¡Escúchanos por internet!

Debate en Puebla… ¡ni lo mande la Virgen!

Al final, el debate del INE ni siquiera rasguñó al que va arriba en las encuestas. Los números se quedan tal como están desde el arranque de la contienda: Luis Miguel Barbosa en primer lugar, Enrique Cárdenas en un lejano segundo puesto y en el sótano del olvido Alberto Jiménez Merino.

La pregunta no es ¿quién ganó?, sino más bien es ¿quién perdió?, y en ese caso quien salió derrotado fue Enrique Cárdenas porque esta era su última oportunidad para posicionarse y lograr que lo voltearan a ver los indecisos o convencer a los que de plano han pensado en no ir a votar.

Al no aprovechar este momento, el abanderado del PAN resulta su peor momento porque faltan menos de 15 días para los comicios y por no prepararse y tener más elementos si quiera para dañar la imagen del candidato de Morena.

Era el debate organizado por el INE el único lugar en el que tendría que convencer a los indecisos y hacer dudar a los que tienen definido su voto, pero no lo logró. No cambió en nada de lo que ha venido ocurriendo desde hace mes y medio.

Su actitud gris, mediana, sin rumbo, sin dirección fue lo que lo mantuvo en segundo lugar y perdón por esta frase que suena absurda: sino ganas entonces pierdes. No hay medias tintas en este tipo de encuentros. No hay un más o menos o “un fue de panzazo“. Si no obtuvo más adeptos, insistimos, entonces Enrique Cárdenas fue el gran perdedor de la noche.

De Jiménez Merino diríamos que no ganó ni perdió, solo se hundió más. Desde hace tiempo su papel en esta contienda es la suma que da cero. No tenía nada que hacer y tiene un pésimo líder priista estatal, así como un grupo de fracasados asesores y coordinadores de campaña.

Luis Miguel Barbosa gana por más por estrategia, porque al final se mantiene como puntero, no lo mueven, no le roban puntos. Lo que importa son los comicios. Al no salir afectado sigue encabezando las preferencias electorales.

¿Sirvió para algo este debate? No, porque fue de autoconsumo. Solo lo vieron los militantes de los partidos, medios de comunicación y la gente que le interesa la política. Y como desde el arranque de la contienda, el abanderado panista no ha despertado el interés en los ciudadanos, es contradictorio en su discurso, un día es morenovallista y otro día es un enemigo de ese grupo político, no logró que la gente viera este encuentro.

La mayoría de los ciudadanos vio el partido América vs Leon o el final de Game of Thrones. Los otros, los militantes se la pasaron en el Twitter y en redes sociales haciendo su chamba que es adular a sus candidatos y denostar a sus adversarios. O sea: autoconsumo. Es como cuando nuestras mamás nos dicen que somos guapos, quién lo cree, solo ellas, a veces ni nuestras parejas.

Así que no se hagan bolas.

*****

En otros temas: sabían que un constructor de nombre Fabio Núñez ya lo ubicaron como un posible doble operador. Resulta que dicho empresario creó una Asociación Civil llamada Regenérate la cual serviría para beneficio la campaña de Barbosa, pero en la realidad apoya económicamente a Enrique Cárdenas Sánchez.

Fabio Núñez en la pasada contienda estuvo, por cierto, con el ex alcalde Eduardo Rivera desde su empresa que se ubica en el mismo edificio de la Notaría número 2, la cual encabezaba un personaje de todos muy conocido y muy cuestionado.

Otra que ya cayó del agrado del coordinador de la campaña de Barbosa, David Méndez Márquez, es la panista Denisse Ortiz, pues le encargaron a ella y a Guillermo Hernández un acto en San Felipe Hueyotlipan, el cual estuvo muy mal organizado y resultó un fracaso. En el búnker de Barbosa andan muy de malas con ella.

Foto: Es Imagen

mayo 19, 2019 - 11:30 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Zeus Munive

Columnistas, Noticias Destacadas