente del comité municipal del PAN, Pablo Rodríguez Regordosa, quien se adjudica el gran resultad6 obtenid6 el pasado domingo, lo cual es totalmente alejado de la realidad, ya que Rodríguez junto con su compinche, Salvador Escobedo, n6 movieron ni un solo dedo.

También hay actores políticos como el diputado local, David 1ímenez López, quienes buscan sacar provecho para su proyecto personal, adjudicándose los resultados en la capital, lo cual tampoco es así.

A esto se suma también, el expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, quien ya se apuntó para buscar la candidatura del PAN para el 2021 y busca negociar con el resto de los actores posiciones como el comité municipal que habrá de renovarse en octubre y las diputaciones locales, las cuales ya anda ofreciendo a personajes como 1orge Aguilar Chedraui y Mario Riestra.

Pero el panismo primero deberá de resistir el embate que se aproxima, una verdadera campaña en contra de este partido, al cual se le va buscar debilitar a toda costa para evitar que le dispute la hegemonía y el control del estado.

Quien será el nuevo gobernador del Estado, no es ningún improvisado en política, ni mucho menos es un ingenuo, es un gran operador político y de antemano sabe que tiene que golpear y desmantelar al panismo con miras a ganar en el 2021, so pena de perder las ciudades más importantes del estado, pero sobre todo la capital.

El panismo vivirá sin duda un fin de año bastante complicado, en donde lo más importante para el albiazul deberá ser el mantener la unidad. Si el albiazul se divide, entonces irá directamente a si extinción y conste que sobre aviso no hay engaño.

Los escándalos del morenovalismo son una bomba de tiempo para el PAN y su intención de retomar el gobierno de Puebla capital.

Marcela Domínguez a Turismo. Anote usted el nombre de Marcela Domínguez Cuanalo, como la muy seguramente, próxima secretaria de Turismo en sustitución de Ale Cañedo, eficiente funcionario.

Marcela fue esposa del diputado federal, Ignacio Mier Velasco, nuevo alter ego del candidato ganador de la contienda, Luis Miguel Barbosa, quien dicen aspira a convertirse en sucesor de Fernando Manzanilla al frente de la secretaría de Gobernación.

Marcela podría parecer posición de Mier, pero no es así, Domínguez tiene una sólida preparación, es investigadora de la UAP y ya ocupó esta posición durante la administración de Enrique Doger Guerrero.

Se va a extrañar a Ale Cañedo, sin duda, pero el sector va a quedar en buenas manos.

Maurer recibe su premio. El empresario Emilio Maurer recibió su premio al buen trabajo realizado durante la campaña.

El diputado local por el distrito 11 fue designado nuevo presidente de la comisión de la Auditoría Superior del Estado, la segunda más importante dentro del organigrama del poder legislativo local.

Los 60 de Agüera. Este fin de semana el exrector de la UAP, Enrique Agüera Ibáñez, festejó en Puebla su cumpleaños número 60 en compañía de sus mejores amigos.

Agüera es un hombre muy inteligente probó la hiel de la política y prefirió retirarse dignamente para vivir fuera de Puebla, a la cual vuelve solo en algunas ocasiones.

Ilustración: Alejandro Medina

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Judy Garland, la vida más allá del arcoíris

Frances Ethel Gumm nació el 10 de junio de 1922 en la ciudad de Grand Rapids, Minnesota en los Estados Unidos.

Desde la cuna se vio envuelta en el mundo del espectáculo. Sus padres Frank Gumm y EthelMilne se dedicaban al teatro musical. De hecho su debut teatral lo hizo a los 30 meses de edad.

Ante ese origen para nadie es un misterio que se convirtiera a una corta edad en una verdadera estrella de Hollywood.

Junto con sus hermanas formó un grupo de vodevil que las llevó a visitar varias ciudades de la Unión Americana. Su nombre artístico era las Hermanas Gumm pero ante la sugerencia del actor y productor George Jessel se cambiaron el nombre a las Hermanas Garland y ella adoptó el nombre de Judy.

Judy Garland firmó en 1935 un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer, tenía solamente 13 años. Su edad fue un gran problema pues era muy joven para hacer personajes estelares y muy grande para hacer roles infantiles.

Finalmente su primera cinta fue el musical Every Sunday que pasó sin pena ni gloria pero que sirvió para que Garland llamara la atención del jefe de los estudios, Louis B. Mayer.

Realizó varios filmes con aceptación mediana y personajes secundarios, pero es a los 16 años cuando se le otorga el personaje que cambiaría su vida: Dorothy en El Mago de Oz.

A pesar de que la filmación de esta cinta atravesó por múltiples problemas logró consolidarse como un gran éxito en taquilla y con la crítica. Sin embargo, el costo de producción había sido cercano a los cuatro millones de dólares que no lograron recuperarse en ese momento en taquilla. El éxito vendría en 1940 cuando deciden reestrenarla.

Judy Garland tuvo una vida llena de tribulaciones, encuentros y desencuentros románticos. Tuvo cinco matrimonios, dos hijas y un hijo.

A lo largo de los años sus logros profesionales como actriz y cantante se vieron ensombrecidos por depresiones, problemas económicos y adicciones.

Es justamente su adicción a los barbitúricos la que le ocasiona la muerte el 22 de junio de 1969 cuando tenía solamente 47 años de edad.

Fue encontrada por su entonces esposo, Mickey Deans en el baño. La causa de muerte se estableció como paro cardíaco accidental.

Hoy por hoy, Judy Garland sigue siendo una de las grandes figuras del cine y los escenarios. Adoptada como uno de los más grandes iconos gays su fama y popularidad ha sido heredada a su hija Liza Minnelli quien también ha padecido de una carrera entre altas, bajas y problemas de adicciones.

La verdad salió a flote

Como siempre sucede, el tiempo pone a cada quien en su lugar, o, mejor dicho, la información es como los buenos vinos, el tiempo termina por mostrar su autenticidad.

