¡Escúchanos por internet!

La del Verano 2001, una semifinal inolvidable

El Puebla de la Franja está en la fase semifinal del Torneo Guardianes 2021 en la que le toca enfrentar a Santos de Torreón, una ronda y un rival con el que ya chocaron en el Torneo de Verano 2001, por lo que en este espacio recordaremos algunos aspectos de aquel par de sensacionales encuentros, tal y como hicimos en nuestra columna anterior en la que hicimos referencia a la última vez que la Franja hilvanó dos liguillas en el 2009, con el permiso de ustedes.

Así se dieron las cosas para que Santos y Puebla se encontraran en semifinales.

En ese torneo, Puebla entró a la postemporada vía repechaje al quedar tercero del grupo 3 en la fase regular, detrás de Santos y Monterrey, correspondiendo disputar esa ronda de repesca con el Atlas al que venció 2-1 en Guadalajara y luego, con empate a 3 en el Cuauhtémoc, avanzó a cuartos de final donde dispuso de Tigres al que derrotó 3-1 en el Coloso de Maravillas y después le sacó el empate a dos en el Universitario para llegar a la fase semifinal en la que enfrentaría a los de Torreón, que, por su parte, tras cerrar la fase regular como sublíder general, en cuartos de final no tuvieron problema para dejar fuera a Tecos al que venció en la ida 3-2 en Zapopan y luego terminó rematándolo 4-0 en el Estadio Corona.

El primer choque

Justamente el Día de la Madre, el 10 de mayo de aquel lejano 2001, en punto de las 8 de la noche, Eduardo Brizio daba el pitazo inicial del duelo de ida disputado en el Estadio Cuauhtémoc, encuentro que resultó espectacular de principio a fin y que parecía encaminarse a una tranquila victoria camotera, pues antes del minuto 5’ la franja ya ganaba 2-0 con tantos de Caballero y Claudinho, pero aunque tardó un poco en reaccionar, el equipo lagunero empató con goles de Borgetti al 21’ y al 24’ y le dio la vuelta con anotación de Altamirano al 37’ para sorpresa de muchos, marcador con el que se fueron al descanso.

En la reanudación, al 51’, Claudinho pondría el empate a tres y García Aspe, de penal, recuperaría la ventaja camotera por 4-3 al 57’, ventaja que duró poco pues al 59’ apareció de nuevo Jared Borgetti para poner las cosas 4-4 y a 3 minutos del silbatazo final, Beto García Aspe provocaba la locura en el Cuauhtémoc con el gol del triunfo para sentenciar el 5-4.

El compromiso de vuelta

El domingo 13 de mayo de 2001, en el desaparecido Estadio Corona, y en el horario tradicional de las 4 de la tarde, no cabía un alfiler. Impresionante vista la que tuve oportunidad de vivir, porque si bien es cierto dicho estadio no rebasaba los 20 mil aficionados de aforo total, literalmente estaba vestido de verde y blanco por su noble afición que le respiraba en la nuca a locales y visitantes por el poco espacio entre tribuna y cancha, donde me tocó estar, justo desde donde observé la discusión que se dio en algún momento del encuentro (al 40’ del primer tiempo para ser exacto) entre el entonces técnico de los poblanos, Mario Carrillo, y el símbolo del Puebla, Roberto Ruiz Esparza, que ahí fincó su retiro, pues el estratega decidió sacarlo de la cancha para meter en su lugar a José Luis Sixtos.

Pero hablando del juego como tal, imagínese todo lo anterior sumado a los 35 grados de temperatura que sufríamos en esa zona exactamente al momento en el que el árbitro Felipe Ramos Rizo ordenó el inicio del encuentro.

Como fuera, la franja buscaba un empate que validara la ventaja conquistada en el compromiso de ida, aunque la situación empezó a complicarse al 13’ con el gol de Rodrigo Ruiz, pero la esperanza renacía antes del final del primer tiempo cuando Claudinho igualó los cartones. Lamentablemente, cuando pensábamos que así nos iríamos al descanso, apareció Johan Rodríguez para hacer el 2-1 por el equipo santista y no obstante el gran esfuerzo que los angelopolitanos desarrollaron en la segunda parte, el partido concluyó con marcador global de 6 a 6, que significó el pase de Santos por el criterio de mejor posición en la tabla general.

Era el Puebla de Óscar Dautt, Chema Higareda, Óscar Mascorro, Joaquín Velázquez, Roberto Ruiz Esparza, Gilberto Jiménez, Pablo Caballero, Alberto García Aspe, Marco Capetillo, Hernán Vigna y Claudinho, que también contaba en el plantel con Christian Martínez, Adrián Sánchez, José Luis Sixtos, José Cancela, José López, Cosme Castro y Sergio Zárate, entre otros.

¿Verdad que recordar es volver a vivir?

Por ahora es todo, espero que la próxima semana platiquemos de ese sueño que los aficionados al Puebla quieren vivir en este Guardianes 2021: el pase a la final. Les invito a seguirme en Twitter@DeporPueblaRHE

Foto: Es Imagen

mayo 18, 2021 - 8:00 am

Por: Ricardo Hernández Esparza

Columnistas, Noticias Destacadas