¡Escúchanos por internet!

Las peleas entre cuates de Morena

Con la demostración de poder -plausible, por cierto- al decidir visitar al gobernador Tony Gali, la presidenta municipal electa, Claudia Rivera Vivanco, no solo reveló que actuará de manera institucional, sino además desnudó las divisiones al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La entrega pasada le comentamos que esas diferencias se empiezan a mostrar y a ampliar, sobre todo en dos proyectos que han nacido con miras a la gubernatura en 2024: Fernando Manzanilla y Alejandro Armenta.

Pero también existen otros grupos que ahora ostentarán el poder para seguir esos caminos, luego de probar las mieles de la victoria.

Se manejaba antes de la decisión de Claudia, que Gabriel Biestro, buscaba integrarse al gabinete del ayuntamiento de Puebla, para tener algo de control.

Pero se adelantó al señalarle a Claudia -vía Twitter- que no debía ir con Tony Gali.

Parecía una orden y forma es fondo.

Ahora, es obvio que Biestro quedó muy lejano para ir al ayuntamiento.

Se tendrá que resguardar y operar desde el Congreso Estatal, donde también desde ahora le aseguramos, habrá diferencias con José Juan Espinosa, quien también tiene su grupo con proyecto político.

Y un cuadro más, es quien ya le dicen el vicegobernador, Rodrigo Abdala, quien será nombrado el coordinador del gobierno federal en Puebla.

Este personaje, también representa a otra burbuja, pero más cercana a Andrés Manuel López Obrador, gracias al aún Senador Manuel Bartlett.

Al ser su sobrino, se dice que el también exgobernador, será el poder tras el trono o el asesor más cercano, por su experiencia en la administración estatal.

Ya se verá.

No cabe duda que el poder dejará más batallas y “muertos”, incluso entre supuestos amigos.

Tiempo al tiempo.

Cohesión migrante

Pero también existe un grupo morenista que hasta ahora ha pasado desapercibido.

Y es que en este tsunami morenista o lopezobradorista, varios cuadros protegidos por movimientos de migrantes o paisanos en Estados Unidos, lograron avasallar en sus respectivas comunidades.

Por eso mismo se realizó este domingo una buena reunión de celebración con una comilona de barbacoa para más de 500 personas en la región de Atlixco.

En la reunión, se mandó un mensaje de cohesión entre este grupo morenista.

Demostraron músculo, sobre todo en la zona mixteca.

La reunión fue encabezada sobre todo por el líder de la Casa del Migrante en Los Ángeles, California y activista migrante, Carlos Orea y Arturo Lira, quien prestó su casa en Atlixco.

Ahí convivieron diputados electos, como Héctor Jiménez y Meneses, quien será legislador federal.

También estuvieron las candidatas electas a diputadas federales, Nelly Maceda Carrera, por Acatlán de Osorio e Inés Parra, por Piaxtla, ambas alguna vez migrantes.

Esta última candidata electa es un caso sonado en la región, sobre todo por su humildad.

Inés Parra, no tenía recursos para poder estar en una campaña y literalmente ni para el camión o gasolina contaba, por lo que fue arropada por los líderes de la zona.

Ahora ya es diputada, por lo que se espera trabaje por los que menos tienen.

Estaremos pendientes de este grupo morenista, que crece paulatinamente.

julio 20, 2018 - 12:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Jorge Luis Castillo

Columnistas