Hace muchas semanas, meses incluso, advertí sobre la intención del señor Mario Mendívil y sus socios por vender la franquicia de los Lobos BUAP; en un par de ocasiones desde la misma directiva intentaron desmentir la versión, la primera vez con una conferencia de prensa en la que aseguraron que eran mentiras y que el equipo permanecería en la Angelópolis al menos un año más y que Paco Palencia seguiría como director técnico para el siguiente torneo; ya en la segunda, mediante un boletín de prensa donde invitaban a la afición a no dejarse llevar por rumores y mentiras.

Eso generó que muchas personas (incluso los empleados del club) se confundieran y me tacharan de mentiroso e inventor.

Todo lo publicado era real, así como la intención en su momento de asociarse con la cadena Netflix mediante el señor Alazraki para que en caso de no lograr la venta, cambiarle el nombre al equipo y mudarse a jugar al estadio Cuauhtémoc; incluso, visitaron a las autoridades de Gobernación estatal para explorar si eso sería posible.

La gota que derramó el vaso fue la publicación de que se habían reunido con el cuñado de la señora De la Vega en sus oficinas para cerrar el trato, después de eso vino un silencio sepulcral que derivó en el anuncio proveniente de Ciudad Juárez donde aseguraban que la operación había tenido éxito y se llevaría a cabo.

Posteriormente y después de las declaraciones del licenciado Ernesto Ramírez, representante de la BUAP en el tema Lobos, resultó que se pusieron en contacto para asegurarle que le pagarían a la universidad la cantidad de 90 millones de pesos que estaban establecidos en el contrato.

Dinero que, por cierto, ya explicó el rector Alfonso Esparza para qué será ocupado y en qué en la universidad, esto lo dio a conocer el sábado por la mañana en la emisión del programa En Línea Deportiva.

Entre otras cosas, el rector aclaró que las fuerzas básicas, quienes entrenan en el CEFOR Universitario, continuarán trabajando de manera normal y por lo que se refiere a las subs, los jugadores que estén registrados en la FMF tendrán que reportar con quien los nuevos propietarios determinen, incluyendo al equipo femenil.

Dejó en claro que la BUAP no está cerrada a albergar otro equipo de liga de ascenso siempre y cuando los gastos corran por parte de los inversionistas y que la universidad facilitaría el estadio y la marca para que la comunidad universitaria pudiera seguir contando con su equipo, aunque al momento no se tiene nada claro al respecto.

Lo que sí aseguró fue que con el equipo de tercera división se tratará de dar el salto para ir escalando posiciones.

Quedó claro que con el descenso de hace un año, la universidad perdió al equipo como tal y sólo por la decisión de la FMF y mediante los 120 millones que aportaron el señor Mendívil y su socios, se pudo mantener el equipo en el máximo circuito pero ya sin la injerencia de la máxima casa de estudios ni en lo económico ni en lo deportivo.

Es decir, que la salida del equipo de Puebla es total responsabilidad de Mendívil y compañía.

Quedó claro que después de todo y como sucede siempre, todo era una cuestión de pesos y centavos donde el interés primordial de estos pseudo directivos era tratar de hacer un negocio importándoles poco la afición y el futbol en Puebla.

En lo personal, hace un año pensé que al ser poblanos exitosos podrían darle un buen jalón al equipo y que este quedaría en buenas manos.

Recuerdo haber levantado la voz cuando no les querían recibir el dinero en la federación, lo que me costó el repudio en el organismo futbolístico, situación que me tiene sin cuidado pero que me dejó claro que por el futbol uno puede hacer muchas cosas, pero que la gente simplemente va por la suya sin importar si pasan por encima de quién sea.

Reconozco que me equivoqué con estas personas, pero al final son experiencias de vida.

Me queda la satisfacción de siempre haber informado con veracidad basándome en los datos y la información con la que contaba en el momento.

Aún falta por ver el desenlace final de esta historia y saber cómo queda el futbol en Puebla, pues lo único que detendría la operación es que los de Juárez se echen para atrás o que la BUAP no otorgue la firma que autorice el cambio, pues para que ello suceda, reitero, la empresa de Mario Mendivil debe finiquitar lo acordado en el convenio.

Alguien me decía que Puebla no es apta para dos equipos, en lo personal no lo comparto, lo que falta son buenas estrategias para crear identidad y lograr que el aficionado acuda a los estadios, sin embargo, eso será motivo de análisis para otra ocasión, veremos si en algún momento la Angelópolis tiene la oportunidad de contar con dos equipos y lo más importante, que estos sean ganadores.

Nos quedamos con la Franja del Puebla, el equipo tradicional, que tampoco vive sus mejores momentos y que también vive momentos de incertidumbre pues se sabe que el próximo año, en el mes de mayo, se tomará la determinación de que se lo quede Tv Azteca o regresa a sus actuales propietarios, los López Chargoy.

Como sea, esperemos que se logre bajo el mando del Chelís una buena temporada.

Eso lo platicamos la próxima semana.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan

Un acercamiento al gabinete

El candidato ganador de la contienda del pasado domingo, Luis Miguel Barbosa Huerta, anunció que prácticamente ya tiene listo su gabinete, los hombres y las mujeres que lo acompañarán en la responsabilidad de trabajar por Puebla, los próximo 5 años y seis meses.

En declaraciones realizadas a la prensa, Barbosa dio a conocer que habrá muchas caras nuevas dentro de su administración y que no necesariamente repetirán muchos personajes en el cargo, algo que ya se veía venir y que en este mismo espacio lo advertimos.

Este día adelantó algunos nombres de posibles integrantes del futuro gabinete, aunque aún existe un fuerte jaloneo por las principales posiciones, como Gobernación.

De entrada un personaje que si repetirá dentro de la administración, será el actual secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, uno de los hombres fuertes y cercanos al hoy candidato ganador.

