¡Escúchanos por internet!

La metamorfosis kafkiana

El año pasado, justamente por estas fechas, los integrantes del Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado -mejor conocido como de burócratas- se quejaban de que la secretaria general, Virginia Socorro Meza Cruz, los obligó a apoyar a Martha Erika Alonso.

Ahora, un año después, Virginia hace labor para Luis Miguel Barbosa, sin ningún rubor.

Una camaleónica más.

Inclusive, este lunes, ante el evento con el candidato Luis Miguel Barbosa, estuvieron circulando textos e imágenes en su contra, para poner al tanto al abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Hay que recordar, Virginia Socorro llegó al cargo el 1 de enero de 2018, impulsada por el exsecretario de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, en la administración de Tony Gali.

Su cargo debe culminar el 31 de diciembre de 2021, tras cambiar los estatutos.

Acusan que hubo imposición para su elección, con la eliminación de cualquier planilla contraria y usando boletas foliadas, además de que contó con movilización financiado bajo la operación de Mariela Solís Rondero.

En los escritos que circularon sobre todo en WhatsApp, donde sindicalizados se pide su destitución por varias irregularidades, con la leyenda “Barbosa si, Virginia no”.

Por ejemplo, que en su gestión ya se han dado de baja a cuatro secretarios del Comité y mismo número de comisionados.

Además, no convoca a elecciones y trata los asuntos con los delegados para que ellos tomen decisiones que le corresponde a la Asamblea General.

La señalan por la falta de transparencia en los recursos, aun cuando es una obligación por el Artículo 19 de los estatutos sindicales, hacer un presupuesto por año y rendir informe de ingresos y egresos de manera anual.

Sin embargo, nunca se he hecho.

Aseguran que entonces las cuotas sindicales se usaron para campaña a gobernador para Martha Erika Alonso y para Mariela Solís Rondero, candidata a diputada local por el Distrito 19.

Las malas lenguas sindicales aseguran que hay intimidación a los agremiados que estén en desacuerdo con ella, con amenazas de su expulsión.

Asimismo, no informa cuantas bases se entregaron y a quien.

Señalan que hay reinstalación de compañeros que estuvieron trabajando durante la campaña 2018 y evita la que regresen a laborar los que le son contrarios.

Parte del texto señala:

La Secretaría General del Sindicato Virginia S. Meza Cruz maneja el siguiente discurso:

• Que el Candidato Barbosa “la busco” para pedirle su apoyo y hacer una reunión con los compañeros Sindicalizados.

• Amenaza con quitar las Bases, ya que desde el 2018 dice que en las Condiciones Generales de Trabajo le cedieron la “propiedad” de las Bases.

• Que quién no está de acuerdo con sus decisiones, le quita la base y le consigue una de Honorarios o Confianza.

Y ahora ha dejado atrás su morenovallismo o marthismo, para mutar en el barbosismo.

Algo kafkiano.

Ver para creer.

abril 16, 2019 - 12:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Jorge Luis Castillo

Columnistas