La posición de Manzanilla será relevante, ya que no se mantendrá dentro de la Secretaría General de Gobierno, su nueva posición será dentro de una estructura de creciente creación, la nueva Secretaría de Administración, la cual nacerá de la división de lo que hasta ahora se conoce como secretaría de Finanzas y Administración.

Para Manzanilla no es nueva esta posición, él fue el hombre fuerte durante la gestión melquiadista en el manejo de los recursos, cuando Rafael Moreno Valle, se hizo de la entonces secretaría de Finanzas, Administración y Desarrollo Social, una súper estructura, allí fue un todo poderoso subsecretario de Egresos, “don dinero”.

Viendo las cosas políticamente, Manzanilla deja una posición de extremo desgaste como lo es Gobernación, para ahora establecer todos los contactos del mundo, por si algo hiciera falta rumbo al 2021.

Otro que dicen está asegurado dentro de la nueva estructura gubernamental, es David Méndez Márquez, hijo de Jorge Méndez Espinola y de la actual regidora en el ayuntamiento de Puebla, Rosa Márquez.

Méndez exactivista, exmilitante del PRD fungió como uno de los voceros de Barbosa durante la campaña y es un hombre cercano al nacido en Zinacatepec, se dice que ocupará la nueva secretaría de Movilidad y Transporte, la cual nacerá de la división de la dependencia conformada también por infraestructura.

No se descarta tampoco que pudiera quedar en Infraestructura, ya que Méndez es ingeniero de profesión, habrá que ver, en cuál de las dos dependencias aterriza, pero tiene amarrado su lugar dentro del gabinete Barbosista.

Su madre, Rosa Márquez también se comenta será parte del gabinete, en el cual se ha prometido habrá paridad de género, de acuerdo a las promesas realizadas por el candidato ganador del proceso.

Para doña Rosa Márquez se analizan dos posibilidades, desarrollo rural en donde dicen está prácticamente amarrada o en su defecto la nueva secretaría del Bienestar, antes Desarrollo Social, en donde Márquez tiene amplia experiencia, ya que manejo los programas sociales de López Obrador en la ciudad de México y conformó a la estructura, que le permiten hasta el momento conservar el poder a la izquierda en la hoy Ciudad de México.

Ya hay otra mujer dentro del gabinete, Verónica Vélez Macuil, quien se hará cargo de la comunicación social de la administración estatal, exreportera de varios medios de Comunicación y exjefa de prensa de la Comisión de Acceso a la Información.

La Secretaría Particular de quien será el gobernador a partir de 1 de agosto se mantendrá en la persona de Angelina Mora, quien realiza esta labor con el ganador de la contienda, es hija del recién fallecido, Ludivino Mora Tejada, mujer eficiente y muy cercana a quien será el mandatario.

Liz Sánchez, la dirigente estatal del PT y diputada federal, puede ser otra de las mujeres que quizá sea parte del gabinete, ya sea en la que se creará secretaría de la Mujer o en la secretaría del Bienestar, en caso de que Rosa Márquez no ocupe esta posición.

De acuerdo a lo que ha trascendido, Jorge Estefan si se quedaría también dentro de la administración estatal, pero como secretario de Ingresos y Egresos o también se le menciona como futuro Contralor Estatal.

La gran incógnita es el saber quién se hará cargo de la secretaría de Gobernación, ¿será Carlos Meza o Gabriel Biestro? Por cierto, al líder del Congreso local, es a quien Barbosa le ha encargado la relación con los presidentes municipales y se ha convertido según dicen, en el Javier López Zavala de Mario Marín. Habrá que ver.

Esto es lo que hasta el momento ha trascendido, para nada se puede asegurar que así sea, la decisión final la tiene el ganador de la contienda, Luis Miguel Barbosa Huerta, quien a finales de esta semana se convertirá ya en el gobernador electo de Puebla.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Foto: Es Imagen / Miguel Romero

Los retos de Barbosa

Pasada la fiesta con todo y la rica barbacoa de la reconciliación, el gobernador electo tiene que ponerse al cien porque asume el poder en agosto, es decir, en menos de dos meses. Los desafíos que vienen no están muy fáciles que digamos, de entrada, porque ya estaremos en la segunda mitad del año, a cuatro meses de que termine el 2019 y ya con la inercia que trae el gobierno federal que arrancó en diciembre del año pasado.

El primer reto será el combate a la inseguridad que se ha incrementado en la entidad desde hace al menos cinco años. Eso incluye (sin violar las autonomías municipales) hacer una labor quirúrgica en cada uno de los ayuntamientos en donde se perdió la brújula.

Con el combate a la delincuencia tendría que ir una revisión a los mandos policiales estatales así como a la Fiscalía General del estado. Revisar si es que aún hay personajes ligados con el robo del hidrocarburo como fue el caso de dos subalternos de Facundo Rosas Rosas cuando este era el jefe de la policía estatal.

Respecto a la revisión de cuentas de las pasadas administraciones, sería bueno al menos aclarar lo que siempre quedó como una incógnita: ¿eran deuda o no los llamados PP’S? que tanto debate provocó en el pasado reciente y que sólo la versión oficial (el morenovallismo) negaba que lo fuera, mientras que sus opositores aseguraban que sí. Y qué va a pasar con ellos: ¿se seguirán pagando?, ¿se crearán nuevos programas parecidos?, a ese respecto: ¿habrá persecución contra los anteriores gobernantes?

Otro de los puntos que llama la atención será el nuevo gabinete. En la conformación del equipo de trabajo se determina el estilo personal de gobernar. No siempre son los que acompañaron a los candidatos en sus campañas, a veces ni siquiera llegan los más cercanos.

Estos días son los más delicados porque todos quieren pero nadie sabe realmente qué piensa el gobernador electo. ¿Cuánto tiempo tardará en presentar a sus operadores en cada dependencia? Tiene de aquí hasta el 31 de julio y deben estar llegando papeles y papeles a sus oficinas.

Barbosa Huerta tiene la oportunidad histórica para hacer verdaderos cambios en la forma de hacer política en el estado. Tiene el reto de pasar a la historia y ser la diferencia con sus antecesores.

Su origen de izquierda -milita desde 1994 y fue líder del PRD estatal en 1998-, le dan mayor legitimidad. Los cargos que tuvo en ese partido a nivel nacional, además de ser diputado federal y senador, así como su cercanía con el actual presidente de la República y con Yeidckol Polevnsky, además de conocer a muchísimos personajes de otros partidos le dan la capacidad para negociar muchos temas a favor de Puebla.

Si algo tiene Luis Miguel Barbosa, dicen sus más cercanos, es que es muy inteligente y analiza muy bien las cosas. No se le va una sola. Él es quien toma las decisiones y sabe escuchar y poner atención.

Su actitud ante el triunfo, ya se vio, no fue de soberbia ni de humillar a sus adversarios, como era costumbre del morenovallismo, al contrario, sólo ha hecho dos comidas: una con sus más cercanos en el mercado de La Libertad y otra para todos sus operadores electorales. No más, no menos. Eso define a la persona y da buenos augurios sobre lo que viene.

Aunado a ello, el mensaje de Barbosa -el pasado sábado con sus correligionarios- de blindar a los alcaldes de Morena, fue positivo en el sentido de que no entrará con la espada desenvainada a cortar cabezas. No llega a cortar cabezas. El mensaje entrelíneas del gobernador electo es: “la elección ya pasó. Vamos a trabajar”.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

“En buen plan”, la Puebla esotérica

Del esoterismo y la actualización del software mental, de eso están preocupados en este Ayuntamiento con el que nos tocó lidiar.

Lo que ahí sucede raya en la paranoia esotérica de aquellas y aquellos que hoy son presas de sus propias debilidades.

El caos en esta ciudad capital no se puede disimular, ni siquiera “en buen plan” con una rimbombante estrategia de comunicación que sirvió para culpar al equipo de Claudia Rivera y exonerarla a ella de todo cargo sobre lo que ahí ocurre.

Más allá de los linchamientos mediáticos que acusan los cercanos a la alcaldesa como una de las razones para alentar una percepción negativa hacia su desempeño, hay muchos otros elementos que encienden desde hace meses las luces rojas para quienes no han podido contener la información de todo lo que sucede al interior del Charly Hall.

La burbuja de la Presidenta es su peor enemiga. Ahí se concentra el esoterismo y la viveza descarnada de los gurús pendientes del ávido negocio de lavar el cerebro de las que nunca pensaron ejercer un mínimo y acotado poder.

Ahí, se habla, se invoca, se siente la vibra como del elegido. Ojalá al rato no nos salgan con ceremonias como las de la secta Nxivm o quieran pasar la charola para andar comprando “cuarzos” que equilibren la energía del poder y se vuelvan como los fanáticos de la luz del mundo.

Poco o nada sirven las vocerías de Claudia Rivera, cuando no se tiene un sentido común para asumir responsabilidades o humildad para comprometerse con quienes les dieron el voto.

Ahí, en el Palacio Municipal pesan más los charlatanes de fanatismos baratos que hablan despacito y pausado para denotar que son los guías, casi casi el mesías que indica el rumbo a seguir en nuestra ciudad.

Pobre Puebla, donde en estos meses, nos hemos convertido en rehenes de un grupúsculo de improvisados que llegaron para transformar y más bien lo que han hecho es deformar.

Las campañas de marketing temporal ya no sirven ni son la contención para frenar la poca aceptación sobre el trabajo de la alcaldesa.

En este tiempo, la guerra de egos, las puñaladas internas, los romances furtivos y el halo oscuro de esa corrupción que puede tocar a la burbuja municipal, debilitan las paredes de un Ayuntamiento que ha ido perdiendo credibilidad.

Rebasados por la inseguridad, por la presión del comercio informal, por los presuntos negocios personales de funcionarios cobijados desde la joya de la corona, se advierten las fracturas y rupturas que iremos viendo en las próximas semanas.

En su cabildo exceptuando a una que otra difamadora y deudora, cuenta con personajes de gran congruencia que han sido acotados por temor de los pequeños cerebros que custodian a la Presidenta.

Lo mismo ocurre en su gabinete, donde tiene gente valiosa que está en lo suyo, fuera de grillas y sin competencia de egos, así trabajando a secas.

A menos de un año concluimos entonces que:
Tenemos un Ayuntamiento que gobierna mal y comunica mal.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Foto. Es Imagen / Jafet Moz

Cárdenas quiere ser alcalde

No se equivocaron quienes futurizaron y advirtieron sobre las verdaderas intenciones de quién fuera el candidato del PAN a la gubernatura del Estado, el exrector Enrique Cárdenas Sánchez.

Hoy se sabe que el académico siempre supo que iba perder y que eran muy pocas sus posibilidades de ganar la gubernatura, por lo que se enfocó en trabajar exclusivamente en Puebla y su área conurbada preparando su campaña rumbo al 2021.

En realidad lo que Enrique Cárdenas siempre buscó fue utilizar al PAN, al PRD y Movimiento Ciudadano como sus plataformas para posicionarse en la capital y en el 2021 buscar el convertirse en alcalde de Puebla.

Al académico se le programaron visitas por parte de las diferentes fuerzas políticas que lo apoyaron, al interior del estado, pero en todo momento Cárdenas ponderó su presencia en la ciudad, lo cual hoy se sabe obedeció a una estrategia de su coordinador de campaña el exalcalde Gabriel Hinojosa, para hacer una “precampaña” en la capital.

Cárdenas, Gabriel y el grupo Sumemos, nunca buscaron ganar, solo buscaron posicionar el nombre del ex rector rumbo al 2021, pero se van a topar con pared al interior del panismo local, pese a los acuerdos que el dirigente nacional del albiazul tiene con el principal promotor del exrector, que no es otro que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Y es que Enrique Cárdenas se comprometió con el PAN a que no buscaría otra posición dentro de este partido, en cualquiera de los escenarios, esto antes de que se llevará cabo la elección, aunque ahora todo parece indicar que no cumplirá su promesa.

Un aspecto interesante y que se ha vuelto punto de debate entre la comentocracia es, quién le dio los votos a quién, el PAN a Cárdenas o Cárdenas al PAN.

El asunto es muy importante porque la gente del ex rector asegura que el académico, casi, casi salvo al panismo de irse al tercer lugar en las preferencias en esta elección, por lo cual se convirtió ya en el candidato natural de este partido a la alcaldía en el 2021.

Alegan que si el excandidato a la gubernatura fuera en la boleta para esa elección, Acción Nacional tendría prácticamente en la bolsa la presidencia municipal de Puebla.

Por su parte, los panistas aseguran que fue su marca y su voto duro el que confirmó a Acción Nacional como la principal fuerza opositora a Morena, por supuesto potencializada por la imagen del exrector de la UDLA, la cual se apega mucho al prototipo que el poblano de la capital busca.

Desde mi punto de vista fue una buena simbiosis, en donde ambas partes aportaron, pero sin duda Acción Nacional puso la mayor parte dentro de esta sociedad, ya que Cárdenas era totalmente inexperto en política y no contaba con estructura y recursos.

Creo que ambos ganaron porque ciertamente el PAN poblano estaba desahuciado luego de la muerte de Martha y Rafael, pero con la postulación del académico mostraron que si pueden ganar elecciones sobre todo en la capital, pero también evidenciaron sus debilidades. Me explicó.

El panismo mantiene su voto duro, pero fue incapaz de ganar como ocurría antes de Rafael, porque no saben hacer acuerdos y alianzas con los demás factores de poder, ese tejido fino, les falla.

También dejaron en claro que como ocurría antes del 2010, dependen de manera exclusiva del voto espontáneo de la sociedad, la cual apoya a este partido cuando hay un enfado o un hartazgo, pero son incapaces de poder crear una estructura que peleé cuerpo a cuerpo con Morena.

En fin, todos estos aspectos los deberá de tomar en cuenta el albiazul para el 2021, el cual ya se comenzó a jugar a partir del primer minuto del 3 de junio de este año.

Un nuevo choque de trenes se avecina al interior del panismo local, en donde Genoveva Huerta, la dirigente estatal salió muy bien librada y eso hace que se pueda mantener en el cargo al menos durante los próximos 2 años y 8 meses, no hubo “cena de negros” pese a la derrota, pero ahora, deberán de conservar la unidad al interior, lo cual se antoja difícil y ya en otra entrega explicaré el por qué.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

Puebla y su vacío de poder

El problema del actual Ayuntamiento capitalino es su ausencia. Hay un vacío o al menos parece que no hay autoridad -y ya sabemos que en esto de la política lo que aparenta es. No hay comunicación con los grupos sociales, empresarios, medios, líderes de colonias y un largo etcétera. El Palacio Municipal es como una torre de marfil y nadie tiene acceso a los que ahí despachan.

Esa es una de las razones por las que los poblanos le dieron el voto a Enrique Cárdenas o de plano no fueron a las urnas. La capital poblana, en términos generales, le dio la espalda a la cuarta transformación y la responsable política del municipio se llama Claudia Rivera. Ella carece de liderazgo. No por ostentar un cargo quiere decir que goce de legitimidad y credibilidad.

¿Alguien sabe qué han hecho, qué harán, cuál es el plan de gobierno, cómo enfrentar la delincuencia, cómo reordenar a los ambulantes? La mera verdad es que no. Lo único que tenemos claro es que ya no habrá bolsas de plástico en algunos, no en todos, los comercios, pero de ahí en fuera quién sabe qué pretende hacer esta administración.

Así como van, van a pasar meses y meses echándole la culpa a los gobiernos anteriores, los cuales, por supuesto, también son responsables de lo que ocurre en la capital, con la salvedad que sus acusados ya no están. Ya se largaron. Y los actuales funcionarios fueron contratados para prevenir y solucionar, no para andar de plañideras.

El problema es que piensan que ganaron la capital por ellos mismos. Se les olvida que eran unos ilustres desconocidos y que ganaron por el efecto cascada que provocó Andrés Manuel López Obrador en el 2018 pero ellos no son AMLO.

Va otra vez por si no les quedó claro: los que trabajan en el ayuntamiento capitalino no son AMLO. Al ayuntamiento que encabeza Claudia Rivera le quedó muy grande la silla y ya vamos para ocho meses que se han hecho eternos.

Están en crisis política. No es una alerta porque ya se prendieron los focos rojos. Ni al gobierno federal ni al gobierno estatal que entrará en agosto les conviene que pierdan la elección del 2021 y así como van las cosas es un escenario muy posible. El PAN que no ganó pero se consolidó como la fuerza opositora en la ciudad puede -si son inteligentes- capitalizar y hacer una campaña de contrastes con la actual administración municipal.

Se ha corrido la especie en algunos círculos que ante esta situación se plantea llamar a Claudia Rivera Vivanco a un cargo a nivel estatal en el nuevo gobierno para que pida licencia y se pueda corregir el rumbo de la ciudad. Son rumores que cada vez llegan a más oídos y se ha dicho que es en el ánimo de darle una salida digna sin caer en cabildazos o solicitar que se revoque su mandato.

Tan mal están y tan carentes de poder que el cabildo no le debe ninguna lealtad. Ahí los regidores están divididos y les tienen más agradecimiento a Luis Miguel Barbosa y a Gabriel Biestro que a la propia alcaldesa.

Dicen algunos funcionarios de la comuna que el problema inició cuando Rivera fue secuestrada y encapsulada por un pequeño grupo de incipientes políticos que pretenden gobernar y ella se dejó aconsejar por esos personajes que están a su alrededor adulándola todo el tiempo.

También cuentan que le han acercado soluciones a la alcaldesa pero como el Son de la Negra: “a todos les dice que sí, pero no les dice cuándo”. Los escucha pero nunca les hace caso, pues ella siempre dice que esto es como el futbol y ella es la directora técnica que decide cuando hacer sus cambios y movimientos.

El peor mensaje que mandó el lunes pasado fue sostener a Lourdes Rosales al frente de Seguridad Pública, pues quiere decir que van a seguir igual. Es decir, hay vacío de poder. No hay quien gobierne la ciudad, no importa quien cobre o salga en la selfie de las redes sociales, no importa que se apoye de cuentas de troles y bots para defenderse, hay una gran ausencia de autoridad y eso se percibe.

Foto: Es Imagen / José Castañares

El mecha corta

El día domingo en medio de la elección hubo un escándalo que llegó a ser nota nacional. Un ciudadano captó en video los momentos en que el regidor Roberto Elí Esponda, alias el “Mecha Corta”, supuestamente mapacheaba.

El flamante regidor respondió como acostumbra: con violencia.

En el video grabado con el celular de una mujer, se aprecia como la ataca para evitar la filmación.

Esponda, en vez de estar disfrutando ese domingo con su familia, estaba cerca de la casilla especial ubicada en Plaza Peri, sobre Periférico, junto a un grupo de personas.

Al ser sorprendido, camina hacia el vehículo desde donde era grabado y cuestiona a la mujer: “¿Por qué nos tomas fotos?”.

Después golpea el aparato.

Inmediatamente, el vídeo se viralizó y llegó a medios nacionales, desde Proceso, hasta Sopitas.com.

Hasta ahora el ayuntamiento y el mismo cuerpo de regidores han guardado silencio.

Tal vez apostando al olvido.

Hay quien dice que se reunirán los regidores para tratar el tema y sancionar.

Eso hasta no ver, no creer

Mientras tanto, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales de Puebla (Fepadep) ha iniciado una investigación.

Pero se esperan poco o nada de resultados.

Esponda Islas anda presumiendo que no pasará nada, simplemente porque es integrante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Tampoco se ha dicho que el regidor no estaba solo con un grupo de desconocidos.

También a su lado los regidores Marta Teresa Ornelas Guerrero y Edson Armando Cortés Contreras, entre otras personas.

Tal vez se fueron a pasear como compañeros y todos de malpensados.

Esa agresión no es la primera en el curriculum del regidor “mecha corta”.

Tuvo participación el 3 de julio de 2018 en la entrada del MM Grand Hotel, al golpear y sujetar violentamente al titular de la Fepade, Armando López Aguilar, en el escándalo del centro del mapacheo electoral de hace un año.

Además, tuvo una confrontación durante una sesión de cabildo con Enrique Guevara Montiel.

Ambos se hicieron de palabras: ¨¡No mames, qué, Huevo! Espérate, es que este cabrón ya se está pasando de inteligente ¡a mí háblame bien, porque ya te dije!”, expresó Esponda Islas en la discusión por las 84 bases que dejó Luis Banck.

Lo cierto es que ahora debe haber una investigación seria en el asunto, porque la agresión aunque reprobable, es el menor de los problemas que se le podrían venir.

Si es que vienen.

Ya les contaremos.

A barrer

Tras la sacudida a Morena en la pasada elección, los ayuntamientos ya empezaron a operar y barrer la casa.

Por lo pronto, en unos días el presidente municipal de San Pedro Cholula, Luis Alberto Arriaga, anunciará una ambiciosa estrategia contra la inseguridad en su municipio.

Mientras tanto, en el vecino municipio de San Andrés Cholula, ya relevaron al comisario de la Seguridad Pública, Arturo Saucedo.

Se dice que lo tomó tan mal el ahora ex funcionario, que en pleno cabildo cuando fue dado de baja, agredió a un regidor.

De pena ajena.

De este modo, se espera los golpes de timón en los ayuntamientos de la zona conurbada con miras al 2021.

Tiempo al tiempo.

Cambios a la administración pública

El ganador de la contienda electoral el pasado domingo, Luis Miguel Barbosa Huerta, ya desde ahora contempla una serie de reformas para actualizar la estructura gubernamental.

De hecho, se realizarán reformas a la ley orgánica de la administración pública para crear nuevas estructuras y separar a otras, de acuerdo a la visión de quien será el próximo gobernador de Puebla.

Barbosa ya adelantó que pondrá a discusión de la legislatura local modificaciones a la Secretaría General de Gobierno, para que solo sea Secretaría de Gobernación en la próxima administración y acotar de cierto modo sus facultades.

También se busca que la Secretaría de Finanzas y Administración sea dividida en dos dependencias, Ingresos y Egresos por una parte y Administración por otra, lo que se busca es agilizar las funciones de esta dependencia.

El nuevo mandatario también pretende separar la Secretaría de Infraestructura del tema de Movilidad y Transporte, los cuales serían ahora una nueva dependencia.

Hay quienes especulan que se creará una nueva jefatura de la Oficina del Gobernador, con facultades muy especiales, lo cual se podría según, esta especie como un mensaje rumbo a 2021 y aunque suene futurista rumbo al 2024.

Lo cierto es que el que será el nuevo gobernador de Puebla, no trabajará con la estructura como actualmente se conoce y tal y como lo adelante ya desde hace tiempo, muy pocos de los actuales funcionarios van a repetir en el cargo. Esa decisión ya está más que tomada.

También está la creación de la secretaría de la Mujer, la cual se encargará de implementar las políticas públicas encaminadas, a disminuir el elevado índice de feminicidios en Puebla, de la mano de la Fiscalía especializada en la atención de este tipo de delitos.

Cabe recordar que el gobernador se comprometió a que habría paridad de género dentro de su administración, por lo que se prevé exista una participación muy importante en el número de mujeres que se integren en el nuevo gabinete, de hecho ya se dio la llegada de la primera fémina en la persona de la directora de Comunicación Verónica Vélez Macuil.

Ya abundaremos más acerca de la restructuración de la administración pública en próximas entregas, de hecho el nuevo organigrama y la conformación misma del gabinete, llevará mensajes implícitos rumbo al 2021.

La caída de José Juan. Vaya ironías de la vida, parece que fue ayer, que el diputado local, José Juan Espinosa Torres, gritaba como poseído reclamando fraude electoral en Puebla a la entrada del hotel MM muy cerca de la zona de la Animas.

José Juan “defendía” la victoria de Luis Miguel Barbosa en las urnas y vilipendiaba a Martha Erika Alonso y a los integrantes del equipo de campaña de la entonces ganadora de la contienda.

Casi un año más tarde, las cosas cambiaron diametralmente, de tal forma que hoy José Juan Espinosa ha dejado de ser el presidente de la mesa directiva del Congreso y el coordinador de la fracción parlamentaria del PT en la legislatura local.

El polémico legislador pasó a vivir del cielo al infierno, denostado por sus ex aliados políticos, quienes le dieron la espalda y los desconocieron, como lo muestran las gráficas difundidas por las lentes de los fotoperiodistas poblanos.

Hoy José Juan vive las horas más bajas de su carrera política, la cual siempre ha estado marcada por el escándalo.

Alberto Miranda tiene sus horas contadas. Ayer, el candidato ganador de la contienda del pasado domingo, Luis Miguel Barbosa se reunió con los integrantes del Poder Judicial de Puebla.

De buena fuente le puedo decir que los cambios dentro del Poder Judicial de Puebla arrancarán con la salida de Alberto Miranda Guerra, acusado de corrupción y por escándalos que ha protagonizado y que van en contra de lo que se puede pedir a un integrante del Poder Judicial.

Viene una sacudida en Puebla, de dimensiones pocas veces vistas y aún no calculadas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Ayuntamientos, sin pies ni cabeza

Mucho trabajo tiene por delante el candidato ganador de la contienda del pasado domingo, Luis Miguel Barbosa, para poner en orden a Puebla y que regrese la seguridad al estado.

Muchos factores han influido para que la entidad haya entrado en un clima de descomposición, en el cual varios actores comenzaron hacer lo que quieren.

La minigubernatura que encabezó Tony Gali trató de hacer su trabajo y contuvo un poco el desgaste de seis años de morenovallismo, los cuales habían enrarecido el ambiente en Puebla, pero el periodo tan corto de gobierno, no fue suficiente para tomar las riendas en materia de gobernabilidad, con presidentes municipales con casi 5 años en el poder.

La entrada, en octubre pasado, de las nuevas autoridades municipales, solo agudizó la situación, la mayoría de los personajes que arribaron al poder, son gente sin preparación, sin visión, sin oficio, improvisados en una palabra, los cuales prometieron el cambio y hasta la fecha solo han igualado a sus antecesores.

En este espacio hemos dado cuenta de la forma de gobernar de los alcaldes emanados de Morena, Claudia Rivera de Puebla, Karina Pérez de San Andrés Cholula, Felipe Patjane de Tehuacán, Luis Alberto Arriaga en Cholula, Norma Layón en San Martín Texmelucan y muchos más.

El mensaje emitido en las urnas el pasado domingo fue muy claro, la gente está inconforme por su manera de gobernar, pero sobre todo porque no dan resultados y en su infinita soberbia, aún niegan que estén haciendo mal las cosas.

Claudia Rivera anuncia el relanzamiento de su administración, pero sin nada concreto y completamente rebasada por el tema de la inseguridad. No por nada, en la ciudad que gobierna este personaje, Acción Nacional obtuvo 228 mil 583 votos, mientras que su partido Morena, solo obtuvo 161 mil 319 sufragios, sin López Obrador en la boleta y con malos gobiernos los resultados no son los mismos.

En este espacio hemos denunciado los excesos y el fracaso de la administración que encabeza doña Karina Pérez Popoca, quien presume ser la consentida del candidato ganador de la contienda, Luis Miguel Barbosa Huerta.

Doña Karina suma una nueva fechoría más, a su ya larga lista de abusos documentados por este columnista, ahora les cobró los uniformes y les está descontando 250 y 700 pesos quincenales a los elementos de seguridad de este municipio.

Presente múltiples pruebas de que doña Karina se robó la elección el año pasado, al sustraer la papelería electoral y llevarla a su casa de campaña, hoy queda más que demostrado que así fue, en su demarcación Barbosa solo obtuvo 8 mil 690 votos, mientras que el candidato de Acción Nacional, Enrique Cárdenas obtuvo 23 mil 498, casi tres a uno.

Y así la historia se repite aun en aquellos municipios en donde Morena ganó, pero la gente está inconforme y desilusionada con las pésimas administraciones emanadas de este partido político, en donde el cambio verdadero y la honestidad valiente brillan por su ausencia.

Pronto documentaré también los excesos de Felipe Patjane en Tehuacán, el cual tiene un verdadero cochinero en la administración de su municipio, además de sus múltiples problemas con su propio cabildo y la descomposición social que vive la ciudad de las granadas, producto de la inseguridad.

Memo Velázquez y su hegemonía en Atlixco
. En el municipio de Atlixco, por segundo año consecutivo, el PAN logró imponerse.

La ventaja en está ocasión creció un poco, a 3.9 por ciento comparado con el 0.5 por ciento del año pasado.

El municipio confía en Acción Nacional y Guillermo Velázquez, quien confirmó que tiene el control político en su demarcación.

Todo a pesar del golpeteo al que fue sometido por propios y extraños durante el proceso electoral.

Memo Velázquez tiene claro que superada la elección, todos los actores ahora se deberán de dedicar a trabajar, en coordinación con el gobierno y el Congreso.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

La lección

Una lección debe dejar la elección de Puebla a ganadores y perdedores.

Al desmenuzar los números fríos, destaca que Morena no es tan fuerte sin su coalición Juntos Haremos Historia.

Pero sobre todo se debilita si Andrés Manuel López Obrador no está en la boleta.

Lo que más dolió a las huestes morenistas, es que en la elección a gobernador perdieron la zona conurbada de Puebla, sobre todo arrollado en la ciudad capital.

Además con todo y coalición perdieron 4 de los cinco municipios donde hubo elección extraordinaria a manos del Partido Revolucionario institucional (PRI).

De este modo, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tuvo menos votos que el Partido Acción Nacional (PAN).

En total, Morena en todo el estado obtuvo 390 mil 805 votos según el Programa de Resultados Electorales (PREP).

Sus coaligados de Juntos Haremos Historia como el Partido del Trabajo (PT), hizo votación histórica en Puebla de 163 mil 44 sufragios y hasta el Verde logró 128 mil 396.

En tanto, el PAN logró 414 mil 356, y sus amigos del PRD apenas lograron 43 mil 693 votos y 49 mil 173 Movimiento Ciudadano.

Esa fue la diferencia entre ganar y perder: las alianzas.

Quedó demostrado también que si salió finalmente el voto duró del PAN a las casillas, aunque se decía que no apoyarían a Enrique Cárdenas, por intruso.

Entonces lo que falló fue el candidato que nos e puso a chambear.

El ex rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), muy fifí no se ensució los zapatos en el interior del estado.

Solo se dedicó a andar en la Ciudad de México, en casas de estudio y reuniones con empresarios.

En tanto, la labor de Luis Miguel Barbosa con los distintos partidos de su coalición y las visitas constantes al interior del Estado, finalmente rindieron frutos.

Para Alberto Jiménez Merino, solo le alcanzó a recoger la mitad de los votos que Enrique Doger, logró en 2018.

O sea que el voto duro priista es cada vez se hace más pequeño en el tricolor, lo que denota un partido en vías de extinción.

Las alarmas

Los resultados han prendido las alarmas en Morena, sobre todo en miras al 2021, cuando busquen reelegirse en los ayuntamientos que ganaron con el tsunami lopezobradorista de 2018.

¿Habrá llegado a tiempo la llamada de atención?

Eso ya se sabrá a su tiempo, mientras tanto créanme que hubo jalones de orejas.

El reto ahora es revertir los resultados de este 2019, los que solo de un vistazo ponen de nervios a los morenistas.

Los ayuntamientos se tendrán que poner a trabajar mucho, si quieren ganar la confianza de la gente como la que tiene López Obrador y no solo usar su nombre para popularizarse.

Ahora muchos culpan a los ayuntamientos de los resultados.

Pero en realidad se debe que decir si influyen, pero no en todo y mucho menos son el factor determinante.

Lo cierto es que fueron varios factores que hizo llegar el abstencionismo y la caída estrepitosa de Morena en la zona conurbada de Puebla.

1-Falta de estructura.

2.-Solo se llevó a cabo la elección a gobernador.

3.-No ha bajado la inseguridad.

4.-Hubo la percepción de que estaba todo definido con un claro ganador.

La verdadera prueba para los ayuntamientos es en 2021, cuando veremos de qué cueros salen más correas.

Al ser elecciones municipales habrá mayor participación, pero sobre todo por ser los primeros comicios en la que se podrán reelegir los ediles.

Se sabrá quién si trabajó y quién no, así de simple.

Tiempo al tiempo.

El gran fenómeno de The Simpsons

El 17 de diciembre de este año la serie de televisión The Simpsons llegará a su aniversario número 30.

Los entrañables personajes amarillos han sido parte de la cultura del mundo por tres décadas y han logrado posicionarse de tal manera que su permanencia puede casi garantizarse.

The Simpsons se han convertido más que un entretenimiento en un fenómeno social y de culto para millones de televidentes que los siguen, los quieren y los idolatran.

El manejo de la irreverencia, la ironía, el humor negro y la crítica social han traspasado fronteras y han hecho que personas de todos los países se identifiquen o se rían de las características de cada uno de los personajes sintiéndolas propias o cercanas.

Para nadie es un secreto que en muchas ocasiones los capítulos de The Simpsons parecieran premonitorios de lo que sucede en la actualidad. Lo triste es que si bien ellos lo manejan años antes como algo completamente irónico, la realidad se empeña en hacerlo pasar en la actualidad.

Con una experiencia ya en la pantalla grande con un estreno moderado, la serie de televisión ha sabido conservar a su público. Ninguna serie de televisión en estados Unidos ha tenido tal permanencia. Sus 30 temporadas son ya históricas en sí.

¿Qué hace mágicos a estos personajes amarillos?

La respuesta es simple…A pesar de ser caricatura, los personajes son reales. No son ni buenos, ni malos. Son “humanos”.

Lo mismo critican el espionaje, que la calidad laboral, que la contaminación, que el robo, que la necesidad de pertenecer o las clases sociales. The Simpsons han logrado cohesionar temas aguerridamente diferentes con la diversidad de sus caracteres dispuestos a permanecer en el gusto del público.

La temporada número 30 que inició justamente ayer por FOX constará de 23 episodios de media hora. La serie contará con la presencia de grandes invitados, entre ellos: Guillermo del Toro, Ru Paul, Emily Deschanel, Gal Gdot, Josh Groban, Dave Matthews, J.K. Simmons y Liev Schreiber.

Habrá que verla.

1 3 4 5 6 7 153